Así quedó la sede fiscal de Huanta tras el incendio

1086
0

La irá de la población dejó  la sede fiscal de Huanta en cenizas. Se estima que al menos cuatro trabajadores de la dirección de Medicina Legal de la Fiscalía Provincial de Huanta y un manifestante resultaron heridos, los manifestantes quemaron llantas y lograron ingresar a la fiscalía para sacar un conjunto de carpetas fiscales y así poder quemar los documentos, esto como protesta contra la decisión de dejar en libertad a los asesinos del joven estudiante.

El nombre de la víctima es Daniel Quispe Bautista, un estudiante de 18 años, quien fue asesinado por uno de sus compañeros en el distrito de Lauricocha, en la ciudad de Huanta, Ayacucho. Esto sucedió cuando la víctima se reunió con tres amigos para beber alcohol, y fue justamente uno de los tres estudiantes quien confesó el crimen y reveló el lugar donde enterraron el cuerpo, tras esta confesión, la policía nacional del Perú logró detener a dos de los tres presuntos implicados en el crimen, sin embargo, fueron liberados por la fiscalía.

Al inicio de la protesta, los manifestantes solo exigían una explicación por parte de la Fiscalía, pero esta respuesta nunca llegó, fue entonces donde se empezó a insultar y acusar al Ministerio Público de corruptos, todo se salió de control cuando un protestante empezó a prender fuego en la puerta y los demás continuaron arrojando piedras a las ventanas, posteriormente ingresaron a la sede y desde las ventanas del segundo y tercer piso comenzaron a lanzar sillas, expedientes, equipos de cómputo y otros bienes de la Fiscalía, por último, quemaron todos los objetos en las puertas del local. Posterior a la protesta, la policía pudo detener a algunos de los manifestantes, pero rápidamente llegaron hasta la comisaría para rescatarlos, para lograr este propósito, volcaron una camioneta de la policía e intentaron prender fuego al recinto.

 

En imágenes se puede observar claramente los daños causados al local, en las afueras muchos objetos provenientes del interior quemados, por dentro, muebles y ventanas rotos, papeles tirados por todos lados, quemaduras en el piso y el techo quemado.

Tras los hechos ocurridos, la Defensoría del Pueblo se pronunció a través de su cuenta de Twitter y aseguró que se coordinó la inmediata intervención del Frente Policial Vraem para garantizar la integridad física y seguridad de la población. «Las protestas por investigación del asesinato de un joven de 18 años no legitiman la violencia. Supervisamos actos de investigación del personal fiscal y policial, y acompañamos a padre de víctima, quien pidió nuestra intervención ante la Fiscalía»

 

Artículo anteriorConoce al panetón que lleva el mensaje de lucha contra la violencia femenina
Artículo siguientePobladores de Ayacucho protestan frente al MINEM buscando solucionar conflictos sociales