Asalto golpista

179
0

Con la presentación formal de la moción de vacancia del congresista Málaga, que fue elegido en una supuesta posición de centro morado y se convirtió en ultraderechista parlamentario, se abre un tercer escenario de confrontación por el asalto del poder. Nadie eligió al Gral. Williams Zapata como presidente de la República en las elecciones generales; tampoco a Martha Moyano (con Martha Chávez su asesora) como presidenta del Congreso.

Es impresionante la metamorfosis del ex morado Edward Málaga, en el rol que antes tuvo Patricia Chirinos de Chim Pum Callao y luego por el ex almirante, durante el gobierno aprista,  Jorge Montoya. Ambos fracasaron en diciembre de 2021 y marzo 2022.

La ciudadanía está harta de una pugna en las alturas, de espaldas al país. La Asamblea Nacional de los Pueblos levanta la Plataforma Nacional y Constituyente que será puesta a consideración en una Asamblea Extraordinaria el sábado 3 de diciembre, donde se examinará la crisis política, la agenda política y social; y se adoptará medidas de lucha a nivel nacional. 

Ni el Ejecutivo ni el Legislativo atiende la postergada agenda social. El 23 y 24 de noviembre se desarrolló un Paro Regional en Cusco, exigiendo demandas que la Comisión Técnica de la PCM no atiende. Siguen sin resolver los problemas del agro y la crisis de hambre; se debe dotar de fertilizantes e infraestructura hidráulica para Juntas de Usuarios; eliminación del ISC del combustible; implementación de la Segunda Reforma Agraria; revisión de los contratos de Perú Rail, Gas de Camisea; entre otras demandas.

El año pasado el Congreso rechazó otorgarle facultades para una reforma tributaria al Ejecutivo para cobrar sobreganancias a empresas multimillonarias. Este año el ministro Kurt Burneo, anda en piloto automático, y ya no solicita poner ningún nuevo impuesto. 

El Perú votó por cambios y la vigencia del Estado de Derecho.

Artículo anteriorFeriado super largo la otra semana
Artículo siguienteEmergencia sanitaria por la gripe aviar