Contáctanos

Especial

Velasco esperaba invasión chilena

Publicado

en

Denis Merino
Diario UNO

El historiador Antonio Zapata calificó como una leyenda urbana la posibilidad que durante el gobierno del general Juan Velasco se estuviera a un paso de declarar la guerra a Chile para recuperar antiguos territorios y aseguró que por el contrario, el entonces presidente temió una invasión del país del sur.

Fue al tratar del tema “Perú y Chile durante el gobierno de Juan Velasco” durante el Coloquio Internacional “Nuevas Miradas sobre el régimen militar de Velasco Alvarado” organizado por el Instituto Francés de Estudios Andinos en coordinación con la Biblioteca Nacional, el Instituto de Estudios Peruanos y las Universidades San Marcos, Católica, Del Pacifico y Ricardo Palma.

Para su investigación Zapata se basa en Actas de Consejos de Ministros de la época, cuyos borradores encontró en la oficina del entonces secretario del Consejo de Ministros general Arturo Valdes Palacio, quien se ocupaba de transcribir los acuerdos y controversias y cuyos originales desaparecieron.

Jefes militares Juan Velasco Alvarado

EJE DE DERECHA
“El temor del presidente a una posible invasión tenía como fundamento la amistad de los presidentes de Chile, Augusto Pinochet, de Bolivia Hugo Banzer y de Brasil Ernesto Geisel -todos llegados al poder, igual que Velasco, por un golpe de estado, pero que a diferencia del peruano instauraron regimenes de derecha- y al llegar rumores que Chile otorgaría a Bolivia un corredor de salida al mar por Arica”.

Según dicha versión, Velasco convocó a un grupo de generales para averiguar si podíamos hacer frente a la posibilidad de una guerra y le dijeron que saldríamos perdiendo porque, al tener armamento soviético, en caso de emergencia el equipamiento estaba muy lejos, a diferencia de Chile que acudiría a Estados Unidos que lo proveía de armas.

“Fue entonces que Velasco envía como emisarios a Bolivia a los generales Morales Bermúdez y Richter Prada para que conversen con sus autoridades que recibieron como respuesta que no habría guerra y lo mismo respondió una autoridad chilena lo que fue un alivio”.

RELACIONES CON CHILE
Tambien comentó Zapata que no es tan cierto que Velasco tuviera excelente relaciones con Salvador Allende porque siempre había la desconfianza entre los militares peruanos por la incorporación de comunistas y la orientación marxista del gobierno socialista del mandatario sureño lo que no se quería para el Perú.

“Su mejor relación fue con el presidente Eduardo Frei, amigo de otro adherente al gobierno, el presidente de la Democracia Cristiana, Héctor Cornejo Chávez”, apuntó el historiador.

Anotó que con Pinochet no hubo buena relación porque el dictador chileno se trajo abajo el Pacto Andino que era una de las banderas del régimen de Velasco que lo consideraba un mercado ampliado que ayudaría a superar la crisis económica como también la posición del dictador del sur que cambia la concepción sobre las 200 millas de mar territorial y a su alejamiento del grupo de los no alineados al que pertenecía Perú y también Chile y “todo esto cuando se cumplía el centenario de la Guerra del Pacifico”.

En ese contexto, Zapata dijo que es una mentira que el golpe de Morales Bermúdez a Velasco, el 29 de agosto de 1975, fuera para impedir una guerra.

RELACIÓN CON EE.UU
Por su parte el profesor de la Universidad de Washington Richard Walter, al exponer el tema “El Perú y los Estados Unidos durante los años de Velasco. El rol de los Embajadores” que figura en su libro “Perú y Estados Unidos 1960-1975” dijo que en una oportunidad un funcionario de su país llegó a comentar, por las expropiaciones de empresas norteamericanas y las relaciones que se entabló con Cuba, Unión Soviética y China, que cómo un país tan pequeño podía causarles tantos dolores de cabeza.

Añadió que, sin embargo y pese a las tensas relaciones de nuestro país con la potencia del norte por la negativa de compensar a la petrolera IPC por la expropiación, a instancias del canciller Edgardo Mercado Jarrín, a quien describió como un hombre con mucha destreza, se nombra en 1968 embajador de Perú en Estados Unidos a Fernando Berkemeyer, hombre de derecha, casado con norteamericana y gran amigo de autoridades de ese país pero que tuvo que enfrentar grandes desafíos y un ambiente complicado. “Creo que no era la mejor opción para un gobierno nacionalista”, señaló.

El mismo 1968 Velasco se reúne con el embajador norteamericano John Wesley Jones, un ex marino que participo en la segunda guerra mundial, y le explica los motivos del golpe y le pide que interceda ante las autoridades norteamericanas para que comprendan y le den apoyo.

Pero casi al mismo tiempo la Marina interviene un barco de USA que pescaba en mar territorial, y el gobierno expulsa a la misión militar norteamericanas y se niega a recibir al empresario Rockefeller. El embajador Jones comentó que su último año en el Perú fue muy triste porque lo dedicó “a llevar notas de protesta”.

REFORMISMO MILITAR
Jorge Rodríguez, profesor de la Universidad de Puerto Rico, al exponer “Una experiencia de investigación en el Perú sobre los orígenes del reformismo militar”, señaló que llamó la atención en el mundo un gobierno militar nacionalista cuando en otros países gobernaban dictaduras militares de derecha.

“Cuando vine en esa época tuve buen recibimiento, recuerdo que los militares estaban orgullosos de lo que hacían como la reforma agraria, la reforma tributaria y otros que privilegiaban a los más necesitados aunque supe que habían diferencias internas”, recordó

Precisó que conversó con Julio Cotler quien estaba sorprendido porque se suponía que los militares eran “los perros guardianes de la oligarquía”, y trató con otros analistas como Víctor Villanueva y otros que fueron clave en el Instituto de Estudios Peruanos.

“La preocupación de los militares había sido la guerra interna revolucionaria como la guerrilla del 65, y el movimiento de Hugo Blanco, eso sirve para entender la ideología de los militares que los condujo a un reformismo para prevenir la insurgencia interna.”

El director de la Escuela de Historia de la Universidad de San Marcos, Cristóbal Aljovín de Losada, al sustentar el tema “Mas allá de los partidos políticos. El imaginario político de Juan Velasco Alvarado” explica que el modelo de gobierno de Velasco se acerca a lo que pretendieron construir Lázaro Cardenas en los años 30 en México, Juan Domingo Perón en Argentina a fines de los 40 y Getulio Vargas en Brasil entre 1930 y 1945, regímenes que algunos llaman corporativos.

Reforma Agraria - Juan Velasco Alvarado

PUEBLO BURLADO
“Otro analista describe al gobierno de Velasco como una revolución por decreto, es decir, los cambios fueron de arriba hacia abajo, sin embargo el Gobierno Revolucionario dejaba atrás una historia trágica, la del pueblo burlado por los partidos políticos que habían estado manipulados por una elite egoísta y extranjerizante. Lo que es cierto es que Velasco buscaba fundar una verdadera democracia que tenía rasgos de una representación corporativista”, explicó Aljovín.

Recordó que Velasco, en sus discursos, hablaba contra los partidos políticos, anotando que sus líderes traicionaban sus ideales y los intereses y anhelos de las bases como había sucedido con Belaunde y, sin mencionar su nombre, con Haya de la Torre.

“En un discurso en San Marcos dice ‘hemos desenmascarado la farsa de la democracia liberal al servicio de los poderosos…queremos contribuir a que sea posible la participación auténtica y el verdadero diálogo”, pero también critica posturas radicales marxistas con las palabras “no soy intelectual , soy revolucionario y soldado, quienes gobernamos no somos marxistas” y acusa que los traidores de la revolución son los agentes de la derecha así como la izquierda radical. Uno de sus slogan fue “ni comunismo, ni capitalismo”.

EX EMERRETISTA
Pos su parte el sociologo, escritor y ex dirigente del MRTA Alberto Gálvez Olaechea, quien este año terminó de cumplir una condena por terrorismo de más de 20 años, señaló que las relaciones entre Velasco y la izquierda fueron difíciles de manejar para ambas partes, pese a que teóricamente eran convergentes en concepciones y propósitos.

“La nueva izquierda fue el rival más encarnizado del velasquismo, solo años después de que este periodo acabó se le valora como un momento estelar en la lucha por la construcción de un proyecto nacional soberano de potencial liberador. Ninguna de las partes estaba preparada intelectualmente para recibir a la otra. La nueva izquierda porque acababa de nacer para hacer insurrecciones populares y los militares porque la única forma de revolución que concebían era desde arriba, por decreto”, dijo.

El capitán de fragata en retiro e historiador Jorge Ortiz Sotelo se refirió a los incidentes entre la armada y Velasco por la oposición de los marinos a algunas reformas y otras contradicciones.

Mencionó como militares conservadores al almirante Vargas Caballero y a Francisco Morales Bermúdez, como innovadores y modernistas a Edgardo Mercado Jarrín y al grupo la Misión que tenía como cabeza a Tantaleán Vanini y como radicales y progresistas a los ex coroneles y ya generales Rodríguez Figueroa, Gallegos Venero, Hoyos Rubio, Fernández Maldonado, De la Flor, Meza Cuadra, Graham y Gilardi.

Describió a la Marina como conservadora porque tiene entre sus miembros oficiales surgidos de las clases medias altas contrariamente al Ejército, de extracción más popular mientras que a la Fuerza Aérea la denominó como “una mescolanza”.

Campesinos cosechando en chacra - Juan Velasco Alvarado

CRISIS MILITAR
“Luego de la enfermedad de Velasco en 1973 se producen una serie de roces, Vargas Cabellero respalda a Mercado Jarrín en la discusión sobre el acercamiento del Perú a los países socialistas y su percepción que el gobierno se acercaba a la izquierda. Había el problema de la pesca, de la prensa, de la propiedad privada. Vargas Caballero dijo que somos un país cristiano y occidental mientras que Velasco creía que la Marina era contrarrevolucionaria, hay crisis. El Comercio y otros echan leña al fuego. Llegaron a suceder movilizaciones en la Armada, Vargas Caballero renuncia, entra por poco tiempo Jiménez de Lucio que pasa al grupo de los radicales y se producen más fricciones”, señaló Ortiz.

El marino historiador recuerda que Guillermo Faura asume la Comandancia de la Marina y que la víspera de su juramentación le colocan una bomba en su casa, “supuestamente por sus propios compañeros, como una especie de advertencia. Velasco se debilita y entra Morales Bermúdez”.

OTROS EXPOSITORES
Resulta largo enumerar las exposiciones de más de 30 personalidades que tuvieron frases elogiosas como tambien críticas para el gobierno del presidente Velasco. Entre ellos el ex guerrillero Héctor Bejar –uno de los amnistiados por Velasco-, Edmundo Murrugarra, Victoria Villanueva -en el tema del feminismo de la época-, David Rengifo –quien habló sobre la movida rockera y la expulsión del músico Carlos Santana-, Aldo Panfichi, quien dijo que el régimen militar privilegió el deporte y que en esos años se asistió a dos mundiales de fútbol y se ganó la Copa América y se contrató técnicos deportivos cubanos.

También expusieron Rolando Rojas y Javier Aguilar sobre cómo el Sutep se constituyó en uno de los principales enemigos de la reforma educativa, Mario Garfias sobre la reforma universitaria velasquista, y Erick Pozo, Óscar Espinoza, Hernán Manrique y Juan Carlos La Serna sobre la política indígena.

Igualmente Eduardo Toche, director de Desco, Alejandro Santisteban y el norteamericano Mark Rice quien se refirió al Turismo en el Cusco durante el régimen militar. También se presentó el libro de Christabelle Roca-Rey “La propaganda visual durante el gobierno de Juan Velasco Alvarado”.

Antes de su exposición el historiador Antonio Zapata saludó la realización del evento y la gran concurrencia que tuvo. “Es importante la revalorización del gobierno de Velasco contrariamente a quienes llegan a calificarlo como un demonio, es un importante camino el que se ha abierto” con su gobierno, señaló.

Otro expositor llegó a decir que los tiempos cambian y ciertas obras se empiezan a estudiar y revalorar como ocurre con universidades como la Católica y del Pacífico y meses atrás la Villarreal, que han empezado a estudiar el régimen velasquista sin odios ni apasionamientos.

Por su parte, Gerard Borras, director del Instituto Francés de Estudios Andinos, principal organizador del Coloquio, agradeció a todos los que hicieron posible la realización del certamen “dedicado a un momento de la historia contemporánea del Perú” y felicitó efusivamente a Jesús Ruiz Durand por la exposición de afiches y otras obras pictóricas sobre el proceso velasquista que se expone en la Biblioteca Nacional.

“Algunos se preguntaran por qué hacer un evento sobre el régimen militar de Velasco Alvarado cuando se sabe perfectamente que casi 50 años después sigue siendo un tema polémico que genera reacciones apasionadas en pro o en contra. Diría justamente por eso”, explicó Borras.

Continuó: “aquí como académicos no estamos en una postura que sería la de militantes pro o anti velaquistas, pero consideramos que después de décadas, de polémicas, pero también de producción académica, ha llegado el momento de proponer, intentar una relectura, una mirada nueva sobre lo que fue el gobierno de Velasco Alvarado. Porque estas posturas polémicas a las que aludía son señales que todavía falta mucho por analizar e investigar”.

Por su parte María Elena Velasco, hija del general Juan Velasco dijo al termino del Coloquio que por fin se comienza a revalorar la obra de su padre que lo único que perseguía era el bien de los peruanos y a quien se ha llegado a denigrar de diversas maneas y con fuertes insultos.

“El llegó a decir en sus últimos días que no se arrepentía de lo hecho pese a traiciones y que lo volvería a hacer para bien del pueblo”, dijo.

Especial

Bolivia. Licencia para matar indígenas y masistas y… salir impune

Publicado

en

Bolivia. Licencia para matar indígenas y masistas y… salir impune

Tras la masacre de Cochabamba, la presidenta ilegal de Bolivia Jeanine Añez le dio inmunidad a las fuerzas armadas, una licencia para matar (sobre todo indígenas) y salir impunes: el decreto aprobado por la autoproclamada deslinda de responsabilidad penal a los militares que participen en “el restablecimiento del orden interno”.

Mientras, el enviado del secretario general de Naciones Unidas, Jean Arnault, con gran experiencia en el proceso de paz colombiano, se reunió con la autoproclamada Áñez y dijo que también lo hará con todos los líderes y actores, para abordar dos cuestiones centrales: la “pacificación” de la crisis y la “convocatoria de elecciones libres a los cuales todos los actores están comprometidos”.

Para aquello que ven los acontecimientos por televisión puede llamar la atención el decorado pintoresco del estilo gym de la autoproclamada, el tamaño del Nuevo Testamento que exhibe, pero eso esconde decisiones a gran velocidad, tomadas en otro lugar y que ella legaliza con su firma. La meta: imponer el terror y los asesinatos para segurar la dilación electoral.

La cuestión electoral también fue abordada por los presidentes de las cámaras de Senadores, Eva Copas, y de diputados, Sergio Choque, ambos del Movimiento Al Socialismo (MAS). En rueda de prensa anunciaron que convocarán a una sesión de la Asamblea Plurinacional el martes 19 para tratar la convocatoria a nuevas elecciones, en las que los golpistas no están interesados.

Para llamar a elecciones es necesario la elección de nuevas autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que necesita un acuerdo dentro del ámbito legislativo, aunque vale especular que el gobierno de facto buscará otro camino por encima de la Constitución, mientras persigue y saca del camino a dirigentes políticos, sociales, forzar al asilo, asesinar de manera selectiva o en escenarios como la masacre de Cochabamba.

El plan golpista es llegar a elecciones habiendo diezmado las fuerzas del proceso de cambio, y con el decreto de impunidad avanzará en ese plan, de la mano de las fuerzas armadas, la policía, la clase política y empresarial que busca una restauración y una revancha, así como de la protección político-diplomática estadounidense.

La estrategia del MAS, con Evo en México, parece tener como prioridad la de salvar vidas mientras se articula la reacción y se preserva la organización en el territorio. Otra prioridad es imponer el imaginario colectivo de que éste es un gobierno provisional.

Áñez puso la velocidad exigida por sus mandantes de Washington: rompió relaciones con Venezuela y Cuba, retiró a Bolivia del acuerdo del ALBA con Venezuela, Cuba y Nicaragua y se desligó de Unasur. Y desconociendo el gran fracaso neoliberal de Mauricio Macri en Argentina, reconectó la economía interna a las exportaciones, lo que podría desencadenar una ola de subas en azúcar, soja, aceite y pollo.

El sector político de la auproclamada, la derecha golpista tradicional del dictador Hugo Banzer, es muy minoritario: obtuvo el 4,4 por ciento de los votos el 20 de octubre. Pero cuenta con el apoyo y la dirección del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, hacedor, junto a Washington, del golpe de Estado.

Bolivia. Licencia para matar indígenas y masistas y… salir impune

MASACRE

Nueve cocaleros fueron muertos y 115 heridos en la brutal represión que empezó el viernes en Cochabamba, y desde el inicio de las protestas las víctimas fatales suman 23 y los heridos más de 700. “Muchos de los que hemos confirmado tienen tiros en la nuca”, denunció Nelson Cox, representante de la Defensoría del Pueblo. “Hubo un acto de represión, no ha existido un enfrentamiento”, añadió. Todos los fallecidos presentaron disparos en la cabeza o el tórax.

La presencia de la Fuerzas Armada en las carreteras y calles de las principales ciudades comenzó el lunes por la noche, luego de que la Policía Nacional Boliviana (PNB) pidiera el refuerzo militar en vista de los levantamientos, en particular el ocurrido en la ciudad de El Alto. Enseguida comenzaron a sobrevolar aviones y helicópteros militares, y las tanquetas se establecieron en las inmediaciones de la Plaza Murillo, sede de gobierno y el poder legislativo y Bolivia pasó a estar de facto en un estado de sitio.

Esta situación de escalada se vio agravada por las declaraciones de Áñez, quien aseguró que enfrentan acciones desestabilizadoras de “grupos subversivos armados”. De esta manera la dictadura puso en marcha tres elementos centrales: el operativo militar, su respaldo legal y su justificación narrativa. La masacre de Cochabamba fue su implementación.

Desde su exilio en México, el derrocado presidente Evo Morales señaló que el decreto es una carta blanca de impunidad para masacrar al pueblo y condenó la matanza de “hermanos indígenas a manos de las fuerzas militares y policiales de la dictadura” encabezada por Jeanine Áñez, mientras desde Montevideo, el expresidente José Pepe Mujica exigía a la autoproclamada que parara la sangrienta represión al pueblo boliviano.

Estas muertes se suman a las ya producidas en otras regiones en resistencia en el país, como Yapacaní y Montero en Santa Cruz, la ciudad de El Alto y las laderas de la ciudad de La Paz. En paralelo con esta situación se ha dado el alineamiento con el Golpe Cívico Policial de las principales redes de medios de comunicación del país y el acallamiento de los medios de comunicación alternativos comunitarios y/o populares.

Esta situación pretende provocar la invisibilización del levantamiento popular en el país, junto a la manipulación y tergiversación de los hechos. La ministra de Comunicación de facto, Roxana Lizárraga, amenazó con expulsar y procesar a «periodistas o pseudoperiodistas» extranjeros y bolivianos «que estén haciendo sedición», aunque los sediciosos fueron quienes atentaron contra el gobierno constitucional de Evo Morales.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) calificó de grave el decreto e indicó que éste desconoce los estándares internacionales de derechos humanos y por su estilo estimula la represión violenta. Sólo el viernes hubo 122 lesionados tras la intervención militar y policial contra los cocaleros, señaló la CIDH.

La represión se produjo luego de que cientos de campesinos intentaron traspasar un cordón dispuesto en el puente Huayllani, en la región de Sacaba, a lo que los militares respondieron disparando gases lacrimógenos y balas. El ministro de Gobierno de la dictadura, Arturo Murillo, quiso crear el imaginario colectivo de que los disparos salieron de entre los manifestantes, alegando que policías y militares no tenían órdenes de disparar.

La presidenta del Senado, Eva Copa, del partido Movimiento al Socialismo señaló que “estamos pasando momentos difíciles, pedimos a los movimientos sociales y otras organizaciones que depongan posiciones. No podemos vivir de luto”.

Recién el viernes, la Alta Comisionada de la Organización para Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció el uso innecesario o desproporcionado de la fuerza contra manifestantes de las fuerzas de seguridad: Mientras las primeras muertes se produjeron como resultado de enfrentamientos violentos entre manifestantes rivales, las más recientes parecen derivar del uso innecesario o desproporcionado de la fuerza por personal policial o militar, apuntó.

Bachelet condenó estas muertes y advirtió que implican un peligro extremo, puesto que lejos de apaciguar la violencia es posible que la empeoren y pidió a las autoridades que se abstengan de emplear a las fuerzas militares en operaciones de orden público.

“Realmente me preocupa que la situación en Bolivia pueda salirse de control si las autoridades no la manejan cuidadosamente, de acuerdo con las normas y estándares internacionales que rigen el uso de la fuerza, y con un respeto pleno por los derechos humanos”, añadió.

Asimismo, expresó preocupación no sólo por los muertos y cientos de heridos, sino porque se han registrado numerosas detenciones: más de 600 desde el 21 de octubre, muchas de ellas durante los últimos días y pidió a las autoridades revelar el número de personas arrestadas, heridas y fallecidas durante las movilizaciones e insistió en la necesidad de investigar con celeridad, imparcialidad y transparencia los hechos para que haya rendición de cuentas de los responsables.

El Parlamento debatirá el martes 19 una convocatoria para elecciones generales, anunciaron la presidenta del Senado, Eva Copa, y su par de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, mientras un enviado de la ONU inició una mediación entre el gobierno de facto y las fuerzas leales al depuesto presidente Evo Morales, que continuaron con el bloqueó de las principales autopistas, el corte de oleoductos y realizando protestas en las calles de La Paz, El Alto y en regiones cocaleras.

Mientras, un vuelo con un primer contingente de 226 médicos cubanos partió rumbo a su país, informó una fuente de Interpol. Cuba decidió retirar el viernes una brigada médica de 725 profesionales y demandó la liberación inmediata de seis especialistas detenidos.

La situación en Bolivia se encuentra en horas oscuras: sin Estado de derecho, con autorización para la FAB de matar, dirigentes y periodistas amenazados, perseguidos, un gobierno de facto que multiplica amenazas, y un manto de silencio que intenta invisibilizar lo que sucede.

KALIMAN, AHORA MILLONARIO

El general golpista Williams Kaliman que le exigió la renuncia al presidente Evo Morales, se fue a vivir a Estados Unidos, tras haber cobrado un millón de dólares de Bruce Williamson, encargado de negocios de la Embajada estadounidense, que organizó el golpe, señaló en La Paz, Tv Mundus.

Williamson, dice la información no confirmada, dio un millón de dólares a cada jefe militar y quinientos mil a cada jerarca policial, tras contactarlos y coordinado sus acciones en la provincia argentina de Jujuy al amparo de su gobernador Gerardo Morales, aliado del presidente Mauricio Macri.

Kaliman fue inmediatamente reemplazado por la autoproclamada Janine Áñez y de esa manera junto a los otros Jefes militares se marcharon a Estados Unidos a resguardo de cualquier investigación inmediata de la comunidad local e internacional.

 

SULLKATA M. QUILLA
REBELIÓN.ORG

Antropóloga y economista, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Seguir leyendo

Especial

La comprensión del otro: explicación, interpretación y racionalidad

Publicado

en

La comprensión del otro: explicación, interpretación y racionalidad

Según los Comentarios Reales del Inca Garcilaso de la Vega, la evangelización de Atahualpa fue complicada, no solo por razones políticas o religiosas sino también por razones de comprensión, interpretación o traducción.

En efecto, cuando los españoles, de la mano de Valverde, en su afán conquistador quisieron que Atahualpa comprenda el dogma de la santísima trinidad, encontraron serias dificultades para que este comprendiera el significado de dicho dogma. Garcilaso cuenta, con jocosidad que, frente a semejante afirmación, Atahualpa no tuvo más remedio que decir que lo que significaba para él que Dios fuera uno y trino era que, en realidad, Dios es cuatro.

La interpretación de Atahualpa era coherente puesto que, si Dios es uno y trino; y no es posible que alguien sea uno y tres al mismo tiempo (puesto que esto violaría el principio lógico de no contradicción), entonces Dios es cuatro. A Atahualpa no le quedaba mejor solución que interpretar que se trataba de una oración racional y por eso prefirió conjeturar que era una suma en vez de una contradicción.

Por supuesto, para la tradición católica esa no era la interpretación correcta porque lo que se quiere decir es que Dios es padre, hijo y espíritu santo a la vez.

Habida cuenta de esta situación, aparecen las siguientes preguntas: ¿Atahualpa fue un buen intérprete? ¿Valverde fue un buen agente? ¿Felipillo fue un buen traductor? O en todo caso, ¿cómo es posible que dos personas cuyas culturas son radicalmente diferentes puedan comprenderse mutuamente?, ¿Qué es comprender a un ser humano o a una comunidad humana? O ¿Cuándo dos personas se comprenden y cuándo se malentienden sistemáticamente?

Estas preguntas y otras relacionadas e interesantes se desarrollan extensa y profundamente en el reciente libro publicado, a través del Fondo Editorial de la PUCP, por el filósofo Pablo Quintanilla Pérez-Wicht: La comprensión del otro: explicación, interpretación y racionalidad. Si bien es un libro sobre filosofía, también es de carácter interdisciplinario porque contiene perspectivas de la lingüística, la psicología y las neurociencias.

Se trata de un libro didáctico que si bien supone referencias filosóficas no deja de ser inteligible para neófitos interesados en lo que pueda decirse desde estas disciplinas sobre la comprensión, la explicación y la racionalidad. Tiene la virtud de conjugar la tradición analítica con la continental a pesar de abordar temas que para algunos podrían ser de exclusividad analítica como la filosofía del lenguaje y de la mente. Pero, además de estas características, lo que lo hace especialmente valioso dentro de nuestra sociedad multicultural son sus implicancias filosóficas en la moral y en la política; y su carácter propositivo.

Estamos frente a un libro que no solo expone el panorama de lo que han dicho algunos filósofos o científicos sobre la comprensión o la explicación, sino que también propone tesis propias que se apoyan en argumentos desarrollados rigurosamente. Es valioso, especialmente entre nosotros los peruanos, porque vivimos en una sociedad multicultural y frente a esta pluralidad cabe preguntarnos: ¿cómo podemos comprendernos a pesar de nuestras diferencias?

En su libro, Quintanilla distingue, por un lado, la explicación de las ciencias naturales y, por otro, la comprensión y explicación de las ciencias humanas. La explicación se apoya en la causalidad para predecir eventos futuros en función de eventos pasados. Los objetos físicos están regidos por leyes científicas que pueden explicar la regularidad de su naturaleza. La comprensión, en cambio, se aplica para agentes intencionales que poseen estados mentales y, por tanto, se distinguen de los objetos físicos.

De acuerdo con él, es cierto que la comprensión del comportamiento intencional supone también la búsqueda de causas entre estados mentales y acciones, pero dada la presencia de agentes, intérpretes y un mundo compartido entre ellos, es imposible renunciar a la naturaleza triangular de dicha comprensión. Esta es la tesis más importante de Quintanilla: la triangulación de la comprensión e interpretación. De acuerdo con esta tesis, la comprensión del otro no es una especie de descubrimiento de lo que el otro está realmente creyendo, sintiendo o queriendo.

Según la triangulación entre intérprete, agente y un mundo compartido; la comprensión es intersubjetiva, es la construcción de una realidad común entre intérprete y el agente que se apoya a la vez en un mundo compartido entre ellos. De esto se sigue que no es posible que la comprensión del otro se apoye solo sobre uno de esos vértices. No habría comprensión, según Quintanilla, si existiera sólo uno o dos de ellos. La triangulación es la condición de posibilidad de la comprensión de agentes intencionales.

La comprensión del otro: explicación, interpretación y racionalidad

El argumento sobre la triangulación de la comprensión está relacionado con un experimento mental denominado interpretación radical que tiene sus orígenes en Donald Davidson y W.V. Quine. Según esta propuesta, para entender la naturaleza de la comprensión debemos imaginar una situación en la que un intérprete se encuentra con un agente cuya cultura ignora por completo.

En esta situación: ¿cómo puede el intérprete comprender al agente si no sabe ni si quiera la lengua que habla o la cultura a la cual pertenece? El agente es radicalmente diferente al intérprete. Para Quintanilla, si logramos entender qué es lo que sucede en una situación como esta, podremos entender al mismo tiempo situaciones de comprensión e interpretación menos radicales.

En este contexto aparece el famoso principio de caridad el cual sostiene que para que el intérprete pueda comprender al agente y sus proferencias debe atribuirle racionalidad. Es decir, si el intérprete desea comprender al agente no le queda más que suponer que lo que profiere este último goza de coherencia y, además, hace referencia a una realidad compartida. Tradicionalmente el principio de caridad tenía como objetivo maximizar los acuerdos entre intérprete y agente en base a una realidad compartida.

Sin embargo, Quintanilla ofrece un planteamiento propio: El objetivo del principio de caridad es minimizar las divergencias inexplicables de estados mentales entre intérprete y agente usando como criterio la noción de simulación. De acuerdo con esta propuesta, el intérprete debería imaginar ser el agente en condiciones contrafácticas. Esto es, el intérprete está obligado a imaginar cómo sería ser el otro si él fuera el agente.

Por supuesto, esta propuesta podría resultar polémica para algunos debido a que podría objetarse que incurre en un etnocentrismo indeseable puesto que el intérprete comprenderá al agente desde sus propias creencias culturales atribuyéndole estados mentales que quizá no tengan ninguna relación con las creencias del agente.

De esta manera, cuando Atahualpa interpreta el dogma cristiano de Valverde, lo que hace es simular cómo sería ser un cristiano que profiriera que Dios es uno y trino. Sin embargo, en una situación como esta, estamos frente a un caso concreto de la interpretación radical y de aplicación del principio de caridad.

En efecto, lo que hace Atahualpa es simular ser Valverde y le atribuye racionalidad para minimizar la divergencia que pueda existir entre ambos. El etnocentrismo en este caso es inevitable pero no es indeseable puesto que la conjetura de Atahualpa no deja de ser falible. El verdadero etnocentrismo ocurriría, según Quintanilla, cuando uno de los intérpretes asuma que sus creencias culturales son superiores tanto epistemológicamente como axiológicamente. Es decir, si Atahualpa hubiera pensado que su interpretación es la única correcta y es infalible, solo en ese caso, estaríamos frente a un etnocentrismo indeseable.

El libro de Quintanilla desarrolla con solvencia los aspectos más psicológicos y filosóficos de todo este fenómeno de la comprensión del otro. Una de las enseñanzas que podemos obtener de su abordaje es que el triángulo entre intérprete, agente y la realidad que ambos comparten es la condición de posibilidad de la comprensión.

Esto es una crítica a una perspectiva internalista de la mente que supone que la interpretación o comprensión del otro es una especie de descubrimiento de sus contenidos mentales reales. Para Quintanilla, en realidad, se trata de la creación de un espacio común, de una realidad intersubjetiva y multidireccional que no se da solo desde el intérprete o solo desde el agente, sino siempre desde los tres vértices.

 

CRISTIAN BARTURÉN CASTILLA
Ideele Revista Nº 286

Seguir leyendo

Especial

El golpe de Estado neoliberal en Bolivia

Publicado

en

Marchas conflictos en Bolivia, Jeanine Añez Chávez

Mientras se debate en muchos países si lo que hubo en Bolivia fue o no un golpe de Estado, en el terreno van sumando el número de muertos entre quienes se oponen a la autonombrada presidenta Jeanine Añez y el golpe de Estado alentado por Carlos Mesa y Fernando Camacho. En Cochabamba, este viernes 15 de noviembre murieron nueve personas, 115 resultaron heridas y otras 200 fueron detenidas tras enfrentamientos con el ejército y la policía.

Los datos que demuestran que se trata de un golpe de Estado que busca la restauración neoliberal en el país se encuentran en las primeras medidas adoptadas por las fuerzas políticas que ahora ocupan el Palacio Quemado.

El 14 de noviembre, el nuevo ministro de economía y finanzas públicas de Bolivia, José Luis Parada, quien hace parte de los sectores políticos en Santa Cruz que fueron los principales actores en la campaña separatista de 2008, declaró que buscará “liberar la economía, comenzar a abrirla porque estaba muy cerrada”, por ejemplo, por los “controles” y “cupos” de exportación. Según el periódico La Razón, Parada también señaló que otra tarea fundamental es buscar los mecanismos para atraer la inversión extranjera, señalando que “el plan es que las embajadas y los consulados se vuelvan gestores de inversiones y no gestores políticos.”

Tal como sucedió en enero de 2019 en el caso de Juan Guaidó, el autoproclamado presidente de Venezuela, Estados Unidos también reconoció el pasado 14 de noviembre a Jeanine Añez, quien, en acto similar, se autonombró presidenta de Bolivia.

Marchas conflictos en Bolivia

Tras ese reconocimiento, países alineados con Washington y gobiernos de derecha como la Argentina de Macri o Brasil no perdieron tiempo en reconocer a la improvisada mandataria.

Tanto en el caso de Venezuela como Bolivia, las propuestas de la oposición son de abrir los sectores de la economía nacionalizada a los intereses de las compañías transnacionales estadounidenses. Se trata específicamente del petróleo y del litio. Venezuela y Bolivia cuentan con las reservas más grandes del mundo de estas materias primas. Estados Unidos está empeñada, mediante métodos legales e ilegales, en impedir que esas reservas acaben bajo la influencia de rivales geopolíticos y económicos como Rusia y China.

En un artículo a propósito del litio en Bolivia, Vijay Prashad, de la organización Common Dreams, escribe que “las compañías Tesla (Estados Unidos) y Pure Energy Minerals (Canadá) mostraron un gran interés en explotar el litio boliviano. Pero no pudieron llegar a un acuerdo que respete los parámetros establecidos por el gobierno de Bolivia. El propio Morales era un obstáculo directo para obtener el control del litio. Por esta razón Morales tenía que salir. Después del golpe, las acciones de Tesla subieron astronómicamente”.

En su plataforma en materia económica, Carlos Mesa, candidato de Estados Unidos y cabeza de la formación opositora Comunidad Ciudadana, propone el reemplazo de un modelo de economía social y redistribución más justa de la riqueza nacional por otro en el que “se debe superar la discusión de estatismo versus libre empresa… este objetivo de cambio de modelo se logrará mediante una combinación de políticas macroeconómicas y políticas sectoriales, acuerdo público-privado y cualificación de la fuerza de trabajo… favoreceremos los clúster innovadores que permitan la industrialización de metales requeridos por la industria de punta, como el litio y el indio…”

El viernes 15 de noviembre, la prensa boliviana publicó en primera plana que el nuevo gobierno “decide liberar la economía”, mientras que los empresarios privados señalan que “es necesario hacer que el país sea atractivo para las inversiones extranjeras”, esto en momentos en que las reservas bolivianas han permitido llevar a cabo grandes inversiones de capital en el sector productivo, como plantas petroquímicas y de producción de insumos agrícolas. Es decir, que las necesidades de capital externo para la inversión no son necesariamente una prioridad dadas las reservas del Banco Central de Bolivia.

Marchas conflictos en Bolivia

Según el más reciente informe de la principal institución financiera en Bolivia, “al 30 de junio de 2019, las Reservas Internacionales Netas (RIN) del Banco Central de Bolivia (BCB) alcanzaron a USD 8.316,9 millones, con una reducción de USD 629,4 millones en el primer semestre de 2019. El ratio de Reservas Internacionales respecto al PIB para la gestión 2019 alcanza a 19%, uno de los más altos de la región.”

Para el 14 de noviembre, el sector empresarial expresó su apoyo a la autonombrada presidenta Añez, destacando que “la CEPB (Confederación de empresarios privados de Bolivia) expresó su beneplácito por el nombramiento y posesión de Jeanine Añez como presidenta del Estado Plurinacional de Bolivia, en el marco de la sucesión constitucional y el principio de continuidad institucional”, algo que, según la organización patronal, “garantiza la vigencia plena del sistema democrático y, sobre todo, genera las condiciones para la pacificación y normalización de las actividades en el país.”

Por otro lado, los industriales del país también reportaron el 14 de noviembre una pérdida de al menos 1.100 millones de dólares por los conflictos en el país a raíz del “cambio de Gobierno”.

En Santa Cruz, el sector empresarial también decidió apoyar activamente las tareas de represión contra sectores de la población que resisten al golpe de Estado, mediante el apoyo logístico a un ejército nacional que “sugirió” la renuncia al presidente en ejercicio, Evo Morales, el pasado 10 de noviembre.

Según la revista boliviana de negocios Economy, Rómulo Calvo, vicepresidente del Comité Pro Santa Cruz, anunció entre el 14 y el 15 de noviembre que su institución decidió unirse a la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco) en el apoyo a los efectivos policiales y militares que se encuentran “restaurando el orden” en Yapacaní, “mediante la recolección de insumos y diferentes requerimientos necesarios en los despliegues, tales como toldos, carpas para acampar, hidratantes, colchonetas, ventiladores, linternas, además de agua, raciones secas de comida, fruta y equipos de limpieza”.

Es notable que durante los 22 días de la asfixia institucional y gestación del golpe de Estado coordinadas por Carlos Mesa y Fernando Camacho, en nombre de la defensa de la democracia boliviana, ninguno de los sectores populares movilizados pidió específicamente una “liberación de la economía”. Sin embargo, esta es una de las primeras medidas que anuncian la restauración neoliberal en Bolivia.

Desde el golpe de Estado de septiembre de 1973 en Chile, la experiencia regional ha demostrado que, para mantenerse en el poder, un gobierno neoliberal necesita recurrir a la represión, la violencia militar y el terrorismo de Estado. Esto es exactamente lo que está llevando a cabo el régimen de la autonombrada mandataria Jeanine Añez en Bolivia, apoyada por los responsables y apologistas del golpe de Estado que incluyen a Carlos Mesa, Jorge Quiroga, Carlos Sánchez Berzaín, Branko Marinkovic, Marco Pumari, Jaime Paz Zamora y todas aquellas voces que defienden las viejas estructuras coloniales, discriminatorias y racistas en Bolivia.

Hasta el momento, la respuesta de los sectores que rechazan esta violenta arremetida neoliberal, desatada en Bolivia en nombre de la biblia y el sometimiento al imperio estadounidense, ha sido clara: no se acepta la renuncia de Evo Morales, no se acepta el golpe de Estado.

 

ALEJANDRO SARAVIA
bolpress.com

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

Keiko Fujimori Keiko Fujimori
Políticahace 15 horas

Buscan liberarla contra viento y marea

El fiscal del Equipo Especial Lava Jato, José Domingo Pérez, expresó ayer su preocupación por el próximo fallo del Tribunal...

José Graña y Hernando Graña José Graña y Hernando Graña
Políticahace 15 horas

Impedimento de salida por 36 meses para José Graña y Hernando Graña

El juez Richard Concepción Carhuancho dictó 36 meses de impedimento de salida del país para empresarios, José Graña Miró Quesada...

Bolivia. Licencia para matar indígenas y masistas y… salir impune Bolivia. Licencia para matar indígenas y masistas y… salir impune
Especialhace 15 horas

Bolivia. Licencia para matar indígenas y masistas y… salir impune

Tras la masacre de Cochabamba, la presidenta ilegal de Bolivia Jeanine Añez le dio inmunidad a las fuerzas armadas, una...

PERCY MEDINA PERCY MEDINA
Políticahace 15 horas

Partidos no han mostrado ser un buen filtro de candidatos

Los partidos políticos demostraron no ser un buen filtro de verificación de los antecedentes de los futuros candidatos a las...

Avelino Guillén Avelino Guillén
Políticahace 15 horas

Aportes a Fuerza Popular muestran que es un partido de grandes intereses

El exfiscal supremo, Avelino Guillén, consideró que las recientes declaraciones de empresarios que admitieron aportes millonarios a las campañas electorales...

La comprensión del otro: explicación, interpretación y racionalidad La comprensión del otro: explicación, interpretación y racionalidad
Especialhace 15 horas

La comprensión del otro: explicación, interpretación y racionalidad

Según los Comentarios Reales del Inca Garcilaso de la Vega, la evangelización de Atahualpa fue complicada, no solo por razones...

Sylvia Cáceres Pizarro Sylvia Cáceres Pizarro
Políticahace 15 horas

Inaugura exposición fotográfica “70 Años del Trabajo en el Perú”

La ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, Sylvia Cáceres Pizarro, inauguró hoy la exposición fotográfica “70 años del trabajo...

Inspectores de la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud) Inspectores de la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud)
Políticahace 15 horas

Susalud monitorea áreas críticas de hospitales

A fin de garantizar la continuidad de la atención y proteger los derechos en salud de la población, la Superintendencia...

Municipalidad de Lima subastará 68 terrenos urbanos Municipalidad de Lima subastará 68 terrenos urbanos
Políticahace 15 horas

Municipalidad de Lima subastará 68 terrenos urbanos

La Municipalidad de Lima, a través del Servicio de Parques (Serpar), realizará una subasta pública de 68 terrenos urbanos el...

Marcha protesta en Chile Marcha protesta en Chile
Políticahace 15 horas

¿Arde América Latina?

Claro que arde nuestra región del mundo y es muy importante señalar por qué. Pero no son vándalos los que...

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.