Contáctanos

Especial

Una víctima de Montesinos

Publicado

en

Denis Merino
Diario UNO

Durante 16 años se desempeñó como un diputado de prestigio, inclaudicable, hasta que apareció un video donde se le observa recibiendo dólares de un sujeto supuestamente ligado a Vladimiro Montesinos. Desde entonces la noche cayó sobre él y su familia.

Fue condenado a cinco años de prisión.

Ahora cuenta el vía crucis que padeció, en el libro titulado “La Trampa”. A la vez, recuerda las palabras del asesinado arzobispo de El Salvador, Arnulfo Romero. “Él decía algo muy cierto, que la justicia era como la serpiente que muerde a los que no tienen zapatos”.

—¿Qué intenta con este libro?
—Mi intención principal es que los peruanos se cuiden de caer en el Poder Judicial porque no tendrían garantías de una auténtica justicia como me sucedió, advertirles que tengan cuidado, son pautas de cómo se comportan los jueces. Y por supuesto también limpiar mi imagen, reivindicar mi buen nombre así como de mis seis hijos y mi esposa, ellos siempre creyeron en mí y estuvieron a mi lado brindándome apoyo porque sabían que era inocente.

—Usted aparece en un video recibiendo plata de un hermano de Alberto Venero, uno de los hombres ligados a Montesinos…
—Es verdad, me tendieron una trampa, de ahí el título del libro que presentaré en los próximos días en la Feria del Libro Ricardo Palma de Miraflores. El prólogo es del exdiputado Héctor Vargas Haya.

—¿Qué fue lo que realmente sucedió?
—En el Congreso se discutía sobre la importación de ropa usada, al igual que otros colegas me opuse tenazmente a que se apruebe un proyecto que era apoyado por los fujimoristas, bancada a la que siempre me opuse por cuestiones de principios. Resulta que mi amigo Manuel Tafur me llama y me dice que una persona quiere colaborar con la campaña electoral de mi esposa que candidateaba a la Alcaldía de Miraflores, llego a la oficina que era de Luis Venero, quien era vicepresidente del Comité Textil de la Sociedad Nacional de Industrias.

—¿Que sucedió en esa reunión?
—Dicho señor me dice que por defender la industria nacional en el Congreso quería aportar con tres mil dólares para la campaña de Pilar Brescia (su esposa) y me entrega tres mil dólares. No me pareció mal, sé que en toda contienda electoral hay aportantes. Si hubiera sido una cantidad mayor lo hubiera pensado, pero no de esa cifra. No lo vinculé con su hermano y menos con Montesinos y menos aún que me estaban filmando. Después me enteré que todo fue obra del todopoderoso asesor.

—¿Por qué quería Montesinos perjudicarlo?
—Por mi oposición a sus proyectos en el Congreso, en este caso por lo de la ropa. Para todo el que quiera verlo hay un video donde Luz Salgado le habla a Montesinos contra mí y él le responde: “ese es de lo peor”. ¿Cómo podían afirmar que yo era montesinista? Hasta se llegó a afirmar que recibí ese dinero para desviar la investigación a Alberto Venero, algo realmente absurdo, sabiendo que yo era contrario al fujimorismo y la corrupción.

VIDEO LO CATAPULTA

—¿Qué pasa después de la difusión del video?
—Empieza mi calvario, gran parte de los medios de comunicación me señalan, me acusan. El Poder Judicial me abre proceso y, sin escuchar mi defensa, me condena a seis años que luego me rebaja a cinco pero, finalmente, purgo prisión en San Jorge dos años.

—¿Por qué dice con énfasis que los peruanos deben cuidarse de caer en el Poder Judicial?
—Porque cualquier cosa les puede suceder, como a mí. ¿Sabe quiénes me condenaron? nada menos que tres vocales corruptos que se portaron como fiscales y que años después fueron destituidos.

—¿Recuerda sus nombres?
—Por supuesto. Uno era Jovino Cabanillas, acusado de acoso sexual a las trabajadoras de la Corte Superior y sacado. El otro era José María Balcázar, destituido porque para ascender a vocal supremo titular copió la tesis universitaria de su propio hijo. Cuando el vocal La Hoz le dijo que eso significaría que la Universidad le retire el título a su hijo, tuvo que reconocer que fue él el copista. Y el tercero fue Eduardo Palacios Villar quien le cobró a un policía por cambiarle una sentencia, dinero, whisky y bolsas de chifles. Cuando se disponía al cobro fue apresado por los colegas del afectado, estuvo preso y lo condenaron a seis años, la cantidad de años que él injustamente me impuso.

—¿Y cómo se portó el Congreso y sus colegas con su caso?
—Hubo de todo, algunos se portaron bien y otros no. Hace poco Fernando Olivera me pidió disculpas por no haberme defendido. Recuerdo que uno de los que más me acusaba era César Acuña, que resultó denunciado por plagio. El Congreso demoró en responder que yo nunca propuse que no se investigara a Alberto Venero. Respondió cuando ya me habían condenado y por ello me rebajaron la pena.

—¿Volverá a incursionar en política?
—Me gustaría pero lo veo imposible, ahora están los dueños de universidades y sus campañas son multimillonarias, no podría competir con ellos.

—¿Durante su trayectoria a qué personajes recuerda?
— A muchos, muy correctos como Javier Diez Canseco, Raúl Wiener y con especial cariño, respeto y admiración por su brillantez, a Héctor Cornejo Chávez, quien fue mi profesor en la Universidad Católica y que pretendió impedir que dé un examen por llegar tarde a sus clases pero cuando le expliqué que yo trabajaba desde las seis de la mañana y luego de las clases, comprendió. Años después nos hicimos amigos, asistía a todos sus cumpleaños, recuerdo que en el último llego y lo encuentro junto a otros amigos afuera y me explica que acababa de fallecer de un infarto en el sillón de su sala otro gran político, Carlos Malpica.

Frases solidarias
Ernesto Gamarra incluye en su libro los textos que sobre su caso se publicaron, “Hay opiniones de gente de ultra derecha, de centro, de ultra izquierda lo que me reconforta”. Aquí algunos:

“Esta semana se ha consumado el más abominable monumento a la ignominia que los peruanos recordaremos por siempre: el linchamiento de Ernesto Gamarra” (Andrés Bedoya Ugarteche).

“Ahí están los casos injustos de Gamarra. Antipático políticamente pero inocente judicialmente” (Javier Valle Riestra).

“Lo de la filmación fue una montesinada para chantajear al congresista de oposición” (Francisco Igartua).

“Víctima de la injusticia, la traición o el abandono de los suyos, como Gamarra Olivares” (Enrique Soto León Velarde).

“Y se pueden seguir citando más casos. El de Ernesto Gamarra, verbigracia. ¿De qué se le acusa a Gamarra? De haber aceptado tres mil dólares de un tercero para la campaña de su mujer. ¿Cuál es el delito? ¿Alguien me lo puede explicar?”. (Pedro Salinas).

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

El general Juan Velasco Alvarado y los precursores de las nuevas democracias del siglo XXI

Publicado

en

Juan Velasco Alvarado

Han pasado 50 años desde el inicio del Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada en el Perú, presidido por el general Juan Velasco Alvarado junto con los entonces coroneles Leonidas Rodríguez Figueroa, Jorge Fernández Maldonado Solari, Rafael Hoyos Rubio (años más tarde, siendo general fue asesinado en un “accidente” de aviación en las mismas semanas y condiciones que Jaime Roldós y Omar Torrijos), Enrique Gallegos Venero y Arturo Palacios Valdez y los civiles que se incorporaron desde un inicio a ese movimiento como Alberto Ruiz Eldredge, Efraín Ruiz Caro y Javier Pérez de Cuéllar, quien luego fuera Secretario General de las Naciones Unidas.

El segundo párrafo del Manifiesto Revolucionario leído el 3 de octubre de 1968 dice a la letra: “Poderosas fuerzas económicas, nacionales y extranjeras, en complicidad con peruanos indignos, detentan el poder político y económico, inspiradas en lucrar desenfrenadamente, frustrando el anhelo popular en orden a la realización de las básicas reformas estructurales, para continuar manteniendo el injusto orden social y económico existente que permite que el usufructo de las riquezas nacionales esté al alcance solo de los privilegiados, en tanto que las mayorías sufren las consecuencias de su marginación, lesiva a la dignidad de la persona humana”. Parece que no hubiera pasado el tiempo y el manifiesto sigue vigente para el Perú.

Un día como hoy hace 50 años…“Ese 9 de octubre de 1968, el contralmirante Esteban Zimic Vidal, un marino de la estirpe del héroe nacional Miguel Grau, encabezaba la ocupación del yacimiento petrolero de La Brea y Pariñas en manos de la International Petroleum Company, en Talara, dando inicio a una etapa de la historia republicana donde la soberanía y la dignidad volvían a ser bandera en el país.” (Luis Varese 9 de octubre 2013. alai.net)

Campesino agricultores

PROFUNDA TRANSFORMACIÓN

El Gobierno encabezado por el general Velasco inició un periodo de profunda transformación democrática del país. Si en su forma fue una dictadura militar, en su práctica se concretó como el mayor esfuerzo de democratización y rescate de la dignidad ciudadana en el Perú. Nacionalización del petróleo y expulsión de la misión militar estadounidense por intromisión.

Reforma agraria en un país donde los patrones en el Cusco aún se hacían llevar en andas entre la casa hacienda y la capilla o donde en Andahuaylas y Ancash aún se usaban cepos para “castigar a los indios que no obedecían”.

Nacionalización de la gran minería; transferencia de la prensa de manos de los dueños del Perú a los sectores populares organizados y nunca hubo una prensa tan concientizadora y culta como la de aquella época.

Reforma de la educación; reforma de la industria dando hasta un 49% de las acciones y los beneficios a los trabajadores y creando la comunidad industrial; creación del sector de propiedad social en manos autogestionarias de los trabajadores; ley de comunidades nativas de la selva amazónica.

Algo fundamental, el reconocimiento del quechua como idioma oficial, lo que obligaba a que los juicios fueran en castellano y quechua si el acusado era quechua hablante o si así lo solicitaba. Profundas reformas que democratizaban al país, lo trasladaban del feudalismo al siglo XX con un estado fuerte y benefactor.

CONTRAGOLPE

Ocho años después, en 1975, aprovechando de la enfermedad del general Velasco, mientras comenzaba a institucionalizarse el proceso, el imperio y la oligarquía hacían todo lo posible por destruir cualquier avance democrático, un personaje funesto, llamado el felón por el historiador Jorge Basadre, el general Francisco Morales Bermúdez, daba un contragolpe y lograba en poco tiempo el desmontaje de las reformas. (Trae a la memoria tristes reediciones cercanas).

Los Estados Unidos, la Marcona Minning Company, la empresa Minera de Toquepala la Peruvian Copper Corporation (similares nombre de los que asesinaron a Allende), los sectores antinacionales dentro de la Fuerza Armada, una oligarquía incapaz de aceptar los avances indispensables para la modernización del país y la ausencia de organización popular efectiva alrededor del Proceso, facilitaron las condiciones para ello.

Luego, en 1977, un gran paro nacional impulsado por fuerzas sindicales, populares, obreras y campesinas y con gran influencia velasquista y de la izquierda organizada, obligaron a Morales Bermúdez a llamar a una Asamblea Constituyente.

GUERRA INTERNA

Pocos años después surgen Sendero Luminoso y luego el MRTA y el Perú entra en un conflicto interno que lo lleva hasta el punto de una situación de equilibrio estratégico, cuya solución se resuelve en favor de los sectores dominantes con todo el apoyo de las fuerzas imperiales y de los servicios bien prestados por la CIA y el MOSSAD.

Acciones de carácter indudablemente terroristas por parte de Sendero (usar a la población civil como objetivo militar para influenciar políticamente) y el militarismo para resolver contradicciones en el seno del pueblo, propiciaron esta derrota que afectó a todo el campo popular.

Hoy tenemos como resultado un país entregado a las transnacionales con la pesquería en manos principalmente chilenas (Sebastián Piñera, presidente de Chile, resulta ser uno de los propietarios de los recursos del mar peruano entre otros bienes de aire, mar y tierra); la minería y la extracción maderera en manos multinacionales, y la agricultura con el retorno de latifundios mayores a los de 1968 y con un régimen de servidumbre neoliberal copiado del esclavismo de nuevo tipo.

Con un crecimiento económico sostenido a nivel de récord mundial y una economía interna que no se redistribuye. Una burguesía cuyo amor a la Patria se reduce a la comida peruana y a la selección de fútbol, y que piensa solamente en enriquecerse sin compartir nada de la riqueza acumulada, aunque sea en los servicios básicos.

La corrupción en sus más altos niveles, el Estado como botín (en el Perú del libre mercado extremo, todo se compra, todo se vende) y una representatividad política incompetente e incapaz de realizar las mínimas reformas indispensables para modernizar y hacer avanzar al país e incorporar a sus sectores más pobres, ubicados justamente donde están las grandes empresas mineras. (Como nunca perdemos la esperanza, tal vez los patriotas y los más jóvenes impulsen al presidente Vizcarra para que logre encabezar un camino diferente, por lo menos más democrático y menos corrupto).

INFLUENCIA EN EL CONTINENTE

Las reformas hechas hace 50 años impactaron notablemente en América del Sur. Hoy muchas de ellas se realizaron en los países de las nuevas democracias e igualmente entramos en el proceso de destrucción de lo avanzado.

Los dirigentes de estos movimientos del Siglo XXI, están siendo destruidos políticamente utilizando las fake news y el lawfare (falsificación de las noticias y utilización política del Poder Judicial) y los movimientos populares que colocaron legítimamente a través del voto, a mujeres y hombres encargados de hacer profundas reformas y de enfrentar al Imperio de la Banca, de una manera frontal y organizada, se ven desarmados ante la ofensiva de los medios de comunicación y la mentira institucionalizada.

Ha pasado medio siglo de esas profundas reformas. Fue el tiempo de Juan Velasco Alvarado, de Omar Torrijos, de Salvador Allende, de Juan José Torres y de Cámpora en la Argentina. Fue el tiempo de la Teología de la Liberación, de Mayo del 68 y de la Revolución Popular Sandinista. Fue también el tiempo de la criminal guerra contra Viet Nam, fue el tiempo del genio político y diplomático de Ho Chi Mihn y del Genio Militar de Nguyen Von Giap.

BALANCE

Fue un tiempo de frescas primaveras para nuestros pueblos a las que el imperialismo estadounidense y las vergonzosas oligarquías locales respondieron con las asesinas dictaduras de los gorilas. Hoy personajes sacados del fondo del averno como Jair Bolsonaro resucitan en nombre del Ordem e Progresso para entregar y devolver a las grandes corporaciones, nuestras riquezas y la mano de obra barata de nuestros pueblos.

Hoy somos más conscientes, pero más débiles frente a los medios de comunicación. Solo resisten quienes han sabido ligarse y organizar efectiva y profundamente a las mayorías, como los gobiernos de Cuba, Nicaragua, Venezuela o Bolivia y soportan el embate furibundo del imperio de las corporaciones.

Ha pasado medio siglo desde las reformas hechas por Velasco en el Perú y una de las más premonitorias fue la creación de una prensa y televisión estatal con fines revolucionarios. Fue un tiempo de confrontación frontal con los poderes oligárquicos y solamente sobrevivió y se fortaleció Cuba con su proyecto profundamente particular y revolucionario.

Cada una de las reformas hechas en el Perú de esa época requiere un análisis y este año del cincuentenario del inicio de la Segunda Independencia del Perú, habrá mucho que investigar, publicar y desempolvar.

 

Luis Varese
ALAINET

Seguir leyendo

Actualidad

“Lima moderna” en la elección municipal

Publicado

en

Jorge Muñoz Wells

La victoria del nuevo alcalde de Lima, Jorge Muñoz, ha causado sorpresa por haber subido del 4% en el que se encontraba según las encuestas antes del primer debate, y el haber logrado el 32%, que lo llevó a la victoria en las recientes elecciones.

Al respecto, el analista y politólogo Iván Lanegra elaboró un cuadro comparativo de la votación distrito por distrito entre Muñoz y Urresti, en el que se visibiliza la victoria de Muñoz en casi la totalidad de distritos, en 40, a excepción de Puente Piedra, El Agustino y Pachacámac, en los que gana Urresti con una diferencia acortada.

Comparación de votos Jorge Muñoz y Daniel urresti

¿CENTRO VS PERIFERIA?

Muñoz ganó por amplios márgenes en los llamados distritos mesocráticos donde las clases media y alta han estado tradicionalmente asentadas como Miraflores, San Isidro y San Borja, donde casi llega al 70%, frente al 10% que bordea Urresti; y distritos como La Molina, como se observa en el cuadro comparativo, llegando hasta Barranco, donde Muñoz sacó entre 50 y 60%.

Continúan Surquillo, Breña, Cercado, en el que poco a poco la votación de Muñoz va descendiendo hasta llegar a distritos como Ate, Santa Anita, Comas, Villa El Salvador en el que va bajando del 30 al 20%, y en los que la diferencia con Urresti se va acortando.

En San Juan de Lurigancho, Muñoz saca 22.07% frente a 20.90% de Urresti y, finalmente, llegando a los distritos de El Agustino, Puente Piedra y Pachacámac, Urresti gana apenas con aproximadamente 2% de diferencia.

Como se ve en el cuadro, conforme nos acercamos a la periferia de la ciudad, el voto por Muñoz va reduciéndose y el voto de Urresti va creciendo, a diferencia de las zonas mesocráticas en el que el porcentaje de Urresti va bajando.

CLASES SOCIALES

En palabras de Iván Lanegra hemos tenido una “elección muy fragmentada”, en el que el primer lugar obtuvo 32%, el segundo 17% y los otros candidatos sacaron mucho menos; Reggiardo, 7.92% ; Beingolea, 4.02% y luego siguen los 16 candidatos restantes con porcentajes muy bajos. “Esto se reproduce en cada distrito”, añadió.

Respecto a la votación lograda por Muñoz en los distritos de Lima, señaló: “hay un sector que por razones económicas está más integrado a la vida de la ciudad de Lima en términos de consumo, tiene acceso a ciertos beneficios que ofrece una economía en crecimiento y al menos una parte comparte cierta visión de cómo progresar y a qué cosas aspirar, y ven en personas que tienen un perfil que se acerca a ese ideal como un actor atractivo”.

Ello no quiere decir que la gente empobrecida no consuma. Se endeuda, pero no está beneficiada directamente por los circuitos económicos, acotó.

Agregó que los sectores que viven en las zonas más periféricas de la ciudad tienden a votar por ofertas como las de Urresti y anteriormente Castañeda, “porque su capacidad de obtener beneficios respecto al mercado es más limitada y dependen mucho más del Estado”.

Recordemos que Castañeda generó adhesión importante de los sectores más empobrecidos de la ciudad con la oferta de las escaleras y hospitales solidarios, y que Urresti se posicionó en la campaña con ofertas sobre seguridad ciudadana.

EL ELECTORADO

Un dato importante que el analista señaló es que Muñoz ha logrado similar votación a lo obtenido de la suma de PPK y Barnechea en las elecciones presidenciales del 2016 en los distritos de Lima.

“Es el mismo elector que ha votado esta vez por un solo candidato y no ha dividido el voto, y ahí tiene que ver la visibilidad al final de la campaña, su presencia en medios, y haber participado en el primer debate que le ayudó muchísimo porque corrió solo”. Reggiardo no fue al debate y otros candidatos con capacidad polemista y propuestas como Velarde, Beingolea y Guerra García participaron en el debate del grupo 2 la semana siguiente.

Recalcó, coincidiendo con el sociólogo urbano Gustavo Riofrío, que mientras Muñoz logró empatía con la expectativa de un candidato honesto, serio, que parece responsable y con cierta capacidad para atender responsabilidades; los otros candidatos como Urresti, Reggiardo y Belmont, fragmentaron el voto entre ellos y no pudieron concentrar una votación importante para acercarse a Muñoz.

¿QUÉ CIUDAD GANÓ?

Durante el inicio de la campaña el eslogan de Muñoz era: “¿quieres vivir en Limaflores?”, y para muchos remitía a convertir a la ciudad de Lima en Miraflores.

Al respecto, el sociólogo Riofrío señaló: “Si quiero una Lima ordenada limpia y verde, Miraflores y San Isidro son buenos ejemplos, pero en realidad la idea también está planteando una imagen de la ciudad en la cual no es una ciudad que tenga barrio, en el cual puedes jugar frente a tu casa, en que el tránsito está controlado, en que yo no puedo ir caminando con tranquilidad al mercado, y en que hasta para ir al baño tengo que pagar”. Agregó que “no se puede gobernar la ciudad con un modelo. Hay barrios que generan identidades distintas”.

LIMA MODERNA

Gustavo Riofrío explicó que para una parte de la ciudad hay asfalto y para otras hay escaleras. “Para una parte se busca mejorar la ciudad y para otra solo conservar, ordenar. Para una parte eres ciudadano; para otra, vecino”.

Agregó que las grandes inversiones que actualmente se hacen en la ciudad no repercuten en los barrios populares y no necesariamente nos ayudan a ser una ciudad equitativa. Señaló que la gente cree que como hay gran inversión luego va a gotear a ellos, y puede haber trabajo como constructores momentáneos, pero no son usuarios.

Seguir leyendo

Especial

Brasil: Odio, frustración y valores reaccionarios

Publicado

en

En menos de tres semanas se verá si es posible cambiar la tendencia mantenida desde el retorno de Brasil a la democracia, de que quien gana la primera vuelta, gana también la segunda.

La expresiva performance del candidato ultraderechista Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), puede ser explicada por tres factores que actuaron de forma simultánea: antipetismo (odio al Partido de los Trabajadores-PT), rechazo al sistema político (frustración) y la consolidación cultural de valores conservadores en la sociedad brasileña.

ODIO

Bolsonaro reactivó y capitalizó el “antipetismo” visceral de las clases altas y medias, pero lo llevó hasta los límites socioeconómicos de esas clases y capturó parte de los sectores populares. Montado en el mismo sentimiento que movilizó una parte de junio de 2013, que casi provocara la derrota de Dilma Rousseff en 2014 y que le diera aire al poder judicial y el legislativo para avanzar en un impeachment de dudosa legalidad, Bolsonaro aglutinó para sí el odio al PT que otrora condensara el tradicional polo “tucano” (PSDB, el partido del expresidente Fernando Henrique Cardoso) de la ecuación política de los últimos 20 años del Brasil. El candidato Geraldo Alckmin solo obtuvo 6% de los votos (4to lugar), y perdió 19 escaños en el Parlamento, la peor elección en la historia del partido.

FRUSTRACIÓN

En un marco de profunda frustración con la clase política, Bolsonaro ha sido muy hábil en librarse de su pasado y construirse como el outsider que no es: fue diputado federal por 27 años, durante 11 años de esos 27 estuvo afiliado al PP, el partido con mayor cantidad de cuadros procesados en la operación Lava Jato.

El vendaval de esta operación, con matices, claro, pues el principal blanco siempre fue el PT, cayó sobre todos los partidos que formaron parte del juego democrático desde el restablecimiento de la misma a fines de los 80.

Los escándalos de corrupción alcanzaron al PT, al PSDB, el MDB (ex PMDB, el partido de Temer), DEM (ex PFL, el partido conservador más tradicional), y a muchos de los llamados “partidos fisiológicos”, del centro pragmático, produciendo un descrédito generalizado en la población en relación a la política. En un contexto de “son todos ladrones”, “son todos iguales” o “solo trabajan en beneficio propio”, el excapitán, con un estilo simplón y directo pero de mucha astucia, logró despegarse de esa clase y erigirse como una persona fuera de ese sistema corrompido. Sin dudas, el hecho que no tenga denuncias fuertes ha ayudado a fomentar esa imagen.

VALORES REACCIONARIOS

Los valores de tolerancia y respeto a la diferencia e inclusión social que fueron promovidos mediante políticas públicas y como producto de reivindicaciones sociales muy fuertes en la sociedad brasileña reactivaron, de forma paulatina, reacciones quizás más fuertes aún de los sectores conservadores.

En la retórica conservadora, las políticas positivas en relación a raza, género, sexo y condición socioeconómica fueron transformadas en “privilegios”, en “paternalismo”, en atentado a la “familia”, en políticas de fomento a personas que no quieren trabajar, o que no se merecen la ayuda del Estado.

A esta reacción conservadora se le debe sumar el creciente peso social y cultural de las iglesias evangélicas, que en Brasil están muy cercanas a superar el número de fieles de las iglesias católicas.

A pesar de su diversidad y de que no todos los fieles repiten en la política lo que sus dirigentes indican, los evangélicos mayoritarios o más activos políticamente son los más conservadores y sus valores dialogan con el discurso de conservadorismo radical de Jair Bolsonaro: familia, antigays y unión LGBT, o aborto, más la noción de meritocracia, derivada de la llamada “teología de la prosperidad” que atribuye al esfuerzo individual la razón del éxito en la vida.

Por ejemplo, el movimiento de mujeres #EleNão (#ElNo) sirvió en la estrategia del candidato, para atizar con imágenes y mensajes manipulados (fake news) los valores “de la izquierda” y contra la familia que este movimiento pregonaría –y no la lucha por la amenaza a derechos que las posiciones de Bolsonaro representan para las mujeres, protagonistas de las principales movilizaciones de calle realizadas en el contexto de la campaña electoral.

LA GUERRA ELECTORAL

El bombardeo electoral de alta intensidad que las huestes del candidato del PSL desataron contra el candidato del PT en los últimos 10 días antes de la elección, fundamentalmente a través de las redes sociales (whatsapp), se mostró extremadamente eficiente para activar el antipetismo y la reacción conservadora.

El aluvión de audios, videos y memes circulando por las redes sociales, siendo un altísimo porcentaje de fakenews o de información manipulada, desactivó el mayor tiempo de televisión que otros candidatos tuvieron y acertó un golpe decisivo a Haddad y el PT que, tras una campaña mayoritariamente basada en propuestas programáticas (“paz y amor”), decidió ya tarde iniciar el contraataque sobre Bolsonaro.

Hoy las bolsas suben y el dólar cae, es la “euforia” del mercado en relación a la posibilidad de un gobierno que promete no tocar los intereses económicos de las elites brasileñas y mano dura para controlar las contradicciones sociales que las medidas de ajuste y retroceso de la protección social y laboral ya están generando en la población más pobre del Brasil.

En menos de tres semanas se verá si es posible cambiar la tendencia, iniciada con el retorno de la democracia brasileña, de que quien gana el primer turno gana también el segundo. Bolsonaro ya dijo que seguirá su campaña del mismo modo, Haddad intenta desde el minuto 1 agrupar al campo democrático y hacer señas hacia el centro del espectro político para disputar sectores democráticos liberales. Tendrá al mismo tiempo que atacar al candidato del PSL para intentar una “desconstrucción” de su figura en los medios, las redes y las calles.

Y podrá, finalmente debatir propuestas y programas frente a frente con Bolsonaro, que aprovechó el atentado que sufrió en manos de una persona desequilibrada para huir de los debates televisivos y la confrontación directa sobre políticas públicas.

 

Gonzalo Berrón
Alainet

Seguir leyendo

Lo más reciente

José Domingo Pérez Gómez José Domingo Pérez Gómez
Políticahace 12 horas

Fiscal Pérez pide protección

El fiscal de lavado de activos José Domingo Pérez, reveló anoche que ante la situación de agitación que ha desplegado...

Keiko Fujimori Keiko Fujimori
Políticahace 13 horas

Patrizia Coppero acepta ser falsa aportante de Keiko y pide ser colaboradora eficaz

Desde la clandestinidad, Patrizia Coppero del Valle, exesposa del empresario Giancarlo Bertini Vivanco -ambos con orden de detención en condición...

Mesa Directiva del Congreso de la República - Daniel Enrique Salaverry Villa Mesa Directiva del Congreso de la República - Daniel Enrique Salaverry Villa
Políticahace 13 horas

Alianza aprofujimorista protegerá a Salaverry de la censura

Con el acciopopulista Víctor Andrés García Belaunde, como director del debate, el Pleno del Congreso decidirá hoy si admite a...

Keiko y Kenji Fujimori Keiko y Kenji Fujimori
Políticahace 13 horas

Kenji visita a Keiko

Kenji Fujimori, suspendido parlamentario de Cambio 21, junto a su madre Susana Higuchi, llegó hasta la sede de la División...

Cecilia Chacón, Javier Velásquez Quesquén, Mauricio Mulder Cecilia Chacón, Javier Velásquez Quesquén, Mauricio Mulder
Políticahace 13 horas

Fujimoristas y apristas insistirán en respaldar a Chávarry

En la abierta disputa que enfrenta, por un lado, a gran parte de la ciudadanía y el gobierno y, por...

Comunidad Andina Comunidad Andina
Políticahace 13 horas

Cancilleres y ministros de Comercio Exterior se reúnen hoy

Cancilleres y ministros de Comercio Exterior de los países de la Comunidad Andina (CAN) se reúnen hoy en Lima, en...

Javier Velásquez Quesquén Javier Velásquez Quesquén
Políticahace 13 horas

Reforma de bicameralidad no debe ponerse en referéndum

Javier Velásquez Quesquén, parlamentario aprista, señaló que el presidente de la República Martín Vizcarra no debió proponer en el referéndum...

Luis Galarreta Luis Galarreta
Políticahace 13 horas

No me queda claro que el presidente Vizcarra sea un demócrata

Luis Galarreta, congresista de Fuerza Popular, arremetió contra el presidente Martín Vizcarra, al asegurar que el Ejecutivo ha invadido el...

HERNANDO CEVALLOS HERNANDO CEVALLOS
Políticahace 13 horas

Denuncia robo de información de su vivienda

Hernando Cevallos, legislador del Frente Amplio, denunció el robo de información almacenada en diversos dispositivos de su departamento ocurrido la...

Odebrecht Odebrecht
Políticahace 13 horas

Colaboración con Odebrecht terminó sin firma de acuerdo definitivo

Nuevamente la cooperación de la constructora Odebrecht y de la justicia brasilera está en suspenso, porque el acuerdo de entendimiento...

Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.