Contáctanos

Especial

“Tendrías que estar chiflado para emitir hoy un bono en Nueva York”

Publicado

en

–¿Contra quién es la pelea con los fondos buitre?
–El marco es mundial. La Argentina es la metáfora del conflicto entre cierto sector del capital financiero internacional y los Estados soberanos. Y la muestra de que la arquitectura financiera internacional tal como está ya no sirve.

–¿Los buitres son una banda marginal del sistema financiero o pertenecen al corazón de ese sistema y parecen marginales por su estilo?
–Las formas agresivas del capital financiero se expresan mejor en este tipo de fondos, que podemos llamar fondos de cobertura. NML Elliott, en particular, es solo uno más en el sector de punta del capital financiero internacional. Es su sector más dinámico, con intervención en commodities, en monedas, en aseguramiento de créditos, en seguros de default… Estos fondos actúan de un modo menos elegante que los demás. Compran los papeles de la deuda cuando el país en cuestión ya arregló su deuda. Y compran un monto muy pequeño, pero la rentabilidad calculada es de un 1600 por ciento. No está mal ese margen para un negocio, ¿no?

–Aunque sean diez años.
–Aunque sean diez años, sí. El punto es que esa rentabilidad se extrae con coerción, más que cobrada. El caso más dramático fue el del Congo. Un país inmensamente pobre al que estos miserables le practicaron hasta trabajos de inteligencia como mínimo privados y no sé si también mixtos, público-privados, chantajes, cambios de legislación, cargamontones…

–Traducido del peruano al argentino sería patoterismo.
–Si exageran con esa forma, deslegitimarán el dólar como moneda de crédito, las cortes de Nueva York como sitios de resolución de conflictos de crédito y los mecanismos de refinanciación de deuda. O sea que no le dispararon a la Argentina sino a la médula de cómo opera el complejo financiero internacional. Es muy serio. No solo trataron de dañar al país sino que lograron dañar las propias tripas.

–¿Por qué lo hicieron? ¿Son suicidas?
–En la falta de escrúpulos olvidaron un detalle: si tú le cobras al último deudor y el juez falla que la cobranza a favor del último acreedor puede ser diferente que la del primero, sentará un precedente peligroso. La violación del principio de pari passu es precisamente eso: “Al primero le pago cinco y al último cien”.

¿Por qué los demás no te van a pedir el cien?
Si un fondo buitre gana un juicio así, en el momento de ganar invalidará todos los mecanismos de reestructuración de la deuda de los últimos doscientos años.

“Tendrías que estar chiflado para emitir hoy un bono en Nueva York”

SE TRAEN ABAJO 200 AÑOS DE REESTRUCTURACIÓN

–¿Los fondos buitre ignoran esos doscientos años por qué motivo?
–Es una parte no calculada de su acción. No creo que a Elliott le interese deslegitimar el dólar como la moneda de crédito internacional y a Nueva York como el centro jurídico para operaciones financieras. Pero ya lo hizo. De ahora en más, cualquier gobierno pensará tres veces dónde emitirá el bono. Si eres sudamericano, tendrías que estar chiflado para emitir en Nueva York. Emitirás en Londres, en San Pablo, en Buenos Aires… Donde sea.

–Sin embargo, un país puede llegar a la conclusión de que no le conviene emitir deuda en Nueva York pero podría suceder que la correlación de fuerzas le impida tomar una decisión conveniente.
–Ahí juega la ideología. Pero hablando de política real y de finanzas reales, el que toma prestado tratará de reducir su riego lo más posible. Es fundamental disminuir el riesgo de que operen estos agentes.

–Decías antes que los fondos buitre se meten cuando ya hay un principio de solución de la deuda y no antes.
–Así pasó con Perú, con el Congo, con Panamá, con Ecuador y con Brasil. Compraron cuando los Estados habían entrado en el Plan Brady.

–La etapa decisiva del juicio fue contra el gobierno de Alberto Fujimori convertido ya en dictadura. Argentina es una democracia que renegoció la mayoría de su deuda ¿Los fondos distinguen políticamente sus blancos?
–Su objeto es hacer dinero. Si el juicio escala puede entrar la política, porque entonces buscan penalizar a alguien argumentando que hizo algo que a ellos no les gusta. Como Singer pone los abogados, los inversionistas aportan cada uno de los amicus curiae ante la Justicia para que declaren a favor de los buitres. Allí también actúan funcionarios del Departamento de Estado. ¿Por qué? ¿Por dinero propio o por mandato del Departamento de Estado? Y si actúan por mandato, ¿cuál es el mensaje? Tal vez sería que el deudor no se olvide de las cortes neoyorquinas en la solución de problemas de deuda. No olvide que el dólar es la moneda de contratación. No olvide que si no se porta bien pasan estas cosas. Mi impresión es que con el Perú el mensaje era éste: “Recuerden que su deuda estuvo impaga durante 16 años. Es un período muy largo y no lo aceptaremos”. En el caso argentino el metadiscurso es aún más complicado.

–¿Cuál sería?
–“No nos gusta lo que ustedes están haciendo.” En la prensa internacional sale una parte de la realidad, como la inflación, pero no qué hacen los buitres. Un artículo miserable de The Economist dijo que la Argentina tenía problemas de deuda. Mentira. Lo que tiene la Argentina es un juicio llevado de mala manera.

“Tendrías que estar chiflado para emitir hoy un bono en Nueva York”

–¿Cuál es el destinatario del metamensaje?
–El universo. Ecuador salió corriendo muy rápido y pagó toda la deuda suelta con los buitres. Liquidó el tema antes de que reventara.

–¿Hizo bien o hizo mal?
–No lo sé. Sé que tomó el mensaje y resolvió el tema cuando pudo. Era poco dinero. Pero el mensaje también estaba dirigido a España, a Italia, a Grecia, a Portugal, a Irlanda: No se les ocurra seguir el camino argentino de reducción importante de saldos. La Argentina de hecho termina jugando en la cancha europea. El de Ecuador fue un caso de realpolitik. Decidieron no perder tiempo ante un costo tan insignificante. No tenían los ecuatorianos el problema de la Argentina, de que el 92,4 por ciento de los bonistas reclamara por un arreglo.

–El Congreso peruano investigó ya hace más de diez años la cuestión de los bonistas y a Singer.
–Tuvo contactos con el banco agente del Perú que hacía las operaciones para el canje del Plan Brady, con abogados peruanos de influencia en el Estado y, pensamos, aunque nunca lo logramos demostrar, con inversionistas peruanos. Singer se conecta con el Departamento de Estado, el del Tesoro, la gran banca y la prensa. Y naturalmente con el Fondo Monetario. La gran prensa termina haciendo campañas de desinformación y así alimentan a los jueces. Si el juez lee seguido que el grueso de la deuda quedó impaga, algo terminará reteniendo.

–¿Para qué le sirve a Singer su influencia en el Congreso ganada por medio de las donaciones de campaña?
–En primer lugar, para conseguir legislación útil a sus propios intereses. Como quienes controlan el Congreso son los republicanos, les ponen la plata a los republicanos. Si fuera al revés les pondrían el dinero a los demócratas.

–¿Qué relación tiene esto con la arquitectura financiera internacional?
–Trabajé ocho años en un libro que acaba de salir en la UNAM. Logré aprender que los cambios se producen cuando los niveles de riesgo ya no los resuelven las instituciones existentes y entonces hay que crear nuevas instituciones. El juicio contra la Argentina hizo visible que no funcionan ni para una parte de los banqueros. Para George Soros, por ejemplo. Y el juicio se produce al mismo tiempo que surgen fenómenos como la creación del banco de los Brics y su fondo de estabilización. ¿Habrá un clearing que sustituya o complemente el sistema Swift? ¿Nuevos mercados donde emitir los bonos? ¿Otra jurisprudencia? ¿Otros sitios para la solución de las controversias? ¿Una nueva apelación a la Doctrina Drago?

–Pero la Doctrina Drago de 1902 hablaba contra la posibilidad de cobrar las deudas mediante la presión bélica y la guerra.
–Por eso hablé de una nueva apelación.

–Todas las preguntas dan la sensación de preguntas retóricas. ¿Debo suponer que la respuesta a cada una es afirmativa?
–Claro, mi respuesta es sí. Sí podemos hacer un gran cambio en la arquitectura para reflejar mejor la estructura de poder global.

“Tendrías que estar chiflado para emitir hoy un bono en Nueva York”

LOS BUITRES TAMBIÉN ATACARON AL PERÚ
–El Brady también contemplaba una quita

–También era parte de los doscientos años de historia. Un banco agente compra todos los papeles sueltos en el mercado, se los entrega al Estado y canjea unos bonos por otros. En el caso del Perú, cuando el banco elegido, el Swiss Bank, le entrega al Estado el paquete de la deuda, quedaron fuera cuatro instrumentos que sumaban veinte millones de dólares. Los compraron a precio vil, al cinco por ciento de su valor. Una pregunta es ¿cómo supieron que esos cuatro instrumentos existían? Otra pregunta es: ¿por qué no entregó el Swiss Bank esos cuatro papeles que obligarían al pago junto con los otros 3984 que sí entregó? La tercera duda es sobre los tiempos. Perú todavía estaba en el período de quince días que va del cierre del swap a su finalización. Sin embargo, no se presentaron en esos quince días.

Estos fondos actúan de un modo menos elegante que los demás. Compran los papeles de la deuda cuando el país en cuestión ya arregló su deuda. Y compran un monto muy pequeño, pero la rentabilidad calculada es de un 1600 por ciento.

El resultado es que luego esos cuatro papeles fueron llevados a la Justicia y comenzó un juicio contra el Perú por el monto íntegro del valor nominal de los papeles más todos los intereses acumulados desde 1983. El juicio terminó quince años después, en 1998. Habían pagado diez millones de dólares. Cobraron 166 millones. Magnífica rentabilidad. La manera en que lograron cobrar fue luego de embargar las cuentas peruanas de los bancos. Usaron el sistema Swift. Como era un monto pagable, el Estado peruano pagó, aunque tuvo que hacerlo tras operaciones de coerción. Los abogados designados por el Perú hicieron todo lo posible por argumentar que el fondo había comprado los papeles con la finalidad de enjuiciar al Perú para cobrar. En su defensa, ellos dijeron que habían comprado para cobrar y no para enjuiciar. Ridículo: no se puede cobrar sin juicio. Pero bueno… Así desvirtuaron el principio Champerty. Surgió de la jurisprudencia neoyorquina y dice que una deuda comprada con la finalidad de enjuiciar al cliente para cobrar de mala manera no debe ser respetada. En algunos casos de países africanos la Justicia aplicó ese principio y en otros casos no. Dependía de los montos en juego. Paul Singer logró que la Justicia dejara de lado el principio Champerty.

Martín Granovsky
Página 12

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

Guerra contra Huawei o la muerte del libre mercado

Publicado

en

Donald Trump - Xi Jinping - Estados Unidos - China

El adalid del libre mercado global pasó de la retórica a la acción. A la hora de sepultar lo que llaman libre competencia, el magnate presidente Donald Trump es el primero en la fila que trae el pico y la pala con su llamado proteccionismo económico, una sugerencia de que los tiempos del neoliberalismo están en entredicho. Por lo menos en Norteamérica.

Con las últimas medidas de los Estados Unidos, Huawei Technologies pasó de la lista negra al veto de facto de los servicios y aplicaciones que provee Google, bajo petición y acuerdo con Washington.

Desde el punto de vista de la Casa Blanca, la acción está fundamentada en la seguridad nacional, sin embargo cualquiera con dos dedos de frente sabe que la trama se debe a la ventaja tecnológica que tiene China sobre su principal competidor.

Huawei

Supone, entonces, dar por terminada la carrera del libre mercado antes de llegar a la meta. Toda vez que los Estados Unidos siempre se ufanaron de mantenerse en la primera línea del concurso, con un presidente que conoce los intríngulis comerciales, uno que se supone es el negociador por excelencia y aventajado en materias mercantiles.

Pero Donald Trump tiene una agenda que traiciona el espíritu primario del liberalismo. El filósofo italiano Domenico Losurdo explica que esa corriente ideológica y de la praxis ya tiene sus contradicciones inherentes si se revisa históricamente: los mismos “padres fundadores”, con George Washington a la cabeza, combinaban el gamonalismo ilustrado, la esclavitud negrera, el genocidio indígena y la retórica de la libertad con una simplicidad pasmosa.

El liberalismo encuentra en el ser blanco, propietario (de tierras y esclavos) y capitalista el ideal material de su piedra filosofal. Por ello la libertad se tiñó de la racialidad con que se fundó los Estados Unidos. El libre mercado era una entelequia nueva que venía de Europa, específicamente de los Países Bajos, Inglaterra y Francia, pero que se insertó posteriormente en la psiquis colectiva de los estadounidenses por una prosperidad bien cantada por Walt Whitman en sus Hojas de hierba.

Que la Administración Trump se ampare en el ejemplo de los “padres fundadores” como guías personales tiene sentido, entonces, desde este punto de vista, en el que la libre competencia de la producción y comercialización capitalistas son motivos para otros momentos históricos y políticos. No para hacer de “Americagreatagain”.

Huawei - Google

La imagen que los Estados Unidos se construyó para sí desde finales del siglo XIX ante el mundo se derrumba en pleno siglo XXI con la guerra comercial y tecnológica que desató contra China, que ahora se erige como el principal defensor de la globalización (“inclusiva”, dice el presidente Xi Jinping), el libre mercado y la producción capitalista in extremis. Parafraseando al economista e historiador Giovanni Arrighi: Adam Smith cambió de residencia a Pekín.

El intercambio de papeles entre potencias dice más de lo que los reseñistas en medios corporativos quieren enunciar.

No es solo la impronta china que ya no solo exporta los cachivaches de bajo costo que los estadounidenses (aunque no solo, es claro) gustaban devorar con gusto, sino también el cambio de ruta de los Estados Unidos como agente capitalista, tal vez de manera definitiva en los próximos años.

Todos vemos el miedo que le tiene Washington al libre mercado, en vista de que Huawei tiene hijos pródigos más destacados que los de Sillicon Valley y Wall Street.

La solución era, valga la cacofonía, esta disolución del matrimonio neoliberal que tenían las grandes compañías como Google con el gigante asiático.

Lo que da una autopista mucho más amplia a China para desarrollar su sistema 5G con un mercado que deja la Casa Blanca a disposición de la Iniciativa del Cinturón y la Ruta.

La política aislacionista de los Estados Unidos beneficia a los chinos en su afán de hacer negocios con todo el mundo bajo el modelo win/win.

¿Quién lo diría? Donald Trump no será el sepulturero del imperialismo norteamericano, pero sus acciones entierran el libre mercado que tanto dinero y capital cayeron en manos de sus amistades de clase.

En ese círculo acaudalado también están sus enemigos, pero ya no hablan tanto inglés como mandarín.

 

ERNESTO CAZAL
MISIÓN VERDAD

Seguir leyendo

Especial

Venezuela: Amnistía Internacional al servicio del Imperio

Publicado

en

Violencia en Venezuela

El tío Sam tiene un problema en su “Sudamericano patio trasero” con esos venezolanos engreídos que insistieron en elegir democráticamente a Nicolás Maduro como su presidente en lugar de sin pasar por el proceso electoral y la instalación del no electo de EE.UU. Juan Guaidó. No importa, Amnistía Internacional ha acudido al rescate con una defensa total del imperialismo estadounidense:

“Ante las graves violaciones de los derechos humanos, la escasez de medicamentos y alimentos y la violencia generalizada en Venezuela, hay un hambre urgente de justicia. Los crímenes de lesa humanidad probablemente cometidos por las autoridades no deben quedar impunes”, manifestó Erika Guevara-Rosas, directora para América de Amnistía Internacional

Amnistía Internacional fracasa en su posición de poner sus reclamos contra el gobierno de Maduro en el contexto de una campaña concertada de cambio de régimen, que equivale a una guerra, por parte del acosador del norte.

Los Estados Unidos están librando una guerra ilegal contra Venezuela y el lado general de Amnistía Internacional omite este hecho inconveniente, incluso omitiendo cualquier mención de sanciones. Como señaló el activista de derechos humanos Chuck Kaufman de la Alianza por la Justicia Global sobre Amnistía Internacional (AI): “Parece que a ellos ni siquiera les importa su credibilidad”.

Un informe más creíble y honesto de lo que se está desarrollando en Venezuela, que el de crítica feroz que presenta el de AI el 14 de mayo sobre Venezuela: “los crímenes contra la humanidad requieren una respuesta vigorosa del sistema de justicia internacional, también habría observado junto con las supuestas transgresiones del gobierno de Maduro:

•Graves violaciones de derechos humanos

Los economistas Mark Weisbrot, del Centro de Investigación Económica y Política, y Jeffrey Sachs, de la Universidad de Columbia, informaron recientemente que las sanciones de los Estados Unidos contra Venezuela son responsables de decenas de miles de muertes. Este es el precio que se está imponiendo en Venezuela, con una predicción de que será peor, por el cambio de régimen que AI está promoviendo implícitamente.

•Escasez de medicamentos y alimentos

Desde 2015, cuando el presidente Obama de Estados Unidos los instituyó, EEUU ha impuesto cada vez más sanciones ilegales para Venezuela, expresamente para crear miseria para la población con la esperanza de que se vuelva contra su propio gobierno elegido democráticamente. Las sanciones están diseñadas específicamente para asfixiar la economía para que Venezuela no pueda abordar sus problemas.

El gobierno de los Estados Unidos se jacta de los impactos de las sanciones. Jugando al policía bueno para el papel de Estados Unidos y como policía malo, AI lamenta las mismas condiciones que están promoviendo tácitamente en pedir cada vez mayores “castigos”. Nuevas sanciones estadounidenses en Venezuela se impusieron el 10 de mayo.

•Violencia generalizada

El gobierno de los Estados Unidos ha amenazado repetidamente y sin pedir disculpas la intervención militar en Venezuela si el gobierno electo no renuncia. Aparte de atacar militarmente, EE. UU. ha librado una guerra contra Venezuela por medios económicos y diplomáticos, por no mencionar la guerra de baja intensidad, como los ciberataques.

La extrema derecha de la oposición ha pedido el derrocamiento extra-legal del gobierno y ha evitado los medios electorales para efectuar un cambio político.

AI tiene razón al señalar que desde 2017 se ha infligido nueva violencia al pueblo venezolano, pero no toma nota del papel de la oposición al provocar esa violencia con sus guarimbas y otras acciones.

Violencia en Venezuela

Mientras tanto, Guaidó, cuyo apoyo popular en Venezuela está tocando fondo, se informa que envía a su enviado a reunirse con el Comando Sur de los Estados Unidos para “coordinar”.

¿Cómo es posible que una organización que pretenda defender los derechos humanos y la justicia global pueda ignorar alegremente los hechos que no encajan en su narrativa y que, por tanto, repiten los puntos de discusión de Trump-Pompeo-Bolton-Abrams? ¿Por qué iría AI a reunirse con el autodenominado Guaidó y luego, en unos días, emitir un informe de condena al gobierno de Maduro, sin investigar también a la otra parte en el conflicto?

Desafortunadamente, esta no es la primera vez que AI muestra un sesgo imperial como lo ha hecho con respecto a los proyectos de cambio de régimen respaldados por Estados Unidos en Irak, Libia, Siria y Nicaragua.

De construir de manera objetiva las numerosas denuncias (por ejemplo, “más de 8,000 ejecuciones extrajudiciales de las fuerzas de seguridad”) hechas contra Venezuela en el lado de Amnistía Internacional y el informe que lo acompaña queda por hacer.

Desafortunadamente, el Imperio tiene una gran cantidad de recursos para producir propaganda en comparación con la capacidad de contrarrestarlo con auténticos grupos humanitarios. Solo AI tiene un presupuesto anual de más de $ 300 millones. Según las fuentes citadas por Wikipedia, AI recibe subvenciones del Departamento de Estado de los EE. UU., la Comisión Europea y otros gobiernos, junto con la Fundación Rockefeller.

Para concluir, el lado amplio de AI pide justicia con la frecuencia con la que exige el castigo con el subtexto de que el castigo de las víctimas del Imperio es la justicia. Si AI realmente estuviera preocupado por la justicia, en lugar de justificar otra operación de cambio de régimen de los Estados Unidos, defenderían lo siguiente:

Poner fin a las sanciones unilaterales de los Estados Unidos contra Venezuela, que son ilegales según las cartas de las Naciones Unidas y la Organización de los Estados Americanos.

Apoyando el diálogo entre el gobierno electo y la oposición, como lo han promovido México, Uruguay, el papa Francisco y, más recientemente, Noruega.

Condenar las actividades de cambio de régimen y la injerencia en los asuntos internos de Venezuela y rechazar activamente la postura agresiva del gobierno de EE.UU. Tal como lo expresó el vicepresidente de los EE.UU., Pence: “No es momento para el diálogo. Este es el momento para la acción”.

Respetar la soberanía de Venezuela y restablecer las relaciones diplomáticas normales entre los Estados Unidos y Venezuela.

 

ROGER D. HARRIS
MINTPRES SNEWS

Roger Harris, miembro de la AP, es miembro del Grupo de Trabajo sobre las Américas, una organización de derechos humanos de 33 años, y participa activamente en la campaña para poner fin a las sanciones de Estados Unidos y Canadá contra Venezuela.

Seguir leyendo

Especial

Tenía apenas 42 años

Publicado

en

José Martí

Cuando cayó en Dos Ríos había cumplido obra de gigante. Poeta visionario, se echó sobre los hombros del cuerpo frágil la tarea de hacer patria. Desde el dolor compartido aprendió a conocer con profundidad las contradicciones de los seres humanos concretos.

Descubrió lágrimas en los ojos de Don Mariano, su padre, el soldado, ante el cuerpo del hijo desgarrado por los grillos en el trabajo de las canteras y la brutal violencia ejercida por el poder de sus coterráneos. Separados por la política, nacería entre ambos una complicidad secreta y la comprensión silenciosa del padre ante la entrega del hijo a una causa que, a pesar de todo, no era la suya.

Antes, en los días del Hanábana, José Martí había contemplado con espanto el castigo impuesto al negro esclavo. Desterrado en España, prosiguió el aprendizaje de la historia. Comprendió los rejuegos políticos de liberales y conservadores que en nada se diferenciaban respecto a la necesidad de preservar su dominio sobre la Isla.

Descubrió también la naturaleza del país profundo, por lo cual llegada la independencia, los cubanos no guardarían rencor a los peninsulares que optaran por permanecer en Cuba, modestos trabajadores muchos de ellos. Examinó al detalle la historia viviente de las repúblicas latinoamericanas recién liberadas, para detectar las causas que obstaculizaron la plena realización del proyecto emancipatorio.

José Martí

Al instalarse en Estados Unidos valoró los avances de la nación en desarrollo en relación con Europa, donde prevalecían regímenes autocráticos, pero descubrió muy pronto el peligro latente en el país que emergía para el futuro de la América Latina.

Su saber enciclopédico e integrador y su preclara visión de la naturaleza de los fenómenos financieros le permitieron detectar los peligros que se cernían con la Conferencia Monetaria Panamericana. Su pensamiento de entonces conserva plena vigencia.

En ese contexto, José Martí tenía pendiente la asignatura Cuba. Había que despejar a fondo las razones del fracaso de la Guerra Grande. No se conocía entonces el patético diario de Francisco Vicente Aguilera, uno de los más poderosos terratenientes de la zona oriental del país. Entregó la fortuna toda a la causa mayor.

Por sus contradicciones insalvables con Céspedes y Quesada, fue enviado a representar los intereses de Cuba en el exterior. De una honestidad impoluta, llevaba al detalle las cuentas de los gastos incurridos. Nada guardaba para sí. Se privaba de las atenciones médicas elementales.

A pesar de los bienes heredados, Vicente Aguilera no había completado su aprendizaje en otros países. Desconocía los rejuegos de la alta política. Se vio atrapado en las maniobras de los Aldama, que mucho ofrecían y nada entregaban.

Invirtió esfuerzos inútiles con políticos norteamericanos sin desentrañar los intereses reales de los vecinos del norte, nunca dispuestos a reconocer la República en Armas en espera de que la fruta madura cayera en sus manos. Enviado luego a Europa, desconocedor de sus lenguas y culturas, menos pudo hacer. Murió solo, en atroz agonía, devorado por el cáncer.

Martí se dio a la tarea de juntar voluntades, de devolver la fe a quienes la habían perdido. Para ganar la confianza de los veteranos sabía que habría de vencer obstáculos de toda índole. Para los antiguos combatientes era un intelectual inexperto, un improvisado sin experiencia alguna en las armas.

Se dedicó a una incansable labor persuasiva. Inmerso en el dominio de la realidad concreta, en Nueva York, en Cayo Hueso, en Tampa, se volvió hacia los de abajo. Contó con la generosidad extrema de quienes entregaban, sin pedir nada a cambio, los escasos ahorros y ofrecían alojamiento y comida al peregrino de la levita raída.

Centavo a centavo, obtuvo los recursos necesarios. Evitó contraer compromisos que lastraran el futuro de la nación. Trabajaba con sigilo, porque se sabía sometido a una vigilancia permanente. La traición de La Fernandina corroboró sus sospechas. Pero la suerte estaba echada. Había que iniciar la lucha con las manos vacías.

Para hacer patria era indispensable ganar la guerra con esfuerzo propio, libre de intromisiones y compromisos. Parejamente, era impostergable construir conciencia y nutrir el imaginario de la nación. Su palabra fue incansable, para liberarnos del lastre perverso del racismo.

Teníamos que librarnos. No hay razas. El combate y la lucha por la supervivencia en la manigua sería un crisol. La frontera del color era un instrumento del dominio hegemónico que horadaba desde la conciencia prejuiciada la unidad de la nación.

Martí fue reseñando las obras de nuestros escritores y artistas, aunque lo fundamental se revela en su creación personal, en su poesía y en su prosa, desbordante como los grandes ríos del continente, siempre seductora, aunque con frecuencia utilitaria. En sus últimos diarios accede a lo más alto de las letras hispanas.

El recorrido de Playita a Dos Ríos, trazado con prisa en los momentos robados al descanso, encuentro tangible con el suelo añorado, con la naturaleza y el escalar montañas que hermana hombres, expresa la plenitud del ser en la fusión del sueño y la realidad.

José Martí - Obras Completas

En lo más profundo del desamparo de la República neocolonial, los intelectuales de la vanguardia iniciaron el rescate de su inmensa obra dispersa. Con el triunfo de la Revolución el trabajo se sistematizó; fueron saliendo sus Obras Completas.

Es un capital que no podemos desperdiciar en la reiteración de las mismas citas reducidas a axiomas descontextualizados. Como hiciera en vida, tiene que seguir enseñándonos a pensar, con la pasión que animó su existencia gigante.

Sobrecoge contemplar cómo pudo hacer tanto en vida tan breve. Ante la áspera orilla de Playita de Cajobabo, me sobrevino la imagen del cuerpo endeble, remero inexperto, con las manos ampolladas, que se mantenía impulsando la embarcación al ritmo de sus compañeros de viaje.

La férrea voluntad se sobreponía al dolor. Debió sentir una felicidad suprema. En la oscuridad de la noche, percibía la patria cercana.

 

GRAZIELLA POGOLOTTI
JUVENTUD REBELDE

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

Martín Vizcarra Cornejo Martín Vizcarra Cornejo
Políticahace 20 horas

Quieren voltearle el partido a Vizcarra

Tanto la congresista Marisa Glave como Vicente Zeballos, ministro de Justicia, han coincidido en manifestar que para garantizar el equilibrio...

Vicente Zeballos Vicente Zeballos
Políticahace 20 horas

“Hay preocupación por cuestión de confianza

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Vicente Zeballos, afirmó que la iniciativa presentada en la víspera por la bancada...

Marisa Glave Marisa Glave
Políticahace 21 horas

“Valdría la pena debatir reelección presidencial”

Marisa Glave, congresista de Nuevo Perú, dijo que sí valdría la pena debatir cambios a la reelección presidencial, a raíz...

Bancada fujimoristas Fuerza Popular Bancada fujimoristas Fuerza Popular
Políticahace 21 horas

Otorongos se atrincheran

En época de austeridad, voceada a los cuatro vientos por Daniel Salaverry, presidente del Congreso, nuevamente se dilapida el dinero...

HERNANDO CEVALLOS HERNANDO CEVALLOS
Políticahace 21 horas

Cevallos a favor de nueva Constitución

“Nosotros hemos señalado nuestra posición de que el Congreso debe ser cerrado y se debe convocar a elecciones, pero con...

Pleno del Congreso, Mesa Directiva Pleno del Congreso, Mesa Directiva
Políticahace 21 horas

Responde a integrantes de la Mesa Directiva

La Oficialía Mayor respondió a los integrantes de la Mesa Directiva, tras el pedido de suspender el concurso público para...

Campesinos agricultores Campesinos agricultores
Políticahace 21 horas

Corte Suprema declara ilegal decreto supremo del MINEM

La Tercera Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria de la Corte Suprema de Justicia, en última instancia, ha resuelto...

JORGE PRADO JORGE PRADO
Entrevistahace 21 horas

Hay una reconcentración de la tierra

Jorge Prado, representante de la Confederación Campesina del Perú, denuncia el abandono sistemático del agro por parte del Estado. Porque...

Juan Sheput Juan Sheput
Políticahace 21 horas

Mejor es reírse

Lamento  que no haya un concurso para que no entren más fujitrols al Congreso.

Vicente Zeballos Vicente Zeballos
Políticahace 21 horas

La voz clara

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Vicente Zeballos, afirmó que la iniciativa presentada en la víspera por la bancada...

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.