Contáctanos

Especial

Retablo de Fiestas Patrias

Publicado

en

Retablo de Fiestas Patrias

◘ El espectáculo más visto y aplaudido del Gran Teatro Nacional, “Retablo de Fiestas Patrias”, regresa con su sexta temporada. Es la evolución artística de una pieza creada por el Elenco Nacional de Folclore que se enfoca esta vez en nuestra rica historia para mostrar los comunes denominadores que definen a la cultura peruana. Hoy, mañana y 26 de julio (8 p.m.).

En esta ocasión “El Retablo” se luce con nuevos bailes, desarrollados especialmente para el espectáculo. Nuestra historia transcurre entre yaravíes, zamacuecas, tonderos, huainos y marineras, incluyendo evoluciones coreográficas en homenaje a nuestros soldados y a las rabonas, símbolo del coraje de la mujer peruana, cerrando con la participación especial de Lucy Avilés.

Las funciones serán: hoy y el 26 de julio, 8 p.m. El domingo 20 de julio, a las 11.30 a.m. y 5.30 p.m. Boletería.

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

Mariano Lorenzo Melgar Valdivieso

Publicado

en

Mariano Lorenzo Melgar Valdivieso

El 10 de agosto de 1790 nació en Arequipa el joven del canto y la poesía popular, Mariano Melgar. Escritor patriota que fue fusilado por el delito de luchar por la independencia del Perú. Desde el inicio de la revolución tupacamarista de 1780, el sur andino vivió tiempos de violencia política y social. La idea de independizarse crecía cada vez más y, un pensamiento joven y vivo como el de Melgar no podía estar lejano de ese deseo popular. Mariano Melgar creció escuchando los relatos familiares sobre los acontecimientos de 1780. Estos relatos originaron en él la idea de luchar por la liberación de su pueblo.

Pese a tener 25 años al momento de ser fusilado por los ejércitos realistas, la corta vida de Melgar fue marcada por su deseo de trascender. Flor de Lourdes Gamero Cano hace una breve referencia a su vida:

“El poeta de los yaravíes, Mariano Lorenzo Melgar Valdivieso, nació el 10 de agosto de 1790 en Arequipa, Perú. A la temprana edad tres años ya sabía escribir, a los ocho años, ya poseía conocimientos de latín, aprendió autodidácticamente a ejercer el dibujo, la pintura e incluso ejecutó exitosamente planos arquitectónicos. Inicia sus estudios en 1795 en una escuela religiosa para niños y posteriormente se le concede una capellanía en el valle de Majes. En 1798 a influencia de sus padres viste el hábito clerical por un determinado tiempo. En 1807 ingresa en el Seminario de San Jerónimo donde le otorgan tres años más tarde una beca que lo conduce a desempeñar su papel de catedrático de Física y Matemática. En 1812, en Lima se edita un libro en homenaje a José Baquíjano y Carrillo, en el cual se publica una oda y un soneto de Melgar”

A los 20 años, ya dictaba cátedra universitaria y, a los 22 años, formaba parte de la joven pléyade de escritores peruanos. Está de más decir que, su prestigio académico le había asegurado un prestigio social y, quizás en el futuro, una posición económica acomodada. Pero, Melgar dejó todo por la patria. En plena lucha contra los realistas y sus socios nativos, Melgar escribió Marcha, donde hace una exaltación de la patria por venir.

Ya llegó el dulce momento en que es feliz Arequipa,

ya en mi suelo se disipa

el Despotismo feroz;

ya se puede a boca llena

gritar: que la Patria viva,

que la libertad reciba,

que triunfe nuestra

Nación.

Cayó el monstruo detestable que en nuestra cerviz sentado trescientos años ha hollado la Justicia y la razón;

y en su lugar se levanta

la oliva de la victoria,

que borrará la memoria

de los siglos de opresión.

Levantad pues hijos bellos

del Perú siempre oprimido,

incrementad el partido

de esta grande Redención:

ved que el Cielo nos protege y que salen los efectos

mayores que los proyectos

que el Patriotismo formó.

No se encuentre un hombre solo que no empuñe aguda espada, y arroje a su negra nada al tiránico español:

pues las heridas gloriosas

que en el campo se reciban harán que sus nombres vivan, muerto el Déspota esquadrón.

Suene en fin en todas partes con las voces y los hechos, que no viven nuestros pechos si no logran este honor:

Viva, viva eternamente,

el Patriotismo peruano,

viva el suelo Americano,

viva su libertador.

Sobre esta Marcha, Aurelio Miró-Quesada Sosa en su libro Historia y Leyenda de Mariano Melgar 1790-1815, sostiene que:

“La exaltación patriótica y revolucionaria es evidente; pero no puede desconocerse que junto a la expresión individual hay también un eco común de los tópicos literarios de la época”.

Marchas y cantos como el de Mariano Melgar sirvieron para incrementar el patriotismo de los sectores populares que abrazaron la causa independentista por el sector social más oprimido y explotado durante el régimen colonial. Es así que, en todo el Perú se fue afirmando la idea de terminar con 300 años de yugo español. Aquí se encuentra el origen de los constantes cambios en la letra original del Himno Nacional. Muchos cantos y marchas de raigambre popular se mezclaron con la creación oficial.

Mariano Lorenzo Melgar Valdivieso

Pero, Mariano Melgar también es reconocido por aportar en la poesía y canto popular de su natal Arequipa. El Yaraví fue su forma de expresión más lograda. De ello dice Flor de Lourdes Gamero Cano:

“En la obra de Melgar podemos encontrar dos elementos claros que surgen en su poesía. Por un lado, la base de la poesía española típica de su tiempo, la cual él conocía y manejaba. Por otro lado, el canto andino, el yaraví de raíz indígena peruana por el cual obviamente, él sentía y se identificaba. En cuanto a la concepción del yaraví, vemos que existen varias teorías y no está del todo bien definido. En todo caso, partimos en este estudio de la concepción que tiene Miró Quesada (1978), donde se refiere al haraui como toda forma de poesía caracterizada por su contenido, triste o alegre, de expresión personal o colectiva, frecuente en la fiesta rural y las poesías populares de otros pueblos, en el cual se mezclaba el canto y la danza”.

De esta forma, Mariano Melgar se elevó a la categoría de Poeta de la Interculturalidad. Supo mantener sus raíces indígenas populares arequipeñas pese a ser un versado en las formas de escritura de España. Un hombre que se formó en la cultura oficial de su tiempo, pero que se comprometió con salvaguardar la creación popular prehispánica de sus antepasados.

Mariano Lorenzo Melgar Valdivieso no sólo es un héroe de la patria; también es un héroe de la resistencia cultural de un pueblo que pese a estar vilmente sometido por una régimen colonial opresor, siguió produciendo y reproduciendo su propia cultura, como la base de su identidad cultural.

El Último Adiós

Si dos con el alma

Se amaron en vida

Y al fin el destino

Separó a los dos

Ya ves que es tan

honda

la pena sentida

Que nada hay más

triste

que el ultimo adiós.

En esa palabra

que leve murmura

Y en ese gemido

que lanzan los dos

Adiós mi adorada

mi fiel compañera

Ya no volveremos

a vernos los dos.

Ni verse prometen

ni amarse se juran

Y en ella se dicen

para siempre adiós.

A Silvia

Bien puede el mundo entero conjurarse contra mi dulce amor y mi ternura, y el odio infame y tiranía dura de todo su rigor contra mí armarse.

Bien puede el tiempo rápido cebarse en la gracia y primor de su hermosura, para que cual si fuese llama impura pueda el fuego de amor en mí acabarse.

Bien puede en fin la suerte vacilante, que eleva, abate, ensalza y atropella, alzarme o abatirme en un instante;

Que el mundo, al tiempo y a mi varia estrella, más fino cada vez y más constante, les diré: “Silvia es mía y yo soy de ella”.

AUGUSTO LOSTAUNAU MOSCOL

Seguir leyendo

Especial

Noruega, Bachelet y el crepúsculo de la insurrección de Guaidó

Publicado

en

Juan Guaidó

Análisis de Venezuela: el levantamiento de Guaidó está pasando por su frase terminal. Aún no parece haber llegado a su fin como líder, ya que todavía produce y consolida un importante consenso entre la oposición. Lo que ha fallado de manera decisiva es su intento de formar un gobierno sin elecciones con el respaldo de los halcones en Washington.

En casi seis meses desde que se auto juró como “presidente interino”, se ha vuelto palpable que su gobierno es verdaderamente imposible. Michelle Bachelet dio el golpe de gracia cuando visitó la Asamblea Nacional, de la que él es presidente y diputado. La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos no lo reconoció como presidente de la república, pero ella propuso una hoja de ruta para presionar al gobierno de Maduro, que Guaidó aceptó a pesar de que representa una desviación de la estrategia de Washington.

La administración Trump invirtió una gran parte de su capital político y diplomático en el derrocamiento de Maduro, especialmente en los primeros seis meses de 2019. Y no lo logró. Pence, Pompeo, Bolton y Abrams desperdiciaron una valiosa cantidad de tiempo con resultados desastrosos.

Desde que comenzaron las conversaciones en Noruega, los halcones han optado por lavarse las manos del asunto y dejar a Guaidó a su propio destino. La fractura en la oposición se profundiza con cada derrota. La facción de la oposición favorecida por el gobierno de los Estados Unidos es más fuerte en línea que en las calles, donde se debilita cada día.

Voluntad Popular (VP), Leopoldo López y el partido radical minoritario de Juan Guaidó con solo 14 escaños en la legislatura de 165 escaños, fue elegido por los halcones para dirigir una nueva ofensiva que no solo ha sido derrotada en sus propios términos, sino que ha sido VP acusado de “apaciguamiento” por sus propios sectores radicales después de promover el diálogo con el gobierno de Maduro bajo los auspicios de Noruega. Como dice el dicho popular venezolano, “se quedaron sin la cabra y sin la correa”.

Es decir, la invasión tan esperada nunca llegó y los actores que podían maniobrar en la esfera política nacional, es decir, los grandes partidos de la oposición, fueron desplazados por aquellos que impusieron una política impulsada por los medios que busca a las potencias extranjeras en busca de soluciones. ¿Y ahora qué? La marcha antigubernamental del 5 de julio demostró que la oposición ahora ni siquiera moviliza las bases de sus propios partidos.

Al observar los medios de comunicación sociales de las corrientes de oposición más radicales y movilizadas, está claro que culpan a Guaidó por fallar en su intento de gobernar y por su ineficiente esfuerzo por asegurar la intervención militar extranjera.

También pesan mucho las acusaciones de corrupción por parte de su equipo en la provisión de ayuda humanitaria, expuesta por los medios de comunicación de la oposición. A partir de enero de este año, cuando Guaidó se juró a sí mismo, era previsible que las movilizaciones callejeras no serían suficientes para derrocar a Maduro, ni siquiera a las del 23 de enero, cuyo amplio apoyo fue incluso evidente en protestas incondicionales en algunos barrios de Caracas.

Lo que se anticipó fue algún tipo de acción directa por parte de las fuerzas armadas de los EE. UU. o la de un país vecino, para que la escalada del conflicto en los medios de comunicación llegara realmente al territorio nacional. El clímax, que tuvo lugar el 23 de febrero en torno al intento de ingreso forzoso de ayuda humanitaria, se agotó rápidamente. Lo mismo sucedió el 30 de abril con el intento de golpe. Fueron movimientos muy débiles que acercaron a Maduro y las fuerzas armadas, lo opuesto a lo que se buscaba. Pero el declive de Guaidó no significa una victoria definitiva para el chavismo. Incluso puede debilitarlo como veremos.

Michelle Bachelet y Nicolás Maduro

INFORME DE BACHELET

La visita de tres días a Venezuela de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y de la ex Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, del 19 al 21 de junio y la posterior publicación de su informe el 5 de julio puede leerse como un cambio de escenario en el conflicto venezolano. Durante su estadía, Bachelet se reunió con el presidente Maduro en el palacio presidencial y con Juan Guaidó en la Asamblea Nacional. Esto nos puede sorprender si recordamos que desde enero, más de cincuenta gobiernos extranjeros han reconocido a Guaidó como “presidente interino”, aunque no ha podido ejercer ninguna función más allá de nombrar “embajadores”. Bachelet puso fin a la farsa y mostró cosas como realmente lo son, algo que la comunidad internacional no se ha atrevido a hacer: retiró el trono virtual de debajo de Guaidó y reconoció a Maduro como el único presidente.

El informe de Bachelet desplaza efectivamente el conflicto a la arena política porque es aceptado con entusiasmo por la oposición, a pesar de que el documento no repite su mantra del “fin de la usurpación”, y es recibido por Maduro, quien hizo dos gestos importantes: la liberación de 22 “presos políticos” y la propuesta rumoreada de que los diputados bolivarianos regresen a sus asientos en la Asamblea Nacional, que habían abandonado desde el surgimiento de la Asamblea Nacional Constituyente en agosto de 2017.

De esta manera, Maduro abre la posibilidad de negociación, en la que la experiencia de Noruega puede jugar un papel fundamental. El informe presenta opciones interesantes para ambas partes en el conflicto. Para Maduro, legitima su negativa a reconocer la “presidencia interina” de Guaidó y al margen de Washington en la disputa por la hegemonía sobre la cuestión de Venezuela.

Para la oposición, que sufrió otra derrota y una división interna luego del reconocimiento de Maduro por parte de Bachelet, el informe le permite duplicar su llamado a la intervención militar extranjera. Los radicales de ambos lados lanzaron simultáneamente una amplia gama de críticas a la ex presidente, pero sectores importantes en ambos bandos han reconocido la legitimidad del informe, que establece la mesa para las conversaciones mediadas por Noruega.

Tanque de guerra Venezuela

EL CHAVISMO EN SU TRINCHERA.

Los elementos de cohesión en el chavismo son más externos que internos. El chavismo cierra filas cuando se enfrenta a una fuerza enemiga de las proporciones de los gobiernos de los Estados Unidos o Colombia, o cuando la oposición recurre a la violencia. Una vez que el “efecto Guaidó” se expone como un acto impotente, el gobierno de Maduro se queda sin oponentes tangibles y comienza a enfrentar una situación de crisis en la que está completamente indefenso. Es entonces cuando las costuras de la armadura institucional que cubre el gobierno se hacen visibles, debido a su incapacidad para controlar una economía que ya está liberalizada.

Lo que también se hizo evidente recientemente es la falta de control del gobierno sobre las fuerzas de seguridad del estado. Obviamente, al chavismo le molesta enfrentarse a situaciones como la muerte por presunta tortura del capitán Acosta Arévalo el 29 de junio, así como el arresto del militante bolivariano de base José Ramón Rodríguez el 5 de julio. En el primer caso, se hicieron arrestos y en el segundo, Ramón Rodríguez ha sido liberado.

Sin embargo, las acusaciones de conducta indebida grave por parte de las fuerzas de seguridad, detalladas en el Informe Bachelet, son una preocupación compartida por algunas corrientes del chavismo. Otros sectores, incluido el Partido Socialista Unido de Venezuela, rechazan el informe Bachelet.

Incluso ahora, Maduro ha demostrado, y Bachelet lo ha reconocido, que está haciendo movimientos para preparar el escenario para las negociaciones: ¿existe un movimiento hacia un acuerdo para compartir el poder o, más bien, maniobras tácticas para permanecer en el poder?

En cualquier caso, es innegable que las negociaciones impulsadas por Noruega abren el camino para un escenario que puede superar el estancamiento en el juego político interno. Se necesita un cambio en las relaciones políticas y diplomáticas para sacar a Venezuela de su actual atolladero económico, que está impactando a la región.

 

OCIEL ALÍ LÓPEZ
MINTPRESS NEWS
Ociel Alí López es un investigador venezolano que ha publicado numerosos trabajos escritos y multimedia. Se dedica a analizar la sociedad venezolana para varios medios de comunicación europeos y latinoamericanos. Es cofundador de la estación de televisión estatal venezolana alternativa Avila TV en 2006. Recibió el premio de investigación CLACSO / ASDI y el premio de literatura Britto García.

Seguir leyendo

Especial

África y Palestina: un legado noble que nunca debe ser traicionado

Publicado

en

África y Palestina: un legado noble que nunca debe ser traicionado

La “lucha por África” de Europa comenzó en serio en 1881, pero nunca terminó. El intento de dominar el continente utilizando viejas y nuevas estrategias sigue definiendo la relación occidental con este rico continente. Esta realidad se validó aún más cuando llegué a Nairobi, Kenia, el 23 de junio. Aunque mi objetivo era dirigirme a varias audiencias kenianas en universidades, foros públicos y medios de comunicación, también vine aquí para aprender.

Kenia, como el resto de África, es una fuente de inspiración para todos los movimientos de liberación anticolonial en todo el mundo. Nosotros, los palestinos, podemos aprender mucho de la lucha de Kenia. Aunque los países africanos han luchado valientes batallas por su libertad contra sus colonizadores occidentales, el neocolonialismo ahora define la relación entre muchos países africanos independientes y sus antiguos ocupantes.

La injerencia política, el control económico y, en ocasiones, las intervenciones militares, como en los casos recientes de Libia y Mali, apuntan a la desafortunada realidad de que África sigue siendo, de muchas maneras, rehén de las prioridades, los intereses y los dictados occidentales.

En la infame Conferencia de Berlín de 1884, los regímenes coloniales occidentales intentaron mediar entre las diversas potencias que competían por la generosidad de África. Asignó a cada uno una parte del continente africano como si África fuera propiedad del oeste y de sus colonos blancos.

Millones de africanos murieron en ese prolongado y sangriento episodio desatado por Occidente que, sin vergüenza, promovió su opresión genocida como un proyecto civilizador. Como la mayoría de los países colonizados en el hemisferio sur, los africanos lucharon batallas desproporcionadas para obtener su preciosa libertad. Aquí en Kenia, que se convirtió en una colonia británica oficial en la década de 1920, los luchadores por la libertad de Kenia se alzaron en rebelión contra la brutalidad de sus opresores.

África y Palestina: un legado noble que nunca debe ser traicionado

Entre las campañas de resistencia más notables, la rebelión de “Mau Mau” de la década de 1950 sigue siendo un claro ejemplo del valor de los kenianos y la crueldad de la Gran Bretaña colonial. Miles de personas murieron, resultaron heridas, desaparecieron o fueron encarceladas en las condiciones más duras.

Palestina cayó bajo la ocupación británica, el llamado Mandato Británico, alrededor del período en que Kenia también se convirtió en una colonia británica. Los palestinos también lucharon y cayeron por millares cuando emplearon varios métodos de resistencia colectiva, incluido el legendario ataque y la rebelión de 1936. La misma máquina de matar británica que operaba en Palestina y Kenia en esa época también operaba, con el mismo grado de violencia sin sentido, contra numerosas otras naciones alrededor del mundo.

Mientras que Palestina fue entregada al Movimiento Sionista para establecer el Estado de Israel en mayo de 1948, Kenia logró su independencia en diciembre de 1963. En una de mis conversaciones recientes en Nairobi, un joven participante me preguntó sobre el “terrorismo palestino”.

Le dije que los combatientes palestinos de hoy son los rebeldes de Mau Mau de antaño. Eso, si permitimos que la propaganda occidental e israelí definan el discurso de la liberación nacional en Palestina, condenamos todos los movimientos de liberación nacional en todo el hemisferio sur, incluidos los propios luchadores por la libertad de Kenia.

Nosotros, los palestinos, sin embargo, debemos asumir parte de la culpa de por qué nuestra narración como una nación oprimida, colonizada y que se resiste ahora es mal entendida en partes de África cuando la Organización de Liberación de Palestina (OLP) cometió su error histórico al despedir los derechos palestinos en Oslo en 1993, abandonó un discurso palestino de resistencia y liberación promovido durante décadas.

En cambio, se suscribió a un discurso completamente nuevo, plagado de un lenguaje cuidadosamente redactado y aprobado por Washington y sus aliados europeos. Cada vez que los palestinos se atrevían a desviarse de su función asignada, Occidente decretaba que regresaran a la mesa de negociaciones, ya que estos últimos se convirtieron en una metáfora de la obediencia y la sumisión.

A lo largo de estos años, la mayoría de los palestinos abandonaron sus alianzas mucho más significativas en África. En cambio, apelaron sin cesar a la buena voluntad del oeste, con la esperanza de que las mismas potencias coloniales que han creado, sostenido y armado principalmente a Israel, se vuelvan milagrosamente más equilibradas y humanas.

Sin embargo, Washington, Londres, París, Berlín, etc., continuaron comprometidos con Israel y, a pesar de las críticas educadas ocasionales al gobierno israelí, continuaron canalizando sus armas, aviones de combate y submarinos a todos los gobiernos israelíes que han gobernado a los palestinos durante las últimos siete décadas. Por desgracia, mientras los palestinos estaban aprendiendo su dolorosa lección, traicionados repetidamente por quienes prometían respetar la democracia y los derechos humanos, muchas naciones africanas comenzaron a ver en Israel un posible aliado. Kenia es, lamentablemente, uno de esos países.

África y Palestina: un legado noble que nunca debe ser traicionado

Al entender el significado de África en términos de su potencial económico y político (apoyo a Israel en la Asamblea General de la ONU), el primer ministro israelí de derecha, Benjamin Netanyahu, lanzó su propia “Pelea por África”.

Las conquistas diplomáticas de Netanyahu en el continente han sido celebradas por los medios israelíes como “históricas”, mientras que el liderazgo palestino permaneció ajeno al panorama político que cambia rápidamente. Kenia es una de las historias de éxito de Israel.

En noviembre de 2017, Netanyahu asistió a la inauguración del presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, quien supuestamente recibió un sorprendente 98% de los votos en las últimas elecciones. Mientras que los kenianos se alzaron en rebelión contra sus corruptas clases dominantes, Netanyahu fue visto abrazando a Kenyatta como un querido amigo y aliado.

La estrategia de Netanyahu en Kenia, y el resto de África, se ha basado en la misma lógica, donde Israel usaría su tecnología de seguridad para apoyar regímenes corruptos y no democráticos, a cambio de su apoyo político.

Tel Aviv había esperado que la primera cumbre Israel-África en Togo trajera un cambio de paradigma completo en las relaciones israelí-africanas. Sin embargo, la conferencia de octubre de 2017 nunca se actualizó, debido a la presión de varios países africanos, incluida Sudáfrica.

Todavía hay suficiente apoyo para que Palestina en el continente derrote la estratagema israelí. Pero eso podría cambiar pronto a favor de Israel, si los palestinos y sus aliados no despiertan a la realidad alarmante. El liderazgo palestino, los intelectuales, los artistas y los embajadores de la sociedad civil deben volver a centrar su atención en el hemisferio sur, África en particular, redescubriendo la riqueza sin explotar de la solidaridad humana verdadera e incondicional que proporciona la gente de este continente siempre generoso.

El legendario luchador por la libertad de Tanzania, Mwalimu Nyerere, quien también es famoso en Kenia, sabía muy bien dónde estaba su solidaridad. “Nunca hemos dudado en nuestro apoyo al derecho del pueblo de Palestina a tener su propia tierra”, dijo una vez, un sentimiento que fue repetido por el icónico líder sudafricano, Nelson Mandela, y muchos otros líderes de la liberación africana.

Esta generación de líderes africanos no debería desviarse de ese noble legado. Si lo traicionan, se traicionan a sí mismos, junto con las luchas justas de sus propios pueblos.

 

RAMZY BAROUD
Ramzy Baroud es periodista, autor y editor de Palestine Chronicle. Su último libro es “La última tierra: una historia palestina” (Pluto Press, Londres). Baroud tiene un doctorado en Estudios sobre Palestina de la Universidad de Exeter y fue Académico No Residente en el Centro de Estudios Globales e Internacionales Orfalea de la Universidad de California en Santa Bárbara. Su sitio web es www.ramzybaroud.net

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

Daniel Enrique Salaverry Villa - Luz Salgado Rubianes Daniel Enrique Salaverry Villa - Luz Salgado Rubianes
Políticahace 7 horas

Salaverry favorito en elecciones del Congreso

Pareciera que Lourdes Alcorta le enmienda la plana a Rosa Bartra (que muere por la presidencia) al decir en una...

La Cantuta es una herida abierta La Cantuta es una herida abierta
Políticahace 7 horas

La Cantuta es una herida abierta

El 18 de julio de 1992, un profesor y nueve estudiantes de la Universidad Nacional de Educación – Enrique Guzmán...

Alejandro Toledo Manrique y Eliane Karp Alejandro Toledo Manrique y Eliane Karp
Políticahace 7 horas

Toledo y Karp podrían buscar asilo para evitar extradición

Si la justicia norteamericana le concede libertad bajo fianza, Alejandro Toledo podría buscar cobijarse en alguna embajada para evitar la...

Susana Villarán Susana Villarán
Políticahace 7 horas

Denunciadas por integrar organización que brindó soporte a Susana Villarán

Una nueva denuncia, esta vez contra el brazo financiero contable y comunicacional de la organización criminal dirigida por la exalcaldesa...

Obrero minero sindicato lucha social huelga marcha protesta Obrero minero sindicato lucha social huelga marcha protesta
Políticahace 7 horas

10 de setiembre huelga nacional de trabajadores mineros

En el marco de las reformas judicial y política, así como en el de la lucha contra la corrupción y...

Mariano Lorenzo Melgar Valdivieso Mariano Lorenzo Melgar Valdivieso
Especialhace 7 horas

Mariano Lorenzo Melgar Valdivieso

El 10 de agosto de 1790 nació en Arequipa el joven del canto y la poesía popular, Mariano Melgar. Escritor...

Néstor Popolizio Néstor Popolizio
Políticahace 7 horas

Mejor es reírse

“Más temprano que tarde tendremos a Toledo ante la justicia peruana”.

Richard Arce Richard Arce
Políticahace 7 horas

La voz clara

“El suelo no está parejo: la exclusión política a la mujer es histórica, la conquista al derecho al voto es...

Ánfora urna elecciones votaciones ONPE Ánfora urna elecciones votaciones ONPE
Políticahace 7 horas

La palabra

“Las fórmulas de Paridad se combinan con el sistema electoral. Aunque pongan muchas candidatas no van a salir porque sus...

Ana María Vidal Ana María Vidal
Políticahace 7 horas

En el twitter

Incumplen acuerdos “No solo es falta de comunicación, es incumplimiento de acuerdos: ¿quién sabe en qué quedó la mesa de...

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.