Contáctanos

Especial

Por qué América Latina es la única región donde no crecerá el islam

Publicado

en

Ángel Bermúdez
BBC Mundo

Es la religión que más rápidamente crece en el mundo y se espera que para finales de siglo supere al cristianismo como la confesión con más fieles del planeta; pero en América Latina el islam no parece tener el mismo auge que vive en otras partes.

De hecho, de acuerdo con un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Pew de Estados Unidos, América Latina será la única región del planeta en la que la tasa de crecimiento estimada para el conjunto de la población para el año 2050 supere ampliamente el incremento en el número de musulmanes.

Se espera que para ese año la población de la región haya aumentado 27%, en comparación con 2010, pero el número de seguidores del islam se incrementará en apenas 13%.

Durante el mismo periodo, el número de musulmanes crecerá en 73% en el conjunto del planeta, mientras la población general lo hará en 35%, de acuerdo con cifras del estudio del Centro Pew “El futuro de las religiones en el mundo”, que incluyó a 19 países de América Latina y el Caribe.

De mantenerse esa tendencia, para 2050 en la región habrá un estimado de 940.000 musulmanes, una cifra inferior al número de fieles del islam que ya había en 2010 en países como España o Italia.

Pero, ¿cómo se explica este fenómeno?
Aumento de población musulmana para 2050

1. POCOS FIELES
“América Latina es una región única en relación con el tema de la población musulmana porque en la actualidad hay muy pocos fieles musulmanes que viven allí. Estimamos que para 2010 había unos 840.000 musulmanes en todos los países de la región, incluyendo al Caribe”, le dijo a BBC Mundo Conrad Hackett, demógrafo y director asociado de Investigación del Centro Pew.

“Esa es una mínima fracción de los 1.600 millones de musulmanes que hay en el mundo”, agregó.

Explicó que mientras en países del continente como Estados Unidos y Canadá la inmigración está impulsando el crecimiento del islam, no hay evidencia de que eso esté ocurriendo en América Latina.

“En América del Norte, concretamente en Estados Unidos y Canadá, la población musulmana no es muy numerosa, pero vemos una tendencia migratoria en marcha con grandes cantidades de personas que están llegando procedentes de países con mayorías musulmanas. No todos los inmigrantes son musulmanes, pero sí la mayoría”, dijo.

Explicó que parte de esta emigración responde a la búsqueda de mejores oportunidades económicas, pero también a otros factores como la existencia de programas como la lotería de visas de Estados Unidos o a los programas de acogida de refugiados.

“No tenemos evidencia de grandes migraciones que estén llegando a América Latina procedentes del Sureste Asiático o de otras regiones. Eso puede cambiar por motivos económicos o por cambios en las políticas migratorias, pero al momento de hacer las proyecciones no había ninguna evidencia de que eso fuera a ocurrir”, indicó.

Países de América Latina con más musulmanes

2. CONVERSIONES
Otro factor que podría contribuir al incremento del número de musulmanes en América Latina son las conversiones.

“Algo que podría hacer la diferencia es que hubiera mucha gente en la región que estuviera cambiando de religión. Digamos que crecieron como católicos pero se sienten atraídos al islam y se convierten. Pero no tenemos evidencia de que ese sea un fenómeno importante”, dijo Hackett.

El experto indicó que esto está ocurriendo en la región pero desde el catolicismo hacia varias formas de protestantismo, es decir, cambios dentro del cristianismo.

“Por ejemplo, el pentecostalismo está creciendo a una tasa más rápida que el conjunto de la población”, dijo.

3. FERTILIDAD
Otro de los grandes motores que está impulsando el crecimiento del número de musulmanes en el mundo es su alta tasa de fertilidad.

“En África, donde está muy fuerte el islam, cada mujer tiene 4, 5 o 6 hijos lo que acelera el ritmo de crecimiento de la población allí tanto en el caso de los musulmanes como de los cristianos. Pero, en América Latina, aunque la región tuvo altas tasas de fertilidad en el pasado, en muchos países ahora las mujeres están teniendo 1, 2 o 3 hijos”, apuntó Hackett.

“Es una tasa relativamente modesta y no tenemos evidencia de que la población musulmana de la región tenga una tasa más alta”, añadió.

Señaló que existe la posibilidad de que la tasa de fertilidad de los musulmanes en América Latina sea un poco más alta y que, en ese caso, sus estimaciones estarían siendo muy conservadoras.

“En Argentina, por ejemplo, que es el país de la región con mayor número de seguidores del islam, no tenemos datos específicos sobre la tasa de fertilidad de los musulmanes. Muchas veces cuando un grupo religioso es muy pequeño, el censo no tiene datos al respecto, por lo que es difícil saber específicamente cuáles son sus características”, agregó.

Hackett advirtió que, en cualquier caso, América Latina tiene una población musulmana tan pequeña que incluso si hubiera una gran ola migratoria la región tendría un largo camino para equipararse a lo que está pasando con los musulmanes fuera de la región, especialmente en Europa y en Asia.

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

Aduanas, comercio y estado en el Perú pos independencia

Publicado

en

Aduanas, comercio y estado en el Perú pos independencia

Luego de la Independencia, el país se enfrentó a una suerte de vacío de poder. Al no existir una clase dirigente, surgieron una suerte de caudillo que agruparon sectores regionales detrás de él siendo el objetivo: el control del naciente Estado y de sus fuentes de control económico. Alberto Flores Galindo (1985) indicó que:

“En 1824 existían en el Perú 36 casas comerciales inglesas, de las cuales 20 tenían su sede en Lima y 16 en Arequipa. Los comerciantes ingleses, algunos de los cuales vinieron atraídos por la fama de la minería colonial peruana se dedicaron con prioridad a la importación de productos textiles y su posterior venta en las ciudades y áreas del interior”.

La economía del naciente Perú se convirtió en forma muy rápida en un polo de atracción para los comerciantes extranjeros, principalmente los ingleses, quienes se convirtieron en un sector económico dinámico que, a su vez, generó una alta actividad de importaciones y exportaciones, con lo cual, los puertos se convirtieron en puntos de desarrollo, y las aduanas en apreciadas instituciones.

Carlos Contreras (2000) anota que:

“Durante las primeras décadas de vida independiente sobrevino un grave caos político por el control del Estado. Las élites del norte y del sur se enfrentaron en guerras civiles por el afán de conquistar el “botín de la independencia”. Este estaba representado por numerosas haciendas, residencias urbanas y minas de metales preciosos expropiadas a la corona española o a los súbditos peninsulares, quienes fueron expulsados o emigraron por propia iniciativa durante el proceso de lucha emancipadora. También contendían por el control de las aduanas claves para el comercio con el exterior: Paita, Callao y Arica, y era por la segunda que salían los metales preciosos para Europa, único bien exportable del país en esos momentos. La aduana del Callao era el principal sostén de las finanzas públicas, por lo que el control de ese puerto, prácticamente unido a la ciudad de Lima, resultaba vital para los planes de los caudillos”.

Así, las aduanas de Paita (norte); Callao (centro) y Arica (sur) fueron una suerte de “cerezas sobre el pastel” ya que, los diferentes gobiernos se encargaron de controlarlas por los importantes flujos de dinero que generaron las actividades comerciales en ellas realizadas. Las importaciones y las exportaciones realizadas por estos primeros comerciantes extranjeros afincados en el Perú, determinó que el Estado peruano se interese en los mismos. El comercio se convirtió en la primera actividad económica del país. El Estado encontró en el comercio la actividad generadora de ingresos que le permitió cubrir con sus obligaciones presupuestales.

Aduanas, comercio y estado en el Perú pos independencia

Pero, el ingreso del guano a nuestra economía trastocó totalmente esta situación. Heraclio Bonilla ha escrito que:

“Fue en 1840 que el Perú empieza a despertar de su letargo, otra vez (como antes y como después) bajo el acicate del mercado y de la demanda externa. Para un país identificado en el universo entero con el oro y con la plata, era una suprema ironía empezar a fundar su prosperidad en torno a la exportación del mal oliente guano de las islas del litoral”.

Ese “mal oliente guano” trastocó totalmente al país. De una economía desordenada se cambió a una economía planificada; de una casi ausencia de dinero al interior del país se pasó a la acumulación de fortunas que devinieron en grandes haciendas y bancos. Carlos Contreras (2000) ha indicado que:

“En el marco de una economía débil como la peruana, el dinero del guano tuvo efectos sustanciales. El Estado pudo gozar de una renta regular y abundante, con lo que pudo prescindir de la contribución indígena y de otros impuestos recaudados internamente. Los derechos de aduana se redujeron al mínimo, así como los impuestos a las ganancias derivadas de la propiedad territorial y la industrial”.

Con el guano, el Estado peruano adquirió importancia mayor en la región. Los ingresos económicos que generó son incalculables. Los puertos vivieron un auge que permitió su modernización. Era necesario contar con muelles más grandes que permitieran una mayor actividad comercial. Los depósitos fueron considerados un negocio muy rentable. El horizonte marino estaba copado de embarcaciones de diferentes banderas, aunque en su mayoría eran inglesas. Finalmente, la derrota en la Guerra contra Chile determinó la necesidad de refundar el país. En esta necesaria refundación las aduanas jugaron un rol muy importante.

Además, los comerciantes extranjeros avecindados en el país, también reclamaron su cuota de poder. Por ello, Marcial Rubio Correa (2003) indica que

“A partir de la Constitución de 1839, se establecerán en todas las constituciones, ciertas normas regulatorias sobre la adquisición de propiedades por los extranjeros en el Perú. La de 1839 no fue restrictiva sino que, más bien, pretendió igualar la condición de los propietarios extranjeros con la de los nacionales”.

 

AUGUSTO LOSTAUNAU MOSCOL

Seguir leyendo

Especial

Consigne las pruebas, señora Bachelet

Publicado

en

Explosión en la ciudad

Se ha convertido en práctica habitual la politización e instrumentalización de los derechos humanos como excusa, por parte de EEUU, para invadir territorios y violentar soberanías. Mientras tanto, el Sistema de Naciones Unidas, con discursos ambiguos, sin fijar posición y exigir el respeto de la norma internacional ha sido complaciente al poderío imperial y a los intereses de los grandes capitales. Se ha prestado a la política de la guerra. De manera vergonzosa e ignominiosa se ha sumado a la mentira y a la manipulación. Ha sido cómplice.

La humanidad sigue esperando las pruebas de las armas de destrucción masiva en Irak, mentira que sirvió para justificar la invasión a ese país por parte de EEUU en 2003 ocasionando la muerte de más de un millón de personas.

Como humanidad también seguimos esperando las pruebas de las afirmaciones realizadas por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Navy Pally, quien el 25 de febrero de 2011 presentó un informe que abrió las puertas para la invasión militar en Libia con la excusa de una intervención humanitaria.

De manera irresponsable la Alta Comisionada Pally dijo: “Aunque los informes aún son irregulares y difíciles de verificar, una cosa es dolorosamente clara: en el descaro y la continua violación del derecho internacional, la represión en Libia de las manifestaciones pacíficas se está intensificando alarmantemente con los asesinatos masivos, los arrestos arbitrarios, la detención y la tortura de los manifestantes. Según algunas fuentes, miles pueden [sic] haber sido asesinados o heridos (…) Según varios informes, los combatientes extranjeros también cometieron asesinatos que, según informes, continúan siendo llevados al país y equipados con armas pequeñas y ligeras por parte del gobierno para reprimir las protestas.”[1]

Sin pruebas en mano, por el contrario consciente de la no verificación e irregularidad de la información, las palabras de Navy Pally dieron pie a la Resolución A/HRC/RES/S-15/1 de fecha 03 de marzo de 2011, en la que se establece: “El Consejo de Derechos Humanos expresa profunda preocupación por la situación en la Jamahiriya Árabe Libia, y condena enérgicamente las recientes violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos cometidas en ese país, incluidos los ataques armados indiscriminados contra civiles, las ejecuciones extrajudiciales, las detenciones arbitrarias y la detención y tortura de manifestantes pacíficos, que en algunos casos pueden constituir también crímenes de lesa humanidad”[2]

Nos preguntamos: ¿en qué momento verificaron los informes? ¿Efectivamente fueron miles los asesinados y heridos? ¿Cuántos exactamente? ¿Verificaron las ejecuciones extrajudiciales, las detenciones arbitrarias y los casos de torturas? ¿Dónde están las pruebas de tan grave acusación que derivó en una guerra que aún persiste y que tiene hecha pedazos a Libia?

Resolvieron además en el Consejo de Derechos Humanos, violentando la soberanía de Libia: “Enviar, con urgencia, una comisión de investigación internacional independiente, que será nombrada por el Presidente del Consejo, encargado de investigar todas las presuntas violaciones de las normas internacionales de derechos humanos en la Jamahiriya Árabe Libia.”[3]

Las palabras de Pally y la Resolución A/HRC/RES/S-15/1 del Consejo de Derechos Humanos de la ONU dieron paso a la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU de marzo de 2011 mediante la cual declararon una zona de exclusión aérea en Libia y con ella la invasión militar por parte de la OTAN. Mientras tanto, a lo interno del país africano, un gobierno paralelo, denominado Consejo Nacional de Transición fue instaurado por parte de los factores políticos opositores al entonces presidente Gadafi.

La Alta Comisionada Michelle Bachelet, al mismo estilo que su antecesora Navy Pally, acaba de presentar el informe sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela. Repleto de imprecisiones, de información no verificada, ni verificable, de errores, omisiones y falsedades, el informe en cuestión adolece de la rigurosidad y la seriedad que exige la presentación de este tipo de documentos cuyas implicaciones coloca en riesgo la paz, no solo de Venezuela, sino de la América entera.

No ocuparemos estas líneas en resaltar la parcialidad del informe presentado por Bachelet al referir información proveniente solo de los factores políticos de oposición obviando datos oficiales y los informes de organizaciones como por ejemplo Fundalatin. Sobre este tema hay mucha tinta derramada. Mucho menos mostraremos la falta de rigurosidad metodológica en el levantamiento, procesamiento y análisis de la información. Sobre esto también se ha escrito.

Tampoco nos centraremos en sistematizar las contradicciones en las que incurre la Alta Comisionada al afirmar que en Venezuela no se garantizan los derechos humanos mientras que el propio Consejo de Derechos Humanos aprobó el Examen Periódico Universal presentado por el país y mientras la misma Naciones Unidas a través del PNUD acaba de calificar a Venezuela con un índice de desarrollo humano alto.

No confesaremos nuestra decepción por el hecho de que Bachelet no expresó su rechazo contundente a las amenazas de intervención militar por parte de EEUU, o porque no instó al cese inmediato del bloqueo económico, financiero y comercial contra el pueblo venezolano, o porque no reprochó los llamados al odio y a la violencia por parte de los factores políticos de la oposición que derivaron en acciones fascistas al punto de quemar vivos a seres humanos.

Juan Guaidó y Michelle Bachelet

Mucho menos expresaremos nuestro asombro porque no repudió el intento de magnicidio contra el Presidente Nicolás Maduro en agosto de 2018, ni el del golpe de Estado en abril de 2019, o el intento de invasión en la frontera con Colombia el 23 de febrero de este año, o el intento de usurpación del cargo de Presidente de la República por parte del autoproclamado Juan Guaidó y sus intenciones de conformar un gobierno paralelo, o porque no se refirió al sabotaje al sistema eléctrico que dejó sin el servicio a todo el pueblo venezolano. Quizás son eventos tan obvios y notorios que consideró no incluirlos en el informe.

Ni siquiera mencionaremos nuestra sorpresa por el hecho de que la Alta Comisionada no haya citado el informe del Dr. Alfred De Zayas, relator independiente de naciones Unidas para un orden democrático y equitativo, quien luego de visitar Venezuela en 2017 presentó un informe en el que de manera detallada plantea la necesidad de reconocer la guerra económica, las medidas coercitivas unilaterales y el ataque a la moneda, como las causas determinantes de lo que, en lo económico y social, ocurre en el país.

Nos detendremos si, en exigir a la Alta Comisionada la presentación de las pruebas y precisiones de todas y cada una de las graves acusaciones que hace en su informe. Pruebas que, por respeto, nos merecemos los venezolanos y la humanidad entera.

Concluye Bachelet que “…existen motivos razonables para creer que se han cometido graves violaciones de los derechos económicos y sociales, incluidos los derechos a la alimentación y la salud, en Venezuela. El Gobierno se negó a reconocer la magnitud de la crisis hasta hace poco y no adoptó las medidas apropiadas. Conforme se agudizaba la crisis económica, las autoridades empezaron a utilizar los programas sociales de forma discriminatoria, por motivos políticos, y como instrumento de control social.”

Le pediríamos que especifique cuáles son esos “motivos razonables” que la llevan a “creer” que se violan los derechos económico y sociales. ¿Con qué pruebas sustenta la afirmación que no se adoptaron medidas apropiadas? ¿Y cómo prueba que la supuesta discriminación en el otorgamiento de los programas sociales? Por ejemplo, cómo explica que se está discriminando por razones políticas la entrega de la Caja de alimentos CLAP y que solo se le entrega a seguidores del gobierno ¿quiere decir entonces que las 6 millones de familias que reciben la caja son chavistas?

¿O insinúa Bachelet que las 18 millones de personas carnetizadas en la Plataforma Patria también son todas chavistas y por ende el 100% de adultos mayores que reciben su pensión a través de dicho sistema también comulgan con la revolución bolivariana, así como los 6 millones de familias que reciben el bono “hogares de la Patria” y las 700.000 embarazadas que reciben el bono de parto humanizado y lactancia materna[4]? Recordamos que en Venezuela somos 30 millones de personas.

Concluyó también en su informe que “Durante más de un decenio, Venezuela ha adoptado e implementado una serie de leyes, políticas y prácticas que han restringido el espacio democrático, debilitado las instituciones públicas y menoscabado la independencia del poder judicial.”

¿Dónde están las pruebas de tan delicada acusación? Es importante que especifique a cuáles leyes y políticas se refiere y que demuestre cómo se ha restringido el espacio democrático en un país en el que se han realizado 7 elecciones desde el 2013 con la participación de todos los factores políticos y el reconocimiento del triunfo de la oposición por parte del gobierno.

Es importante que explique por qué afirma que se ha restringido el espacio democrático en un país en el que según su propio informe las manifestaciones contra el Gobierno aumentaron en número e intensidad a partir de 2014: “se produjeron 9787 manifestaciones en 2017, 12715 en 2018 y 9715 entre el 1 de enero y 31 de mayo de 2019”.

O es que la Alta Comisionada se refiere a las prácticas de los factores de la oposición que se han caracterizado por ser cada vez menos democráticos, por ejemplo el intento de golpe de Estado del 30 de abril de 2019, o el llamado a la abstención electoral en los comicios presidenciales del 20 de mayo de 2018, o el intento de magnicidio recientemente abortado por los cuerpos de seguridad de Estado? Si es a esta actitud antidemocrática de la oposición a la que usted se refiere, merece la pena que lo especifique en su informe.

Continúa afirmando Bachelet: “Todo ello ha permitido al Gobierno cometer numerosas violaciones de los derechos humanos. Miles de personas, principalmente hombres jóvenes, han sido matadas en supuestos enfrentamientos con fuerzas estatales en los últimos años. Existen motivos razonables para creer que muchas de esas muertes constituyen ejecuciones extrajudiciales perpetradas por las fuerzas de seguridad, en particular las FAES. Estas violaciones requieren más investigación para determinar la pertinente responsabilidad del Estado y la responsabilidad penal individual.”

Muchas preguntas surgen al respecto, especialmente cuando se acusa al Gobierno de cometer “numerosas” violaciones de los derechos humanos. Las precisiones son indispensables en este apartado, así como los elementos probatorios.

La Alta Comisionada afirma que las autoridades han atacado a determinadas personas, que son miles las que han sido matadas en enfrentamientos con fuerzas estatales y que estas muertes son ejecuciones extrajudiciales. Presente las pruebas Señora Bachelet. Consigne la lista con los nombre de las miles de personas que han sido “matadas” por fuerzas estatales. Se trata de acusaciones muy delicadas que no deberían plantearse en términos imprecisos en un informe de este nivel.

Pero además, nos surge la duda de por qué emite un juicio a priori y acusa al gobierno cuando simultáneamente reconoce que se requieren investigaciones para determinar las responsabilidades. Luce contradictorio, y por lo tanto irresponsable.

Afirma Bachelet que: “El desvío de recursos, la corrupción y la falta de mantenimiento en la infraestructura pública, así como la subinversión, han tenido como resultado violaciones al derecho a un nivel adecuado de vida, entre otros, debido al deterioro de servicios básicos como el transporte público y el acceso a electricidad, agua y gas natural”.

Consigne las pruebas, señora Bachelet, de que el desvío de los recursos, la corrupción y la falta de mantenimiento son las causas de la violación del derecho a un nivel adecuado de vida. No estamos negando en lo absoluto que haya corrupción en Venezuela, pero demuestre usted que es ésta y no la guerra económica, el ataque en más de 9 mil millones por ciento de la moneda desde 2013, el bloqueo financiero, y el sabotaje a los servicios públicos lo que explica su “deterioro”.

Dijo Bachelet que: “ha aumentado la mortalidad materna evitable, con un estimado 20 por ciento de los fallecimientos maternos aparentemente relacionados con abortos realizados en condiciones no seguras”. También dijo que: “La Encuesta Nacional de Hospitales (2019) constató que, entre noviembre 2018 y febrero 2019, 1.557 personas murieron debido a la falta de insumos en hospitales” y que las: “Violaciones al derecho a la salud son resultado del incumplimiento del Gobierno de sus obligaciones fundamentales, las cuales son irrenunciables, aún por motivos económicos. Las violaciones de las obligaciones fundamentales estuvieron vinculadas a una falta generalizada de disponibilidad de y acceso a fármacos y tratamientos esenciales, al deterioro de las condiciones en hospitales, clínicas y maternidades.”

Es importante que la Alta Comisionada demuestre lo dicho porque según la información que le fue suministrada por el gobierno, la mortalidad materna disminuyó 13,76 puntos entre 2016 y 2018. Por otra parte es necesario que presente las pruebas de las 1557 personas que murieron en los hospitales por falta de insumos. Como médica debe saber que las muertes no se estiman mediante encuestas, son hechos. Adicionalmente, aproveche y demuestre que la causa de la falta y disponibilidad de fármacos es debida al incumplimiento del gobierno y no al bloqueo financiero y embargo comercial que han dificultado la importación de medicamentos y material médico quirúrgico, así como insumos para su producción.

Insiste la Alta Comisionada en afirmar que: “El número de personas que se han visto obligadas a dejar Venezuela ha aumentado dramáticamente desde 2018, alcanzando más de 4 millones para el 6 de junio de 2019. Colombia acoge la mayor cantidad de personas, seguida por Perú, Chile, la Argentina, Ecuador y el Brasil.”

Señora Bachelet, demuestre que son más de 4 millones las personas que han dejado Venezuela. Le adelantamos que le será difícil si es que no quiere entrar en contradicción con las propias cifras de Naciones Unidas las cuales indican que en Colombia, Perú, Chile, Argentina y Brasil la tasa neta de migración es negativa, es decir, que en esos países son más las personas que han salido de las que han entrado. Por lo tanto, si de Venezuela se han ido más de 4 millones de personas hacia esos países, significa que de allí han salido muchas más de 4 millones. ¿Demuestre dónde están entonces esos supuestos más de 4 millones de venezolanos?

Por la paz de Venezuela y la de América, por respeto a la humanidad entera conviene una actitud seria y responsable. Conviene decir la verdad.

En espera de la consignación de las pruebas.

Atentamente.

 

PASCUALINA CURCIO

Seguir leyendo

Especial

Siria y otras mentiras de un periodista alemán

Publicado

en

Siria y otras mentiras de un periodista alemán

“En Daraa, una ciudad en Siria, fronteriza con Jordania, a 3000 kilómetros aéreos de Alemania, un joven, cuyo nombre es Mouawiya Syasneh, prende la cámara de su celular, para que uno lo pueda ver al otro lado de la conexión; el levanta su mano derecha, hace seña y pregunta: “¿me pueden ver?”

La imagen de la cámara susurra y baila al ritmo de sus pasos, no obstante, se le puede divisar bien. Se mueve a través de un paisaje de ruinas, bajo un sol inclemente, ninguna otra persona se deja ver. Todo está tranquilo, solo los pájaros cantan, una mañana en abril, el día 2601 de la guerra. En el Norte de Daraa las tropas de Baschar al – Assad se acercan con lanzamisiles, en el Este los bomberos suicidas del “Estado Islámico” se auto-dinamitan, en el Oeste tanques cierran las últimas salidas para huír, y Mouawiya Syasneh, nacido 20 años antes en el sur de Daraa y ahora cautivo en los muros de la ciudad, dice frente a la cámara: “Jalla, vengan. Les muestro, donde ha empezado todo”.

Así empieza un reportaje publicado en el semanario alemán “Der Spiegel” el 22 de junio del 2018.

El reportaje cuenta de manera brillante la historia de Mouawiya Syanesh quien siete años atrás, entonces todavía un niño, había dibujado un grafiti en contra del dictador Assad en un muro de su ciudad. Los grafitis suscitaron una represión de parte del gobierno, una protesta masiva de los padres de familia, que es considerado un hito que marca un inicio de la guerra civil de Siria. Siete años después, Mouawiya Syanesh militaba en las fuerzas rebeldes en contra de Assad en su ciudad que ha devenido en una ruina. El reportero, así dice, ya no podía viajar a Daraas, pero se comunicaba con Mouawiya via whatsapp. Es decir, todo el reportaje se basaba en conversaciones y filmaciones por whatsapp desde una ciudad sitiada por la guerra civil siria.

El reportaje ganó el “Premio Alemán de Reportajes”, uno de los premios más importantes del gremio. El reportero era ya toda una estrella dentro del periodismo alemán: Claas Relotius, a pesar de sus recién 35 años, ya había ganado por cuarta vez el prestigioso premio, y era parte del staff del prestigioso semanario “Der Spiegel”. Cada joven periodista alemán aspiraba escribir como Relotius.

El título del reportaje en alemán era “Por Dios, nunca hubiera debido escribir esto. El muchacho con él que inició la guerra de Siria”, haciendo eco de una frase, que supuestamente dijo el muchacho sirio, arrepintiéndose de haber dibujado el grafiti siete años antes.

Claas Relotius

Claas Relotius

Hoy en día, el mismo reportero, Claas Relotius, se lo debe haber dicho a si mismo varias veces. Porque su reportaje, como unos 60 reportajes más, publicados en los medios más importantes de Alemania y Suiza, eran en partes más o menos grandes – inventadas.

El mismo Spiegel hizo público el fraude que había cometido en diciembre del 2018, y desde entonces no ha cesado el debate en cualquier gremio periodístico alemán.

El caso trae varias lecciones interesantes no solo para los medios alemanes, sino para los periodistas en cualquier país:

¿POR QUÉ FALLÓ EL FACT-CHECKING?

El Spiegel es el medio alemán con el departamento de fact-checking más grande; unas 60 personas trabajan en este área y verifican si los sitios mencionados están donde el periodista afirma, si los hechos históricos coinciden, si de verdad existe el tren que el día X salió del lugar XY, o si los componentes del mencionado fármaco corresponden a la realidad. Lo que los documentalistas del departamento no chequearon: si el reportero había realmente ido a hablar con sus fuentes o si las fuentes habían realmente dicho lo citado en el reportaje. La relación entre el reportero y sus fuentes se consideraba un asunto de confianza, algo casi sagrado, y probablemente se le confiaba aún más a una pluma que había recibido muchos premios como fue el caso de Claas Relotius. Y si el reportero dijo que solo él podía conocer los datos de sus fuentes, para no exponerlos a riesgos, simplemente se le creía. Entonces lo que se solía hacer como fact-checking en Alemania era un asunto paradójico: una comprobación minuciosa de ciertos datos, pero ninguna verificación de las fuentes personales de un reportero.

CÓMO Y QUIÉN LO DESCUBRIÓ

En medio del escándalo, el Spiegel tuvo la suerte de que alguien dentro sus propias filas descubrió el fraude. Fue Juan Moreno, un experimentado reportero del Spiegel, pero que no había ganado premios o que destacaba por su pluma de oro. Trabajaba en uno de los medios más importantes de Alemania, pero seguía como reportero “free-lance”, sin contrato fijo como él que tenía Relotius. En 2018 el Spiegel le envió a una misión conjunta con Claas Relotius: mientras que Juan Moreno iba a México a acompañar una caravana de migrantes centroamericanos hacia la frontera estadunidense, Relotius acompañaba una milicia paramilitar estadunidense del otro lado de la frontera, que tenía como objetivo parar migrantes ilegales. Los dos periodistas no se encontraban para esta misión, sino cada uno elaboraba su texto que después el editor en Hamburgo lo iba a unificar. El reportaje salió publicado el 16 de noviembre del 2018 bajo el título de “La frontera del cazador” y la bajada era :” La hondureña Aleyda camina a través de México para huir a los Estados unidos. El americano Cazador está a la espera, junto con ciudadanos armados, para impedirlo. Para ambos no hay marcha atrás”.

En el artículo no hay fotos del miliciano, dizque no se deja fotografiar y solo quiso aparecer con su seudónimo “Cazador”. Juan Moreno, al leer el texto editado, tuvo varias dudas, encontró puntos que no cuadraban. Entre otras, el tan llamado “Cazador” era el protagonista de un documental que había sido nominado a un Oscar, donde apareció con el nombre completo. Sin embargo, cuando Moreno se acercó a sus jefes del Spiegel para plantearles sus dudas, estos no le hicieron caso. “¿Cómo Relotius? “ le decían. Más allá de una pluma de oro, también tenía la imagen de un hombre modesto, amable, siempre dispuesto a apoyar. Nadie le creía a Moreno.

Entonces, Moreno aprovechó otro viaje de trabajo que lo llevaba a Las Vegas para ir por su cuenta a la frontera y buscar el protagonista del reportaje. Era fácil encontrarlo. Solo le dijo “la entrevista cuesta 200 dólares”. Cuando Moreno le mostró una foto de Relotius, y cuando le dijo que se trataba de un periodista del Spiegel, el “Cazador” se acordó: “Si, me escribió un correo, pero nunca vino”.

Con estas pruebas, de vuelta en Alemania, Juan Moreno pudo convencer a sus jefes del Spiegel de pedir explicaciones a Relotius, que después de varias horas admitió haber inventado partes de sus historias.

CONTAR LO QUE CONFIRMA LOS PREJUICIOS DE LA AUDIENCIA

La mayoría de sus reportajes tuvieron como escenarios lugares remotos, lugares en guerra, lugares muy lejos de Alemania o Europa. Así fue también la historia “En una pequeña ciudad” que apareció en marzo del 2017 en el Spiegel. En esta crónica Relotius retrataba la vida en una pequeña ciudad de Minnesota, Fergus Falls, una de tantas ciudades que había votado por Donald Trump en las elecciones estadunidenses. Fueron los editores del Spiegel quienes enviaron a Relotius por cuatro semanas a este pueblo para hacer entender mejor a los lectores alemanes quienes eran las personas que votaban por Trump. Relotius inicia su crónica relatando un letrero en la entrada a Fergus Falls que dice “Mexicanos fuera” . En total, toda la historia retrataba algunos protagonistas que confirmaban los estereotipos que muchos alemanes tenían de unos “americanos ingenuos, simples, conservadores” que votan por Trump.

Hace 10 años esta crónica no hubiera hecho ningún escándalo, simplemente porque ningún habitante de Fergus Falls habría leído el Spiegel impreso con el reportaje escrito en alemán. Pero en el tiempo del internet y de traductor google, ya nada queda cubierto. Dos habitantes de Fergus Falls, Michele Anderson and Jake Krohn, pasaron el texto del Spiegel por el traductor google y se quedaron estupefactos por lo que leían. Aún más cuando lo hicieron traducir por un traductor profesional. El texto de Relotius mentía sobre la vida de los protagonistas, presentándolos más “tontos” o “simplones” de lo que son. Era una crónica que complacía los prejuicios de los lectores alemanes, pero no solo por su tono, sino con detalles inventados – como el imaginado letrero “Mexicanos fuera” que nunca había existido – difamaba a toda una ciudad. Anderson y Krohn mandaron un twitter al Spiegel con sus descubrimientos, pero nunca tuvieron una respuesta. Recién descubierto el fraude de Relotius, El Spiegel envió a otro reportero a rectificar la historia sobre Fergus Falls y disculparse con los habitantes de la ciudad y las personas mal retratadas.

Anderson y Krohn publicaron luego en un blog, como hicieron el fact-checking (https://medium.com/@micheleanderson/der-spiegel-journalist-messed-with-the-wrong-small-town-d92f3e0e01a7)

EL STORY-TELLING BAJO SOSPECHA

El escándalo más grande de los medios alemanes – después de los supuestos diarios de Hitler que resultaron falsos – aún está bajo investigación. Una comisión interna del Spiegel está investigando y va a presentar recomendaciones para mejorar los procesos. Sin embargo, poco después de saberse el fraude de Relotius, muchos periodistas, comunicadores, académicos dieron su opinión y juicio sobre el asunto. Sin duda, el fact-checking en los medios alemanes, o por lo menos en el Spiegel, no ha sido el mejor. Ya se prevé que en el futuro los medios alemanes pedirán a sus periodistas y colaboradores datos, teléfonos de sus fuentes y hasta informes de como hicieron la investigación. Esto ya es una práctica general en los medios de Estados Unidos, pero en Alemania aún no se hacía. El fact-checking debe comprender también llamar a las fuentes para verificar lo supuestamente dicho por ellos.

Segundo, la mezcla entre verdad y mentira de Relotius se nutría de dos cosas: tener a la disposición todas las redes sociales , facebook, youtube, instagram, twitter etc, y con esto un acervo interminable de informaciones no verificables. Y por otro lado, contar que los protagonistas de unas historias que tenían como escenario un lugar remoto de Alemania, no iban a leer nunca lo que Relotius había inventado sobre ellos. Significa que las redes sociales dificultan y a la vez ayudan con el fact-checking hoy en día. Saber discernir lo uno del otro debería ser materia de enseñanza del periodismo hoy en día.

Relotius era lo que en América Latina llamaríamos un periodista – cronista. Trabajaba sus textos con métodos literarios que no distinguen entre ficción y no – ficción. El método del “story-telling” ha cobrado mucha importancia en los últimos años en los medios alemanes. Al contario de un informe con datos bien investigados pero a secas, una crónica quiere demostrar una verdad más grande contando la historia de una persona concreta en un lugar concreto. Los editores del Spiegel habían hecho del story-telling una marca de casa, hasta que la excelencia narrativa se convirtió en sinónimo de ¿excelencia periodística? Esa por lo menos es la pregunta , y no pocos piden ahora volver a informes periodísticos más sobrios. ¿Dónde empieza la mentira? ¿Recién cuando invento el detalle de un protagonista o también cuando describo una escena a raíz de un testimonio de una fuente, a pesar de que como periodista no la he presenciado?

EL MOTIVO

Claas Relotius, después de que el Spiegel hizo público el fraude, desapareció de la escena pública, y nunca declaró a los medios. Todo lo que sabemos de sus motivos es a través del Spiegel. Según ellos, Relotius había inventado primero pequeños detalles, y al ver que nadie reparaba en ello, los detalles inventados se hicieron cada vez más grandes, hasta inventar a protagonistas. Sobre todo, cuando una historia no funcionaba como se esperaba. El hecho de haber tenido tanto éxito con sus crónicas, le habría causado cierta presión, de que cada historia tenía que superar la anterior. Sus últimas palabras, antes de desaparecer de la esfera pública, habría sido: “Estoy enfermo, necesito ayuda”.

 

HILDEGARD WILLER
PERIODISTA | IDEELE REVISTA Nº 285 | Título original: “Si solo nunca hubiera escrito esto”.

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

Comisión de Constitución - Milagros Takayama, Úrsula Letona, Rosa María Bartra Barriga Comisión de Constitución - Milagros Takayama, Úrsula Letona, Rosa María Bartra Barriga
Políticahace 2 horas

Dinero sucio en jaque

Según la agenda del Parlamento, Del Solar y Zeballos expondrán sobre el Proyecto de Ley 4189/2018/PE que propone modificar la...

Yeni Vilcatoma Yeni Vilcatoma
Políticahace 2 horas

Vilcatoma en graves problemas

“Yo mismo me he sorprendido Ella ha tramitado mi libertad. Ya en las investigaciones se va a saber”, dijo el...

Proyecto de Tubino desnaturalizaría reforma sobre inmunidad Proyecto de Tubino desnaturalizaría reforma sobre inmunidad
Políticahace 2 horas

Proyecto de Tubino desnaturalizaría reforma sobre inmunidad

El congresista Alberto Quintanilla aseguró que la propuesta de conformar un Consejo de Levantamiento de Inmunidad Parlamentaria, presentada por Carlos...

Tubería oleoducto gas licuado de petróleo Tubería oleoducto gas licuado de petróleo
Políticahace 2 horas

Activar cláusula anticorrupción para Gasoducto del Sur Peruano

El exlegislador Juan Pari, quien en el Congreso pasado encabezó la comisión Lava Jato, consideró necesario activar la cláusula anticorrupción...

Luis Castañeda Lossio Luis Castañeda Lossio
Políticahace 2 horas

Legislador Arce de Nuevo Perú plantea formar Comisión Investigadora

El congresista de Nuevo Perú, Richard Arce, propuso que el Congreso forme una comisión investigadora multipartidaria de las presuntas irregularidades...

Indígenas merecemos mayor representación en el Congreso Indígenas merecemos mayor representación en el Congreso
Políticahace 2 horas

Indígenas merecemos mayor representación en el Congreso

El dirigente de la Confederación Campesina del Perú (CCP), Jorge Prado, reclamó a través de Diálogo Abierto de Nacional una...

Yeni Vilcatoma Yeni Vilcatoma
Políticahace 2 horas

Mejor es reírse

¡Goro es un sicario de Odebrecht!

Ricardo Giesecke Ricardo Giesecke
Políticahace 2 horas

La voz clara

“Cuando se llega al Tambo y sientes que todo el país, incluyendo la Confiep abriendo filas, diciendo ‘que ese grupúsculo...

Justiniano Apaza Justiniano Apaza
Políticahace 2 horas

La palabra

“Señor Ísmodes, queremos ministros de Estado y no ejecutivos de empresas mineras, usted primero da la licencia de construcción y...

Juan Luis Dammert Juan Luis Dammert
Políticahace 2 horas

En el twitter

Un discurso desfasado “Los casos de Chinchero y Tía María muestran el agotamiento del modelo de megaproyectos como impulsores de...

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.