Contáctanos

Especial

Nada está claro sobre lo que pasará más adelante

Publicado

en

ERNESTO TOLEDO BRÜCKMANN

JUNTOS POR EL PERÚ (JP)
El frente político nació a inicios de este año, de la unidad del Partido Humanista Peruano (PHP), liderado por el exparlamentario Yehude Simon; y por las organizaciones que a su vez forman el frente Únete: Fuerza Social (FS), Ciudadanos por el Cambio (CxC), Movimiento por el Socialismo, y el Partido Comunista Peruano (PCP), Partido Comunista del Perú Patria Roja (PC del P-PR). Actualmente su inscripción ante el JNE está en proceso, aprovechando la inscripción vigente del PHP .

Los representantes de las agrupaciones políticas que conforman JP decidieron adoptar un programa de gobierno compartido y amplio, así como estructurar su organización según las normas vigentes. El Comité Ejecutivo Nacional de JP también lo conforma un colectivo de personalidades políticas independientes, líderes regionales y locales, juveniles, profesionales, dirigentes feministas y activistas gremiales.

Sobre esto, el ingeniero Gonzalo García Núñez espera que Nuevo Perú y otras organizaciones de izquierda consigan su inscripción electoral ya que ello generaría una gran corriente de opinión progresista.

“Llegado el momento y si ese fuera el caso, buscaríamos un acuerdo político como el que ya hemos logrado gradualmente con las fuerzas que conforman JP, adoptando un método de resolución de potenciales conflictos”, aseguró.

Verónika Mendoza realiza una gira por el sur.

Verónika Mendoza realiza una gira por el sur.

MAS-DEMOCRACIA
Ante la incapacidad del expresidente regional de Cajamarca Gregorio Santos Guerrero por lograr una inscripción electoral a nivel nacional, en el 2016 el Movimiento de Afirmación Social (MAS), que actualmente controla esa región, se fusionó al partido Democracia Directa (DD), con inscripción electoral y liderado por el dirigente de la Asociación Nacional de Fonavistas de los Pueblos del Perú (ANFPP), Andrés Alcántara Paredes.

Su objetivo exclusivo es, hasta este momento, la postulación de Santos a la Presidencia de la República en el 2021. Para tal fin, el frente político busca la unidad más amplia con organizaciones sociales, culturales y políticas locales, regionales y nacionales.

Aunque Santos no ha sido claro en afirmar la posibilidad de conformar un frente con Nuevo Perú u otras organizaciones, en repetidas oportunidades, la militancia del MAS ha mostrado su rechazo hacia Verónica Mendoza, señalando de que su radio de acción se limita a las zonas urbanas, desconociendo la realidad del interior del país. Además de ello, la excandidata presidencial le quitaría protagonismo en los medios a Santos y a sus aspiraciones políticas. Sin embargo, hay un sector de esta organización que quiere unirse o trabajar en alianza con el Movimiento Nuevo Perú y habla de una posibilidad de alianza entre Santos y Verónika.

Gregorio Santos, uno de los líderes de izquierda que puede apostar por la unidad.

Gregorio Santos, uno de los líderes de izquierda que puede apostar por la unidad.

SEGUIR APOSTANDO POR LA UNIDAD
Para la mayoría de organizaciones de izquierda en el Perú la unidad es una necesidad impostergable, debido a la fuerza con que cuenta su enemigo principal a vencer, en este caso el modelo económico neoliberal y los sectores allegados al fujimorismo.

Gárate señala que la izquierda deberá construir un espacio lo suficientemente amplio y fuerte, capaz de derrotar a la derecha en la arena electoral, pero sobre todo en su hegemonía, en el campo de las ideas y de presencia social. “Para eso se requiere visión de largo plazo, desprendimiento, un proyecto de largo plazo y mirada histórica”, asegura.

García Nuñez, vocero de un nuevo intento de organización.

García Nuñez, vocero de un nuevo intento de organización.

LO QUE LE ESPERA A LA IZQUIERDA
Respecto al futuro de la izquierda en la lucha electoral, con miras al 2021, el historiador y catedrático de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos Augusto Lostaunau encuentra un panorama sombrío, no solo para la izquierda electoral sino principalmente para el votante de izquierda.

“Ya no existe eso de ‘tal distrito es de izquierda’ o tal ‘región es de izquierda’ aunque aún quedan bolsones de votantes que mantienen cierta preferencia e inclinación por las organizaciones de izquierda. Esto último quedó más que demostrado en las elecciones del año pasado. Igual, antes se suponía que determinada universidad era de izquierda. Ahora, esto sí ha desaparecido. Ya no podemos pensar en las universidades nacionales como ‘rojas’ y las particulares como ‘pitucas’”, sostiene.

Sobre las características que debería tener la unidad de la izquierda en el Perú, Lostaunau asegura que la unidad será difícil si es que sus propuestas para el 2021 se elaboran en oficinas de Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

“No se puede reemplazar la realidad del país por los libros de moda. Muchos de nuestros intelectuales de izquierda son adictos a las lecturas de moda y piensan que con eso basta para entender y solucionar la realidad del país”, señala.

La división del FA resulta ser un golpe para el movimiento popular, que en su momento cifró esperanzas en la posibilidad de contar con un instrumento político con presencia nacional y como alternativa electoral viable. A pesar de ello, tanto esa organización como Nuevo Perú deberán seguir dando batalla en el Congreso y construyendo sus propios espacios.

Las próximas organizaciones de izquierda que pretendan tener protagonismo en el espectro político, también deberán apostar por una renovación de estilos, propuestas, lenguajes y de cuadros, así como incorporar con mayor fuerza las agendas de la lucha de los movimientos sociales por la defensa del medio ambiente, por la equidad de género y la defensa de la comunidad LGTB.

PARTIDO FRENTE
Por su parte, Gonzalo García espera que para el 2021 la izquierda cuente con un Partido Frente, de alcance nacional y sectorial, con principios democráticos y valores compartidos, sólidamente implantado en el terreno social, que enfrentará la tarea de gobernar el país.

En conversación exclusiva con diario UNO, el ingeniero señala que el partido debe estar “hecho de cuadros jóvenes y experimentados, en que funcione la alternancia y la paridad para las mujeres, en que se elijan los cargos directivos por elecciones abiertas, universales, directas y secretas, con un liderazgo político claro y un equipo de gobierno listo para resolver desde ahora los graves problemas del país”.

En tal sentido, sostiene que JP pretende desarrollar el acuerdo político y programático suscrito por la izquierda, el centro izquierda y el progresismo para impulsar su organización en todo el país.

Para el 2018 García afirma que JP tratará de participar con una propuesta ciudadana tolerante y democrática en las elecciones regionales, provinciales y distritales.

“Trabajamos de manera inclusiva en coordinación con los representantes de los movimientos regionales, provinciales y locales. Queremos seguir impulsando las luchas sociales y descentralistas para mejorar las condiciones de vida y trabajo de los trabajadores fabriles y de servicios, los profesores, los mineros, agricultores, pescadores, campesinos, obreros, taxistas, transportistas; en especial de las demandas de los más jóvenes, las mujeres y las personas mayores, pensionistas, los trabajadores públicos, en fin, de los creadores, intelectuales y científicos del mundo del trabajo y la pequeña producción”, dijo.

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

La otra prisión al aire libre de Palestina

Publicado

en

La otra prisión al aire libre de Palestina

Bajo un asedio debilitante de más de una década, Gaza ha sido legítimamente declarada la prisión al aire libre más grande del mundo. Pero hay otra prisión similar en Palestina que es menos visible porque sufre un asedio diferente no declarado e indirecto: Cisjordania. Todo palestino que reside allí y tiene documentos oficiales de identificación palestinos está preso en su propia casa.

Debido a la gran cantidad de políticas israelíes dirigidas a restringirla al mínimo, la libertad de movimiento no existe para la gran mayoría de la población. La situación es ciertamente impactante, pero parece ser ignorada en gran medida por el mundo, especialmente por nuestros vecinos israelíes.

El movimiento y la vida en Cisjordania se rigen por los caprichos del aparato de seguridad israelí, que ha levantado cientos de puestos de control, puertas, barreras artificiales, carreteras prohibidas y segregadas y, por supuesto, el muro de separación de 700 kilómetros, como lo llaman los israelíes. O el muro del apartheid, como lo llamamos nosotros.

Entonces, ¿cómo es para un palestino que intenta ir a cualquier parte de Cisjordania?

LOS NÚMEROS

Según las organizaciones de derechos israelíes B’Tselem, a partir de enero de 2017 había 59 puestos de control permanentes en Cisjordania y 39 en su periferia para controlar el movimiento de personas dentro y fuera de ella.

Luego están los “puestos de control volantes”, que los militares israelíes establecen temporalmente en cualquier camino palestino. Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (UNOCHA), pusieron unos 4.924 puestos de control en las carreteras de Cisjordania entre enero de 2017 y julio de 2018 solamente. Todo esto, además de cientos de otras barreras, como montículos de tierra, bloques de concreto y puertas que se encuentran en la entrada de la mayoría de los pueblos de Cisjordania.

Aparte de eso, a los palestinos se les prohíbe ingresar o usar tierras (incluso si son de ellos) dentro de la llamada Área C, un territorio descrito en los Acuerdos de Oslo donde se ubican la mayoría de las colonias israelíes ilegales y que constituye aproximadamente el 61 por ciento de Cisjordania.

Por ejemplo, 270 de las 291 hectáreas que pertenecen a la aldea palestina de Wadi Fukin, cerca de Belén, están designadas como Área C. Los palestinos que viven allí dependen casi totalmente de la agricultura para su sustento y luchan diariamente para acceder a sus tierras. De hecho tienen que obtener un permiso israelí para trabajar en sus tierras.

Hablando de permisos: los palestinos necesitan uno para salir de Cisjordania. Se otorgan principalmente a personas en puestos importantes (grandes empresarios y políticos) que tienen los registros financieros o las credenciales políticas correctas y a los palestinos más pobres, que proporcionan a los israelíes mano de obra barata y muy necesaria, especialmente en el negocio de la construcción.

El resto de la población palestina solo puede salir si se le otorga un permiso por motivos médicos o familiares y son raros y fácilmente revocados. En 2017, unos 700.000 palestinos (incluidos trabajadores de Israel) solicitaron permisos para abandonar Cisjordania totalmente; alrededor de 560.000 los consiguieron y el resto fueron rechazados.

Probablemente usted ya haya adivinado que todas estas restricciones impuestas a los palestinos tienen un efecto desastroso en la economía. Un periódico del Banco Mundial estimó que colocar un puesto de control a un minuto de distancia de una ciudad reduce la capacidad de empleo de un residente palestino en un 0,5 por ciento y su salario por hora en un 5,2 por ciento.

El impacto combinado de todos los puestos de control en 2007 en Cisjordania llevó a una pérdida de 229 millones de dólares o el seis por ciento de su producto interno bruto (PIB) en ese año. Otro estudio del Banco Mundial encontró que todas estas restricciones cuestan a la economía local 3.400 millones de dólares, o el 35 por ciento del PIB en 2011. Y, si se lo pregunta, el costo combinado de todos los aspectos perjudiciales de la ocupación israelí costó a los palestinos 9.460 millones de dólares (que fue el 74 por ciento del PIB palestino en 2014).

Y este es solo el impacto económico. ¿Qué pasa con el costo humano?

La otra prisión al aire libre de Palestina

Unos palestinos caminan junto al muro israelí en la ciudad de Belén.

LA EXPERIENCIA

En Cisjordania, con frecuencia te encuentras con personas que nunca han entrado en Jerusalén, a pesar de vivir a menos de una hora. También te encontrarás con muchos palestinos que tienen pasaportes estadounidenses o europeos, que pueden viajar a la mayor parte del mundo sin una visa, pero les resulta imposible obtener un permiso para visitar Jaffa, por ejemplo, que está a solo 20 km de distancia.

Tengo tres amigos palestinos con pasaportes extranjeros (francés, estadounidense y ruso), a quienes nunca puedo alojar en mi casa en Jerusalén. En el papel, los tres no necesitan una visa para ingresar a Israel (y los territorios palestinos), al igual que los cientos de miles de franceses, estadounidenses y rusos que visitan el lugar cada año. Pero las autoridades israelíes saben que tienen identificaciones palestinas, por lo que les impiden entrar. Y como no son políticamente importantes ni ricos, tampoco pueden obtener un permiso.

Además de no poder salir de Cisjordania, viajar dentro de ella es una pesadilla. Los puestos de control se abren y cierran arbitrariamente para controlar el movimiento palestino. Nunca se da una razón oficial, pero la mayor parte del tiempo es para facilitar el tráfico a los colonos israelíes en el área, solo para hacer nuestras vidas miserables o para imponer una forma bastante perniciosa de castigo colectivo a la población palestina.

El puesto de control de Beit El en la entrada norte de Ramallah y Jaba en el sur son dos grandes ejemplos. Mi amigo Manar, que vive en Deir Dibwan, un pueblo a 4 km de Ramallah, tiene que conducir una media de una hora cuando no hay tráfico para llegar a su trabajo en la ciudad. Sin embargo, ese viaje se vuelve exponencialmente más largo cuando el puesto de control de Beit El está cerrado (y con frecuencia lo está) para los titulares de tarjetas que no son VIP. En teoría puede tomar múltiples rutas alternativas que podrían reducir el tiempo de viaje a 10 minutos, pero solo los israelíes pueden utilizarlas.

David, un colega mío que se desplaza desde Aboud, una ciudad cristiana a unos 18 kilómetros al noroeste de Ramallah, a menudo llega tarde al trabajo porque “la puerta estaba cerrada”. La puerta es una instalación israelí manejada a distancia en la entrada de la ciudad de Deir Ibzi, a las afueras de Ramallah, por la que tiene que pasar.

El frecuente cierre de esa puerta en más de 10 ciudades y aldeas ubicadas dentro del distrito de Ramallah duplica o triplica la distancia para los que viajan diariamente. Se cierra con bastante frecuencia porque está destinada a facilitar el movimiento de los colonos israelíes en las horas pico. Entonces, cualquier día la puerta se cierra, por ejemplo, cuando David sale de Ramallah para ir a su casa a las 4 p.m., sigue cerrada a las 5 p.m. cuando su primo quiere cruzar y luego se puede abrir de nuevo a las 7 p.m., luego cierra alrededor de las 10 p.m. cuando su hermano intenta cruzar.

También hay puestos de control importantes, como Container y Za’tara, que pueden paralizar completamente Cisjordania. Cuando Container está cerrado, corta a un tercio de la población de Cisjordania que vive en el sur, incluidas las grandes ciudades como Belén y Hebrón, desde Ramallah y el norte. Del mismo modo, los puestos de control de Za’tara bloquean el tráfico que entra y sale de todas las regiones del norte de Cisjordania, incluidas ciudades como Nablus, Tulkarem y Jenin.

Sé de familias cristianas en al-Zababida, una ciudad ortodoxa griega cerca de Jenin, que, por ejemplo, han luchado para llegar a Belén, para el peregrinaje navideño debido a demoras en los controles de Za’tara y Container a solo 85 km de distancia. Mientras tanto, los peregrinos extranjeros pueden ingresar a Belén a través de ocho rutas diferentes, incluyendo a través de Jerusalén y en ciertos días probablemente puedan volar desde el extranjero y llegar más rápido que los cristianos palestinos.

Pero controlar el movimiento palestino a través de puestos de control y otras barreras no es suficiente para los israelíes, por lo que han decidido construir caminos alternativos para nosotros. Están, por supuesto, las “autopistas” al-Mu’arajat y Wadi al-Nar, que conectan el norte con el valle del Jordán y el sur de Cisjordania, respectivamente, y ahora existe la recién inaugurada Ruta 4370, comúnmente conocida como “camino del apartheid”, que conecta las aldeas de Anata y Azzayim y que tiene un muro alto de hormigón que separa a los conductores judíos de los palestinos. Todos los caminos mencionados anteriormente están diseñados para mantener a los palestinos alejados de las carreteras israelíes que atraviesan Cisjordania, como la Carretera 1 y la Carretera 60.

Con los cierres, restricciones, separación y aislamiento en constante cambio, no es sorprendente que muchos palestinos puedan sentirse realmente asfixiados en Cisjordania. Y, dado que muchos de nosotros no podemos salir o irnos a otro lugar, al menos deberíamos poder encontrar un lugar para respirar y relajarnos en nuestra propia tierra. Pero incluso los espacios recreativos son cada vez más escasos en Cisjordania.

En 2011 salimos algunos amigos a hacer un picnic en las colinas de la aldea de al-Walaja en la gobernación de Belén. Recuerdo que bajé del pueblo, pasando por lo que muchos piensan que es el olivo más antiguo del mundo, para llegar al manantial de Ein Haniya, donde nos sentamos y la pasamos de maravilla. Hoy ya no podemos ir allí. El manantial se incluyó en un área del parque nacional israelí, se construyó un segmento del muro del apartheid cerca de ese árbol y se movió un puesto de control en la carretera justo delante de él, por lo que ahora los palestinos ya no pueden pasar.

Estos son solo algunos ejemplos en mi vida de cómo mis amigos y yo nos hemos visto afectados por el mecanismo masivo de Israel para controlar y limitar el movimiento palestino en Cisjordania. Pero hay muchos otros, y muchos que son peores.

Piense en todas las personas enfermas que sufrieron o murieron por el tráfico antes de llegar a los hospitales, a todos los familiares que se perdieron las bodas o los funerales, a todos los empleados que perdieron sus empleos porque se han retrasado, a todos los agricultores pobres que no pudieron poner el pan en la mesa porque han perdido toda su producción atascada en un punto de control durante todo un día.

Esta es la asfixiante y opresiva realidad cotidiana en nuestra prisión al aire libre llamada Cisjordania.

 

JALAL ABUKHATER
Jalal Abukhater, residente de Jerusalén, tiene una maestría en Relaciones Internacionales y Política de la Universidad de Dundee.

AL JAZEERA

Seguir leyendo

Especial

La guerra comercial EE.UU.- China y la batalla por la Red 5G

Publicado

en

Donald Trump y Xi Jinping

A mediados de enero de 2018, el presidente de EE.UU. le declaró la guerra comercial a China con el anuncio de la imposición arancelaria del 20% para importaciones de lavadoras y del 30% para paneles solares. En marzo, aplicó un gravamen a las importaciones de acero de 25% y de aluminio de 10%.

A partir de entonces, desde abril, EE.UU. y China se encuentran enfrascadas en la mayor guerra comercial de la historia. Con represalias tomadas por China a cada agresión.

En diciembre de 2018, en el marco del G20 en Buenos Aires, los dos países acordaron una tregua de 90 días a las agresiones arancelarias e iniciaron pláticas para negociar un acuerdo.

El tema de fondo es que el déficit externo estadounidense crece incesantemente desde hace dos décadas. Desde que China abrió su comercio internacional en 1990, EE.UU. decidió utilizar outsourcing y fabricar en zonas de procesamiento exportador en China para abaratar costes.

Todo indica que los chinos realizaron ingeniería de reversa a los productos que se fabrican en dichas zonas y han logrado desarrollar una tecnología propia; fue el mismo camino que utilizara primero Japón y luego Corea del Sur.

Productos de Estados Unidos en tiendas comerciales exportación importación

La consecuencia es, sumada a su política educativa, que ahora China está a la cabeza de la innovación tecnológica mundial. El ejemplo es la red 5G.

De abril de 2018 a febrero de 2019 se han librado cuatro rondas de alzas arancelarias entre ambos países, y el impacto ha resultado contraproducente para el agresor. Las exportaciones estadounidenses a China han disminuido 13%, entre febrero y noviembre de 2018, mientras que las importaciones han aumentado 16%, en el mismo periodo.

Los saldos estadounidenses son: un incremento del déficit comercial; una prolongación de la bajada de la competitividad comercial; y una disminución de su productividad, provocada por el aumento de los precios de los productos intermedios importados.

Las empresas estadounidenses compran sus partes y piezas en China, ahora gravadas por el gobierno americano, mientras que los chinos gravan productos finales que, finalmente, podrían dejar de importar.

Seguido al decreto de la tregua arancelaria se iniciaron rondas de negociación. La primera reunión entre el representante de comercio de EE.UU., Robert Lighthizer, y el viceprimer ministro chino, Liu He, se sostuvo en Washington, el 30 y 31 de enero de 2019.

La segunda reunión de negociaciones se llevó a cabo en Beijing, el 14 y 15 de febrero, y el ánimo, según las declaraciones del ejecutivo estadounidense, parece más positivo. Aún se espera una última reunión a la última semana de febrero.

El umbral acordado es el 1 de marzo. Si a la fecha no se ha llegado a ningún acuerdo comercial, EE.UU. advirtió que procederá a elevar del 10% al 25% los aranceles sobre importaciones chinas, equivalentes a 200 mil millones de dólares adicionales.

Las exigencias estadounidenses centrales son: un incremento en las importaciones de China de productos estadounidenses; aumentar la protección a la propiedad intelectual; poner restricciones a China en la inversión en tecnología; fortalecer la regulación en la transferencia de tecnología; atender la protección y regulación cibernética; y en menor medida temas relacionados con agricultura, subsidios y servicios[1].

En el corazón de esto están la pérdida de la competencia tecnológica y la caída de la productividad de la economía estadounidense. Estas exigencias son imposibles de cumplir porque China tiene una política productiva desde hace décadas y entiende que, en el mercado libre, el más fuerte gana. Ellos son ahora los defensores de esto.

Una expresión de la condición real de la pérdida de competitividad estadounidense son los juicios y ataques contra la empresa china de telecomunicaciones Huawei.

Meng Wanzhou CEO de Huawei

La detención de Meng Wanzhou su CFO, e hija de Ren Zhengfei, presidente dueño de la empresa, por supuesto comercio ilegal con Irán, robo de tecnología y violación de los derechos de autor, es en realidad un intento por bloquear la venta de la red 5G, en el mercado desde octubre de 2018.

Esta tecnología corresponde a la quinta generación de la red de internet, de la conectividad inalámbrica de los objetos y de las telecomunicaciones. Su implementación permite una conectividad 100 veces mayor que 4G, lo que revolucionará el internet de las cosas.

La 5G es un nuevo paradigma tecnológico al que EE.UU. ha llegado tarde con la empresa AT&T.

En el caso Huawei, EE.UU. ha boicoteado el 5G con misiones a los países que están considerando su compra, y ha conseguido, en nombre de la seguridad nacional americana, que Alemania, Inglaterra, Australia y Nueva Zelanda no le compren a Huawei.

AT&T debe sacar su 5G pronto mientras que en China ya está operativo. Los nuevos celulares Huawei ya son para la red 5G. Lo más probable es que EE.UU. continúe el acecho a la economía china y de Huawei específicamente.

El problema de fondo es: ¿hasta dónde va a llevar EE.UU. su falta de competitividad y retraso tecnológico, acusando al resto de sus propios problemas? ¿Hasta cuándo va a culpar al resto del mundo de su sobre-consumo?

Nota:

[1] https://www.bloomberg.com/news/articles/2018-05-04/here-s-what-u-s-demanded-of-china-at-the-start-of-trade-talks

 

ÓSCAR UGARTECHE | ARMANDO NEGRETE
*Óscar Ugarteche, investigador titular, IIEc-UNAM, SNI / CONACYT, coordinador del obela.org.
*Armando Negrete, IIEc-UNAM, miembro del obela.org
ALAINET

Seguir leyendo

Especial

Avances en Lineamientos Programáticos Constituyentes

Publicado

en

Tuve el honor de ser elegido, en el Encuentro Nacional de los Pueblos del 16.02.2019, Presidente de la Comisión de Lineamientos Programáticos Constitucionales. Luego de un importante intercambio de propuestas y reflexiones, con representantes de los diversos sectores y zonas del país, en el Pleno Final presenté y se aprobó una síntesis del trabajo avanzado y su proyección para continuarlo. Sintetizo las ideas fuerza al respecto.

La Comisión de Lineamientos Programáticos Constitucionales, ha tenido un importante debate con muchas intervenciones. Casi todos los compañeros y compañeras han intervenido a lo largo del debate, planteando un conjunto de propuestas muy importantes, desde una óptica que un compañero con toda justicia lo llamo una óptica “constituyente/destituyente”.

Esto es, nos interesa asumir los actuales procesos sociales, de la vida y los derechos, para en base a sus exigencias de una patria con soberanía, dignidad, igualdad (étnica, social y de genero), y sin corrupción, cambiar en sentido destituyente las actuales opresivas reglas básicas que maniatan la vida social y política a fin de lograr abrir un proceso político social constituyente, emancipador, soberano e igualitario.

Existen importantes ideas fuerza que han estado presentes en todo el trabajo realizado que han sido sintetizadas en la plenaria final y aprobadas, para profundizar las iniciativas constituyentes. Sintetizo algunas propuestas centrales.

BASE CIVILIZATORIA, EJE DEL DEBATE CONSTITUCIONAL

1.-La propuesta Constituyente de Soberanía Nacional. La elaboración de una propuesta constitucional es un tema político social, que supone tener no solamente un concepto teórico jurídico, sino también una visión civilizatoria histórica del proceso social y político que se está viviendo en un territorio y momento singular específico.

En el caso del Perú estamos hablando de una Constitución para una Nación de América Latina, que tiene una base histórica civilizatoria en el mundo andino amazónico, mundo que construyó una civilización, el Tahuantisuyo, una manera de organizar la vida con la naturaleza para el desarrollo de la sociedad humana.

Nuestro punto de partida como Nación es esta base civilizatoria, eje del debate constitucional general, y este tiene que seguir siendo el centro fundamental, a lo cual incorporar los avances del curso histórico nacional.

ESTADOS NACION SE FORJARON A PARTIR DE CLASES DOMINANTES

2.-No podemos limitarnos a una visión de territorio sin sociedad. El territorio y la sociedad se entrelazan y van cambiando históricamente. La nación peruana es una nación que se forja en un momento determinado de la historia, con antecedentes civilizatorios fundamentales, siendo el Tahuantinsuyo su más alto nivel logrado, como una de las bases civilizatorias de la humanidad desde Caral.

La conquista colonial del capitalismo expansivo en el mundo, destruye, coloniza, e impone sus virreinatos. La Gesta emancipadora del movimiento de Túpac Amaru y Micaela Bastidas fue para acabar con la esclavitud y la colonialidad, a fin de liberar toda América. Su programa reafirmaba la base andina amazónica civilizatoria de complementariedad en ecosistemas territoriales, relación solidaria entre los pueblos, y de vida en armonía con la naturaleza.

Pero Túpac Amaru y Micaela fueron derrotados y se impuso la Colonialidad. Los Virreinatos de España serían derrotados años después con el proceso de la Emancipación Continental. No se logra forjar la Patria Grande por la que lucharon Túpac Amaru y luego Bolívar. Se forman, fragmentados, los Estados

Nación en nuestra América andina y caribeña.

Son estos Estados Nación los que terminan organizándose jurídicamente, pero no a partir de sus bases civilizatorias territoriales andino-amazónicas, ni socio culturales (complementariedad, cooperación, etc.), sino a partir de las nuevas clases dominantes, que imponían las bases jurídicas de la expansión del capitalismo comercial y los imperios europeos. Por eso no podemos plantear el debate constitucional reducido al debate jurídico del estado-nación en sus modelos del mundo industrial capitalista actual.

Tenemos que hacerlo incluyendo como base nuestro punto de vista civilizatorio propio andino-amazónico y criollo, y tomando en cuenta las condiciones actuales con las bases nacionales y avances del conjunto de la humanidad, en relación a la soberanía, la democracia, la igualdad de género, las libertades.

REFUNDAR LA REPÚBLICA A PARTIR DE ALA PLURINACIONALIDAD

3.- Hubo modificaciones del Poder en la historia de la República. No es igual plantear una modificación constitucional o un cambio constitucional, a una nueva constitución, sea a comienzos del siglo XIX, o a mitad del siglo XX. El desafío nacional actual corresponde al poder de la ciudadanía con el pueblo movilizado, para forjar poder con el activo protagonismo de pueblo ciudadano organizado.

Se requiere refundar la nación misma, refundar la república democrática, incluyendo el conjunto de las bases sociales, sobre el fundamento del poder ciudadano democrático social, y no del poder dominante de los terratenientes, o de las clases capitalistas, sujetas al imperio de turno. Se requiere otras maneras de plantear los desafíos ciudadanos.

Debe ser sustento constitucional incorporar la noción de que somos un Estado Plurinacional, que tenemos varios componentes que articulan la vida de la nación, que el poder ciudadano democrático ante este desafío tiene que dar origen y fundamento a las diversas entidades del Estado Nación del Perú Soberano, en la Patria Grande Continental Andina-Criolla-Amazónica-Caribeña.

ENCUENTRO NACIONAL DE LOS PUEBLOS - Manuel Dammert Ego-Aguirre

RECONOCER LOS DERECHOS DE LA VIDA Y DEL TRABAJO

4.- El espacio de la política no es el espacio de las instituciones solamente, es la vida misma y sus vínculos en los que se forja solidaridad, libertad y la ética. Las reglas de la Constitución no se pueden reducir, como ahora se hace, a las reglas de la institucionalidad administrativa, jurídica o política del poder del capital.

Las reglas de la nueva Constitución tienen que estar basadas en las reglas de la vida y la democracia, como igualdad social, derechos universales, garantías comunes, ética solidaria, en las reglas del ser común de la sociedad. Sobre esa base vienen después las instituciones, las entidades, las representaciones.

El Perú requiere otras reglas institucionales, donde, por ejemplo, se reconozca y proyecte el hecho real de que la comunidad campesina es una relación social-cultural de vida e intercambio, así como debe hacerse respecto al manejo del territorio, en la gestión del agua, en la producción de alimentos, en los intercambios culturales, en las actividades económicas.

Y afirmarse que las vinculaciones entre las comunidades y grupos sociales que están en las zonas urbanas y rurales, son relaciones de coexistencia entre diversos sectores que viven y habitan en un espacio compartido.

También reconocerse los derechos de la vida y del trabajo: no son solo trabajadores que están vendiendo su fuerza de trabajo a un empresario, son trabajadores que ante todo son ciudadanos de una patria, como tales deben ejercer los derechos que deben de tener los ciudadanos y ciudadanas, inclusive los derechos en el propio ámbito del trabajo, en la vida personal y en la vida social.

NUEVA CONSTITUCIÓN CON DERECHOS SOCIO – CULTURALES

5.- El desafío fundamental del Bicentenario el 2021 no es simplemente cambiar a quien está en el Gobierno. Se requiere cambiar la República, forjar una República de Ciudadanos, y superar la actual República Plutocrática, lobista, corrupta, y en crisis terminal.

Es urgente forjar un poder ciudadano democrático social, con raíces en la civilización originaria del Perú, con la fuerza misma que nos da nuestra capacidad emancipatoria para una vida digna y buena, para ejercer el conjunto de derechos y deberes del poder social, con igualdad de derechos socio culturales, de género y de atribuciones de ciudadanía. La Nueva Constitución debe tener este sentido y esa perspectiva.

Que logre un proceso que sea de carácter Constituyente, para formular las normas, y al mismo tiempo Destituyente para superar las trabas y opresiones. Esto significa que desde ahora organicemos los procesos sociales, en condiciones para forjar por la vía democrática electoral del voto universal ciudadano, un Gobierno Patriótico Popular de las mayorías nacionales, sustentado en la vitalidad del poder ciudadano y la unidad del pueblo.

Es clave lograr forjar ese nuevo Gobierno Patriótico, Democrático y Soberano, Gobierno que en el Bicentenario Nacional, el 2021, logre expresar la mayoría nacional patriótica, democrática popular.

Y dar curso a la transformación constitucional histórica del Perú, para afirmar una Patria de Todas las Sangres, con Soberanía y Democracia Ciudadana, afirmada en sus raíces históricas solidarias, andino amazónicas criollas, con Igualdad, Justicia, y Libertad, sin opresión ni explotación, ni vasallaje ni discriminación. Integrada a la América Latina, Andina y Caribeña, como continente de paz, soberanía y democracia ciudadana.

 

MANUEL DAMMERT EGO-AGUIRRE.

Seguir leyendo

Lo más reciente

Desastres naturales en Perú Desastres naturales en Perú
Políticahace 13 horas

El Perú llora

En los últimos meses el Congreso de la República ha sido el epicentro de la crisis política que afecta al...

Héctor Becerril Héctor Becerril
Políticahace 13 horas

Urge recomponer las comisiones para evitar blindajes

Para los congresistas entrevistados por Diario UNO urge que el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, concrete la recomposición de las...

Jorge Villacorta Jorge Villacorta
Políticahace 13 horas

Intentan desprestigiar a dirigentes

El secretario de organización del partido Peruanos por el Kambio (PPK), Jorge Villacorta, manifestó que las renuncias de los congresistas...

Lucio Ávila Lucio Ávila
Entrevistahace 13 horas

Fuerza Popular debe hacer una autocrítica y recomponerse

El congresista Ávila de Cambio 21 muestra las contradicciones al interior de su bancada y reconoce que Fuerza Popular impidió...

Gloria Montenegro Gloria Montenegro
Políticahace 13 horas

Lecaros debe definir si está o no a favor de la lucha anticorrupción

El presidente del Poder Judicial, José Luis Lecaros, tiene que definirse y decir si está o no a favor de...

Lourdes Flores Nano Lourdes Flores Nano
Políticahace 13 horas

Odebrecht aportó 200 mil dólares

El exgerente de Odebrecht en Perú, Raymundo Trindade Serra, dijo este viernes en Curitiba a los fiscales del caso Lava...

Martín Vizcarra Cornejo Martín Vizcarra Cornejo
Políticahace 13 horas

Presidente Vizcarra exige firmeza contra la corrupción

El presidente de la República, Martín Vizcarra, exigió a las autoridades regionales ser firmes en la lucha contra la corrupción,...

Lourdes Flores Nano Lourdes Flores Nano
Políticahace 13 horas

Mejor es reírse

¡Métanse sus aportes al poto!

Tania Pariona Tania Pariona
Políticahace 13 horas

La voz clara

“En relación a la emergencia del agro, propusimos al Fondes incluir la tipología de atención de déficit hídrico. Además presentamos...

Jorge del Castillo Jorge del Castillo
Políticahace 13 horas

La palabra

-Mavila Huertas: ¿Le ha hecho bien o mal Alan García al Apra? -Jorge del Castillo: “Exímame de responder esa pregunta…...

Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.