Contáctanos

Especial

MST contra hegemonía del agronegocio

Publicado

en

MST contra hegemonía del agronegocio

Más de 15,000 hombres del campo del Movimiento de Campesinos Sin Tierra (MST) se reunieron en Brasilia, del 10 al 14 de febrero, para celebrar 30 años de lucha. El lema era: Una Reforma agraria popular.

De hecho, la situación es intolerable: en 2010, 175 millones de hectáreas de tierras improductivas (por especulación) y casi 4 millones de familias campesinas sin tierra; una constitución inaplicada y una ley agraria casi sin efecto; 2013 ha sido el peor año: 100 unidades repartidas y 5.000 familias reubicadas, cuando cerca de 100,000 esperan en campamentos del MST una asignación de tierras[1].

No se trata solamente de una lucha contra los latifundistas tradicionales, sino también contra las transnacionales del agronegocio (30 millones de ha compradas en los 20 últimos años) y el capital financiero. Desde los 90, el modelo se transformó en agro-exportador, basado sobre monocultivos.

En los últimos 20 años, la producción de alimentos disminuyó de 20 a 35 %, cuando la caña de azúcar aumentaba de 122 % (para el etanol) y el precio de los alimentos subió; el Mato Groso, gran productor de soja transgénica, importa el 90 % de la alimentación de otros estados; 6 millones de personas fueron desplazadas (700,000 en el estado de São Paulo); se utiliza la mayor proporción mundial de tóxicos (5 kg por habitante); en 2013 se importaron 16 millones de toneladas de fertilizantes; en el mismo año se exportaron 18 millones de toneladas de maíz a los EEUU (para el etanol). Entre 2003 y 2010, las grandes propiedades pasaron de 95 a 127,000 y su superficie de 182 millones a 265 millones de ha.

No hubo en Brasil una reforma agraria “clásica”, promovida por la burguesía industrial (como en Corea del Sur, p.ej.) por el origen externo del capital. Se pasó directamente del latifundio al agronegocio exportador con superexplotación de los campesinos.

Los efectos (externalidades) se traducen en la destrucción ambiental (especialmente la Amazonía), la supresión de empleos y la migración rural. Esta “modernización conservadora” se realiza bajo el liderazgo de un grupo de 450,000 empresas que poseen 300 millones de ha y controlan la producción decommodities, frente a 4,2 millones de obreros rurales, 4,8 millones de pequeños campesinos (produciendo 70 % de la alimentación) y 3,8 millones sin tierras.

Cuando 15,000 campesinos cantan la Internacional en el gimnasio de Brasilia, esto significa que la lucha de clases no es un concepto obsoleto.

Las reformas de Lula permitieron a millones de pobres salir de la miseria. Pueden comer gracias a los subsidios del Estado. El Gobierno PT de Dilma, en coalición con partidos conservadores, sufre las presiones de los “ruralistas” con alto poder político y apoyo de los media. El agronegocio prevalece en la política agraria. En estas circunstancias ¿cómo definir una estrategia? Es el desafío del Movimiento Sin Tierra (MST).

MST contra hegemonía del agronegocio

LAS ESTRATEGIAS
La estrategia del MST se adaptó en función del contexto socioeconómico del país y de su coyuntura política. Desde su fundación, en 1984, el movimiento se fijó como objetivo una nueva repartición de las tierras. La estrategia consistió en preparar grupos de campesinos sin tierra para ocupar propiedades vacías de grandes terratenientes.

Se les reunía en asentamientos, viviendo bajo tiendas de plástico, organizados por grupos de 12 familias, administrando colectivamente servicios comunes, las escuelas primarias y los centros de salud.

La solidaridad nacional e internacional los ayudaba. Esta situación podía durar meses. En el momento adecuado, tomaban posesión de las tierras, para organizar la producción agrícola en cooperativas y construir sus casas.

El origen cristiano de varios de los líderes influyó la orientación del movimiento, como lo recordó en el Congreso una religiosa francesa cercana del MST desde su inicio. La Comisión de la Pastoral de la Tierra de la Conferencia Episcopal acompañó sus luchas. Sin embargo, el MST siempre afirmó su autonomía. Con la introducción del capitalismo agrario, su análisis en términos de clases se profundizó y el aporte del pensamiento marxista fue importante en la formación de los líderes.

ANTECEDENTES
Durante la presidencia de Fernando Henrique Cardoso, el modelo neoliberal se profundizó. Cuando el MST recibió el premio Rey Balduino en 2001, el gobierno acusó a Bélgica de financiar un movimiento terrorista. El príncipe Felipe (actual Rey), que tenía que presidir una misión económica en Brasil, fue declarado persona non grata.

El MST apoyó la constitución del PT que, en 2002, permitió la elección de Lula. La lucha contra el hambre desembocó en políticas sociales de ayuda (menos de 5 % de la renta nacional), pero no en una transformación de las estructuras sociales del campo.

Al contrario, el modelo agro-exportador se acentuó con el aumento del capital externo, el desarrollo de multinacionales brasileñas y la expansión del capital financiero (en 8 años, el pago de los intereses de la deuda interna a los bancos fue de 320,000 millones de USD aproximadamente). Lula realizó el “consenso brasileño” gracias a esta política.

Con Dilma (2010), el modelo agro-exportador se reforzó. Leyes laborales y ambientales más favorables a la “agricultura moderna” fueron votadas y la reforma agraria casi bloqueada. Se siguieron los pagos de la deuda externa.

Durante tres años la Presidenta no recibió el MST, que en la víspera del Congreso, envió una carta con 10 propuestas. La presidenta acordó una audiencia, donde dos de las propuestas fueron aceptadas: una aceleración de programas existentes de establecimiento familiar sobre tierras recuperadas (para 36,000 de los 100,000 en espera) y de formación técnica.

La decepción fue evidente. En un momento donde varios indicadores económicos manifiestan la fragilidad del modelo brasileño y, por ende, del consenso social, eso podría significar un peligro político para el gobierno.

MST contra hegemonía del agronegocio

EL FUTURO DE LAS LUCHAS
Para el MST, está claro que no se trata solamente trasformar la situación agraria. Frente a 24 millones de jóvenes sin empleo, a 14 millones de trabajadores analfabetos, a la degradación rápida de la naturaleza, es una lucha contra un modelo que ha llegado a sus límites.

No basta cambiar las reglas. Para el MST es una lucha de clases, que no puede contentarse con eliminar la pobreza, sino la desigualdad; y que en el campo no se limita a una reforma agraria clásica, sino que incluye el fin de los monopolios de las semillas, la reconstrucción de la biodiversidad, la regulación del agua y la reforestación.

Desde el exterior, el capital internacional domina el modelo agroexportador y la explotación minera; en el interior, la burguesía controla el banco central y el aparato judicial. Es por ante esto que se necesita una alianza entre todas las fuerzas para actuar contra la hegemonía del capital.

Al principio, el MST tenía bastante esperanza en la acción política del PT. Sin embargo, la decepción fue cada día más grande, y no solamente porque el partido ha tenido que gobernar en alianzas. El apoyo crítico se transformó en ataques frontales.

El movimiento se encontraba en una situación ambigua: por una parte, no existía alternativas políticas inmediatas y por otra parte, la mayoría de sus miembros apoyaban a Lula y a Dilma, en función de los programas de lucha contra la pobreza. El MST decidió aprovechar todos los espacios de acción, fuera o dentro del gobierno, y afirmó su autonomía en el campo político.

PROGRAMA
Se preparó un programa detallado. En su núcleo, una agricultura ecológica y familiar, con la democratización de la tierra, nuevas matrices tecnológicas, soberanía de las semillas y relaciones con la industria. Luego, una racionalización del uso de los recursos naturales, del agua, de la energía, de las infraestructuras.

Después, creación de condiciones dignas de trabajo y de vida y desarrollos educacionales y culturales a diferentes niveles. Finalmente, cambios de la estructura del estado y en particular de los organismos para la agricultura.

Semejante programa no es socialista (se prevé, por ejemplo, una compensación financiera para las tierras expropiadas) porque, dice el MST, las condiciones de tal pasaje no existen todavía y se debe preparar con más tiempo.

Desde un punto de vista práctico, eso significa retomar las ocupaciones de tierras, como se hizo desde junio de 2013, a pesar de la preparación de una ley, calificando de terrorismo el cierre de carreteras y de calles.

Un segundo elemento es la presión sobre el Gobierno, para obtener medidas concretas y cambios institucionales. De ahí, la carta a la presidenta Dilma y sus 10 puntos concretizando el programa.

ALIANZA CON OBREROS
La alianza con otras fuerzas de resistencia constituye el tercer aspecto de la estrategia, no solamente con los otros movimientos campesinos y con los sindicatos obreros, sino también con las nuevas protestas urbanas. Finalmente, la formación de los miembros y de los líderes es el último pilar de la estrategia del futuro.

François Houtart
Alainet

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

Dos años en el espacio – SAT 1

Publicado

en

Satélite PeruSAT1

A dos años del lanzamiento del Perú SAT-1, los primeros cuestionamientos —aquellos motivados por fines políticos— han desaparecido y el primer satélite submétrico de observación terrestre del Estado comienza a expandir sus usos entre las instituciones públicas.

Carlos Caballero, Agencia Espacial del Perú

Conversamos con el general de la Fuerza Aérea Carlos Caballero, director de la Agencia Espacial del Perú, sobre los alcances de esta tecnología que orbita 694 kilómetros por encima de nuestras cabezas.

— ¿Qué significa para el país tener un satélite en el espacio?

—Hemos entrado a una nueva era. El Perú tiene presencia en el espacio y así adquiere nuevas dimensiones, y una nueva frontera virtual.

Con el satélite podemos observar todos los territorios sobre la tierra. Es información valiosísima que ponemos a disposición de todos los peruanos para trabajar en los problemas y retos de nuestro territorio.

Por otro lado, mientras más se conoce el sistema, más usuarios se acercan, más usos aparecen, y van apareciendo nuevas oportunidades. En Conida tenemos el ánimo de responder a todas las nuevas demandas que se presentan para así hacer que el satélite sea más rentable y más provechoso para el pueblo peruano.

Imágenes del Satélite PeruSAT1

Conida tiene registradas a 323 entidades usuarias del satélite.

—¿Existen datos duros que demuestren esa utilidad?

— Sí, de acuerdo a las estadísticas recogidas desde el sistema de contrataciones del Estado. Las entidades del Estado compraban un promedio de 38 imágenes al año en el mercado internacional. Hoy entregamos, en promedio, 6 mil 400 imágenes por año.

 

—¿Estas imágenes son todas utilizables, o existe un margen?

— Lo son. Tenemos un catálogo disponible para las entidades públicas (al que se puede acceder por internet) donde los usuarios pueden elegir las que les sean de utilidad y pedirlas al Conida.

—¿Cuánto se gastaba en esas 38 imágenes?

—En promedio, significaban un gasto de 1 millón 860 mil soles al año. Ahora entregamos nuestras imágenes de forma gratuita para las entidades públicas, pero si las valorizamos estaríamos hablando de 148 millones de soles, es un ahorro potencial muy importante. Desde ese punto de vista, hay un salto explosivo entre la situación anterior y la actual.

—¿Cuántas instituciones son hoy usuarias del satélite?

— Antes de tener el satélite, la cantidad de instituciones que compraban imágenes fluctuaba entre 10 y 20. Hoy Conida tiene registradas a 323 entidades usuarias. Nuestro objetivo es llegar a 2 mil instituciones registradas al final del 2019.

—¿Con qué medidas planean llegar a esa cifra?

— Es necesario un esfuerzo grande. Muchos sectores no habían trabajado antes con imágenes de este tipo, y muchos otros ni siquiera sabían que existía el Perú SAT-1.

Es trascendental la difusión. Una vez que una institución conoce que puede trabajar con nosotros, nos contactamos y, si hay interés en el tema, les ofrecemos cursos gratuitos. Desde los muy básicos, hasta los que permiten un aprovechamiento óptimo de nuestra plataforma.

A las instituciones que ya usaban imágenes satelitales les ofrecemos cursos gratuitos para potenciar sus capacidades, y siempre enfocados al área de su trabajo, ya sea agricultura, ordenamiento territorial, gestión de riesgo de desastres, etcétera.

La idea es captar más usuarios a nivel nacional y capacitarlos para que, en sus decisiones del día a día, empleen este tipo de recursos para resolver problemas mejor y más rápido.

—¿Este proceso les ha dejado algún aprendizaje?

— Estamos empezando a crear redes de instituciones que cooperan entre ellas para sacar adelante temas complejos de forma más rápida. Se está formando un círculo virtuoso de generación de conocimiento, donde cada día hay más usuarios, más involucrados, más capacitados, que ofrecen mejores resultados para sus instituciones.

— De alguna forma, es todo el aparato público el que ingresa en la era espacial.

— Sí. Y por otro lado, si bien la compra del satélite estuvo orientada al servicio del Estado, el público se ha abierto: también es para estudiantes de universidades públicas y privadas, para sus profesores, etcétera, siempre y cuando tenga fines sociales, que busquen el bien común.

Además, también trabajamos con privados en el Perú y el extranjero que compran imágenes.

Imágenes del Satélite PeruSAT1

— Mencionó que es útil para la prevención de desastres, para la agricultura, para vigilar de cerca la minería y la tala ilegal. ¿Qué otros usos tiene el satélite?

— En base a los testimonios de gente nueva que comienza a usar el Perú SAT-1, pareciera que el abanico de aplicaciones del satélite no tiene fin. Cada persona que toma contacto con nosotros, y sabe cuál es el problema que puede resolver esta tecnología en su institución, le encuentra algún uso nuevo.

Por ejemplo, la Fiscalía usó imágenes del satélite para comprobar qué obras públicas de infraestructura se realizaron antes del concurso respectivo, probando así un evidente ilícito.

Imágenes del Satélite PeruSAT1

— Una de las metas al corto plazo era tener un mosaico de todo el territorio peruano, ¿cómo va el trabajo del Conida en relación a esta?

— Un caso de éxito ha sido la realización de este mosaico. Tenemos una imagen del Perú compuesta por alrededor de 680 fotografías. Tenemos, entre comillas, al Perú en una computadora.

Tres instituciones (Ministerio del Ambiente, Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana, y Conida) unieron sus esfuerzos. Cada una ha aportó sus capacidades y recursos para hacer un mucho mejor trabajo del que hubiéramos logrado por separado.

Es una característica de esta nueva era: obliga a que funcionarios e instituciones públicas cambien su cultura, su enfoque, para aprender a trabajar juntos y mejor.

Satélite PeruSAT1

— ¿Cuál es el horizonte de la agencia espacial?

— Estamos terminando dos proyectos muy relevantes que van a operar en paralelo a este satélite, de manera independiente. Muy pronto pondremos en funcionamiento un telescopio que estará ubicado en Cambrune, en Moquegua.

Asimismo, estamos a punto de retomar nuestras actividades de desarrollo y lanzamiento de cohetes experimentales para hacer estudios y pruebas con fines científicos y académicos.

No diría que hay satisfacción por lo ya realizado, porque queda mucho por hacer; pero sí podemos decir que hay mucho optimismo de cara al futuro.

 

EDUARDO SANTANA

Seguir leyendo

Especial

“Claro” y el acaparamiento de la telefonía móvil

Publicado

en

Celular smartphone telefonía movil internet

En un informe anterior vimos cómo en el año 2016 el Ministerio de Transportes y Comunicaciones aprobó el pedido de la empresa TC Siglo XXI para transferir sus concesiones en el espectro radioeléctrico en la banda 2.6 a favor de la empresa TVS. Ambas empresas tenían una serie de deficiencias advertidas por Osiptel que imposibilitaban la transferencia, además de poner en riesgo la libre competencia. Sin embargo, el MTC decidió autorizar la transferencia.

En esta nueva entrega de la investigación de Otra Mirada y Spacio Libre, con la colaboración de la Asociación Elegir, mostraremos otro capítulo similar ocurrido el año 2017 y con varias empresas protagonistas del traspaso anterior y que fueron respaldados por un MTC que usó sus propios informes para aprobarlos y no aceptar las recomendaciones del organismo supervisor.

OSIPTEL SE PRONUNCIA

Un año y tres meses después de lo ocurrido en nuestro primer informe, el 6 de setiembre de 2017 específicamente, Osiptel respondió a una consulta de la Dirección General de Concesiones en Comunicaciones del MTC (bajo la batuta del hoy cuestionado exministro Bruno Giufra) en la cual estima –sin perjuicio de esperar mayor documentación- que no existen condiciones para que el ente rector apruebe una nueva transferencia de concesiones en la banda 2.6 Ghz para internet y telefonía móvil.

En dicha carta, Osiptel se pronuncia respecto al pedido de la empresa Velatel Perú SAC a favor de OLO Perú y de Cablevisión a favor de TVS Wireless para transferir concesiones y asignaciones de espectro, pedidos hechos al MTC.

Adjuntando el informe preliminar 161-GPRC-2017 que pueden ver aquí, Osiptel señala entre otros puntos que ya se había advertido en una situación anterior que existe “inacción por parte del MTC para regular la banda 2.6 Ghz”, haciendo referencia a lo que señalamos en nuestro primer informe.

Como vemos en la imagen, Osiptel critica que las transferencias se hayan realizado por iniciativa privada sin que exista un interés del sector por realizar un reordenamiento adecuado de las concesiones (refarming).

Otro aspecto del informe preliminar tiene que ver con la fuerte presencia que estaba teniendo Claro mediante la adquisición de transferencias, sobre todo de aquellas pequeñas que se estuvieron realizando en los últimos años. Señala, claramente el informe que la consecuencia de estas transferencias es “un acaparamiento del recurso correspondiente a las asignaciones vinculadas a un mismo grupo económico (América Móvil o Claro)…”

Advertencias que ya le habían hecho al MTC en informes anteriores y que fueron señalados en nuestra primera entrega. Es más, en este mismo documento, recuerdan que ya Cablevisión y TVS que iban a transferirse sus concesiones, ya pertenecían al mismo grupo empresarial: Olo.

Como hemos visto en la entrega anterior los informe 255 y 420 recomendaban la reversión del espectro de TC Siglo 21 de vuelta al Estado. Y aquí hay un dato importante en la historia de la telefonía que sirve para ver el afán de Claro para obtener mayor espacio.

Mientras las empresas TVS Wireless y TC Siglo 21 buscaban aprobar la transferencia de sus concesiones, la matriz mexicana de Claro, anunciaba el 9 de mayo de 2016, que su filial peruana se hacía con el 100% de las acciones de Olo y TVS Wireless.

Claro pasó así de no tener una fuerte presencia en la banda de 2.6 Ghz a ocupar un gran porcentaje de la misma, la cual se incrementaría más adelante. Además Osiptel hace énfasis en que estos aumentos favorables a Claro, se hacían con “acuerdos no muy claros”.

EL JALÓN DE OREJAS AL MTC

Veinte días después Osiptel respondió con un informe final al MTC, advirtiéndole –nuevamente- que al margen de la iniciativa privada, la subasta del espectro es un método válido para garantizar su uso adecuado, más aún cuando se trata de un bien escaso.

Así se desprende del informe 166-GPRC-2017 que pueden ver aquí.

Además de reiterar varias cosas del informe final, Osiptel reitera –ya con gráficos- el riesgo del acaparamiento de América Móvil (Claro) de la banda 2.6 GHz.

“CLARO” QUE TIENES MÁS

En el punto 49 del informe, Osiptel reitera el riesgo de la aprobación de las transferencias y señala textualmente que de darse “se configura un escenario donde en la práctica el grupo Claro posee un control más directo sobre el espectro en la banda de 2.6 GHz”. Además, que señala la poca inversión que el operador deberá realizar para expandir sus servicios.

Más adelante, reitera en el punto 96:

“… el grupo Claro, por un lado, incrementa su posición de dominio debido a que posee menores costos para garantizar cierta velocidad a sus usuarios…”

Punto 97: “(…) el grupo Claro no tendría incentivos a realizar mayor inversión por su alta concentración del espectro. Al no existir operadores que alcancen sus niveles de eficiencia podría (…) diferenciarse ofreciendo velocidades ligeramente mayores o (…) ofrecer las mismas velocidades a precios ligeramente menores”.

En términos simples… Claro “se la lleva fácil”.

En las conclusiones del informe, Osiptel llama la atención al MTC de las recomendaciones que ha formulado y le critica el hecho de no haber aplicado una política integral de reordenamiento y reorganización del espectro en la banda de 2.6 GHz.

Además que este caos, ha generado ineficiencias en la configuración y disposición de las asignaciones en dicha banda que impide la competencia por parte de otros operadores y nuevamente advierte:

Finalmente, Osiptel le recomienda al MTC no aprobar la transferencia.

EL REORDENAMIENTO DE LA BANDA O “REFARMING”

Precisamente, esa situación de reordenamiento es la que reclama la Asociación de Consumidores “Elegir”, su presidente Carlos Zúñiga señala “el MTC es el ente encargado del ordenamiento de la banda, el Osiptel ya le ha dicho que debe revertir las concesiones que no hayan cumplido con la norma y ordenarla”.

El jueves 23 de agosto, la viceministra de Comunicaciones, Virginia Nakagawa, sostuvo un encuentro con diversos medios de comunicación a propósito de estos informes. Spacio Libre y Otra Mirada estuvieron presentes en este encuentro y formularon preguntas respecto a esta situación.

Al respecto Nakagawa señaló que a la fecha, las empresas no han desarrollado servicios en algunas bandas asignadas, lo que ocasiona que no haya usuarios o que estos sean muy pocos, considerando el potencial que podría estar disfrutando de servicios de calidad.

Además, “las bandas se encuentran fragmentadas y dispersas, de modo que no se permite la prestación de servicios de manera eficiente”, señaló Nakagawa a la vez que manifestó que se está promoviendo el pronto reordenamiento.

Mientras tanto, Claro sigue disfrutando de la banda y es que en el año 2017, otras empresas siguieron transfiriendo sus concesiones y en medio de ello, la filial peruana de la empresa mexicana seguía comprando. Y el MTC de Giuffra seguía aprobando estas transferencias a pesar de que Osiptel le decía que no.

 

Francisco Pérez García
Investigación conjunta de Otra Mirada y Spacio Libre

Seguir leyendo

Especial

Bolivia: Doce años de logros y afán desestabilizador

Publicado

en

Evo Morales Ayma

El pasado 14 de agosto, el presidente Evo Morales ha cumplido, legal y legítimamente, el récord de permanencia sucesiva en la conducción del aparato estatal boliviano (12 años o 4.578 días como presidente), lo que lo convierte en el fenómeno político más sobresaliente de la historia de su país, mientras se suceden intentos desesperados de la derecha para desestabilizar el país.

El exministro de Gobierno, Hugo Moldiz, denunció intentos “irresponsables” de sectores de la oposición para convulsionar el país con el objetivo de desprestigiar la gestión de gobierno y posesionar un discurso que asegura que el presidente Evo Morales no es garantía de estabilidad económica y política, frente a una realidad que demuestra los grandes logros en doce años de gestión.

Entre los desestabilizadores, incapaces de elaborar propuestas para el país, incluye al expresidente Carlos Mesa, Jorge Quiroga y el rector de la Universidad Mayor de San Andrés, Waldo Albarracín, que aseguran que el país se convulsionará si no se respetan los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016, en una “convocatoria disfrazada a la violencia”, muy parecida a la que se maneja en Venezuela y Nicaragua.

Hugo Moldiz

El periodista y exministro boliviano del Interior, Hugo Moldiz, rechaza acusaciones de falta de democracia en su país.

“PLENA DEMOCRACIA”

“El mundo está viendo que en Bolivia hay plena democracia, donde la gente puede decir libremente sus opiniones y tomar también acciones en función de sus propias convicciones”. Está claro que en Bolivia “no pasa absolutamente nada que restrinja la democracia y los contenidos de la democracia como tal”, indicó.

De acuerdo a todos los sondeos de opinión, el promedio de aprobación de la gestión en doce años de gobierno supera el 55%: la población valora las obras que hace, la intensidad del trabajo que despliega y la honestidad que demuestra el presidente.

“Estas convocatorias medias disfrazadas a la violencia o a negar más bien la vigencia de un orden democrático le hace mucho daño a la oposición, que debería sentarse primero para ver cómo se pone de acuerdo a tener un solo candidato; segundo, para presentarle un proyecto al país”, subrayó.

EVO CONDUCTOR

Morales es, en su condición de líder histórico, el eje o nodo articulador de otros dos factores que hacen posible la revolución boliviana: la fuerza organizada del pueblo y el proyecto alternativo.

Entre 2006 y 2009 Evo presidió el viejo Estado y ahora el Estado Plurinacional superando al conductor de la revolución de 1952, Víctor Paz Estenssoro, quien acumuló 12 años al frente del país de manera discontinua (1952-56, 1960-64 y 1985-89).

A ese triángulo se incorporó el proyecto alternativo, que articula el cuestionamiento a la colonialidad del poder y al sistema capitalista en el Plan Nacional de Desarrollo –que significó la nacionalización del petróleo, la Asamblea Constituyente, la anulación del neoliberalismo, entre otras medidas)- y ahora se enrumba hacia la materialización de la Agenda 2025.

BLOQUE POPULAR

Los analistas señalan que esta no es una revolución para instalar en el poder a una protoburguesía, como ocurrió en 1952, sino para constituir un bloque en el poder bajo liderazgo indígena campesino, obrero y popular para dar vida al proceso de cambio en la revolución más profunda de la historia boliviana.

Evo fue capaz de articular la resistencia al neoliberalismo desde la crisis de abril de 2000, cuando se desarrolló la “Guerra del Agua”. Hubo otros referentes en la sublevación popular, como Felipe Quispe, pero Morales condensaba los sueños y las esperanzas de la más amplia gama de las clases subalternas.

Y tras la derrota del neoliberalismo en octubre de 2003 y del intento de la embajada estadounidense de imponer su presidente en junio de 2005, la poderosa insurgencia indígena campesina, obrera y popular obtuvo una histórica victoria político-electoral en diciembre de 2005.

FUERTE LIDERAZGO

Para Moldiz, no es posible divorciar a Evo líder, del Evo presidente, y si bien hay momentos en que entra en crisis esa relación, cada vez que lo ha hecho ha salido fortalecida. Evo está decidido a ser candidato, una vez más, en las elecciones de 2019.

La fuerza de su liderazgo, fundada en el protagonismo de los movimientos sociales, se está encargando de romper con varios mitos de la historia de Bolivia, como el que señalaba que la diversidad clasista y nacional-cultural impedía que cualquier candidato obtuviera más del 50% de los votos en la primera vuelta.

Conquistó el 54% en 2005 y cuatro años después tuvo el 64% de respaldo, además del 67% que alcanzó en el referéndum revocatorio del 10 de agosto de 2008. En 2014 obtuvo el 62% de votación.

ÉXITO SIN EL FMI

Morales está demostrando que el Estado en manos de una dirección revolucionaria es un instrumento capaz de administrar eficientemente los bienes comunes para la búsqueda del bien común, al no quedar subsumido a las fuerzas ciegas de la economía de mercado (a empresas transnacionales en un modelo neoliberal), sino que con la titularidad de un nuevo bloque en el poder (indígena, campesino, obrero y popular) queda en función de los intereses de la inmensa mayoría de la población.

Al distanciarse de las recomendaciones del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, Morales ha logrado el comportamiento más exitoso de la historia económica boliviana: el PIB casi se ha quintuplicado (de seis mil a más de 35 mil millones de dólares), y las exportaciones estancadas en mil millones de dólares al año durante dos décadas se multiplicaron por 10.

CRECIMIENTO Y DISTRIBUCIÓN

Bolivia se erigió en la primera economía de la región en los últimos cuatro años, producto de la política de nacionalizaciones y la aplicación de un modelo que genera excedentes y los redistribuye con distintos mecanismos a la población, provocando un énfasis en la demanda interna.

Y destruyó el mito de que Bolivia necesita de los Estados Unidos y los países del capitalismo central, con una política exterior soberana y diversificada. Ya lo había señalado el desaparecido líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz: “no somos dependientes por ser pobres, sino pobres por ser dependientes”.

Moldiz recalca que se ha roto, también, el mito de que “los indios no saben gobernar”, abriendo un proceso de descolonización de las estructuras políticas, materiales y simbólicas que le otorgaban a la “blanquitud” una superioridad sobre la “indianitud”.

EL DESAFÍO

Y demostró que un gobierno de izquierda puede ser eficiente, dejando atrás el prejuicio sobre la participación y el liderazgo estatal: se puede redistribuir la riqueza y hacer obras de envergadura sin poner en riesgo la estabilidad económica y la soberanía.

Ahora le resta demostrar que un proyecto anticapitalista –el socialismo comunitario para el Vivir Bien- es lo que Bolivia necesita para continuar por el rumbo de la soberanía política y la independencia económica.

Como es obvio, dice Moldiz, la revolución boliviana enfrenta –como ahora- también momentos de contrarrevolución, donde la derecha, envalentonada por la teoría del fin del ciclo progresista y de restauración conservadora apunta a destruir todo lo que se hizo en doce años, apoyándose en el discurso de pedir respeto al referéndum del 21 de febrero de 2016, que cerró la posibilidad de la modificación del artículo 168 de la Constitución y la reelección presidencial.

La respuesta a esta amenaza está en manos de Evo y del pueblo organizado.

 

Sullkata M. Quilla
Antropóloga y economista, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico.

Seguir leyendo

Lo más reciente

Bancada fujimorista de Fuerza Popular Bancada fujimorista de Fuerza Popular
Políticahace 14 horas

Fujimorismo tiene doble discurso

Pese a que el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, confía que se aprobará los cuatro proyectos de reforma política y...

Marcha protesta CGTP Marcha protesta CGTP
Políticahace 14 horas

Sin referendo no hay reformas

Existe la posibilidad de que el Parlamento apruebe la propuesta de reformas presentada por el Ejecutivo, pero que no apoyen...

Pedro Gonzalo Chávarry - Héctor Becerril Pedro Gonzalo Chávarry - Héctor Becerril
Políticahace 14 horas

Keikismo intenta salvar a Chávarry y Becerril

La decisión de última hora del fujimorismo, de aplazar sin fecha el debate y la votación de los informes acusatorios...

Martín Vizcarra Cornejo Martín Vizcarra Cornejo
Políticahace 14 horas

Vizcarra habla hoy en la ONU

El presidente Martín Vizcarra, presentará hoy ante la 73 asamblea general de la Organización de Naciones Unidas (ONU) las condiciones...

Desmienten rumor contra Presidente Vizcarra Desmienten rumor contra Presidente Vizcarra
Políticahace 14 horas

Desmienten rumor contra Presidente

Palacio de Gobierno desmintió ayer la versión pública acerca de que el presidente Martín Vizcarra se ha aumentado el sueldo...

Luis Benavente Luis Benavente
Políticahace 14 horas

Debate aumentó confusión electoral

Mucha expectativa de los medios de comunicación, pero poca de la población de Lima provocó la presentación del primer grupo...

Daniel Urresti Daniel Urresti
Políticahace 15 horas

Urresti alista alegato final ante sentencia

El candidato a la Alcaldía de Lima, general en retiro Daniel Urresti, hará este jueves su “defensa personal”, como último...

Renzo Reggiardo Renzo Reggiardo
Políticahace 15 horas

Mejor es reírse

Nadie me quiere, todos me hacen bullying

Jo-Marie Burt Jo-Marie Burt
Políticahace 15 horas

La voz clara

“La confirmación de la sentencia contra militares por la masacre en Accomarca es una gran victoria para los y las...

Richard Arce Richard Arce
Políticahace 15 horas

La palabra

“Nuestro rechazo a la prepotencia de la empresa Backus que prefiere ‘terruquear’ a los dirigentes sindicales, antes de respetar los...

Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.