Contáctanos

Especial

Las protestas de la clase alta en el oeste de Caracas

Publicado

en

Marchas protestas en Venezuela

Uno de los principales puntos débiles que ha tenido la oposición a lo largo de estos años ha sido su falta de participación y convocatoria en zonas populares, donde la vulnerabilidad social es mayor que en otros territorios de Venezuela.

Ese vínculo no existe por órdenes de clase y poca audacia política para crear un programa que incluyera a los históricamente excluidos, cuestión de la que el chavismo es bandera ya que forma parte de esa misma extracción, y por lo tanto sus concepciones y usos de la política se alimentan de ese telurismo societario.

Juan Guaidó, miembro de Voluntad Popular, un partido-laboratorio que hoy capitanea la Asamblea Nacional (AN), por su lugar de nacimiento y color de piel representa una grieta de la cual adolecía la oposición, caracterizada por tener caras, discursos e intereses muy distantes de lo que efectivamente simboliza su contendiente: el chavismo como sujeto político y social.

El actual presidente del Parlamento es el que debe dar la cara, ante las ausencias de Leopoldo López y Freddy Guevara, justamente en un momento donde algunos focos de violencia financiada comienzan a penetrar en territorios populosos y barriadas.

Las revoluciones de color de 2014 y 2017 nunca lograron activar a la población en aquellas zonas donde más les convendría al antichavismo, salvo por episodios selectivos en los que se manifestaron incluso técnicas de terrorismo como el incendio de hospitales con pacientes adentro en El Valle, Caracas, y otras regiones de Venezuela.

Los focos de violencia generalmente fueron neutralizados de manera casi rápida; en las barricadas de la avenida Páez, en El Paraíso, Caracas, nunca se manifestó que “los cerros bajaron”, por resaltar un ejemplo.

Pero en la noche del lunes 21 de enero se registraron pequeñas barricadas incendiadas, disparos, cacerolas, en lo que parecieron ser focos de violencia insurreccional, mejor conocidas como guarimbas, en diferentes zonas que no pudieron nunca ser objeto de convocatoria política en favor de la oposición.

Aunque a través de las redes sociales y los medios habituales al darles un carácter espontáneo y popular, fueron claramente activadas en simultáneo, no duraron más que un par de horas en la mayorías de los puntos donde se encontraban, y tuvieron una cobertura con una misma línea argumental a la de las directrices del gobierno de los Estados Unidos y la AN.

El interés de tener el mapa encendido, allí donde generalmente no tienen apoyo este tipo de acciones beligerantes, se manifiesta en la poca audacia por generar una narrativa donde se dé por supuesto de que el “rechazo a la dictadura de Maduro” es generalizada. Sin embargo, el este de Caracas -un ejemplo bastante descriptivo de lo artificioso de los sucesos- se mantuvo en silencio.

Las protestas se vincularon a la matriz de ilegitimidad del presidente Maduro en su cargo, y a la “usurpación” como principal artificio jurídico donde no la hay.

Al mismo tiempo, se atacaron infraestructuras de instituciones públicas: los actores de las guarimbas quemaron la casa cultural Robert Serra, un galpón de PDVAL y el módulo de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en Puerta Caracas, La Pastora.

Estas manifestaciones de violencia contra los símbolos del chavismo siguen el patrón usado en las anteriores y fallidas revoluciones de color, marcando desde el comienzo que uno de los objetivos concretos de la guerra contra Venezuela es el exterminio de todo lo vinculado a la Revolución Bolivariana.

Pero, como se ha hecho evidente en los múltiples intentos de golpe de Estado en los últimos lustros, la dirigencia antichavista no cuenta con el respaldo de la mayoría de la población venezolana, sobre todo la identificada con el chavismo, que pudiera surgir como ejército de reserva en el caso de una insurrección planificada en los centros urbanos y rurales más populares. Allí la importancia de activar nuevos espacios que pudieran ayudar a endurecer el contexto nacional en medio de una serie de jugadas a lo internacional que desconoce el gobierno de Maduro y apoya abiertamente a la directiva ejecutiva de la AN.

Marchas protestas en Venezuela

El lunes 21 de enero se registraron pequeñas barricadas incendiadas, disparos, cacerolas, focos de violencia insurreccional, pero no tuvieron convocatoria política en favor de la oposición.

QUÉ SON Y PARA QUÉ SIRVEN LOS CABILDOS ABIERTOS

En este contexto entra en escena la figura de los cabildos abiertos, “medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía, en lo político”, según el artículo 70 de la Constitución.

Luego de los fraudes y fracasos que la dirigencia política de la oposición ha obtenido producto de sus intentos por derrocar al gobierno venezolano, la movilización antichavista ha sido cada vez menos frecuente hasta el punto de que, en todo 2018, el conflicto político terminó por dirimirse a través de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y, posteriormente, en las elecciones presidenciales de mayo, ambas instancias desconocidas para los actores del cambio de régimen.

Por ello, la figura de los cabildos abiertos ha sido usada como un recurso simbólico-histórico junto con la fecha 23 de enero.

El 23 de enero es una fecha especialmente recordada por el puntofijismo como el fin de una era (la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, hoy emparentada de manera interesada con el gobierno de Nicolás Maduro) y el comienzo de otra. Es un símbolo al que ya recurrieron en años pasados, pero esta vez en un contexto de mayor asedio internacional, con el apoyo duro de Washington a un “gobierno de transición” encabezado por la AN.

El factor popular ciertamente se les escapa de las manos, pero los cabildos abiertos que han convocado los diputados opositores son usados como forma de pregonar el apoyo a la insurrección y el golpe de Estado a parte de la población tradicionalmente antichavista y susceptible de adherirse a una agenda sediciosa y violenta.

Se venden los cabildos abiertos, plataformas de consignas y de promoción de políticos opositores, como una vinculación directa entre el ciudadano y los diputados que prometen el cambio de régimen a como dé lugar. Son espacios para medir y expandir la debilitada capacidad de arrastre y difusión, en clara convocatoria al golpe de Estado. Son actividades para acumular fuerzas con miras al escenario proyectado para este 23 de enero y los días siguientes.

Según la Constitución, incluso tienen un carácter vinculante, siempre y cuando, como lo aclara la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, sean convocados por el Concejo Municipal, “las juntas parroquiales por acuerdo de la mayoría de sus integrantes”, el “alcalde o alcaldesa” y “los ciudadanos y ciudadanas” (art. 261), lo cual en los hechos no sucede.

Pero además puntualiza dicha ley orgánica que serán vinculantes las decisiones de los cabildos abiertos si son “sobre asuntos atinentes a su ámbito espacial y sin perjuicio de lo establecido en la legislación respectiva” (art. 262), siendo así meros artefactos retóricos, bombas de humo, para la movilización del antichavismo.

Marchas protestas en Venezuela - Guaidó

Guaidó habló durante 20 minutos en su cabildo abierto en Caricuao.

ENJAMBRE Y CONFLICTO ARMADO

Esa es la razón por la que los cabildos se pretenden organizados en forma de enjambre, de manera descentralizada y autónoma, con mucho apoyo en las redes sociales para la difusión de su mensaje y el encuentro de activistas (medios tradicionales, ONGs, asociaciones civiles, influencers, etc.).

Debido a que se busca una adhesión por parte de la población de su agenda a través de la activación por municipios, la AN recurrió a un recurso susceptible de conectarse con el ejército de reserva que anhelan en los barrios y campos venezolanos como agentes de la insurrección, como se observa con los últimos ensayos de guarimba.

No en balde se mostró el cabildo en Caricuao el pasado 19 de enero como un ejercicio popular y de organización política “contra la dictadura”, haciendo hincapié en el espectro de clase que antes no lograban convocar y exaltando la figura “presidenciable” de Juan Guaidó.

De hecho, las actividades que convoca el Parlamento se dan, como redacta una periodista de El Estímulo, “con el ímpetu que recuerda un poco al ánimo de mediados de 2017”, en referencia a los grupos insurreccionales que crearon caos y destrucción de vida y propiedad pública en varias regiones de Venezuela.

Cómo y hacia dónde se canaliza la convocatoria y presencia de los cabildos abiertos, es una pregunta que se hace la mayoría de los seguidores de la oposición. Sin embargo, la conexión territorial que hay entre las instalaciones de dichos cabildos con los focos guarimberos del lunes 21 de enero sugiere que podrían ocurrir sucesos de violencia y conmoción disfrazados mediáticamente de represión estatal, tal como dicta el manual de años y escenarios anteriores.

Lo importante para la oposición es mantener una agitación callejera que pudiera ser aprovechable para los fines propagandísticos del “gobierno de transición” de la AN, muy al estilo libio en 2011.

Todas las acciones en Venezuela por parte del antichavismo tendrían su correlación con los migrantes venezolanos en el exterior, donde ya tienen puntos de encuentro a manera de cabildos en apoyo al “gobierno de transición” que lidera VP en estos momentos. Es en la arena internacional donde se toman todas las decisiones, con la Casa Blanca de principal portavoz en “apoyo al pueblo de Venezuela”.

El cálculo de los jefes de Guaidó se sintetiza en enfrentar a la población venezolana en las calles (para ello la convocatoria de los cabildos) y terminar de instalar un consejo de transición liderado por la AN que gestione una correlación de acciones con los poderes institucionales de los Estados Unidos (Washington) para presionar aún más al Estado venezolano en busca de su destrucción, mientras se prepara el terreno para un conflicto armado. Es el escenario pensado, lo que no quiere decir que vaya a ocurrir à la lettre, pues los organismos de seguridad e inteligencia ya pudieron dar a conocer algunos detalles del plan.

 

MISIÓN VERDAD

Seguir leyendo
Anuncio

Entrevista

Frontera Energy invierte en crudo y promueve el empleo

Publicado

en

Refinería de petróleo en la selva

Frontera Energy Corporation (FEC) es una empresa canadiense, dedicada a la exploración y explotación de hidrocarburos, con operaciones en Colombia y Perú.

En nuesto país, Frontera Energy Corporation tiene presencia desde hace más de 10 años mediante sus subsidiarias Pacific Stratus Energy del Perú S.A. y Pacific Off Shore Perú S.R.L., en los lotes 192 y Z – 1. Las mismas que operan 15.000 barriles por día de petróleo, que equivale a cerca del 30% de la producción de petróleo crudo del Perú.

INVERSIÓN

Asimismo, durante estos más de 10 años de operación en el Perú, FEC ha invertido alrededor de 2.5 billones de dólares; apuestan en el sector de hidrocarburos en el Perú, porque creen en su potencial, en sus instituciones y en el desarrollo de una industria sostenible y responsable con la vida, el entorno y el país.

Refinería de petróleo

EMPLEO

Producto de estas inversiones han generando empleo directo e indirecto a más de 15.000 familias tanto en Lima como en áreas donde han operado como: Loreto, Tumbes, Zorritos y Pucallpa, entre otros.

Asimismo, ha cancelado impuestos a la nación en cifras cercanas a los 200 millones de dólares, número que refleja la importancia de la industria en la cartera del Perú y el compromiso de FEC en los países donde opera.

Además han generado regalías que representan otros 75 millones de dólares en ingresos para el país y en canon petrolero solo para la región Loreto, otros 10 millones de dólares en los últimos 3 años.

CONTRATO

El 30 de agosto de 2015, FEC suscribió el contrato de servicios temporales para la producción de petróleo por un período de dos años. Que, de haberse ejecutado con normalidad, ha debido terminar el 30 de agosto de 2017.

No obstante, dada la continua problemática del sistema de transporte en la Selva Norte Peruana a través del Oleoducto Norperuano, a la fecha, esto es, más de tres (3) años después del inicio del contrato.

Tan solo hemos ejecutado 460 días efectivos de contrato, lo que equivale a una eficiencia inferior al 35%, cifra esta que como inversionistas les preocupa y genera serias dudas sobre la continuidad del negocio extractivo en el lote y en la región.

BAJO RENDIMIENTO

Al respecto, el estándar mundial de eficiencia operacional es superior al 98.5% y es lo que la industria y las empresas prevén en sus estimados de operación por año; así entonces, el estándar en Perú está muy por debajo de la media mundial.

Si a esto se suma que la infraestructura en el Lote 192 tiene una antigüedad cercana a 50 años de construcción con altos niveles de obsolescencia y deterioro por corrosión, zonas geográficas con altos abandonos, alta conflictividad social y carencia de necesidades mínimas básicas.

Esta situación entre otras, ha derivado en ataques a la infraestructura de transporte del ONP, débil por sí, en pro de llamar la atención del Estado en la solución de sus necesidades mínimas vitales, situación esta que ha coadyuvado a la intermitencia en el servicio de transporte y como consecuencia disminución de la producción con su respectiva consecuencia en los ingresos del país.

OLEODUCTO Y PARALIZACIÓN

En calidad de Operadores del Contrato de Servicios Temporal para la Explotación de Hidrocarburos en el Lote 192, Frontera Energy Corporation expone los graves efectos que viene ocasionando al Perú la paralización del Oleoducto Norperuano (ONP).

Como consecuencia de la paralización del ONP desde el día 27 de noviembre pasado, la empresa se vio obligada a suspender una vez más las actividades en el Lote 192, encontrándose el Contrato de Servicios Temporal para la explotación de hidrocarburos en situación de fuerza mayor desde el día 5 de diciembre. Dicha paralización de actividades en el Lote 192, a la fecha, viene significando lo siguiente:

Pérdida de aproximadamente 2,500 empleos rotativos directos. De una población promedio de 1,150 puestos de trabajo en el Lote 192, en dos turnos, esta se vio reducida a una población de 250.

Dicho impacto afecta principalmente al departamento de Loreto, región de la que proviene el 70% de los trabajadores del Lote 192. Debe considerarse asimismo que la pérdida de dichos puestos de trabajo directos trae consigo, la pérdida de aproximadamente otros 10,000 empleos indirectos en el departamento de Loreto, por negocios que se generan alrededor de la operación de hidrocarburos en el Lote 192.

La pérdida de ingresos para Perupetro S.A. es consecuencia de no recibir el porcentaje de la producción de crudo que, de conformidad con el Contrato de Licencia, mantiene Perupetro S.A. de la producción del Lote 192.

También la pérdida de ingresos para Petroperú S.A. Desde el inicio de la paralización el ONP ha dejado de transportar 360,000 barriles de petróleo por mes, lo que le genera una pérdida significativa de sus ingresos.

Perforadoras petroleras

PETRÓLEO

Frontera Energy mantiene en el Oleoducto Norperuano un aproximado de 1,000,000 barriles de petróleo de su propiedad, petróleo crudo que, de conformidad con el Contrato del Servicio de Transporte de Hidrocarburos Líquidos por el Oleoducto Ramal Norte y el Tramo II del Oleoducto Norperuano, les debe ser devuelto íntegro en el Punto de Salida del Tramo II del ONP

Siendo Petroperú S.A. quien asume el riesgo de pérdida de dicho petróleo crudo durante su permanencia en el ONP. De esto destaca que la devolución de dicho volumen tendrá prioridad inmediata una vez finalice el contrato de servicios del Lote 192 que actualmente tiene suscrito con Perupetro.

Respecto a la pérdida de ingresos por canon para la región Loreto es de aproximadamente 2,650,000 dólares por cada mes de paralización.

COMUNIDADES NATIVAS

Sobre la pérdida de ingresos para beneficio de las comunidades nativas de la zona, de conformidad con el numeral 23.1 del Contrato de Servicios Temporal, la empresa, mensualmente, abona a un fondo social destinado única y exclusivamente a la ejecución de proyectos de desarrollo y vigilancia ambiental en la zona de Influencia del Contrato de Servicios Temporal, un Aporte Voluntario equivalente al 0.75% del valor de la producción fiscalizada.

En total, la paralización del oleoducto y el Lote-192, generan pérdidas de 20 millones de dólares por cada mes de paralización lo que, en este nuevo evento de cierre del oleoducto, se han perdido más de 40 millones de dólares con el agravante de no tener una fecha cierta de solución de los asuntos asociados.

ALGO MÁS

Un contrato suscrito para ser ejecutado en 730 días ha estado más de ese tiempo detenido por las continuas paradas del oleoducto y la situación social de la zona.

Seguir leyendo

Actualidad

Alianza Lima: 118 años forjando héroes del pueblo

Publicado

en

Equipo de Alianza Lima con Perico León

El 15 de febrero de 1901, un grupo de adolescentes fundó el Alianza Lima. Nacía el siglo XX y el fútbol ya empezaba a gozar del aprecio de las clases populares. El barrio de las Chacaritas fue testigo del entusiasmo de Chacaltana, Pedreschi, Carballo y otros por patear una pelota y gritar gol.

En esos años, el clásico entre el Club Sport Fernandino (de los estudiantes de medicina) y el Club Carolino (estudiantes de jurisprudencia) era observado por aficionados y curiosos. La Universidad de San Marcos concentraba a cientos de jóvenes provenientes de las familias más distinguidas de Lima y el Perú.

Estos jóvenes copiaban las modas llegadas desde Europa. París y Londres eran la “modernidad”. Así, el ‘football’ se convirtió en fútbol y ‘goal’ en gol. José Gálvez Barrenechea, “El Poeta de la Juventud”, escribió alegres y jugosas crónicas sobre los orígenes del fútbol en el Perú, que fueron reunidas en su texto Nuestra Pequeña Historia (1966), muy valioso para entender los orígenes aristocráticos del actual deporte más popular en nuestro país.

Los primeros partidos eran en el barrio. El campo de Santa Beatriz (actualmente en La Victoria) solo era utilizado por los equipos conformados por ingleses o los jóvenes peruanos descendientes de los anteriores. Pese a ello, la pasión por el nuevo deporte seguía creciendo y, muy pronto, otros equipos se formaron en los diferentes barrios de Lima.

El Jorge Chávez o el Carlos Tenaud serían los primeros rivales de los futuros íntimos de La Victoria. Resulta interesante observar que los adolescentes formaban clubes de fútbol tomando el nombre de aviadores jóvenes recientemente fallecidos. Una nueva generación que está identificándose con los personajes de su modernidad.

Para la década de 1920, Alianza Lima era un equipo de obreros con trabajadores de la Fábrica Textil La Victoria (ubicada donde hoy encontramos el Centro Comercial Polvos Azules). Poco a poco, los jugadores se empezaban a concentrar en el nuevo distrito. Ya empezaba a nacer el romance entre La Victoria y Alianza Lima. Todos los niños del barrio imitaban las jugadas de sus ídolos populares. Gritaban los goles y soñaban ponerse la blanquiazul.

José María Arguedas fue aliancista. Ernesto Toledo Bruckmann narra que la amistad entre Arguedas y el poeta Manuel Moreno Jimeno hizo que el gran escritor peruano desarrolle un amor muy especial por el “equipo del pueblo”. Esto fue testimoniado por Víctor Bustamante Moscoso, su sobrino político.

Se dice que en las tertulias entre Mariátegui y los obreros que llegaban a su casa, siempre preguntaba por los resultados de los partidos. Mariátegui sonreía cada vez que tenía noticias de un triunfo aliancista.

Este romance nació cuando Mariátegui asistía a La Fiesta de la Planta en Vitarte. Rafael Tapia en La Fiesta de la Planta en Vitarte (1992) destaca que en la revista Amauta siempre se informó sobre este acontecimiento obrero-popular y, en las fotos, destaca la presencia de varios integrantes de Alianza Lima jugando por los equipos de las fábricas textiles donde laboraban. El fútbol era aún amateur.

Entre noviembre y diciembre de 1935, Alianza Lima realizó la famosa gira por Chile. Ganó la mayoría de los partidos. La prensa limeña informaba de los resultados.

Los estragos de la Guerra de 1879 aún estaban muy presentes en la memoria popular. Cada victoria aliancista era celebrada en todo el Perú. El maestro Felipe Pinglo Alva (gran aliancista) les dedicó varias canciones.

En Los 3 Ases, Pinglo hace una crónica, en estilo polka, de los principales acontecimientos de la gira de 1935. No cabe duda que la canción nació producto de la lectura de las notas periodísticas. Lo que nos permite percibir que la afición peruana estaba muy atenta a los resultados de la gira.

En el valse “Alejandro Villanueva”, realiza la descripción del futbolista peruano más importante de nuestra historia. Imaginamos que los barrios populares de Lima, en quintas y callejones, los viejos bohemios hacían suyas las letras de Pinglo y, con variantes en sus melodías, rendían culto a los nuevos héroes del pueblo.

Pero, Alianza Lima no solo ha merecido hermosas canciones de Felipe Pinglo Alva y otros reconocidos compositores. Muchos son los intelectuales de gran valía que se han rendido a la tentación de escribir sobre el equipo de sus amores. El corazón blanquiazul late más fuerte cuando el pueblo vibra con cada gol de los “Potrillos”.

César Miró publicó Los Íntimos de La Victoria (1958), libro donde hace un recorrido histórico de los primeros 50 años del club más popular del fútbol peruano. El reconocido poeta Arturo Corcuera escribió La Gran jugada. Crónica deportiva que trata de Teófilo Cubillas y el Alianza Lima (1997), texto donde la poesía escenifica las glorias del equipo grone. Y la tragedia de Ventanilla también ha sido llevada a la literatura por Cucho Sarmiento en su Fokker, Balas y Goles (1995), novela breve donde recoge la versión popular que recorrió los barrios victorianos sobre la causa de la caída del Fokker en Ventanilla y la desaparición física de un cuadro íntimo lleno de grandes promesas para el fútbol peruano.

Son 118 de gloria. 118 años de historia. 118 de alegría del pueblo.

Y “la caldera” sigue cantando…

AUGUSTO LOSTAUNAU MOSCOL
Historiador peruano (La Victoria 1969) a favor del Colegio Profesional de Historiadores del Perú

Seguir leyendo

Especial

Las mujeres palestinas pagan el precio más alto

Publicado

en

Las mujeres palestinas pagan el precio más alto

Durante años Estados Unidos fue el mayor donante de ayuda para los palestinos. Con los fondos para los programas de salud, educación y saneamiento repentinamente paralizados, las mujeres y las niñas son las más afectadas.

Cuando el esposo de Nawal tuvo que dejar de trabajar hace dos años debido a fuertes dolores de estómago, ella se convirtió en la proveedora principal de la familia. Nawal, quien pidió usar solo su nombre, vive con sus siete hijos en el campamento de refugiados de Dheisheh, cerca de Belén. Nawal solía ser elegible para los estipendios de la UNRWA que la ayudarían a cubrir los costos médicos de la familia, pero recientemente le dijeron que esa asistencia ya no está disponible.

Zahya Al Mubasher es una viuda que lucha contra el cáncer en Gaza. A los 61 años, sigue siendo la proveedora de 17 personas, hijos, nietos y hermanos. Se gana la vida cultivando tomates en un invernadero del patio trasero que fue financiado por USAID, una agencia del Gobierno de los Estados Unidos responsable de administrar ayuda civil y asistencia para el desarrollo.

Nawal y Zahya son solo dos de las miles de mujeres palestinas que se ven directamente afectadas por la decisión del gobierno de Trump de desfinanciar la ayuda a los palestinos. Más recientemente, la administración cerró la misión de USAID en Cisjordania y Gaza, mientras que recortó en 2018 más de 500 millones de dólares en fondos para proyectos palestinos. Los críticos dicen que es solo el último intento de chantajear a la Autoridad Palestina para que llegue a un acuerdo de paz con Israel.

Según Susan Markham, excoordinadora principal de USAID para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres: “cuando la sociedad o las instituciones comienzan a romperse por falta de inversión, las mujeres se sienten aún más agobiadas por las responsabilidades domésticas con las que tradicionalmente están asociadas. La gestión del tiempo entre las responsabilidades profesionales y el trabajo doméstico, agrega, se convierte en un desafío aún mayor. Es algo que no se mide a menudo, pero tiene un impacto real en la vida cotidiana de las mujeres”.

En las mujeres, los efectos de tal ruptura son dobles: los programas centrados en el género financiados por los EE.UU. ahora se han eliminado, reduciendo el número de iniciativas que se centran exclusivamente en la promoción de los derechos y las oportunidades para las mujeres, mientras que los proyectos más grandes relacionados con la infraestructura -como en salud y saneamiento- quedan sin terminar. Esto puede tener un impacto perjudicial en los roles de las mujeres y las niñas en la sociedad.

En los últimos años cientos de miles de dólares en ayuda de los Estados Unidos se destinaron a los programas de defensa de los derechos de las mujeres palestinas. Entre los beneficiarios de la ayuda se encuentra Kayan, una organización feminista que protege los derechos y promueve el estatus de la mujer palestina en Israel, que recibió una subvención del Gobierno de los Estados Unidos para un proyecto que se esfuerza por poner fin al acoso sexual en el lugar de trabajo.

En Cisjordania y Gaza, el proyecto de “Tribunales de mujeres”, financiado por Estados Unidos, tuvo como objetivo reducir la violencia de género en las comunidades palestinas mediante reformas legislativas y cambios de políticas.

Palestina es el único país en Medio Oriente y África del Norte que se ha adherido a la Convención de las Naciones Unidas sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) sin reservas ni declaraciones. Las mujeres palestinas se encuentran entre las más educadas de la región, y mientras más mujeres que hace 10 años ingresan a la fuerza laboral en la actualidad, las tasas siguen siendo más bajas en comparación con los promedios regionales, según un informe del Banco Mundial de 2017.

“USAID realmente se enfocó en ayudar a las mujeres [palestinas] a obtener poder económico”, dice Markham. Implicó programas que llevaban a las niñas a la escuela secundaria, financió pasantías y tutorías y ayudó a las mujeres a crear sus propias empresas, creando un ciclo positivo en el que las mujeres “eran valoradas por la comunidad como propietarias de empresas o trabajadoras capaces de llevar dinero a casa, a la familia”. Estos proyectos, dice ella, ayudaron a cambiar las actitudes de género en la sociedad palestina.

En las últimas dos décadas, los fondos de los Estados Unidos han ayudado a más de 200.000 mujeres en Cisjordania y Gaza a obtener una mejor educación a través de inversiones en renovaciones y capacitación escolar. Estas iniciativas ahora repentinamente se han detenido.

Uno de los casos más graves es una escuela en el área de Belén que solo alcanza el décimo grado, dice Sean Carroll, director de Anera, una de las organizaciones no gubernamentales más grandes que brinda asistencia humanitaria a los palestinos.

Anera había estado trabajando en la rehabilitación y ampliación de la escuela para ofrecer a los estudiantes una educación secundaria. “Si querías continuar tus estudios, tenías que irte a 30 millas de distancia. Muchos de los niños no lo hicieron, especialmente las niñas, por lo que efectivamente la educación de las niñas en esa ciudad se detenía en el 10º grado”, explica.

El hecho de mantener a las niñas en la escuela es también una de las formas más efectivas de evitar el matrimonio infantil y sigue siendo un problema importante en Palestina, según una declaración conjunta del Centro de Mujeres para Asistencia Legal y Asesoría (WCLAC) y Human Rights Watch del pasado julio.

Según los datos publicados por la Oficina Central de Estadísticas de Palestina en 2016, el matrimonio infantil alcanzó el 20,5 por ciento entre las mujeres y el uno por ciento entre los hombres de la población total casada en Palestina.

Las mujeres palestinas pagan el precio más alto

Un factor importante que desalienta a las niñas a asistir a la escuela es la falta de acceso a instalaciones sanitarias adecuadas durante la menstruación, con carencia de agua e higiene adecuada. Por lo tanto, es probable que el abandono de inversiones en infraestructuras de agua, que conectan hogares con redes de agua limpia y alcantarillado, afecte desfavorablemente a mujeres y niñas.

Además, la escasez de agua agrega presión a las mujeres, que a menudo se encargan de las tareas domésticas, incluida la cocina y la limpieza, así como el cuidado de los niños que contraen enfermedades transmitidas por el agua.

En áreas que no están conectadas a las redes de agua, las mujeres y las niñas suelen ser responsables de encontrar y recolectar agua para sus familias, lo que puede impedirles asistir a la escuela o participar en trabajos remunerados, según EWASH, un grupo de más de 30 organizaciones que trabajan en el tema del agua, saneamiento e higiene en los territorios ocupados.

“La mayor cantidad de fondos de nuestro proyecto de USAID en los últimos 10 años ha estado en agua e higiene”, dice Carroll, “y con los recortes en este momento, sabemos que 57.000 palestinos no tendrán acceso a agua segura [a través de un proyecto] que fue planeado y se habría implementado para fines de año”.

El Gobierno de Israel sobre los palestinos restringe la entrada de bienes a los territorios ocupados, incluidos los medicamentos y el equipo médico. Como resultado, los servicios de salud que salvan vidas, como el tratamiento del cáncer y los cuidados intensivos neonatales, no están disponibles en Cisjordania y Gaza.

Muchos pacientes palestinos viajan a Jerusalén Este para recibir atención en uno de los seis hospitales que conforman la Red de Hospitales de Jerusalén Este. En setiembre pasado, la administración de Trump retiró 25 millones de dólares que había planeado entregar a la Red.

Según Bassem Abu Libdeh , director del Hospital Al Makassed, los fondos de los Estados Unidos solían cubrir el 40 por ciento de los costos para los seis hospitales. Junto con el recorte de la ayuda a la UNRWA en setiembre pasado -que representó un recorte presupuestario del 30 por ciento a la agencia de las Naciones Unidas encargada de brindar servicios a millones de refugiados palestinos en el Medio Oriente- muchos palestinos ya no pueden pagar la atención que necesitan.

Para las mujeres esto significa un acceso limitado al tratamiento del cáncer de mama o la atención para los embarazos de alto riesgo disponibles predominantemente en estos hospitales del este de Jerusalén.

Esta escasez de fondos ha socavado aún más el funcionamiento de las clínicas móviles, operadas por un grupo de ONG palestinas e internacionales bajo el nombre de Health Cluster, que brinda servicios de salud a más de 220.000 palestinos en Cisjordania.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios en los territorios ocupados, “las personas más vulnerables en estas comunidades son las mujeres durante el embarazo y el parto; niños y bebés enfermos; los ancianos y los enfermos crónicos o discapacitados”. Esto no solo tiene un efecto directo en los programas de salud para las mujeres, sino que también agrega presión a las mujeres que generalmente actúan como cuidadoras en la familia, como Nawal.

Según el Banco Mundial, la ocupación de Israel limita severamente la economía palestina. Las restricciones al movimiento de bienes y personas, la apropiación de tierras y el bloqueo de Gaza, entre otras cosas, ahogan el éxito de las políticas económicas establecidas por la Autoridad Palestina.

Como resultado, los donantes internacionales desempeñan un papel destacado en la implementación de reformas y la prestación de servicios en Palestina, Tanto las entidades gubernamentales como las organizaciones de la sociedad civil dependen en gran medida de la ayuda externa para operar.

“La economía nacional palestina no puede sostenerse a sí misma como resultado de la ocupación y sus políticas”, dice el doctor Sahar Qawasmi, quien fue elegido como miembro del Consejo Legislativo Palestino en 2006 y forma parte de la junta directiva de WCLAC. “Cuando una mujer es sometida a violencia, se le niegan las oportunidades económicas, y la agencia política afecta significativamente a las generaciones futuras”.

 

HENRIETTE CHACAR – 972mag

Seguir leyendo

Lo más reciente

Congreso no es chacra de Mauricio Mulder Congreso no es chacra de Mauricio Mulder
Políticahace 1 día

Congreso no es chacra de Mulder

De acuerdo a un informe periodístico de Latina, Percy Rachumi se convirtió en un trabajador de planilla como auxiliar administrativo...

Jorge Barata - Alan García Pérez - Enrique Cornejo - Metro de Lima - Tren eléctrico Jorge Barata - Alan García Pérez - Enrique Cornejo - Metro de Lima - Tren eléctrico
Políticahace 1 día

Se abre la Caja 2 y García se complica

Mañana lunes, los responsables del Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, destinado al desembolso de dinero ilícito, rendirán cuenta a...

Gloria Montenegro Gloria Montenegro
Políticahace 1 día

Hay evidencias suficientes

Diario UNO también conversó con la congresista de Alianza para el Progreso, Gloria Montenegro, quien aseguró que García sabía perfectamente...

Luisa Eyzaguirre Luisa Eyzaguirre
Entrevistahace 1 día

Gobierno se comprometió a no privatizar ni concesionar empresas del agua

A partir del aniego ocurrido en San Juan de Lurigancho con una tubería de desagüe, la corriente de opinión que...

Asociación Civil Transparencia Asociación Civil Transparencia
Políticahace 1 día

Transparencia espera sanciones a corruptos

La Asociación Civil Transparencia expresó su confianza en que el acuerdo de colaboración eficaz entre las autoridades del Estado peruano...

Yeni Vilcatoma Yeni Vilcatoma
Políticahace 1 día

Debería darte vergüenza

Pese a que la mayoría de Fuerza Popular votó a favor de la Ley 30737en la que se basó la...

Edwin Oviedo Edwin Oviedo
Políticahace 1 día

Magistrados que apoyaron a Oviedo

Rocío Sánchez y Sandra Castro, las fiscales del caso “Los Cuellos Blancos del Puerto”, han programado diligencias para interrogar a...

Políticahace 1 día

Defensor del Pueblo confía en la JNJ

Walter Gutiérrez, Defensor del Pueblo y uno de los pocos que cree en la Junta Nacional de Justicia (JNJ), confía...

Alan García Pérez Alan García Pérez
Políticahace 1 día

Mejor es reírse

No quiero postular a la presidencia…pero el pueblo me lo pide.

Carlos Rivera Paz Carlos Rivera Paz
Políticahace 1 día

La voz clara

“El acuerdo de colaboración es un acontecimiento histórico para la justicia”, aseguró el jurista Carlos Rivera.

Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.