Contáctanos

Especial

La traición de la gran transformación

Publicado

en

ERNESTO TOLEDO BRÜCKMANN

Ollanta Humala y Nadine Heredia necesitaron de apenas un par de días para iniciar un viraje radical que los alejó de quienes cifraron sus expectativas en ellos. La historia peruana tampoco recuerda un cambio tan radical y en tan poco tiempo.

“El miedo no debe vencer a la esperanza”, fue su última arenga emitida en la Plaza 2 de mayo, escenario de las principales luchas sociales desde hace décadas, y es que en el cierre de campaña para la segunda vuelta electoral del 2011, Ollanta Humala ya tenía captado el descontento de la población con el sistema económico.

“Estamos viviendo la campaña del miedo, que se está viendo esta semana a través de titulares, calumnias y una serie de tergiversaciones a la realidad”; de esta manera denunció a los medios de comunicación que advertían que el Perú sería un satélite de Venezuela bajo su eventual gobierno.

Los diferentes gremios asociados a la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y los reservistas del Ejército, bases del movimiento “etnocacerista”, hacían notar su presencia. Transportistas, obreros de Construcción Civil, trabajadores textiles, mototaxistas y amas de casa respondían entusiastas a las preguntas de Ollanta Humala desde el escenario. Cuando su líder se lo pidió, levantaron la mano para pedir un cambio en el sistema. También para constatar que no tenían derechos laborales ni seguro médico, que pagaban caro el gas que consumen y que el salario mínimo no les llega para poder alimentarse.

El sociólogo Avelino Zamora Lingán recuerda: “El Ollanta de Locumba hizo creer al pueblo peruano que no solo tenía el coraje de encabezar un movimiento contra Alejandro Toledo, sino que era capaz de enfrentarse al Estado o al sistema mismo. Esto sirvió para que la clase política conservadora de la derecha, los ultra liberales y las transnacionales le coloquen el título de ‘antisistema’”

Ollanta del 2006 evocaba al candidato con su polo rojo llevando la inscripción “Amor por el Perú”, paseándose por las principales ciudades del país, capitales de regiones, provincias y distritos con un mensaje cargado de grandes promesas, que, de llevarlos a la práctica, probablemente sí que generaban grandes impactos nacionales. Pero en el 2011 era ya el Ollanta de blanco y moderado.

SEGUNDA OPORTUNIDAD
Si en el 2006 candidateó bajo las banderas de Unión por el Perú (UPP), cinco años después, ya con la inscripción del Partido Nacionalista Peruano (PNP), lo haría con Gana Perú, una coalición electoral peruana liderada por el PNP y teniendo de aliados al Partido Socialista (PS), Partido Comunista Peruano (PCP), Partido Socialista Revolucionario (PSR), Movimiento Voz Socialista (MVS) y Lima para Todos.

El 10 de abril del 2011 Ollanta quedó en primer lugar, por delante de Keiko Fujimori; sin embargo, no logró superar la barrera del 50% más un voto que le daría la victoria inmediata. Una vez más, Ollanta se enfrentaba al fantasma de la segunda vuelta. En la anterior ocasión ganó la primera pero el cargamontón y la maniobra aprista le quitaron la Presidencia. En esta ocasión tenía a su favor el masivo “antivoto” a todo quien apellidara Fujimori.

Humala se había ganado la simpatía de los sectores populares, quienes vieron en él un cambio radical en la sociedad. Su plan original de gobierno “La Gran Transformación”, que contenía 198 páginas, apostaba por una democracia más participativa, cárcel para los corruptos, cambio de la constitución y revisión de los contratos mineros, entre otras.

Pero Humala estaba frente a un dilema histórico; tenía que definirse entre los compromisos de la campaña y un rumbo neoliberal que implicaría traicionar a su base social. Optó por lo segundo. Para ganar la segunda vuelta necesitaría también el voto de sectores de la derecha liderada intelectualmente por el escritor Mario Vargas Llosa.

LA HOJA DE RUTA
Para ello aceptó la elaboración de un nuevo plan de gobierno con el nombre de “Lineamientos centrales de política económica y social para un gobierno de concertación nacional”, conocido popularmente como “Hoja de Ruta”, que fue dado a conocer públicamente el 13 de mayo. En este documento, que contenía apenas cinco hojas de texto, desapareció por completo la crítica al modelo capitalista neoliberal y como objetivos a cumplir se señalaban generalidades que dejaban abierta la puerta a que las cosas se manejen como siempre se manejaron en el Perú, dando carta libre a los grandes poderes empresariales.

Días después, el 19 de mayo, Humala efectuó el juramento “Compromiso en defensa de la democracia” en la Casona de la Universidad de San Marcos, en presencia de destacados intelectuales, profesionales y artistas peruanos quienes le brindaron su apoyo. Vargas Llosa envió un video con un mensaje, donde decía: “Yo creo que este juramento y su plan de gobierno rectificado deberían desvanecer todas las dudas que aún persisten en quienes no han decidido su voto. Yo los exhorto a votar por Ollanta Humala para defender la democracia en el Perú y evitarnos el escarnio de una nueva dictadura”.

Llegó el 5 de junio, fecha pactada por el JNE para la segunda vuelta y Ollanta Humala obtuvo el 48.21% de los votos frente al 45.49% de Keiko Fujimori. Con un discurso mucho más moderado, dejando de ser confrontacional, usando un doble discurso y tras realizar giras al exterior, especialmente a Estados Unidos, Humala finalmente cambió.

Humala comenzó con polo rojo y terminó de blanco en los brazos de la Confiep. Uno de los primeros en alejarse fue el expremier Salomón Lerner.

Humala comenzó con polo rojo y terminó de blanco en los brazos de la Confiep. Uno de los primeros en alejarse fue el expremier Salomón Lerner.

Cambió muy rápidamente al son de los que antes criticó
Apenas asumió su mandato, nombró al empresario de izquierda Salomón Lerner Ghitis como presidente del Consejo de Ministros y comenzó una luna de miel con sus aliados. Pero duró poco tiempo.

LA GRAN TRANSFORMACIÓN DE OLLANTA
Sin percatarse todavía de ello, la izquierda peruana y la casi totalidad de organizaciones sociales, sintieron como suyo el triunfo de Ollanta al ser parte de la marea que arrastraba a la región hacia la izquierda, presentándonos mandatarios identificados con el socialismo.

Apenas asumió su mandato, nombró al empresario de izquierda Salomón Lerner Ghitis como presidente del Consejo de Ministros y comenzó una luna de miel con sus aliados. Sus decisiones en materia económica y el retiro de Lerner cuatro meses después, terminó dinamitando los puentes que lo unían con sus primeros socios.

Como si fuera poco, alineó detrás suyo a un líder histórico de izquierda como Javier Diez Canseco y a una joven figura como Verónika Mendoza. Un año después de ser elegidos congresistas, ambos renunciaron al PNP, criticando a Humala por no defender a la población de la provincia de Espinar (Cusco), que acusaba a la empresa minera Xstrata Tintaya de contaminar la tierra y los ríos. La protesta se tornó violenta y terminó con cuatro civiles muertos y varios policías heridos. Esa fue la génesis del ascenso de Mendoza, parlamentaria cusqueña reconvertida hoy en uno de los líderes más representativos de la izquierda.

LA VENIA DE LOS ESTADOS UNIDOS
Si en un principio la Embajada de Estados Unidos en Lima lo fichó como “el candidato ultranacionalista antisistema”, con el tiempo Ollanta pasó a ser conocido simplemente como “el líder del Partido Nacionalista”. Los cables diplomáticos revisados hasta el momento por un diario capitalino daban cuenta que Humala visitó la sede diplomática, al menos una vez al año, entre el 2006 y el 2009. De las cuatro reuniones registradas, tres fueron a pedido de la embajada y una a solicitud del propio Humala, quien expresó su deseo de desarrollar buenas relaciones con los Estados Unidos.

Según los documentos, los embajadores James Curtis Struble y Michael McKinley vieron en Ollanta a una persona con una ambigua y dual posición política que buscaba proyectar una imagen moderada, pero al mismo tiempo abría las puertas a grupos radicales. Esta apreciación consignada en el cable N° 230714 se complementa con las palabras de Nadine Heredia, quien según refiere la misma nota del 21 de octubre del 2009, aseguró que el PNP seguía teniendo “un pie dentro y otro afuera” del sistema político formal. De otro lado, el documento N° 65100 registra a un Humala que dice no creer en un eje de izquierda o derecha y que niega ser antichileno o antinorteamericano.

“HOMBRE DE IZQUIERDA”
En el 2013 la revista inglesa The Economist analizó el gobierno de Ollanta Humala, ya para entonces alejado de todo movimiento de izquierda y bajo la mirada desconfiada de los empresarios. La revista señaló: “Humala fue elegido como un hombre de izquierda, pero ha gobernado como un conservador. (…) Los líderes gremiales, que lo apoyaron en el 2011, ahora lo consideran como un traidor a su causa. Los empresarios, que ya habían asimilado su política económica, se desconcertaron por la desatinada –y rápidamente descartada– sugerencia presidencial de comprar una parte de los activos peruanos de Repsol para el gobierno”.

PARECIDO CON FUJIMORI
El cambio de Humala recuerda a más de uno las elecciones de 1990, cuando el entonces candidato Alberto Fujimori prometió que nunca iba a aplicar el “programa de shock” liberal que Mario Vargas Llosa y el Frente Democrático (Fredemo) encontraron como única salida a la crisis económica dejada por Alan García. Pocas semanas después de asumido el cargo, Fujimori debió aplicar el paquete de medidas económicas más salvaje de la historia, haciendo todo lo contrario a lo que prometió. Los analistas sostuvieron que el escritor cometió el enorme error de ser sincero cuando en política la verdad no siempre resulta apropiada decirla.

El periodista y analista Augusto Álvarez Rodrich considera que no podría decirse que Humala engañó al elector ya que si en la primera vuelta del 2011 proclamó la “Gran Trasformación” como su fuente de ideas y al darse cuenta de que ese esquema no le alcanzaba para pasar del 30% inicial al 50% necesario para ganar la presidencia, su candidatura introdujo una serie de cambios sustantivos. Así, la mitad del país que votó por él lo hizo con un conocimiento razonable de la mutación que se había producido.

“Es obvio, sin embargo, que al 30% que votó por Humala en la primera vuelta, ya puesto en el escenario de la segunda contra Keiko Fujimori, le era muy complicado dar el salto a elegirla frente al ‘nacionalista’ no obstante el cambio de plan”, sostuvo.

El historiador Antonio Zapata reconoce que el PNP fue una locomotora en marcha ya que Humala arrastró a fuerzas de izquierda que desconfiaban de su propia capacidad para levantar sus banderas y prefirieron “subirse a una locomotora en marcha”. También recuerda que tras destituir a Salomón Lerner como primer ministro, no le respondió el teléfono en cinco años. “Luego de este tiempo, la izquierda no lo reconoce como alguien de los suyos, porque se aprovechó de los sentimientos y esperanzas de mucha gente para llegar arriba y luego se olvidó de ellos completamente”, señaló.

Humala minimizó el diálogo para Conga y los comuneros cajamarquinos le dijeron: “Agua sí,oro no”.

Humala minimizó el diálogo para Conga y los comuneros cajamarquinos le dijeron: “Agua sí,oro no”.

“CONGA NO VA”: PRIMER DESENCUENTRO
“He visto un conjunto de lagunas y me dicen que las quieren vender. ¿Ustedes quieren vender su agua? (¡No!, le responden) Porque, ¿qué es más importante: el agua o el oro? (¡El agua!, le gritan) Porque ustedes no toman ni comen oro, pero nosotros tomamos agua. (…) Yo me comprometo a respetar la voluntad de Bambamarca y Hualgayoc con respecto a la minería. Se va a respetar la agricultura, la ganadería y el agua para los peruanos”. Esta fue la entusiasmada intervención del 5 de junio del 2011 en Cajamarca, a muy pocos días de la segunda vuelta.

El cambio salta a la vista; el 16 noviembre de ese mismo año y ya en el Gobierno dijo: “El proyecto Conga es un proyecto importante para el Perú, porque le va a permitir realizar la gran transformación. Rechazamos posiciones extremas: el agua o el oro. Nosotros planteamos una posición sensata: el agua y el oro”. Frente a este cambio radical de postura la mayoría de la población cajamarquina entró en una justificada situación de indignación y rechazo al líder que lo llevó a la victoria.

El proyecto minero Conga contempla la construcción de dos tajos sobre una laguna, ubicada en las provincias de Cajamarca y Celendín (Región Cajamarca). La mina contendría más de 6 millones de onzas de oro, cuya inversión se estima en unos US$ 4.800 millones. La administración del proyecto Conga está a cargo de la sociedad anónima Minera Yanacocha constituida por las empresas: Newmont Mining Corporation, Compañía de Minas Buenaventura y Corporación Financiera Internacional, cuya participación en la sociedad es de un 51.35%, 43.63% y 5% de las acciones, respectivamente.

Pero la población cajamarquina rechazaba la explotación minera en esas localidades. En el 2012, una encuesta realizada en Cajamarca por Ipsos Apoyo mostró a un 78% de lugareños en contra de ejecutar el proyecto Conga. La presión popular obligó al presidente a recurrir a un peritaje internacional, el mismo que arrojó que la ejecución del proyecto contaminaría los recursos acuíferos de Cajamarca. En el 2012 el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) sancionó a la minera Yanacocha por vulnerar la normativa ambiental e incumplir el Estudio de Impacto Ambiental Semi detallado del proyecto Conga.

Las movilizaciones en contra del gobierno de Humala y de la presencia de la empresa minera representan hasta hoy un referente de resistencia. Ante los ojos del mundo, Cajamarca se volvió en un bastión para la lucha comunitaria en contra de la depredación del medio ambiente. Las luchas se centralizaron por el propio Gobierno Regional, además del Frente de Defensa Ambiental, las Rondas Campesinas, gremios laborales y la propia iglesia.

Santos y Humala, quién pretendió imponer el proyecto Conga.

Santos y Humala, quién pretendió imponer el proyecto Conga.

Aunque en un inicio el propio presidente regional de Cajamarca Gregorio Santos Guerrero dijo que Ollanta Humala estaba siendo secuestrado por los grupos de poder, como negando su voluntad de favorecer a las empresas mineras, posteriormente en Cajamarca no les cabía duda que el mandatario se volvió su peor enemigo, peor aún cuando decretó el estado de emergencia en toda la región, a fin de controlar las medidas de lucha contra el proyecto minero.

Pretendiendo dar imagen de respeto a su autoridad, el 23 de junio del 2012 dijo en tono enérgico: “Podemos y vamos a hacer que la empresa garantice el abastecimiento de agua. Lo vital es el agua. Pero no puedo exponer al Perú al incumplimiento del estado de derecho. Mi gobierno no permitirá el desarrollo de ningún proyecto extractivo que exponga a la población al desabastecimiento de agua o que no tenga los estándares de calidad permitidos para el consumo humano”.

A todo esto, Nadine Heredia tenía algo que decir; “El mensaje del presidente ha sido claro, ahora le toca a la empresa ganarse la confianza de la población. También el Estado, históricamente tiene que comenzar a recuperar ese tejido social y confianza que necesitan los cajamarquinos”, manifestó, luego que en junio del 2012 su esposo diera luz verde al proyecto Conga. De esta manera, los esposos asumieron en común la defensa de la empresa privada en Cajamarca.

GESTOS QUE INDIGNAN
El giro hacia la derecha tuvo un gesto que llenó de indignación a sectores identificados con la izquierda; en noviembre del 2011 Humala condecoró con la Orden del Sol del Perú en el grado de Gran Cruz al líder histórico del Partido Popular Cristiano (PPC), Luis Bedoya Reyes. “Como diría Simón Bolívar, hoy le corresponde a usted el honor y la gloria”, dijo Humala.

Bedoya respondió sin escatimar halagos: “Es usted una caja de sorpresas, pero de sorpresas gratas: cada vez más firme y cada vez más sereno”. También saludó su “reajuste” (cambio) político ya en el poder: “Como políticos sabemos perfectamente que una cosa es desde el llano, otra cosa es de la galería de la competencia y otra desde el poder (…) Uno se da cuenta de que se es candidato y de repente se tiene que cambiar a ser gobernante”.

La reacción de los empresarios también se dejó notar. Representantes de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (confiep), el principal gremio empresarial, salieron a apoyar la iniciativa del presidente Humala Tasso, de promover “la minería responsable”.

SU PROPIO PADRE
Uno de sus más encarnizados críticos es su propio padre Isaac Humala, quien indicó que su hijo traicionó la ideología nacionalista.

“Aparentemente mi hijo nos ha traicionado. Si no, no sería presidente. Si no hubiera firmado todas estas cosas, si no hubiera entregado al enemigo y a la oposición el manejo del tesoro nacional y si no hubiera aceptado tener un gabinete enemigo, no sería presidente”, indicó.

Asimismo manifestó que “los traidores del Perú son los defensores de la Constitución y de esta ley de minería. Son los que han puesto las condiciones. Pero ya no da más”. Añadió que “los pro Conga son traidores. No tienen dignidad”. En los siguientes años Isaac acusará a su nuera Nadine de controlar a su hijo.

Si el 28 de julio del 2011 Ollanta y Nadine generaron expectativa, un par de días después terminarían por definirse.

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

Dos años en el espacio – SAT 1

Publicado

en

Satélite PeruSAT1

A dos años del lanzamiento del Perú SAT-1, los primeros cuestionamientos —aquellos motivados por fines políticos— han desaparecido y el primer satélite submétrico de observación terrestre del Estado comienza a expandir sus usos entre las instituciones públicas.

Carlos Caballero, Agencia Espacial del Perú

Conversamos con el general de la Fuerza Aérea Carlos Caballero, director de la Agencia Espacial del Perú, sobre los alcances de esta tecnología que orbita 694 kilómetros por encima de nuestras cabezas.

— ¿Qué significa para el país tener un satélite en el espacio?

—Hemos entrado a una nueva era. El Perú tiene presencia en el espacio y así adquiere nuevas dimensiones, y una nueva frontera virtual.

Con el satélite podemos observar todos los territorios sobre la tierra. Es información valiosísima que ponemos a disposición de todos los peruanos para trabajar en los problemas y retos de nuestro territorio.

Por otro lado, mientras más se conoce el sistema, más usuarios se acercan, más usos aparecen, y van apareciendo nuevas oportunidades. En Conida tenemos el ánimo de responder a todas las nuevas demandas que se presentan para así hacer que el satélite sea más rentable y más provechoso para el pueblo peruano.

Imágenes del Satélite PeruSAT1

Conida tiene registradas a 323 entidades usuarias del satélite.

—¿Existen datos duros que demuestren esa utilidad?

— Sí, de acuerdo a las estadísticas recogidas desde el sistema de contrataciones del Estado. Las entidades del Estado compraban un promedio de 38 imágenes al año en el mercado internacional. Hoy entregamos, en promedio, 6 mil 400 imágenes por año.

 

—¿Estas imágenes son todas utilizables, o existe un margen?

— Lo son. Tenemos un catálogo disponible para las entidades públicas (al que se puede acceder por internet) donde los usuarios pueden elegir las que les sean de utilidad y pedirlas al Conida.

—¿Cuánto se gastaba en esas 38 imágenes?

—En promedio, significaban un gasto de 1 millón 860 mil soles al año. Ahora entregamos nuestras imágenes de forma gratuita para las entidades públicas, pero si las valorizamos estaríamos hablando de 148 millones de soles, es un ahorro potencial muy importante. Desde ese punto de vista, hay un salto explosivo entre la situación anterior y la actual.

—¿Cuántas instituciones son hoy usuarias del satélite?

— Antes de tener el satélite, la cantidad de instituciones que compraban imágenes fluctuaba entre 10 y 20. Hoy Conida tiene registradas a 323 entidades usuarias. Nuestro objetivo es llegar a 2 mil instituciones registradas al final del 2019.

—¿Con qué medidas planean llegar a esa cifra?

— Es necesario un esfuerzo grande. Muchos sectores no habían trabajado antes con imágenes de este tipo, y muchos otros ni siquiera sabían que existía el Perú SAT-1.

Es trascendental la difusión. Una vez que una institución conoce que puede trabajar con nosotros, nos contactamos y, si hay interés en el tema, les ofrecemos cursos gratuitos. Desde los muy básicos, hasta los que permiten un aprovechamiento óptimo de nuestra plataforma.

A las instituciones que ya usaban imágenes satelitales les ofrecemos cursos gratuitos para potenciar sus capacidades, y siempre enfocados al área de su trabajo, ya sea agricultura, ordenamiento territorial, gestión de riesgo de desastres, etcétera.

La idea es captar más usuarios a nivel nacional y capacitarlos para que, en sus decisiones del día a día, empleen este tipo de recursos para resolver problemas mejor y más rápido.

—¿Este proceso les ha dejado algún aprendizaje?

— Estamos empezando a crear redes de instituciones que cooperan entre ellas para sacar adelante temas complejos de forma más rápida. Se está formando un círculo virtuoso de generación de conocimiento, donde cada día hay más usuarios, más involucrados, más capacitados, que ofrecen mejores resultados para sus instituciones.

— De alguna forma, es todo el aparato público el que ingresa en la era espacial.

— Sí. Y por otro lado, si bien la compra del satélite estuvo orientada al servicio del Estado, el público se ha abierto: también es para estudiantes de universidades públicas y privadas, para sus profesores, etcétera, siempre y cuando tenga fines sociales, que busquen el bien común.

Además, también trabajamos con privados en el Perú y el extranjero que compran imágenes.

Imágenes del Satélite PeruSAT1

— Mencionó que es útil para la prevención de desastres, para la agricultura, para vigilar de cerca la minería y la tala ilegal. ¿Qué otros usos tiene el satélite?

— En base a los testimonios de gente nueva que comienza a usar el Perú SAT-1, pareciera que el abanico de aplicaciones del satélite no tiene fin. Cada persona que toma contacto con nosotros, y sabe cuál es el problema que puede resolver esta tecnología en su institución, le encuentra algún uso nuevo.

Por ejemplo, la Fiscalía usó imágenes del satélite para comprobar qué obras públicas de infraestructura se realizaron antes del concurso respectivo, probando así un evidente ilícito.

Imágenes del Satélite PeruSAT1

— Una de las metas al corto plazo era tener un mosaico de todo el territorio peruano, ¿cómo va el trabajo del Conida en relación a esta?

— Un caso de éxito ha sido la realización de este mosaico. Tenemos una imagen del Perú compuesta por alrededor de 680 fotografías. Tenemos, entre comillas, al Perú en una computadora.

Tres instituciones (Ministerio del Ambiente, Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana, y Conida) unieron sus esfuerzos. Cada una ha aportó sus capacidades y recursos para hacer un mucho mejor trabajo del que hubiéramos logrado por separado.

Es una característica de esta nueva era: obliga a que funcionarios e instituciones públicas cambien su cultura, su enfoque, para aprender a trabajar juntos y mejor.

Satélite PeruSAT1

— ¿Cuál es el horizonte de la agencia espacial?

— Estamos terminando dos proyectos muy relevantes que van a operar en paralelo a este satélite, de manera independiente. Muy pronto pondremos en funcionamiento un telescopio que estará ubicado en Cambrune, en Moquegua.

Asimismo, estamos a punto de retomar nuestras actividades de desarrollo y lanzamiento de cohetes experimentales para hacer estudios y pruebas con fines científicos y académicos.

No diría que hay satisfacción por lo ya realizado, porque queda mucho por hacer; pero sí podemos decir que hay mucho optimismo de cara al futuro.

 

EDUARDO SANTANA

Seguir leyendo

Especial

“Claro” y el acaparamiento de la telefonía móvil

Publicado

en

Celular smartphone telefonía movil internet

En un informe anterior vimos cómo en el año 2016 el Ministerio de Transportes y Comunicaciones aprobó el pedido de la empresa TC Siglo XXI para transferir sus concesiones en el espectro radioeléctrico en la banda 2.6 a favor de la empresa TVS. Ambas empresas tenían una serie de deficiencias advertidas por Osiptel que imposibilitaban la transferencia, además de poner en riesgo la libre competencia. Sin embargo, el MTC decidió autorizar la transferencia.

En esta nueva entrega de la investigación de Otra Mirada y Spacio Libre, con la colaboración de la Asociación Elegir, mostraremos otro capítulo similar ocurrido el año 2017 y con varias empresas protagonistas del traspaso anterior y que fueron respaldados por un MTC que usó sus propios informes para aprobarlos y no aceptar las recomendaciones del organismo supervisor.

OSIPTEL SE PRONUNCIA

Un año y tres meses después de lo ocurrido en nuestro primer informe, el 6 de setiembre de 2017 específicamente, Osiptel respondió a una consulta de la Dirección General de Concesiones en Comunicaciones del MTC (bajo la batuta del hoy cuestionado exministro Bruno Giufra) en la cual estima –sin perjuicio de esperar mayor documentación- que no existen condiciones para que el ente rector apruebe una nueva transferencia de concesiones en la banda 2.6 Ghz para internet y telefonía móvil.

En dicha carta, Osiptel se pronuncia respecto al pedido de la empresa Velatel Perú SAC a favor de OLO Perú y de Cablevisión a favor de TVS Wireless para transferir concesiones y asignaciones de espectro, pedidos hechos al MTC.

Adjuntando el informe preliminar 161-GPRC-2017 que pueden ver aquí, Osiptel señala entre otros puntos que ya se había advertido en una situación anterior que existe “inacción por parte del MTC para regular la banda 2.6 Ghz”, haciendo referencia a lo que señalamos en nuestro primer informe.

Como vemos en la imagen, Osiptel critica que las transferencias se hayan realizado por iniciativa privada sin que exista un interés del sector por realizar un reordenamiento adecuado de las concesiones (refarming).

Otro aspecto del informe preliminar tiene que ver con la fuerte presencia que estaba teniendo Claro mediante la adquisición de transferencias, sobre todo de aquellas pequeñas que se estuvieron realizando en los últimos años. Señala, claramente el informe que la consecuencia de estas transferencias es “un acaparamiento del recurso correspondiente a las asignaciones vinculadas a un mismo grupo económico (América Móvil o Claro)…”

Advertencias que ya le habían hecho al MTC en informes anteriores y que fueron señalados en nuestra primera entrega. Es más, en este mismo documento, recuerdan que ya Cablevisión y TVS que iban a transferirse sus concesiones, ya pertenecían al mismo grupo empresarial: Olo.

Como hemos visto en la entrega anterior los informe 255 y 420 recomendaban la reversión del espectro de TC Siglo 21 de vuelta al Estado. Y aquí hay un dato importante en la historia de la telefonía que sirve para ver el afán de Claro para obtener mayor espacio.

Mientras las empresas TVS Wireless y TC Siglo 21 buscaban aprobar la transferencia de sus concesiones, la matriz mexicana de Claro, anunciaba el 9 de mayo de 2016, que su filial peruana se hacía con el 100% de las acciones de Olo y TVS Wireless.

Claro pasó así de no tener una fuerte presencia en la banda de 2.6 Ghz a ocupar un gran porcentaje de la misma, la cual se incrementaría más adelante. Además Osiptel hace énfasis en que estos aumentos favorables a Claro, se hacían con “acuerdos no muy claros”.

EL JALÓN DE OREJAS AL MTC

Veinte días después Osiptel respondió con un informe final al MTC, advirtiéndole –nuevamente- que al margen de la iniciativa privada, la subasta del espectro es un método válido para garantizar su uso adecuado, más aún cuando se trata de un bien escaso.

Así se desprende del informe 166-GPRC-2017 que pueden ver aquí.

Además de reiterar varias cosas del informe final, Osiptel reitera –ya con gráficos- el riesgo del acaparamiento de América Móvil (Claro) de la banda 2.6 GHz.

“CLARO” QUE TIENES MÁS

En el punto 49 del informe, Osiptel reitera el riesgo de la aprobación de las transferencias y señala textualmente que de darse “se configura un escenario donde en la práctica el grupo Claro posee un control más directo sobre el espectro en la banda de 2.6 GHz”. Además, que señala la poca inversión que el operador deberá realizar para expandir sus servicios.

Más adelante, reitera en el punto 96:

“… el grupo Claro, por un lado, incrementa su posición de dominio debido a que posee menores costos para garantizar cierta velocidad a sus usuarios…”

Punto 97: “(…) el grupo Claro no tendría incentivos a realizar mayor inversión por su alta concentración del espectro. Al no existir operadores que alcancen sus niveles de eficiencia podría (…) diferenciarse ofreciendo velocidades ligeramente mayores o (…) ofrecer las mismas velocidades a precios ligeramente menores”.

En términos simples… Claro “se la lleva fácil”.

En las conclusiones del informe, Osiptel llama la atención al MTC de las recomendaciones que ha formulado y le critica el hecho de no haber aplicado una política integral de reordenamiento y reorganización del espectro en la banda de 2.6 GHz.

Además que este caos, ha generado ineficiencias en la configuración y disposición de las asignaciones en dicha banda que impide la competencia por parte de otros operadores y nuevamente advierte:

Finalmente, Osiptel le recomienda al MTC no aprobar la transferencia.

EL REORDENAMIENTO DE LA BANDA O “REFARMING”

Precisamente, esa situación de reordenamiento es la que reclama la Asociación de Consumidores “Elegir”, su presidente Carlos Zúñiga señala “el MTC es el ente encargado del ordenamiento de la banda, el Osiptel ya le ha dicho que debe revertir las concesiones que no hayan cumplido con la norma y ordenarla”.

El jueves 23 de agosto, la viceministra de Comunicaciones, Virginia Nakagawa, sostuvo un encuentro con diversos medios de comunicación a propósito de estos informes. Spacio Libre y Otra Mirada estuvieron presentes en este encuentro y formularon preguntas respecto a esta situación.

Al respecto Nakagawa señaló que a la fecha, las empresas no han desarrollado servicios en algunas bandas asignadas, lo que ocasiona que no haya usuarios o que estos sean muy pocos, considerando el potencial que podría estar disfrutando de servicios de calidad.

Además, “las bandas se encuentran fragmentadas y dispersas, de modo que no se permite la prestación de servicios de manera eficiente”, señaló Nakagawa a la vez que manifestó que se está promoviendo el pronto reordenamiento.

Mientras tanto, Claro sigue disfrutando de la banda y es que en el año 2017, otras empresas siguieron transfiriendo sus concesiones y en medio de ello, la filial peruana de la empresa mexicana seguía comprando. Y el MTC de Giuffra seguía aprobando estas transferencias a pesar de que Osiptel le decía que no.

 

Francisco Pérez García
Investigación conjunta de Otra Mirada y Spacio Libre

Seguir leyendo

Especial

Bolivia: Doce años de logros y afán desestabilizador

Publicado

en

Evo Morales Ayma

El pasado 14 de agosto, el presidente Evo Morales ha cumplido, legal y legítimamente, el récord de permanencia sucesiva en la conducción del aparato estatal boliviano (12 años o 4.578 días como presidente), lo que lo convierte en el fenómeno político más sobresaliente de la historia de su país, mientras se suceden intentos desesperados de la derecha para desestabilizar el país.

El exministro de Gobierno, Hugo Moldiz, denunció intentos “irresponsables” de sectores de la oposición para convulsionar el país con el objetivo de desprestigiar la gestión de gobierno y posesionar un discurso que asegura que el presidente Evo Morales no es garantía de estabilidad económica y política, frente a una realidad que demuestra los grandes logros en doce años de gestión.

Entre los desestabilizadores, incapaces de elaborar propuestas para el país, incluye al expresidente Carlos Mesa, Jorge Quiroga y el rector de la Universidad Mayor de San Andrés, Waldo Albarracín, que aseguran que el país se convulsionará si no se respetan los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016, en una “convocatoria disfrazada a la violencia”, muy parecida a la que se maneja en Venezuela y Nicaragua.

Hugo Moldiz

El periodista y exministro boliviano del Interior, Hugo Moldiz, rechaza acusaciones de falta de democracia en su país.

“PLENA DEMOCRACIA”

“El mundo está viendo que en Bolivia hay plena democracia, donde la gente puede decir libremente sus opiniones y tomar también acciones en función de sus propias convicciones”. Está claro que en Bolivia “no pasa absolutamente nada que restrinja la democracia y los contenidos de la democracia como tal”, indicó.

De acuerdo a todos los sondeos de opinión, el promedio de aprobación de la gestión en doce años de gobierno supera el 55%: la población valora las obras que hace, la intensidad del trabajo que despliega y la honestidad que demuestra el presidente.

“Estas convocatorias medias disfrazadas a la violencia o a negar más bien la vigencia de un orden democrático le hace mucho daño a la oposición, que debería sentarse primero para ver cómo se pone de acuerdo a tener un solo candidato; segundo, para presentarle un proyecto al país”, subrayó.

EVO CONDUCTOR

Morales es, en su condición de líder histórico, el eje o nodo articulador de otros dos factores que hacen posible la revolución boliviana: la fuerza organizada del pueblo y el proyecto alternativo.

Entre 2006 y 2009 Evo presidió el viejo Estado y ahora el Estado Plurinacional superando al conductor de la revolución de 1952, Víctor Paz Estenssoro, quien acumuló 12 años al frente del país de manera discontinua (1952-56, 1960-64 y 1985-89).

A ese triángulo se incorporó el proyecto alternativo, que articula el cuestionamiento a la colonialidad del poder y al sistema capitalista en el Plan Nacional de Desarrollo –que significó la nacionalización del petróleo, la Asamblea Constituyente, la anulación del neoliberalismo, entre otras medidas)- y ahora se enrumba hacia la materialización de la Agenda 2025.

BLOQUE POPULAR

Los analistas señalan que esta no es una revolución para instalar en el poder a una protoburguesía, como ocurrió en 1952, sino para constituir un bloque en el poder bajo liderazgo indígena campesino, obrero y popular para dar vida al proceso de cambio en la revolución más profunda de la historia boliviana.

Evo fue capaz de articular la resistencia al neoliberalismo desde la crisis de abril de 2000, cuando se desarrolló la “Guerra del Agua”. Hubo otros referentes en la sublevación popular, como Felipe Quispe, pero Morales condensaba los sueños y las esperanzas de la más amplia gama de las clases subalternas.

Y tras la derrota del neoliberalismo en octubre de 2003 y del intento de la embajada estadounidense de imponer su presidente en junio de 2005, la poderosa insurgencia indígena campesina, obrera y popular obtuvo una histórica victoria político-electoral en diciembre de 2005.

FUERTE LIDERAZGO

Para Moldiz, no es posible divorciar a Evo líder, del Evo presidente, y si bien hay momentos en que entra en crisis esa relación, cada vez que lo ha hecho ha salido fortalecida. Evo está decidido a ser candidato, una vez más, en las elecciones de 2019.

La fuerza de su liderazgo, fundada en el protagonismo de los movimientos sociales, se está encargando de romper con varios mitos de la historia de Bolivia, como el que señalaba que la diversidad clasista y nacional-cultural impedía que cualquier candidato obtuviera más del 50% de los votos en la primera vuelta.

Conquistó el 54% en 2005 y cuatro años después tuvo el 64% de respaldo, además del 67% que alcanzó en el referéndum revocatorio del 10 de agosto de 2008. En 2014 obtuvo el 62% de votación.

ÉXITO SIN EL FMI

Morales está demostrando que el Estado en manos de una dirección revolucionaria es un instrumento capaz de administrar eficientemente los bienes comunes para la búsqueda del bien común, al no quedar subsumido a las fuerzas ciegas de la economía de mercado (a empresas transnacionales en un modelo neoliberal), sino que con la titularidad de un nuevo bloque en el poder (indígena, campesino, obrero y popular) queda en función de los intereses de la inmensa mayoría de la población.

Al distanciarse de las recomendaciones del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, Morales ha logrado el comportamiento más exitoso de la historia económica boliviana: el PIB casi se ha quintuplicado (de seis mil a más de 35 mil millones de dólares), y las exportaciones estancadas en mil millones de dólares al año durante dos décadas se multiplicaron por 10.

CRECIMIENTO Y DISTRIBUCIÓN

Bolivia se erigió en la primera economía de la región en los últimos cuatro años, producto de la política de nacionalizaciones y la aplicación de un modelo que genera excedentes y los redistribuye con distintos mecanismos a la población, provocando un énfasis en la demanda interna.

Y destruyó el mito de que Bolivia necesita de los Estados Unidos y los países del capitalismo central, con una política exterior soberana y diversificada. Ya lo había señalado el desaparecido líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz: “no somos dependientes por ser pobres, sino pobres por ser dependientes”.

Moldiz recalca que se ha roto, también, el mito de que “los indios no saben gobernar”, abriendo un proceso de descolonización de las estructuras políticas, materiales y simbólicas que le otorgaban a la “blanquitud” una superioridad sobre la “indianitud”.

EL DESAFÍO

Y demostró que un gobierno de izquierda puede ser eficiente, dejando atrás el prejuicio sobre la participación y el liderazgo estatal: se puede redistribuir la riqueza y hacer obras de envergadura sin poner en riesgo la estabilidad económica y la soberanía.

Ahora le resta demostrar que un proyecto anticapitalista –el socialismo comunitario para el Vivir Bien- es lo que Bolivia necesita para continuar por el rumbo de la soberanía política y la independencia económica.

Como es obvio, dice Moldiz, la revolución boliviana enfrenta –como ahora- también momentos de contrarrevolución, donde la derecha, envalentonada por la teoría del fin del ciclo progresista y de restauración conservadora apunta a destruir todo lo que se hizo en doce años, apoyándose en el discurso de pedir respeto al referéndum del 21 de febrero de 2016, que cerró la posibilidad de la modificación del artículo 168 de la Constitución y la reelección presidencial.

La respuesta a esta amenaza está en manos de Evo y del pueblo organizado.

 

Sullkata M. Quilla
Antropóloga y economista, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico.

Seguir leyendo

Lo más reciente

Héctor Becerril Héctor Becerril
Políticahace 11 horas

Caso Becerril: prueba de fuego de Fuerza Popular contra la corrupción

La Subcomisión de Acusaciones Constitucionales votará mañana el informe que recomienda destituir e inhabilitar por cinco años al congresista fujimorista...

Vicente Zeballos Vicente Zeballos
Políticahace 11 horas

Premier y Ministro de Justicia a Constitución

El presidente del Consejo de Ministros César Villanueva confirmó su presencia hoy y la del ministro de Justicia, Vicente Zeballos,...

Debate elecciones municipales asiento vacío Debate elecciones municipales asiento vacío
Políticahace 11 horas

Entre el show de Reggiardo y una soporífera mesa redonda

El primer grupo de los candidatos que postulan a la alcaldía de Lima participó del debate electoral municipal organizado por...

Caso Accomarca Caso Accomarca
Políticahace 11 horas

Fallo Accomarca condena política antisubversiva de “tierra arrasada”

La Sala Suprema Penal resolvió la apelación del caso de la masacre de Accomarca, reafirmando que se trató de un...

Telmo Hurtado - Wilfredo Mori Telmo Hurtado - Wilfredo Mori
Políticahace 11 horas

Deudos impulsaron el proceso en la justicia común durante diez años

Los jefes de las patrullas asesinas, Juan Manuel Rivera Rondón y Telmo Hurtado Hurtado, fueron extraditados de Estados Unidos. El...

Congreso de la República del Perú Congreso de la República del Perú
Políticahace 11 horas

Se puede aumentar congresistas sin elevar costos

El retorno al sistema bicameral puede implicar el aumento del número de legisladores sin que ello necesariamente eleve el presupuesto...

Refinería de gas y petróleo Refinería de gas y petróleo
Políticahace 11 horas

Ejecutivo observará proyecto de ley sobre hidrocarburos

La Ministra de Cultura, Patricia Balbuena, precisó que el Ejecutivo enviará sus observaciones al dictamen del proyecto de Ley Orgánica...

Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU)
Políticahace 11 horas

Vizcarra participa de reunión de la ONU en Estados Unidos

Jefe del Estado asiste a la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas. Tiene previsto reunirse con su homólogo...

Gilbert Violeta Gilbert Violeta
Políticahace 11 horas

Díganle al pueblo que no quieren referendo

Salió al frente. Gilbert Violeta, parlamentario de Peruanos Por el Kambio (PPK), le respondió de inmediato a la bancada naranja...

Flor de María Deur Morán Flor de María Deur Morán
Políticahace 11 horas

Reformas son una oportunidad para mejorar la justicia

“Se debe dar prioridad al interés del país con propuestas que se acerquen a la población y que el sistema...

Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.