Contáctanos

Especial

La traición de la gran transformación

Publicado

en

ERNESTO TOLEDO BRÜCKMANN

Ollanta Humala y Nadine Heredia necesitaron de apenas un par de días para iniciar un viraje radical que los alejó de quienes cifraron sus expectativas en ellos. La historia peruana tampoco recuerda un cambio tan radical y en tan poco tiempo.

“El miedo no debe vencer a la esperanza”, fue su última arenga emitida en la Plaza 2 de mayo, escenario de las principales luchas sociales desde hace décadas, y es que en el cierre de campaña para la segunda vuelta electoral del 2011, Ollanta Humala ya tenía captado el descontento de la población con el sistema económico.

“Estamos viviendo la campaña del miedo, que se está viendo esta semana a través de titulares, calumnias y una serie de tergiversaciones a la realidad”; de esta manera denunció a los medios de comunicación que advertían que el Perú sería un satélite de Venezuela bajo su eventual gobierno.

Los diferentes gremios asociados a la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y los reservistas del Ejército, bases del movimiento “etnocacerista”, hacían notar su presencia. Transportistas, obreros de Construcción Civil, trabajadores textiles, mototaxistas y amas de casa respondían entusiastas a las preguntas de Ollanta Humala desde el escenario. Cuando su líder se lo pidió, levantaron la mano para pedir un cambio en el sistema. También para constatar que no tenían derechos laborales ni seguro médico, que pagaban caro el gas que consumen y que el salario mínimo no les llega para poder alimentarse.

El sociólogo Avelino Zamora Lingán recuerda: “El Ollanta de Locumba hizo creer al pueblo peruano que no solo tenía el coraje de encabezar un movimiento contra Alejandro Toledo, sino que era capaz de enfrentarse al Estado o al sistema mismo. Esto sirvió para que la clase política conservadora de la derecha, los ultra liberales y las transnacionales le coloquen el título de ‘antisistema’”

Ollanta del 2006 evocaba al candidato con su polo rojo llevando la inscripción “Amor por el Perú”, paseándose por las principales ciudades del país, capitales de regiones, provincias y distritos con un mensaje cargado de grandes promesas, que, de llevarlos a la práctica, probablemente sí que generaban grandes impactos nacionales. Pero en el 2011 era ya el Ollanta de blanco y moderado.

SEGUNDA OPORTUNIDAD
Si en el 2006 candidateó bajo las banderas de Unión por el Perú (UPP), cinco años después, ya con la inscripción del Partido Nacionalista Peruano (PNP), lo haría con Gana Perú, una coalición electoral peruana liderada por el PNP y teniendo de aliados al Partido Socialista (PS), Partido Comunista Peruano (PCP), Partido Socialista Revolucionario (PSR), Movimiento Voz Socialista (MVS) y Lima para Todos.

El 10 de abril del 2011 Ollanta quedó en primer lugar, por delante de Keiko Fujimori; sin embargo, no logró superar la barrera del 50% más un voto que le daría la victoria inmediata. Una vez más, Ollanta se enfrentaba al fantasma de la segunda vuelta. En la anterior ocasión ganó la primera pero el cargamontón y la maniobra aprista le quitaron la Presidencia. En esta ocasión tenía a su favor el masivo “antivoto” a todo quien apellidara Fujimori.

Humala se había ganado la simpatía de los sectores populares, quienes vieron en él un cambio radical en la sociedad. Su plan original de gobierno “La Gran Transformación”, que contenía 198 páginas, apostaba por una democracia más participativa, cárcel para los corruptos, cambio de la constitución y revisión de los contratos mineros, entre otras.

Pero Humala estaba frente a un dilema histórico; tenía que definirse entre los compromisos de la campaña y un rumbo neoliberal que implicaría traicionar a su base social. Optó por lo segundo. Para ganar la segunda vuelta necesitaría también el voto de sectores de la derecha liderada intelectualmente por el escritor Mario Vargas Llosa.

LA HOJA DE RUTA
Para ello aceptó la elaboración de un nuevo plan de gobierno con el nombre de “Lineamientos centrales de política económica y social para un gobierno de concertación nacional”, conocido popularmente como “Hoja de Ruta”, que fue dado a conocer públicamente el 13 de mayo. En este documento, que contenía apenas cinco hojas de texto, desapareció por completo la crítica al modelo capitalista neoliberal y como objetivos a cumplir se señalaban generalidades que dejaban abierta la puerta a que las cosas se manejen como siempre se manejaron en el Perú, dando carta libre a los grandes poderes empresariales.

Días después, el 19 de mayo, Humala efectuó el juramento “Compromiso en defensa de la democracia” en la Casona de la Universidad de San Marcos, en presencia de destacados intelectuales, profesionales y artistas peruanos quienes le brindaron su apoyo. Vargas Llosa envió un video con un mensaje, donde decía: “Yo creo que este juramento y su plan de gobierno rectificado deberían desvanecer todas las dudas que aún persisten en quienes no han decidido su voto. Yo los exhorto a votar por Ollanta Humala para defender la democracia en el Perú y evitarnos el escarnio de una nueva dictadura”.

Llegó el 5 de junio, fecha pactada por el JNE para la segunda vuelta y Ollanta Humala obtuvo el 48.21% de los votos frente al 45.49% de Keiko Fujimori. Con un discurso mucho más moderado, dejando de ser confrontacional, usando un doble discurso y tras realizar giras al exterior, especialmente a Estados Unidos, Humala finalmente cambió.

Humala comenzó con polo rojo y terminó de blanco en los brazos de la Confiep. Uno de los primeros en alejarse fue el expremier Salomón Lerner.

Humala comenzó con polo rojo y terminó de blanco en los brazos de la Confiep. Uno de los primeros en alejarse fue el expremier Salomón Lerner.

Cambió muy rápidamente al son de los que antes criticó
Apenas asumió su mandato, nombró al empresario de izquierda Salomón Lerner Ghitis como presidente del Consejo de Ministros y comenzó una luna de miel con sus aliados. Pero duró poco tiempo.

LA GRAN TRANSFORMACIÓN DE OLLANTA
Sin percatarse todavía de ello, la izquierda peruana y la casi totalidad de organizaciones sociales, sintieron como suyo el triunfo de Ollanta al ser parte de la marea que arrastraba a la región hacia la izquierda, presentándonos mandatarios identificados con el socialismo.

Apenas asumió su mandato, nombró al empresario de izquierda Salomón Lerner Ghitis como presidente del Consejo de Ministros y comenzó una luna de miel con sus aliados. Sus decisiones en materia económica y el retiro de Lerner cuatro meses después, terminó dinamitando los puentes que lo unían con sus primeros socios.

Como si fuera poco, alineó detrás suyo a un líder histórico de izquierda como Javier Diez Canseco y a una joven figura como Verónika Mendoza. Un año después de ser elegidos congresistas, ambos renunciaron al PNP, criticando a Humala por no defender a la población de la provincia de Espinar (Cusco), que acusaba a la empresa minera Xstrata Tintaya de contaminar la tierra y los ríos. La protesta se tornó violenta y terminó con cuatro civiles muertos y varios policías heridos. Esa fue la génesis del ascenso de Mendoza, parlamentaria cusqueña reconvertida hoy en uno de los líderes más representativos de la izquierda.

LA VENIA DE LOS ESTADOS UNIDOS
Si en un principio la Embajada de Estados Unidos en Lima lo fichó como “el candidato ultranacionalista antisistema”, con el tiempo Ollanta pasó a ser conocido simplemente como “el líder del Partido Nacionalista”. Los cables diplomáticos revisados hasta el momento por un diario capitalino daban cuenta que Humala visitó la sede diplomática, al menos una vez al año, entre el 2006 y el 2009. De las cuatro reuniones registradas, tres fueron a pedido de la embajada y una a solicitud del propio Humala, quien expresó su deseo de desarrollar buenas relaciones con los Estados Unidos.

Según los documentos, los embajadores James Curtis Struble y Michael McKinley vieron en Ollanta a una persona con una ambigua y dual posición política que buscaba proyectar una imagen moderada, pero al mismo tiempo abría las puertas a grupos radicales. Esta apreciación consignada en el cable N° 230714 se complementa con las palabras de Nadine Heredia, quien según refiere la misma nota del 21 de octubre del 2009, aseguró que el PNP seguía teniendo “un pie dentro y otro afuera” del sistema político formal. De otro lado, el documento N° 65100 registra a un Humala que dice no creer en un eje de izquierda o derecha y que niega ser antichileno o antinorteamericano.

“HOMBRE DE IZQUIERDA”
En el 2013 la revista inglesa The Economist analizó el gobierno de Ollanta Humala, ya para entonces alejado de todo movimiento de izquierda y bajo la mirada desconfiada de los empresarios. La revista señaló: “Humala fue elegido como un hombre de izquierda, pero ha gobernado como un conservador. (…) Los líderes gremiales, que lo apoyaron en el 2011, ahora lo consideran como un traidor a su causa. Los empresarios, que ya habían asimilado su política económica, se desconcertaron por la desatinada –y rápidamente descartada– sugerencia presidencial de comprar una parte de los activos peruanos de Repsol para el gobierno”.

PARECIDO CON FUJIMORI
El cambio de Humala recuerda a más de uno las elecciones de 1990, cuando el entonces candidato Alberto Fujimori prometió que nunca iba a aplicar el “programa de shock” liberal que Mario Vargas Llosa y el Frente Democrático (Fredemo) encontraron como única salida a la crisis económica dejada por Alan García. Pocas semanas después de asumido el cargo, Fujimori debió aplicar el paquete de medidas económicas más salvaje de la historia, haciendo todo lo contrario a lo que prometió. Los analistas sostuvieron que el escritor cometió el enorme error de ser sincero cuando en política la verdad no siempre resulta apropiada decirla.

El periodista y analista Augusto Álvarez Rodrich considera que no podría decirse que Humala engañó al elector ya que si en la primera vuelta del 2011 proclamó la “Gran Trasformación” como su fuente de ideas y al darse cuenta de que ese esquema no le alcanzaba para pasar del 30% inicial al 50% necesario para ganar la presidencia, su candidatura introdujo una serie de cambios sustantivos. Así, la mitad del país que votó por él lo hizo con un conocimiento razonable de la mutación que se había producido.

“Es obvio, sin embargo, que al 30% que votó por Humala en la primera vuelta, ya puesto en el escenario de la segunda contra Keiko Fujimori, le era muy complicado dar el salto a elegirla frente al ‘nacionalista’ no obstante el cambio de plan”, sostuvo.

El historiador Antonio Zapata reconoce que el PNP fue una locomotora en marcha ya que Humala arrastró a fuerzas de izquierda que desconfiaban de su propia capacidad para levantar sus banderas y prefirieron “subirse a una locomotora en marcha”. También recuerda que tras destituir a Salomón Lerner como primer ministro, no le respondió el teléfono en cinco años. “Luego de este tiempo, la izquierda no lo reconoce como alguien de los suyos, porque se aprovechó de los sentimientos y esperanzas de mucha gente para llegar arriba y luego se olvidó de ellos completamente”, señaló.

Humala minimizó el diálogo para Conga y los comuneros cajamarquinos le dijeron: “Agua sí,oro no”.

Humala minimizó el diálogo para Conga y los comuneros cajamarquinos le dijeron: “Agua sí,oro no”.

“CONGA NO VA”: PRIMER DESENCUENTRO
“He visto un conjunto de lagunas y me dicen que las quieren vender. ¿Ustedes quieren vender su agua? (¡No!, le responden) Porque, ¿qué es más importante: el agua o el oro? (¡El agua!, le gritan) Porque ustedes no toman ni comen oro, pero nosotros tomamos agua. (…) Yo me comprometo a respetar la voluntad de Bambamarca y Hualgayoc con respecto a la minería. Se va a respetar la agricultura, la ganadería y el agua para los peruanos”. Esta fue la entusiasmada intervención del 5 de junio del 2011 en Cajamarca, a muy pocos días de la segunda vuelta.

El cambio salta a la vista; el 16 noviembre de ese mismo año y ya en el Gobierno dijo: “El proyecto Conga es un proyecto importante para el Perú, porque le va a permitir realizar la gran transformación. Rechazamos posiciones extremas: el agua o el oro. Nosotros planteamos una posición sensata: el agua y el oro”. Frente a este cambio radical de postura la mayoría de la población cajamarquina entró en una justificada situación de indignación y rechazo al líder que lo llevó a la victoria.

El proyecto minero Conga contempla la construcción de dos tajos sobre una laguna, ubicada en las provincias de Cajamarca y Celendín (Región Cajamarca). La mina contendría más de 6 millones de onzas de oro, cuya inversión se estima en unos US$ 4.800 millones. La administración del proyecto Conga está a cargo de la sociedad anónima Minera Yanacocha constituida por las empresas: Newmont Mining Corporation, Compañía de Minas Buenaventura y Corporación Financiera Internacional, cuya participación en la sociedad es de un 51.35%, 43.63% y 5% de las acciones, respectivamente.

Pero la población cajamarquina rechazaba la explotación minera en esas localidades. En el 2012, una encuesta realizada en Cajamarca por Ipsos Apoyo mostró a un 78% de lugareños en contra de ejecutar el proyecto Conga. La presión popular obligó al presidente a recurrir a un peritaje internacional, el mismo que arrojó que la ejecución del proyecto contaminaría los recursos acuíferos de Cajamarca. En el 2012 el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) sancionó a la minera Yanacocha por vulnerar la normativa ambiental e incumplir el Estudio de Impacto Ambiental Semi detallado del proyecto Conga.

Las movilizaciones en contra del gobierno de Humala y de la presencia de la empresa minera representan hasta hoy un referente de resistencia. Ante los ojos del mundo, Cajamarca se volvió en un bastión para la lucha comunitaria en contra de la depredación del medio ambiente. Las luchas se centralizaron por el propio Gobierno Regional, además del Frente de Defensa Ambiental, las Rondas Campesinas, gremios laborales y la propia iglesia.

Santos y Humala, quién pretendió imponer el proyecto Conga.

Santos y Humala, quién pretendió imponer el proyecto Conga.

Aunque en un inicio el propio presidente regional de Cajamarca Gregorio Santos Guerrero dijo que Ollanta Humala estaba siendo secuestrado por los grupos de poder, como negando su voluntad de favorecer a las empresas mineras, posteriormente en Cajamarca no les cabía duda que el mandatario se volvió su peor enemigo, peor aún cuando decretó el estado de emergencia en toda la región, a fin de controlar las medidas de lucha contra el proyecto minero.

Pretendiendo dar imagen de respeto a su autoridad, el 23 de junio del 2012 dijo en tono enérgico: “Podemos y vamos a hacer que la empresa garantice el abastecimiento de agua. Lo vital es el agua. Pero no puedo exponer al Perú al incumplimiento del estado de derecho. Mi gobierno no permitirá el desarrollo de ningún proyecto extractivo que exponga a la población al desabastecimiento de agua o que no tenga los estándares de calidad permitidos para el consumo humano”.

A todo esto, Nadine Heredia tenía algo que decir; “El mensaje del presidente ha sido claro, ahora le toca a la empresa ganarse la confianza de la población. También el Estado, históricamente tiene que comenzar a recuperar ese tejido social y confianza que necesitan los cajamarquinos”, manifestó, luego que en junio del 2012 su esposo diera luz verde al proyecto Conga. De esta manera, los esposos asumieron en común la defensa de la empresa privada en Cajamarca.

GESTOS QUE INDIGNAN
El giro hacia la derecha tuvo un gesto que llenó de indignación a sectores identificados con la izquierda; en noviembre del 2011 Humala condecoró con la Orden del Sol del Perú en el grado de Gran Cruz al líder histórico del Partido Popular Cristiano (PPC), Luis Bedoya Reyes. “Como diría Simón Bolívar, hoy le corresponde a usted el honor y la gloria”, dijo Humala.

Bedoya respondió sin escatimar halagos: “Es usted una caja de sorpresas, pero de sorpresas gratas: cada vez más firme y cada vez más sereno”. También saludó su “reajuste” (cambio) político ya en el poder: “Como políticos sabemos perfectamente que una cosa es desde el llano, otra cosa es de la galería de la competencia y otra desde el poder (…) Uno se da cuenta de que se es candidato y de repente se tiene que cambiar a ser gobernante”.

La reacción de los empresarios también se dejó notar. Representantes de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (confiep), el principal gremio empresarial, salieron a apoyar la iniciativa del presidente Humala Tasso, de promover “la minería responsable”.

SU PROPIO PADRE
Uno de sus más encarnizados críticos es su propio padre Isaac Humala, quien indicó que su hijo traicionó la ideología nacionalista.

“Aparentemente mi hijo nos ha traicionado. Si no, no sería presidente. Si no hubiera firmado todas estas cosas, si no hubiera entregado al enemigo y a la oposición el manejo del tesoro nacional y si no hubiera aceptado tener un gabinete enemigo, no sería presidente”, indicó.

Asimismo manifestó que “los traidores del Perú son los defensores de la Constitución y de esta ley de minería. Son los que han puesto las condiciones. Pero ya no da más”. Añadió que “los pro Conga son traidores. No tienen dignidad”. En los siguientes años Isaac acusará a su nuera Nadine de controlar a su hijo.

Si el 28 de julio del 2011 Ollanta y Nadine generaron expectativa, un par de días después terminarían por definirse.

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

¿Es el PBI un buen indicador de desarrollo?

Publicado

en

Niños de zonas rurales en fila para tomar desayuno

¿Es el Producto Bruto Interno (PBI) un buen indicador del bienestar y progreso de una sociedad? Esta es una pregunta de rigor que ha generado agudos debates entre economistas y políticos desde que fue ideado en 1934 por Simon Kuznets, Premio Nobel de Economía 1971. A raíz de la crisis financiera y económica de 2008, las discusiones y las críticas han aumentado, en torno a la validez del PBI como medida de crecimiento y distribución de renta producida por una nación.

Uno de los severos críticos es Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía 2001. Cuestiona la utilidad del PBI para explicar los resultados económicos de una nación, argumentando que esta medida no incluye la distribución de la renta y la riqueza, ni evidencia la permanente relación entre desigualdad e inestabilidad de los mercados, tampoco refleja el nivel de vida de los ciudadanos. Otro crítico es Angus Deaton, Premio Nobel de Economía 2015. Opiniones parecidas a las anteriores fueron vertidas por los Premios Nobel Jean Tirole (2014) y Eugene Fama (2013).

Para subsanar los defectos del PBI, se han propuesto una serie de medidores “alternativos” que tomen en cuenta las dimensiones humanas, sociales, culturales y medioambientales, y que a su vez permitan evaluar la distribución de la renta y la riqueza, así como el progreso y bienestar de la gente. Uno de los más antiguos es el índice de progreso real, (IPR) o Índice de progreso genuino (IPG), que se conoce desde 1950. Según sus autores es útil para medir el bienestar económico y el progreso social de un país, sin embargo, no ha tenido mayor uso y es muy poco conocido. Por su parte, los economistas Herman Daly y John Cobb presentaron en 1989 el Índice de Bienestar Económico Sostenible (IBES) que intento’ remplazar al PBI como indicador de bienestar social, pero tampoco tuvo mayor éxito.

Pacientes en pasillos de hospital en camilla

EL INDICE DEL PNUD

El índice más aceptado y promovido por el Programa de las Naciones Unidas (PNUD) es el IDH o Índice de Desarrollo Humano, presentado en 1990 por Amartya Sen, Premio Nobel de Economía 1998. Este índice es una medición compuesta que toma en cuenta tres variables: Salud (medida por la esperanza de vida), Educación (medida por la tasa de alfabetización y la tasa de matriculación combinada), y la Renta (medida por el PBI per cápita ajustado). El resultado es un valor entre cero y uno. Un país con un valor cercano a uno significa que tiene un alto nivel de desarrollo humano.

A pesar de la amplia difusión que ha tenido el IDH y de las mejoras incorporadas en el tiempo, también es objeto de críticas, por su simplicidad de cálculo y por no incorporar variables como: las condiciones laborales, disponibilidad del tiempo libre de las personas, los efectos de la contaminación del medio ambiente, la distribución de la renta y la riqueza.

Para remediar estos vacíos, se recomendó el IDH ajustado a la desigualdad, añadiendo el coeficiente GINI (mide la desigualdad en los ingresos). Sin embargo, el PNUD no tomó en cuenta esta propuesta. Por último, hay que mencionar el índice de Felicidad Nacional Bruta (FNB) propuesto por el Gobierno de Butan en 1974. Este índice no se centra únicamente en el desarrollo económico, sino y sobre todo, en la cultura, la tradición y cuidado del medio ambiente. Este pequeño país asiático fue el primero en el mundo que hizo de la búsqueda del bienestar de su gente una política de Estado.

MODO BANCO MUNDIAL

El Banco Mundial (BM) desde una perspectiva diferente y ante los defectos de los indicadores antes citados, decidió recurrir a una nueva forma de medir el éxito o fracaso de políticas públicas de un gobierno. Se trata del Índice de Capital Humano (ICH) presentado en el marco de la Cumbre sobre el Capital Humano el 13 de octubre último en Bali (Indonesia).

Según el Banco, con este índice se busca medir los resultados en las áreas de educación, salud, nutrición y protección social, y con ello ayudar a los países miembros a invertir más y mejor en las personas. Se trata de una medida prospectiva de cómo los resultados actuales en materia de salud y educación (que incluyen una nueva medida de los años de escuela ajustados en función del aprendizaje) principalmente, determinarán la productividad para las próximas generaciones de trabajadores.

En suma, El ICH servirá para medir resultados de capital humano relacionados con la productividad, la supervivencia infantil, la predisposición innata de los niños para ser exitosos en el futuro, el nivel de aprendizaje de los estudiantes y la salud de los adultos.

Operario obrero confecciones textiles pequeña y mediana empresa

¿QUÉ ES EL CAPITAL HUMANO?

De acuerdo con el BM, el capital humano son los conocimientos, las capacidades y la salud que las personas acumulan a lo largo de su vida y que les permiten desplegar su potencial como miembros productivos de la sociedad. Invertir en las personas a través de la nutrición, la atención médica, la educación de calidad, el empleo y las capacidades, ayuda a desarrollar el capital humano, lo que resulta clave para poner fin a la pobreza y crear sociedades más inclusivas y menos desiguales.

El costo de la inacción y la indiferencia de los gobiernos en lo que respecta al desarrollo del capital humano es creciente. El Informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) 2018, muestra que cada año hay más hambrientos en el mundo, las sociedades son cada vez más desiguales, la brecha entre ricos y pobres se viene ensanchando cada año (véase el Informe 2017 de Oxfam Internacional).

Sin capital humano, los países no pueden mantener su crecimiento económico, tampoco tendrían una fuerza laboral preparada para los empleos de mayor cualificación que exige la era de la automatización y la digitalización de los negocios. En este sentido el último informe de Tendencias Mundiales de Capital Humano 2018, de la consultora internacional Deloitte advierte que el avance tecnológico está modelando cada vez más las prioridades del capital humano.

LA TECNOLOGÍA

La tecnología brinda nuevas oportunidades para combatir la pobreza e impulsar la prosperidad colectiva. Pero también genera nuevos riesgos, incluida una mayor desigualdad dentro de los países y entre ellos. En este sentido, el ICH puede ayudar a reorientar las inversiones públicas hacia el fortalecimiento del capital humano. Está demostrado que el capital humano produce rendimiento creciente a escala mientras que el capital físico o material solo produce rendimientos constantes.

La naturaleza del trabajo está cambiando constantemente por los avances tecnológicos actuales. Se adoptan nuevas formas de producción, los mercados se expanden y las sociedades evolucionan. En este escenario ¿qué debe hacer un gobierno? Invertir en capital humano, especialmente en los grupos más vulnerables y en educación infantil temprana, para desarrollar las nuevas habilidades que cada vez son más demandadas en el mercado laboral. No hay otro camino.

En el ranking mundial del nuevo ICH 2018, el Perú se ubica en el número 72 de 157 países estudiados (obtiene 0.59, puntos sobre 1) muy lejos de Chile que está en el puesto 45. Las razones del bajo puntaje básicamente son dos: la mala calidad de la educación (véase prueba PISA 2015) y las deficiencias en los servicios de salud, principalmente en la infancia. De acuerdo con la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) de 2017, el 43.6% (44 de cada 100) de niños menores de 6 a 35 meses padecen anemia. Son cifras escandalosas para un país rico pese haber crecido su PBI durante los últimos 15 años.

La medición del bienestar y los niveles de progreso de la gente, cobran cada día más relevancia, ya que permite tener una visión más clara del impacto de las políticas públicas. La preocupación principal de los gobernantes debe ser el bienestar de sus ciudadanos. Este ideal puede ser realidad si hay voluntad política.

ALGO MÁS

No estoy en contra se seguir mirando con lupa las cifras de crecimiento del PBI. Sin embargo, para que una sociedad sea económica y socialmente viable, el crecimiento debe reflejarse en calidad de vida y bienestar, tanto individual como colectivo de la gente.

 

Alejandro Narváez Liceras
Es Profesor Principal de Finanzas en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Seguir leyendo

Especial

La corrupción y la excepcionalidad de México

Publicado

en

El presidente Peña Nieto recibió una casa de la constructora HIGA.

El caso de nueva corrupción más saltante del siglo XXI es el caso de las constructoras brasileñas. Estas pagan para lograr cobrar sobrecostos y no para facilitar los procedimientos de administración. En lo que deberá determinarse si fue una política de Estado, o colaboración Estado/Mercado –quien financia las obras de estas constructoras es el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil, BNDES- las empresas constructoras brasileñas tuvieron como estrategia de negocios, financiar campañas electorales para comprar la buena voluntad de altos funcionarios de gobiernos electos.

Además, hacían pagos a ministros, presidentes y jefes de empresas públicas, para facilitar los contratos con ellos. No es delito poner dinero a una campaña política. Sí es delito esconder la mano que pone el dinero. Es delito darle dinero al Presidente para su uso personal a cambio de su anuencia a una obra ejecutada por ellos.

Hay países donde las campañas políticas son pagadas por el Estado para evitar que los agentes privados intervengan, sean del narcotráfico o de empresas, u honrados ciudadanos de a pie. En esos casos, cualquier aporte a campaña es delictiva. En los otros casos, donde poner dinero a campaña es legítimo, el problema es si existe una relación entre el auspiciado y la empresa ex ante, y de qué forma actúa el auspiciado frente a la empresa.

SOBREPRECIOS

El alboroto de las constructoras brasileñas, siendo la más vista Odebrecht, pero son cuatro, es que cobran grandes sobrecostos por obra hecha. Es decir, una carretera cuesta 100 millones de euros y la constructora pasa una segunda factura por otros 30 millones por demoras de obra. Esos 30 son un sobrecosto gratuito. Es lo que se llama un robo, legitimado por una factura. Quien paga la factura es el auspiciado en la campaña electoral.

Esto mismo lo hacían constructoras en el Perú de la década de Fujimori. La constructora del ex ministro de economía Camet se revitalizó en la década del 90 con estos sobrepagos gratuitos y facturados. Sin duda, es una práctica generalizada en América Latina.

En todos los países donde estas constructoras brasileñas han actuado, se han hecho investigaciones y de una manera u otra se está llevando a cabo un proceso de limpieza del aparato político involucrado.

COLOMBIA

En Colombia, Odebrecht reconoce las “actuaciones irregulares” de exfuncionarios y desde diciembre del 2016 colabora con la justicia colombiana, para esclarecer pagos por 29 millones de dólares entre el 2009 y 2014. El ex viceministro de Transporte y director del Instituto Nacional de Concesiones (INCO hoy Agencia Nacional de Infraestructura) para la época de la adjudicación del tramo 2 de la Ruta del Sol aceptó haber recibido un soborno de 6,5 millones de dólares.

Hay una veintena de investigados en curso con la ayuda de Brasil y de los testimonios de los funcionarios de las constructoras que están bajo el programa de colaboración eficaz en Brasil. En este programa, los sentenciados en Brasil pueden reducir sus condenas si colaboran en el descubrimiento de la red de corrupción.

ARGENTINA Y PERÚ

En Argentina los pagos sumaron 100 millones en ese periodo y hay un listado de 49 personas involucradas. La investigación avanza con la ayuda de las declaraciones de los funcionarios de Odebrecht por el programa de colaboración eficaz. Así en todos los países.

El más abierto de todos es el Perú donde los involucrados son la candidata a la presidencia Fujimori, quien también esta involucrada en otros delitos de tráfico de influencias y de cohecho. Está encarcelada preventivamente por tres años.

Cayeron el presidente Kuczynski, por su vieja relación de negocios con esta empresa brasileña, y el expresidente Toledo está prófugo con orden de captura por la interpol. El expresidente Kuczynski tiene detención domiciliaria en espera del juicio.

Emilio Lozoya

Lozoya, expresidente de PEMEX habría recibido 10 millones de dólares como soborno.

EL CASO MEXICANO

De manera excepcional, no pasa nada en México. De acuerdo con el diario brasileño O Globo, Lozoya, expresidente de PEMEX habría recibido 10 millones de dólares como soborno desde marzo de 2012, cuando todavía estaba en la campaña de Peña Nieto. Hay otras acusaciones, pero para seguir la lógica de la excepción seguiremos la cronología de este caso:

* La denuncia del caso de sobornos a Emilio Lozoya presidente de Pemex, fue hecha por la diputada Rocío Nahle de MORENA en agosto del 2017.

* La Procuraduría General de la Republica tenía como titular a una persona que fue parte del equipo de transición del entonces candidato del PRI a la presidencia, campaña a la cual se ha denunciado que se inyectaron recursos de Odebrecht donde Lozoya sería intermediario. Éste renunció al cargo el 16 de octubre del 2017.

* En octubre del 2018 obtuvo una suspensión provisional en la que se prohíbe difundir información sobre su persona y que está incluida en las investigaciones de la Procuraduría General de la Republica sobre presuntos sobornos.

* El 31 de octubre, el encargado de la Procuraduría General de la República declaró a la prensa que “en este momento sería un error enjuiciar a los implicados en sobornos en México en el caso Odebrecht porque no se cuenta con suficiente información” (El Universal, 1 de noviembre 2018). La razón por la que no se cuenta con suficiente información es porque Brasil no coopera. La razón por la que no coopera Brasil es “la ausencia de un acuerdo reparatorio que nos hubiera entregado de manera mucho más expedita la información financiera que todavía no nos entregan”.

* Continúa “como no firmamos el acuerdo reparatorio, la empresa no nos ha entregado la información como sí la he hecho con otros países”. El acuerdo reparatorio implica que Odebrecht le pague una reparación al Estado afectado a cambio de no quedar inhabilitado. “Eso no lo vamos a permitir”, dijo.

* En noviembre del 2017, un Juez federal otorgó la suspensión definitiva de cualquier acción legal en su contra al exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), mientras su defensa conoce a fondo el expediente que se le sigue por el caso Odebrecht.

Elba Esther Gordillo

Elba Esther Gordillo, secretaria del Sindicato de Trabajadores de la Educación, acusada de desvío de fondos públicos.

PENDIENTES

De este modo, negándose a tener la información que necesitan para el caso y cerrando el camino a que hagan interrogatorios con los testigos claves en Brasil, México tiene un caso que no puede ser investigado por la prensa y sobre el cual no se puede hablar.

El juicio no puede avanzar mientras el defensor no se empape bien del caso y puede no hacerlo nunca. Así México se constituye por tanto en una excepción a las investigaciones llevadas a cabo en el continente.

Otros casos mexicanos locales más recientes poco investigados y ya exculpados son Elba Esther Gordillo, secretaria general del Sindicato Mexicano de Trabajadores de la Educación, acusada de desvío de fondos públicos; el gobernador de Veracruz que desvió 30,000 millones de pesos (1,500 millones de dólares), incluyendo recursos de los programas de tratamiento de cáncer infantil y de prevención de VIH (crímenes de lesa humanidad), que recibió 3 años de cárcel, y el presidente Peña Nieto por recibir una casa de la constructora HIGA, socia mexicana de la constructora OHL de España, cosa que aceptó el 22 de agosto del 2018.

La denuncia por esta casa le costó a la periodista Carmen Aristegui su espacio radial en Ciudad de México, al inicio del sexenio de Peña Nieto, donde solo le quedó CNN como medio de trasmisión durante su gobierno. Todos son del partido de gobierno, PRI.

ALGO MÁS

Finalmente, México, junto con Siria, tienen el record mundial de asesinatos de periodistas. México se ha constituido como la excepción en la persecución de la corrupción en Latinoamérica. Este es el escenario sobre el cual actuará el nuevo gobierno progresista de López Obrador y su secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

 

OSCAR UGARTECHE
Oscar Ugarteche: Instituto de Investigaciones Económicas UNAM, SNI/CONACYT. Coordinador del Observatorio Económico de América latina www.obela.org

ALAINET

Seguir leyendo

Especial

Para Cataluña llegó la hora de la negociación

Publicado

en

Cataluña

Dirigente de partido independentista plantea una mesa de diálogo y demanda libertad de presos políticos catalanes.

Eduard López es un alto dirigente del partido independentista Ezquerra Republicana de Cataluña. En esta entrevista de nuestro colaborador César Robles, nos narra las circunstancias que llevaron a la Declaración Unilateral de Independencia y los conflictos que mantienen con el estado español.

Eduard López

—¿Cuál es el balance, a un año de la declaración unilateral de independencia?

—Digamos que el desenlace del proceso independentista de octubre del año pasado, significó que no se pudiera proclamar de manera efectiva la República Catalana. No vencimos, por lo tanto, el proceso no se pudo sostener.

Pero es verdad también, que el estado español utilizó la represión física, judicial y criminalizó un movimiento republicano que era pacífico y democrático.

Todos hemos rechazado la actuación tan autoritaria del estado español que ha puesto en dificultad al republicanismo e independentismo catalán para rehacer su estrategia política. Ahora, rehacer la estrategia no es volver al 27 de octubre (Día de la Declaración de Independencia), sino, ante una situación nueva, ver cuál es el camino más inteligente políticamente por recorrer, y en este caso, hay visiones diferentes.

—Y en esas circunstancias, ¿insisten en la proclamación de la República Catalana?

—Lo que defendemos es que tenemos una legitimidad adquirida el 1 de octubre con el referéndum de independencia. Esto nos alienta a seguir adelante. Pero también vemos que el estado español es más autoritario de lo que parecía ser hace dos o tres años. Estamos ante una situación de retroceso de las libertades, y por tanto, lo más inteligente de nuestra parte, de los sectores y fuerzas políticas que aspiramos a obtener la independencia catalana, es a articular una estrategia, a partir de la cual se consiga forzar al estado, tenga un gobierno conservador como el Partido Popular o el Partido Socialista, acordar en una mesa de negociación un reconocimiento a los resultados del referéndum de octubre. Esto será muy difícil, pero también cabe la posibilidad de un referéndum acordado a partir del cual se pueda resolver el problema político que vive Cataluña, es decir, no hay una solución posible que no pase por articular una consulta democrática a la ciudadanía de Cataluña para que pueda elegir libre y democráticamente, con respeto a todas las opiniones y las voces, cual tiene que ser su futuro.

—¿Pero reconocer el referéndum no está en la agenda ni del estado ni del gobierno del PSOE?

—Evidentemente que no. El PSOE se encuentra en este momento en una situación de debilidad parlamentaria y el tema de Cataluña, en el conjunto del estado español, es un tema muy sensible.

Debo reconocer también que existe una parte de la opinión pública española que no acepta una salida acordada o negociada, por tanto, el Partido Socialista se encuentra un tanto preso del discurso de la derecha conservadora del Partido Popular, de Ciudadanos y hasta de grupos fascistas extraparlamentarios como Vox.Que esto ocurra no quiere decir que la situación no vaya a cambiar con el paso del tiempo.

—¿Es una salida a la crisis la renegociación del estatuto de autonomía?

—Para nosotros esta es una carpeta cerrada, es decir, el proceso de discusión en el Parlamento de Cataluña de un nuevo Proyecto de Estatuto de Autonomía que se empezó a desarrollar el 2003 -2004 en el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y acabó de manera muy accidentada en el 2010 con una sentencia del Tribunal Constitucional, ese proceso, que fue larguísimo, conflictivo y agotador, demostró que era casi imposible que el estado español acepte una modernización del autogobierno en Cataluña. Por eso decimos que para nosotros esa es una carpeta que ya quedó cerrada.

—¿República independiente o República federada con España?

—Nosotros somos federalistas europeos, no somos antieuropeos. Somos partidarios de una Europa en la cual los Estados compartan soberanía política porque no somos de un nacionalismo antieuropeo y no tenemos la concepción de una soberanía política como un absoluto. Esto en relación a Europa y aspiramos a tener la misma soberanía que puede tener un estado pequeño o mediano como Dinamarca.

—Pero no en relación a España…

—Queremos ser como Dinamarca, Holanda o Bélgica, por tanto, queremos ser un estado independiente, pero eso no quiere decir que una República Catalana no pueda articular políticas con sus vecinos o tener malas relaciones. Somos conscientes que hay muchísima gente en Cataluña que puede tener relaciones de tipo económico, familiar y hasta de tipo subjetivo nacional con España; por tanto, nosotros estamos dispuestos, a partir de nuestra soberanía, a compartir incluso iniciativas y proyectos conjuntos con España, pero siempre a partir del respeto a la voluntad de la ciudadanía de Cataluña. Ahora, si esta voluntad se traduce en que queremos una República Catalana Independiente, pues entonces seremos partidarios de articular todas estas políticas federalizantes, pero a partir de la constitución de una República Catalana.

DERECHAS E IZQUIERDAS

—Ustedes son un partido de izquierda, ¿cómo entender su relación con PDCAT, partido que representa los intereses de la burguesía catalana?

—Somos de izquierda, somos el partido que ha defendido desde hace muchos años la independencia y la creación de una República Catalana. El PDCAT, que es la antigua Convergencia y Unión, es un partido que ha representado al centro derecha catalanista que durante los últimos 40 años ha defendido acuerdos con los gobiernos de Madrid.

Pero qué ha sucedido, que con toda esta situación de agotamiento del proyecto autonómico, Convergencia y Unión ha adecuado su propuesta política a un cambio, a un giro hacia el independentismo, y también a partir de la constatación de que su proyecto político tradicional de acuerdos con los gobiernos de Madrid para avanzar en el autogobierno ha resultado un fracaso. Por tanto, ¿cómo se explica nuestra alianza con el centro derecha catalanista?, pues se explica porque han girado al independentismo y hacia la reivindicación de la República Catalana, y es evidente que aunque haya proyectos políticos distintos, que representemos ideas diferentes, hay puntos importantes como la creación por vía democrática, de la República Catalana en los cuales podemos coincidir.

—¿No hubo reparos por los escándalos de corrupción de los gobiernos de Jordi Puyol, el exlíder y fundador de Convergencia y Unión?

—Nosotros no formamos parte del gobierno de Jordi Puyol, y siempre hemos sido, a partir del 2003 que desplazamos del gobierno a Convergencia y Unión, aliados del Partido Socialista. Hicimos presidente de gobierno a Maragall y luego a José Montilla, y nunca habíamos pactado con los gobiernos de Convergencia y Unión que están acusados de casos de financiación ilegal y de corruptelas diversas. Nunca hemos participado de este tipo de prácticas, ni de gobiernos que las hayan realizado, por tanto, desde este punto de vista, nuestro historial o expediente está bastante impoluto. Hemos pactado con Convergencia y Unión cuando ha sido para marchar a la República, esto es verdad.

—¿No sienten que cargan un peso político entonces?

—No, en absoluto.

Cataluña

EXIGENCIA BÁSICA

Libertad de los presos políticos

—¿Los independentistas encarcelados son presos políticos o políticos presos, como algunos sectores señalan en Barcelona?

—Pero cuando se habla de estos políticos, ¿los diarios los abordan desde la sección de política,de sucesos o de notas económicas? Es evidente que son presos políticos. Ni las dictaduras más extremistas de derecha encarcelaban a la gente por sus ideas, las encarcelaban por sus prácticas políticas en defensa de sus ideas. Y aquí la gente está presa, exiliada o tienen sumarios judiciales a partir de lo que sucedió con el proceso independentista, en fin, la represión ha tenido formas diversas. Oriol Junqueras y los demás compañeros que están en la prisión son presos políticos, no hay duda.

—Ahora mismo se están discutiendo los presupuestos de la República, al retirar Ezquerra Republicana su apoyo al gobierno del presidente Sánchez, ¿no cree que están precipitando su caída?

—Bueno, lo que es evidente es que Esquerra Republicana y el PDCAT, que son los partidos que tienen representación en el Congreso de los Diputados, difícilmente darán apoyo a un proyecto de presupuesto del estado cuando hay gente encarcelada y con pedidos de la Fiscalía a penas de 25 años de cárcel.

—¿Y cuál es la salida?

—La libertad. No puede ser posible que estén presos por organizar un referéndum que está contemplado incluso en la legislación española. No hay penas por organizar estas consultas ciudadanas, así no sean legales. No hay nada que lo estipule en el Código Penal. Se les pretende acusar de participar en un acto de rebelión, que incluso la legislación española establece como el uso de la violencia política. Y en Cataluña no ha habido violencia. Lo que ha habido es un proceso de movilización masiva con centenares de personas en la calle. Nunca hubo violencia porque hubo un cuidado muy consciente de la dirección política y social del proceso de que no se podían dar argumentos al Estado español a partir de acciones violentas de nuestra parte.

—Si las movilizaciones fueron pacíficas, ¿por qué la represión?

—El estado español tiene una lógica en modo vasca de ver el tema catalán, pues ellos estaban acostumbrados a combatir a ETA con detenciones, esa era su lógica. Desde un punto de vista político, les era mucho más cómodo el combate a ETA que era un conflicto de violencia, y por tanto era más fácil de narrar que uno donde no se ha desarrollado la violencia porque lo que siempre ha habido es una petición para poder votar.

Esta manera de proceder nuestra, de que las movilizaciones debían de ser pacíficas y democráticas ha desarmado la lógica del estado español, y por tanto, cuando nos llevan a los tribunales, tienen que inventarse unas situaciones de violencia que nunca han existido.

 

CÉSAR ROBLES
ENVIADO ESPECIAL

Seguir leyendo

Lo más reciente

Jaime Yoshiyama Tanaka - Jorge Yoshiyama Sasaki Jaime Yoshiyama Tanaka - Jorge Yoshiyama Sasaki
Políticahace 24 horas

Confesión de Yoshiyama fortalece a Fiscalía ante apelación de Keiko

Ante la inminente vista de la apelación de la prisión preventiva de la jefa de fuerza Popular, Keiko Fujimori, la...

Luis Mejía Lecca Luis Mejía Lecca
Políticahace 24 horas

Mejía Lecca pide declarar ante fiscal pero el juez no lo deja

El fiscal Lava Jato, José Pérez Gómez, ratificó su pedido de 36 meses de prisión preventiva para Luis Mejía Lecca,...

Jorge Yoshiyama Sasaki Jorge Yoshiyama Sasaki
Políticahace 24 horas

Núcleo “nikkei” keikista se hunde; los Yoshiyama lavaron US$ 800 mil

El núcleo “nikkei” de la supuesta organización criminal de Keiko Fujimori Higushi que infiltró a Fuerza Popular para lavar activos...

Humberto Abanto Saldarriaga Humberto Abanto Saldarriaga
Políticahace 24 horas

Abanto: Keiko no sabía, los 100 mil dólares eran lícitos y no hay lavado

Luego de que se conoció parte de la confesión de Jorge Yoshiyama, el abogado Humberto Abanto, defensor de Jaime Yoshiyama,...

Alan García Pérez Alan García Pérez
Políticahace 24 horas

AG debe contar todo lo que sabe

Mañana le toca a AG. El exmandatario retornará de su placentera estancia en España para ser interrogado en la sede...

Manuel Dammert Manuel Dammert
Políticahace 24 horas

Hay sobornos comprobados

Manuel Dammert, parlamentario de Nuevo Perú, dijo que respecto a los sobornos recibidos por Alan García, el asunto es claro...

Martín Vizcarra Cornejo Martín Vizcarra Cornejo
Políticahace 24 horas

Reconstrucción generará un cambio en la población

En su sexta visita de trabajo a la región de Piura, el presidente Martín Vizcarra inauguró la moderna infraestructura del...

Salvador Heresi Salvador Heresi
Políticahace 24 horas

Denuncia de Heresi sirve a Fuerza Popular

Salvador Heresi, uno de los renunciantes a la bancada de Peruanos por el Kambio (PpK), lo primero que hizo es...

Edwin Donayre Edwin Donayre
Políticahace 1 día

Condenado apoya marcha “Con mis hijos no te metas”

El congresista Edwin Donayre, sentenciado a 5 años y 6 meses de prisión por apropiarse de combustible del Estado, se...

José Domingo Pérez Gómez José Domingo Pérez Gómez
Políticahace 1 día

Medidas contra fiscal Pérez son represalias

El analista político Andrés Calderón calificó como represalia funcional las acciones contra el fiscal José Domingo Pérez, por lo que...

Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.