Contáctanos

Especial

La economía mundial y la América Latina

Publicado

en

La economía mundial y la América Latina

Después de la corta existencia histórica y del derrumbe del sistema socialista, el sistema capitalista se ha vuelto a convertir en el padrón universal, cuyas leyes y contradicciones rigen la economía mundial. Latinoamérica y otras regiones del mundo navegan en ese ancho mar del capitalismo.

La economía mundial en los últimos cuarenta años ha sufrido transformaciones estructurales determinantes. La desintegración de las economías y sistema socialistas han llevado a la universalización de la leyes económicas del sistema capitalista. El capitalismo se ha expandido rápida y convulsivamente en estos países sin importar costos sociales ni fronteras nacionales. Las transnacionales, agentes activos de la universalización del capitalismo, se han expandido y repartido nuevos mercados, impulsando y predicando la economía de libre mercado sobre todo en los años 80 y 90 (neoliberalismo) como único modelo de desarrollo económico indiscutible (fin de la historia).

De un sistema mundial bipolar se transitó a un sistema quasi unipolar con la intención estratégica y planificada de la primera potencia económica mundial (EEUU) de dictar el desarrollo de la economía mundial (incluyendo su rol como policía mundial).

Uno de los cambios tecnológicos que han transformado la economía mundial increíblemente es la Internet. A través de ella se han cambiado todos los aspectos de la vida humana. Más aún, se aproxima una nueva revolución tecnológica mucho más acelerada y de más impacto que la producida por la revolución de la Internet.

El surgimiento de nuevas potencias como China, India, Brasil, Rusia y Sudáfrica han producido cambios significativos en las estructuras económicas mundiales. La cuenca del pacífico se ha convertido en el eje de desarrollo más importante de la economía mundial actual. Diversos estudios señalan que estos países serán el motor de la economía mundial en el siglo XXI.

Esta situación ha puesto en cuestión el modelo de poder unipolar. Existe una nueva correlación de fuerzas económicas que todavía no se reflejan plenamente en las estructuras de poder mundial pero que impulsan fuertemente la formación de un sistema de poder multipolar mundial.

Las crisis financiera y de endeudamiento que enfrentan los EEUU y la Unión Europea afectan el desarrollo de la economía mundial. Pero sobre todo, afectan a las economías dependientes de éstos. Estas crisis se han desarrollado en los centros de la economía mundial y es una crisis del llamado occidente desarrollado que los debilita frente al desarrollo de sus emergentes competidores.

La economía mundial capitalista, a pesar de sus inherentes crisis sistémicas desastrosas con monstruosos costos económicos y sociales, siguirá desarrollándose y posee reservas que le permitirán solucionarlas. Sin embargo, la divergencia entre EEUU y la UE (y de éstos con otros actores mundiales) en las recetas de estas enfermedades impiden su combate efectivo y rápido. Estas divergencias se reflejan también en la solución a problemas globales. Lo que indica que nos encontramos en un proceso en el que la llamada gobernanza global no resulta como se espera debido a lo anteriormente señalado y a la falta de instituciones mundiales que reflejen la nueva estructura de la economía mundial y la nueva correlación de fuerzas del poder mundial.

El cambio climático está produciendo serios problemas mundiales. Frente a la futura escasez de petróleo y el calentamiento del planeta, las economías nacionales se ven obligadas a realizar un cambio estructural en la producción de energía, orientándose a procesos de producción más limpios y alternativos. Este cambio ya empezó en los centros del capitalismo y en el futuro producirá nuevas tecnologías productivas. La escasez de elementos como el agua, muy importante para la salud y la seguridad alimentaria, ya está produciendo serios problemas en algunas economías nacionales y exigen nuevas tecnologías para su gestión y utilización. Las ramas de producción como la minería y la agricultura que utilizan enormes cantidades de agua se verán obligadas a restructurase productiva y tecnológicamente. La lucha por este recurso estratégico ya ha empezado a todo nivel. También se teme un creciente daño en materia de biodiversidad, especies, genotipos, comunidades, ecosistemas y biomas.

La economía mundial y la América Latina

DESARROLLO Y CRECIMIENTO DIFERENCIADO EN LA REGIÓN
En este contexto internacional se ha desarrollado América Latina en los últimos cuarenta años. Una América Latina que desde la conquista y colonización ha sido muy vulnerable a los cambios en la economía mundial. El grado de vulnerabilidad ha cambiado y es diferente en las economías nacionales latinoamericanas, sin embargo, este factor externo del desarrollo sigue siendo determinante, sobre todo ahora en los tiempos de la globalización y de la restruccturación histórica de la economía mundial.

Estos cambios han acondicionado el desarrollo de la América Latina posibilitando un desarrollo y crecimiento más acelerado y diferenciado del capitalismo en la región. Las relaciones comerciales, financieras y de inversión de América Latina se han diversificado.

China se ha convertido en uno de los principales socios comerciales de la región. Los EEUU han cedido influencia en este campo sobretodo en la América del Sur. Esto no significa que la influencia económica y política de los EEUU en la región haya desaparecido. México y América central, por ejemplo, siguen tendiendo fuertes lazos económicos con este país, su principal socio comercial. La Unión Europea, por otro lado, intenta mejorar sus relaciones económicas en la región y tiene influencia sobretodo en el Caribe.

EXPORTADORES DE MATERIAS PRIMAS
El problema fundamental de los diversos modelos económicos aplicados en varios países de la región es que seguimos siendo, pese a los avances en la exportación de productos no tradicionales de algunos países, economías fundamentalmente exportadoras de materias primas. Las relaciones económicas con China reproducen el modelo exportador de materias primas practicado hace siglos con las viejas metrópolis del centro del capitalismo. Las economías son vulnerablemente dependientes de los precios de estas materias en el mercado internacional. Sigue siendo un reto importante la diversificación interna de la producción. Por otro lado, en la región durante el boom expotador se ha consumido mucho e invertido poco. La parte de la inversión en el producto interno bruto en la región es la mitad de la del Asia y también está por debajo de la media mundial.

El modelo neoliberal aplicado casi en toda la región durante décadas aumentó la brecha entre pobres y ricos. América Latina no es una región pobre sino una región muy desigual. Pese a los avances de la región en la reducción de la extrema pobreza, la distribución de la riqueza sigue siendo muy inequitativa. La inclusión de millones de latinoamericanos a los diferentes mercados, como el del trabajo, y a los servicios elementales de salud y educación siguen pendientes. Esto permitiría un aumento de la demanda interna y una ampliación del mercado interno que al mismo tiempo repercutiría notablemente en el crecimiento y desarrollo de las economías nacionales y al incremento de las relaciones comerciales entre los países de la región y al fortalecimiento de sus procesos integradores.

El crecimiento del comercio entre los países de la región, que en su mejor momento no llegó a ser más del 20 % de su comercio exterior, sigue siendo muy débil y la mayor parte de la exportación se orienta afuera de la región.

La extrema desigualdad existente en la región, entre otros, produce violencia sobretodo en las grandes ciudades latinoamericanas donde las tasas de violencia y homicidios dolosos están entre las más altas del mundo. Este problema se agudiza en países como Colombia, México y Perú donde el tráfico de drogas y el crimen organizado agudizan el problema produciendo conexiones y redes mafiosas que influyen fuertemente en el desarrollo socioeconómico y político de estos países.

Los procesos de integración latinoamericana seguirán desarrollándose. Existe una diversidad de proyectos integradores. Debido a la heterogeneidad ideológica de los gobiernos, estos proyectos se diferencian y tienen diferentes objetivos y medios para alcanzarlos. Los más importantes son el MERCOSUR, La Alianza del Pacífico y el ALBA. La membresía de los mismos, así lo muestra la experiencia latinoamericana, podrá cambiar según los cambios políticos en la región. En el ámbito político se han desarrollado mecanismos de concertación y diálogo entre los países latinoamericanos sin la presencia de los EEUU importantes como la UNASUR y la CELAC.

La economía mundial y la América Latina

RETOS DE LOS PAÍSES LATINOAMERICANOS
¿Cuál será el rol de América Latina y el Caribe en un mundo que algunos ya empiezan a llamar post-occidental por el desplazamiento del poder al Asia?¿Qué objetivos y qué medidas debe América Latina plantearse para hacer frente a los desafios internos y a las nuevas tendencias del desarrollo de la economía mundial?

Según el estudio de la CEPAL, “Las tendencias mundiales y el futuro de América Latina”, la región muestra un retraso en materia de prospectiva y estrategia por las siguientes razones: 1) la propagación de las ideas a favor de la función de los mercados y en contra de la intervención del Estado; 2) la cultura economicista dominada por ideas de equilibrio a corto plazo, y 3) la desconexión entre los estudios a largo plazo y las presiones apremiantes que enfrentan los gobiernos.

En suma, “no ha existido suficiente interés político ni valoración de una visión o narrativa de más largo alcance para convocar u orientar la acción gubernamental, y no se han destinado los recursos necesarios a estos objetivos”. El estudio propone reforzar urgentemente la capacidad prospectiva a través de estudios a largo plazo y diseño de estrategias o sea un renacimiento de la planificación. Fijar objetivos a largo plazo independientemente del razgo ideológico (afianzamiento democrático, transformación productiva, inclusión social, cooperación e integración latinoamericana, cambio climático) y trabajar intensamente en estos aspectos para responder mejor a los retos del futuro.

América Latina y el Caribe poseen ciertas condiciones y ventajas que le pueden permitir recuperar el tiempo perdido y el atraso estratégico para ubicarse mejor en la economía mundial y aprovechar mejor la oportunidad histórica que nos ofrece el proceso actual de restructuración de la economía mundial. Una de ellas es que América Latina seguirá creciendo, pese a sus variaciones y su diferenciación en sus diversas regiones. El reto consiste en hacer este crecimiento más igualitario e inclusivo.

América Latina y el Caribe es una región de democracias relativamente estables y de democracias electorales efectivas. El reto consiste en profundizar la democracia, hacerla más participativa, convertirla en una democracia de ciudadanos, fortalecer sus instituciones y el Estado de derecho, es decir, mayor igualdad de oportunidades y de derechos para los ciudadanos. Un golpe de Estado se hace cada vez más inadmisible e incompresible en la región.

América Latina y el Caribe, a diferencia de otras regiones, es una zona de paz, libre de armas nucleares, químicas, biológicas y de destrucción masiva. Los conflictos entre los países, como muestra la experiencia chileno-peruana buscan solución a través de la vía judicial, utilizando el diálogo y la diplomacia. Este clima es muy favorable para el desarrollo de proyectos a largo plazo y estratégicos.

Los Estados latinoamericanos y del caribe, a pesar de su desmantelamiento durante las décadas de neoliberalismo, siguen íntegros y su cuestionamiento o fragmentación sería inadmisible. Más aun la función reguladora y estratégica del Estado seguirán aumentando frente a los retos de desarrollo interno así como los efectos negativos de la globalización o la utilización de sus ventajas.

Rubén Cárdenas Carbajal
Colaborador 

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

Pacto Mundial de Migraciones: xenofobia y desigualdades

Publicado

en

Migrantes

El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular impulsado por Naciones Unidas fue aprobado por aclamación por más de 150 países en Marruecos, pero también registró el rechazo de once naciones, que adujeron que el acuerdo afecta su soberanía, pero son los más xenófobos y los que más aplican medidas antiinmigración.

Quince jefes de estado, ocho primeros ministros, numerosos cancilleres y otros representantes participaron del encuentro en Marrakech, presidido por el secretario general de la ONU, António Guterres, junto a la presidenta de la Asamblea General del organismo, la ecuatoriana María Fernanda Espinosa.

Guterres se refirió a los países que se negaron a firmar el pacto, expresaron reservas sobre el texto o pidieron más tiempo, al aclarar que “no es un tratado” y “no es jurídicamente vinculante” y lamentó las “falsedades” sobre el documento y el fenómeno migratorio.

Explicó que el texto garantiza “el derecho soberano de los estados a determinar su política de migración y su prerrogativa para gobernar la migración dentro de su jurisdicción, en conformidad con el derecho internacional”.

Donald Trump

EE.UU Y CHILE EN CONTRA

Los que rechazaron el acuerdo fueron Estados Unidos, Brasil, Chile y Polonia, argumentando que atenta contra sus soberanías, mientras que Bulgaria, Estonia, Eslovenia y Suiza pidieron más tiempo antes de tomar una decisión.

También desde los sectores progresistas se hacen duros reparos al texto aprobado y se señala que detrás de conceptos que parecen positivos como el de los acuerdos globales o facilitar determinadas llegadas, confirma un modelo global de migración que imponen las políticas de unos países donde quien marca la agenda es la extrema derecha, perpetuando un modelo de imposiciones políticas a terceros países, que llega incluso a limitar los legítimos intereses de estos para que se cumplan los intereses xenófobos de los países más ricos

En América Latina, Chile y República Dominicana también se apartaron del pacto. El gobierno de Chile, argumentó que cada país es soberano para fijar sus propias reglas sobre el asunto. El canciller Roberto Ampuero agregó que la migración no es un derecho humano, en una declaración que provocó una ola de críticas.

El rechazo del gobierno de Sebastián Piñera es una expresión más del espíritu que ha modelado el estado chileno. Autoritarismo, control y, sobre todo, un enfermizo nacionalismo. Las élites privilegiadas, todas al amparo de las grandes corporaciones, entienden al país tal como lo hicieron las oligarquías durante toda la república, señala el director del portal chileno Politika.cl, Paul Walder.

BACHELET Y TRUMP

La expresidenta chilena y Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, lamentó la decisión del gobierno y afirmó que suscribirse al pacto puede ser muy positivo. Recordó que ella misma es bisnieta de una familia francesa que fue acogida por Chile.

“La antigua migración fue europea, luego de los países cercanos, Bolivia y Perú, y en los últimos años haitianos, venezolanos, dominicanos y refugiados colombianos”, explicó la expresidenta que consideró que la migración no es un problema, sino un hecho histórico.

“El pacto es incompatible con la soberanía de nuestro país y con la política migratoria que está llevando adelante el presidente Donald Trump”, afirmó Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos en la ONU. Washington, que negó a sumarse a la iniciativa en diciembre de 2017, fue el principal ausente en los dos días de debate.

“Las decisiones sobre la seguridad de las fronteras, sobre a quién se le permite residir legalmente u obtener la ciudadanía, son algunas de las decisiones soberanas más importantes que puede tomar un país”, afirma el comunicado estadounidense.

Jair Bolsonaro

BOLSONARO SE VA

El futuro canciller brasileño, Ernesto Araújo, compartió su postura con Washington y afirmó que Brasil se retirará del pacto luego de la asunción del presidente electo, Jair Bolsonaro, el 1 de enero, “porque es un instrumento inadecuado para lidiar con el problema”, planteó Araújo. “La inmigración no debe ser tratada como una cuestión global, sino de acuerdo con la realidad y la soberanía de cada país”, agregó.

La salida de Brasil del pacto es una nueva señal de acercamiento a la diplomacia de Trump. Tanto Bolsonaro como Araújo ya habían expresado su admiración por el mandatario estadounidense y su deseo de alinearse con él en materia de política exterior. Una de sus últimas muestras de simpatía con EE.UU. fue su intención de desvincularse del acuerdo de París contra el cambio climático.

De inmediato Bolsonaro recibió felicitaciones del viceprimer ministro italiano, Matteo Salvini, otro desertor del acuerdo. “Comparto el espíritu y las motivaciones”, celebró el funcionario italiano que en los últimos meses endureció sus medidas contra la inmigración.

El Pacto Mundial es un documento acordado en julio pasado por los estados miembros de la ONU en pos de favorecer la cooperación entre los países firmantes. Sin embargo, deberá ser sometido todavía a una última votación de ratificación el 19 de diciembre en la asamblea general de la ONU.

La presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, reiteró que el documento es un instrumento flexible que se adapta a las necesidades nacionales de los estados y señaló que estos por más poderosos que sean, no pueden afrontar el reto migratorio solos.

EL FONDO DEL PROBLEMA

La migración se ha convertido a escala global en una de las principales prioridades políticas y las zonas más ricas del mundo están implementando recetas xenófobas muy similares. Un ejemplo de ello es la externalización de fronteras y las políticas de la Unión Europea que encierran a personas en Turquía, o financian a las milicias autodenominadas como Guardia Costera libia, señaló el catedrático español Jon Rodríguez.

Recordó que estas políticas son similares a las australianas de encerrar a demandantes de asilo en la remota isla de Nauru, o las políticas estadounidenses en las fronteras centroamericanas. En este marco, las relaciones globales de desigualdad también se definen dividiendo entre países emisores y receptores de personas migrantes, lo que se convierte en un elemento que perpetúa modelos coloniales y poscoloniales de relaciones internacionales.

El texto no tiene un carácter verdaderamente vinculante, sino que tiene como objetivo la promoción de modelos de acuerdos entre diferentes países u organizaciones regionales. El enfoque es completamente securitario, ya que promueve un modelo de gestión de frontera que criminaliza a todo el que trata de atravesarla, promocionando así un modelo de migración selectiva, añade el académico español.

“Es decir, los estados pueden elegir a quién traer para satisfacer los intereses del mercado, en un ejercicio de cosificación de las personas para su explotación, que contrasta enormemente con el modelo global de libre circulación de capitales. Llama la atención que se presente este tipo de migración selectiva como una forma legal y segura de acceso, cuando la condicionan al cierre de fronteras, un modelo que en la UE ha provocado más de 2.100 muertos en el Mediterráneo en 2018”, añade.

CRIMINALIZACIÓN

Otros analistas indican que de los elementos que avanza el pacto es en la criminalización de los migrantes y quienes son solidarios con ellos, es la recogida de toda clase de datos personales, que el pacto recomienda y llama a compartir entre las fuerzas policiales de los diferentes estados, lo que atenta contra el derecho a la privacidad, y permitirá la creación de ficheros policiales sin control alguno para aumentar la represión contra las personas migrantes.

Asimismo, el pacto anima a reforzar dos de los elementos de la política migratoria europea que son, violaciones de derechos humanos: la detención y las deportaciones y condiciona la política migratoria de entradas reguladas a la encarcelación y expulsión de personas en base a su situación administrativa, sin hacer excepción de menores de edad.

ALGO MÁS

Lo que confirma este pacto, señala Jon Rodríguez, es la utilización de la política migratoria como un elemento más en las relaciones de desigualdad entre países emisores y receptores, entre los países más ricos y los países más empobrecidos, precisamente, por la explotación de sus trabajadoras y recursos naturales por parte de las grandes empresas, mayoritariamente occidentales.

 

EDUARDO CAMÍN
ALAINET

Periodista uruguayo, miembro de la Asociación de Corresponsales de prensa de la ONU en Ginebra. Asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Seguir leyendo

Especial

Elecciones en EE.UU.: ¿Cultura política o “cultura del dinero”?

Publicado

en

Donald Trump

Muchos entre los autoproclamados periodistas progresistas y analistas en el mundo hacen hincapié en la riqueza de los candidatos, en los millones de dólares necesarios para ser elegidos, en los ingresos adicionales del candidato y congresista elegido provenientes de los grupos de presión (“lobbies”), en la corrupción y en la feroz rivalidad bipartidista.

Sin embargo, casi todo el mundo lo sabe, incluso en Estados Unidos. En este último caso, por ejemplo, durante las elecciones presidenciales, la concurrencia de los electores habilitados apenas alcanzó entre el 50% y el 52%.

Aun teniendo en cuenta el número récord de votantes durante las elecciones de mitad de mandato de 2018, la abstención es aproximadamente del 50% de los votantes habilitados para hacerlo.

¿Por qué sería perjudicial fomentar la noción de que los candidatos estén nadando en millones de dólares, envueltos en corrupción y en el descrédito de las disputas intestinas del partido, para la gente que se preocupa por ello?

Haciendo énfasis en estos aspectos, las principales características del sistema político estadounidense (tan importantes que constituyen una parte fundamental de su cultura política) están encubiertas. Por cultura política me refiero al pensamiento, la perspectiva y las actividades, en este caso, del sistema político, tal como es aplicado y propagado por las élites gobernantes.

Marcha protesta en Estados Unidos

¿Cuáles características de la cultura política estadounidense deberían conocerse?

1. En cuanto al dinero, mientras más sutil es la publicidad a través de los medios de comunicación, esta es mucho más importante. Por ejemplo, la reciente campaña electoral de mitad de mandato y los resultados son presentados por la élite de los medios en el Norte, y en muchos casos son reproducidos en el Sur, como una batalla del bien contra el mal, representado por Trump.

Sin embargo, ¿cómo surge el “trumpismo”? Hasta marzo de 2016, los medios de comunicación corporativos (especialmente la CNN en inglés), bajo el pretexto de realizar reportajes, entrevistas y paneles interminables donde se presentan panelistas pro-Trump, ya había ofrecido al “ilustre viejo partido republicano” (GOP) de Trump, una venta estratégica de 2 000 millones de dólares en medios gratuitos.

Esto significaba más “anuncios” gratuitos que todos los demás candidatos del Partido Demócrata y del GOP combinados. Al final de la campaña para las elecciones generales presidenciales de 2016, los medios corporativos habían proporcionado un total de 5 000 millones de dólares en visibilidad gratuita a Trump.

En ese momento era imposible mirar CNN en inglés sin escuchar el nombre de “Trump”. Por tanto, este medio elitista creó a Trump, y en ese proceso aumentó el número de anuncios empresariales destinados a CNN en inglés, así como las tarifas de dichos anuncios.

Portada Time

“Se vende. 2,500 millones de dólares”. Excelente portada sobre lo que cuesta ser inquilino de la Casa Bklanca

2. El sistema bipartidista y el “menor de dos males” están arraigados en la conciencia de muchos estadounidenses y de muchos en Occidente y en el Sur, como, por ejemplo, en América Latina, inundada con esta característica de la cultura política estadounidense. Todos los medios corporativos estadounidenses están unidos en la actual cacofonía diaria para presentar un ala del sistema bipartidista como la “izquierda” (el Partido Demócrata) y la otra como la “derecha” (el Partido Republicano). No son pocos los periodistas y analistas que sucumben ante esto.

3. El fetichismo electoral es un distintivo de la cultura política estadounidense oficial. Estamos abrumados por una “campaña electoral permanente”, impuesta por medios virtuales internacionales.

Tan solo para dar el ejemplo más reciente de las elecciones de mitad de mandato, es de dominio público que la campaña política de verano y de otoño de 2018, y las campañas de la televisión durante la noche y los días siguientes a los resultados —todo ello combinado y acumulado—, son consideradas tan solo como un ejercicio de precalentamiento y como un primer paso hacia las elecciones presidenciales de 2020. El principal efecto secundario de esto no significa tan solo estar abrumados y aburridos.

El resultado de este fetiche es que las acciones cotidianas progresistas anti statu quo (no el autoproclamado “progresismo” democrático) impulsadas por la gente en las calles, lugares de trabajo e instituciones educativas, son sustancialmente debilitadas o virtualmente asfixiadas.

Si no es así, los medios corporativos cooptan muy hábilmente muchas de estas actividades populares en forma de propaganda electoral. Esto es facilitado en algunos casos cuando estas acciones —consciente o inconscientemente— están diseñadas para el consumo electoral.

4. Como resultado directo de tal situación, se desprende la cuarta característica de la cultura política estadounidense: la cooptación. El poderoso papel de los medios de comunicación, cultivar la ingenuidad y a la vez lucrar con ella, es un veneno que nunca debe subestimarse.

Hay muchos ejemplos de cómo los movimientos revolucionarios o progresistas en Estados Unidos son cooptados en el callejón sin salida del sistema bipartidista. Sin embargo, tomemos uno de los casos más recientes.

Tras la masacre en la escuela secundaria de Marjory Stoneman Douglas, en Parkland, Florida, los estudiantes inspiraron heroicamente a la mayoría de los estadounidenses, muchos de los cuales se unieron masivamente en las calles, y en manifestaciones y en huelgas en las escuelas, para exigir acciones en materia del “control de armas”.

Sin embargo, aun cuando era real en la base, el movimiento estudiantil multifacético fue cooptado simultáneamente desde la acción de masas hacia la política electoral por el Partido Demócrata, en las elecciones de mitad de mandato.

Adicionalmente, la cuestión de las masacres es mucho más profunda que el “sentido común de las leyes que regulan las armas de fuego”. La masacre de Thousand Oaks, California, el 8 de noviembre de 2018, no es la primera ejecutada por un exmiembro de las fuerzas armadas.

Eso indica una vez más que, desde la Segunda Guerra Mundial, las masacres domésticas están vinculadas a la agresión estadounidense y a las masacres en todo el mundo. Los tiradores masivos de EE.UU. son desproporcionadamente veteranos de la guerra: 35%. Estados Unidos es, de lejos, la sociedad más violenta del mundo, en la que esta cultura de la violencia doméstica e internacional influye y contribuye a la cultura política general.

De esta manera, el movimiento por el “control de armas”, como cualquier otra actividad legítima de masas, no puede atarse al fetichismo electoral y menos aún a uno de los dos partidos dominantes. Sin embargo, mientras escribo estas líneas, los estudiantes de Parkdale se están organizando para ejecutar acciones de masa tras el tiroteo en Thousand Oaks, California. No obstante, ¿serán estas valientes y persistentes acciones populares capaces de impedir ser devoradas por el vórtice de las elecciones presidenciales de 2020? ¿Será este creciente movimiento capaz de resistir a las ilusiones de la Cámara de Representantes en el Congreso controlado ahora por los Demócratas, y evitar ser contagiado por la gloria política, la carrera y la popularidad personal de cada miembro del Congreso con miras al 2020, lo que constituye siempre su principal interés? ¿Llevará esto a que la iniciativa del movimiento sea cooptada por el fetichismo electoral?

5. Este problema de la cooptación, presentado en el ejemplo del movimiento contra la violencia armada, también nos lleva a la cuestión fundamental de la violencia racista en contra de indígenas y afroestadounidenses. Esta característica de la cultura política reaccionaria se remonta a la fundación de las Trece Colonias, en los siglos XVII y XVIII.

De hecho, la historia y los acontecimientos actuales indican que en Estados Unidos, el Estado constituye un vestigio de la esclavitud y el genocidio contra los indígenas estadounidenses. Esta apreciación realista del Estado debe —o debería— permear la evaluación de la cultura política impuesta por las élites estadounidenses.

Esto es mucho más complejo que el tratamiento superficial dado por los medios corporativos y algunos medios progresistas a temas como la financiación, la corrupción y la guerra salvaje interpartidista del sistema electoral, lo que resulta muy evidente en la medida en que esta se normaliza: casi todo se puede escribir o decir para ocultar que en Estados Unidos el Estado constituye un vestigio de la esclavitud y el genocidio.

6. Los afroestadounidenses han sido siempre —y lo siguen siendo actualmente— la vanguardia de la oposición revolucionaria frente al statu quo de la cultura política, como el necesario e inevitable resultado de su condición histórica, impregnada de ideologías marxistas y otras revolucionarias.

Examinar el proceso electoral estadounidense, como el de mitad de mandato, sin ocuparse de esta contradicción histórica como piedra angular de la cultura política dominante —y donde cualquier ciclo electoral posiciona a indígenas y afroestadounidenses—, equivale a analizar un proceso político como, por ejemplo, en América Latina, negándose a tomar en cuenta los efectos del colonialismo europeo y del imperialismo estadounidense, sus aliados occidentales y sus serviles oligarquías locales de la región.

7. ¿Cuál es entonces la situación actual de los indígenas y afroestadounidenses en cuanto a su vocación histórica, que aún está por realizarse? Los afroestadounidenses son la vanguardia de la oposición a la cultura política dominante. Sin embargo, esto nunca se sabe cuando se lee y se escucha la mayor parte de la élite periodística y a los analistas, incluso aquellos que se proclaman “progresistas”.

No obstante, la realidad reconocida por la misma contraofensiva negra de los periodistas y activistas, su propio movimiento, es debilitado y limitado por la capacidad del Partido Demócrata de cooptar a una pequeña fracción de afroestadounidenses en sus filas, como lo hace con otros movimientos de masa progresistas.

De este modo, parte esencial de la cultura política de los círculos dominantes es que el Partido Demócrata, lejos de estar inclinado a la izquierda o al menos ser más progresista que el Partido Republicano moderno, como lo ha pretendido, es en realidad el cementerio del avance de una verdadera izquierda alternativa. ¿Están algunos lectores confundidos? No es sorprendente.

Por una parte, las fuerzas revolucionarias de izquierda en Estados Unidos están muy familiarizadas con este fenómeno: ellas padecen enormemente y de forma trágica el rol de excavadoras de la tumba del Partido Demócrata, especialmente desde la Segunda Guerra Mundial.

Por otra parte, en otros lugares como en Europa, América Latina y el Caribe, gran parte de la prensa, incluyendo algunos medios de la izquierda progresista, dan una imagen opuesta del Partido Demócrata: un vehículo de cambio, de progreso y un caldo de cultivo para una “alternativa de izquierdas”.

No obstante, esta óptica provoca burlas por parte de la izquierda revolucionaria estadounidense. Este es uno de los dilemas que este artículo se esfuerza por afrontar como un primer paso.

No valorar este hecho —ya sea por limitación intencional o ingenua— significa encubrir un aspecto esencial de la cultura política.

En conclusión, basta con afirmar por el momento que los escritores afroestadounidenses y no afroestadounidenses, y los activistas, forman parte de esta lucha, de este movimiento de oposición amplio y creciente frente a la cultura política del statu quo.

ALGO MÁS

Compuesto por decenas de miles de periodistas, escritores, analistas, activistas sociales, políticos, y los medios sociales, esta formidable cultura política de izquierda −e incluso revolucionaria– merece ser conocida por analistas y periodistas fuera de Estados Unidos, y así en América Latina y el Caribe, a través de sus escritos, sus audiencias y el público en general.

 

ARNOLD AUGUST
ALAINET

Seguir leyendo

Especial

China exige libertad inmediata y amenaza

Publicado

en

Xi Jinping y Donald Trump

China anunció el domingo que convocó al embajador de Estados Unidos en ese país, Terry Branstad, y le pidió que Washington retire la orden de detención contra Meng Wanzhou, la hija del fundador del gigante de las telecomunicaciones chino Huawei y directora financiera de la compañía, quien se encuentra arrestada en Canadá.

Pekín señaló que tomaría medidas adicionales sobre la base de la respuesta de Estados Unidos.

El sábado, China le había pedido a Canadá que de inmediato dejara en libertad a Meng y le advirtió que de no hacerlo habrá consecuencias graves.

El vicecanciller chino, Le Yucheng, convocó al embajador canadiense en ese país, John McCallum, y le presentó una “fuerte protesta”, dice un comunicado oficial.

Ese despacho calificó la detención de Meng como “extremadamente ofensiva e ilegal”.

EL PRETEXTO

Meng fue arrestada porque Estados Unidos considera que Huawei usó una subsidiaria para evitar las sanciones que pesan sobre Irán, según trascendió en su comparecencia ante la fiscalía este viernes.

El viernes, Meng se presentó ante una corte canadiense, la cual pospuso para el lunes la decisión de si se le otorgará el beneficio de libertad bajo fianza.

De acuerdo con el ministerio de Relaciones Exteriores de China, el arresto de Meng en la ciudad canadiense fue una grave violación de sus derechos, informó la agencia de noticias Reuters.

“China insta encarecidamente a su par canadiense a que libere inmediatamente a la persona detenida, de lo contrario Canadá debe aceptar toda la responsabilidad por las graves consecuencias causadas”, señalaron las autoridades chinas en un comunicado.

LA COMPARECENCIA DEL VIERNES

En la Corte Suprema de British Columbia, la directiva fue acusada de haber usado Skycom, una subsidiaria de Huawei, para evadir las sanciones que se le impusieron a Irán, entre 2009 y 2014.

Meng fue señalada de haber públicamente representado de forma inadecuada a SkyCom como una compañía separada.

Un abogado del gobierno canadiense indicó que Meng era acusada de “conspirar para estafar a múltiples instituciones financieras”.

El abogado aseguró que la directiva le había negado a banqueros estadounidenses que hubiese cualquier conexión directa entre Huawei y SkyCom, cuando, de hecho, “SkyCom es Huawei”.

También indicó que sobre la acusada pesaba el riesgo de fuga y, por lo tanto, se le debía negar la libertad bajo fianza.

IMPORTANCIA DEL ARRESTO

El arresto de Meng ha puesto más presión a las ya tensionadas relaciones entre Estados Unidos y China.

El nuevo episodio de hostilidad contra la compañía se produce en medio de la guerra comercial entre Washington y Pekín, con el presidente Donald Trump acusando a China de prácticas comerciales injustas y de facilitar el robo de propiedad intelectual a las empresas estadounidenses.

Sin embargo, el sábado pasado (1 de diciembre), los líderes de ambos países acordaron una tregua de 90 días, una decisión a la que llegaron antes de que se conociera la detención de Meng.

Trump y su homólogo chino, Xi Jinping acordaron posponer la imposición de nuevos aranceles comerciales durante ese lapso para permitir que ambas partes se sienten a conversar.

Huawei es uno de los proveedores de servicios y equipos de telecomunicaciones más grandes del mundo, recientemente superó a Apple para convertirse en el segundo fabricante de teléfonos inteligentes después de Samsung.

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, dijo el viernes que le había asegurado a China que se estaba siguiendo el debido proceso y que Meng tendría acceso a los servicios consulares mientras su caso estaba en los tribunales canadienses.

LO QUÉ DICE HUAWEI

Freeland reiteró lo que ya había dicho el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau: el arresto de Meng “no tiene vínculos políticos”.

Huawei dijo que su directora financiera fue detenida en una conexión de vuelos.

En un comunicado dijo que había cumplido con “todas las leyes y regulaciones aplicables donde opera, incluidas las leyes y regulaciones aplicables de control y sanción de exportaciones de Naciones Unidas, Estados Unidos y la Unión Europea”.

Huawei ha negado en reiteradas ocasiones que tenga lazos cercanos con el aparato de seguridad del gobierno chino.

Pero varios gobiernos desconfían de la tecnología china porque temen que Pekín obligue a compañías como Huawei a ayudar a las autoridades a obtener acceso a secretos industriales y otra información confidencial.

En concreto, existe preocupación por el riesgo de espionaje por parte de China, alegan algunos expertos.

Seguir leyendo

Lo más reciente

Jorge del Castillo -Omar Quezada Jorge del Castillo -Omar Quezada
Políticahace 15 horas

Apristas Del Castillo y Quezada niegan “pitufeo” electoral 2006, pero Alan calla

El expresidente Alan García, cercado judicialmente en la investigación de delitos de corrupción y lavado de activos en el caso...

Enrique Cornejo Ramírez Enrique Cornejo Ramírez
Políticahace 15 horas

Pago de ITF muestra gran desbalance de ingresos de Enrique Cornejo 2011-2013

Tan pronto dejó de ser ministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo Ramírez realizó entre los años 2011 y 2013...

Asamblea Constituyente Ya, marcha protesta CGTP CUT Asamblea Constituyente Ya, marcha protesta CGTP CUT
Entrevistahace 15 horas

El pueblo debe decidir la Asamblea Constituyente

Al parecer el contexto político actual es el punto de quiebre para más cambios cuando están casi en escombros el...

Héctor Becerril - Mercedes Aráoz - Javier Velásquez Quesquén Héctor Becerril - Mercedes Aráoz - Javier Velásquez Quesquén
Políticahace 15 horas

Terremoto en el Congreso

Una acusación fiscal causó un terremoto político en el Congreso de la República. El fiscal contra el crimen organizado, Juan...

Moisés Mamani Moisés Mamani
Políticahace 15 horas

Mamani se corre y no asiste a audiencia judicial

El suspendido congresista Moisés Mamani no acudió ayer a la audiencia para ver el pedido de levantamiento de su inmunidad...

Martín Vizcarra Cornejo Martín Vizcarra Cornejo
Políticahace 15 horas

Unidad para trabajar por el país

A partir del éxito de las propuestas del referéndum y la necesidad de cambios que exige la población,el presidente Martín...

Daniel Enrique Salaverry Villa Daniel Enrique Salaverry Villa
Políticahace 15 horas

Legislatura se ampliaría hasta febrero

Daniel Salaverry, presidente del Congreso, anunció que la legislatura ordinaria, que ya fue extendida hasta el 30 de enero del...

Ernesto Blume Ernesto Blume
Políticahace 15 horas

TC no participará en proyectos de ley por referéndum

El presidente del Tribunal Constitucional (TC), Ernesto Blume, señaló que como institución no participarán en la elaboración de proyectos de...

Giuliana Loza - Keiko Fujimori Giuliana Loza - Keiko Fujimori
Políticahace 15 horas

Jueces deciden suerte de Keiko, de su padre y del fujimorismo

La lideresa del fujimorismo de este siglo, Keiko Fujimori, y su padre, el expresidente Alberto Fujimori, creador de la corriente...

Fachada Pontificia Universidad Católica del Perú PUCP Fachada Pontificia Universidad Católica del Perú PUCP
Políticahace 15 horas

Universidad Católica en la mira de Chávarry

El fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, dispuso ayer, ante las graves revelaciones sobre cobros ilegales a los estudiantes de...

Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.