Contáctanos

Especial

Injerencia de EEUU en la política de Latinoamérica

Publicado

en

Nicolás Maduro - Evo Morales

“Nos preocupan seriamente las últimas declaraciones del senador Mitch McConnell, y si a la brevedad no modifica esa forma de pensar, nos veremos obligados a actuar enérgicamente”. “Queremos dejar muy claro que si el presidente Donald Trump continúa con esa postura, deberá atenerse a las consecuencias, porque no podemos aceptar de ningún modo ese tipo de acciones”. “La comunidad internacional repudia enérgicamente la instalación de nuevas bases de Estados Unidos, y si no las cierra de inmediato exigiremos por todos los medios que lo hagan, guardándonos el derecho de usar la fuerza si ello fuera necesario”.

¿Alguien podría imaginarse declaraciones de ese tipo? Seguramente no. ¡Son impensables! Provocarían risa. Nadie se dirige diplomáticamente así a la superpotencia de Estados Unidos, ni siquiera sus rivales que están a la par en términos económicos y/o militares, Rusia y China.

Ahora bien: no nos resulta en absoluto llamativo que Washington haga continuamente uso de esta modalidad insultante. Es parte de la “normalidad” vigente. ¿Quién le responde de tú a tú al imperio, no intimidándose de la altanería con que él nos trata a los latinoamericanos?

Casi nadie; solo los países –pueblo y gobierno– que se atrevieron a zafarse de su yugo: Cuba revolucionaria, en su momento la Nicaragua Sandinista, Bolivia con el MAS y Evo Morales, la Revolución Bolivariana de Venezuela. Es decir, países que, con distintas modalidades y estilos, caminan por la senda del socialismo. Conclusión rápida que se desprende de eso: solo el socialismo libera de verdad.

Ahora, con el más absoluto descaro y desparpajo, Washington desconoce y llama a repudiar al gobierno democráticamente electo de Nicolás Madura en Venezuela. Una serie de países de la región (conocida como Grupo de Lima, con la sana excepción de México, ahora con una propuesta renovadora) le hacen el coro, siguiendo fielmente los dictados de la Casa Blanca, su verdadero amo. ¿Por qué?

Podemos empezar respondiéndolo con una afirmación que, en principio, no parece pertinente: México, gran productor de petróleo, tiene que comprar combustible (petróleo refinado: gasolina, diésel, etc.) a las empresas petroleras estadounidenses. Guatemala, de donde provienen los tradicionales “hombres de maíz” (los mayas hace 4,000 años que cultivan esa planta en Mesoamérica), le debe comprar maíz transgénico a Estados Unidos. Y mucho del chocolate norteamericano que consumimos en nuestros países (de marcas “caras” y “elegantes”), tiene como materia prima el cacao que sale de Latinoamericana. Esto comienza a explicar la anterior pregunta: somos rehenes de la gran potencia del norte.

Venezolanos protestas contra Donald Trump

Eso tiene historia. Las oligarquías vernáculas, nacidas de la colonia española o portuguesa, surgidas ya de la corrupción y el facilismo con una visión más feudal que capitalista moderna, no se desarrollaron al mismo ritmo de los enclaves anglosajones. Desde el inicio de la vida republicana, entonces, los países del sur quedaron supeditados al amo del norte. Salvo honrosas excepciones antiimperialistas, en general esas oligarquías prefirieron el papel de segundo violín, teniendo asegurado su pasar a partir de la monumental explotación a la que sometieron a sus pueblos. Y, desde el vamos entonces, se prosternaron hacia el capital anglosajón impetuoso. Dos siglos después, nada ha cambiado.

El otrora Secretario de Estado durante la presidencia de Bush hijo, el general Colin Powell, lo dijo sin ambages: los tratados de libre comercio firmados por Washington sirven para “garantizar para las empresas estadounidenses el control de un territorio que va del Ártico hasta la Antártida y el libre acceso, sin ningún obstáculo o dificultad, a nuestros productos, servicios, tecnología y capital en todo el hemisferio”. Más claro: imposible.

Desde la tristemente célebre Doctrina Monroe de 1823 (“América para los americanos”… ¡del Norte!, habría que agregar), Latinoamérica es el resguardo de la potencia estadounidense. De aquí saca una larga serie de beneficios:

– El 25% de los recursos naturales que consume Estados Unidos (energéticos y materias primas), proviene de esta región. Los contratos que le permiten operar aquí para la explotación de esos recursos son francamente leoninos, porque en general solo dejan un 1% o 2% de regalías al país anfitrión de todo lo que extrae (mineras, petroleras, sembradíos para agrocombustibles), llevándose (robándose) el resto. Eso, sin contar con los daños ecológicos irreversibles que provocan, además del aplastamiento de pueblos y culturas originarias. Las oligarquías nacionales lo toleran, y se aprovecha de eso como socias menores.

– Latinoamérica mantiene una deuda externa de medio billón y medio de dólares con los organismos crediticios internacionales (Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial), de los que son principales accionistas bancos privados estadounidenses (cada latinoamericano, al nacer, ya está debiendo 2,500 dólares a esta banca, con lo que su vida ya está hipotecada. Lo pagará con su carencia crónica de servicios que deberían brindarle sus respectivos Estados, y que nunca lo harán, pese a que lo mandatan sus respectivas Constituciones.

– Dado la mano de obra tan barata que rige en la región (salarios básicos de 300 a 500 dólares mensuales, cuando en territorio estadounidense son el cuádruple), mucha industria del Norte se instala en nuestros países (ensambladoras, maquilas, sin hacer ninguna transferencia tecnológica), aprovechando, además de los bajos salarios, también la falta de regulaciones laborales y medioambientales. Una vez más: las oligarquías nacionales lo toleran, y se aprovecha de eso como socias menores.

– Buena parte de la población latinoamericana y caribeña, dada sus pésimas condiciones de sobrevivencia en sus propios países, viajan masivamente al “sueño americano” en búsqueda de un mejor porvenir. Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones –OIM– más de 1,400 indocumentados llegan a la frontera sur de Estados Unidos cada día. Muchos no pasan, pero sí una gran cantidad, y pese al endurecimiento de las políticas migratorias, el capital norteamericano se aprovecha inmisericordemente de esa población (ejército de reserva industrial), chantajeándola con su irregular estatus migratorio, con lo que se permite pagar salarios de hambre, imponiendo condiciones laborales infames. Los gobiernos de la región no dicen nada al respecto, pues esa masa de migrantes envía divisas a los familiares que se quedaron, con lo que se descomprime en parte la bomba de tiempo de la pobreza.

– Como las relaciones del imperio con nuestros países no son igualitarias, Washington, aunque hable de tratados comerciales “libres”, impone abusivamente productos y servicios de su propiedad, convirtiendo a Latinoamérica en un rehén comercial. De aquí salen materias primas baratas (vendidas por las oligarquías), pero llegan productos industriales y servicios caros, muy elaborados (que paga la totalidad de las poblaciones). La asimetría en la balanza comercial se inclina tremendamente a favor de las empresas del norte.

Por todos esos motivos el subcontinente latinoamericano sigue siendo el patio trasero de la geoestrategia de la Casa Blanca. Es una región tremendamente controlada; de ahí que existan al menos 70 bases militares de Washington con gran capacidad operativa, de las que no se sabe a ciencia cierta qué potencial tienen. La más grande se está construyendo en Honduras, cerca de las reservas petrolíferas de Venezuela. ¿Coincidencia?

En general, todos los gobiernos de la región –de derecha, obviamente defensores a ultranza del libre mercado– se arrodillan ante las directivas norteamericanas. Las oligarquías nacionales no osan enfrentársele porque, así como están, están muy bien. En todo caso, son socias menores del capital estadounidense, y los gobiernos mantienen amables amistades (tanto, que un genuflexo presidente argentino: Carlos Menem, llegó a decir que eran “relaciones carnales”).

Donald Trump y Mitch McConnell

De ahí que cada vez que algún mandatario de la región se sale un milímetro del guión trazado por el gran imperio, altaneramente la Casa Blanca se permite las más groseras intromisiones. En tal sentido, la injerencia en los asuntos internos de nuestros países es proverbial.

Tanto, que el excandidato presidencial hondureño Salvador Nasralla, pudo decir sin vergüenza, casi con candidez, que “al final todos sabemos que Estados Unidos es quien decide las cosas en Centroamérica” (expresión que se podría extender a toda Latinoamérica).

Todo lo que acontece en términos políticos en nuestra sufrida zona, tiene siempre como actor –más o menos directo, más o menos oculto– a Estados Unidos. Los golpes de Estado que barrieron nuestros países en prácticamente todo el siglo pasado, las fuerzas armadas de cada país preparadas en estrategias contrainsurgentes y anticomunistas desde la Escuela de las Américas, las actuales frágiles democracias, las decisiones que toma la Organización de Estados Americanos –OEA– (ministerio de colonias, según expresión del cubano Raúl Roa García), o el actual Grupo de Lima, no son sino movidas de la política de Washington. Su injerencia, su abierta y grosera intromisión en nuestros asuntos, ya se acepta como normal.

¿Con qué derecho Washington declara ahora ilegal, ilegítimo o usurpador al gobierno bolivariano de Nicolás Maduro? No hay ahí sino el interés encubierto de mantener la reserva petrolera más grande del mundo bajo su influencia, la cual, con la revolución popular y antiimperialista que está teniendo lugar en Venezuela, no está asegurada para su proyecto hegemónico.

¿Hasta cuándo las burguesías nacionales y los blandengues gobiernos de la región van a seguir permitiendo la injerencia norteamericana? ¿De verdad que quieren las relaciones carnales? Es un poco vergonzoso, ¿no? Como vemos, solo el socialismo puede ser realmente antiimperialista.

 

MARCELO COLUSSI
ALAINET

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

Evitar posible paro indígena en el circuito petrolero de Loreto

Publicado

en

Evitar posible paro indígena en el circuito petrolero de Loreto

El lunes 11 de marzo pasado, con diferencias de horas, ocurrieron dos hechos: la juramentación del gabinete presidido por Salvador del Solar y el anuncio de una medida de protesta, para la primera semana de abril, de los Pueblos Afectados por la Actividad Petrolera de Loreto.

Estos eventos se realizaron en escenarios muy distantes entre sí: el primero, en Palacio de Gobierno, en el corazón de Lima; el segundo, en Iquitos, capital de la región más alejada y desarticulada del país, Loreto.

Estos hechos tuvieron otro contraste. Mientras que la juramentación del gabinete Del Solar reunió a una parte de la élite política del país que dirigirá la política general del gobierno de Martín Vizcarra, la conferencia de prensa en la que se anunció esa posible medida de fuerza reunió a líderes indígenas de las federaciones de las cinco cuencas del circuito petrolero de las provincias de Nauta, Datem del Marañón y Requena. Sectores extremos: la nueva élite gobernante y los gobernados olvidados.

También tuvieron un sentido opuesto. Mientras el gabinete Del Solar puso fin a la crisis política tras la renuncia de César Villanueva, con una composición paritaria y afirmando que hay una “nueva etapa” para el gobierno ya no para “confrontar sino dialogar” (RPP 12.03.19), los líderes indígenas anunciaron la realización de un paro indefinido en las cuencas del circuito petrolero. Así, en una nota de prensa, los líderes indígenas, “Cuestionan (la) negativa de (las) empresas petroleras y el Estado de atender sus demandas”.

Martín Vizcarra Cornejo y Salvador del Solar

El nuevo gabinete puede ser definido como, por las nueve ministras, paritario y -esto es lo medular- de diálogo en un escenario de relativa estabilidad política y el anuncio del movimiento indígena de Loreto, como un posible conflicto social por estallar en la región que produce más del 50% del petróleo nacional.

Es obvio el sentido opuesto de estos hechos: el primero, ofrece diálogo, el segundo, anuncia un conflicto porque no atienden sus demandas. Este es uno de los primeros problemas que el gabinete Del Solar tendrá que encarar.

Este, sin embargo, es solo uno de los problemas y demandas que han vuelto a adquirir relevancia. La reactivación de la economía y la generación de empleo; la reconstrucción del norte; la inseguridad ciudadana; la ola de feminicidios; la reducción de la anemia; y los conflictos sociales son -entre otras- las demandas que han vuelto a la agenda política. A esa trama de problemas y demandas, se sumaran otras demandas sectoriales y regionales.

En efecto, entre enero y febrero de este año, la lucha contra la corrupción y la impunidad, signada por la confrontación contra el fujialanismo en el Congreso, las investigaciones de las coimas de Odebrecht y las reformas políticas y del sistema de justicia, en el que destaca la prisión preventiva a Keiko Fujimori, ha cedido paso a otras demandas. La lucha contra la corrupción que dominó en 2018, sin haber desaparecido, ha pasado a ser un componente de esa trama de problemas y demandas sociales.

Hay, pues, una nueva etapa. Visto en conjunto y perspectiva, es una etapa de desembalse de problemas y demandas sociales contenidas en un contexto de caída de la aprobación de Vizcarra: entre enero y parte de marzo, pasó de 66% a 56% de aprobación. Y la tendencia es a la baja. La ineficiencia y lentitud para encarar parte de estos problemas y demandas, sobre todo la reconstrucción del norte, está a la base del descenso de la aprobación presidencial y la renuncia de Villanueva.

El gabinete Del Solar tiene, pues, un escenario en el que la lucha contra la corrupción y la impunidad ha dejado de ser el factor predominante que catapultó a Vizcarra al 66% de aprobación ciudadana y cuyo punto más alto fue el referéndum del 9 diciembre pasado. Lo que actualmente la ciudadanía exige es que el gobierno resuelva los problemas que la confrontación con el fujialanismo, la lucha contra la corrupción institucional y las reformas políticas y en justicia contuvo y relativizó.

De la trama de problemas y demandas en la agenda, los conflictos sociales será uno de los principales problemas que el gabinete Del Solar tendrá que encarar. El enfrentamiento de los pobladores de la comunidad de Fuerabamba con la policía, el 8 de enero, en la zona de Las Bambas, Apurímac, la marcha de la CGTP contra la reforma laboral, el 15 de enero, que hizo retroceder al gobierno, y el paro de pobladores de Hualgayoc, Cajamarca, contra la empresa Gold Fields, la primera quincena de febrero, fueron los más importantes. .

Ahora, a diferencia de los conflictos sociales precedentes, el anunciado paro indefinido del movimiento indígena loretano puede ser uno de los conflictos sociales más importantes que el gabinete Del Solar enfrentará. Si bien el conflicto podría empezar en dos cuencas de este circuito petrolero, el Corrientes y el Tigre, sin embargo, como lo están anunciando, puede articular –por primera vez- a las demás cuencas de Nauta, Requena y el Datem del Marañón. Es decir, a las cinco cuencas de ese circuito.

En las cinco cuencas habría unas 500 comunidades indígenas que habitan estas zonas desde tiempo inmemorial y están organizados en alrededor de 30 federaciones articuladas en la plataforma de Pueblos Afectados por la Actividad Petrolera. Es en estas cuencas que se ubican los pozos petroleros más importantes del país y el Oleoducto Nor Peruano que, en los últimos años, ha sufrido derrames por corrosión y sabotaje. Ese es el complejo escenario del conflicto en ciernes.

El posible paro indefinido no es repentino. Fue anunciado por los indígenas a través de un pronunciamiento el 22 de febrero pasado. Ahí le exigen al gobierno que declare en “estado de emergencia la actividad petrolera” y le dan plazo de 20 días para que convoque a una audiencia para “iniciar un debate respecto al futuro de la actividad petrolera en la región” con todos los sectores: las empresas, el Estado y la sociedad civil. Antes, el 19 de febrero, se pronunciaron contra el pedido, luego negado, de militarizar el Oleoducto Nor Peruano del gobierno regional.

Diálogo y militarización es lo que, básicamente, se les ha ofrecido. En una reciente reunión, el 7 de marzo, en la sede de la PCM, entre los representantes de la Secretaria de Gestión y Diálogo con los líderes indígenas, les ofrecieron seguir con el diálogo y reconocieron que el Estado se había olvidado de ellos. Ni siquiera propusieron una fecha para la audiencia planteada por líderes indígenas. O sea, diálogo sin una atención efectiva de sus demandas y de los demás pobladores de estas cuencas y la región. .

¿Qué ofrece Del Solar? En general, cosa que no está mal, lo mismo: diálogo. ¿No se ha hecho nada en las comunidades nativas? No. Pero es mínimo lo que el Estado y las empresas han hecho o están haciendo en su beneficio. Lo que más abunda son ofrecimientos Así es: el viernes 15 de marzo, en una reunión que el ministro de Salud tuvo con los líderes indígenas se les informó de los “avances” de su sector y del cambio de viceministro. O sea, más discurso que realidad.

Mientras tanto ninguna comunidad indígena, de las 500 que habría en las cinco cuencas del circuito petrolero, tiene un sistema de agua y desagüe digno y ajustado a su realidad. La casi totalidad toma agua de los ríos. ¿No es injusto que estas comunidades rodeadas por ríos no tengan sistemas de agua y desagüe dignos? Más, ¿no es absolutamente injusto que habiendo pasado más de 40 años de actividad petrolera en la zona, estas comunidades no tengan servicio de agua? Totalmente.

Derrame de petróleo en la selva

Ni hablar de luz eléctrica. Los que tienen, la obtienen de motores. La desatención del Estado y las empresas es histórica y casi total. En los más de 40 años de actividad petrolera no solo no se han beneficiado sino, más bien, ha sido afectadas por esta actividad. Por un lado, las provocadas por la actividad petrolera y, de otro, el impacto de los derrames de este hidrocarburo, sea por corrosión o sabotaje, en la flora y fauna, salud, economía y cultura. Hay una deuda social con las comunidades indígenas.

Desde su perspectiva, el diálogo es una mecedora. Si las empresas y el Estado no pasan de las actas firmadas y el diálogo a la atención de sus demandas básicas el conflicto estallará y afectará el Oleoducto Nor Peruano y el Lote 95 que, en diciembre pasado, entró en funcionamiento en el campo Bretaña, Requena. Este pozo petrolero producirá 11.500 barriles diarios de crudo y tiene reservas comprobadas de 39,8 millones de barriles (Sputnik 29.11.18).

Las comunidades indígenas consideran que el diálogo es vital, por eso se reúnen con la PCM y plantean la convocatoria de una audiencia. Pero no puede haber interminables mesas de diálogo, compromisos y ofrecimientos sin una efectiva atención de sus problemas seculares y los derivados de la actividad petrolera.

En ese sentido, el ofrecimiento de diálogo de Salvador del Solar resulta insuficiente. El diálogo continúa y, obviamente, continuará. El movimiento indígena quiere diálogo con soluciones concretas.

Aun cuando no hay un escenario de colisión inevitable, lo que se tiene que hacer para evitar que estalle el paro indefinido de los indígenas loretanos es atender su agenda. ¿Cuál es? Uno, declarar en estado de emergencia la actividad petrolera en Loreto; dos, atender sus necesidades inmediatas: saneamiento básico (agua y desagüe), salud y educación con planes integrales y su respectivo presupuesto. Tres, convocar a una audiencia de todos los sectores para discutir a fondo los problemas de la actividad petrolera.

Hay otras demandas: la deuda social por los 40 años de actividad petrolera, el pago de la servidumbre y la comisión de la verdad de los derrames de petróleo. Son demandas legítimas. De no atender las demandas y agenda indígena, creyendo que se les puede seguir meciendo, se producirá el primer conflicto social del gabinete presidido por Salvador del Solar. Ese es su primer reto que tiene entre manos el exactor de cine y ahora el principal actor político del segundo gabinete de Vizcarra.

 

JAIME ANTEZANA RIVERA

Seguir leyendo

Especial

César Lévano y la historia del movimiento obrero peruano

Publicado

en

César Lévano

César Lévano ha muerto. Hoy 23 de marzo de 2019 la noticia nos llegó temprano. César Lévano fue el seudónimo de Edmundo Dante Lévano La Rosa. Descendiente de una familia de verdaderos trabajadores intelectuales. Su abuelo, Manuel Caracciolo Lévano Chumpitás, fue soldado, guerrillero cacerista, obrero panadero, sindicalista y escritor. Su padre fue Delfín Lévano Gómez, soldado, obrero panadero, sindicalista, músico, aficionado al teatro, escritor y sindicalista.

Una estirpe que lo vinculó –desde sus primeros años de vida- al mundo de los trabajadores y las ideas revolucionarias. Son el mejor ejemplo de las ideas vertidas por Manuel González Prada en su discurso El Intelectual y El Obrero, leído durante La Pascual Roja o Primero de Mayo de 1905.

Hombres del pueblo que no llegaron a concluir sus estudios básicos; fueron levados al cuartel como soldados donde aprendieron alguna actividad laboral; obreros en un país que se encontraba en transformación; sindicalistas cuando serlo era un peligro de muerte; escritores de la clase obrera; líderes honestos que lucharon por sus compañeros y los derechos laborales de todos.

César Lévano desde muy joven se acercó a las ideas de José Carlos Mariátegui. Quizás el mismo origen social y las mismas vivencias con el Amauta, determinaron su filiación al pensamiento marxista-leninista.

Pese a ello, fue muy respetuoso de las ideas filosóficas de los anarquistas revolucionarios y, como Mariátegui, valoró las acciones de los anarcosindicalistas en su lucha por lograr la jornada laboral de Ocho Horas. César Hildebrandt ha escrito de él:

“El asunto es que Lévano era el intelectual, el obrero, el frente de estudiantes, el moderado reflexivo, el excomunista que podía hablar de música negra como el más erudito y de poesía como el especialista, o de lo que le diese la gana a la hora en que se ponía a consultar enciclopedias o mandaba traer libros de su propia librería, que eso es lo que parecía la biblioteca de su casa en el Rímac, una casa que jamás aburría porque siempre estaba como a punto de terminar de construirse”.

Así es, César Lévano –igual a Manuel y Delfín- fue de todo. No un mil oficios. Un hombre que se involucró en mil cosas teniendo un solo oficio. Claro que Hildebrandt falló cuando lo llamó “excomunista”; ya que hasta el último se proclamó seguidor de las ideas de Mariátegui y de Marx.

En 1963 publicó su breve libro Las Ocho Horas, La Verdadera Historia. Cuya venta fue donada a la Juventud Comunista. Aunque, el gobierno ordenó confiscar la edición. Incluso, se editó en forma clandestina, a esténcil y hoja periódico.

Trabajadores huelga antiguos

Una estirpe familiar lo vinculó –desde sus primeros años de vida- al mundo de los trabajadores y las ideas revolucionarias.

El libro era verdaderamente subversivo y revelador para la época. Se enfrentó a los textos producidos desde el Partido Aprista Peruano (PAP) donde se negó el origen obrero de la conquista de la Jornada de ocho Horas en el Perú; para solo otorgar el crédito de tan magna conquista a la figura juvenil de Víctor Raúl Haya de la Torre.

Los escritores del PAP no dudaron en falsificar la historia del Movimiento Obrero Peruano con la finalidad de mantener un control férreo –a cadena y cachiporra- sobre los sindicatos y la Confederación de Trabajadores del Perú (CTP). Además, eran años en los cuales el movimiento estudiantil universitario era controlado por militantes del PAP con el apoyo de las fuerzas de choque y la brigada dirigida por Jorge Idiáquez y su búfalo Arturo Pacheco Girón.

Y el Congreso de la República era testigo de la convivencia entre el PAP y el Odriísmo. Es decir, César Lévano escribió un libro contra la historia oficial que siempre será controlada por los grupos de poder económico y político.

El gobierno del General Juan Velasco Alvarado significó un periodo de democratización del movimiento popular. El PAP guardó un silencio cómplice con los grupos de poder. Los sindicatos refundaron la CGTP. Los maestros se organizaron en el SUTE. Los universitarios reflotaron la FEP. César Lévano escribía en los medios nacionalizados. Fue el medio utilizado por sus antepasados para crear conciencia. Él hizo lo mismo.

Textos ligados a la Historia del Movimiento Obrero Peruano. La imagen consagrada de Haya desapareció. Ahora se podía percibir la lucha del proletariado peruano. Sus primeras luchas en 1894; en 1896; en 1899; en 1901; 1904; 1905; 1907; 1911; las Ocho Horas en El Callao (1913); Huacho (1917); las Ocho Horas en Lima (1919).

La Cultura Obrera. El Teatro Obrero en Vitarte. La Poesía Obrera. El Centro Social Musical Obrero de Lima. La Fiesta de la Planta en Vitarte. Es decir, César Lévano empezó a difundir los hechos que fueron los hitos para lograr la conquista mayor. No fue espontáneo. No fue la idea de un “iluminado”. Fue un hecho popular.

Hoy, César Lévano ya no está. Pero nos ha legado un conjunto de escritos que deben ser preservados para evitar futuras falsificaciones de la historia. Su biblioteca y casa deben ser un Centro Cultural para los obreros y estudiantes. No creemos que el Ministerio de Cultura haga algo sobre ello.

En el Perú, al Ministerio de Cultura no le interesa la cultura. Solo le agrada el espectáculo y la cultura de la basura. Debe ser la Municipalidad del Rímac la llamada a crear ese Centro Cultural César Lévano.

 

AUGUSTO LOSTAUNAU MOSCOL

Seguir leyendo

Especial

Conflicto inminente en Las Bambas

Publicado

en

Conflicto inminente en Las Bambas

– Bloqueo de carretera por más de 47 días ha generado una importante movilización policial hacia la zona.

– Situación podría desbordarse y terminar en otro “baguazo”.

– Comuneros llaman a paro general y Ejecutivo dispone viaje de equipo multisectorial para retomar el diálogo sin violencia.

Conflicto inminente en Las Bambas

En un comunicado dirigido a los “compatriotas de la región de Cusco Apurímac-Inkas, Chankas, el denominado Frente de Defensa de los Intereses de la Provincia de Andahuaylas (FREDIPA) convocó a una asamblea popular extraordinaria a desarrollarse el miércoles 27 de marzo, a las 5:00 p.m., en la Casa de la Cultura de Abancay, en la cual tratarán como único punto de agenda el paro regional contra la empresa MMG, concesionaria del proyecto minero Las Bambas.

El comunicado difundido en redes sociales llama a un levantamiento de las 7 provincias de la región Apurímac – Cusco, contra el Estado y la empresa transnacional a la que acusan de comprar políticos, funcionarios y periodistas.

En la convocatoria, los comuneros denuncian la detención del presidente de la Comunidad de Cotabamba, Gregorio Rojas Paniura, y acusan al Presidente de la República, Martín Vizcarra, de haber iniciado una “cacería contra los dirigentes”. Recuerdan asimismo que “la fuerza del pueblo unido es la última instancia del poder popular”. “Martín Vizcarra, no contento con mantener el Estado de Emergencia militarizada en Cotabambas y Chumbivilcas, Apurímac – Cusco, con una base militar para reprimir a sangre y fuego al campesinado, los busca encarcelar por más de 10, 15 y 20 años. La falsa democracia del Estado peruano”, señalaron en el comunicado.

La Fredipa denunció además que vienen siendo víctimas de una persecución penal por parte del Estado. En ese sentido, recordaron que el 13 de marzo el Juzgado Penal Unipersonal de Cotabambas, Corte Superior de Justicia de Apurímac, inició un juicio oral contra más de veinte comuneros de las comunidades campesinas de Cotabambas y Grau (Apurímac) y Chumbivilcas (Cusco).

Ello, a raíz de que los Frentes de Defensa de Cotabambas, de Grau y de Chumbivilcas organizaron un paro interprovincial en setiembre del 2015 contra la minera Xstrata Las Bambas, hoy MMG Las Bambas. Los cargos penales que se imputan a los comuneros son por disturbios, daños agravados y delito de peligro común con medio catastróficos (uso de dinamitas y otros).

Indica el documento que se ha convocado a un paro preventivo en la provincia de Andahuaylas para el 3 de abril, en virtud de que los comuneros llevan 47 días de huelga y 22 meses en estado de emergencia, del juicio contra los participantes en las protestas del 2015, donde murieron 3 comuneros, los impactos negativos en el paisaje y medio ambiente, las modificaciones a los Estudios de Impacto Ambiental sin consensos, las amenazas, acosos e intimidaciones por parte de la minera, ejército y policía, con la complicidad del Estado, entre otras denuncias.

Conflicto inminente en Las Bambas

LA REACCIÓN DEL ESTADO

Ante el bloqueo de la carretera por parte de los comuneros de Fuerabamba, el gobierno dispuso que 2 mil policías y 300 militares se dirijan a la zona para garantizar la reapertura de la vía para la salida de los camiones que transportan el mineral. 7 fiscales estarían presentes en la operación.

Este anuncio generó diversas reacciones en redes sociales, donde la tarde de ayer se advirtió que podría presentarse un escenario similar al “baguazo”, donde varios peruanos perdieron la vida.

Consciente de la gravedad del problema, el Ejecutivo dispuso que un equipo multisectorial se dirija a la ciudad del Cusco para entablar diálogo con los actores involucrados. En una nota de prensa, la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) sostuvo que el gobierno impulsará el restablecimiento del diálogo sin violencia con las comunidades en la zona de influencia de Las Bambas, a fin de lograr, en primer lugar, levantar el bloqueo que desde el 4 de febrero afecta al Corredor Vial Apurímac – Cusco – Arequipa.

El equipo multisectorial del Ejecutivo está encabezado por el ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, y el viceministro de Gobernanza Territorial de la Presidencia de la PCM, Raúl Molina. “Por parte del Gobierno, seremos y somos perseverantes en retomar y mantener el diálogo que nos lleve a recuperar y mantener la paz social con los hermanos de Chumbivilcas y Fuerabamba. Con ese objetivo estamos hoy acá”, resaltó Ísmodes.

El titular de Energía y Minas fue enfático al señalar que el Ejecutivo también está conversando con la empresa para evaluar el nivel de cumplimiento de los acuerdos previos que tuvo con las comunidades aledañas.

De otro lado, las autoridades manifestaron que las detenciones realizadas en los últimos días obedecen a un mandato judicial producto de una solicitud fiscal, donde el Ejecutivo no tiene injerencia, por lo que invocaron a esperar el resultado de las investigaciones sin perder de vista el problema central.

Por su parte, el viceministro, Raúl Molina, aseguró que el Ejecutivo no tuvo participación alguna en la captura del dirigente de Fuerabamba Gregorio Rojas, y que desde la Procuraduría del Estado se viene realizando el seguimiento del caso.

Además de estas acciones, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones ha iniciado un estudio técnico para determinar el monto que le corresponde a las comunidades de la zona por el terreno de la vía que se encuentra bloqueada.

ALGO MÁS

En la cuenca del río Puinahua, en la provincia de Requena, pobladores del lugar tomaron la base de la empresa Petro Tal. La razón es la negativa de sus directivos para dialogar con la dirigencia de pueblos indígenas asentados en la zona de influencia de Lote 95. Trascendió que los comuneros demandan el servicio de energía eléctrica durante las 24 horas del día.

Seguir leyendo

Lo más reciente

Referéndum Nacional 2018 Referéndum Nacional 2018
Políticahace 21 horas

Vizcarra debe hacer respetar reformas judiciales aprobadas en referéndum

La decisión del presidente Vizcarra de buscar mecanismos constitucionales para que la población “no sea burlada”, ante la demora del...

María de los Ángeles Álvarez María de los Ángeles Álvarez
Políticahace 21 horas

Poder Judicial debe ser transparente en caso Odebrecht

La jueza sin miedo, María de los Ángeles Álvarez, titular del Primer Juzgado Nacional del Sistema Nacional Especializado en Delitos...

Jaime Bayly Jaime Bayly
Políticahace 21 horas

Jaime Bayly acusa a Sumo Pontífice de guardar dinero de chavistas

En un programa de televisión emitido el 20 de marzo desde Miami, el escritor y presentador peruano Jaime Bayly afirmó...

Juan Pari Juan Pari
Políticahace 21 horas

Parlamentarios blindaron a corruptos

Fue claro y contundente. Dijo que en los últimos gobiernos los congresistas no se dedicaron a cumplir con su rol...

Congreso de la República del Perú Congreso de la República del Perú
Políticahace 22 horas

Piden prioridad a caso Lescano

Daniel Salaverry, presidente del Congreso, recibirá el pedido formal para que esta semana se resuelva el asunto de Yonhy Lescano,...

ONPE ONPE
Políticahace 22 horas

Partidos están fuera de foco

Ninguno de los 24 partidos existentes cumple con los requisitos planteados por la comisión de alto nivel, que presidió el...

Evitar posible paro indígena en el circuito petrolero de Loreto Evitar posible paro indígena en el circuito petrolero de Loreto
Especialhace 22 horas

Evitar posible paro indígena en el circuito petrolero de Loreto

El lunes 11 de marzo pasado, con diferencias de horas, ocurrieron dos hechos: la juramentación del gabinete presidido por Salvador...

Alejlandro Toledo Manrique Alejlandro Toledo Manrique
Políticahace 22 horas

EEUU debe flexibilizar procesos de extradición

La magistrada coordinadora del Sistema Especializado en Delitos de Crimen Organizado, Sonia Torre Muñoz, propuso la flexibilización de los procedimientos...

Alan García Pérez Alan García Pérez
Políticahace 22 horas

Vizcarra desestima críticas de García

El presidente Martín Vizcarra desestimó las permanentes críticas del líder aprista Alan García al señalar que no lo lee ya...

Roberto Vieira Roberto Vieira
Políticahace 22 horas

Mejor es reírse

Qué tercos… ¡Soy inocente!

Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.