Contáctanos

Especial

Historia de promesas incumplidas

Publicado

en

Historia de promesas incumplidas

En 1929, después de la firma del Tratado entre Perú y Chile que decidió el destino de Tacna y Arica, el gobierno ordenó celebrar el acuerdo por todo lo alto, había que presentarlo como el más grande logro diplomático del Perú. Tacna había sido recuperada sin un disparo del poder de Chile luego de intensas negociaciones gracias, según se dijo, “a la habilidad y patriotismo del presidente Leguía.”

La documentación histórica ha revelado posteriormente el contenido y avatares de esas negociaciones y lo que realmente ellas significaron para Tacna y el Perú. Pero ese es un tema que va más allá de estas notas.

Hoy, 2014 también tocan las trompetas. Esta vez celebramos otra recuperación. Festejamos el haber conseguido que nos devuelvan una parte del mar que perdimos el siglo pasado en los escritorios de nuestra elite burocrática limeña amparada en el silencio institucional del país.

Celebramos entonces haber hecho lo que era nuestro deber: enfrentar durante tres gobiernos los errores cometidos y romper la inacción cultivada por aquellos que en su tiempo no hicieron lo que les correspondía hacer.

Por supuesto durante las celebraciones de 1929, como en las de hoy, todo el Perú ha reconocido que Tacna ha sido la gran perdedora de nuestros desencuentros. Pero ese reconocimiento tiene sus límites y sobre todo una duración muy frágil.

En agosto de 1929 todo el Perú vibraba comprometido con Tacna. A los pocos meses la Ciudad Heroica dejó de ser noticia .Para la Lima frívola solo lo que estaba en los titulares de la prensa era prioritario, por tanto lo que ocurría en el sur pasó a interesar solo a unos pocos.

Pronto el olvido cubrió el recuerdo de Tacna. Y prácticamente nada de lo prometido se hizo realidad.

En 1935 un acontecimiento en cierto modo rutinario sacó a la luz el centenario abandono en que vivía la frontera sur. El ministro de Relaciones Exteriores, Dr. Concha, viajó a Tacna para ver la situación de la región, especialmente su problema portuario.

El Comercio, La Prensa, La Crónica, estuvieron entre los diarios capitalinos que registraron las frustraciones de los pobladores sureños. Lo que esa población esperaba, luego de 50 años de cautiverio y seis de haber regresado al Perú, era que no quedaran en meras palabras las promesas hechas por Lima luego del retorno: 1) una salida propia al mar, 2) conexión directa con el altiplano boliviano y 3) agua para cultivar la tierra y soporte técnico agropecuario

A decir verdad, el viaje del ministro Concha no era rutinario. Su destino en realidad no era Tacna, era Sama. Había ido allí para ver las posibilidades de construir en esa zona un puerto para Tacna pues eso era más factible que obligar a Chile a honrar su compromiso de construir “un puerto dentro del puerto de Arica” para la ciudad heroica.

En realidad Tacna tuvo que esperar 65 años para recibir de Santiago un muelle inútil que es una burla al Tratado de 1929. Lima por su parte no le va a la zaga a nuestro vecino en eso, se olvidó de Sama.

Con respecto a la salida al mar no sabían los tacneños de entonces (1929) ni ahora (20014) que Chile, desesperado por quedarse con Arica había estado dispuesto a construir un puerto para Tacna en cualquier punto de la costa peruana al norte de Escritos (Concordia). Entre los puntos ofertados estaba, precisamente Sama. Tampoco sabían que el dinero estimado para construirlohabía sido recibido por Leguía.

En relación a la conexión con Bolivia, era y es vital para Tacna recuperar su ligazón con el altiplano pues desde tiempos inmemoriales era vía Tacna (abra del Tacora) que esa región se articulaba con el Pacífico. Pero como Lima regaló a Chile el Tacora (que no pertenecía a Arica), recuperar esa milenaria articulación altiplano boliviano-Tacna-OcéanoPacífico requerirá de más recursos e imaginación.

De las celebraciones de 1929 a las de 2014 han pasado 85 años. Como hemos visto, la algarabía oficial es casi la misma. Ese paralelo no nos preocupa Lo que nos inquieta inmensamente es que después de esos 85 años, las promesas hechas en Locumba por el gobierno actual en lo fundamental sean las mismas que las que se ofrecieron a Tacnaen 1929.

Y que solo el mencionarlo parece una ironía cruel: un puerto para Tacna frente a Sama, salida directa al altiplano boliviano, y más agua y apoyo para su desarrollo agropecuario

Los reiterados errores de Lima después de 1950 han semi-enclaustrado a Tacna. Le han arrebatado esta vez gran parte de su mar. Y para calmar las aguas que ya no tiene, le ofrecen hoy las mismas cosas quele ofrecieron hace 85 años. Con un ingrediente adicional: que primero Tacna fundamente técnicamente lo que Lima no cumple hace 85 años. Y que luego haga cola en la ventanilla de cada ministerio… del próximo gobierno.

Es esta Lima que prácticamente monopoliza el Estado y la llave del futuro, la ciencia y la tecnología, la que hoy debe honrar sus obligaciones frente al más fiel de sus pueblos. Ni un minuto debe perder en desandar lo andado.

Sus mejores capacidades y mayores talentos deberían en este momento estar actualizando los estudios técnicos y financieros que supuestamente desarrollaron sus especialistas durante tantas décadas de olvido. Tomando en cuenta, naturalmente, el nuevo entorno internacional y las nuevas posibilidades que nos plantea la sociedad del conocimiento.

Es lo mínimo que cabe en estas circunstancias. Y por supuesto una Comisión Especial del más alto nivel adscrita a la Presidencia del Consejo de Ministros debería monitorear la ejecución de esa propuesta en el más breve plazo y no devenga otra vez en una espera interminable.

Para eso no necesitamos trompetas ni discursos.Solo voluntad y decisión para poner fin a 85 años de incumplimiento e incompetencia disfrazados, sin pudores, de publicitada aversiónal chauvinismo.

Ernesto Yepes del Castillo
Redacción

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

El bus que cambiará la manera de enseñar matemáticas y comunicación

Publicado

en

El bus que cambiará la manera de enseñar matemáticas y comunicación

Desde el 2016, la Fundación Telefónica lleva sobre ruedas la propuesta de aprender de manera diferente a más de 300 colegios de nueve regiones del país, donde motiva y orienta a escolares a utilizar tecnología educativa y divertida, además de capacitar a los docentes para la incluyan en sus metodologías de enseñanza. La finalidad es mejorar el aprendizaje.

Se trata del “Bus Educación Digital” que a partir de esta semana hasta el 11 de octubre hará paradas en 21 colegios de Lima Metropolitana para que más 16 mil escolares de primaria y secundaria conozcan dos aplicaciones de juegos virtuales, gratuitos y adaptados al Currículo Nacional Escolar.

Visitará instituciones educativas de la UGEL 03 ubicadas en Breña, Cercado de Lima, La Victoria, Lince, Pueblo Libre, San Isidro y San Miguel. El recorrido se inició el 04 de setiembre en el colegio emblemático “Melitón Carvajal” en Lince, donde acuden más de 970 escolares.

El bus que cambiará la manera de enseñar matemáticas y comunicación

EN UN CONTEXTO DESFAVORABLE

Recientemente, el Ministerio de Educación informó sobre una caída en el rendimiento de los escolares de segundo grado de primaria en matemáticas y comprensión lectora. Para revertir esta situación, el “Bus Educación Digital” recorre – desde hace tres años- nueve regiones del país para demostrar que estas dos asignaturas pueden ser fáciles y divertidas.

A nivel nacional, solo el 14,7% de los alumnos de primaria resuelven exitosamente operaciones matemáticas, y el 37, 8% entiende lo que lee. Son los resultados de la última Evaluación Censal de Estudiantes (ECE) y la Evaluación Muestral de Estudiantes (EM).

El bus que cambiará la manera de enseñar matemáticas y comunicación

VIAJE ESPACIAL Y MUNDO MEDIEVAL

Dentro del “Bus Educación Digital”, los niños se encuentran con un interior decorado como si fueran a viajar por el universo. Un docente especializado en Tecnologías de Información y Comunicación les enseñará a usar la app educativa “VillaPlanet”, con la cual se trasladarán virtualmente a diversos planetas que representarán desafíos que estimulan al raciocinio y el pensamiento crítico para resolver problemas matemáticos y de comprensión lectora.

Otra de las experiencias que vivirán los escolares es con el juego “Oráculo Matemágico”, con el cual se sumergirán a un mundo mágico, medieval y misterioso de la ciencia de los números donde se entrenarán para batirse en duelos de estrategia y razonamiento que los harán avanzar de nivel cada vez que resuelven los problemas matemáticos. Es una app gratuita y hecha en Perú por la Fundación Telefónica y la PUCP contiene más de 500 ejercicios matemáticos de magnitudes numéricas, cálculo mental, geometría, figuras geométricas, entre otros.

El bus que cambiará la manera de enseñar matemáticas y comunicación

APRENDIZAJE LÚDICO

Derly Casapia, coordinadora del proyecto Bus Educación Digital de la Fundación Telefónica, explicó que ambos juegos virtuales serán instalados gratuitamente en los colegios que visitarán. “Los maestros pueden revisar el avance de sus alumnos, evaluar sus resultados y reforzar sus aprendizajes”, puntualizó.

“La idea, de que la enseñanza de la matemática y de la comunicación no sea de una manera plana sino a través de la gamificación. Por eso, lo que hemos juntado es la tecnología porque los niños son nativos digitales y la gamificación para desarrollar esas capacidades que necesitan en matemáticas y comunicación”, destacó.

Indicó que los escolares y sus padres pueden descargar las aplicaciones en sus hogares. “En el caso del “Oráculo Matamágico” se puede jugar desde los celulares”, concluyó.

Para Mileba Caldas, profesora del proyecto Bus Educación Digital: “Los niños al ingresar al bus quedan bastante impactados, ellos sienten que están en una nave espacial porque ven las estrellas, los planetas, porque estamos innovando en la tecnología y hace que todo el tiempo que dura la experiencia el aprendizaje sea dinámica y lúdico, juegan, tienen que resolver retos y se sienten muy motivados al ver este bus”.

Además, aseguró: “Lo que queremos hacer con esta clase modelo es que ellos tengan el primer contacto con el juego ellos queden emocionados, y lo que se espera es que el docente siga haciendo uso de este aplicativo. Por eso con el uso de las herramientas TIC lo que se pretende es que al aprendizaje sea más lúdico”.

Seguir leyendo

Especial

Cómo Larry Fink, el aliado de Joe Biden en Wall Street, se beneficia de la ganadería amazónica

Publicado

en

Larry Fink

Larry Fink, el influyente director ejecutivo de BlackRock, que administra más de $ 6 billones en inversiones, quiere que el público sepa que está usando su enorme poder para presionar a las empresas a “servir un propósito social”. Fink, un donante demócrata que, según los informes, prometió para ayudar a Joe Biden a ser elegido presidente, escribió a las empresas en las que invierte su empresa el año pasado para instarlos a considerar su “impacto en el medio ambiente” y la amenaza del cambio climático.

“Las partes interesadas están presionando a las empresas a meterse en temas sociales y políticos delicados”, escribió Fink en una carta de seguimiento este año, “especialmente porque ven que los gobiernos no lo hacen de manera efectiva”.

Sin embargo, ese deseo de ser visto como un inversionista ético no ha impedido que BlackRock contribuya a la crisis climática al proporcionar un financiamiento significativo al mayor empacador de carne del mundo, JBS, que fue capturado año tras año comprando ganado criado en tierras amazónicas ilegalmente deforestadas.

Al menos algunos de los miles de incendios que queman enormes extensiones de la selva tropical en Brasil, erosionando una salvaguardia crucial contra el cambio climático, parecen haber sido iniciados por ganaderos. La ganadería es “el mayor impulsor de la deforestación en todos los países del Amazonas, y representa el 80 por ciento de las tasas actuales de deforestación”, según investigadores de la Escuela de Estudios Forestales y Ambientales de Yale.

Como Christopher Ingraham del Washington Post informó esta semana, los ganaderos en Brasil “han estado empujando sus rebaños hacia el Amazonas, talando y quemando el bosque a medida que avanzan” para satisfacer la creciente demanda de carne de res exportada por empresas brasileñas de agronegocios principalmente China, Irán, Egipto, Rusia y los Estados Unidos.

JBS exporta alrededor de un tercio de esa carne de res, el espectacularmente corrupto conglomerado brasileño de envasado de carne BlackRock está fuertemente invertido. Pero a pesar de que Fink instó públicamente a los líderes empresariales a considerar su impacto ambiental, BlackRock aumentó su participación en JBS en $ 41 millones entre 2016 y 2018, según una investigación realizada por Friends of the Earth.

La Oficina de Periodismo de Investigación, The Guardian y Repórter Brasil revelaron en febrero que una empresa ganadera gigante que fue multada por utilizar tierras deforestadas del Amazonas entregó cientos de cabezas de ganado criado en el Amazonas a otras granjas que la empresa poseía para engorde. Más tarde se envió ganado de esas granjas para sacrificarlo en las plantas de JBS.

No es solo el capital privado estadounidense el que está financiando la destrucción de la Amazonía. El dinero público también está en el trabajo. El presidente Donald Trump ha estado compensando a los granjeros estadounidenses afectados por su guerra comercial por miles de millones de dólares, y $ 62 millones de esa cantidad se destinaron a JBS, porque la compañía tiene una filial estadounidense.

La ganadería es “el mayor impulsor de la deforestación en todos los países del Amazonas.

Como informó Greeley Tribune de Colorado en mayo, “JBS USA aseguró nueve contratos para compras federales de carne de cerdo JBS desde mediados de enero, totalizando casi 18.5 millones de libras de carne de cerdo por $ 40.1 millones. Eso se suma a los contratos previamente otorgados por casi 9.8 millones de libras de carne de cerdo por $ 22.3 millones. En total, la compañía, un subsidio de JBS SA con sede en Brasil, recibirá $ 62.4 millones del programa, que está destinado a mitigar los impactos de la guerra comercial para los agricultores locales”.

En 2016, Fink estaba tratando de convertirse en secretario del Tesoro bajo Hillary Clinton, quien estaba en la lista para reemplazar a Tim Geithner como secretario del Tesoro del presidente Obama, y en 2013 contrató a Cheryl Mills, un colaborador cercano de Clinton, en BlackRock. Justo antes de las elecciones de 2016, Steve Schwarzman, uno de los principales donantes republicanos y cofundador y CEO de Blackstone, lo aprobó . La senadora Elizabeth Warren, demócrata de Massachusetts, había prometido trabajar para bloquear a los nominados de Clinton de BlackRock.

BlackRock comenzó como un fondo dentro de Blackstone, pero Fink y Schwarzman tuvieron una pelea en la década de 1990 que condujo a una división. Como informó The Intercept a principios de esta semana, Blackstone también está muy involucrado en la deforestación de la Amazonía, a través de la financiación de proyectos de carreteras y puertos que facilitan los agronegocios.

Según un estudio reciente de Amazon Watch, un grupo de monitoreo sin fines de lucro, AgroSB, el proveedor de JBS, fue multado en 2017 y 2018 por la principal agencia ambiental de Brasil, conocida por su acrónimo portugués IBAMA.

Esa agencia ha perdido una cuarta parte de sus fondos desde enero, cuando el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, un ex capitán de la extrema derecha del ejército, asumió el cargo prometiendo retirar la protección para el Amazonas para impulsar los agronegocios. Los datos del gobierno proporcionados a Reuters por legisladores de la oposición mostraron que los recortes al presupuesto de IBAMA incluyeron una reducción del 23 por ciento en los fondos para la prevención y el control de incendios forestales.

Este verano, informó el New York Times, “Ibama no pudo llevar a cabo operaciones en el estado de Pará, donde la deforestación se ha disparado, porque los oficiales de policía locales no proporcionaron respaldo”.

Mientras arde el Amazonas, Bolsonaro se ha burlado de los ecologistas por haberle apodado “Capitán Motosierra”, datos en disputa del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil que muestran que la deforestación en el Amazonas aumentó un 88 por ciento en junio en comparación con el mismo mes de 2018, prometió “desarrollarse esta maravillosa región llamada Amazonas”, e incluso promovió una teoría de conspiración de que los ambientalistas locales, no los ganaderos, habían comenzado los incendios allí.

Pero si bien es fácil retroceder con horror ante los pronunciamientos de Bolsonaro, de hecho, un gran número de estadounidenses se está beneficiando de la quema del Amazonas bajo su supervisión, gracias a la decisión de BlackRock de invertir dinero de sus fondos de pensiones y la jubilación 401 (k) planes en JBS y otras compañías que contribuyen a la deforestación.

Como Amazon Watch informó este año, BlackRock no está solo. Los 20 mayores inversores estadounidenses y europeos en JBS “poseen casi 500 millones de acciones en la compañía, valoradas en $ 2 mil millones. Dentro de este conjunto de empresas, Capital Group, BlackRock, Fidelity Investments y Vanguard poseen las inversiones de capital más importantes en JBS”.

En un nuevo informe publicado el viernes, basado en datos financieros de Profundo, una firma de investigación financiera holandesa, Amazon Watch y Friends of the Earth US revelaron que entre 2014 y 2018 BlackRock aumentó sus tenencias en más de medio billón de dólares en “25 de las compañías de ‘riesgo de deforestación’ más grandes del mundo que cotizan en bolsa: compañías activas en la producción y comercialización de soja, carne de res, aceite de palma, pulpa y papel, caucho y madera”.

Moira Birss, directora de la campaña financiera de Amazon Watch, dijo que, si bien la gran mayoría de las tenencias de productos básicos vinculadas a la deforestación de BlackRock se realizan a través de fondos indexados, fondos administrados pasivamente que rastrean el mercado global, BlackRock podría usar su influencia como el mayor inversor del mundo presionar a esas compañías para que realicen cambios reales.

“BlackRock afirma que sus manos están atadas por fondos indexados”, dijo Birss en un comunicado. “Está mal. BlackRock puede seguir el ejemplo de otros gestores de activos globales y hacer cambios para el bien de la selva tropical, el clima y de sus clientes al cambiar las inversiones de las compañías que destruyen el planeta y aplicar la máxima presión para cambiar el comportamiento de la compañía”.

El informe también señala que BlackRock comercializa fondos negociados en bolsa como “sostenibles”, que aún incluyen docenas de empresas implicadas en la destrucción de bosques, ya que la empresa utiliza diferentes estándares para definir ese término en diferentes mercados y regiones.

En conjunto, en diez de estos fondos ofrecidos por BlackRock, informa Amazon Watch, estos ETF incluyen “más de $ 423 millones en compañías de combustibles fósiles y más de $ 29 millones en compañías que impulsan la deforestación”.

 

ROBERT MACKEY
THEINTERCEPT.COM

Seguir leyendo

Especial

Sectores populares y vivienda en Lima a inicios del siglo XX

Publicado

en

Sectores populares y vivienda en Lima a inicios del siglo XX

Abelardo Gamarra sostiene que: “Un callejón, en primer lugar es un fundo, que pertenece a algún rico, al que poco le importa que el diablo se lleve a los que en él habitan”.

El callejón también fue un negocio para las familias pudientes que alquilaban cuartos a los más pobres sin importar las condiciones de salubridad a las que eran expuestas. Lo importante era el dinero no la salud. Continúa Gamarra:

“¡Qué vida la íntima de aquellos seres! A veces un hijo con viruela, otro con sarampión, el tercero con fiebre, la mujer tísica y el marido borracho; quejidos, llantos, blasfemias; el día húmedo, el caño sin agua, solo un ser impasible, entre el fogón, durmiendo como un muerto: el gato esquelético y friolento”.

Quizás a algunos investigadores les puede parecer un cuadro imposible de creer o una mera exageración del autor pero, es la descripción de los habitantes de Lima que se encontraban en el grupo de pobreza extrema. Habitantes de una ciudad en el límite de pretender ser colonial a pesar de los grandes cambios que transformaban el mundo. Entre el sueño virreinal y la supuesta modernidad.

En 1909 el Médico Demográfico Municipal realizó la siguiente descripción de un callejón considerado una vivienda típica obrera:

“La casa citada, que desde su fachada demuestra su estado ruinoso y antihigiénico, consta en la parte exterior, además de la puerta principal, de dos tiendas al lado izquierdo, dedicadas una a la venta de frituras y la otra a la de carbón, y al lado derecho otra, ocupada por una encomendaría. Todas esas tiendas, sobre todo las dos primeras, son muy pequeñas, como es de imaginárselo, dada la contigüidad en que se encuentran en despacho de carbón y el de frituras. Al pasa el zaguán de la casa, nos encontramos en un patio, en el cual se han construido, con tablas viejas, dos habitaciones, reduciendo el área de aquel de una manera muy apreciable. Continuando a la derecha, seguimos por un callejón tortuoso y sinuoso en su piso, debido a que el pavimento, tanto de este como del resto de la casa, está constituido por tierra; al terminar el citado callejón, hay un segundo patio y en uno de sus lados cuatro cuartos pequeños en estado de ruina, en la actualidad habitados, y al lado de éstos tres corrales, dedicados, dos de ellos, a la cría de animales domésticos y el otro a encerrar burros, y como la limpieza no debe hacerse con mucha frecuencia, es tal la cantidad de inmundicia acumulada, que hace imposible la permanencia en dicho lugar, ni por breves instantes”.

En estas condiciones vivieron –y siguen viviendo- muchas familias en Lima. Cuartos reducidos, improvisados, peligrosos y rodeados de inmundicias, los niños juegan diariamente sobre las mismas. Los roedores se adueñan de los pasadizos en las noches. Perros y gatos hacen su trabajo. Las enfermedades encuentran un sitio propicio para convertirse en epidemias. Mientras las autoridades describen la escena, nos dejan fuentes para el estudio histórico pero, no solucionan esta insostenible situación social.

Esta relación entre el callejón y las epidemias ya era conocida por las autoridades municipales de la capital así, en 1901, en las Memorias de la Ciudad de Lima, se señaló que:

“Viven allí en espantosa condición, mujeres, niños, y hombres y animales domésticos de toda clase, sin que haya una sola regla que garantice la vida y la salud… se ven en reducidísimas habitaciones de dos o tres metros cuadrados alojarse familias de cuatro, seis o más miembros, allí se crían toda clase de animales, en el mismo cuarto se hace la cocina, el lavado de la ropa, tanto para la familia cuanto de las casas de la ciudad, pues las inquilinas son lavanderas, y bien sabe Ud. que en esa ropa puede venir el elemento infectante de la fiebre tifoidea, de la viruela y de otras infecciones”.

Y, a pesar que las autoridades percibían la peligrosa relación entre el callejón inmundo y las epidemias, no hicieron grandes esfuerzos por eliminarlos o por lo menos, asearlos, de tal forma que la ciudad sufrió posteriormente los estragos de la peste bubónica con su altísima cifra de muertos.

Este es el caso José Carlos Mariátegui, quien luego de permanecer internado en la clínica Maison de Santé durante cuatro meses (octubre de 1902 a febrero de 1903), fue trasladado por su madre a su casa ubicada en la calle León de Andrade 548, lugar descrito por Guillermo Rouillon de la siguiente forma:

“Era é sta una vetusta casona limeña de estado ruinoso, de largos pasillos, donde el niño [José Carlos Mariátegui] y su familia habrán de ocupar unas habitaciones oscuras y húmedas; y en cuyo interior estaban dispuestos algunos muebles lamidos y varios cachivaches. En este lugar, un tanto insalubre y falto de luz y comodidades, ha de continuar el enfermo inmovilizado cerca de dos años por indicación médica. Durante esta larga convalecencia y quietud, privado de la alegría de ver el sol y de participar en los juegos violentos, propios de la niñez, se habrá de producir el atrofiamiento definitivo de su pierna”.

Un niño enfermo de los sectores urbano-populares de Lima, viviendo en estas condiciones inmobiliarias, era víctima del recrudecimiento de su dolencia, de adquirir nuevas enfermedades y, en muchos casos, de la muerte. En el caso del niño José Carlos Mariátegui, fue el atrofiamiento de su pierna.

Sectores populares y vivienda en Lima a inicios del siglo XX

Jorge Basadre recuerda que:

“Por varios años ocupamos en Lima un departamento en un segundo piso de la calle Boza. Más tarde nos trasladamos a la calle Lescano a unos altos; y luego, en 1917, a raíz del incendio en una ferretería en los bajos de esa casa, a la avenida de la Colmena, llamada oficialmente Nicolás de Piérola. Tanto en la calle Lescano como en la avenida de la Colmena mi adolescencia gozó de un privilegio que a los niños y muchachos de hoy les está siendo negado: el de retozar en la azotea. Allí, en ese vasto espacio cortado tan solo por los montículos creados por las ventanas teatinas, jugué con amigos o familiares, a la guerra, al deporte y alguna vez hasta a la representación teatral…No olvido, por cierto, a las que crecieron en “callejones” o casa de vecindad con un destino más triste que el nuestro”.

Este testimonio nos permite entender que los callejones no fueron solo un espacio donde las epidemias encontraron un aliado para progresar en la ciudad; sino también, un espacio social muy reducido donde los niños y los adolescentes carecían de la posibilidad de jugar o hacer deporte. Tugurizados, pequeños e insalubres, los callejones cobraron la vida de miles de sus habitantes, principalmente niños. Los llamados párvulos en los cementerios.

Pero, esta estrechez de vivienda que causaba tanto daño entre los sectores populares, también se encontraba en ciertos sectores de las nuevas clases medias limeñas. Así por ejemplo, en su libro, Tito Castagnola Seguín anota que:

“Mi primera infancia, la viví en Vilcanota 174 (la calle hoy se llama de otro modo), a espaldas de Guzmán Blanco y muy cerca de la Plaza Bolognesi, donde cada 7 de junio, los conscriptos juran lealtad a nuestra bandera. Era una casa pequeñita, de dos pisos, cuyo balcón era mi sala de juegos…La escalera de esa casa, tiene una anécdota especial. Y es que a lo largo de sus empinados escalones, me cargó en brazos, mi primo Julio Sotomarino antes que yo naciera…Resulta que mi madre, Doña Victoria, atravesaba un difícil embarazo y el médico le había prohibido subir escaleras. De modo que llegado el momento, Julio, que era un gimnasta muy fuerte, alguien que ahora podría calificar como físico-culturista, alzaba en brazos a la gestante y naturalmente al fruto que llevaba en sus entrañas…El hecho, motivó un poderoso lazo familiar que se enriqueció a lo largo de los años y fue siempre motivos de gratas charlas hogareñas”.

Resulta interesante este relato porque nos permite reconocer que las nuevas clases medias limeñas, a pesar que muchas de ellas no vivían en el llamado Centro, presentaron ciertas incomodidades en sus viviendas, en algunos casos estreches, en otros casos insalubridad y en otros ambas a la vez. Entonces, se recurren a formas ingeniosas para solucionar dichos problemas. Son los mismos habitantes de la ciudad quienes, junto a la familia, quienes solucionan los problemas de la capital, frente a la desidia e incapacidad de las autoridades de turno.

Otro testimonio, de estas nuevas clases medias que tienen que compartir la insalubridad de la capital, es la del doctor Roberto J. Beltrán, quizás un poco más tardío (la década de 1930) pero, igual de ilustrativo. Dice el doctor Beltrán que:

“Vivíamos entonces en una casita de dos habitaciones y una cocina, con puerta y ventana a la calle, en el jirón Pariacoto 635 de Chacra Colorada, Breña. Tenía un altillo de madera que servía de dormitorio a Pascuala, la chica que me cuidaba”.

Nuevamente la estrechez de la vivienda a pesar de ubicarse fuera del Centro de la capital y, percibimos que “a la chica que cuida al niño” la hacían dormir en el altillo. Dentro de cada casa se reproduce la situación económica-social de Lima. Para los más pobres, las peores condiciones de vida. Continúa Beltrán indicando que:

“Vale decir algo sobre el barrio en el que vivimos y de nuestros vecinos más cercanos. Chacra Colorada era una urbanización formal. Por esos años no se conocían las barriadas, pueblos jóvenes, asentamientos humanos, o como se quiera llamar a este fenómeno habitacional que se hizo patente en los primeros años de la década del cincuenta. Chacra Colorada era la urbanización más occidental de la ciudad de Lima. Comenzaba en la avenida Alfonso Ugarte, al este, y terminaba en la avenida Tingo María, al oeste. Más allá de Tingo María todo era campos de cultivo, hasta Bellavista, el primer distrito que uno encontraba a las puertas del Callao. El límite norte estaba en la avenida Colonial, por donde transitaba el tranvía de la línea Lima-La Punta; en tanto que las huertas y platanales no permitían precisar la línea de la frontera sur. Con excepción de las principales avenidas, las más de las calles todavía no estaban pavimentadas, ni lo estuvieron hasta fines de los años cuarenta. De esto doy fe, pues hasta 1945, cuando cumplió su mandato como diputado obrero el compañero Juan P. Luna, vecino nuestro y paisano de mis padres, las calles todavía eran de tierra y piedras. Luna, por su papel político, era el vecino más notable del barrio, sin que ello quiera decir que no hubiera otras familias notables, como los Landi, los Allecchi, los Viale, los Huaroto y los Morimoto. Estos últimos, dueños de una casa muy grande, de dos pisos, con fachada de ladrillos caravista, que la hacían una de las mejores puestas del barrio, ubicada en la esquina de Yurúa y Pariacoto. El señor Morimoto tenía una tienda de juguetes en la calle Mantas, en el Centro de Lima, y era tenido como persona pudiente”.

Es decir, Lima empezaba a extenderse y ocupar las tierras de las haciendas vecinas. Nacían las nuevas urbanizaciones pero se mantenían los mismos problemas de insalubridad. La estrechez y la tugurización eran cambiadas por pistas de tierra. Las nuevas clases medias –conformadas por migrantes- se acomodaban en los nuevos barrios de Lima. pero seguían conviviendo con los viejos problemas de la capital.

 

AUGUSTO LOSTAUNAU MOSCOL

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

Rosa María Bartra Barriga Rosa María Bartra Barriga
Políticahace 50 min

Ley de Financiamiento favorece la impunidad

Esta nueva Ley de Financiamiento es muy controvertida, tan es así que Pier Figari, uno de los involucrados en el...

Martín Vizcarra Cornejo Martín Vizcarra Cornejo
Políticahace 54 min

Técnicamente, es factible adelantar elecciones

El presidente Martín Vizcarra sostuvo ayer que técnicamente es factible el adelanto de elecciones como lo han señalado los organismos...

Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC)
Políticahace 56 min

MTC gana arbitrajes y evita pagar más de S/ 370 millones

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), a través de su procuraduría pública, ganó diversos procesos arbitrales contra empresas investigadas...

Odebrecht Odebrecht
Políticahace 57 min

Procuraduría cobró S/ 32 mllns por reparación civil

En lo que va del 2019, la Procuraduría Pública Especializada en Delitos de Corrupción cobró 32 millones 317,740 soles por...

Milko Ruíz Milko Ruíz
Políticahace 59 min

Poder Judicial abre proceso penal por apología al terrorismo en redes sociales

Milko Ruiz, procurador antiterrorista, señaló que el Poder Judicial abrió proceso penal por apología al terrorismo en las redes sociales...

Carlos Morán, ministros del Interior, y Jorge Moscoso, de Defensa Carlos Morán, ministros del Interior, y Jorge Moscoso, de Defensa
Políticahace 60 min

Los ministros Morán y Moscoso al Congreso

Carlos Morán, ministros del Interior, y Jorge Moscoso, de Defensa, fueron convocados para acudir mañana lunes 16 de septiembre a...

Sylvia Cáceres Sylvia Cáceres
Políticahace 1 hora

Convocan a la Sociedad Nacional de Minería (SNM)

Sylvia Cáceres, ministra de Trabajo, anunció que sostendrá para mañana lunes 16 de setiembre una reunión, a las 5 de...

Confecciones textiles pequeña y mediana empresa máquinas de coser Confecciones textiles pequeña y mediana empresa máquinas de coser
Políticahace 1 hora

Si estamos bien, ¿por qué 7 de cada 10 peruanos busca trabajo adicional?

Dicha encuesta reveló que el 37% cree que la economía ha empeorado entre junio y agosto, el 27.3% tiene empleo...

HERNANDO CEVALLOS HERNANDO CEVALLOS
Políticahace 1 hora

Hay una precarización del trabajo en nuestro país

“Esa encuesta refleja varias cosas: la primera, la precarización del trabajo, la gente busca otro trabajo porque evidentemente no logra...

Tamar Arimborgo Tamar Arimborgo
Políticahace 1 hora

Mejor es reírse

¿Cada espermatozoide deberá tener su DNI?

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.