Contáctanos

Especial

Hacia una Internet Justa y Equitativa

Publicado

en

Hacia una Internet Justa y Equitativa

ALAI AMLATINA
Una de sus primeras acciones fue presentar un documento con propuestas ante la próxima reunión NetMundial (São Paulo, 23-24 de abril), convocada por la presidenta Dilma Rousseff con un carácter multisectorial, para elaborar principios universales (no vinculantes) de gobernanza de Internet. A continuación presentamos este documento, que constituirá la base de la plataforma de principios fundantes de la Coalición, en proceso de elaboración].

COALICIÓN JUST NET
Internet se ha convertido en una infraestructura social de vital importancia que tiene un profundo impacto en nuestras sociedades. Somos todos ciudadanos y ciudadanas de un mundo mediado por Internet, ya seamos la minoría que lo utiliza o la mayoría que no lo hace. Internet debe contribuir al avance de los derechos humanos y la justicia social. La gobernanza de Internet debe ser verdaderamente democrática.

Con Internet, se están reorganizando las instituciones públicas, en particular las relacionadas con la gobernanza, el bienestar, la salud y la educación, así como sectores clave como los medios de comunicación, las comunicaciones, el transporte y las finanzas. Se ha transformado la forma en que hacemos muchas cosas, mas los beneficios prometidos para todo el mundo no se han realizado de manera adecuada.

Por lo contrario: somos testigos de la vigilancia masiva, del abuso de los datos personales y su uso como medio de control social y político, de la monopolización, mercantilización y monetización de la información y el conocimiento; de flujos inequitativos de las finanzas entre países pobres y ricos, y de la erosión de la diversidad cultural.

Muchas decisiones técnicas, supuestamente “neutrales”, en la práctica han fomentado la injusticia social, puesto que las arquitecturas tecnológicas, desarrolladas a menudo para promover intereses creados, determinan cada vez más las relaciones y los procesos sociales, económicos, culturales y políticos.

Las oportunidades para que las mayorías puedan participar en los beneficios reales de Internet y materializar plenamente su enorme potencial, se frustran debido al creciente control de Internet por quienes tienen poder: las grandes corporaciones y algunos gobiernos nacionales.

Ellos usan sus posiciones centrales de influencia para consolidar el poder y establecer un nuevo régimen global de control y explotación; y bajo el pretexto de favorecer la liberalización, en realidad refuerzan el dominio y la rentabilidad de las grandes empresas en detrimento del interés público, e imponen la posición predominante de ciertos intereses nacionales en detrimento de los intereses y bienestar globales.

El orden existente de gobernanza global de Internet es inadecuado. Carece de democracia; se caracteriza por la ausencia de legitimidad, de rendición de cuentas y transparencia; por una excesiva influencia de las corporaciones que se traduce en subordinar las instancias regulatorias; y da muy pocas oportunidades para la participación efectiva de las personas, especialmente de los países en desarrollo. Esta situación solo puede remediarse a través de cambios fundamentales en los mecanismos actuales de gobernanza.

La gobernanza de Internet debe partir del entendimiento de que la interconectividad solo podrá estar al servicio de los derechos humanos y la justicia social, en la medida en que favorezca y apoye el poder distribuido, sobre todo hacia las bases, pero también atravesando las distintas brechas digitales -sociales, económicas, políticas. Por lo tanto, para garantizar que Internet no conduzca, en la práctica, a una mayor centralización del poder, se requiere de intervenciones apropiadas en todos los niveles de gobernanza de Internet. La construcción de un marco eficaz para lograr estos objetivos es el mayor reto hoy en día en términos de la gobernanza global de Internet.

En este espíritu, planteamos los siguientes principios. Estos deben ser la base del desarrollo de una Internet que contribuya al avance en todo el mundo de los derechos humanos y la justicia social, y de la reconfiguración de la gobernanza de Internet hacia un espacio auténticamente democrático.

Hacia una Internet Justa y Equitativa

BIEN COMÚN GLOBAL
1. Internet es un medio social clave y, en aspectos cruciales, un bien común global: es un sitio para el intercambio de conocimiento e información globales, un espacio para la libre expresión y asociación, un medio para la deliberación y la participación democrática, un canal para la entrega de servicios sociales y públicos esenciales, y un andamio para nuevos modelos de actividad económica. Por lo tanto, todas las personas del mundo, incluyendo las que no están conectadas actualmente a Internet, deben tener la posibilidad de dar forma colaborativamente a la evolución de Internet a través de procesos apropiados de gobernanza que sean transparentes, democráticos y participativos.

2. Internet debe ser utilizada solo para fines pacíficos y esto debe ser reconocido por los Estados en un instrumento vinculante y ejecutable.

3. La economía de Internet, al igual que otras áreas de la economía global, debe ser objeto de una recaudación y distribución justa y equitativa de los ingresos fiscales en todo el mundo, reconociendo que la concentración del comercio electrónico internacional basado en el Norte global es una amenaza para los ingresos fiscales del Sur global.

4. Internet debe mantenerse como un espacio público. Cuando surge una divergencia entre la utilidad de Internet para fines de interés público y los intereses particulares de servicios en Internet o de empresas de tecnología, el interés público debe primar, y el servicio debe estar sometido a la regulación como un servicio público.

5. La neutralidad de la Red, y otra formas similares de ‘neutralidad de plataformas’ en las capas superiores de Internet, deben garantizarse con el fin de preservar la diversidad en línea y para evitar los monopolios, ya sea en el contenido o en la prestación de servicios públicos esenciales, en las arquitecturas tanto móviles, como de redes fijas.

6. Para una Internet abierta y descentralizada se requiere la aplicación estricta de estándares abiertos y públicos. Los estándares abiertos permiten la implementación en forma totalmente interoperable por cualquier persona en cualquier tipo de software, incluyendo el Software Libre y de Código Abierto (SLCA). La tendencia a la privatización de los estándares digitales debe frenarse y se deben introducir medidas para garantizar que las normas sean de propiedad pública, y de libre acceso y aplicación.

7. La arquitectura de la computación en la nube debe mejorar la funcionalidad y la eficiencia digital, sin reducir el control y opciones del usuario. También debería permitir a los usuarios tener protecciones legales adecuadas, ya sea a través de las jurisdicciones nacionales o acuerdos internacionales efectivos.

8. Las funcionalidades y servicios básicos o esenciales de Internet, como el correo electrónico, servicios de búsqueda en la web y las plataformas de redes sociales, deben estar a disposición de todas las personas como bienes públicos.

9. Las personas deben ser capaces de disfrutar todos sus derechos y prerrogativas como ciudadanos/as, incluso si eligen no acceder a Internet. El acceso y uso de Internet no debería convertirse en un requisito para el acceso a los servicios públicos.

10. Se debe alentar y fomentar la propiedad comunitaria y sin fines de lucro de la infraestructura, las aplicaciones, los servicios y los contenidos, incluyendo mediante el acceso al financiamiento público y otros medios.

11. El derecho de acceso y de contribuir al desarrollo de Internet, incluyendo su contenido, en particular por parte de los sectores marginados y/o minoritarios, es esencial para el mantenimiento de la diversidad cultural y lingüística y debe ser garantizado mediante la discriminación positiva y la acción afirmativa.

12. Los datos personales y sociales deben pertenecer al individuo o al grupo social respectivo. Se deben establecer marcos de políticas públicas para hacer efectivo ese control y propiedad de los datos digitales.

Un marco de derechos para la gobernanza verdaderamente democrática de Internet

13. Internet debe ser gobernada bajo el reconocimiento de que, en aspectos cruciales, constituye un bien común global. Por consiguiente, todas las capas de la arquitectura de Internet deben estar diseñadas para prevenir la concentración de poder y el control centralizado.

14. Todas las personas tienen el derecho a la libertad de expresión en línea. Cualquier restricción, por motivo de preocupaciones de seguridad o de otro tipo, debe ser para fines estrictamente definidos y de acuerdo con los principios aceptados mundialmente de necesidad, proporcionalidad y supervisión judicial.

15. Todas las personas deben tener el derecho de usar Internet libres de vigilancia masiva. Cualquier vigilancia, por motivo de preocupaciones de seguridad o de otro tipo, debe ser para fines estrictamente definidos y de acuerdo con los principios aceptados mundialmente de necesidad, proporcionalidad y supervisión judicial.

16. A nivel mundial, existe un grave déficit democrático en la gobernanza de Internet. Es urgente establecer plataformas y mecanismos adecuados para la gobernanza global de Internet, que sean democráticos y participativos. Éstos deben estar anclados al sistema de las Naciones Unidas, e incluir disposiciones explícitas para diseñar y habilitar métodos innovadores para la participación continua y profunda de los actores no gubernamentales en los procesos de formulación de políticas. Los actores no gubernamentales participantes deben, a su vez, estar sujetos a requisitos adecuados de transparencia, en particular respecto a sus fuentes de financiamiento, su membresía y sus procesos de toma de decisiones.

17. El derecho a elaborar políticas públicas relacionadas con Internet debe estar únicamente en manos de quienes representan legítimamente y directamente a los pueblos. Si bien existe una necesidad urgente de profundizar la democracia a través de métodos innovadores de democracia participativa, éstos no deben incluir -en nombre de modelo de “múltiples interesados” (multi-stakeholder)- nuevos tipos de poder político formal de los intereses corporativos o particulares.

18. Los sistemas de gobernanza deben basarse en el reconocimiento de que Internet tiene un impacto en la sociedad que la comunidad técnica de Internet, con su singular enfoque en las cuestiones técnicas, no tiene la suficiente legitimidad para determinar.

19. Las leyes de un país o un grupo de países no pueden controlar ni constituir estructuras internacionales de gobernanza técnica ni de política pública. La gestión de los recursos fundamentales de Internet debe ser internacionalizada. Por lo mismo, el control actual por los EE.UU. de la DNS / zona raíz debe ser reemplazado por una nueva institución transparente, responsable y representativa internacionalmente, a cargo de la supervisión de las funciones fundamentales de administración de los recursos de Internet.

20. Cada país debe tener el derecho a conectarse a Internet. Ningún país puede tener la capacidad unilateral de desconectar a otro país o región de Internet.

21. Los derechos de los individuos y los Estados deben ser articulados y protegidos en lo que concierne a Internet, entre otros mediante la creación de mecanismos de aplicación adecuados. Tales mecanismos son necesarios, tanto a nivel nacional como internacional, y deben incluir mecanismos de resolución de conflictos.

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

Guerra contra Huawei o la muerte del libre mercado

Publicado

en

Donald Trump - Xi Jinping - Estados Unidos - China

El adalid del libre mercado global pasó de la retórica a la acción. A la hora de sepultar lo que llaman libre competencia, el magnate presidente Donald Trump es el primero en la fila que trae el pico y la pala con su llamado proteccionismo económico, una sugerencia de que los tiempos del neoliberalismo están en entredicho. Por lo menos en Norteamérica.

Con las últimas medidas de los Estados Unidos, Huawei Technologies pasó de la lista negra al veto de facto de los servicios y aplicaciones que provee Google, bajo petición y acuerdo con Washington.

Desde el punto de vista de la Casa Blanca, la acción está fundamentada en la seguridad nacional, sin embargo cualquiera con dos dedos de frente sabe que la trama se debe a la ventaja tecnológica que tiene China sobre su principal competidor.

Huawei

Supone, entonces, dar por terminada la carrera del libre mercado antes de llegar a la meta. Toda vez que los Estados Unidos siempre se ufanaron de mantenerse en la primera línea del concurso, con un presidente que conoce los intríngulis comerciales, uno que se supone es el negociador por excelencia y aventajado en materias mercantiles.

Pero Donald Trump tiene una agenda que traiciona el espíritu primario del liberalismo. El filósofo italiano Domenico Losurdo explica que esa corriente ideológica y de la praxis ya tiene sus contradicciones inherentes si se revisa históricamente: los mismos “padres fundadores”, con George Washington a la cabeza, combinaban el gamonalismo ilustrado, la esclavitud negrera, el genocidio indígena y la retórica de la libertad con una simplicidad pasmosa.

El liberalismo encuentra en el ser blanco, propietario (de tierras y esclavos) y capitalista el ideal material de su piedra filosofal. Por ello la libertad se tiñó de la racialidad con que se fundó los Estados Unidos. El libre mercado era una entelequia nueva que venía de Europa, específicamente de los Países Bajos, Inglaterra y Francia, pero que se insertó posteriormente en la psiquis colectiva de los estadounidenses por una prosperidad bien cantada por Walt Whitman en sus Hojas de hierba.

Que la Administración Trump se ampare en el ejemplo de los “padres fundadores” como guías personales tiene sentido, entonces, desde este punto de vista, en el que la libre competencia de la producción y comercialización capitalistas son motivos para otros momentos históricos y políticos. No para hacer de “Americagreatagain”.

Huawei - Google

La imagen que los Estados Unidos se construyó para sí desde finales del siglo XIX ante el mundo se derrumba en pleno siglo XXI con la guerra comercial y tecnológica que desató contra China, que ahora se erige como el principal defensor de la globalización (“inclusiva”, dice el presidente Xi Jinping), el libre mercado y la producción capitalista in extremis. Parafraseando al economista e historiador Giovanni Arrighi: Adam Smith cambió de residencia a Pekín.

El intercambio de papeles entre potencias dice más de lo que los reseñistas en medios corporativos quieren enunciar.

No es solo la impronta china que ya no solo exporta los cachivaches de bajo costo que los estadounidenses (aunque no solo, es claro) gustaban devorar con gusto, sino también el cambio de ruta de los Estados Unidos como agente capitalista, tal vez de manera definitiva en los próximos años.

Todos vemos el miedo que le tiene Washington al libre mercado, en vista de que Huawei tiene hijos pródigos más destacados que los de Sillicon Valley y Wall Street.

La solución era, valga la cacofonía, esta disolución del matrimonio neoliberal que tenían las grandes compañías como Google con el gigante asiático.

Lo que da una autopista mucho más amplia a China para desarrollar su sistema 5G con un mercado que deja la Casa Blanca a disposición de la Iniciativa del Cinturón y la Ruta.

La política aislacionista de los Estados Unidos beneficia a los chinos en su afán de hacer negocios con todo el mundo bajo el modelo win/win.

¿Quién lo diría? Donald Trump no será el sepulturero del imperialismo norteamericano, pero sus acciones entierran el libre mercado que tanto dinero y capital cayeron en manos de sus amistades de clase.

En ese círculo acaudalado también están sus enemigos, pero ya no hablan tanto inglés como mandarín.

 

ERNESTO CAZAL
MISIÓN VERDAD

Seguir leyendo

Especial

Venezuela: Amnistía Internacional al servicio del Imperio

Publicado

en

Violencia en Venezuela

El tío Sam tiene un problema en su “Sudamericano patio trasero” con esos venezolanos engreídos que insistieron en elegir democráticamente a Nicolás Maduro como su presidente en lugar de sin pasar por el proceso electoral y la instalación del no electo de EE.UU. Juan Guaidó. No importa, Amnistía Internacional ha acudido al rescate con una defensa total del imperialismo estadounidense:

“Ante las graves violaciones de los derechos humanos, la escasez de medicamentos y alimentos y la violencia generalizada en Venezuela, hay un hambre urgente de justicia. Los crímenes de lesa humanidad probablemente cometidos por las autoridades no deben quedar impunes”, manifestó Erika Guevara-Rosas, directora para América de Amnistía Internacional

Amnistía Internacional fracasa en su posición de poner sus reclamos contra el gobierno de Maduro en el contexto de una campaña concertada de cambio de régimen, que equivale a una guerra, por parte del acosador del norte.

Los Estados Unidos están librando una guerra ilegal contra Venezuela y el lado general de Amnistía Internacional omite este hecho inconveniente, incluso omitiendo cualquier mención de sanciones. Como señaló el activista de derechos humanos Chuck Kaufman de la Alianza por la Justicia Global sobre Amnistía Internacional (AI): “Parece que a ellos ni siquiera les importa su credibilidad”.

Un informe más creíble y honesto de lo que se está desarrollando en Venezuela, que el de crítica feroz que presenta el de AI el 14 de mayo sobre Venezuela: “los crímenes contra la humanidad requieren una respuesta vigorosa del sistema de justicia internacional, también habría observado junto con las supuestas transgresiones del gobierno de Maduro:

•Graves violaciones de derechos humanos

Los economistas Mark Weisbrot, del Centro de Investigación Económica y Política, y Jeffrey Sachs, de la Universidad de Columbia, informaron recientemente que las sanciones de los Estados Unidos contra Venezuela son responsables de decenas de miles de muertes. Este es el precio que se está imponiendo en Venezuela, con una predicción de que será peor, por el cambio de régimen que AI está promoviendo implícitamente.

•Escasez de medicamentos y alimentos

Desde 2015, cuando el presidente Obama de Estados Unidos los instituyó, EEUU ha impuesto cada vez más sanciones ilegales para Venezuela, expresamente para crear miseria para la población con la esperanza de que se vuelva contra su propio gobierno elegido democráticamente. Las sanciones están diseñadas específicamente para asfixiar la economía para que Venezuela no pueda abordar sus problemas.

El gobierno de los Estados Unidos se jacta de los impactos de las sanciones. Jugando al policía bueno para el papel de Estados Unidos y como policía malo, AI lamenta las mismas condiciones que están promoviendo tácitamente en pedir cada vez mayores “castigos”. Nuevas sanciones estadounidenses en Venezuela se impusieron el 10 de mayo.

•Violencia generalizada

El gobierno de los Estados Unidos ha amenazado repetidamente y sin pedir disculpas la intervención militar en Venezuela si el gobierno electo no renuncia. Aparte de atacar militarmente, EE. UU. ha librado una guerra contra Venezuela por medios económicos y diplomáticos, por no mencionar la guerra de baja intensidad, como los ciberataques.

La extrema derecha de la oposición ha pedido el derrocamiento extra-legal del gobierno y ha evitado los medios electorales para efectuar un cambio político.

AI tiene razón al señalar que desde 2017 se ha infligido nueva violencia al pueblo venezolano, pero no toma nota del papel de la oposición al provocar esa violencia con sus guarimbas y otras acciones.

Violencia en Venezuela

Mientras tanto, Guaidó, cuyo apoyo popular en Venezuela está tocando fondo, se informa que envía a su enviado a reunirse con el Comando Sur de los Estados Unidos para “coordinar”.

¿Cómo es posible que una organización que pretenda defender los derechos humanos y la justicia global pueda ignorar alegremente los hechos que no encajan en su narrativa y que, por tanto, repiten los puntos de discusión de Trump-Pompeo-Bolton-Abrams? ¿Por qué iría AI a reunirse con el autodenominado Guaidó y luego, en unos días, emitir un informe de condena al gobierno de Maduro, sin investigar también a la otra parte en el conflicto?

Desafortunadamente, esta no es la primera vez que AI muestra un sesgo imperial como lo ha hecho con respecto a los proyectos de cambio de régimen respaldados por Estados Unidos en Irak, Libia, Siria y Nicaragua.

De construir de manera objetiva las numerosas denuncias (por ejemplo, “más de 8,000 ejecuciones extrajudiciales de las fuerzas de seguridad”) hechas contra Venezuela en el lado de Amnistía Internacional y el informe que lo acompaña queda por hacer.

Desafortunadamente, el Imperio tiene una gran cantidad de recursos para producir propaganda en comparación con la capacidad de contrarrestarlo con auténticos grupos humanitarios. Solo AI tiene un presupuesto anual de más de $ 300 millones. Según las fuentes citadas por Wikipedia, AI recibe subvenciones del Departamento de Estado de los EE. UU., la Comisión Europea y otros gobiernos, junto con la Fundación Rockefeller.

Para concluir, el lado amplio de AI pide justicia con la frecuencia con la que exige el castigo con el subtexto de que el castigo de las víctimas del Imperio es la justicia. Si AI realmente estuviera preocupado por la justicia, en lugar de justificar otra operación de cambio de régimen de los Estados Unidos, defenderían lo siguiente:

Poner fin a las sanciones unilaterales de los Estados Unidos contra Venezuela, que son ilegales según las cartas de las Naciones Unidas y la Organización de los Estados Americanos.

Apoyando el diálogo entre el gobierno electo y la oposición, como lo han promovido México, Uruguay, el papa Francisco y, más recientemente, Noruega.

Condenar las actividades de cambio de régimen y la injerencia en los asuntos internos de Venezuela y rechazar activamente la postura agresiva del gobierno de EE.UU. Tal como lo expresó el vicepresidente de los EE.UU., Pence: “No es momento para el diálogo. Este es el momento para la acción”.

Respetar la soberanía de Venezuela y restablecer las relaciones diplomáticas normales entre los Estados Unidos y Venezuela.

 

ROGER D. HARRIS
MINTPRES SNEWS

Roger Harris, miembro de la AP, es miembro del Grupo de Trabajo sobre las Américas, una organización de derechos humanos de 33 años, y participa activamente en la campaña para poner fin a las sanciones de Estados Unidos y Canadá contra Venezuela.

Seguir leyendo

Especial

Tenía apenas 42 años

Publicado

en

José Martí

Cuando cayó en Dos Ríos había cumplido obra de gigante. Poeta visionario, se echó sobre los hombros del cuerpo frágil la tarea de hacer patria. Desde el dolor compartido aprendió a conocer con profundidad las contradicciones de los seres humanos concretos.

Descubrió lágrimas en los ojos de Don Mariano, su padre, el soldado, ante el cuerpo del hijo desgarrado por los grillos en el trabajo de las canteras y la brutal violencia ejercida por el poder de sus coterráneos. Separados por la política, nacería entre ambos una complicidad secreta y la comprensión silenciosa del padre ante la entrega del hijo a una causa que, a pesar de todo, no era la suya.

Antes, en los días del Hanábana, José Martí había contemplado con espanto el castigo impuesto al negro esclavo. Desterrado en España, prosiguió el aprendizaje de la historia. Comprendió los rejuegos políticos de liberales y conservadores que en nada se diferenciaban respecto a la necesidad de preservar su dominio sobre la Isla.

Descubrió también la naturaleza del país profundo, por lo cual llegada la independencia, los cubanos no guardarían rencor a los peninsulares que optaran por permanecer en Cuba, modestos trabajadores muchos de ellos. Examinó al detalle la historia viviente de las repúblicas latinoamericanas recién liberadas, para detectar las causas que obstaculizaron la plena realización del proyecto emancipatorio.

José Martí

Al instalarse en Estados Unidos valoró los avances de la nación en desarrollo en relación con Europa, donde prevalecían regímenes autocráticos, pero descubrió muy pronto el peligro latente en el país que emergía para el futuro de la América Latina.

Su saber enciclopédico e integrador y su preclara visión de la naturaleza de los fenómenos financieros le permitieron detectar los peligros que se cernían con la Conferencia Monetaria Panamericana. Su pensamiento de entonces conserva plena vigencia.

En ese contexto, José Martí tenía pendiente la asignatura Cuba. Había que despejar a fondo las razones del fracaso de la Guerra Grande. No se conocía entonces el patético diario de Francisco Vicente Aguilera, uno de los más poderosos terratenientes de la zona oriental del país. Entregó la fortuna toda a la causa mayor.

Por sus contradicciones insalvables con Céspedes y Quesada, fue enviado a representar los intereses de Cuba en el exterior. De una honestidad impoluta, llevaba al detalle las cuentas de los gastos incurridos. Nada guardaba para sí. Se privaba de las atenciones médicas elementales.

A pesar de los bienes heredados, Vicente Aguilera no había completado su aprendizaje en otros países. Desconocía los rejuegos de la alta política. Se vio atrapado en las maniobras de los Aldama, que mucho ofrecían y nada entregaban.

Invirtió esfuerzos inútiles con políticos norteamericanos sin desentrañar los intereses reales de los vecinos del norte, nunca dispuestos a reconocer la República en Armas en espera de que la fruta madura cayera en sus manos. Enviado luego a Europa, desconocedor de sus lenguas y culturas, menos pudo hacer. Murió solo, en atroz agonía, devorado por el cáncer.

Martí se dio a la tarea de juntar voluntades, de devolver la fe a quienes la habían perdido. Para ganar la confianza de los veteranos sabía que habría de vencer obstáculos de toda índole. Para los antiguos combatientes era un intelectual inexperto, un improvisado sin experiencia alguna en las armas.

Se dedicó a una incansable labor persuasiva. Inmerso en el dominio de la realidad concreta, en Nueva York, en Cayo Hueso, en Tampa, se volvió hacia los de abajo. Contó con la generosidad extrema de quienes entregaban, sin pedir nada a cambio, los escasos ahorros y ofrecían alojamiento y comida al peregrino de la levita raída.

Centavo a centavo, obtuvo los recursos necesarios. Evitó contraer compromisos que lastraran el futuro de la nación. Trabajaba con sigilo, porque se sabía sometido a una vigilancia permanente. La traición de La Fernandina corroboró sus sospechas. Pero la suerte estaba echada. Había que iniciar la lucha con las manos vacías.

Para hacer patria era indispensable ganar la guerra con esfuerzo propio, libre de intromisiones y compromisos. Parejamente, era impostergable construir conciencia y nutrir el imaginario de la nación. Su palabra fue incansable, para liberarnos del lastre perverso del racismo.

Teníamos que librarnos. No hay razas. El combate y la lucha por la supervivencia en la manigua sería un crisol. La frontera del color era un instrumento del dominio hegemónico que horadaba desde la conciencia prejuiciada la unidad de la nación.

Martí fue reseñando las obras de nuestros escritores y artistas, aunque lo fundamental se revela en su creación personal, en su poesía y en su prosa, desbordante como los grandes ríos del continente, siempre seductora, aunque con frecuencia utilitaria. En sus últimos diarios accede a lo más alto de las letras hispanas.

El recorrido de Playita a Dos Ríos, trazado con prisa en los momentos robados al descanso, encuentro tangible con el suelo añorado, con la naturaleza y el escalar montañas que hermana hombres, expresa la plenitud del ser en la fusión del sueño y la realidad.

José Martí - Obras Completas

En lo más profundo del desamparo de la República neocolonial, los intelectuales de la vanguardia iniciaron el rescate de su inmensa obra dispersa. Con el triunfo de la Revolución el trabajo se sistematizó; fueron saliendo sus Obras Completas.

Es un capital que no podemos desperdiciar en la reiteración de las mismas citas reducidas a axiomas descontextualizados. Como hiciera en vida, tiene que seguir enseñándonos a pensar, con la pasión que animó su existencia gigante.

Sobrecoge contemplar cómo pudo hacer tanto en vida tan breve. Ante la áspera orilla de Playita de Cajobabo, me sobrevino la imagen del cuerpo endeble, remero inexperto, con las manos ampolladas, que se mantenía impulsando la embarcación al ritmo de sus compañeros de viaje.

La férrea voluntad se sobreponía al dolor. Debió sentir una felicidad suprema. En la oscuridad de la noche, percibía la patria cercana.

 

GRAZIELLA POGOLOTTI
JUVENTUD REBELDE

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

Martín Vizcarra Cornejo Martín Vizcarra Cornejo
Políticahace 21 horas

Quieren voltearle el partido a Vizcarra

Tanto la congresista Marisa Glave como Vicente Zeballos, ministro de Justicia, han coincidido en manifestar que para garantizar el equilibrio...

Vicente Zeballos Vicente Zeballos
Políticahace 21 horas

“Hay preocupación por cuestión de confianza

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Vicente Zeballos, afirmó que la iniciativa presentada en la víspera por la bancada...

Marisa Glave Marisa Glave
Políticahace 21 horas

“Valdría la pena debatir reelección presidencial”

Marisa Glave, congresista de Nuevo Perú, dijo que sí valdría la pena debatir cambios a la reelección presidencial, a raíz...

Bancada fujimoristas Fuerza Popular Bancada fujimoristas Fuerza Popular
Políticahace 21 horas

Otorongos se atrincheran

En época de austeridad, voceada a los cuatro vientos por Daniel Salaverry, presidente del Congreso, nuevamente se dilapida el dinero...

HERNANDO CEVALLOS HERNANDO CEVALLOS
Políticahace 21 horas

Cevallos a favor de nueva Constitución

“Nosotros hemos señalado nuestra posición de que el Congreso debe ser cerrado y se debe convocar a elecciones, pero con...

Pleno del Congreso, Mesa Directiva Pleno del Congreso, Mesa Directiva
Políticahace 21 horas

Responde a integrantes de la Mesa Directiva

La Oficialía Mayor respondió a los integrantes de la Mesa Directiva, tras el pedido de suspender el concurso público para...

Campesinos agricultores Campesinos agricultores
Políticahace 21 horas

Corte Suprema declara ilegal decreto supremo del MINEM

La Tercera Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria de la Corte Suprema de Justicia, en última instancia, ha resuelto...

JORGE PRADO JORGE PRADO
Entrevistahace 21 horas

Hay una reconcentración de la tierra

Jorge Prado, representante de la Confederación Campesina del Perú, denuncia el abandono sistemático del agro por parte del Estado. Porque...

Juan Sheput Juan Sheput
Políticahace 21 horas

Mejor es reírse

Lamento  que no haya un concurso para que no entren más fujitrols al Congreso.

Vicente Zeballos Vicente Zeballos
Políticahace 21 horas

La voz clara

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Vicente Zeballos, afirmó que la iniciativa presentada en la víspera por la bancada...

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.