Contáctanos

Entrevista

El pueblo debe decidir la Asamblea Constituyente

Publicado

en

Asamblea Constituyente Ya, marcha protesta CGTP CUT

Al parecer el contexto político actual es el punto de quiebre para más cambios cuando están casi en escombros el fujimorismo y el Apra, que han sido el brazo político del modelo económico neoliberal. Muchos avizoran que el referéndum ha abierto una puerta para entrar a un proceso paulatino, hacia el objetivo de una Asamblea Constituyente por un nuevo pacto social. Al respecto, Diario UNO entrevistó al historiador Nelson Manrique.

Nelson Manrique

—¿Cuánto de hartazgo hay en los resultados del referéndum?

—Lo primero ha sido el escándalo del comportamiento de las bancadas fujimorista y aprista, y no solo de lo que han hecho, sino de lo que siguen haciendo, porque es increíble su inconsciencia porque en plena crisis continúan blindando a corruptos, dando leyes con nombre propio como el bloqueo a un impuesto a los casinos. Es decir, siguen cometiendo las tropelías de siempre.Eso es lo que ha llevado a que la gente vote masivamente por la no reelección de parlamentarios.

Sin embargo, la misma noche del referéndum, aparecieron en la televisión los congresistas Juan Sheput de PPK y García Belaúnde de Acción Popular, buscando desesperadamente alguna sacada de vuelta para poder reelegirse. Entonces, no se ve ningún propósito de enmienda del Parlamento, y lo que era simplemente indignación frente a las tropelías cometidas, termina convirtiéndose en una convicción, que con esta clase política no hay nada que hacer. Y por eso, se requiere una renovación radical de la política en el país.

—También la gente expresa un descontento con el modelo económico neoliberal…

—La vinculación del descontento con el modelo económico es evidente y no solo es un fenómeno peruano, el diseño general de la asociación nacida entre un Estado corrupto; inversionistas que medran de la corrupción estatal que hacen en asociación con empresas nacionales corruptas.

Por un lado, desviar recursos daña económicamente a la nación, pero por otro lado es un espaldarazo a la descomposición de las instituciones. Es decir, los mismos abogados corruptos que fallan a favor de las grandes empresas, que admiten la incorporación de adendas continuas con cambios, son los mismos que terminan asociándose con grupos mafiosos como “Los Cuellos Blancos del Puerto”, dedicados al narcotráfico, al lavado de activos, y la frontera entre lo legal e ilegal se hace cada vez más porosa. Y el resultado es el cuadro general de descomposición que tenemos en el país.

—¿Los resultados del referéndum pueden ser aprovechados por las grandes empresas para defender sus intereses?

—El presidente Vizcarra ha sido muy claro en términos de que este es un primer paso del conjunto de medidas que se tiene que tomar para las reformas. El punto ciego del Gobierno está en la simpatía que tienen con el modelo económico neoliberal el presidente Vizcarra, el premier César Villanueva y el equipo que entró al Ejecutivo con el expresidente Kuczynski.

Y no deja de ser sintomático que el premier Villanueva, apenas producido el triunfo en el referéndum, comenzó con la prédica en pro de la reducción de las vacaciones de los trabajadores.

Pero la reacción ciudadana los obligó a reflexionar y a dejarlo al debate del Consejo Nacional del Trabajo. Lo que quiero decir es que se va a necesitar de una fuerte presión popular para evitar que el capital político logrado con las reformas políticas se convierta en un arma contra los trabajadores; que el Gobierno crea que el triunfo del referéndum es un cheque en blanco para ir contra los derechos de los trabajadores.

—Esta propuesta de recorte de derechos laborales como parte de la Política Nacional de Competitividad y Productividad promovida por el Ministerio de Economía es un guiño del empresariado para que el presidente Vizcarra no se vaya por otro camino…

—Eso es entender la política económica del Estado como si fuese la política a favor de los empresarios. Porque el principal problema del Gobierno no es de competitividad sino de recesión económica, de reducción permanente del empleo. Y la solución para esto, no es quitar los derechos a los trabajadores sino invertir, incrementar la inversión pública para aumentar el empleo, es decir medidas antirecesivas. Eso sí es pensar en la población, en la mayoría.

Pero si la idea es que el Gobierno existe para defender los intereses de los empresarios, hay que reducir los derechos de los trabajadores, hay que eliminar cualquier forma de estabilidad laboral. Ese es el programa económico que se ha seguido en estas décadas con la promesa que iba a mejorar la situación de la población. Y llegó el momento en que se produce el cansancio de que no haya esa mejora y el saldo es comprobar que no hay una distribución de la riqueza que se genera con la mano de obra de los trabajadores.

—¿Estamos en un contexto político favorable a una Asamblea Constituyente?

—Se está trabajando bien, hay una creciente conciencia de la población pero tiene que trabajarse más para que haya una comprensión de que las soluciones parciales no pueden solucionar los temas de fondo; no se pueden hacer reformas en temas sociales y económicos que están consagrados en la Constitución. Ahora una cosa es que uno tenga claro que es así y otra que el conjunto del país sepa que es necesario lo que se tiene que hacer.

La última votación del referéndum ha sido un golpe también para los sectores de izquierda que pretendían dictar medidas que estaban más allá del horizonte del pueblo peruano en este momento. El voto en blanco, el voto viciado, hay que ir a la Constituyente.

El referéndum es un paso adelante para ir a la Asamblea Constituyente, pero es un arduo trabajo de esclarecimiento, de concientización para que sea el conjunto de la población, la que presione porque se llegue a la Constituyente. A partir de que solo eso puede producir cambios de fondo y se trata de escribir un nuevo pacto social. Y eso solo va a ser exitoso en la medida de que sea una demanda del grueso de la población peruana, y no un pedido de vanguardias iluminadas que creen que pueden imponer una particular mirada más allá de la población.

 

YÁSSER GÓMEZ CARBAJAL

Entrevista

El 90% de las bandas de rock no tiene acceso a medios masivos

Publicado

en

Daniel F es escritor, compositor y líder de Leusemia

Daniel F es escritor, compositor y líder de Leusemia, una de las bandas más longevas e influyentes del rock peruano. Considera que el rock peruano no ha perdido su voz de denuncia y que la búsqueda de justicia en la realidad nacional es un signo de esperanza.

―Dos años después de tu novela “Cuando llueve en Iquique”, ¿cómo te sientes respecto a ese proceso de creación diferente a la musical?

―Mi experiencia como escritor no es nueva. Desde fines de los ‘70 escribía para revistas de rock. Luego me llamaban para hacer notas de música en diarios y suplementos. De ahí a escribir un libro entonces no había mucho tramo, así que esa novela en realidad fue mi quinto libro. Es una ficción histórica ambientada en 1879, la época de la Guerra del Pacífico o del Salitre.

―¿Es cierto que escribiste unos valses al estilo de la época?

―Sí, dentro del libro hay letras de algunos valses incipientemente criollos. Pero para que tengan sentido debían ser piezas musicales de verdad, así que compuse las canciones al estilo de la época, y el día de la presentación del libro las toqué con un conjunto criollo. Fue medio raro para mucha gente que no me sigue en esa corriente criolla y más en un formato antiguo.

―En otros discos haz hecho tangos o abordado otros géneros…

―Hay de todo, sucede que yo nunca le he hecho ascos a ningún tipo de música. Finalmente hago canciones con las cuales me sienta bien y eso incluye todo tipo de corriente. Tangos, boleros, chicha; si realizo trabajos para una película o para un spot radial, me piden un huaino o una cumbia, y la hago porque es parte del trabajo de la música.

Daniel F es escritor, compositor y líder de Leusemia

―En una entrevista en 1991 mencionaste que te saliste de Leusemia porque solo querías hacer rock y no tener tanto reflector encima. ¿Te sientes más cómodo con el formato intimista?

―No es eso, lo que pasa es que uno trata de hacer las cosas como uno mejor se sienta en el momento. Generalmente cuando uno hace las canciones no espera que tenga algún tipo de “éxito”, menos en un trabajo como el que yo hago, que no es comercial, pero de pronto comienzas a congregar un montón de gente, amigos y no amigos empiezan a llegar a tus conciertos y entonces no tienes mucha idea de lo que está pasando. Ahora, lo bacán de los conciertos en lugares como un teatro es que te van a ver familias enteras.

―Cuando cantas temas escritos hace 30 o 40 años se percibe una emoción auténtica. ¿Realmente “vives” cada canción sobre el escenario?

―Sí, pues. El problema con esa emotividad es cuando te vence en el escenario. Y no me imagino que me venza, pero sí hay ratos que me gana, y cuando toco “Al colegio no voy más” me acuerdo de mi sobrino, me acuerdo cuando estaba chiquito y eso es auténtico. Igual con las Kursiles Romanzas y todo ese tipo de trabajos.

―A propósito, ¿“Kursi Romanza #3” es tu canción más lograda poéticamente?

―No creo, en Kursiles Romanzas hay bastante sensibilidad, porque era un momento bastante oscuro de mi vida. Pero logros líricos, no sé si poéticos, los hay más en otros discos. Me gusta El zafiro de las Galas, me gustan los temas de Hospicios y obviamente La Ventana de los Cíclopes. A veces escucho o leo las letras y me pregunto en qué carajo habré estado pensando, porque viéndolo de afuera me sorprende, y hay una satisfacción obviamente al mirar hacia atrás y encontrarte con eso.

―¿Sigues a algunas bandas alternativas o subte?

―Sí, porque el 90 por ciento de las bandas que circulan son alternativas o underground, ninguna accede a los medios masivos, ninguna tiene canciones en la radio, entonces nos seguimos moviendo como bandas underground. Dentro de esto hay cantautores y grupos de fusión, hay un montón de gente con la que somos amigos y al menos en mis recitales como solista siempre trato de que esté alguien ahí, uno o dos invitados que usen esta ventana de difusión.

Daniel F es escritor, compositor y líder de Leusemia

―¿Qué es lo que define lo subte?

―Es el circuito que está al margen de los medios de comunicación habituales. Si alguien viene de otro país, va a ver que el único grupo de rock que hay es Río y el único cantante es Gianmarco. Ni en la radio ni en la televisión van a encontrar nada y obviamente van a pensar que aca no hay nada. Pero hay un circuito que sí funciona, subterráneo, que está bullendo todo el tiempo, aunque para conocerlo necesitas vivir acá y conocer gente que te contacte con todo ese circuito que está escondido y así nomás la gente no llega a conocerlo.

―Sin pretender competir con la cuota del folclore o la cumbia, que son masivos. ¿Sientes que el rock peruano está estancado?

―No creo, porque a pesar de que no se venden discos y las condiciones son diferentes a las de hace 20 años, las bandas siguen sacando discos y siguen en movimiento. De hecho hay un montón de gente muy creativa que le da duro al asunto pero que lastimosamente no tiene los resultados que uno quisiera.

―¿El rock perdió su voz de denuncia que en los ‘90 era más visible?

―El rock siempre se va transformando, no puede estar quieto, sino todos estaríamos cantando como Elvis. Ahora el rock como ideología o como cántico de rebeldía está en voces que de repente te van a sorprender, que son los grupos de fusión o pachanga dura que hacen letras con mucha denuncia, pero que sin embargo tocan un rock mezclado con cumbia, bachata o reggaeton. El rock se transforma y creo que sí mantiene esa voz, de repente no tan visible como en otra época, pero eso no le quita su valor dentro de la realidad nacional.

―Y esta realidad nacional, ¿te provoca furia o desesperanza?

―Lo que veo es que pasan cosas más positivas. Dentro de todo lo malo, hay cosas sorprendentes, como que tenemos presidentes presos, y eso quiere decir que hay un esfuerzo grande de la justicia para poder acabar con esta lacra.

―Finalmente, “El asesino de la ilusión” se convirtió en un “asesino en serie”…

Sí, puede ser, aunque quizás ahora tenga que escribir canciones sobre la gente que está haciendo algo diferente, que está peleando contra toda esa corriente negativa que arrastra el país.

 

JOSÉ ALFREDO MADUEÑO

Seguir leyendo

Entrevista

Hay una reconcentración de la tierra

Publicado

en

JORGE PRADO

Jorge Prado, representante de la Confederación Campesina del Perú, denuncia el abandono sistemático del agro por parte del Estado. Porque los agroexportadores reciben beneficios mientras que la gran mayoría de agricultores permanece en el olvido, condenados a abandonar sus tierras por la falta de apoyo estatal. Es decir, una reforma agraria neoliberal.

─¿Cuál es el estado del diálogo o negociaciones luego del paro del lunes 13?

─Estamos en compás de espera de la instalación de la mesa de diálogo. Se necesita la emisión de un decreto o medida específica por parte del gobierno, que tendría que darse lo más pronto posible. Hay canales de comunicación intentando coordinar esta formalización de la mesa de trabajo para encarar los problemas de manera efectiva.

─La agenda de reclamos es bastante amplia, o integral, ¿podría destacar los puntos más importantes?

─De manera general, pedimos que haya una política pública específica orientada al desarrollo de la pequeña agricultura o agricultura familiar, la que se desarrolla en las comunidades campesinas y nativas. Esta política general tendría que tomar en cuenta la seguridad jurídica de tierra y territorio, con la debida titulación y reconocimiento del status jurídico de nuestros pueblos.

Esto tiene que ver con el respeto a las costumbres y usos de recursos como el agua, que es un aspecto importante y el Estado no siempre lo respeta. En función de esto también está la necesidad de limpieza que exige el agua frente al extractivismo que ha generado graves problemas de contaminación con metales pesados.

─Y esto plantea un conflicto con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), pues si la política nacional principal es extractivista afecta al tema agrario…

─Definitivamente las exigencias que formulamos no dependen solo del Ministerio de Agricultura. Dependen de varios otros ministerios y todo el aparato público en su conjunto. Las normas que exigimos requieren una revisión y una solución de carácter multisectorial.

Campesinos cosechando papas en chacra agricultores

─El presidente Vizcarra declaró que, en efecto, el agro está olvidado. ¿Cómo toman estas declaraciones?

─Todos los voceros de las organizaciones reconocemos esta disposición del Presidente en reconocer el olvido en que está el agro. Un abandono que es dramático y que otros presidentes no han reconocido. El abandono de nuestras actividades económicas genera empobrecimiento y desnutrición creciente en nuestra población.

Este reconocimiento puede servir como punto de partida para encarar los graves problemas que existen; sin embargo, sabemos que el Estado está sometido a quienes detentan el poder real en materia económica en el país.

─¿Cuánto del problema agrario se puede atribuir a la corrupción? ¿Cuánto hay de olvido y cuánto de negación dolosa?

─El olvido del Estado es real, porque tenemos un Estado capturado por el poder económico, y ese es el modelo que hemos tenido durante toda la historia de la República. Sin embargo, este olvido a lo largo del tiempo se repite sistemáticamente a pesar de que en diferentes momentos hacemos presente que cada vez es más insoportable.

El Estado sí tiene políticas públicas para el bienestar de los agroexportadores. Nosotros no estamos en contra de ese apoyo, pero sí pedimos que también existan políticas públicas favorables al 80 por ciento de agricultores, como sucede en otros países. Incluso en países desarrollados la agricultura cuenta con estímulo por parte del Estado.

─¿Que plantean respecto a los TLC que permiten el ingreso de productos subsidiados?

─En la negociación de los TLC las autoridades han tomado decisiones de manera irresponsable sin tomar en cuenta las graves repercusiones sociales y económicas que estas medidas iban a generar.

No se puede mantener la actitud de abandono y desprecio hacia nuestro sector sabiendo que los países con los que se ha firmado los TLC cuentan con medidas de apoyo a su agricultura y su ganadería porque los consideran sectores estratégicos para no depender del mercado externo.

Acá han ido retirando los aranceles que de uno u otro modo permitían defender nuestras producciones de arroz, leche o maíz, ahora ingresan productos subsidiados en sus países de origen y representan una competencia desleal y desigual para nosotros.

─¿Qué opinión tiene de los subsidios de países capitalistas a su producción? ¿El Estado subsidia algo en el Perú?

─El Estado acá solo tiene subsidios para la agroexportación. Y son miles de millones de dólares que van a subsidiar este sector de la agricultura. Nos parece muy bien, pero esto también debe tomarse en cuenta para el 80 por ciento de agricultores, que son la población de nuestros pueblos originarios.

─Y los dueños de empresas agroexportadoras no son necesariamente agricultores por herencia cultural…

─Eso nos indica que tenemos un Estado que de manera unilateral apoya a personas que no teniendo como antecedentes las prácticas de la agricultura, sí incursionan en el sector y reciben este apoyo porque es un Estado hecho a su medida.

Arándanos

─Ustedes solicitaron se apruebe la ley sobre la soberanía alimentaria. ¿Podría ampliar este concepto?

─El concepto de la soberanía alimentaria es la necesidad de que la demanda de alimentos sea atendida a partir de nuestra propia experiencia agroalimentaria, que a través de milenios ha permitido el bienestar de nuestro pueblo, y que es valorado en el mundo porque se expresa en la gastronomía y en nuestra cultura alimentaria distintiva.

Esta soberanía alimentaria bien manejada permitiría mejorar el bienestar de nuestros pueblos. Una característica de nuestra agricultura es la diversidad, contraria a la del agroexportador, que busca el monocultivo, y el monocultivo es dañino para la tierra y para la salud de las personas.

─También se ha denunciado que el olvido del tema agrario genera la migración de los campesinos. ¿Cree que esto terminará con las comunidades rematando sus tierras a los empresarios en el futuro?

─Lo que se está generando es la reconcentración de la tierra en pocas manos, reconcentración que había sido resuelta de manera drástica con la reforma agraria. Las políticas de abandono tienen por objeto quitarle a esta actividad la rentabilidad y generar así un creciente proceso de migración del campo a la ciudad, porque el campo ya no es fuente de bienestar para las familias.

Entonces se están abandonando las tierras no porque no sean fértiles sino porque el Estado no presta ningún apoyo para nosotros. Esta política de abandono es fríamente aplicada, y en una etapa reciente desde el Estado se han impulsado políticas de discriminación mediante las cuales nos consideran pueblos de segunda categoría, buscando generar la reconcentración de tierras y el empobrecimiento de nuestros pueblos.

─Un dirigente agrario dijo que si no se produce en el campo, nadie come. ¿Comparte lo dicho respecto a radicalizar la protesta?

─En nuestros pueblos existe cada vez mayor consciencia de que esta situación es insostenible. Desde muchas regiones, como San Martín, llega la exigencia de entrar en un paro indefinido como estrategia para viabilizar la atención a nuestras demandas. Hay una sensación general de hartazgo debido al abandono y definitivamente esto debe cambiar. No hay espacio para más espera.

 

JOSÉ ALFREDO MADUEÑO

Seguir leyendo

Entrevista

Por la corrupción el proyecto republicano se encuentra enfermo

Publicado

en

JUAN LUIS ORREGO

El historiador Juan Luis Orrego sostiene que, de cara al bicentenario, la corrupción nos agarra mal parados y que sería muy simplista decir que determinados partidos son los principales promotores de esta.

Los destapes de casos de corrupción han involucrado a tiendas políticas de izquierda y derecha. Diario UNO entrevistó al historiador, catedrático de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Juan Luis Orrego, quien aseguró que tras el escándalo de Odebrecht la corrupción se reinventará para mantenerse.

—¿Qué lectura puede hacer sobre estos últimos dos años en que la corrupción es el tema del día a día y que ha marcado la agenda política del país?

—En función del bicentenario que se nos viene, la corrupción nos agarra mal parados, a 200 años de celebrar la independencia, porque la corrupción es el resultado de una serie de anomalías que implican la desigual distribución de la riqueza, el deseo de lucro desmedido, lo que significa una sociedad fracturada.

La corrupción es un medio para ascender socialmente y económicamente; nos demuestra que el proyecto republicano se encuentra enfermo. La corrupción es una enfermedad que asoma por toda la vida social del Perú.

—¿La corrupción nos impide avanzar como república?

—No solo eso; es transversal y nos impide avanzar como nación, como sociedad integrada y en realidad la corrupción es un disolvente social y psicológico en el Perú. La corrupción impide que haya acuerdos políticos, planes a largo plazo; frena las inversiones, las obras públicas o si en todo caso las obraspúblicas se realizan, inmediatamente son motivo de sospecha, de enfrentamiento y todo lo que conocemos. Casi nada se puede avanzar por culpa de la corrupción. Luchar contra la corrupción es una tarea de saneamiento, de sanación nacional.

—Hay quienes sostienen que la corrupción en el Perú no viene de arriba hacia abajo sino de abajo hacia arriba ya que los corruptos en las altas esferas públicas son simplemente el reflejo de lo que somos.

—Toda enfermedad es reflejo de lo que somos. En el caso de la corrupción, es muy probable que se haya dado en una primera ocasión de arriba hacia abajo pero ahora es multidireccional y también podemos leer que la corrupción que viene de abajo hacia arriba es una especie de revancha de sectores que antes se sentían desplazados o excluidos del sistema.

—¿Nos puede dar un ejemplo de esto?

—Es como el racismo; en un primer momento era una manifestación de arriba hacia abajo y ahora también es multidireccional. El racismo de abajo hacia arriba es un contra racismo que también puede ser leído como la revancha de los grupos antes postergados contra los de arriba.

—¿Y llevados al tema de la corrupción?

—Ahora cada uno quiere su cuota; así como los de arriba querían su cuota y miraban el país como si fuera su chacra o su patrimonio, ahora los otros sectores antes desplazados también quieren su parcela, su porción, su cuota del país, aunque sea cinco soles pero esa es su cuota.

Keiko Fujimori

—¿En la política y en la corrupción se puede hablar, como en las novelas y el cine, de personajes protagónicos y antagónicos? ¿El fujimorismo y el aprismo podrían encasillarse en alguno de estos?

—Sería muy exagerado o muy esquemático decir que la corrupción la generan el fujimorismo o el APRA. En América Latina, los que gobiernan son el dinero y el poder, al margen de la sucesión de partidos que nosotros vemos desfilar por el poder, ya sean de izquierda o derecha. Hemos visto que la corrupción está en todos lados; la corrupción no tiene un color político o una ideología. La corrupción atañe al país, a las personas y no a determinados partidos políticos.

—Pero el fujimorismo y el aprismo son el centro de las críticas.

—Lógicamente, los que parecieran estar más manchados son los que han tenidos mayor cuota de poder; eso es circunstancial, es coyuntural, pero sería muy simplista decir que hay determinados partidos que son los principales promotores de la corrupción.

Alan García Pérez

—¿Qué nos espera para el 2021? La mayoría de partidos tienen a sus principales caras visibles involucradas en la corrupción ¿nos espera un outsider?

—Es posible; en realidad nada está dicho. Es muy difícil pronosticar qué va a pasar en la coyuntura del 2021. El Perú es ahora un país más impredecible que nunca. Sería muy fácil decir que ya la clase política está liquidada y que el suicidio de Alan García es el final de toda una época política.

—Pero es cierto que para quienes han sido manchados por el escándalo de Odebrecht será mucho más difícil postular o reciclarse en el 2021.

—Sí; pero lo que pueda existir como recambio también puede resultar sospechoso. El cambio a veces puede ser peor de lo que habíamos tenido. El problema es que las mafias en el Perú, que son de todo tipo, han capturado la política.

Si hubo un esquema de corrupción que funcionó hasta el 2021, aparecerán otros sistemas de corrupción porque el crimen, como nosotros sabemos, se reinventa; si un esquema que era aplicable como operativo para una época fue puesto en evidencia, ya sea por la opinión pública o por el Poder Judicial, entonces ese esquema desaparece y vuelve a aparecer otro.

—¿Es impredecible saber si habrá cambios para positivo?

—Es muy difícil predecir si esto va a cambiar para mejor; puede cambiar para peor, puede cambiar para igual pero con otro esquema porque las mafias que ya están acostumbradas a sacar provecho del país en lo que se presente, no se van a quedar dormidas o muertas; buscarán otros jueces, otros policías, otros abogados, otros congresistas, otros ministros.

—¿Volvería la corrupción pero con otro rostro?

—Usted sabe que una organización mafiosa y criminal contempla una serie de decisiones y una división del trabajo; ellos, para operar, necesitan jueces, militares, policías, notarios, abogados, ministros. Se buscarán otros.

Se reciclarán, aparecerán otras agrupaciones, otras banderas políticas, partidos con otro nombre. El poder del dinero fácil estará allí presente si es que no hacemos una labor profunda de saneamiento nacional.

 

ERNESTO TOLEDO BRÜCKMANN

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

Karina Beteta Karina Beteta
Políticahace 19 horas

Rabietas de fujimoristas

Las duras críticas contra Karina Beteta, Milagros Takayama y Milagros Salazar, quienes inicialmente se negaron a firmar la resolución que...

Juan José Quispe - Miguel Jugo Juan José Quispe - Miguel Jugo
Políticahace 19 horas

Fuerza Popular aspira al control absoluto del país

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Vicente Zeballos, afirmó que el procedimiento establecido para plantear una cuestión de confianza...

Alan García Pérez Alan García Pérez
Políticahace 19 horas

Sobre el suicidio de Alan García y lo que queda del APRA

La Revista Ideele me ha solicitado amablemente una reflexión acerca de lo sucedido el 17 de abril último en que...

Óscar Valverde Ayala Óscar Valverde Ayala
Políticahace 19 horas

La ciencia está de luto

La comunidad científica del país está de duelo por el sensible fallecimiento del destacado matemático Óscar Valverde Ayala, quien desde...

Ayuda humanitaria a Venezuela Ayuda humanitaria a Venezuela
Políticahace 19 horas

EEUU decide atacar el programa de alimentos CLAP de Venezuela

Si bien a EE.UU. le gusta caracterizar sus esfuerzos de cambio de régimen en Venezuela como humanitarios en su naturaleza,...

Edwin Oviedo Edwin Oviedo
Políticahace 19 horas

Mejor es reírse

Soy tan inocente como que Perú es campeón mundial de fútbol

Melissa Peschiera Melissa Peschiera
Políticahace 19 horas

La voz clara

“Fue un feminicidio y hubo acoso sexual reiterado, aunque la víctima no hiciera la denuncia. Las mujeres no denuncian porque...

Jorge Meléndez Jorge Meléndez
Políticahace 19 horas

La palabra

“Hay quienes se vanaglorian de tener partidos políticos pero no hacen vida partidaria, se forman cúpulas o clubes de amigos...

Yonhy Lescano Yonhy Lescano
Políticahace 19 horas

En el twitter

Pura pantalla “Los líos internos en el Congreso entre fujimoristas y seudo exfujimoristas es pura pantalla. Todos ellos estarán de...

Pataditashace 19 horas

Pataditas – 24 mayo 2019

PJ condena a congresista de Fuerza Popular La Fiscalía Provincial Especializada en delitos de Corrupción de Funcionarios de Ayacucho, informó...

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.