Contáctanos

Especial

“El proceso electoral, como fuerza política, implica un plazo de 15 a 30 años”

Publicado

en

Marco Fernández

Un partido necesita alrededor de cinco mil cuadros para gobernar el Perú, señala el antropólogo y sociólogo Rodrigo Montoya, pero ningún partido los tiene, por eso es que todos los gobiernos son improvisados. Mientras tanto, la izquierda, que debería hacer un trabajo de bases y alianzas de 15 a 30 años, va en cuatro bloques, cada cual hacia el suicidio, en pos de una curul, de acuerdo a sus propias palabras. De ahí parten sus reflexiones sobre la política actual y futura del país.

Mariátegui es un caso sencillamente irrepetible en el Perú.

Mariátegui es un caso sencillamente irrepetible en el Perú.

—Usted dice que para que un partido gobierne bien necesita alrededor de cinco mil cuadros, por lo menos.
—Incluso apostaría por más. Necesitamos ministros, viceministros, directores en cada uno de los ministerios, directores de las subdirecciones de todos los ministerios, alcaldes, gobernadores, dirigentes sindicales, gente en todos los poderes del país, y gente que lleve el mensaje a las bases del bloque político que gane una elección. Si no tiene eso, ¿cómo va a gobernar?

—No hay partido ni organización que los tenga.
—No los tienen y por eso los partidos gobiernan de la forma más dramática y lamentable. Fujimori, antes de su alianza con las Fuerzas Armadas y Montesinos, tuvo que recurrir a gente de la izquierda, y la izquierda generosa, aquí estamos, ¿a cambio de qué?

—Y ahora esta alianza de PPK con los empresarios.
—La gran empresa está ahí con sus cuadros. El Ministerio de Economía debería de tener unos treinta cuadros mínimos dentro del ministerio para controlarlo. Si tienen dos, ¿cómo controlan al resto? Y el resto, son los pichones de Harvard, Chicago, Miami, los pichones del Banco Mundial que están haciendo su preparación… porque el Banco Mundial prepara a la gente que va a gobernar nuestros países. ¿En esa gente la izquierda tiene a alguien? El representante del Frente Amplio en términos de elecciones no conoce ni el mundo andino ni el mundo amazónico.

—Pero debe haber en todo el país cinco mil personas que puedan…
—Tengo mis profundas dudas, porque no estoy hablando de gente profesional, que debe haber cincuenta mil. Estoy hablando de gente que esté dispuesta a comprarse el pleito de cambiar el país, a gobernar con honradez y no para llenarse los bolsillos. Con el colegio y la universidad actual de emprendedores… los emprendedores del país son una mancha gigante, yo diría, donde el 80% son estos bandidos que quieren ser ricos, rápido, en el menor tiempo posible y con la menor ética. Son emprendedores los que encierran a trabajadores con llave para explotarlos y que no les roben. ¿De esos emprendedores podemos esperar que salgan cuadros para cambiar el país? No, señor.

—¿Qué ha pasado con los partidos, compañero?
—Perdieron el norte por dedicarse a pensar en las curules.

—Se acerca 2018.
—Y en este momento hay luchas para ver quién se reelige, con quién vamos. Este último frente que se forma con un vientre de alquiler, Juntos por el Perú… Este señor estuvo vinculado, no sé en qué grado, con el MRTA. Con el prestigio que tenía de haber estado en la cárcel, fue diputado, presidente regional de Chiclayo y después cayó en la tentación de ser primer ministro, y como tal cumplió las órdenes de Alan García y los militares para reprimir en Bagua. Cómo es posible que la gente de la izquierda vaya a encontrar un vientre de alquiler con una figura como esa. Me parece indigno. Con vientres de alquiler no se ha hecho ninguna revolución en ninguna parte del mundo ni se hará. Eso es una forma de dividir al resto. Y si juntos encontraron veinte curules, si van en cuatro frentes divididos, le juego mi cabeza que no tendrán cinco curules en total. Hay cuatro bloques de izquierda. Cada uno va por su lado hacia el suicidio en pos de una curul.

—Pero hay la idea de que siempre debe buscarse en las elecciones una participación, porque el poder siempre tiene sus ventajas, no para la persona nada más, sino para el grupo que representa, y eso es algo verdadero.
—Pero por supuesto. Estamos de acuerdo. Para eso no tenemos que estar divididos. Primero: cualquier fuerza unida que aparezca de la izquierda en este momento no va a ganar las elecciones de 2021. ¿De qué se trata, entonces? De ir creando un movimiento que va creciendo. Si eso es lo que ha hecho la izquierda de América Latina. Han perdido varias y en la tercera o cuarta oportunidad han ganado y han sido capaces de hacer cosas distintas. Es el caso de Allende en Chile.

—¿Cuántos años dura ese proceso?
—Entre quince o treinta años. Eso es lo que la gente no quiere entender, que el proceso electoral, como fuerza política, implica un plazo de quince a treinta años.

—Aquí se piensa a 5 años.
—Sí, claro. Pero ese círculo vicioso termina en una tragedia. Esos millones de votos que consiguió Verónika Mendoza no se van a repetir.

—En resumen: La izquierda debe hacer un movimiento de alianzas, pero pensando a 30 años.
—Pensando en un plazo de 15 a 30 años, por un lado, cuando se tiene la perspectiva electoral, que es correcta, y al mismo tiempo asumiendo la presencia en las bases reales de los movimientos políticos del país. Es decir, la alianza más importante que puede producirse ahora es que Verónika Mendoza se ligue a los movimientos amazónicos, pero no en condiciones de “yo los voy a representar a ustedes” y “yo les voy a traer unas leyes en favor de ustedes”. No, señor. La alianza quiere decir que la representación indígena tiene capacidad de decisión dentro del grupo político al que es convocado. Esa alianza nunca se hizo. Hay que hacerla. Hacer una alianza con los migrantes andinos, que tiene que ver con las comunidades andinas.

—Cree que haya alguna persona que quiera apostar su curul por un proyecto de 15 a 30 años.
—No hay nadie que apueste para eso porque no tiene futuro en los próximos cinco años. Es como la tinka. Conseguir una curul es ganarse la tinka.

—Usted no milita en ningún partido…
—No. Yo he sido militante de Vanguardia Revolucionaria durante 13 años de mi vida. Con convicción, con fuerza, pero después me di cuenta que ahí no había futuro, y que la entrada a Izquierda Unida iba a ser un desastre. Y yo no entré. Y mientras la gente se dedicaba a ir al Congreso, yo me dediqué a acompañar al movimiento indígena, que es lo nuevo. Y esa es la línea de Mariátegui. Él dejó clara una huella: las reivindicaciones indígenas son revolucionarias.

—Después de Verónika, ¿ve usted en el camino a alguna otra persona?
—Verónika para mí es una incógnita, porque dependerá de lo que haga por construir las bases de un movimiento político a largo plazo, de tener 15 a 30 años en el horizonte.

—Pero ella no lidera ese movimiento.
—Por eso digo, es una incógnita. Si logra eso, me parece muy bien, pero siendo consciente de que es un movimiento que viene de abajo. Y sería perfectamente posible que ella deje de ser la candidata para ser la que impulse un movimiento, y que vaya otra persona. Quien ocupe una dirección política para dar rumbo al país es una persona que tiene que trabajar el país, leer mucho y ser una persona que aprenda a escribir, reflexionar y decir cosas sobre el país. La izquierda nos da todos los ejemplos. Cuánto escribió Lenin. Era un cerebro. Lenin escribió un libro poderoso: “El desarrollo del capitalismo de Rusia”, para conocer las entrañas de Rusia, cuál era el enemigo, con la estadística disponible de su tiempo. Y era un hombre que escribía documentos políticos y textos de análisis de la realidad. Trotsky hacía lo mismo. El partido bolchevique fue victorioso, aunque terminaron matándose unos a otros, porque tenían los cuadros para eso, porque había gente preparada para tener y ejercer dirección.

—¿Y en el caso peruano?
—Nuestro amigo Alfonso Barrantes no escribía, era un gran conversador, era un amigo amoroso entrañable, venía con su botellita de pisco y se pasaba horas conversando, pero a él no le conocemos un artículo sobre nada, porque al líder de izquierda le falta eso. El otro caso dramático es el de Abimael Guzmán; estuvo diez años en Ayacucho y no aprendió cuatro palabras de quechua. No escribió un artículo para decir qué pasaba en Ayacucho. No sabía nada. Entraron desde arriba a ejercer poder y decir qué se iba a hacer. ¿Dónde está el profesor de Sendero que haya escrito un artículo inteligente sobre el país? No existe. ¿Dónde están los cuadros de Patria Roja para decirnos qué país tenemos, en qué país estamos, a dónde tenemos que ir? El único partido que lo tuvo fue Vanguardia Revolucionaria, en su primera etapa.

—Habrá en el camino un intelectual como Mariátegui que aglutine a las masas, que se ponga a pensar en el Perú y que tenga esa repercusión…
—Ya no es posible. La figura de Mariátegui hay que considerarla como irrepetible, en el sentido preciso, porque las personas son fruto de su tiempo. Fue una persona la que fundó la CGTP, la que fundó el Partido Socialista, la que creó la revista Amauta y la que creó la revista Labor y que iba a crear una revista para el mundo indígena, que quedó pendiente porque falleció. Y si hay una figura equivalente a Mariátegui, tendría que ser una persona que tenga una visión del país en su conjunto y que sea capaz de organizar un movimiento político en función de eso. Habría que citar casos concretos en nuestro país, sobre todo del siglo XX, de personas que han hecho investigación, han estado en la prensa y han reflexionado a fondo sobre el Perú. Jorge Basadre, Luis Valcárcel. Julio C. Tello, Raúl Porras Barrenechea, José María Arguedas…

Simons se afianza solo como un vientre de alquiler .

Simons se afianza solo como un vientre de alquiler .

CREAN LAS CONDICIONES PARA QUE NOS VAYAMOS
Los partidos expulsan a los intelectuales

—¿Los intelectuales se han alejado de los partidos o los partidos se han alejado de los intelectuales?
—El movimiento ha sido doble, porque los partidos expulsan a los intelectuales en el sentido metafórico de la palabra: crean las condiciones para que nos vayamos. Y otros intelectuales no esperan esas condiciones: ven y se van. Ese es el doble juego. Y los partidos han ido perdiendo estos cuadros intelectuales. Y los intelectuales nos hemos reducido a pocos. En tiempos de Vanguardia y sus primeras subdivisiones, habría más o menos unos 200 profesionales trabajando en el partido, en el movimiento obrero, cultural, campesino, sindicatos, minas, personas con trabajo directo. Hoy no quedan diez. Y el resto se ha ido diluyendo, desapareciendo. Si no puedo, no tengo aliciente, mis propuestas no son tomadas en cuenta, ¿para qué pierdo mi tiempo? Una lógica sencilla, simple. Y la otra, desde el partido: los intelectuales son críticos, nos serruchan el piso, y van demostrando cosas que nosotros ya ni sabemos, así que mejor que no vengan por aquí. Son dos lógicas que se juntan. La verdad, la realidad es así.

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

Católica, pero nada santa

Publicado

en

Alumnos estudiantes de la PUCP Pontificia Universidad Católica del Perú marcha protestan

Que la Pontificia Universidad Católica olvidando sus valores humanistas y de formación hizo caja chica o más bien grande cobrando moras excesivas a los alumnos es algo que ya es de dominio público, que el vicerrector dando muestra de mayor dignidad renunció horas antes que el rector, también; y que el servicio de asistencia social de la universidad trata mal a los estudiantes con problemas económicos es algo que, con estupor, hemos comprobado.

Este martes Utero.pe publicó un artículo en el que daba cuenta de todo esto y publicaba algunos testimonios sacados, según señalaron, de un hilo de twitter. Se trataba de las respuestas recibidas por los estudiantes que habían intentado recategorizar su escala de pago debido a contrariedades familiares: padres fallecidos o desempleados, abuelos o hermanos enfermos a cargo de los padres, en suma, carga y problemas familiares que hacía imposible el pago de sus pensiones; y en todos los casos las respuestas fueron absolutamente humillantes e inhumanas.

TeleoLeo.com habló con el administrador de una página de Facebook llamada: “Me lo dijo una asistenta de la PUCP”, y él me proporcionó un testimonio desgarrador, el de una joven que dejó su ciudad natal para ir a Lima a estudiar a una de las mejores universidades del país, pero, a la que todo parece indicar, que lo único que le importa es ganar dinero. Así se desprende de las respuestas de que dan sus servicios sociales a los alumnos y sus padres que tienen dificultades para pagar las pensiones.

El testimonio es el de una joven que a punto de acabar su carrera sufre por lo que eso ha significado para su familia: la violación de su hermana de 13 años de edad.

LOS HECHOS

Ella ingresó a la universidad pagando por crédito lo que corresponde a la categoría 2 —los pagos en la PUCP se establecen de acuerdo a los ingresos familiares y van de la categoría 1 a la 5; siendo la 1 la más baja y la 5 la más alta—. El final del primer ciclo la subieron a categoría 3, pero su madre —separada— policía que ya se dedicaba a hacer trabajos como agente de seguridad en sus horas libres, no podía asumir esta alza.

La joven le explicó la situación a una de las asistentas sociales de la universidad y la respuesta fue que sacasen a su hermana pequeña del colegio particular en el que estaba y que dejase de tomar clases de inglés y de deporte para que su madre pudiese pagarle la carrera; además, le decían que su padre tenía un buen trabajo y que podía pagar, sin embargo, no tomaban en cuenta al padre pues solo pasaba una pensión de 500 soles por sus dos hijas y, obviamente, con eso no tenían suficiente.

Poco tiempo después el padre perdió el trabajo y dejó de darles dinero, así que la madre tuvo que trabajar más, incluso puso a su hija pequeña a vender sánguches en los conciertos en los que ella estaba como personal de seguridad. La necesidad de conseguir más dinero también hizo que la madre tuviese que estar fuera del hogar durante jornadas enteras y eso fue aprovechado por unos delincuentes.

Un día que la madre salió a trabajar un amigo de la niña de 13 años y otro chico llamaron a la puerta pidiendo prestado el baño, la niña los dejó pasar y una vez dentro, la violaron. “Sé que posiblemente no es culpa de la asistenta, pero siento que a partir de que me subieron la pensión y encima mi padre perdió el trabajo, todo concluyó como quería la asistenta, sacrificando la educación de mi hermana y su bienestar para que yo pueda estudiar”.

MALTRATO DE AÑOS

Pero este maltrato de los estudiantes viene de antiguo, según otro testimonio recogido y verificado por “Me lo dijo una asistenta de la PUCP”, esta práctica que tiene por lo menos 20 años de antigüedad, pues una mujer se ha dirigido a esta página para relatar que a una amiga suya hace dos décadas solicitó la recategorización porque su padre había fallecido, los servicios sociales de la universidad de esa época le dijeron que ahora tenían una boca menos y podrían pagar.

Y según le dijeron en esa época a su amiga no podían rebajarle la pensión porque había que mantener los jardines de la universidad. Esta mujer también afirma que todos los testimonios que se han dado a conocer le recuerdan a los que ella conoció en su época de estudiante, allá por los años 90.

Un padre también explica lo que vivió el año pasado a raíz del ingreso de su hijo a la PUCP. Él había perdido su empleo unos meses antes y habló en los servicios sociales para exponer su caso y poder pagar menos, su hijo además había ingresado con muy buen puesto, pero la respuesta fue negativa. “Ahora mi hijo se va becado a una universidad francesa”, donde por cierto, las pensiones universitarias junto con Bélgica son unas de las más baratas de Europa.

Otro caso es el de una estudiante a la que en 2009 una asistenta social le dijo: que su madre en lugar de dedicarse a cuidar a su abuela y a otros dos ancianos de la familia debía enviarlos a un asilo, superar su trombosis —que deteriora su calidad de vida— y salir a buscar trabajo, además, que su padre debía trabajar más y así le podrían pagar la universidad. “Eso me dolió porque en ese momento mi padre tenía 3 trabajos”— dice la joven.

NEGOCIO

Una universidad no es un centro de negocios aunque se trate de un centro privado, menos debería serlo una universidad que hasta hace poco mantenía fuertes vínculos con la Iglesia católica.

Una universidad es fuente de conocimiento y si establece categorías es para que los jóvenes de cualquier condición social que superan las pruebas de acceso puedan estudiar, sin que eso signifique sacrificios familiares como esperar que uno de los padres muera o tener que vender la casa, tal y como se lo han expresado las asistentas sociales a los estudiantes que han solicitado ayuda.

Sin embargo, la vara de medir no es igual para todo mundo, según un tuit de otra página que denuncia el maltrato de los servicios sociales de la PUCP, llamada “Asistenta de la PUCP”, un estudiante consiguió pagar menos de lo que le correspondía solo porque “su madre era súper amiga de una de las asistentas sociales”.

Durante el reciente conflicto en el que Juan Luis Cipriani, el arzobispo para el que los derechos humanos “son una cojudez”, intentaba tener mayor presencia en la junta universitaria, Marcial Rubio, a estas horas exrector de la universidad, declaró para la BBC: “La universidad respalda a la Iglesia, pero respeta la diversidad. Tenemos una teología más social, y esto en los sectores más conservadores no gusta”. Sin embargo, eso de “más social” no se circunscribe al trato a los estudiantes ni la atención a su problemática.

De los pobres será el reino de los cielos, pero de la PUCP, no.

 

LEONOR PÉREZ-DURAND
Teteo.leo.com*

Seguir leyendo

Especial

Bolivia: Las razones de Evo Morales

Publicado

en

Bolivia: Las razones de Evo Morales

La decisión del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia de habilitar 8 binomios para las elecciones generales da inicio al proceso electoral de cara a la elección presidencial de octubre 2019.

Los binomios, 7 de oposición y el oficialista conformado por Evo Morales como candidato a presidente, y Álvaro García Linera como candidato a vicepresidente, tendrán que pasar por un proceso de primarias el 27 de enero, que será de puro trámite, pues solo se ha presentado una fórmula por cada partido o coalición. Algo (presentar un solo binomio, que en este caso es una fórmula ganadora) que parece lógico en el caso del gobernante MAS-IPSP, pero que, en el caso del resto de coaliciones, viene a repetir las lógicas del viejo sistema de partido políticos.

La decisión de habilitar el binomio Evo-Álvaro ha sido duramente contestada por una oposición que intenta instalar la idea de que Bolivia vive una dictadura, siguiendo el relato de que Bolivia dijo No en un referéndum, y por lo tanto la decisión de Evo Morales de repostularse es inconstitucional.

REFERÉNDUM GANADO CON MENTIRAS

En primer lugar, la oposición, política y mediática, parece olvidar que, en 2006, 2007 y 2008, mientras golpeaban y humillaban a campesinos e indígenas en las plazas de Sucre y Santa Cruz, o atacaban con cartuchos de dinamita el exterior de la Asamblea Constituyente, en su interior la correlación de fuerzas opositora imponía el hecho de una sola reelección presidencial (algo que no estaba en el borrador inicial de Constitución).

Esa misma oposición, política y mediática, olvida también que el 21 de febrero de 2016 solo pudo ganar un referéndum (51-49%) mediante la mayor campaña de mentiras y manipulación de la historia política boliviana, en lo que fue el inicio de las fakenews en Bolivia, fabricando la noticia de un hijo inexistente de Evo Morales, para instalar en el imaginario de la población la idea de un presidente relacionado con la corrupción.

En cualquier caso, es cierto que el artículo 168 de la Constitución Política del Estado indica que el presidente y vicepresidente solo pueden ser reelectos una vez de manera continua (dado que el Estado se refunda con la aprobación de la CPE en 2009, la reelección se produjo en las elecciones de 2014).

LAS VÍAS DE LA REELECCIÓN

Así como también es cierto que cuando el MAS impulsó un referéndum, mecanismo constitucional, para modificar dicho artículo, el mismo referéndum fue ganado por 136.000 votos de diferencia a favor de quienes impulsaban la opción de No a la reforma constitucional que permitía la repostulación de Evo Morales.

A partir de ahí, fruto del conflicto político inherente a la sociedad boliviana, pero también de la correlación de fuerzas y de la mayor potencia de fuego opositora, física en el periodo del empate catastrófico, y mediática en 2016, el MAS examinó las diferentes vías que tenía por delante para, de forma democrática, volver a presentar a Evo Morales como su candidato.

Se pusieron encima de la mesa 4 vías, todas ellas constitucionales: volver a realizar un referéndum, esta vez por iniciativa ciudadana; reformar la Constitución mediante la mayoría de 2/3 del MAS en la Asamblea Legislativa Plurinacional; o habilitación por renuncia, que implicaba apoyarse en el artículo 170 de la CPE y renunciar antes de cumplir su mandato.

EXPLICACIÓN JURÍDICA

Finalmente, el MAS se decidió por una cuarta opción, un recurso al Tribunal Constitucional Plurinacional basado en el artículo 256 de la CPE que indica que los tratados internacionales firmados o ratificados por Bolivia, y que declaren derechos más favorables a la propia Constitución, prevalecen por encima de esta.

Y ahí entra en juego la Convención Americana de Derechos Humanos, comúnmente conocida como Pacto de San José, y suscrita por Bolivia, que establece en su artículo 23 que todos los ciudadanos y ciudadanas pueden votar y ser electos, y que el único límite al ejercicio de dicho derecho es por razones de edad, nacionalidad, residencia, idioma, instrucción, capacidad civil o mental, o condena, por juez competente, en proceso penal.

Y como todas las constituciones están hechas para ser interpretadas por una única institución calificada para ello, el Tribunal Constitucional de cada país, el de Bolivia interpretó que, ante el conflicto entre artículos y normas, y en una estricta lectura de la Constitución, se debía pronunciar tomando la decisión menos restrictiva para los derechos civiles y políticos de Evo Morales, habilitándolo para repostularse.

El conflicto de estos días va a ser la tónica durante todo el 2019 una vez que se produzcan las elecciones primarias de enero. Una oposición, política y mediática, fragmentada y con políticos del neoliberalismo como principales candidatos, que ante la falta de proyecto de país buscará desestabilizar al gobierno para impedirle concentrarse en políticas públicas favorables a las mayorías sociales y en una buena gestión económica.

ALGO MÁS

Enfrente, un masismo que si bien tras 12 años de gobierno ve cómo su hegemonía política se debilita, todavía sigue teniendo el único proyecto político posneoliberal, un partido-movimiento que es el más grande de la historia de Bolivia, y un liderazgo como el de Evo Morales, que sintetiza y cristaliza los sueños, aspiraciones e imaginarios de las clases populares.

 

KATU ARKONADA
ALAINET

Seguir leyendo

Especial

Pacto Mundial de Migraciones: xenofobia y desigualdades

Publicado

en

Migrantes

El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular impulsado por Naciones Unidas fue aprobado por aclamación por más de 150 países en Marruecos, pero también registró el rechazo de once naciones, que adujeron que el acuerdo afecta su soberanía, pero son los más xenófobos y los que más aplican medidas antiinmigración.

Quince jefes de estado, ocho primeros ministros, numerosos cancilleres y otros representantes participaron del encuentro en Marrakech, presidido por el secretario general de la ONU, António Guterres, junto a la presidenta de la Asamblea General del organismo, la ecuatoriana María Fernanda Espinosa.

Guterres se refirió a los países que se negaron a firmar el pacto, expresaron reservas sobre el texto o pidieron más tiempo, al aclarar que “no es un tratado” y “no es jurídicamente vinculante” y lamentó las “falsedades” sobre el documento y el fenómeno migratorio.

Explicó que el texto garantiza “el derecho soberano de los estados a determinar su política de migración y su prerrogativa para gobernar la migración dentro de su jurisdicción, en conformidad con el derecho internacional”.

Donald Trump

EE.UU Y CHILE EN CONTRA

Los que rechazaron el acuerdo fueron Estados Unidos, Brasil, Chile y Polonia, argumentando que atenta contra sus soberanías, mientras que Bulgaria, Estonia, Eslovenia y Suiza pidieron más tiempo antes de tomar una decisión.

También desde los sectores progresistas se hacen duros reparos al texto aprobado y se señala que detrás de conceptos que parecen positivos como el de los acuerdos globales o facilitar determinadas llegadas, confirma un modelo global de migración que imponen las políticas de unos países donde quien marca la agenda es la extrema derecha, perpetuando un modelo de imposiciones políticas a terceros países, que llega incluso a limitar los legítimos intereses de estos para que se cumplan los intereses xenófobos de los países más ricos

En América Latina, Chile y República Dominicana también se apartaron del pacto. El gobierno de Chile, argumentó que cada país es soberano para fijar sus propias reglas sobre el asunto. El canciller Roberto Ampuero agregó que la migración no es un derecho humano, en una declaración que provocó una ola de críticas.

El rechazo del gobierno de Sebastián Piñera es una expresión más del espíritu que ha modelado el estado chileno. Autoritarismo, control y, sobre todo, un enfermizo nacionalismo. Las élites privilegiadas, todas al amparo de las grandes corporaciones, entienden al país tal como lo hicieron las oligarquías durante toda la república, señala el director del portal chileno Politika.cl, Paul Walder.

BACHELET Y TRUMP

La expresidenta chilena y Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, lamentó la decisión del gobierno y afirmó que suscribirse al pacto puede ser muy positivo. Recordó que ella misma es bisnieta de una familia francesa que fue acogida por Chile.

“La antigua migración fue europea, luego de los países cercanos, Bolivia y Perú, y en los últimos años haitianos, venezolanos, dominicanos y refugiados colombianos”, explicó la expresidenta que consideró que la migración no es un problema, sino un hecho histórico.

“El pacto es incompatible con la soberanía de nuestro país y con la política migratoria que está llevando adelante el presidente Donald Trump”, afirmó Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos en la ONU. Washington, que negó a sumarse a la iniciativa en diciembre de 2017, fue el principal ausente en los dos días de debate.

“Las decisiones sobre la seguridad de las fronteras, sobre a quién se le permite residir legalmente u obtener la ciudadanía, son algunas de las decisiones soberanas más importantes que puede tomar un país”, afirma el comunicado estadounidense.

Jair Bolsonaro

BOLSONARO SE VA

El futuro canciller brasileño, Ernesto Araújo, compartió su postura con Washington y afirmó que Brasil se retirará del pacto luego de la asunción del presidente electo, Jair Bolsonaro, el 1 de enero, “porque es un instrumento inadecuado para lidiar con el problema”, planteó Araújo. “La inmigración no debe ser tratada como una cuestión global, sino de acuerdo con la realidad y la soberanía de cada país”, agregó.

La salida de Brasil del pacto es una nueva señal de acercamiento a la diplomacia de Trump. Tanto Bolsonaro como Araújo ya habían expresado su admiración por el mandatario estadounidense y su deseo de alinearse con él en materia de política exterior. Una de sus últimas muestras de simpatía con EE.UU. fue su intención de desvincularse del acuerdo de París contra el cambio climático.

De inmediato Bolsonaro recibió felicitaciones del viceprimer ministro italiano, Matteo Salvini, otro desertor del acuerdo. “Comparto el espíritu y las motivaciones”, celebró el funcionario italiano que en los últimos meses endureció sus medidas contra la inmigración.

El Pacto Mundial es un documento acordado en julio pasado por los estados miembros de la ONU en pos de favorecer la cooperación entre los países firmantes. Sin embargo, deberá ser sometido todavía a una última votación de ratificación el 19 de diciembre en la asamblea general de la ONU.

La presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, reiteró que el documento es un instrumento flexible que se adapta a las necesidades nacionales de los estados y señaló que estos por más poderosos que sean, no pueden afrontar el reto migratorio solos.

EL FONDO DEL PROBLEMA

La migración se ha convertido a escala global en una de las principales prioridades políticas y las zonas más ricas del mundo están implementando recetas xenófobas muy similares. Un ejemplo de ello es la externalización de fronteras y las políticas de la Unión Europea que encierran a personas en Turquía, o financian a las milicias autodenominadas como Guardia Costera libia, señaló el catedrático español Jon Rodríguez.

Recordó que estas políticas son similares a las australianas de encerrar a demandantes de asilo en la remota isla de Nauru, o las políticas estadounidenses en las fronteras centroamericanas. En este marco, las relaciones globales de desigualdad también se definen dividiendo entre países emisores y receptores de personas migrantes, lo que se convierte en un elemento que perpetúa modelos coloniales y poscoloniales de relaciones internacionales.

El texto no tiene un carácter verdaderamente vinculante, sino que tiene como objetivo la promoción de modelos de acuerdos entre diferentes países u organizaciones regionales. El enfoque es completamente securitario, ya que promueve un modelo de gestión de frontera que criminaliza a todo el que trata de atravesarla, promocionando así un modelo de migración selectiva, añade el académico español.

“Es decir, los estados pueden elegir a quién traer para satisfacer los intereses del mercado, en un ejercicio de cosificación de las personas para su explotación, que contrasta enormemente con el modelo global de libre circulación de capitales. Llama la atención que se presente este tipo de migración selectiva como una forma legal y segura de acceso, cuando la condicionan al cierre de fronteras, un modelo que en la UE ha provocado más de 2.100 muertos en el Mediterráneo en 2018”, añade.

CRIMINALIZACIÓN

Otros analistas indican que de los elementos que avanza el pacto es en la criminalización de los migrantes y quienes son solidarios con ellos, es la recogida de toda clase de datos personales, que el pacto recomienda y llama a compartir entre las fuerzas policiales de los diferentes estados, lo que atenta contra el derecho a la privacidad, y permitirá la creación de ficheros policiales sin control alguno para aumentar la represión contra las personas migrantes.

Asimismo, el pacto anima a reforzar dos de los elementos de la política migratoria europea que son, violaciones de derechos humanos: la detención y las deportaciones y condiciona la política migratoria de entradas reguladas a la encarcelación y expulsión de personas en base a su situación administrativa, sin hacer excepción de menores de edad.

ALGO MÁS

Lo que confirma este pacto, señala Jon Rodríguez, es la utilización de la política migratoria como un elemento más en las relaciones de desigualdad entre países emisores y receptores, entre los países más ricos y los países más empobrecidos, precisamente, por la explotación de sus trabajadoras y recursos naturales por parte de las grandes empresas, mayoritariamente occidentales.

 

EDUARDO CAMÍN
ALAINET

Periodista uruguayo, miembro de la Asociación de Corresponsales de prensa de la ONU en Ginebra. Asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Seguir leyendo

Lo más reciente

Keiko Fujimori detenida esposada Keiko Fujimori detenida esposada
Políticahace 20 horas

La Sra. K. debe seguir presa

Rafael Vela, fiscal coordinador del Equipo Especial del Caso Lava Jato, afirmó que la resolución de prisión preventiva por 36...

Rafael Vela Rafael Vela
Políticahace 20 horas

Presionados por investigar a Keiko Fujimori

El fiscal Rafael Vela denunció que su grupo de fiscales viene siendo “permanente hostilizado” debido a la investigación a la...

Alan García Pérez Alan García Pérez
Políticahace 20 horas

Acusado de corrupción sería favorito de Chávarry para reemplazar a fiscal Pérez

Las versiones que sostienen que el cuestionado fiscal de la Nación, Pedro Chávarry está decidido a separar al fiscal José...

Yehude Simon Yehude Simon
Políticahace 21 horas

García “está completamente desprestigiado”

El expresidente Alan García era una persona que aparentemente se sentía mesiánica y, hoy día, está completamente desprestigiado, dijo el...

Janet Bernal Loayza Janet Bernal Loayza
Políticahace 21 horas

Fiscal cita a AG a declarar sobre cuento del chuponeo

La Primera Fiscalía Provincial Penal de Miraflores programó para este lunes a las 10.00 horas la segunda citación para la...

Carlos Monge Carlos Monge
Entrevistahace 21 horas

“Para el empresariado, ser más competitivo es tener cholo barato”

La crisis del sistema político y judicial, dio paso a la consulta popular del 9 de diciembre, sin embargo el...

Martín Vizcarra Cornejo y las alcaldesas electas Martín Vizcarra Cornejo y las alcaldesas electas
Políticahace 21 horas

Alcaldesas contra la corrupción

El presidente Martín Vizcarra advirtió ayer a las apenas 88 mujeres elegidas alcaldesas en todo el país –sobre un total...

Luis Villacorta Ostazola Luis Villacorta Ostazola
Políticahace 21 horas

Exviceministro y otros 9 denunciados

El procurador anticorrupción, Amado Enco, denunció al exviceministro de Industrias Culturales, Luis Villacorta Ostazola, y otras nueve personas implicadas en...

Keiko Fujimori Keiko Fujimori
Políticahace 21 horas

Mejor es reírse

Yo no me corro como Toledo y AG  

Indira Huilca Indira Huilca
Políticahace 21 horas

La voz clara

”No vamos a recortar derechos laborales”, dijo el presidente Martín Vizcarra, pero el ministro de Economía sale a corregirlo diciendo...

Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.