Contáctanos

Entrevista

El mito del robot se emplea desde hace siglos para disciplinar la fuerza de trabajo

Publicado

en

El mito del robot se emplea desde hace siglos para disciplinar la fuerza de trabajo

La revolución de la inteligencia artificial (IA) no puede prescindir de los datos producidos y seleccionados por el hombre, usuario o pequeña mano invisible de micro-trabajo. Para el sociólogo Antonio Casilli, es urgente proteger estas actividades laborales contra la depredación de las plataformas.

Casilli es uno de los observadores más sagaces de las mutaciones provocadas por las tecnologías de la información. Desde hace algunos años, se interesa en concreto por el “digital labour” y realiza con su ensayo En attendant les robots. Enquête sur le travail du clic (Seuil) un brillante análisis de los movimientos profundos que están a punto de transformar radicalmente el mundo del trabajo. La entrevista la realizó Erwan Cario.

Antonio Casilli

Para Antonio Casilli, el hombre no será prescindible ante las nuevas tecnologías.

—¿Cuál es su definición de “digital labour”?

—Este término, ante todo, es una expresión que se mantiene en inglés por razón de su sentido. A causa de la polisemia de la lengua francesa. En francés, se tiende a hacer converger el término “trabajo” con el término “empleo” o el de gesto productivo. En otras lenguas, en inglés, se separan esos significados.

Se dice “work” cuando es una actividad productiva, y “labour” cuando es una relación social. Y además, si se habla de “digital” y no “numérico”, es que es un trabajo del “dedo”, digitus en latín. Así pues, la definición que doy es: toda actividad que produce valor y que se basa en los principios de tarificación y de datación (tratamiento automático de la información).

La tarificación, es la reducción a tareas simples, fragmentadas y estandarizadas –la tarea más simple, es la pulsación- y la datación es la producción de datos para las plataformas y las inteligencias artificiales, que esas plataformas se esfuerzan en producir y en mercantilizar, y se basan en realidad en un flujo constante de datos producidos y tratados.

—Usted identifica tres grandes familias de trabajadores digitales, ¿cuáles?

—La primera y la más visible, aquella con la que el público francés y europeo ya está familiarizado, es la que se llama “el trabajo a demanda”. Pasa por las aplicaciones en tiempo real inmediato para permitir a nuestros consumidores acceder a servicios o productos. Son Uber, Deliveroo, servicios personales que están ahora por todas partes en el debate público, pues han centrado lo que en su momento se llamó “la uberización”.

La segunda familia, mucho menos conocida, menos visible, y sin embargo claramente presente incluso en países como Francia es la del “micro-trabajo”. Es todo lo que hace referencia a plataformas en las que multitud de trabajadores se dedican a la realización de tareas profundamente fragmentadas, y sobre todo micro-remuneradas. Se pagan a uno o dos céntimos. Y aún se tiene la suerte en Francia de que están relativamente bien pagadas.

Son tareas que exigen entre algunos segundos o algunos minutos para llevarse a cabo, que van desde la maquetación de imágenes, la re-transcripción de pequeños fragmentos de texto, registro de voces u organización de información. Es un fenómeno global, no únicamente situado a escala de una ciudad, como puede serlo Uber, es una forma de poner a trabajar a personas que están en países lejanos.

La tercera familia viene a continuación de la segunda, pues en el micro-trabajo, se encuentra haciendo “tareas banales” que consisten en mirar videos, fotos, escribir pequeños textos, organizar la información, siendo pagado por muy poco, límite cero.

Esta tercera familia, es por lo tanto el, por así decirlo, trabajo gratuito, el que nosotros como usuarios realizamos en las plataformas sociales. Se lleva a cabo en las redes sociales como Facebook, YouTube o Instagram. Publicamos contenido, desde luego, pero hacemos mucho más que eso. Se realiza un trabajo de selección y clasificación de la información, señalando lo que es problemático respecto a las propias normas de la plataforma.

El mito del robot se emplea desde hace siglos para disciplinar la fuerza de trabajo

El mito del robot, que es el de la automatización completa, que embruja al imaginario industrial, desde hace tres siglos, es una promesa siempre renovada.

—Su primer capítulo se titula “¿Los humanos reemplazarán a los robots?” No es un claro guiño de humor, necesario para destruir el mito del fin del trabajo…

El mito del robot, que es el de la automatización completa, que embruja al imaginario industrial, primero occidental y hoy global, desde hace tres siglos, es una promesa siempre renovada, un espejismo que se aleja siempre… Es un horizonte utópico, pero que tiene un impacto concreto sobre nuestra vida cotidiana.

Porque desde hace siglos este mito se ha empleado para disciplinar a la fuerza de trabajo, obligar a los trabajadores a dejarse de tonterías, pues siempre se les puede reemplazar por una máquina de vapor, después por una máquina industrial y ahora por una máquina inteligente. El robot del que se habla no es un autómata antropomorfo, hoy es un robot de datos; es decir, una forma de automatizar los procesos funcionales. Y esta automatización pasa hoy por lo que se llama inteligencia artificial, que se basa en la presencia de datos.

Pero cuando se dice esto, se olvida siempre decir quién produce esos datos. Los producen las mismas personas que conocen el riesgo de ser expulsados del empleo formal. Porque se necesita alguien que pinte las imágenes; que seleccione los datos; que limpie la información, y ese alguien, no es un ingeniero ni un data scientist, somos usted y yo, y cientos de miles de personas, entre las Filipinas y Costa de Marfil, que durante una jornada, han de producir esos datos que son indispensables para el aprendizaje estadístico y la economía de los robots.

Finalmente, no se puede prescindir de tales personas. Al contrario, ese mercado paralelo de micro-trabajo, de trabajo invisible, de trabajo digital explota ahora, pese a un esfuerzo de ocultación; pese a un esfuerzo de invisibilización que es crucial para poder vender a los inversores el sueño del robot.

—Cuando hablamos de los efectos de la IA sobre el empleo, “el estudio de Oxford” de 2013, ya predijo que el 47% de las tareas actuales tienen grandes posibilidades de desaparecer. Se explica que eso es un análisis que torna regularmente…

Tengo tendencia a creer que cada generación tiene su propio estudio Oxford. La generación precedente había probado la prosa de alguien como Jeremy Rifkins quien a mediados de los 90, afirmaba prácticamente lo mismo. Nos podemos remontar hasta 1801 con el primer padre de la economía política inglesa, Thomas Mortimer, que ya distinguía dos tipos de tecnologías: una que acompaña al trabajo humano y otra que lo reemplaza.

En su época, ¡hablaba del molino mecánico! Esta misma profecía se renueva constantemente con una repetición impresionante. Depende de nosotros ver por qué necesitamos someternos a esto. Nos enfrentamos a la enésima maravillosa solución para pagar cada vez menos a la fuerza de trabajo, precarizándola y excluyéndola de un reconocimiento formal; alejando a los trabajadores de todo un conjunto de protecciones vinculadas al empleo clásico, herencias de luchas sociales, y por lo tanto restringiendo cada vez más la masa salarial.

—¿Cómo actuar frente a esos ataques frontales contra el trabajo asalariado?

—La situación está en constante evolución, es ciertamente febril. Hay tres ejes de reacciones que surgen para desplegar formas organizativas. La primera es emplear instrumentos surgidos de las luchas sociales para reafirmar la dignidad del trabajo; su reconocimiento y su remuneración. Se trata de las formas de sindicalización, ya sea en forma de sindicatos clásicos que tratan de lograr su propia transformación numérica, o con nuevas formas sindicales expresadas mediante gremios, asociaciones más o menos informales o grupos de usuarios de plataformas.

El segundo aspecto, es la constitución de alternativas viables a ese capitalismo de plataformas introduciendo una forma de cooperativismo de plataformas. Es la reactivación del movimiento mutualista, de la inscripción de plataformas y tecnologías digitales en el contexto de la economía social y solidaria. Eso consiste en crear “el Uber del pueblo”, “el Twitter colectivizado”, etc.

Es un movimiento que adquiere envergadura hoy. Pero subsiste la cuestión respecto a su solidez y su capacidad para que no se lo apropien las plataformas capitalistas. Cuando vemos a Google financiar tales iniciativas, hay que replantearse el asunto.

El tercer elemento, para mí el más interesante, es el de los comunes. Lo que estamos a punto de crear con nuestro trabajo de teclear, son conocimientos comunes, datos comunes, recursos informativos comunes, y esos elementos comunes no pueden seguir siendo objeto de la depredación capitalista. Al contrario, hay que dotarlos de lógicas diferentes; de puesta en común; de desarrollo de gobernación colectiva, y finalmente crear un conjunto de derechos: ¿quién tiene el derecho de hacer qué con esos datos?

Basta con ver su perfil de Facebook, vinculado a otros cientos, para darse cuenta: no hay nada más colectivo que un dato personal. Y si nos referimos a la remuneración ligada a esos datos, hay que llegar a la renta universal e incondicional. No uno de los muchos falsos amigos que han aparecido en los últimos tiempos, me refiero desde luego a una renta universal con todas las prestaciones sociales iguales por doquier y que se financiará mediante una fiscalidad de la tecnología digital.

 

ERWAN CARIO
CTXT

Seguir leyendo
Anuncio

Entrevista

Tras la muerte de García, esperemos que Barata diga la verdad

Publicado

en

ALBERTO ADRIANZÉN

Analista Adrianzén sostiene que con el nuevo escenario, el exejecutivo de Odebrecht en el Perú podría “limpiar” al exmandatario e intentar así desprestigiar a la Fiscalía.

La muerte de Alan García dejó de ser un tema estrictamente familiar para convertirse en una herramienta política para el desprestigio de la lucha contra la corrupción y el intento por el resurgimiento aprista. Diario UNO entrevistó al analista político Alberto Adrianzén, quien califica el suicidio como “un acto político”.

Bancada de apristas

—Tras la muerte de García ¿qué es lo que le espera al Apra? ¿Saldrán nuevos liderazgos?

—Yo creo que el Apra va a pasar por una etapa muy compleja y muy difícil porque finalmente tiene que nacer un liderazgo pronto, si es que pretende tener algún papel en el futuro. Eso implica un conflicto interno complicado. Aparte de un nuevo liderazgo, ellos requieren renovarse políticamente; ese liderazgo debe asumir la autocrítica por lo que hicieron en el pasado.

—Lo primero que hicieron los apristas, tras el suicidio, es querer emprendérsela contra el Ministerio Público y la Fiscalía para evitar que prosigan las investigaciones

El suicidio de García es un acto político. Los juicios que le estuvieron haciendo siguen su propio canal pero él hizo un acto simbólico para maximizarse, no porque lo estuvieran persiguiendo políticamente. Por eso, las investigaciones tienen que seguir; no porque se haya suicidado deben cortarse las investigaciones; no debe haber un aprovechamiento para que no se siga con el proceso.

—En estos días hablará Jorge Barata ¿en este nuevo escenario terminará de vincular a García o hay la posibilidad de que lo “limpie”?

Es una buena pregunta; no sabemos cómo va a responder Barata. Ante estas circunstancias puede decir que “como ya está muerto no digo nada” o “como ya está muerto diré todo”. Esperemos que diga la verdad.

—Poniéndonos en el escenario que Jorge Barata desobedezca la confesión y opte por “limpiar” a García ¿cómoquedarían los fiscales, el Poder Judicial y la prensa que informaba los actos de corrupción del expresidente?

Hay que hacer una diferencia entre cómo queda el Ministerio Público, cómo queda la Fiscalía y cómo queda García ante la opinión pública. La mayoría de la población apoya a las instituciones del Estado que han llevado la lucha contra la corrupción y si sale “limpio”García y no le encuentran nada, estoy seguro que la poblaciónpensará que se trató de impunidad. Creo que García ha perdido y es muy difícil que salga limpio porque es evidente que está sucio por la corrupción, por lo menos es la creencia de la mayoría de peruanos.

—¿Podría surgir la imagen mesiánica de García?

No hay que tener mucho temor de que la figura de García pueda renacer; va a ser muy difícil que eso suceda. Es difícil que se convierta en un símbolo ya que los apristas en el pasado pasaban años en la cárcel y, contrariamente a eso, García optó por el suicidio, rompiendo así con la tradición aprista.

Alfredo Barnechea

—Alfredo Barnechea de Acción Popular tuvo, durante el sepelio de García, duras críticas hacia el Ministerio Público y el Poder Judicial ¿afloró su corazón aprista?

Más que el corazón aprista de Barnechea, es que él está de cara al 2021. Tiene mucha competencia en Acción Popular y no sería raro que esté buscando un nuevo frente en que esté presente el Apra. Recuerde que él perteneció al Apra y se nota por las declaraciones que hizo Barnechea. Le ha tendido la mano al Partido Aprista.

—Los voceros del fujimorismo y aprismo han salido a atacar al Ministerio Público y al Poder Judicial, acusándoles de causar la muerte de García ¿oportunismo?

Así es; todos los discursos del Apra como de Fuerza Popular son porque los están investigando; uno puede tener críticas hacia el Poder Judicial y el Ministerio Público -yo los tengo- pero el proceso tiene que seguir y las críticas no pueden servir para evitar o impedir que se siga investigando. Hasta el momento las investigaciones siguen y eso está bien. Al final pueden decir de los apristas que no quieren que los investiguen. Lo mejor para el Apra es que acaben las investigaciones.

—En el caso de Pedro Pablo Kuczynski, los fujimoristas y apristas salieron a defenderlo de la prisión preventiva.

También es oportunismo. Personalmente no estoy de acuerdo con que al expresidente Kuczynski le hayan dado 36 meses de prisión; me parece una exageración; es un anciano de más de 80 años y más allá de lo que haya hecho, creo que debe ser investigado; si es culpable que afronte los juicios pero no comparto la posición radical del juez que lo ha llevado a la prisión. Sin embargo, las quejas de Fuerza Popular son interesadas porque tiene a su lideresa en prisión. Hay que separar la paja del grano. No estoy de acuerdo con la prisión de PPK pero tampoco estoy de acuerdo con esa tesis del contubernio entre el Ministerio Público y el gobierno que quiere hacer creer el Apra, Alfredo Barnechea y el fujimorismo.

—¿Considera necesario reevaluar la prisión preventiva?

No soy abogado pero comparto el parecer de muchos, respecto a que se está abusando de la prisión preventiva y además se está abusando en el tiempo que duran los juicios; años y años. Siete años me parece un exceso porque una lucha contra la corrupción no puede generar tanta desestabilización política y tanto encono político.

—¿Comparte lo que dijo el fiscal Rafael Vela que no solamente el enfrentamiento es al poder del dinero sino a la clase política?

Me parece una palabra desafortunada por parte del fiscal. Él no tiene porqué incluir a toda la clase política en los casos de corrupción, salvo que el señor Vela quiera hacer política en el futuro. Hay que actuar con determinada sobriedad y sobre todo cuando se está en la Fiscalía. Tiene que cumplir su trabajo sin generar polémica.

—¿Replantear la prisión preventiva en estos instantes no sería seguirle el juego al aprismo y al fujimorismo que quiere victimizar a García?

Claro; es probable que se piense así pero eso provoca los excesos. Frente a cambios que son necesarios y urgentes la gente pensará que como murió García ahora están retrocediendo replanteando la prisión preventiva. Me parece un exceso; no te pueden condenar 36 meses sin presentar una sola prueba. Si te condenan a 36 meses, por lo menos cada año se debe presentar lo avanzado en las investigaciones pero acá te condenan y se olvidan del condenado. Me parece que debe revisarse todo eso y la Fiscalía actúa con una lentitud increíble pero están cumpliendo su trabajo muy bien frente a los casos de corrupción y hay que apoyarlos.

 

ERNESTO TOLEDO BRÜCKMANN

Seguir leyendo

Entrevista

El Apra quiere que esto quede aquí y no se investigue más

Publicado

en

Héctor Béjar

Analista Héctor Béjar advierte que tras la muerte de Alan García, los apristas no solo quieren acabar con el fiscal José Pérez, sino con todo el sistema anticorrupción.

La muerte del expresidente Alan García no solo generó consternación ente sus simpatizantes, sino una ola de ataques contra los fiscales, a quienes sindican como los causantes del fatal desenlace. Diario UNO entrevistó al sociólogo y analista político Héctor Béjar, quien analiza la campaña aprista para desacreditar al Ministerio Público y al Poder Judicial, a fin de parar con las investigaciones sobre actos de corrupción.

—Tras la muerte de García, ¿qué es lo que se le viene al Apra?

—Nada, porque lo que ha caracterizado al Apra es tener liderazgos fuertes. Primero fue Haya de la Torre y después lo reemplazó García. Después de García no hay nadie, solo un conjunto de líderes de segunda o tercera clase. Yo no veo nada.

—La muerte de García ha generado manifestaciones de afirmación y mística partidaria. ¿Ese partido necesitaba un mártir?

—Sí. Eso es típico del Perú, es un doble proceso, el típico proceso peruano popular que hace que el que se inmole siempre es bueno, conforme se inmola se santifica.

El pueblo peruano rinde culto a la muerte, para que te crean bueno tienes que morirte primero y en la medida que pasan los años la figura del muerto va creciendo.

La muerte de García es una tragedia personal y me imagino que para su partido también lo es. El otro proceso es la utilización política de la muerte de García por la jerarquía aprista que va en camino a verlo como un mártir y como una víctima.

—¿Pero esto no va a ser masivo?

—Por supuesto que solo va a abarcar a un pequeño sector de apristas. No nos olvidemos que en las últimas elecciones García tuvo una votación mínima. No creo que se pueda reconstituir nada y esto va a ser un fenómeno muy estable en el caso del aprismo militante, pero no significa nada en el conjunto de la opinión pública peruana.

—Tras la muerte de García, el Ministerio Público ha pasado a ser el victimario y le abrieron investigación al fiscal José Pérez…

—Así es. Eso es parte de la utilización política tras la muerte de García, ya no solo por los apristas para impedir la investigación de los otros líderes y sus cómplices que están algunos en prisión y otros investigados, pero también por el resto de la plataforma de la corrupción.

José Domingo Pérez Gómez y Rafael Vela Barba

—¿El Apra y el fujimorismo tendrán todavía fuerzas en el sistema de justicia como para que prospere una acusación contra el fiscal José Pérez por el allanamiento a la casa de García?

—Con toda seguridad, porque eso va junto con una estrategia. No solo quieren acabar con Pérez, sino con todo el sistema anticorrupción. Lo que el Apra quiere es que esto quede aquí y no se investigue nada más. Ese sería el escenario ideal para ellos y esa es la lucha que se desarrolla dentro del Poder Judicial y dentro del Ministerio Público.

—Apenas se supo la muerte de García, lo primero que hizo Mauricio Mulder fue culpar al Ministerio Público y a la prensa que llamó fascista…

—La prensa tampoco tiene nada de inocente. La prensa ha participado en esta lucha que es una lucha de corruptos contra corruptos. Por supuesto que lo que se ha querido hacer es la regulación de la prensa que a los corruptos les conviene. Tenemos a un grupo de periodistas y medios de comunicaciónsometidos a control.

Esto es lo que unos quisieran y otros no, pero esto es imposible, sobre todo en un momento como el actual, en el mundo. Es imposible evitar la circulación de determinada información, pero también la censura o autocensura de determinados periodistas. La prensa también participa de esta lucha entre tendencias y mafias.

—Cuando menciona una lucha de corruptos contra corruptos, ¿quiénes representan a esa corrupción dentro de la prensa?

—Los conocemos, es un conjunto de sicarios y sicarias que hemos visto actuar desde hace muchos años, responden a intereses de empresas y de la lucha entre empresarios, ya que se disputan la torta de la administración pública y del poder en su versión económica, en otras palabras: se disputan el Presupuesto General de la República.

Esa es una tensión que existe entre grupos económicos, están presentes en los ministerios, en el Congreso, en los contratos y para todo ello se usa a la prensa de diversos tipos y colores para favorecer a sus propios intereses o a asaltar a los intereses del contrario, es parte de la competencia del libre mercado. Hay una prensa cómplice de la corrupción. Eso hace muy difícil una prensa honesta que en este momento es minoritaria.

—¿Qué le parece el papel de IDL Reporteros e Ideeleradio en la campaña contra la corrupción?

—IDL forma parte de una campaña que se libra en todo el continente contra la corrupción, pero el IDL es un actor más y por tanto es uno de los elementos, actores sociales y comunicativos que juega en la guerra contra la corrupción, en este momento.

No es una casualidad que el informativo radial de IDL haya sido silenciado. Ideeleradio no puede poner su informativo en ninguna radioemisora y solamente va en internet. Eso dice mucho de la capacidad y el peso de los grandes poderes.

—¿Cuál cree que debe ser el accionar de los fiscales del Equipo Lava Jato?

—El país agradecerá que sus investigaciones mantengan su condición, que continúen las investigaciones sobre el clan de García. Su muerte no creo que debería cortar las investigaciones. Los testaferros de García, sus herederos y la propia familia también.

Ahí, el rol de los fiscales va a ser fundamental, en términos de que ellos no disminuyan la intensidad de sus investigaciones porque el país quiere la verdad. Todos sabemos que esta lucha por la verdad y por el ocultamiento de la verdad se da también en el terreno de la Fiscalía y en todo el Poder Judicial.

 

ERNESTO TOLEDO BRÜCKMANN

Seguir leyendo

Entrevista

“Tras la muerte de AG arremeten contra Fiscalía y el Poder Judicial”

Publicado

en

Pedro Cateriano

Han pasado cuatro días de la muerte del expresidente Alan García y los allegados al partido aprista no dejan de lanzar diatribas contra quienes, a su entender, provocaron el fatal desenlace. Diario UNO entrevistó al expresidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, quien según el excanciller Luis Gonzales Posada, fue uno de los que “disparó la bala”.

-El excanciller aprista Luis Gonzales Posada lo responsabilizó a usted y al periodista Gustavo Gorriti de la situación que generó el suicidio de Alan García, ¿qué tiene que decir a ello?

Las acusaciones son absolutamente difamatorias y temerarias. Obviamente carecen de sustento. Llama la atención que en un momento de duelo, luego del suicidio de Alan García, él, con nombres propios, pero otros dirigentes también, hayan hecho acusaciones temerarias, no sé con qué fin.

-¿Considera que el aprismo y el fujimorismo se están organizando para arremeter contra los fiscales?

En lugar de hacer una autocrítica, lo que han hecho los fujiapristas en estos tres días, fundamentalmente, es usar el periodo de duelo para atacar a los adversarios y de manera principal, para criticar a los fiscales. Ciertamente la actuación de los fiscales debe estar sujeta a supervisión crítica, pero de ahí a usarla como oportunidad para intentar bloquear las investigaciones que se han venido realizando, me parece que eso es algo que deberíamos rechazar con absoluta firmeza.

-La defensa de García señala que el allanamiento a su domicilio fue irregular, ¿con esto se estarían agarrando para atacar al fiscal José Pérez?

Si hacemos una revisión de lo que ha sido la actuación de la defensa de García, a lo largo de todo el periodo de investigación al expresidente, ellos, permanentemente y bajo cualquier pretexto han criticado la actuación de la Fiscalía y del Poder Judicial. A mí no me llama la atención que dentro de este contexto aprovechen la oportunidad para atacar con mayor dureza a la Fiscalía y pretender con ello, poner contra las cuerdas a la Fiscalía y al Poder Judicial. En realidad, lo que ellos quieren es obstruir la acción de la justicia y que la Fiscalía llegue debilitada para el día del interrogatorio con Jorge Barata.

-¿Podemos hablar de una venganza hacia los fiscales?

No quisiera especular, pero sí son preocupantes los hechos que vienen cometiendo, que advierten como una especie de reacción irracional.

-Los apristas también acusaron a Gustavo Gorriti y mencionan a una prensa fascista, ¿empezarán los ataques hacia determinados medios de comunicación?

El papel que ha cumplido Gustavo Gorriti y Romina Mella en IDL Reporteros ha sido clave en este periodo de investigación del caso Lava Jato en el Perú. No debemos dejar de reconocer que precisamente, debido a la valentía de estos dos periodistas se ha logrado llegar a donde nos encontramos en este momento.

-Los apristas y fujimoristas sostienen que se trata de investigaciones sesgadas y dirigidas exclusivamente para desprestigiarlos…

IDL Reporteros no solo ha mostrado la corrupción durante el gobierno de Alan García, sino también en el de Toledo, el de Ollanta Humala y en el de PPK. No es que haya sido una investigación sesgada y con fines políticos; ellos han cumplido con su deber de informar a sus lectores y en ese sentido, creo que las acusaciones contras ellos, es más con una motivación política con ánimo de venganza para tratar de hacer un ajuste de cuentas. No hay otra explicación, más aún cuando ahora, con las expresiones de Gonzales Posada daría la impresión que lo que quieren es buscar agresiones contra Gustavo Gorriti. No es prudente ni racional lo que están haciendo, de soliviantar a la gente para ponerla en contra de Gorriti.

¿Muerto García, muerta la investigación en su contra?

De acuerdo a la ley, en el caso de Alan García, la acción penal ha extinguido, pero la investigación tiene que continuar. Se ha avanzado de una manera importante y por lo tanto, debemos saber la verdad. Por esta razón, en este estado de la investigación hay que enfrentar a Odebrecht y a Jorge Barata para que brinden toda la información; esa empresa ha ocasionado un gravísimo daño al Perú y sería más profundo aún el daño si es que no cuentan toda la verdad de lo acontecido.

“EL QUE NO LA DEBE…”

La historia republicana de los últimos 100 años recordará a Alan García como el presidente con más acusaciones por casos de corrupción. Aparte del desastroso manejo económico de su primer mandato, los peruanos recuerdan los escándalos del dólar MUC, los mirages, BCCI y la matanza de los penales. En su segunda gestión destacan los ‘narcoindultos’, ‘petroaudios’, el ‘baguazo’ y todos los casos de lavado de activos de la empresa Odebrecht. En diez años de gobierno la prescripción de los delitos y sus contactos en el sistema de justicia hicieron lo suyo para lograr la impunidad. Todo esto hizo que se convirtiera en el mandatario con la imagen más deteriorada de la historia peruana. Finalmente la justicia tardó pero llegó y García ya no tenía el poder ni las influencias como para evadirla.

 

ERNESTO TOLEDO BRÜCKMANN

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

Juan José Quispe Juan José Quispe
Políticahace 3 horas

Tribunal Constitucional y Corte Suprema petardean la lucha contra la corrupción

El jurista Juan José Quispe, del Instituto de Defensa (IDL), remarcó que existe toda una campaña de demolición de diferentes...

Junta Nacional de Justicia Junta Nacional de Justicia
Políticahace 3 horas

Junta Nacional de Justicia debe continuar lucha contra la corrupción

La aprobación de las bases para la elección de los próximos integrantes de la Junta Nacional de Justicia (JNJ) que...

Rafael Vela Barca y José Domingo Pérez Gómez Rafael Vela Barca y José Domingo Pérez Gómez
Políticahace 3 horas

Se suspendió interrogatorio a expresidente de OAS

El coordinador del Equipo Especial Lava Jato, Rafael Vela, confirmó que el interrogatorio a Leo Pinheiro, expresidente de la empresa...

Salvador del Solar Labarthe Salvador del Solar Labarthe
Políticahace 3 horas

Diálogo es viable en Las Bambas

“El Gobierno ha propiciado y sostenido un espacio de diálogo para solucionar los problemas de las comunidades de la provincia...

Jorge Muñoz con bomberos Jorge Muñoz con bomberos
Políticahace 3 horas

No me temblará la mano para cerrar todo si es necesario

El alcalde de Lima, Jorge Muñoz, sostuvo que Mesa Redonda permanecerá cerrada parcialmente porque se realizará una fiscalización “por áreas”,...

Bolsa sacos embalados con droga narcotráfico Bolsa sacos embalados con droga narcotráfico
Políticahace 3 horas

Narcotráfico se expande pese a cifras oficiales

Las recientes declaraciones del presidente ejecutivo del Consejo Directivo de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas...

Jorge del Castillo Jorge del Castillo
Políticahace 3 horas

Mejor es reírse

Exigimos saber si AG está vivo o se fugó y nos dejó solos.

Jorge Bruce Jorge Bruce
Políticahace 3 horas

La voz clara

“Todavía me sorprende la desvergüenza de esos jueces que se alquilan para amordazar periodistas”, afirmó el psicoanalista Jorge Bruce.

Carlos Rivera Paz Carlos Rivera Paz
Políticahace 3 horas

La palabra

“En el caso Pedro Salinas la jueza Cueva terminó lectura de sentencia condenatoria con una muy deficiente fundamentación, los argumentos...

ARLETTE CONTRERAS ARLETTE CONTRERAS
Políticahace 3 horas

En el twitter

Póngase a trabajar “Presidente Martín Vizcarra no podemos esperar su mensaje a la Nación del 28 de julio para que...

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.