Contáctanos

Especial

El gas natural y el cambio climático

Publicado

en

El gas natural y el cambio climático

Frente al argumento cada vez más extendido de que la apuesta por el gas natural, alentada por el auge reciente del fracking, representa una tecnología relativamente limpia “de transición” hacia una sociedad descarbonizada, existen elementos que permiten hablar en cambio de un combustible sucio “de retraso” de la salida de la senda fósil. Un informe reciente ha detectado fugas de metano hasta 1000 veces superiores a lo previamente estimado.

Según la Agencia Internacional de la Energía, si tenemos en cuenta el impacto de las medidas que hasta el día de hoy han puesto los gobiernos sobre la mesa para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (eficiencia energética, apoyo a renovables,…) éstas aún aumentarán un 20% de aquí a 2035, lo que deja al planeta encarrilado hacia un incremento medio de temperatura de 3,6ºC, muy lejos de los 2 ºC acordados internacionalmente. Somos tan fósil-dependientes como hace 25 años: más del 80% de nuestra sed energética mundial la apagamos por esta vía. Y la predicción, si atendemos a los planes en marcha antes mencionados, es que lo seguiremos haciendo casi igual dentro de un par de décadas. Los combustibles fósiles se acaban inexorablemente, pero parece que nos resistimos a admitirlo y preferimos alargar la agonía exprimiendo las últimas gotas que quedan a costa del clima.

El petróleo convencional comenzó a declinar ya hace unos años. Por su parte, varios autores sitúan el pico del gas natural hacia 2020. El gran desarrollo de los últimos años de los combustibles no convencionales en EEUU-extraídos mediante fractura hidráulica- ha dado un balón de oxígeno a los que no quieren mirar hacia abajo, llegándose a hacer predicciones sobre la independencia energética estadounidense y sus posibilidades de exportación, que tienen algo de cuento de la lechera: aunque es cierto que el gas de esquisto representa hoy el 40% del gas natural de aquel país, de ahí a que se convierta en un exportador de gas natural contribuyendo a reducir la dependencia europea de Rusia , va un trecho . De hecho, hay autores que sitúan el pico del gas de esquisto americano en 2015. Pero mientras eso llega, son muchos los gobiernos, también europeos, que esgrimen la apuesta masiva por el gas natural como combustible “de transición” hacia una sociedad descarbonizada.

El IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio climático) en su último informe sobre mitigación del cambio climático otorga un papel relevante al gas para reducir emisiones de CO2, pero son inequívocas las condiciones que marca para que se dé esta circunstancia. Afirma que esto solo podría ocurrir 1) si las plantas de gas sustituyen a las de carbón, y 2) si las emisiones fugitivas de metano se mantienen bajo mínimos. Además, el gas ocuparía este protagonismo durante un periodo relativamente corto y dependiendo obviamente de la disponibilidad real de reservas.

La consideración del gas como solución climática se basa en el hecho de que, durante la combustión, las emisiones de CO2 son sensiblemente menores que las de otros combustibles fósiles. Un 40% menos de emisiones que el carbón y un 30% menos que el petróleo .

Hay varias consideraciones importantes que hacer al respecto.

¿ESTAMOS CONTABILIZANDO BIEN LAS EMISIONES?
Si bien las emisiones procedentes de la quema del gas son menores, si el gas se escapa a la atmósfera sin quemar -las emisiones fugitivas de las que habla el IPCC-, tenemos un problema grave. El metano, que también es un importante gas de efecto invernadero, tiene un potencial climático mucho mayor que el del CO2. Es 86 veces más potente durante los primeros 20 años en la atmósfera. Si dejamos pasar 100 años, su efecto se diluye, pero aun así sigue siendo 34 veces más potente, según recientes cálculos científicos que aumentan considerablemente su potencial climático respecto a lo que se estimaba hasta hace un año .

Existen estudios que muestran que la sustitución del carbón por el gas supone una ventaja climática siempre y cuando las emisiones fugitivas de etano, en todo el ciclo desde la extracción del gas natural hasta su quema en una central térmica, no sean superiores al 3,2%. Pues bien, cada vez aparecen nuevas evidencias que ponen de manifiesto que esas fugas no están bien cuantificadas, de forma que los porcentajes de fuga son mucho mayores de lo estimado por la industria y por los organismos gubernamentales. Diversos estudios hablan de fugas en torno al 4% , el 7,9% , el 9% , o incluso el 12% y el 17% . Porcentajes que echan por tierra cualquier planteamiento de apuesta por el gas si se quiere frenar el cambio climático. Y la mayoría de estos estudios consideran solo las emisiones en la fase de extracción, sin contemplar el resto del ciclo de vida.

La última bomba apareció publicada el pasado mes de abril de 2014. Las mediciones realizadas por un equipo de científicos de diversas universidades e instituciones sobre la cuenca Marcellus en Pensilvania , una de las más importantes de EEUU, arrojaban cantidades de metano fugitivo entre 100 y 1000 veces superiores a la cifra media que maneja la EPA (la agencia de protección ambiental estadounidense). Si bien estos altos niveles están en parte relacionados con el tipo de yacimiento y no conviene extrapolar, lo que ponen de manifiesto estas investigaciones es algo preocupante: lo que no se mide no se conoce. Y todo parece indicar que hay muy pocos controles sobre las fugas de metano, que la metodología para medirlas no es la adecuada, y que en suma estamos subestimando severamente su contribución al cambio climático. Evidentemente también es necesario contabilizar adecuadamente y reducir las emisiones de metano derivadas de la minería del carbón.

Es importante, por último, reparar en que, en cualquier caso, las emisiones de los gases no convencionales son mayores que las de las explotaciones convencionales, debido al mayor requerimiento energético del proceso de producción. Si además hablamos de requerimientos de desarrollos masivos de infraestructuras, hoy inexistentes, para licuar, transportar a largas distancias, y regasificar el gas, hay quien argumenta que podrían reducirse o incluso invertirse las posibles ventajas climáticas a la par que aumentan los riesgos de fugas en el transporte.

El gas natural y el cambio climático

¿ESTÁ SUSTITUYENDO EL GAS NATURAL AL CARBÓN?
Quienes abogan por una supuesta “revolución” energética del gas natural fuertemente apoyada en el fracking, aseguran que se trata de un estadío intermedio entre el carbón, al que va a desplazar, y las renovables, a las que van a dar paso en un futuro cercano. Sin embargo, no existen medidas políticas sobre la mesa que permitan deducir que se va a producir esa transición. Lo cierto es que el uso del carbón a escala mundial ha aumentado a niveles históricos , aún cuando el shale gas ha crecido espectacularmente en la última década. EEUU sigue dependiendo fuertemente del carbón, y aunque ha disminuido algo su consumo doméstico, lo que no se quema en casa, se exporta, principalmente a la UE ( las exportaciones americanas en 2012 duplicaron la cifra de 2009).

Además existen numerosos casos conocidos de países cuya apuesta por el gas, basada en la expectativa del fracking, va acompañada de medidas paralelas de promoción del carbón y muy a menudo de una falta de fomento o incluso una obstaculización de las renovables (EEUU, Brasil, México , Turquía, …). En Europa Polonia y Reino Unido , que lideran este empuje por el despegue del fracking, se han significado contra el establecimiento de objetivos vinculantes de renovables para cada país europeo. Y en nuestro país, la situación es de sobra conocida y muestra muy bien lo falaz de esta pretendida transición: subsidios al carbón hasta 2015 , ataque a las renovables y promoción del fracking .

Si atendemos a los datos de la EIA (Energy Information Administration), del departamento de energía del gobierno americano, el mix energético en 2040 seguirá siendo parecido al actual. Por tanto, a lo sumo sería más ajustado decir que el shale gas, se ha convertido en una fuente fósil adicional, que se suma al resto de fuentes energéticas y compite con ellas (también con las renovables), para satisfacer un consumo energético creciente. Tiene bastante poco de revolucionario y mucho de matener el statu quo.

COSTE DE OPORTUNIDAD
Incluso si se controlaran de forma adecuada las fugas de metano, y se pusieran en marcha programas que permitieran una transición efectiva del carbón al gas, cabe preguntarse, estrictamente en términos climáticos, si es ese el camino que debemos emprender, habida cuenta de lo limitado del beneficio en comparación con el enorme y sobre todo urgente reto climático que afrontamos. Volviendo a la ciencia, el IPCC en su informe de finales de 2013 dejó claro que para tener un 66% de probabilidad de contener el incremento de la temperatura global por debajo de los 2 ºC, debemos mantener la concentración de gases de efecto invernadero entre 430 y 480 ppm CO2eq1 . En 2013 se superaron por primera vez las 400 ppm de CO2 en la atmósfera, y la tasa de aumento es de unas 2ppm/año en la última década. Parece que no queda mucho tiempo.

El gas natural formará evidentemente parte del mix energético durante años. Pero ponerlo en el centro de las soluciones es un enfoque equivocado y engañoso, que sirve a los intereses de las empresas petroleras y gasísticas, que han fracturado EEUU febrilmente en la última década y que quieren fracturar Europa y otras partes del mundo en la siguiente. Y su expectativa es que con el tiempo las tecnologías de final de tubería como la captura de carbono puedan acabar siendo una realidad -algo que parece cada vez más alejado-, para poder cuestionar la necesidad de cambiar a un modelo de menor consumo y que esté basado en renovables. Mientras, se pierde un tiempo precioso, quizás la última oportunidad…

Samuel Martín-Sosa
Energías Renovables

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

La Amazonía en llamas

Publicado

en

Incendio forestal

Según un reporte del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COER) una fina capa de humo “con un olor no potente” apareció este lunes sobre el cielo de la provincia de Tambopata, en Madre de Dios. El humo, que no alcanza todavía niveles alarmantes en nuestro país, proviene del voraz incendio que está destruyendo hace más de dos semanas la Amazonía brasileña.

Aunque se desconocen cifras exactas sobre la superficie de selva quemada, el daño se estima en miles de hectáreas consumidas por el fuego, afectando principalmente a los estados brasileños de Rondonia, Mato Grosso y Mato Grosso del Sur, y al departamento boliviano de Santa Cruz.

Un detalle que sirve para comprender la magnitud de la catástrofe, es el ocurrido en la ciudad brasileña de Sao Paulo, ubicada a cientos de kilómetros del fuego y que se vio cubierta de un denso humo negro en la tarde del lunes.

Jair Bolsonaro

INCENDIOS SE HAN DUPLICADO

En el presente año la selva amazónica ha sufrido un aumento alarmante de incendios, al punto de que entre enero y hasta el 21 de agosto los focos se han incrementado en un 84% en comparación con el año pasado.

El ministro de Medio Ambiente brasileño, Ricardo Salles, justificó este aumento al “tiempo seco, el viento y el calor”. Sin embargo, para la comunidad científica y las organizaciones ambientalistas la causa radica en la intensa deforestación de los bosques amazónicos, puesto que en el 2019 la “temporada seca” ha sido menos severa que en años anteriores y sin embargo hay mayor número de incendios.

Para el Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonía (IPAM), el fuego normalmente se usa para limpiar los terrenos después de la deforestación, abrir caminos y preparar las tierras para el cultivo. Es esta mala práctica la que, a menudo, genera de manera involuntaria el incendio, al no poder controlar la propagación indeseada del fuego.

EL ORIGEN DE LA TRAGEDIA

En medio de los cuestionamientos por su política de impulsar la actividad minera y agroindustrial en la Amazonía, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, arremetió contra las organizaciones no gubernamentales, acusándolas de haber generado la catástrofe ambiental. “Todo el mundo es sospechoso, pero la mayor sospecha proviene de las ONG”, dijo.

Las opiniones desde organizaciones ambientalistas hacen foco en la política del presidente brasileño. “Brasil hizo grandes esfuerzos en los últimos 50 años, pero hace tres o cuatro años se ha venido incrementando el foco de incendios. Existe una cruzada ideológica del actual presidente en particular”, afirmó el cofundador del Instituto Igaparé, Robert Muggah.

Por su parte, Fabiano López Da Silva, coordinador ejecutivo de la ONG Fundación Victoria Amazónica, opina que las declaraciones de Bolsonaro no tienen sentido, ya que las organizaciones no tienen las capacidades para provocar estos incendios.

En tanto, João Pompeu, biólogo e investigador del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), ensayó una explicación más profunda. “Todos los centros de estudio climático en el mundo, gubernamentales o no, convergen en una conclusión: las actividades humanas desde la revolución industrial fueron capaces de cambiar la composición atmosférica de la tierra y, por lo tanto, el clima”.

Así, la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) generados por la intensa actividad industrial han generado el incremento de la temperatura global y con ello distintos fenómenos climáticos extremos, como lluvias torrenciales, sequías prolongadas, temperaturas más bajas e incendios forestales.

Pompeu, además, apuntó a la política de Bolsonaro para la Amazonía. “Los incendios forestales para transformar sus áreas en plantaciones, ganado y pastos también contribuyen al aumento de este fenómeno. Por lo tanto, no podemos cometer el error de colocar el problema del calentamiento global solo en manos del hombre individual, sino pensarlo a través de la acción de grandes multinacionales, que se apropian de los bienes naturales para producir más y más dinero”.

“La mayoría de las emisiones de GEI del mundo provienen de la quema de combustibles fósiles, que es la base del sistema agrícola e industrial, que hoy se rige por unas pocas multinacionales, que a su vez están controladas por aún menos. grupos financieros”, agregó.

Apagón en ciudad

ACCIONES URGENTES

Mientras tanto, en Bolivia los incendios forestales han causado daños en más de medio millón de hectáreas en la región de Santa Cruz. El presidente Evo Morales informó que se contratará un avión cisterna Supertanker, con capacidad para transportar 150.000 litros, para mitigar los distintos focos. Para cumplir con esta tarea el gobierno boliviano invertirá US$ 800 mil en el alquiler del avión y US$ 16 mil por cada vuelo que este realice.

“Son alrededor de 40 kilómetros cuadrados donde el fuego está ardiendo de forma incontrolable, creemos que con el avión Supertanker podremos extinguir esos focos de calor”, afirmó el ministro de Defensa boliviano, Javier Zavaleta.

Finalmente, en nuestro país, el Movimiento Nuevo Perú exigió al Ejecutivo que se evite que los incendios se extiendan a nuestra selva, así como “rechazar la política de destrucción de la Amazonía del presidente Jair Bolsonaro y exigir una pronta intervención”. Su lideresa, Verónika Mendoza, exhortó a los países de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica a sumar esfuerzos y “no quedarse de brazos cruzados ante la destrucción del pulmón del planeta”.

 

JOSÉ ALFREDO MADUEÑO

Seguir leyendo

Especial

Macron-Putin: Europa necesita a Rusia

Publicado

en

Macron-Putin: Europa necesita a Rusia

Las maniobras para “rearrimar” Rusia a Europa han comenzado en el sur de Francia. Emmanuel Macron reafirma su convencimiento en que la cooperación con Rusia es indispensable para la resolución de los actuales conflictos internacionales.

La minicumbre Macron-Putin en el fuerte de Bregançon puede calificarse de positiva para ambas partes. El presidente francés se convierte en el interlocutor privilegiado de Rusia en Europa, actuando de rompehielos en las deterioradas relaciones entre Moscú y sus vecinos del oeste del continente.

Bajo el sol de la costa mediterránea francesa, el calentamiento de relaciones entre Rusia y Francia coloca también a Vladímir Putin como parte indispensable —”imprescindible”, dijo Macron— en la resolución de los principales conflictos internacionales, ya sea Ucrania, el Golfo Pérsico, Siria o Libia, entre otros. Una evidencia que solo la histeria anti-rusa denunciada por Moscú podía negar.

Nadie esperaba decisiones concretas de la reunión; se trataba de acercar posturas sin esconder, muy al contrario, las diferencias de visión sobre varios diferendos internacionales. Y en esos puntos de fricción, la crisis ucraniana sigue siendo el número uno, aunque tanto Putin como Macron se mostraron ligeramente optimistas.

Macron-Putin: Europa necesita a Rusia

DE GAULLE, AL RESCATE

El presidente ruso así lo expresó después de informar sobre sus últimos contactos con su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski. Por su parte, Emmanuel Macron pone su esperanza en la decisión manifestada por el líder ucraniano de querer resolver pacíficamente el conflicto en el Este de su territorio.

Ambas partes tienen claro que no se podrá relanzar las negociaciones a cuatro partes, según la fórmula llamada Normandía (Ucrania, Rusia, Alemania y Francia), si antes no se llegan a acuerdos concretos. Nadie se sentará a negociar si no hay cesiones de ambas partes.

Es precisamente la resolución pacífica del conflicto en Donbás lo que permitiría no solo el retorno de Rusia al G8, sino algo mucho más importante, concreto y positivo como es el levantamiento de las sanciones de la Unión Europea a Rusia. Y si eso parece lejano todavía, no hay duda de que ese apartado estaba en la mente de ambos líderes en su reunión mediterránea, pocos días antes del encuentro del G7 en la ciudad francesa de Biarritz.

Macron recordó la actitud de su Gobierno para permitir el retorno de Rusia a la Asamblea parlamentaria del Consejo de Europa. Fue uno de los pasos previos a su nueva Ostpolitik, en la que vertió el verbo que la diplomacia francesa suele utilizar para justificar sus relaciones con Moscú.

“Rusia es parte de Europa”, enfatizó el mandatario francés, que volvió a desempolvar la famosa frase del General de Gaulle sobre una Europa que abarca “de Lisboa a los Urales”, aunque él extendió ese territorio hasta Vladivostok, como también lo hizo el presidente ruso.

Ucrania no es el único punto de desacuerdo entre París y Moscú. En Siria, donde ambos países han colaborado en tareas humanitarias y alguna operación militar, mientras Macron pide el respeto de un alto el fuego en la batalla por Idlib, Putin reiteró que las acciones militares no cesarán hasta la eliminación total del peligro terrorista representado por las fuerzas islamistas que resisten en ese territorio.

En Siria se libra una guerra que no ha acabado y no serán las imágenes de civiles supuestamente afectados por los bombardeos, ni los llamamientos de cara a la opinión pública de algunos gobiernos lo que van a hacer frenar al Ejército sirio en la defensa de su territorio frente a los yihadistas. Y eso en París lo saben, aunque estén obligados a representar una actitud humanitaria de cara a su público.

Emmanuel Macron sabe también que, para acercar posturas con Irán, tras la retirada norteamericana del acuerdo nuclear de 2015, necesita también coordinarse con Moscú. De la misma manera, Francia y Rusia se manifiestan empeñados en colaborar en buscar una solución negociada para la paz y la reconciliación en Libia.

Tanto Rusia como Francia son acusados por el gobierno libio, auspiciado por la ONU, de apoyar al general Jalifa Haftar, el hombre que controla la mitad de ese país.

El dirigente ruso fue preguntado por las recientes manifestaciones de la oposición en Moscú, lo que dio lugar a la respuesta que todos esperaban: manifestaciones hay en todos los países y Francia es un ejemplo, protagonizado por los chalecos amarillos. Las que tienen lugar en Francia, dijo Putin, han dejado cientos de heridos entre manifestantes y policías.

Macron no incluyó en su agenda la cuestión de las diferencias entre democracia iliberal y liberal, hecha por Vladímir Putin recientemente, pero aprovechó la ocasión para decir que Rusia siempre se ha inspirado en los valores de “Les Lumières” y que ese país “tiene sitio en la Europa de los valores”. Pragmatismo macroniano muy diferente a su actitud en anteriores encuentros con el presidente ruso.

MENOS DIÁLOGO QUE DURANTE LA “GUERRA FRÍA”

El mandatario galo confesó también que dar la espalda a Rusia significaba aislarla o empujarla a una relación particular con China.

Macron pone palabras a lo que piensan muchos de sus colegas en la Unión Europea (UE). La diferencia con ellos es que el presidente francés sabe que su país puede liderar la UE ahora que Angela Merkel vive su crepúsculo político y no hay otra nación en el Viejo Continente capaz de ocuparse de algo más allá que sus asuntos internos, a pocos meses del Brexit y con su aliado transatlántico, Donald Trump, actuando como enemigo.

Los elementos del lenguaje diplomático de Francia para su relación con Rusia han pasado del “diálogo de firmeza” a “diálogo franco, exigente y directo”, para acabar en “diálogo de confianza exigente”. Piruetas verbales para justificar un diálogo que en los últimos años ha sido más difícil que en decenios de relaciones Rusia-Occidente durante la “guerra fría”.

En la UE algunos comienzan a entender que los valores no se imponen, que celebrar reuniones no significa aceptar las razones del otro, sino comprenderlas, y que la geopolítica de la moral tiene que dar paso a la realpolitik. Del pasado, y no solo de De Gaulle, siempre se puede aprender.

 

LUIS RIVAS
SPUTNIK MUNDO

Seguir leyendo

Especial

Macri agita el miedo al futuro sin él

Publicado

en

Mauricio Macri

Los inversores y los mercados, únicos dioses verdaderos para el capitalismo, dieron un mensaje de alerta apenas terminadas las elecciones primarias en Argentina. El dólar superó los 60 pesos y las bolsas acusaron pérdidas considerables a modo de reprimenda.

Macri, que no destaca por su inteligencia y menos por su creatividad, se colgó de esos llamados de atención y advirtió: “si el kirchnerismo gana esto es una muestra de lo que puede pasar”.

Si bien es cierto que sus palabras ya carecen de toda credibilidad después de sus constantes mentiras y sus falsas predicciones, los argentinos no están seguros de lo que puede pasar, pero sí de lo que pasó y eso lo dejaron claro en las urnas.

No obstante, el Presidente insistió en sus amenazas: “es tremendo lo que puede pasar”, dijo. No pocos pensaron que difícilmente puede ser más tremendo de lo que está pasando.

Maurico Macri hambre en Argentina

Ajeno a lo absurdo de sus pronósticos, Macri siguió amenazando a una mayoría eufórica por el placer de no padecerlo nunca más si no pasa nada raro y en octubre se confirma lo anunciado en las PASO. “El mundo ve eso como el fin de la Argentina” señaló el súbdito más disciplinado del Fondo Monetario Internacional.

En realidad, a los que Macri llama “el mundo” y que le dieron explícitamente su apoyo podemos agruparlos en lo más destacado de la elite dominante.

Me refiero en primer lugar a Donald Trup, a Bolsonaro, a Piñera, y al rey Felipe VI de España (16 de las empresas del Ibex 35 actúan en Argentina junto a muchas otras) que apoyó sin reparos las medidas económicas del macrismo. También, por supuesto, a las multinacionales ampliamente favorecidas por el macrismo.

Pichetto, candidato a vicepresidente de Macri, experonista hasta hace unos días, crítico severo de Macri hasta hace unos días también, se sumó a estos mensajes apocalípticos y le agregó una pizca de reprimenda a los votantes. “No le echemos la culpa a la gente, dijo, pero es interesante que analice las consecuencias de ese voto”.

Yo creo que para Pichetto es mejor que los votantes no analicen mucho, porque de otro modo descubrirían su cambio súbito de camiseta a pocos días de las primarias y no quedaría muy bien parado.

Y menos si ponen atención a sus críticas impiadosas a su actual jefe, para modificarlas radicalmente unos días después.

Marcha protesta contra Macri

Para que no haya dudas, si es que queda alguna, Macri se enroló en los mercados para decir que “el mercado hoy dijo que en esa propuesta no confiamos”.

Obviamente en la propuesta kirchnerista, aunque sin tener en cuenta que la fórmula Fernández-Fernández está también alineada al neoliberalismo y no para de prometer que pagará las deudas contraídas por el macrismo con el Fondo y con quien sea.

“Que el kirchnerismo se haga cargo”, sentenció finalmente el Presidente contrariado. De ese modo dejó claro que él y su gobierno no se harán cargo, a pesar de dejar al país endeudado como nunca y por los próximos 100 años por lo menos.

De haber aumentado la pobreza hasta límites inconcebibles, haber hecho crecer la desocupación, destruido a las medianas y pequeñas empresas, de haber aumentado las tarifas de los servicios públicos hasta hacerlas prácticamente impagables, de haber alentado el gatillo fácil de la represión, y de tantas calamidades más.

Lo cierto es que la historia nos enseña que el poder jamás se da por vencido. Algunos analistas previenen de posibles trampas de todo tipo de aquí hasta octubre (fecha de las elecciones), cosa nada descartable según los mismos antecedentes.

También nos dice la experiencia, lamentablemente, que jamás la derecha respeta la democracia salvo que le favorezca. Puede fingir en todo caso, pero hay que pensar que algo estará tramando.

Mientras tanto el pueblo argentino, en su mayoría, vive una reconfortante sensación de alivio.

 

ANGEL CAPPA
 REBELIÓN.ORG

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

Pedro Pablo Kuczynski Pedro Pablo Kuczynski
Políticahace 6 horas

Como siempre, PPK no respetó la ley

Una vez titulamos en nuestro editorial, a propósito de Keiko Fujimori: Dura lex, sed lex, aforismo originado en el derecho...

Incendio forestal Incendio forestal
Especialhace 6 horas

La Amazonía en llamas

Según un reporte del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COER) una fina capa de humo “con un olor no...

Transporte informal por cerros y pistas Transporte informal por cerros y pistas
Políticahace 6 horas

Los retos de la Autoridad Autónoma del Transporte

La Autoridad de Transporte Urbano (ATU) fue creada el 26 de diciembre del 2018 (Ley N° 30900). Su creación fue...

Madre hija educación padres enseñando a leer Madre hija educación padres enseñando a leer
Políticahace 6 horas

Gobierno anuncia ponte en #ModoNiñez

En su compromiso por garantizar que las niñas, niños y adolescentes puedan sentirse seguros en los espacios públicos, el Presidente...

Rehabilitación de 16 puentes en Áncash Rehabilitación de 16 puentes en Áncash
Políticahace 6 horas

Rehabilitación de 16 puentes en Áncash

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), a través de su Equipo Especial de Reconstrucción con Cambios (EERCC), invierte más...

Corte Superior de Justicia de Ica Corte Superior de Justicia de Ica
Políticahace 6 horas

Adoptan acuerdos en Primer Pleno Jurisdiccional

Los jueces superiores, especializados y mixtos con competencia en los procesos civiles de la Corte Superior de Ica establecieron, por...

Es inconstitucional que padres intervengan en material educativo Es inconstitucional que padres intervengan en material educativo
Políticahace 6 horas

Es inconstitucional que padres intervengan en material educativo

El proyecto de ley de la bancada de Acción Republicana que busca que los materiales educativos sean supervisados por los...

Marcha protesta de sindicatos de trabajadores Marcha protesta de sindicatos de trabajadores
Políticahace 6 horas

Expresión de Aráoz sobre sindicatos es agresiva y antidemocrática

La expresión de la vicepresidenta Mercedes Aráoz sobre los sindicatos es agresiva y antidemocrática, afirmó el exministro de Trabajo, Christian...

Héctor Becerril Héctor Becerril
Políticahace 6 horas

Mejor es reírse

Vizcarra es igual que Montesinos.

Pedro Carlos Olaechea Álvarez-Calderón Pedro Carlos Olaechea Álvarez-Calderón
Políticahace 6 horas

La voz clara

“Si el pedido de diálogo es serio, podría usted llamarlo por teléfono e ir a Palacio de Gobierno, como lo...

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.