Contáctanos

Especial

El fallo de la Corte de EEUU contra Argentina

Publicado

en

El fallo de la Corte de EEUU contra Argentina

“Argentina va a cumplir con su deuda reestructurada, no vamos a defoltear nuestra deuda con los bonistas, pero no vamos a aceptar extorsiones: no queremos ser cómplices de aquellos que están dispuestos a hacer negocios sobre la miseria de la gente”. La frase, en lenguaje directo, en tono firme y sereno, la lanzó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en un mensaje al país, dirigido a millones de argentinos, pero también al 92% de acreedores que se adhirieron al canje.

El mensaje fue la respuesta oficial al fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos rechazando la apelación argentina contra la decisión del juez de Nueva York, que reconoce el derecho de los “fondos buitre” de reclamar el pago en efectivo del total del valor nominal de los bonos que compraron después del default. La presidenta anunció que ya instruyó que se instrumente el pago, en este mes, de los próximos vencimientos de deuda por bonos del canje, correspondientes al Discount y el Par, por un total de 930 millones de dólares. Estos pagos podrían hacerse por una plaza distinta a Nueva York, si existiera riesgo de embargo por parte del juez Thomas Griesa.

“Este fallo es contrario no solo a los intereses de la Argentina, sino también a los del 92 por ciento de los acreedores que creyeron en el país y en la reestructuración de su deuda, y también va en contra del funcionamiento del sistema económico y financiero global”, definió CFK al iniciar su exposición al país. Recordó el apoyo a la posición argentina expresada por Francia, México, Brasil y parlamentarios británicos, que entendieron que se trataba de una causa de carácter global.

Sin embargo, más adelante en su discurso aseguró que el fallo en contra de Argentina no la sorprendió. “No es un problema económico, ni siquiera financiero o jurídico” lo que se está definiendo, explicó. El fallo “es la convalidación de un modelo de negocios a escala global, una forma de dominación mundial en base a la especulación, a los negocios con títulos y derivados, para poner de rodillas a los países y a su población: basta que haya gobiernos dispuestos a ceder a las presiones de este poder financiero” para que éste imponga las condiciones en su provecho. Este camino, advirtió, “va a tener consecuencias graves, tragedias inimaginables”.

El fallo de la Corte de EEUU contra Argentina

POR QUÉ “BUITRES”
La presidenta argentina recordó que tanto en el país como en muchos otros, inclusive Estados Unidos, existen leyes de quiebra o bancarrrota que facultan a una empresa, en cese de pagos o default, a reestructurar su deuda con el acuerdo de los titulares del 66 por ciento de las acreencias. “Para las deudas soberanas de los países no existe algo así”, recordó, lo cual es aprovechado por algunos fondos especulativos para obtener amplios beneficios comprando “deuda defolteada, de un país que ya dejó de pagar, a precio de bonos basura, porque tienen todo el tiempo del mundo para esperar que ese país se recupere” y exigirle, en un tribunal, una suma varias veces superior a la invertida en su compra.

En el caso del “fondo buitre” NML Capital Ltd, que lidera la demanda contra Argentina en Nueva York, recordó que compró los bonos argentinos después del default de 2001, pagando 48,7 millones de dólares por ellos, y ahora la justicia neoyorquina le reconoce el derecho al cobro de 832 millones de dólares por los mismos. “Una ganancia de 1,600 por ciento en dólares en pocos años; yo creo que ni el crimen organizado consigue esa tasa de retorno en tan poco tiempo”, subrayó.

Fernández dimensionó las consecuencias financieras que tendría el cumplimiento efectivo de la pretensión de los “fondos buitre” recordando que, a valores de hoy, el pago que el juez de Nueva York le ordena a Argentina hacer a favor de NML Capital y demás “fondos buitre” que intervinieron en el litigio, asciende a unos 1,500 millones de dólares. Pero esos fondos, explicó, representan la décima parte del total de bonos que no entraron al canje. Si ese poco más del 7 por ciento de la deuda no canjeada se presentara en los tribunales reclamando igual derecho que el obtenido por estos “fondos buitre”, Argentina enfrentaría una demanda de alrededor de 15 mil millones de dólares: “Eso es más de la mitad de las reservas internacionales; es absurdo e imposible pretender que un país destine a un solo pago de deuda más de la mitad de sus reservas”, señaló CFK, indicando de inmediato que, “además, si el 92 por ciento que entró en el canje encuentra otro juez que considere, por una cuestión de equidad e igualdad, que es exigible por esos bonistas el pago al contado del valor total de los bonos al momento del default o de su emisión, entonces tendríamos que tanto el acuerdo de canje, como el país, caerían como un castillo de naipes”.

El fallo de la Corte de EEUU contra Argentina

Bolsa de Valores de Argentina.

LOS ORÍGENES
La presidenta dedicó un párrafo central de su exposición al informar del origen y acumulación de la deuda externa, sobre todo su evolución desde el golpe cívico-militar de 1976. “A partir de la última dictadura, la deuda tuvo un crecimiento exponencial, imponiéndole el cepo más extraordinario a la economía argentina”, que quedó expuesto en términos de pobreza y de miseria, desocupación y marginalidad, destrucción del aparato productivo y desintegración nacional. “Creció en dictadura, pero también en tiempos de democracia, durante los ‘80 primero y después, en los ‘90. Con el llamado régimen de convertibilidad, de la mano de la ficción de que un peso era igual a un dólar, el país se endeudó de manera terrible”.

Cristina Fernández se refirió de inmediato, en modo irónico, a “dos formidables operaciones, que algunos definen como el mayor fraude financiero de la historia: el Blindaje y el Megacanje”, las dos renegociaciones de deuda ejecutadas bajo el gobierno de Fernando de la Rúa (años 2000 y 2001). El primero, recordó, “fue una suerte de pasamanos entre el Fondo Monetario y algunos acreedores, por el cual el primero le prestaba al país supuestamente 40 mil millones de dólares de los que no ingresaba nada”. En cuanto al Megacanje, Cristina Fernández refrescó que fue “una idea propuesta por David Mulford, exsecretario de Tesoro de Estados Unidos”, que había sido convocado por el entonces (año 2001) ministro de Economía Domingo Cavallo. Consistió en el canje de 46 bonos entonces vigentes por otros 5 de nueva emisión, ampliando los beneficios en tasas pero extendiendo los plazos de pago, que abarcaba a una gruesa porción del stock de deuda de aquel momento. Por esta operación, recordó la presidenta, el país pagó 150 millones de dólares en comisiones, de los cuales se beneficiaron siete bancos y el propio Mulford (cobró unos 20 millones, precisó ayer la jefa de Estado). Algunos de esos bancos eran, a la vez, titular de AFJP que poseían títulos de la deuda anterior y los canjearon por los nuevos. “Los bancos cobraron comisión por colocar deuda que ellos mismos ya tenían en sus propias AFJP”, señaló la presidenta en su repaso.

“Esta operación le provocó al país un perjuicio de 55 mil millones de dólares; pero esta causa prescribió en la justicia. ¿Qué significa esto? Que por inactividad de los jueces, de algunos fiscales y camaristas, fueron venciendo los plazos y la causa se cayó. Así logró Mulford su sobreseimiento. Es la forma en que actúan algunos jueces, que contrasta con la celeridad con que intervienen cuando las acciones son contra el Estado”, expresó.

Pocos meses después del Megacanje, en diciembre de 2001, sin posibilidad de cumplimiento, en un país que se achicaba al ritmo de las políticas de ajuste, “se disparó el default de deuda soberana más grande de la historia”, apuntó la presidenta, “con una deuda que llegaba al 160 por ciento del PBI, una desocupación del 25 por ciento y una pobreza del 50 por ciento”. Fue a partir del 25 de mayo de 2003, al asumir Néstor Kirchner la presidencia, recordó, que se inicia el proceso de renegociación que culmina en el primer canje, y luego continuó la actual mandataria con el segundo canje (2010), los arreglos en el Ciadi y el más reciente acuerdo con el Club de París.

Raúl Dellatorre
Pág 12

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

Turquía renuncia nuevamente al califato, por segunda vez

Publicado

en

Recep Tayyip Erdogan

En el islam, el papel que desempeñan los Papas cristianos no va a manos de un teólogo sino al jefe de Estado más poderoso, como en el cristianismo de la época romana. La función de califa se convirtió así una cuestión más política que espiritual. Después de haber creído que el califato de Daesh ofrecía a Turquía la posibilidad de recuperar su grandeza otomana, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan logró más bien lo contrario… empujar su país a la barbarie.

En el siglo XVIII, durante la guerra de Crimea, el zar ruso fue el primer jefe de Estado en reconocer el doble papel político y espiritual del califa. Constantinopla había sido derrotada militarmente, pero su sultán seguía conservando un poder sobre las almas de los tártaros. Los sultanes se habían autoproclamado sucesores de Mahoma, en nombre del lugar que habían conquistado, a punta de sable, en la historia del mundo musulmán. En ausencia de rivales, los sultanes asumían la dirección espiritual de los musulmanes, incluso fuera de su imperio.

Al término de la Primera Guerra Mundial, cuando ese imperio se vio definitivamente vencido y disuelto, Mustafá Kemal Ataturk se sintió muy incómodo con aquel legado y trató de separar el poder temporal, cuyo control él mismo había asumido, del poder espiritual, poder que trató de transferir –primero a una autoridad árabe y después a una autoridad india. En definitiva, Mustafá Kemal no encontró más solución que abolir el califato –el 5 de marzo de 1924– para emprender la mod ernización de Turquía [1]

Para George V, rey de Inglaterra y jefe de la Iglesia anglicana, era imposible recuperar el califato en una de sus colonias, y por ende apropiarse del poder espiritual sobre todos los musulmanes. Eso fue lo que el rey Fuad I trató de hacer –sin éxito– en el Egipto colonizadp.

En 1928, Hassan al-Banna creó la Hermandad Musulmana, para regenerar la sociedad egipcia. Su actividad era exclusivamente moralizadora. Pero la Hermandad Musulmana planteó desde el primer momento que, después de “islamizar” el modo de vida del pueblo, habría que restablecer la unidad de los musulmanes alrededor del califato y extender este último al resto del mundo. El rey Fuad I vio en la Hermandad Musulmana un poderoso respaldo para su régimen, sometido al Imperio británico. Así que la Hermandad Musulmana presentó candidatos a las elecciones legislativas egipcias de 1942 y asesinó al primer ministro egipcio laico, en 1948, limitándose a hacer lo que quería el rey Faruk.

Por su parte, el filósofo de la Hermandad Musulmana, Sayyed Qutb, describió el califato no como un ideal que debía realizarse en un futuro lejano sino como el fruto maduro de la regeneración social. Anwar el-Sadat, quien había sido agente de enlace entre la Hermandad Musulmana y el movimiento de los Oficiales Libres, logró convertirse en presidente de Egipto con el respaldo de la CIA.

Sadat islamizó la sociedad egipcia y preparó las cosas para el parlamente egipcio lo proclamara califa. Pero la Hermandad Musulmana no veía las cosas de la misma manera y orquestó el asesinato de Sadat, perpetrado por el grupo terrorista Yihad Islámica, bajo la dirección de Ayman al-Zawahiri [2].

Exactamente de la misma manera, el Emirato Islámico (Daesh) [3] pudo considerar –en contra de la opinión de Ayman al-Zahawiri, ahora convertido en el emir de al-Qaeda– que había logrado imponer el orden «islámico» e instaurado la sociedad perfecta en la ciudad siria de Raqqa, lo cual le daba derecho a proclamar el califato, el 14 de junio de 2014.

Según el acta de la participación de los servicios secretos en la reunión donde se preparó la ofensiva de Daesh contra Irak –reunión realizada en Amman, capital de Jordania, del 27 de mayo al 1º de junio de 2014–, acta revelada más tarde por el diario turco Ozgur Gundem, la proclamación del califato no fue mencionada por los participantes que representaron al Reino Unido, Israel y Estados Unidos en aquella reunión [4].

Es por tanto posible que la proclamación del califato haya sido una iniciativa de los mercenarios de Daesh y que tal iniciativa fuese más allá de la misión que se les habia encomendado. En todo caso, para el gobierno turco el califato era la oportunidad de volver a conquistar el poder espiritual perdido sobre todo el mundo musulmán.

Turquía renuncia nuevamente  al califato, por segunda vez

Lógicamente, la Turquía islamista apoyó sin reservas a Daesh. Solo Rusia denunció tal estado de cosas, primeramente en la reunión del G20 realizada en Antalya (Turquía) –en noviembre de 2015– y más tarde a través de 5 informes de la inteligencia rusa entregados al Consejo de Seguridad de la ONU entre el 29 de enero y el 17 de mayo de 2016 [5].

El fracaso militar del califato ante los ejércitos de Siria e Irak puso a Turquía ante la peor imagen de sí misma que podía tener. No hay ninguna diferencia entre las hordas de jinetes de Tamerlán invadiendo Bagdad y los yihadistas de Daesh invadiendo Mosul en columnas de Toyota [6]. Tampoco hay diferencia alguna entre el genocidio desatado contra los no musulmanes –como los cristianos armenios– primeramente por el sultán Habdul Hamid-II y más tarde por los ‎Jóvenes Turcos y la masacre de kurdos yazidíes y decapitaciones masivas de laicos. Todo el trabajo que Mustafá Kemal había realizado para sacar de la barbarie a los «hijos del lobo de las estepas» y construir una Turquía moderna se vio así reducido a polvo en cuestión de meses. Es por tanto muy importante tomar en serio el cambio orquestado en Ankara en ocasión del tercer aniversario del intento de asesinato contra el presidente Recep Tayyip Erdogan y la intentona golpista que tuvieron lugar el 15 de julio de 2016. La vía de la Hermandad Musulmana arrastró a Turquía a una fase de horror y violencia.

Luego de haberse visto a sí mismo convertido en «Protector» de esa cofradía, el AKP [7] tiene que volver a separar la política de la religión, como hizo Ataturk. No es solo una opción sino una necesidad vital [8].

La propaganda que afirma que en la porción de suelo sirio que la prensa occidental se empeña ahora en designar como «Rojava» no hay elementos de Daesh y el nebuloso acuerdo concluido con Estados Unidos sobre el norte de Siria no modificarán el hecho que la situación ha cambiado. Son factores que solo posponen la necesaria clarificación. Ankara está obligada a proseguir el proceso de Astaná.

Es por eso que, en su mensaje por el Aid al-Adha, la fiesta musulmana del cordero o Fiesta del Sacrificio, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan recuerda el carácter unitario de ese ritual en memoria de la revelación judeocristiano-musulmana de Abraham, recuerda también las victorias militares turcas y termina con un extraño llamado a la prudencia en la circulación vial. Ankara se vuelve hoy, prudentemente, hacia una redefinición de la identidad turca, no religiosa sino nacionalista, no exclusiva sino inclusiva.

NOTAS:

[1] The Inevitable Caliphate? A History of the Struggle for Global ‎Islamic Union, 1924 to the Present, Reza Pankhurst, Oxford University press, 2013.
[2] «La Hermandad Musulmana, como cofradía de asesinos» por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 29 de junio de 2019.
[3] También llamado Estado Islámico y designado a veces con las siglas EIIL, ISIL o ISIS. Nota de la Red Voltaire.
[4] «Daesh hace realidad el Califato, sueño de la Hermandad Musulmana», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 9 de agosto de 2019.
[5]
– 1. «Informe sobre el comercio ilegal de hidrocarburos por el Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL)», Red Voltaire, 29 de enero de 2016.
– 2. «Informe de la inteligencia rusa sobre actual apoyo de Turquía al Emirato Islámico», Red Voltaire, 10 de febrero de 2016.
– 3. «Informe de la inteligencia de Rusia sobre el tráfico de antigüedades de Daesh», Red Voltaire, 8 de marzo de 2016.
– 4. «Informe de la inteligencia rusa sobre actual apoyo de Turquía al Emirato Islámico», Red Voltaire, 18 de marzo de 2016.
– 5 «Nuevo informe de la inteligencia rusa sobre actual apoyo de Turquía al Emirato Islámico», Red Voltaire, 17 de mayo de 2016.
[6] Los mongoles conquistaron Asia en el siglo XIV. Sus descendientes fundaron el Imperio Otomano.
[7] El AKP es el partido de gobierno del actual presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Nota de la Red Voltaire.
[8] «Turquía no se alineará con la OTAN ni con la OTSC», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 6 de agosto de 2019.

THIERRY MEYSSAN
RED VOLTAIRE

Seguir leyendo

Especial

Fracasa el primer intento de restauración neoliberal

Publicado

en

Alberto Fernández y Cristina

El primer significado de las previas argentinas, con la enorme derrota de Mauricio Macri, es el del fracaso del primer intento de restauración neoliberal. Después de más de una década de gobiernos antineoliberales, la derecha logró una primera victoria, después de mucho tiempo. Se dio en Argentina, con el triunfo de Mauricio Macri, con un programa típicamente neoliberal.

Una campana eufórica, una victoria conmemorada como el retorno a los viejos tiempos de centralidad del mercado, de destrucción de la imagen del mercado, de retorno de la locura de gobiernos populistas que despilfarraban recursos públicos con distribuciones insensatas.

El retorno de los duros e inevitables ajustes fiscales, del “sinceramiento” de las tarifas públicas, ya sin subsidios, como vuelta a la realidad. Se viraba la página de gobiernos irresponsables.

Ese proceso se reproducía, con golpes, persecución política y manipulación electoral en Brasil, y apuntaba, adaptando las palabras de Kissinger sobre Chile: a “salvar a los latinoamericanos de su propia locura”. Ecuador se sumaba, la amenaza restaurativa llegaba a Uruguay y a Bolivia. Salían Lula, Cristina, Pepe Mujica, Evo, Rafael Correa, sustituidos por Macri, Bolsonaro, Moreno y otros que se postulaban a sumarse a esa nueva lista.

Crisis en Argentina leyendo diario el Tiempo

Pero las cosas no se dieron así. Más allá de las encuestas truchas, de las manipulaciones del mercado, la victoria de Alberto Fernández y Cristina estuvo por encima de cualquiera previsión. Los efectos brutales del ajuste neoliberal fueron contundentes y pasaron la cuenta al gobierno Macri.

Análisis precipitados, incluso del área progresista, se han arriesgado a pronosticar que el macrismo venía para quedarse como fuerza hegemónica en el campo político, como nueva expresión de la derecha argentina.

Querían que el kirchnerismo fuera un paréntesis en la historia argentina, pero quien ahora tiene ese destino es el macrismo. Ya se especula quién encabezará la derecha y al superviviente macrismo, a lo mejor el alcalde de la ciudad de Buenos Aires, dada la fragorosa derrota también de la gobernadora macrista de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

¿Qué significa ese resultado, qué tiene todas las posibilidades de ser todavía más arrasador en octubre, para América Latina? ¿Cómo podemos proyectar el futuro de la región después del resultado de las elecciones en Argentina?

En primer lugar, significa que la derecha no tiene otro modelo que el neoliberal, que no tiene ninguna capacidad de retomar el crecimiento económico, menos todavía de distribuir renta. La trayectoria del gobierno fracasado de Macri fue repetida por el de Michel Temer en Brasil, de Moreno en Ecuador y ya se confirma con el gobierno de Bolsonaro.

Es un camino seguro de derrota para la derecha, que ya demuestra que el retorno de algunos gobiernos latinoamericanos será de corto aliento, un paréntesis.

En segundo lugar, los daños causados por los gobiernos de restauración neoliberal representan un enorme retroceso económico, político y social, que los gobiernos que los sucedan van a recibir como herencia, con la cual van a tener grandes dificultades para retomar un modelo económico y social antineoliberal.

Argentina Cristina Fernández

En tercer lugar, que el camino para derrotar a esos gobiernos es el de aglutinar a todas las fuerzas que se oponen a ellos, valiéndose centralmente de los efectos sociales profundamente negativos de sus políticas económicas.

Esto es, siendo un amplio frente antineoliberal, que se propone superar las políticas económicas que han llevado a Argentina a una profunda recesión, a un enorme desempleo, a la perdida de una gigantesca cantidad de divisas, a un endeudamiento que quita la soberanía de sus políticas. Ese fue básicamente el camino trazado por la lista que ha derrotado al gobierno neoliberal de Mauricio Macri.

¿Qué consecuencias pueden tener esos resultados sobre la región? En primer lugar, dejar a Bolsonaro aislado de su gran aliado, para quien trató de hacer campaña electoral y probablemente, ha causado otros daños a la candidatura de Macri.

En segundo lugar, las elecciones en Bolivia y en Uruguay serán afectadas con el fracaso y la derrota de Macri pero también es probable que, en esos dos países y otros de la región, cuenten con gobiernos con rasgos distintos y antagónicos a los de Macri. Los uruguayos y los bolivianos van a tomar nota de a qué destino llevan las restauraciones neoliberales y cómo el pueblo tiende a castigar duramente a esos gobiernos.

El caso argentino, habiendo sido el primero del retorno da la derecha y su modelo neoliberal, ha sido también el primero en derrotar ese camino, el primero que ha demostrado el nuevo fracaso del neoliberalismo en Latinoamérica, abriendo camino hacia un nuevo ciclo de crecimiento y de distribución de renta en la región.

 

EMIR SADER
ALAINET.ORG | EMIR SADER, SOCIÓLOGO Y CIENTÍFICO POLÍTICO BRASILEÑO, ES COORDINADOR DEL LABORATORIO DE POLÍTICAS PÚBLICAS DE LA UNIVERSIDAD ESTADUAL DE RIO DE JANEIRO (UERJ).

Seguir leyendo

Especial

Cómo enfrentar la guerra no convencional contra Venezuela

Publicado

en

Cómo enfrentar la guerra no convencional contra Venezuela

“DEL ASEDIO AL ASALTO”:

Antes de que el concepto de ‘Guerra No Convencional’ acaparara titulares y se convirtiera en la noción de moda para catalogar la agresión contra Venezuela, ya un exguerrillero venezolano había logrado prever con años de anticipación la naturaleza de la amenaza que se cierne hoy sobre el rico país suramericano.

A pocas horas de que se conociera la orden ejecutiva firmada por Donald Trump, dirigida a embargar los bienes y activos de Venezuela en Estados Unidos, Carlos Lanz accedía a conceder una entrevista a Sputnik para dar cuenta de la escalada en el conflicto que, según sus consideraciones, se aproximaba.

Los hechos le dieron la razón.

UN GUERRILLERO QUE SIEMBRA

“El imperio es una cosa seria, no es una metáfora”, reflexiona el sociólogo venezolano mientras nos hacemos paso en una pequeña oficina del Ministerio de Educación, donde funciona la coordinación nacional del programa Todas las manos a la Siembra.

De andar pausado y argumentaciones que están impregnadas de la privilegiada conjunción de experiencia e investigación, nos confiesa que se le ha llegado a acusar “de apocalíptico” porque lleva años denunciando que en Venezuela ocurriría una crisis alimentaria.

“Aquí la siembra y la producción tiene que ser tomada como una necesidad de primer orden”, expresa convencido; sin embargo, se da una licencia para relajar el habitual rictus que le marca el rostro y bromea con el hecho de que, a su juicio, “chavista que no siembra” debería estar bajo “estado general de sospecha”.

Carlos Lanz

MÁS DE UNA DÉCADA DE ADVERTENCIAS

Carlos Lanz fue miembro de distintos frentes guerrilleros que lucharon contra los gobiernos que antecedieron a Hugo Chávez.

Ya con el propio Chávez en la Presidencia de la República se dedicó a la formación de la clase obrera en las nuevas formas de cogestión industrial que requería la nueva perspectiva política, así como en la promoción de modelos de producción alternativa para fomentar una economía no dependiente de la actividad petrolera.

Llegó a dirigir el Programa Nacional de Formación del Ministerio de Economía Popular y también se desempeñó como presidente de la empresa de aluminio más importante del país: CVG-Alcasa.

Sin embargo, a finales de 2008 vuelca su interés en sistematizar lo que se venía perfilando como una agresión de carácter multidimensional contra Venezuela.

Las operaciones psicológicas hechas contra el Gobierno de Chávez lo hicieron entender que ese sería el nuevo campo de batalla.

“Creo que el combate en los actuales momentos es también político-cultural, y me atrevería a decir que es más cultural que político. El asunto es revertir el ataque más profundo lanzado a la estructura psicológica y emocional”, clarifica.

— ¿Qué doctrina se está aplicando contra Venezuela?

—Una Proxy War o guerra subsidiaria. Pero no hay una doctrina pura, sino una combinatoria de enfoques y métodos. Uno consigue más de 14 variables que corresponden a las distintas formas de guerra no convencional.

En Venezuela se aplican todas de forma simultánea. Lo importante es abordar no las diferencias, sino los elementos comunes. Sin embargo, la Proxy War es lo que coincide más con la finalidad política de la doctrina estratégica conjunta de Estados Unidos.

— ¿Usted cree que en Venezuela está naciendo una nueva clase de guerra no convencional? Es decir, que se esté experimentando con nosotros un nuevo enfoque…

—Hay una validación de la hipótesis de Proxy War cuando atendemos a cómo han venido ocurriendo los eventos de agresión este año. Poca atención se le presta al eje Cúcuta-Catatumbo, excepto en la caracterización tradicional de actividades delictivas que allí tiene lugar. No obstante, el empleo de ese corredor estratégico será vital para el desarrollo de la guerra subsidiaria contra Venezuela.

Tampoco es que la tercerización de la guerra sea un invento reciente. Lo particular es que Estados Unidos lo enlaza con algo que aparece en su doctrina conjunta y que se llama “el dominio concreto del espectro o de amplio espectro”, que consiste en la simultaneidad del ataque enemigo, la combinación y permanencia de sus múltiples aspectos.

— ¿En qué consiste el dominio del amplio espectro?

—No se trata de una sumatoria de los componentes regulares de las Fuerzas Armadas, que se usan con el fin de someter a un enemigo. Estados Unidos incluye todo: los aspectos culturales, simbólicos, económicos, políticos, sociales, es decir, no militares. La idea es no darle al enemigo ningún espacio de resguardo, ni un momento para tomar aliento.

Se busca el desgaste a través del ataque permanente, por todos los flancos, como si se tratara de un enjambre de avispas. Y bueno, lo más importante que brinda un sentido general a las estrategias de todas las dimensiones, en todos los tiempos y espacios.

— ¿Cómo hacer frente a este ataque?

—La doctrina de la defensa integral de nuestra Fuerza Armada Bolivariana es una respuesta al amplio espectro. Este no puede ser derrotado de forma puntual, sino a través de una acción coordinada, concurrente, de una serie de políticas que aborden cada aspecto de la vida de una sociedad.

— ¿En qué etapa de la guerra cree que estamos?

—Elliott Abrams ha dicho en una de sus declaraciones que estamos en la etapa “del asedio al asalto”. Es asfixia, por supuesto, pero como elemento preparatorio no de un desembarco de marines, sino de una estrategia militar híbrida, donde hay combinación de medios convencionales y no convencionales.

Es decir, se hace uso de nuevos actores, como bandas criminales, fuerzas de operaciones especiales, narcotraficantes. Son fuerzas que no tienen membresía. Esas serán las que harán el trabajo sucio.

— ¿Hay indicadores que sostengan su perspectiva?

—Aquí se está estableciendo una meseta. Hay una tendencia que se estabiliza peligrosamente y empiezan a confluir todas esas variables que vienen de abajo en un punto.

Eso hace peligroso el escenario, puesto que no se trata de una fase culminante con una opción militar típica, sino que está desprovista de los aspectos convencionales, pues ellos no van a descender en el terreno en Venezuela para no repetir la experiencia de Afganistán.

El mensaje disuasivo que estamos promoviendo con el Método Táctico, las milicias, el armamento, les hace entender que no será un paseo. Aquí va a haber una guerra y yo planteo que tiene que ser continental, la respuesta no se puede quedar en Venezuela.

— ¿Washington evita el síndrome de Vietnam?

—Exactamente. El efecto postraumático de las bajas de los soldados estadounidenses en combate. Por ello usan a Colombia como comodín. Es un enfoque eminentemente pragmático. Ellos van a evadir una guerra que les pueda afectar a lo interno de los Estados Unidos, sobre todo cuando Trump está severamente cuestionado y se aproxima un año electoral.

— Si pudiese asesorar directamente al presidente Nicolás Maduro para hacer frente a este escenario, ¿qué le diría?

—Que debemos hacer una ofensiva comunicacional profunda para develar la estrategia imperial. Que sea permanente. Al presidente le diría que Estados Unidos está manejando el conflicto social en Venezuela como un vector de descomposición. Por tanto, si empiezas a sumar, desabastecimiento de alimentos, medicinas, transporte, gas, teléfono, tienes una serie de dimensiones simultáneas y encadenadas a las cuales debes darle respuesta.

Eso pasa, necesariamente, por controlar los precios de los alimentos, poner presos a los corruptos, tener un gabinete de guerra que asuma el hecho de la confrontación no como casuística, sino como decisión de Estados Unidos de imponer su voluntad en Venezuela. Implica la unidad de la revolución, los aspectos operacionales, que es un aspecto que me preocupa…

— ¿Por qué le preocupa?

—Porque nosotros parecemos en algunos aspectos estar preparándonos para una guerra convencional con barcos y aviones. Creo que eso no está en la agenda, aun cuando tenga sus preparativos. El costo político de una decisión como esa no la van a asumir en Washington. Por tanto, ellos seguirán buscando desarticular la unidad de nuestra fuerza armada, romper la institucionalidad.

Por tanto, los aspectos logísticos y operacionales deben virar cuanto antes hacia la guerra popular prolongada, pero no para el año 2020, sino para este momento. Eso es un disuasivo.

— ¿Podríamos ahondar en lo que llama “conflicto social como vector de descomposición”?

—Al presidente le recomendaría atender urgentemente las subjetividades. Aquí se está aplicando una gran operación psicológica para vulnerar nuestra identidad, nuestras convicciones. Necesitamos dar una guerra de valores, donde le pongamos un freno a la dominación cultural, a la degradación, al envilecimiento de la persona.

Porque la gente está sometida a una serie de presiones de degradación de sus condiciones de vida, pero también a la degradación de su propio imaginario colectivo, de su identidad como pueblo. La sociedad venezolana está sufriendo de una hiperanomia, con el resultado del desconocimiento de las normas, de la ruptura del contrato social. Es un proceso imperceptible pero está en desarrollo.

— ¿Cómo avanzamos en eso?

—Pasa por rescatar nuestro ideario. Hay que rescatar el concepto de la lugarización. Por ejemplo, en los pueblos de Venezuela, la resistencia y la insurgencia cultural se da a través del rescate de la palabra, del trabajo comunitario, la vinculación con la naturaleza, solidaridad personal, fe religiosa. Hay un cemento que ha sido atacado por el eurocentrismo, por la moda neoliberal, pero hay resistencia, un sedimento que da la base para esa insurgencia.

Tiene además que darse un proceso de renovación de la promesa del rescate del ideario revolucionario, de la utopía. Somos constructores de sueños, profesionales de la esperanza, que es un eslogan del proyecto educativo nacional. El imperialismo no lo vamos a combatir solo con medios militares, lo debemos combatir también en el terreno de los valores y de la subjetividad.

— ¿Y cómo se articula esto con el proyecto político?

—Tenemos necesidad de una nueva subjetividad revolucionaria. Cuáles serían los componentes de esta, el rescate de los acervos de las luchas históricas, como lo hizo el comandante Chávez. Hay que acompañar al pueblo en sus luchas, enfrentando lo que son los ataques más arteros de las operaciones psicológicas, pero también elevando los niveles de eficacia de la gestión, la corrupción tributa a la estrategia contrarrevolucionaria, no lo podemos dejar pasar.

Debemos meter presos corruptos emblemáticos, la revolución demanda una acción reivindicativa en ese sentido. Luego meternos de frente contra la burocracia en la gestión de Estado, que revierta los procesos de la lentitud, de las distracciones, de la demora, del papeleo interminable. Debemos recuperar la gobernabilidad del Estado.

Las bandas criminales, como estas que aparecen viralizando videos, son un desafío al monopolio de las armas y la legalidad del uso de la violencia, para poner en duda quién gobierna realmente. Eso es una interpelación a la propia Fuerza Armada, para hacernos ver como un Estado fallido.

 

JOSÉ NEGRÓN VALERA
SPUTNIK MUNDO

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

José Domingo Pérez Gómez José Domingo Pérez Gómez
Políticahace 1 hora

Es una mordaza a la información

El jurista Juan José Quispe del Instituto de Defensa Legal (IDL), consideró que el proceso disciplinario iniciado por el Ministerio...

Walter Aduviri Calisaya Walter Aduviri Calisaya
Políticahace 1 hora

El peligroso antecedente que marca la sentencia a Aduviri

Y mientras la gobernabilidad del país se cae a pedazos, con el peligro de llegar a la segunda vacancia presidencial...

Martín Vizcarra Cornejo Martín Vizcarra Cornejo
Políticahace 1 hora

“Ni un paso atrás en la lucha contra la corrupción y la impunidad”

El presidente Martín Vizcarra aseveró que los peruanos exigen un nuevo destino político y decidir su futuro en las urnas...

Sergio Tejada Sergio Tejada
Políticahace 1 hora

Presidente Vizcarra debería plantear cuestión de confianza

El jefe del Estado, Martín Vizcarra, debería plantear una cuestión de confianza si es que el Congreso de la República...

Bancada fujimoristas Fuerza Popular Bancada fujimoristas Fuerza Popular
Políticahace 1 hora

El fujimorismo tiene una terrible vocación por el suicidio político

Vocero de la bancada del Frente Amplio consideró que Keiko Fujimori tiene una enorme influencia respecto a las decisiones que...

Ministra Jara: Trabajamos para incrementar la competitividad del país, María Jara Risco Ministra Jara: Trabajamos para incrementar la competitividad del país, María Jara Risco
Políticahace 1 hora

Ministra Jara: Trabajamos para incrementar la competitividad del país

Como parte de la política de gobierno para mejorar la competitividad y productividad del país e incrementar la dinámica comercial,...

La privatización no está en los planes de la empresa La privatización no está en los planes de la empresa
Políticahace 1 hora

La privatización no está en los planes de la empresa

La Alta Dirección de Sedapal ha realizado mejoras significativas desde el inicio de gestión y ello se reconoce en haber...

Hospital Edgardo Rebagliati Martins - EsSalud Hospital Edgardo Rebagliati Martins - EsSalud
Políticahace 1 hora

Francisco Romero Montes y la importancia de la Seguridad Social

Durante el VI Congreso Peruano de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, realizado en la Universidad Nacional Mayor...

Contenedores embarcados en puerto Contenedores embarcados en puerto
Economíahace 1 hora

Productos industriales peruanos a 151 países

Los envíos al exterior de productos industriales peruanos llegaron a 151 mercados lo cual generó el ingreso de 2,547.8 millones...

Puerto de Ilo impulsará el desarrollo en el sur Puerto de Ilo impulsará el desarrollo en el sur
Economíahace 1 hora

Puerto de Ilo impulsará el desarrollo en el sur

Con la transferencia de 6.5 millones de soles, realizada por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) a la Empresa...

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.