Contáctanos

Especial

El apagón en Venezuela: un crimen de lesa humanidad

Publicado

en

El apagón en Venezuela: un crimen de lesa humanidad

Decíamos hace unos pocos días que el fiasco con que terminó la operación “ayuda humanitaria” intensificaría la agresividad de la Casa Blanca por la vía de atentados y sabotajes selectivamente planificados para ocasionar el mayor daño posible a la población y, de ese modo, desatar lo que según los expertos de la CIA y el Departamento de Estado sería un masivo levantamiento popular en contra del gobierno de Nicolás Maduro. (Ver dicha nota titulada: “Trump: la impotencia y la furia”, en https://www.pagina12.com.ar/179699-trump-la-impotencia-y-la-furia o también en http://www.atilioboron.com.ar/2019/03/trump-la-impotencia-y-la-furia.html y en).

Algunos críticos pretendieron descalificar nuestro análisis aduciendo que quienes impidieron que llegara la “ayuda humanitaria” fueron los colectivos chavistas.

Pero ahora, con un inexplicable retraso, el propio New York Times confirmó lo que quienes estuvimos en esos momentos en Venezuela supimos de inmediato: que el ataque a esa pretendida ayuda -que no era tal sino materiales para futuros atentados o brotes de violencia- fue obra de los mercenarios contratados por la oposición que de ese modo procuraron destruir las pruebas de sus mentiras y la exposición de sus designios.

Cabe resaltar que, como ocurriera en tantas otras ocasiones, este lumpenaje mercenario es exaltado por la prensa del sistema cual si fueran virtuosos combatientes por la libertad generosamente financiados con dinero de los contribuyentes estadounidenses y, en este caso, la descarada complicidad del narcogobierno colombiano.

En suma, una iniciativa análoga a la que la CIA organizara en Bengasi para facilitar el ataque a Gadafi en Libia en 2011. El periódico neoyorquino publica esa noticia en sus ediciones en lengua inglesa y en castellano, y puede consultarse en (https://www.nytimes.com/es/2019/03/10/venezuela-ayuda-incendiada/?action=click&clickSource=inicio&contentPlacement=2&module=toppers&region=rank&pgtype=Homepage ).

Numerosos informes y notas aparecidas en estos últimos días confirman que el apagón fue precisamente producto de un atentado informático, obra de hackers de alto nivel de sofisticación técnica.

No viene al caso dar mayores detalles del asunto pero basta con decir que un artículo de la revista Forbes, insospechada de simpatías chavistas, si bien dice que la causa más probable del apagón venezolano hayan sido fallas y deficiencias en el mantenimiento de la red de represas no puede descartarse que lo ocurrido hubiese sido parte de una operación del gobierno de Estados Unidos dada la manifiesta beligerancia de la Casa Blanca en contra de la República Bolivariana de Venezuela y la creciente importancia que la ciberguerra ha adquirido en los círculos políticos y militares de Washington.

El apagón en Venezuela: un crimen de lesa humanidad

Según el autor de la nota, Kalev Leetaru, el “cyber first strike” tiene por misión debilitar a un estado adversario como preparación del terreno para una invasión convencional y el caos y la anarquía generados pueden forzar el derrocamiento de un gobierno extranjero sin que este pueda acusar a su agresor.

El artículo tiene un tono muy cauteloso, pese a lo cual no omite decir que “en el caso de Venezuela la idea de que un gobierno como el de Estados Unidos pueda interferir a distancia en su red eléctrica es completamente realística.” (https://www.forbes.com/sites/kalevleetaru/2019/03/09/could-venezuelas-power-outage-really-be-a-cyber-attack/#3e026e0b607c)

En efecto, el ataque se dirigió al cerebro informatizado de todo el sistema eléctrico venezolano. Como lo comenta un experto de ese país, El Guri es después de Itaipú la central hidroeléctrica más grande de Sudamérica (Venezuela tiene aparte otra gran represa, la de Macagua, también afectada por el ataque) y la cuarta a nivel mundial y es controlada en su casi totalidad por sistemas robotizados de apertura/cierre de compuertas del flujo hídrico que alimentan las turbinas generadoras de electricidad.

Los sofisticados protocolos de seguridad del sistema, elaborados conjuntamente por la empresa estatal venezolana con otras dos privadas de origen europeo, fueron rebasados por una ofensiva fenomenal de “millones de incursiones por segundo de manera simultánea y multiubícua” que lograron penetrar los sistemas de seguridad de la enorme represa.

Esta no es una tarea de aficionados, ni algo que Guaidó y sus rústicos compinches pudieran haber hecho desde Venezuela. Esto es guerra cibernética, la guerra de quinta generación cuyo objetivo es la destrucción física del territorio de una nación y de la nación misma, la quiebra definitiva de una conciencia nacional y la transformación de su hábitat en un páramo a ser reconstruido, parcialmente, por las grandes transnacionales que se apoderan de aquél con el solo fin de saquear sus recursos naturales.

¿Paranoia, obsesión antiestadounidense? Nada de eso. Un crimen de lesa humanidad; terrorismo puro y duro meticulosamente planificado y perpetrado por Washington.

En casos como estos la investigación siempre procura establecer los móviles de un crimen, su naturaleza e impacto, los instrumentos utilizados (el “arma homicida”) y las pruebas correspondientes.

El apagón en Venezuela: un crimen de lesa humanidad

Veamos. ¿Los móviles de Washington? Claros como el agua. ¡Maduro debe irse, ya, braman Trump, Bolton, Pompeo, Abrams, Rubio! Y para ello nada mejor que crear un caos indescriptible que afecte la totalidad de la vida social porque en el mundo actual, desde la provisión de agua y la iluminación hasta el acceso a la internet, la telefonía, el combustible, el pago con tarjetas de débito o crédito, utilizar ascensores, movilizar el metro, prácticamente todo depende de la energía eléctrica.

Pompeo lo confesó en su infame tuit del 7 de marzo a las 8:19 pm: “No Food. No Medicine. Now, No Power. Next, No Maduro.” (No hay comida, no hay medicamentos. Ahora no hay electricidad. Lo siguiente: no hay Maduro). O sea, el criminal ha manifestado sus intenciones.

El motivo está claramente establecido. ¿El arma homicida? La ciberguerra, la aplicación militar de la informática, que no requiere instalar en el territorio agredido ni un solo hombre.

Se puede librar esa guerra de quinta generación desde los bunkers ocultos en el desierto de Nevada, donde se manejan los drones que siembran muerte y destrucción en todo el mundo. O desde los refugios especiales en donde decenas de miles de hackers vigilan y monitorean absolutamente todo, inclusive las cuentas privadas de los gobernantes amigos de Washington.

Recordar el caso Angela Merkel a comienzos de este año. ¿Pruebas? Todavía no las hay, pero son muchos los gobiernos y las organizaciones que a su vez están vigilando y monitoreando lo que la Casa Blanca hace y deshace.

Y más pronto que tarde las pruebas aparecerán, para sorpresa de los engreídos imperialistas que se creen invulnerables. Pero a falta de pruebas hay presunciones muy bien fundadas de que allí reside la banda criminal responsable del atentado contra Venezuela.

Misma a la cual se subordina por completo la “oposición democrática” de ese país ante el silencio cómplice de los medios hegemónicos y los desacreditados custodios de la democracia y los valores de la república, agrupados en el nauseabundo Cartel de Lima.

El sabotaje eléctrico es una versión perfeccionada de los proyectos de desestabilización y golpes de Estado que el gobierno de Estados Unidos ha aplicado desde siempre. Tomemos el caso del plan concebido para acabar con la izquierda en El Salvador en la década de los ochentas.

Según testificara ante el Senado Robert White, un exembajador de EEUU en ese país, “los de Miami explicaron…. que para reconstruir el país primero había que echarlo totalmente abajo: se tenía que hundir la economía, el desempleo tenía que ser masivo, había que acabar con el gobierno y había que poner en el poder a un ‘buen’ oficial que llevase a cabo una limpieza completa matando a trescientos, cuatrocientas o quinientas mil personas. … ¿Quiénes son esos locos y cómo actúan? … Los más importantes son seis (empresarios) inmensamente ricos… Traman conjuras, organizan reuniones constantemente y dan instrucciones a XX”. ( Ver Oliver Stone y Peter Kuznick, Historia no oficial de Estados Unidos (Buenos Aires: El Ateneo, La Feria de los Libros, 2015, p. 630.)

El gobierno de Estados Unidos, en nombre de la burguesía imperial, busca hacer exactamente lo mismo, pero apelando a un armamento muchísimo más perverso, si cabe, para demoler la economía y destruir la sociedad venezolanas para luego reconstruirlas para su exclusivo beneficio. Como hicieron en Irak, en Libia, como trataron de hacer en Siria y en el Líbano. Y los “XX” de ahora son los Guaidó, Borges, López, Machado, Ledezma, toda esa oposición cipaya y vendepatria que en un imperdonable e inolvidable alarde de ignominia aplaude el terrorismo que Washington descarga sobre tu propio pueblo.

¿Prevalecerá el imperio en su afán no solo de acabar con el gobierno de Maduro sino de hacer lo propio con la nación venezolana, con la patria de Bolívar, de Miranda, de Zamora, de Chávez?

No creo. Hay un dato significativo que abona mi esperanzada respuesta: en el fragor de un ataque brutal, masivo y persistente como el actual no se ha registrado ni un solo saqueo, ni un solo disturbio, ninguna bandera blanca agitándose para confesar su rendición. Inclusive en los barrios del Este de Caracas hay una tensa calma pero nada más.

Hasta ahora la promoción del caos y la violencia ha fracasado, y esto es una gran noticia. Y una lección importante, que habla de enjundia de ese bravo pueblo al que le canta el himno nacional de Venezuela y que no se doblegará ante el criminal ataque de Estados Unidos.

Mientras tanto, sería bueno que la Fiscalía de la Corte Penal Internacional iniciara una investigación sobre la responsabilidad que le cabe al gobierno de Estados Unidos en la comisión de delitos de lesa humanidad como los que actualmente padece el pueblo de Venezuela.

ATILIO A. BORÓN
Dr. Atilio A. Boron, director del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini (PLED), Buenos Aires, Argentina. Premio Libertador al Pensamiento Crítico 2013. www.atilioboron.com.ar Twitter: http://twitter.com/atilioboron Facebook: http://www.facebook.com/profile.php?id=596730002

ALAINET.ORG

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

Mayo sin Javier Diez Canseco

Publicado

en

Javier Diez Canseco

El 4 de mayo de 2013 partió a la eternidad Javier Diez Canseco. Víctima de un cáncer, que fue la única enfermedad que logró vencerlo, nos dejó uno de los últimos dirigentes políticos de la izquierda marxista peruana que se ganó un lugar en el aprecio y la estima de las grandes mayorías de nuestro país. Jamás la corrupción, el odio, el chantaje y la venganza pudieron con él.

La cárcel y el destierro fortalecieron más sus ideales y principios por construir un Perú socialista y verdaderamente justo. Nacido en Lima el 24 de marzo de 1948, en el seno de una familia de antiguo abolengo, se inclinó desde muy joven en la lucha de los más pobres y jamás beneficiados.

Su juventud se caracterizó por sus estudios de Derecho en la PUCP y de Sociología en la UNMSM, los cuales los alternaba con su militancia en Vanguardia Revolucionaria y el trabajo en los sindicatos de la capital y el Callao. Un estudiante militante de izquierda marxista típico de los años 1960; 1970 y 1980.

Muchas veces hasta dejaba de estudiar cuando el partido destacaba funciones en el campo social. Una militancia ejemplar e inimitable, incluso impensable, en los años actuales, donde una universidad venida a menos, neoliberal y posmoderna, solo inculca el aprecio por el dinero y los grados académicos.

Como dirigente de Vanguardia Revolucionaria dio una batalla muy dura a la dictadura militar, principalmente a la segunda fase dirigida por el general Francisco Morales-Bermúdez, lo cual le significó persecución política permanente. Incluso, lo intentaron asesinar y desaparecer en Argentina, como parte del Plan Cóndor, dirigido por la CIA y ejecutado por las dictaduras del cono sur.

A su regreso, fue electo para formar parte del Congreso Constituyente de 1978-1979. La Constitución Política del Perú de 1979, nos acercó a la justicia social gracias a los aportes de los constituyentes de izquierda, destacando Javier Diez-Canseco por su demostración de humildad y humanismo.

Javier Diez Canseco con la Izquierda Unida

En el discurso de clausura del III Congreso Nacional de Vanguardia Revolucionaria (enero de 1983), indicó que:

“Izquierda Unida es una creación del movimiento popular peruano. Izquierda Unida es un logro de la clase obrera, del campesinado, de los pobres de la ciudad, de la intelectualidad revolucionaria. Ese espacio que ha abierto IU es el espacio, la puerta, por la que se abre camino un movimiento social distinto a los anteriores, libre de la tutela del reformismo demagógico aprista, del populismo accio-pepecista o de las alternativas reaccionarias o fascistoides que representó el pradismo o el odriísmo en el país. No es más este contingente popular una fuerza dispuesta a ser utilería de la reacción”.

Es que, Izquierda Unida nació del empuje de las grandes masas de la ciudad y el campo, por construir una verdadera alternativa de cambio. Un cambio viable que transformaría al país desde sus bases y a favor de las grandes mayorías. Por ello, Izquierda Unida fue una esperanza que, al interior del país, se reflejó en la participación popular.

Fueron cientos los dirigentes populares (comunidades campesinas, pueblos jóvenes, mercados y paraditas, sindicatos, gremios estudiantiles, etc.) quienes día a día construyeron la militancia y la mística de Izquierda Unida. Hoy eso se percibe a la distancia. Tan lejos han quedado aquellos tiempos.

Es a partir de mayo de 1983 que, junto a dirigentes de Vanguardia Revolucionaria, un sector del MIR y del PCR, se inició un proceso de unificación de los sectores mariateguistas del Perú, que, finalmente, llevó la formación del Partido Unificado Mariateguista (PUM) del cual Javier Diez Canseco fue secretario general.

El PUM libró una dura batalla contra la corrupción y la violencia del gobierno de Alan García Pérez (1985-1990). Militante y dirigente de la alianza electoral Izquierda Unida fue muy crítico y autocrítico frente a la misma. Frente a una pregunta sobre las causas que originaron el colapso de la más importante alianza de izquierda en el Perú del siglo XX, indicó que:

“Desde mi punto de vista el colapso de Izquierda Unida tiene que ver con varios factores. Primero, con una ausencia de valoración elemental por las propias fuerzas integrantes de Izquierda Unida, de la significación estratégica y política de la unidad, y con el peso enorme que me parece a mí tuvo al interior de Izquierda Unida el sectarismo político y la concepción hegemonista que derivaba de concepciones ideológicas que se consideraban dueñas de la ciencia y de la verdad y que por lo tanto pretendían imponerle a los otros una concepción, o aceptaban un acompañamiento temporal de los otros como compañeros de viaje que eran eliminados luego en el camino. En segundo lugar, creo que Izquierda Unida perdió, en términos de perspectiva, la opción de convertirse en un movimiento político-cultural. Abandonó la formación ideológica, la formación de nuevos líderes, la discusión de los problemas y las propuestas en el país y se concentró en la tarea de ocupar espacios en el Estado: en el Congreso, en el municipio, en las regiones. En tercer lugar, creo que la izquierda cometió un error importante en su manejo de los espacios del Estado, porque si bien su presencia apuntaba a introducir en ellos la preocupación por los sectores populares, por los desposeídos de la sociedad, los métodos que utilizó fueron los más tradicionales; es decir, gobernó con los estilos y la metodología que la vida política tradicional del Perú impuso. Dejaron de caminar con intensidad la calle, abandonaron tareas de construcción de la organización social de base y se perdió una dinámica entre la representación y la base social que, sin duda, me parece a mí, golpeó muy duramente”.

Es que para muchos, Izquierda Unida fue el espacio político que les permitió acceder a un puesto en el Estado y poder gozar de los privilegios políticos y económicos que tanto habían criticado en la universidad o en el trabajo sindical. Perdieron el horizonte político y se transformaron en un eslabón más de la burocracia estatal que todo lo impide y todo lo corrompe.

Pero Javier Diez-Canseco en forma imbatible e imparable siguió en el fragor de la lucha política contra las organizaciones mafiosas que hoy desfilan por los tribunales de justicia. La memoria de Javier cobra más vigencia en la lucha contra la corrupción. Cuánta razón tenía en cada denuncia y cada discurso.

Su lucha continúo contra el fujimorato y los gobierno neoliberales del siglo XXI. Eso ha significado que, incluso hasta después de su muerte, existan viciosos representantes del modelo económico y de la corrupción que hayan buscado degradarlo, acusándolo de realizar chantajes.

Son voces de la podredumbre que intentan manchar la figura y el recuerdo de uno de los políticos de izquierda marxista que gozó, y seguirá gozando, del aprecio y respeto popular. Se dice que hasta los peores enemigos en el punto más álgido de la batalla, se reconocen y se saludan.

Esa costumbre ha sido olvidada por los representantes de la lumpen-política y los miembros de la narco-burguesía hoy en el poder.

Javier Diez Canseco en otro mes de mayo sin ti, tu recuerdo es más grato y más importante a la distancia.

 

AUGUSTO LOSTAUNAU MOSCOL

Seguir leyendo

Especial

La quema de libros de 1967

Publicado

en

La quema de libros de 1967

En el Perú, no fueron nazis los que quemaron los libros a inicios de 1967. Fueron funcionarios del Correo de Lima —dependencia del Ministerio de Gobierno— los que, en el patio de su institución y apoyándose en la oscuridad de la noche, procedieron a quemar libros retenidos por ser “comunistas”.

Estos libros “comunistas” fueron importados legalmente por reconocidos libreros como Juan Mejía Baca y Francisco Moncloa. Importados legalmente, es decir, pagando los respectivos impuestos e indicando títulos y autores. Pero igual, los libros fueron quemados.

Juan Mejía Baca hizo la denuncia pública a través de los medios de comunicación. Ante una protesta de Editorial Grijalbo, el Correo de Lima respondió que “…los restantes [libros] fueron incinerados de acuerdo a la legislación interior del mencionado país [Perú], por contener literatura comunista…”

Así, en el Perú de 1967, gobernado por el electo presidente Fernando Belaunde Terry, se realizó un acto como el de mayo de 1933. No eran nazis —como ya se dijo— pero eran igual de fanáticos o individuos temerosos de ideas que jamás llegaron a comprender.

Las denuncias son variadas en su contenido. Según algunos medios fueron confiscados y retenidos cerca de 50 títulos; en cambio, otros sostienen una cifra mucho mayor (hasta 500 títulos). ¿Cuáles eran estos libros comunistas que merecieron ser quemados?

La Sagrada Familia - Karl Marx ~Friedrich Engels

A pesar que oficialmente no se consignó los nombres de los libros y sus autores, existe una reconstrucción a partir de las declaraciones de los propios importadores y editoriales. La lista es de lo más inverosímil. Tenemos:

• La Revolución Teórica de Marx (Louis Althuser)

• China, el otro Comunismo (K. S. Karol)

• Armas en la Conquista de América (“Solicitado por la Escuela Militar de Chorrillos”)

• Marx y el Concepto del Hombre (prólogo de Erich Fromm). Texto de lectura obligatoria en la Universidad Nacional Federico Villarreal y Pontificia Universidad Católica del Perú.

• La Guerra de Vietnam (Wilfred Burchett)

• Las biografías de Lenin, Stalin y Trotsky (Oxford University)

• Diez Días que Estremecieron al Mundo (John Reed, publicada en 10 capítulos por la revista Life)

• La Nueva Clase (Djilas)

• Contradicciones del Comunismo (S Cro)

• Mi Vida (León Trotsky)

• El Anti Dureig (Friedrich Engels)

• El Capital (Karl Marx)

• La URSS y el Futuro (Schapirom)

• El Espionaje Soviético en Acción (León de Poncins)

• Cómo el Kremlin se apoderó de Cuba (M Gilmore)

• El Materialismo Dialéctico (G Wetter)

• Doctrina Militar Soviética (Raymond L. Garthoff)

• Marxismo y Comercio Internacional (Manuel Funes Robert)

• Historia de las Doctrinas Económicas (Karataev)

• Historia Económica de los Países Capitalistas (Avdakov)

• La Economía de las Sociedades Modernas (Oskar Lange)

• Teoría del Estado y del Derecho (Alexandrov)

• El Materialismo Histórico (Konstantinov)

• Estética (George Luckacs)

• Dialéctica de la Naturaleza (Engels)

• La Sagrada Familia (Marx)

• Escritos Económicos (Marx)

• Teoría Económica de una Economía Socialista (Beckwith)

• El problema de la Conciencia (Shorojova)

• Lógica General (Gortari)

• Psicología Genética (Jean Piaget)

• Fenomenología del Relajo (Jorge Portilla)

• Narda o el verano (Novela de Salvador Elizondo)

• Zona Sagrada (Carlos Fuentes)

Diez días que estremecieron al mundo - John Reed

Resulta “anecdótico” que los inquisidores que confiscaron los libros y posteriormente los quemaron seleccionaron muchas veces por los títulos o por los autores.

Así, cualquier libro cuyo título hiciera referencia a la URSS o al marxismo, era inmediatamente confiscado; si el libro tenía autores con apellido ruso, también era confiscado para ser quemado.

El fuego inquisidor de la “democracia belaundista” también devoró libros como los de John Reed y León de Poncins.

Las reacciones no se dejaron esperar. Así, las máximas autoridades de la Universidad Nacional de Ingeniería (arquitecto Santiago Agurto Calvo), Universidad Nacional de Educación “La Cantuta” (doctor Juan José Vega Bello) y Universidad Nacional Mayor de San Marcos (doctor Luis Alberto Sánchez) condenaron este atentado contra la libertad de información; el doctor Carlos Núñez Valdivia (Universidad San Agustín-Arequipa) demandó sancionar a quienes resulten responsables.

El arquitecto Andrés Luna Seminario (rector interino de la Universidad Nacional Federico Villarreal) indicó que la quema de libros era un grave atentado contra la libertad de conciencia, conocimiento e información.

En Huancayo, los estudiantes de la Universidad Nacional del Centro del Perú realizaron protestas, mientras que, la Federación Universitaria Federico Villarreal reclamó en la puerta de su universidad.

En México, Uruguay, Colombia, Argentina, Chile y España, el hecho fue rechazado calificándolo como regreso al medioevo. Gabriel García Márquez elevo su voz de protesta en nombre de los escritores latinoamericanos. Hasta que, finalmente, Juan Mejía Baca devolvió al Gobierno “Las Palmas Magisteriales” y “El Sol del Perú”, condecoraciones que recibió de manos del presidente Fernando Belaunde.

A pesar de las protestas y el rechazo, el Gobierno negó siempre los hechos aunque, una comisión del Congreso de la República logró acumular evidencia de su realización.

AUGUSTO LOSTAUNAU MOSCOL

Seguir leyendo

Especial

Un golpe fallido: La trayectoria mediática del desinflado Juan Guaidó

Publicado

en

Juan Guaidó

CARACAS, VENEZUELA. – Al principio, el líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, se caracterizó por los medios de comunicación principales como la octava maravilla del mundo. Pero ahora, después de su fallida revuelta militar, parece que ‘Coupbama’ (como se conoce a Guaido) está siendo tratado más severamente por la prensa.

Inmediatamente después del intento de golpe militar, los principales medios de comunicación se lanzaron a defender la maniobra, amonestando a activistas e intelectuales antibélicos por identificarla correctamente como un intento de golpe.

The Daily Beast declaró que “John Bolton tiene razón”, no fue un golpe de estado; Al Día, una agencia de noticias con sede en Filadelfia centrada en la experiencia de los latinos en los Estados Unidos, la calificó de “rebelión cívico-militar”, y Bloomberg y el Miami Herald publicaron artículos de opinión con un efecto similar.

Guaido declaró que el golpe militar fue la “fase final” de la “Operación Libertad” durante un video grabado de él de pie junto a una docena de soldados armados.

Pero después de que Fareed Zakaria, de CNN, señaló al embajador de Guaido en los Estados Unidos, Carlos Vecchio, que “realmente no pasó nada ese día”, explicó Vecchio: “Esto es un proceso”. Este es un proceso en marcha. No es un solo evento. Así que estamos avanzando para conquistar la libertad”.

Juan Guaidó

A pesar de las obvias fallas de Vecchio sobre la conquista de la libertad, la cita es reveladora y trata de mantener el apoyo al golpe de estado. Como Morning Call escribe:

“El levantamiento militar fallido y una serie de manifestaciones violentas pero infructuosas hacen que algunos se pregunten si Guaidó, y la oposición en general, tienen lo necesario para derrocar a Maduro y terminar con 20 años de gobierno de partido único”.

También señala que las encuestas muestran que el apoyo de Guaidó está en declive, ya que no ha logrado ningún logro tangible para la oposición.

Incluso el New York Times admitió que “las protestas que llenaron las calles con los partidarios del Guaidó están disminuyendo”. Y el fallido golpe de estado del 30 de abril sigue a una larga lista de otras provocaciones, incluido el intento fallido de que la “ayuda humanitaria” de Estados Unidos cruzara la frontera a Venezuela desde Colombia.

Ahora Guaidó, incapaz de apuntalar el apoyo interno suficiente para derrocar al gobierno, está tratando de apelar al Pentágono. “Si los estadounidenses propusieran una intervención militar, probablemente la aceptaría”, dijo Guaidó recientemente a la prensa italiana.

De hecho, Vecchio se reuniría con el Comando Sur de los EE. UU. el lunes, pero los informes indican que la reunión no llegó a buen término. Más tarde, Vecchio tuiteó que se reuniría con el Departamento de Estado y el Pentágono conjuntamente.

El New York Times caracterizó a Guaidó como “desinflado”, pero más tarde eliminó el término de su titular.

Juan Guaidó

OPCIÓN DE NEGOCIACIÓN DE REPENTE EN LA MESA

Mientras que Estados Unidos sostiene que “todas las opciones están sobre la mesa”, los medios de comunicación están comenzando a darse cuenta de las repetidas fallas de Guaidó.

El LA Times escribió “La estrategia de Estados Unidos-Guaidó fracasa nuevamente: ¿Funciona?” El miércoles, el Washington Post caracterizó el intento de golpe militar como un “levantamiento abortivo” y un “fracaso”. Slate publicó el titular: “Un control de la realidad para Venezuela”.

Un artículo publicado el martes por el Times describió a Guaidó como “desinflado”en su titular, que desde entonces ha sido modificado. Flashback a enero después de que Guaidó se declarara a sí mismo como presidente, cuando medios como Time, que desde entonces han llamado a Guaidó una de las personas más importantes del año, escribían cosas como “Guaidó está reviviendo un movimiento de oposición desinflado”.

Inicialmente, la oposición mostró falta de voluntad total para participar en cualquier tipo de negociaciones con el gobierno. Vecchio le dijo a Bloomberg en enero:

“No estamos dispuestos a participar en ningún diálogo del tipo que a Maduro le interese, y lo único que aceptaremos en nuestra agenda es cómo negociaremos su salida”.

Guaidó también ha rechazado una serie de ofertas de mediación, incluidas las de México, Uruguay, la Unión Europea y Rusia. Ahora, los emisarios de la oposición y el gobierno de Maduro se reúnen en Noruega para conversar.

Al mismo tiempo que persiguen la intervención militar de los EE. UU. Y ahora están de acuerdo con las conversaciones, parece que todas las opciones también están en la mesa de la oposición.

 

ALEXANDER RUBINSTEIN
MINTPRESS NEWS

Alexander Rubinstein es un redactor de Mint Press News con sede en Washington, DC. Informa sobre la policía, las prisiones y las protestas en los Estados Unidos y la policía del mundo en los Estados Unidos. Anteriormente informó para RT y Sputnik News.

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

Sismo en Loreto Sismo en Loreto
Actualidadhace 6 horas

Sismo de grado 8.0 alertó a peruanos en la madrugada

Según el Instituto Geofísico del Perú (información actualizada a las 12:10 pm) a las 02:41 de la madrugada se registró...

Maltrato a la mujer feminicidios Maltrato a la mujer feminicidios
Políticahace 7 horas

Feminicidios: la punta de un iceberg que desangra al país

El Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia de Áncash dictó nueve meses de prisión preventiva...

Luis Castañeda Lossio Luis Castañeda Lossio
Políticahace 7 horas

El “Mudo” tiene mucho para decir

Las recientes revelaciones del aporte de US$ 100 mil entregado por la constructora brasileña OAS para la campaña del exalcalde...

Daniel Salaverry - Tomás Gálvez - Pedro Gonzalo Chávarry Daniel Salaverry - Tomás Gálvez - Pedro Gonzalo Chávarry
Políticahace 7 horas

Fujiaprismo tiene coartada perfecta para no votar contra Pedro Chávarry

19 votos (18 fujimoristas y uno aprista) de 29 que conforma la Comisión Permanente del Congreso son determinantes para la...

Mauricio Mulder Mauricio Mulder
Políticahace 7 horas

El Poder Judicial rechaza declaraciones de Mulder

Los integrantes de la Comisión de Levantamiento de Inmunidad Parlamentaria del Poder Judicial rechazaron las declaraciones del congresista aprista Mauricio...

Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC)
Políticahace 7 horas

MTC ganó arbitraje a varias empresas

La Procuraduría Pública del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) ganó un arbitraje al Consorcio Vial Huaura, responsable de una...

Percy Medina Percy Medina
Políticahace 7 horas

IDEA Internacional pide reformas políticas

El jefe de la Misión en el Perú de IDEA Internacional, Percy Medina, sostuvo que las fuerzas políticas tienen que...

Luis Miguel Purizaga Luis Miguel Purizaga
Políticahace 7 horas

Una JNJ de mala calidad, será culpa de la Comisión Especial

Luis Miguel Purizaga, coordinador del área de Justicia Viva, del Instituto de Defensa Legal (IDL), considera que la Comisión Especial...

Gerónimo López Gerónimo López
Entrevistahace 7 horas

Política laboral es rotundo fracaso: sin productividad ni competitividad

Secretario general de la CGTP critica que no se haya podido acabar con la informalidad laboral y solo se haya...

Raúl Tola Raúl Tola
Políticahace 7 horas

La voz clara

“El libreto de Bolsonaro lo conocemos de memoria los peruanos. Siguiendo el ejemplo que Alberto Fujimori inauguró el 5 de...

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.