Contáctanos

Especial

Ejemplar condena a dos militares torturadores

Publicado

en

DENIS MERINO

A diferencia de otras ocasiones, el colegiado B de la Sala Penal Nacional del Poder Judicial, marcó distancia de otros magistrados y condenó la madrugada del pasado viernes a dos militares que, según se comprobó, cometieron delitos de lesa humanidad en el excuartel ayacuchano Domingo Ayarza, más conocido como Los Cabitos.

Cuando muchos dudaban de la imparcialidad o de las presiones que supuestamente reciben los magistrados del Poder Judicial sucedió lo inesperado. Aunque con algunas diferencias los tres jueces coincidieron que en el excuartel Los Cabitos sucedieron detenciones arbitrarias, torturas, muertes y desapariciones.

La abogada Gloria Cano, de la Asociación Pro Derechos Humanos-Aprodeh, consideró que la sentencia tiene algunas inconsistencias como no condenar a Roberto Saldaña, otro de los uniformados que secuestraron, torturaron y asesinaron a estudiantes, campesinos y otros en la zona de Ayacucho y que fue absuelto por lo que apeló la sentencia.

Aunque el final de la sentencia de 545 páginas se leyó a las tres de la mañana, madres, hermanas, esposas, hijas de los fallecidos como consecuencia de torturas y que llegaron desde dicha región, esperaron ansiosas la condena. Acompañándolas se encontraban las congresistas de Nuevo Perú Tania Pariona, Indira Huilca y Marisa Glave, así como activistas de organizaciones de Derechos Humanos.

En las afueras de la Sala se expusieron carteles con exigencia de justicia y fotos de algunos de los desaparecidos con velas encendidas.

Adelina, esposa de Zoísmo Tenorio y expresidenta de la Asociación Nacional de Familiares de secuestrados, detenidos y desaparecidos del Perú-Anfasep, dijo que le parecía justa la condena a dos de los militares pero que faltaba castigar a otros que también cometieron delitos similares.

Se refería mayormente al caso del exjefe del Estado Mayor Administrativo coronel Roberto Saldaña Vásquez, a quien se consideró absuelto porque a juicio del jurado no se tenían pruebas acusatorias suficientes en su contra.

En la introducción de la sentencia que se empezó a leer a las 8 de la noche, se mencionó en varios pasajes que se había comprobado que los acusados cometieron abuso de autoridad al secuestrar a diversas personas y detenerlas arbitrariamente sin dar razón a fiscales y menos aún a sus familiares.

“Está comprobado que los detenidos eran sacados de sus casas violentamente por patrullas militares, a veces con la participación de policías, y llevados al cuartel Los Cabitos donde sufrieron vejámenes y crueles torturas que en muchos de los casos terminaron en muertes”, se escuchó a lo largo de la lectura.

También se mencionó que esos hechos se iniciaron luego que el gobierno democrático (Belaunde) decidiera entregar el poder a un comando político militar que jefaturara el exgeneral ya fallecido Clemente Noel y Moral como una forma de enfrentar al partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso que desarrollaba acciones armadas.

CON SU CRUZ
En este juicio que se inició hace doce años se evaluaron los casos por desaparición forzada y ejecución extrajudicial de 53 personas, entre los que se encontraba Arquímedes Ascarza hijo de “mamá Angélica”, principal promotora de la organización que agrupa a familiares de las víctimas que desde entonces carga una cruz como símbolo de su lucha..

Ella fue testigo de cómo sacaron una madrugada de su casa a su hijo y según expresó le dijeron que lo reclame en el cuartel Los Cabitos, lo que hizo en varias oportunidades, sin encontrar respuesta. “Siempre negaban tenerlo ahí”, dijo en varias entrevistas. Hoy, cercana a los 90 años y con la salud deteriorada, no pierde las esperanzas de conocer el lugar donde enterraron los restos de Arquímedes “para darle cristiana sepultura”.

Precisamente, el exmilitar Pedro Edgar Paz Avendaño, entonces jefe de inteligencia del Ejército en Ayacucho, fue condenado a 23 años de cárcel al ser encontrado responsable de la desaparición de Arquímedes y del crimen contra Luis Barrientos Taco y otros.

El exjefe del referido cuartel, Humberto Bari Orbegoso, a quien se le consideró reo contumaz por no presentarse a la audiencia, se le condenó a treinta años. Se expresó que según determinados documentos es el responsable de actos violatorios a los Derechos Humanos.

Se cita en la sentencia como tercero civilmente responsable al Estado por considerar que los militares actuaron en esa representación y cumpliendo órdenes superiores.

En cuanto a las reparaciones civiles el Tribunal ordenó pagos de entre doscientos mil y doscientos cincuenta mil a favor de los deudos y ciento cincuenta mil para los detenidos y torturados que sobrevivieron a esas acciones en 1983. También se dispuso la inhabilitación para funciones públicas de los condenados.

Se informó que se reservaban las condenas tanto del exjefe del Estado Mayor Operativo Carlos Millones D`estafano y del ex comandante de las Fuerzas Armadas Carlos Briceño, el primero por encontrarse con problemas de salud mental y el segundo por enfermedad física. El colegiado ordenó que sean evaluados cada nueve meses.

La fiscal Luz Ibáñez también presentó un recurso de nulidad contra la absolución de Saldaña Vásquez “porque consagra la impunidad en este caso de violaciones de Derechos Humanos y crímenes contra la humanidad”. Asimismo, el Ministerio Público ordenó la inmediata captura de los condenados.

La Comisión de la Verdad y Reconciliación estableció en su informe final que “miembros del Ejército acantonados en el Cuartel Nº 51, denominado como Los Cabitos, y efectivos de la Unidad de inteligencia conocida como ‘La Casa Rosada’ (ambos establecidos en Huamanga) ordenaron, permitieron o cometieron violaciones de los derechos humanos de la población local, entre los años 1983 y 1984. Efectuaron detenciones arbitrarias, torturaron, concedieron libertades selectivas, desaparecieron y ejecutaron extrajudicialmente, por lo menos, a 136 ciudadanos”.

Seguir leyendo
Anuncio

Especial

La Palizada: violencia y distinción social en Lima a inicios del siglo xx

Publicado

en

La Palizada: violencia y distinción social en Lima a inicios del siglo xx

Entre la violencia física, la diversión y el consumo de la prostitución, se encontró un grupo de jóvenes provenientes de la clase dominante, se les denominó “La Palizada”. Según José Gálvez:

“Era frecuente antaño que el caballero de aristocrática familia, acaudalado y rumboso, concurriera asiduamente a jaranas de medio pelo, en las que campeaba por sus respetos, su donaire, su gracia, la facilidad con que improvisaba una copla, bailaba una resbalosa y echaba a la calle con sus puños al primer atrevido que faltase el respeto a la comadre. Estos señoritos eran padrinos de nacimiento, bajaban a los reyes el 6 de enero, llevaban a la pila a más de un mulatito, sabían domar un potro, puntear airosamente una guitarra, se desmorecían (sic) por la sopa teóloga y la carapulca con rosquitas de manteca y no desdeñaban pasajeros amoríos con mulatas sandungueras y graciosas, de ropa almidonada y amplia, de cabellera rizosa, bien peinada y adornada con flores, ingeniosas en el decir y prontas y agudas en el responder”.

Es decir, La Palizada fue un grupo de jóvenes provenientes de la clase dominante limeña que, para demostrar su carácter dominante o simplemente por un acto de “rebeldía” familiar, frecuentaban los barrios populares de Lima, se relacionaban con mujeres y hombres que no eran de su misma condición social pero, el comportamiento de estos jóvenes copiaba las costumbres populares. Incluso practicaron la violencia en casos de defender a sus allegados. Eran los “jóvenes aristocráticos defensores” de sus amigos del pueblo. Esta palizada nació en Lima durante la Guerra contra Chile, pero se extendió en la historia hasta las primeras décadas del siglo XX. Gálvez agrega que:

“Entonces nació la era inacabable de los cabes, cabezazos, contrasuelazos, combos, banquitos, cargamontones, sistema este último empleado en casos de apuro, lanzándose todos contra el infortunado que había logrado golpear a alguno de los de la pandilla”.

La violencia era una constante entre estos jóvenes y sus peleas pasaron a formar parte de la tradición oral popular. El diario El Comercio en setiembre de 1905 comentó sobre este grupo que “No hubo jamás en el país, centro, asociación o club alguno, legítimamente organizado y respondiendo a fines sociales o morales, que gozara de los privilegios y las franquicias que este de “La Palizada”, conjunto híbrido de matones y faites, ociosos y despreocupados, que ponen en la fuerza de los puños y más que en ella, en la del número, todos sus derechos y su única razón de ser”.

Los constantes enfrentamientos violentos y desmanes que produjeron en los diferentes barrios de Lima, originaron el rechazo de ciertos sectores sociales a estos jóvenes. Abelardo Gamarra los describió como: “Badulaques…muchos de ellos de los llamados de familias decentes, vinculados a todo género de truhanes de la plebe… [dedicados]…a la vida completamente de jarana: no tenían más objeto que divertirse, enamorar, chupar y arreglar a trompadas cualquier cuenta”

La Palizada: violencia y distinción social en Lima a inicios del siglo xx

Gamarra los denominó “badulaques” o sea, personas de muy poca o escasa razón que se relacionaron con “truhanes” o delincuentes y estafadores, que a pesar de su “noble abolengo” se dedicaron a las actividades de la “plebe” o sectores populares. No eran jóvenes dignos de sus apellidos ni familias. Eudocio Carrera Vergara señala que entre los miembros más conocidos de las palizadas se encuentran:

“El Cabezón Helena, el Gordo Ballén, el Manco Dávila, el Blanco Mas, el Mono La Barrera, el Zambo Barata, el Cholo Mólgora, el Panamito Vivanco, el Charquicán Mariluz, el Pelotilla Calderón, los ChinchanitosMústiga y Moreno, Piana, Perret, Calvo, Capocci, Santa Cruz; y, si no me sobro, hasta escritores, militares y periodistas también (allí entro yo), que, aunque no se crea, supieron demostrar genio y entereza, y no ser cero a la izquierda en estas lides truculentas, sin haberse salido nunca de los límites de la moral y discreción, que conste”.

Estos jóvenes y otros más practicaban “la discreta y moral” forma de atacar a sus oponentes con “cabes, cabezazos, etc.”, formas violentas de agresión física pero, para algunos fueron parte de una “mozada” que alteró el orden de la ciudad y causaban desorden.

Manuel Zanutelli Rosas rescato a Francisco Javier Fernando Valerio Soria Iribarren más conocido como “el cojo” Soria, nacido y muerto en Lima (1861-1911), quien “Al correr de los años, mozo ya, solía acudir a fiestas de medio pelo en casas de Abajo el Puente, los Barrios Altos y el Cercado, lugares en los que pronto se hizo una figura conocida”.

Hijo del civilista y exprefecto de Lima Fernando Soria Llanos y de la dama Francisca Iribarren, el cojo Soria se dedicó a la vida bohemia y a la palizada. Autor teatral que estrenó Mentiras y Candideces, De Medio Pelo, Carne Gorda y otras más. Soria “formó parte de un grupo de jaranistas que a principios de siglo [XX] dio mucho que hablar por sus logros artísticos y por su mal comportamiento. Eran amigos de trago, del juego, de la jarana y de las peleas. Uno de ellos, Alejandro Ayarza, compuso un vals: “LA PALIZADA”. Soria lo estimaba, como apreciaba también a José Teobaldo Ezeta y a Augusto Paz” (Zanutelli 1999).

Es Alejandro Ayarza el autor de las siguiente letra “Somos los niños más conocidos/ de esta bella y noble ciudad/ somos los niños más engreídos/ por nuestra gracia y sagacidad. / De las jaranas somos señores/ y hacemos flores con el cajón, / y si se ofrece tirar trompadas, / también tenemos disposición…”. La Palizada es el vals donde el mismo autor narra sus vicios y disposición a mantenerse en ellos. Alejandro Ayarza estrenó en 1912 su obra Música Peruana que le valió innumerables elogios de los medios de la época. Nacido en Lima en 1884 fue hijo del profesor de piano y cantante José Ayarza Gómez Flores (nacido en Arequipa) y de la distinguida dama de sociedad Rosa Morales. Además, su hermana Rosa Mercedes Ayarza Morales fue compositora y folklorista, alumna del italiano Claudio Rebagliatti.

Como se puede percibir, los miembros de La Palizada fueron integrantes de familias de la clase dominantes, jóvenes –y no tan jóvenes algunos- dedicados a las actividades artísticas pero, jóvenes bohemios y violentos. Inclusive, algunos cronistas y periodistas llegaron a extrañar La Palizada. Es el caso de Gonzalo Toledo quien en 1992 escribió: “No habrá más en Lima la travesura de “La Palizada”, no habrá esa ponderada marinera de Paz o de Ezeta, marinera que nació junto con ellos; no habrá más la jocundia de toda esa “tira” que conformaban periodistas, poetas y cantores que daban luz a la noche limeña, junto con sus pintorescos personajes como “Pichón de Pato”, “Masca Fierro”, “Pedrito Ureta”, “Manongazo”, “Pata e Lancha”, “Pelusa” y tantos otros que marcaron época y que renunciaron a llevar su bohemia fuera de Lima Cuadrada, prefiriendo los desveladeros de La Colmena, Pasaje Olaya o la esquina de Cailloma con Ocoña”.

La violencia es aceptada como una “palomillada”, como una “travesura” de un conjunto de “periodistas, poetas y cantores” que por provenir de la clase dominante limeña, son tomados como “personajes pintorescos” que con el tiempo formaron parte de la historia de la capital. Una forma de entender la relación entre música y violencia la explica Luis E. Valcárcel: “Música y danza en todos los componentes del pueblo son buenos conductores para la bacanal perseguida por él como desquite a sus estrecheces y miserias de todos los días. La “jarana” y el “jaranista” ocupan un lugar principal en la clase inferior. Danza y música no son objeto de delectaciones puras, sino simples medios de expansión vital, por el placer físico, por el momentáneo olvido de las “penas de la vida”.

Los sectores populares de la capital vivieron en callejones y cuartos de alquiler, en condiciones infrahumanas, donde la miseria se unía a la enfermedad y el hambre.

La fiesta era el momento en el cual la realidad se trastocó y, por unos momentos, se vivió la “alegría de la vida”. En este proceso de olvido por reemplazo de la realidad por la ficción, la violencia simbólica, verbal y física se hizo presente, degenerando las celebraciones. Las clases populares limeñas fueron actores de violencia en medio de las festividades. La Palizada fue una copia de esta violencia pero, por jóvenes de la clase dominante que eran violentos por diversión y “con protección” familiar y social.

Es por ello que mientras los actos violentos del pueblo deben ser reprimidos policialmente, castigados jurídicamente y olvidados históricamente –para evitar su análisis e interpretación-; la violencia de La Palizada es llevada a la memoria colectiva como un aspecto distintivo de Lima a inicios del siglo XX, como un comportamiento “pintoresco” y, por lo tanto, digno de ser recordado y rememorado constantemente, llegando incluso a la reivindicación.

 

AUGUSTO LOSTAUNAU MOSCOL

Seguir leyendo

Especial

Reflejos de igualdad

Publicado

en

Muestra fotográfica

Conoce a los ganadores del concurso de fotografía que visibiliza la labor de la mujer en la gestión del agua. Las fotografías recogen historias de brechas de género, saberes ancestrales, mujer y agua, rostros del agua y agua en acción. El concurso de fotografía se realizó en el marco del Primer Foro Nacional “Igualdad de Género y Seguridad Hídrica”.

Las brechas de género y la gestión del agua ha sido la temática del concurso de fotografía “Reflejos de Igualdad” que recogió historias de mujeres que, a través de diversas acciones promueven el cuidado del agua y de los ecosistemas.

Tras una ardua deliberación con un jurado multidisciplinario presidido por Walter Wust-fotógrafo ecologista peruano- y representantes del Ministerio del Ambiente, Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ministerio de Agricultura y Riego, Autoridad Nacional del Agua, SUNASS, USAID y el Gobierno de Canadá se dio a conocer a los ganadores del concurso de fotografía a nivel nacional en las categorías amateur y profesional.

Ana María Castañeda Cano y Juan José Patiño fueron elegidos por el jurado como ganadores en las categorías profesional y amateur, respectivamente. Gina Rosas Aparicio y José Junior Fernández Crisóstomo fueron otros de los dos ganadores elegidos por el voto de público.

“Nuestras más sinceras felicitaciones a todos los participantes y las gracias por inspirarnos y comprometernos aún más con el cuidado del agua y los ecosistemas. Una selección importante de las fotos participantes formará parte de una exposición itinerante y de varias publicaciones, previa coordinación con las autoras y autores”, señaló Erin Krasik, directora de programas de USAID.

La premiación se dio en el marco del Primer Foro Nacional “Igualdad de Género y Seguridad Hídrica” organizado por el Ministerio del Ambiente, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, el Ministerio de Agricultura y Riego, la Autoridad Nacional del Agua, SUNASS, USAID y la Embajada de Canadá.

FOTOGRAFÍAS GANADORAS

Los temas de las fotografías fueron: brechas de género, saberes ancestrales, mujer y agua, rostros del agua y agua en acción.

Foto 1 ganadora del jurado – Profesional (Ana María Castañeda Cano)

Foto 1 ganadora del jurado – Profesional (Ana María Castañeda Cano)

Reflejos. La empresa privada capacita a las mujeres de Antauta para que puedan desarrollar su propia reserva de agua, a base de reservorios, para mejorar su calidad de vida en épocas de sequía. En la fotografía la Sra. Ester (beneficiaria) supervisa su reservorio.

Foto 2 ganadora del jurado – Amateur (Juan José Patiño Vallejo)

Foto 2 ganadora del jurado – Amateur (Juan José Patiño Vallejo)

Gloria es beneficiaria de un proyecto proganadero, aprendió a crear reservorios para la época de sequía.

Foto 2 ganadora del jurado – Amateur (Juan José Patiño Vallejo)

Foto 3 ganadora del “voto público”- Profesional (Gina Rosa Aparicio)

Karina Prieto, hija de una dirigente emblemática del Asentamiento Edén de Manantial. Desde niña acompañó a su madre en el proyecto para reforestar las Lomas. Su madre ya es mayor, y ahora Karina se encarga de comisionar las tareas del local comunal y también de las faenas para reforestar las Lomas. Ya inició el invierno en Edén de Manantial, y todo parece penumbras, la visibilidad nos recuerda que el frío y la humedad se vienen con fuerza. Karina y sus compañeras quieren recuperar el proyecto de atrapanieblas, y de esta manera tener huertos en las Lomas.

Foto 4 ganadora del “voto público”- Amateur

Foto 4 ganadora del “voto público”- Amateur

(José Junior Fernández Crisóstomo)

El fuerte oleaje no es obstáculo para continuar con la ardua labor pesquera que realizan mujeres de tambodemorinas. Siendo para ellas la actividad principal para el sustento familiar, actividad desarrollada desde años atrás por sus ancestros.

Los ganadores recibieron sus premios (cursos a elección, cámaras y equipos) de manos de las Embajadoras de Canadá, GwynethKutz (Embajadora de Canadá en Perú y Bolivia) y Patricia Fuller (Embajadora del Cambio Climático de Canadá), ErinKrasik, Representante de USAID, IvanLucich, Presidente de Sunass, Walter Obando, Jefe de la ANA e Ivonne Yupanqui, Directora del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

ALGO MÁS

El concurso tuvo un total de 84 participantes de 18 regiones del Perú y recibió un total de 250 fotografías que recogen magistralmente el aporte de la mujer en el cuidado del agua y los ecosistemas.

Seguir leyendo

Especial

Por una solución integral a los problemas de las mayorías

Publicado

en

CGTP Marcha movilización protesta

Plataforma de lucha

Las diversas organizaciones y movimientos que confluyen en la Asamblea de los Pueblos del Perú convocaron a través de un comunicado a trabajadores del campo y la ciudad, y a los ciudadanos en general, a participar del Paro Nacional convocado para este 20 de junio en rechazo tanto a las políticas neoliberales del actual gobierno que restringen derechos y afectan seriamente las condiciones de vida, así como a la corrupción e impunidad que han causado graves daños al país.

El Paro Nacional recoge en su plataforma unitaria las principales demandas de la población, que se ha movilizado y reclamado de diversas maneras en medio de la grave crisis institucional que afecta al país. Por ello, junto a las demandas concretas, el documento reitera la afirmación de que esta crisis solo podrá resolverse con cambios de fondo, “en particular derogando la nefasta Constitución heredada del fujimorismo y construyendo, desde las bases de la sociedad, una nueva Constitución que restituya todos los derechos para todas y todos, y garantice Soberanía, Democracia Plena y paritaria, respeto a la Diversidad y Paz basada en la Justicia Social”.

Además, los organizadores se ratificaron en la convicción de que no es posible combatir a la corrupción y la impunidad manteniendo el continuismo neoliberal en lo económico y lo social. “Con este Paro Nacional rechazamos en particular los recortes sistemáticos a los derechos laborales, el abandono del agro peruano y la creciente criminalización de la protesta social. Así mismo, repudiamos las maniobras de las fuerzas mafiosas que intentan recuperar terreno y se oponen al reclamo ciudadano de que se produzca una auténtica reforma del poder judicial y del sistema político”, señala el comunicado.

En otro punto, también rechazaron enérgicamente la ofensiva de las fuerzas conservadoras

contra los derechos de las mujeres y la equidad de género, “campaña que contribuye a crear un clima de impunidad frente a los feminicidios, y que es un gran peligro, pues podría estar gestándose un Bolsonaro en el país”.

Por tanto, los organizadores de la jornada de protesta exigieron al gobierno una pronta solución para las siguientes demandas:

En política económica:

Nueva política económica para el país, que cambie el modelo primario exportador, por la industrialización y la diversificación productiva; terminar con las exoneraciones, devoluciones, evasión y elusión que benefician al gran capital transnacional y nacional; política de desarrollo energético y polo petroquímico con soberanía nacional y protección del medio ambiente; acrecentar el gasto en inversión pública con fiscalización ciudadana; incremento justo y necesario de la recaudación tributaria para que paguen los que más ganan; atención del campo y la agricultura buscando la soberanía alimentaria; aumento de sueldos, salarios y pensiones; presupuesto público reactivador que priorice el gasto en inversión y en sectores que atienden los derechos básicos. Igualmente. Se pide la aceleración y culminación de las obras de reconstrucción, desarrollo de políticas de prevención con protagonismo de la población organizada.

En políticas públicas:

Defensa y ampliación de la educación, salud y seguridad públicas, gratuitas, de calidad y universales. Rechazo a la privatización en marcha de estos derechos humanos fundamentales a través de las Asociaciones Público Privadas (APPs) –como el peaje de Odebrecht en Lima- o cualquier otra forma. Exigimos políticas públicas de agua y desagüe con titulación de la propiedad de la población y promuevan ciudades saludables, con gestión de riesgos y resiliencia frente a los fenómenos naturales y sociales. Defender a los quechuas hablantes. Cumplimiento de la cota de empleo de las personas con discapacidad y el respeto de la continuidad en el empleo y el acceso a la función pública.

En temas de soberanía, territorio y comunidades indígenas:

Se demanda por una política soberana en relación con los recursos energéticos, anulando contratos entreguistas, corruptos y priorizando la cobertura de la demanda de energía barata y limpia para los hogares y los productores nacionales. Para ello es necesario un desarrolloalternativo y sustentable de los pueblos y de la agricultura, ajeno al extractivismo contaminante y depredador, por ello el respaldo a la Plataforma Agraria levantada por Conveagro, la CCP y la CNA entre otros.

En defensa del medio ambiente, se exige la derogatoria de las leyes 30230 y 30327. Así mismo se exige seguridad jurídica y protección de las tierras de las comunidades campesinas, promoción de una agricultura sostenible que garantice la biodiversidad y apueste por el pequeño agricultor y la agricultura familiar en lugar de mantener el favorecimiento a las grandes corporaciones de la agricultura intensiva y de exportación.

Igualmente se exige la defensa de las comunidades andinas y amazónicas frente a la grave contaminación que ocasiona las actividades mineras, petroleras y madereras. Retiro inmediato y definitivo del proyecto Tía María-La Tapada de Southern y cancelación de la concesión.

CGTP Marcha movilización protesta

En política laboral:

Se demanda la derogatoria de los dispositivos legales antilaborales que desconocen el derecho a la organización y a la negociación colectiva tanto en el sector público como en el privado. Pedimos la formalización de los trabajadores estatales. Vigencia plena del Convenio de la OIT N° 189 para las trabajadoras del hogar. Ya basta de seguir criminalizando la protesta social. También se pide la derogatoria de las leyes de tercerización y discriminación laboral, así como la ley MYPES. De igual modo, se exige la derogatoria del DS 345-2018-EF, apertura de un proceso de discusión nacional de la política de competitividad y productividad que incluya al Consejo Nacional del Trabajo (tal y cual se firmó el 03 de diciembre en el CNT), sobre la base de un desarrollo sostenible y no de un simple crecimiento económico. Desarrollo sostenible que signifique una justa distribución de la riqueza para lograr buenos resultados económicos que tengan incidencia en educación, salud, nutrición y prevención social. Se pide una devolución de los aportes al FONAVI de manera integral y de acuerdo a lo aportado por los trabajadores. También dotar a Sunafil de los recursos necesarios para que realice más y mejores inspecciones.

En cuanto a la criminalización de las protestas sociales:

Se exige la inmediata derogatoria de los estados de emergencia, cese de los procesos de criminalización de los líderes sociales que defienden los derechos de trabajadores y comunidades (casos de comuneros de Cotabambas, Valle del Tambo, Cajamarca, etc.) dirigentes sindicales de Tumán, Backus y otros).

Sobre la política de recursos naturales:

Se exige el pleno respeto del derecho al agua. Garantía de acceso equitativo al agua para las poblaciones rurales y urbanas. No a la privatización de las empresas proveedoras de agua y saneamiento. Suspensión inmediata del acoso administrativo de la Autoridad Nacional del Agua (ANA) a las juntas de usuarios y modificatoria de la Ley 30157. Por ello es necesario recuperar el mar peruano y su actividad pesquera.

Por la defensa de nuestro mar y de los pescadores peruanos, se considera necesario rechazar la explotación de hidrocarburos en el litoral peruano. Todo esto en beneficio de los intereses del país y sobre todo de la niñez peruana que permita disminuir ostensiblemente la terrible enfermedad de la anemia.

Sobre políticas de Igualdad de Género:

Se exige una real política de inclusión y de igualdad de género que se aplique de manera transversal. La misma debe incluir una lucha frontal contra todo tipo de violencia ejercida contra la mujer ya sea en el ámbito laboral, familiar, sexual o personal; por una reforma política con paridad para garantizar la participación de las mujeres y los pueblos indígenas en el ejercicio del poder, en la toma de decisiones, en los mecanismos de participación y de representación social y política económica. Por el fortalecimiento del sistema nacional de prevención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres con recursos, personal calificado y protección a las víctimas y con la aprobación de la ley de despenalización del aborto por violación.

Además, se expresa el rechazo a las posiciones conservadoras y fundamentalistas que fomentan el odio, la violencia contra las mujeres y que cuestionan el enfoque de género en la Currícula Nacional. El sentido de la educación es la formación de una ciudadanía plena, que sostenga y fortalezca la convivencia democrática. Por tanto, se solicita una política de la igualdad y no discriminación de las poblaciones LGTBIQ.

Sobre la lucha anticorrupción:

No a la impunidad en todos los campos donde se ha desarrollado la corrupción. Juicio y cárcel para los políticos y empresarios que están comprometidos en casos de corrupción. Eliminación de los peajes otorgados con actos de corrupción y sin sustento técnico.

Nueva Constitución:

Lucha por una nueva constitución democrática, inclusiva, paritaria, sin corrupción, ni discriminación, ni explotación, para generar a partir de ella una nueva república, que asegure democracia y justicia social.

Frente al proceso de reformas, inclusive, constitucionales por las que estamos pasando ahora, se plantea un cambio del ordenamiento constitucional que permita democratizar el país, el ejercicio del gobierno y la participación ciudadana, combatiendo el autoritarismo, la corrupción, la exclusión y discriminación de todo tipo.

El comunicado finaliza con vivas por una nueva constitución para una nueva república y por cerrar el presente ciclo de corrupción institucionalizada.

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

Martín Vizcarra y Daniel Enrique Salaverry Villa Martín Vizcarra y Daniel Enrique Salaverry Villa
Políticahace 47 min

Vizcarra y Salaverry preparan letal estocada al fujiaprismo y corrupción

El presidente del Congreso, Daniel Salaverry informó que en la reunión que sostuvo ayer con el presidente de la República,...

Rosa María Palacios Rosa María Palacios
Políticahace 48 min

El acuerdo con Odebrecht está oleado y sacramentado

“Este acuerdo abarca cuatro obras: Tren eléctrico, tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica Sur, Costa verde y Vía...

Augusto Álvarez Rodrich Augusto Álvarez Rodrich
Políticahace 48 min

El Perú apesta a corrupción

La parte más alta de la política (está comprometida), pero no es la única porque está ocurriendo en otras instancias...

Martín Vizcarra Cornejo Martín Vizcarra Cornejo
Políticahace 49 min

No será un golpe de Estado si presidente Vizcarra decide cerrar el Congreso

“Si el jefe del Estado Martín Vizcarra disuelve el Congreso de la República no será un golpe de Estado”, aclaró...

Alberto Quintanilla Alberto Quintanilla
Políticahace 51 min

Jefe del Estado actuó dentro de la legalidad

“El presidente de la República, Martín Vizcarra, ha actuado dentro de la legalidad y ha apelado a la ciudadanía para...

Avelino Guillén Avelino Guillén
Políticahace 52 min

Odebrecht se acogió a ley de quiebras, no afecta colaboración eficaz

“El pedido del Holding Odebrecht para acogerse a ley de quiebras en Brasil no afecta el acuerdo de colaboración eficaz...

ALAN FAIRLIE ALAN FAIRLIE
Políticahace 53 min

Rechaza reincidente política inamistosa de Chile

Ante el lanzamiento en Chile de la bebida denominada “Cusqueño Sour” por parte del grupo Luksic, se ha reavivado nuevamente...

Salaverry remite pedido para levantar inmunidad a congresista Dipas Huamán Salaverry remite pedido para levantar inmunidad a congresista Dipas Huamán
Políticahace 53 min

Salaverry remite pedido para levantar inmunidad a congresista Dipas Huamán

El presidente del Congreso, Daniel Salaverry, remitió a la titular de la Comisión de Levantamiento de Inmunidad Parlamentaria, Luciana León...

prensa Rafael Vela prensa Rafael Vela
Políticahace 54 min

Fujimoristas y apristas picones

“El acuerdo ha sido aprobado sin ninguna excepción ni restricción por el Poder Judicial, conforme a los términos expuestos en...

Rosa María Bartra Barriga Rosa María Bartra Barriga
Políticahace 56 min

Bartra cuestiona acuerdo de colaboración con Odebrecht

Rosa Bartra, expresidenta de la Comisión Lava Jato, cuestionó el acuerdo de colaboración eficaz entre Odebrecht y el Ministerio Público...

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.