Contáctanos

Especial

Concentración made in USA

Publicado

en

Concentración made in USA

Comcast anunció que tiene la intención de fusionarse con Time Warner Cable, uniendo así a los dos mayores proveedores de cable y banda ancha de Estados Unidos. La fusión debe contar con la aprobación del Departamento de Justicia y de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés). Dado el poderío financiero y político de Comcast, y el pobre desempeño del gobierno de Obama a la hora de proteger el interés público, es momento de defender nuestros derechos y organizarnos.

Michael Copps, exfuncionario de la Comisión Federal de Comunicaciones, me dijo pocos días después del anuncio de la fusión: “Se trata de un acuerdo de tan amplio alcance que debería descartarse apenas ingrese para su aprobación al Departamento de Justicia y a la Comisión Federal de Comunicaciones”.

Copps fue comisionado de la FCC entre los años 2001 y 2011, uno de los períodos más largos de permanencia en el cargo en la historia del organismo. En la actualidad, dirige la Iniciativa por una Reforma de los Medios de Comunicación y la Democracia impulsada por la organización Common Cause.

CONTROL TOTAL
“Esta fusión significaría tener el equipo completo: banda ancha, emisión, contenido, distribución. Sería controlar el medio y el mensaje, las telecomunicaciones y también los medios. Significaría simplemente conferir un grado de control sobre nuestra infraestructura de noticias e información al cual ninguna compañía debería tener derecho de acceder. Y todo esto tiene lugar en un mercado en el que los precios al consumidor se incrementan cada vez más a la vez que la competencia se reduce cada vez más”.

En el año 2011, cuando Comcast procuraba que los organismos de control aprobaran su propuesta de adquisición de NBC Universal (NBCU), Copps fue el único de los cinco comisionados de la FCC que votó en contra.

Pero Michael Copps no es el único excomisionado de la FCC con una opinión formada acerca de esta fusión. Meredith Attwell Baker se desempeñó en el cargo por un breve período comprendido entre 2009 y 2011.

El presidente Barack Obama la designó para mantener el equilibrio partidario que existe tradicionalmente en la FCC. Baker, que es republicana, fue ferviente partidaria de la fusión entre Comcast y NBCU.

Sin embargo, sorprendió bastante cuando repentinamente renunció a su cargo como comisionada de la FCC y, adivinen qué, se fue a trabajar a Comcast como vicepresidenta principal para asuntos gubernamentales de la NBC Universal, solo cuatro meses después de haber votado a favor de aprobar la fusión.

Concentración made in USA

INFLUENCIAS
En lo que respecta a los reguladores, el sitio web de noticias Republic Report reveló que el responsable de la División Antimonopolio del Departamento de Justicia, William Baer, fue representante legal de NBC durante la fusión con Comcast, y que Maureen Ohlhausen, comisionada de la Comisión Federal de Comercio, prestó asesoría legal a Comcast antes de integrar dicha comisión.

Si usted se pregunta qué piensa el presidente Obama de todo esto, eche un vistazo a quién designó como nuevo director de la FCC: a Tom Wheeler, que durante años fue uno de los principales integrantes de grupos de presión tanto de la industria del cable como de la comunicación inalámbrica.

Free Press, una organización líder en políticas de los medios de comunicación en Estados Unidos, emitió un comunicado tras el anuncio de la propuesta de fusión. Craig Aaron, presidente de la organización, expresó:

“Nadie se despertó esta mañana soñando que su compañía de cable fuera más grande o tuviera más control sobre lo que uno puede mirar o descargar. Pero eso, además de una factura más elevada, es la realidad a la que se enfrentarán mañana, a menos que el Departamento de Justicia y la FCC hagan su trabajo e impidan esta fusión”.

Free Press espera que millones de personas expresen a la FCC y al Departamento de Justicia su desacuerdo con respecto a la fusión Comcast/Time Warner.

PREOCUPACIONES
En el Congreso, uno de los más fervientes opositores a la fusión es alguien que verdaderamente conoce un poco acerca de la industria de la televisión, el Senador de Minnesota Al Franken. Franken se dio a conocer a nivel nacional cuando trabajó como comediante y escritor en las primeras temporadas del programa “Saturday Night Live”, de la cadena NBC.

Es claro que la posibilidad de una Comcast más grande no le hace mucha gracia. “Me preocupan las facturas de cable de los consumidores. Se trata del principal proveedor de cable del país, Comcast, que adquiere al segundo principal proveedor, Time Warner. La competencia que hay en el sector tal cual está no es suficiente y me preocupa lo que esto puede provocar en las facturas de cable de los consumidores. ¿Van a recibir un servicio peor del que ya reciben? ¿Van a tener menos opciones? Ayer envié una carta a los reguladores federales para que consideren estos temas y les expresé mis serias preocupaciones”.

En una carta dirigida a la FCC, al Departamento de Justicia y a la Comisión Federal de Comercio, Franken escribió “Las tarifas del cable se han incrementado significativamente durante los últimos veinte años y mis electores expresan su frustración con respecto a las facturas de cable inaceptablemente altas que reciben cada mes. Muchos consumidores cambiarían de proveedor de cable si tan solo tuvieran una alternativa viable para hacerlo”.

INTERNET
Este intento de fusión coincide con una nueva batalla por la llamada neutralidad en la red, las normas básicas que regulan el funcionamiento de Internet, especialmente en lo que respecta a si los proveedores de servicios de Internet como Comcast y Time Warner, AT&T y Verizon deberían poder o no favorecer a algunos sitios web en detrimento de otros.

¿Tendrían que existir normas que permitieran a la gente acceder al sitio web de una pequeña organización de derechos humanos de Rusia o de un grupo de activistas de Occupy en Nueva York de igual manera que a los sitios web de, por ejemplo, Wal-Mart o la Asociación Nacional del Rifle?

Entre los activistas a favor de una Internet libre aumenta el temor de que el sistema regulatorio de Estados Unidos, comprometido con los grupos de presión y las empresas donantes, renuncie a la defensa de la neutralidad en la red y genere lo que Michael Copps llama “la cableización de Internet”.

El pueblo se ha opuesto en el pasado a otras fusiones monstruosas y las ha impedido. También se ha enfrentado a los intentos de las grandes empresas de sofocar el derecho fundamental a una Internet libre.

La libertad de expresión, la libertad de conexión y de comunicación son la sangre que corre por las venas de la democracia. La lucha por conservar y expandir la diversidad y la vitalidad de nuestros medios de comunicación no puede ser abandonada, ni dejada en manos de reguladores comprados o de grupos de presión del sector empresarial.


Amy Goodman

Alainet

Seguir leyendo
Anuncio

Entrevista

Odebrecht, la empresa que capturaba gobiernos

Publicado

en

Alan García y tren Eléctrico Marcelo Odebrecht

El libro ”Odebrecht, la empresa que capturaba gobiernos”, de Francisco Durand, que acaban de publicar la PUCP y Oxfam, realiza un examen exhaustivo de la empresa Odebrecht en el Perú en los últimos 40 años. Pero que no solo trata del Perú sino de la red de corrupción que se venía tramando a nivel internacional durante un tiempo similar.

Francisco Durand

La tesis central del libro es que ha habido una captura del poder del Estado a través de una red de mecanismos que involucran a todos los actores: de un lado, funcionarios del Estado (altos y medianos funcionarios de varios niveles y cargos) y, de otro, relaciones con la alta dirección de empresas privadas nacionales. Todo ello posibilitó la adjudicación ilícita de una gran cantidad de obras de ingeniería en diversos países.

Esta red de corrupción se tejió a la par que existían varios elementos estructurales y coyunturales: un proyecto geopolítico brasileño; el superciclo de altos precios de las materias primas –producido por la industrialización china-, lo que generó ingresos fiscales extraordinarios para el Estado; el importante nivel de avance de ingeniería de Odebrecht y otras empresas brasileñas, así como el apoyo de sus principales bancos de inversión para el desarrollo, como el BNDES; “culturas similares” de corrupción existentes en los dos países la que se apoya en el “capitalismo de amigotes” (o sea vínculos estrechos entre los empresarios y los funcionarios gubernamentales.

El libro ”Odebrecht, la empresa que capturaba gobiernos”

TODA CLASE DE GOBIERNOS

Cabe aquí puntualizar que la corrupción no tiene una “filiación única” (gobiernos de derecha o de izquierda), pues se constata que esta se ha dado en Colombia, Panamá, República Dominicana, Venezuela, Perú y México, entre otros, así como en varios países africanos.

La metodología que permite analizar la captura del Estado se desarrolla en el Capítulo 2 y se basa en sólidos estudios académicos, los mismos que han sido desarrollados en EEUU y Europa. Dice Durand: “Diversos autores que han investigado el poder empresarial “businesspower, insisten en entenderlo no solo como agente económico, sino como entidades que, a partir de una enorme concentración de recursos materiales, tienen un gran poder económico o de mercado, así como otros poderes e influencias. El poder empresarial-corporativo del siglo XXI, que ha crecido a un ritmo espectacular con la globalización y las políticas neoliberales promercado, es marcadamente multidimensional. Además del poder económico, que es el poder base, la corporación tiene también poder instrumental o político y poder discursivo” (p.33).

Este poder discursivo cobra vida al amparo del Consenso de Washington que propone que el libre mercado y la empresa privada son los mejores asignadores de recursos y que debe dejarse a ellos las principales actividades económicas. Eso sí, esta “libertad de mercado” solo puede ejercerse –y se ejerce- a través del poder del Estado –qué contradicción- por lo que es clave su captura.

DISTINTOS NIVELES

El libro también analiza las manifestaciones judiciales como el acuerdo de culpa (“PleaAgreement”) hecho público por el Departamento de Justicia de EEUU en diciembre del 2016 basado en la colaboración eficaz de los ejecutivos de Odebrecht, y como parte de un pacto de cooperación firmado simultáneamente por las fiscalías de EEUU, Brasil y Suiza.

Este “refinamiento” en la captura del Estado tiene bases más “modernas” que aquella de las “puertas giratorias” (funcionarios que pasan de grandes empresas financieras e industriales a cargos clave en el Estado; y viceversa) y/o de la llamada “legislación sastre”, es decir, la promulgación de leyes y decretos supremos “confeccionados” a la medida de los interesados.

Nos dice Durand que ahora la red de corrupción se asienta en la interrelación de distintos actores en varios niveles: Global, Nacional, Regional y Local; gobierno, funcionarios, jefes de proyectos; principales dirigentes de los partidos políticos; relación intensa con importantes empresas locales, que son clave debido a su capacidad económica, alcance político y relación estrecha con los medios de comunicación.

“TRÍPODE”

Tomando como fuente declaraciones del propio Marcelo Odebrecht se constata la existencia de un “modelo de influencias” denominado trípode (página 81):

1) Que existan grandes proyectos que necesiten la presencia con altos niveles de ingeniería que “sea eficiente y cumplidora; nosotros como empresa estábamos involucrados en los principales proyectos”;

2) La segunda pata es la buena relación personal con los funcionarios gubernamentales, comenzando con el más alto mandatario, si eso es posible.

3) La tercera pata es el financiamiento de las campañas de los partidos políticos. Dice Odebrecht: “el pedido de dinero a nosotros era siempre con el pretexto de la campaña.

Entonces, en la práctica, para que yo tenga esa relación con el gobierno tengo que ser un gran donante para cubrir sus necesidades. De nada sirve ser la mejor empresa, si de algún modo no apoya financieramente el proyecto político, lo que generaba “deudas” pasadas y futuras con nosotros (p. 81).

Para poner el trípode en marcha, “Odebrecht incorporó el modelo de influencias al organigrama de la empresa, mediante el tristemente célebre Departamento de Operaciones Estructuradas (DOE, o «departamento de sobornos»), algo que ha sido poco analizado, pues la discusión se ha centrado más en la corrupción que en la influencia, que es más general”.

LAS COIMAS

De lo que no cabe duda –y esa es una constatación que recorre todo el libro- es que la corrupción no solo impide el crecimiento económico y el desarrollo del país y que, por eso, debe ser extirpada, además del hecho que es una afrenta moral y ética contra todos los ciudadanos y ciudadanas del país.

Hay detalles en el libro relatados a nivel más coloquial que ilustran claramente el “porqué” de las coimas. Odebrecht dice que, cuando ellos llegaron al país, las coimas ya existían. Y si ellos querían “entrarle” al trípode, entonces tenían que “demostrar” que podían sobresalir en ese aspecto. También dice que, en muchos casos, el pedido de la coima venía de los propios gobernantes (Maiman le dice a Odebrecht que Toledo está pidiendo la coima, p. 199).

De otro lado, Odebrecht también dice que el dinero de las coimas, si bien se pagaba primero con los fondos de la empresa, lo recuperaban con el sobreprecio que le cargaban a las obras y que se materializaba en las “adendas” a los contratos. Y también que las coimas eran pagadas no solo por ellos (Odebrecht) sino por todos los socios que realizaban las obras (1)

TRES OBRAS

Todo esto se conoce en gran medida debido a “nuevos mecanismos jurídicos como la confesión sincera (delación premiada, en Brasil) que hacen hablar a los responsables al ofrecerles una reducción de pena a cambio de información. Este mecanismo, desarrollado primero en EEUU y luego adoptado en Italia con gran efectividad para luchar contra las mafias —Operación Manos Limpias—, está internacionalizándose” (p. 25). No cabe duda que ha sido y será muy útil en nuestro país.

En las casi 300 páginas del libro se analizan tres obras realizadas por Odebrecht: IIRSA Sur, Olmos y el Metro de Lima. En todos los casos es admirable el detalle que nos ofrece el autor: las líneas de tiempo de las visitas a funcionarios y la publicación de leyes, decretos supremos y resoluciones ministeriales, reuniones en Palacio y los ministerios, los viajes realizados.

Y también una cuantificación de los montos de las coimas, las adendas y las pérdidas para el Estado. Este tema, ciertamente, merece ser más desarrollado y lo será cuando aparezcan mayores elementos, que puedan ser aportados por fiscales probos que “hagan bien” su investigación, así como por las importantes contribuciones aportadas por el periodismo de investigación.

DECRETOS DE URGENCIA

Uno de los temas que se resalta es el debilitamiento del Estado en varias de sus funciones controladoras esenciales, primero a través de la dación de Decretos de Urgencia (que tienen rango de ley) y que permiten “saltarse a la garrocha” las necesarias evaluaciones técnicas (SNIP); la predominancia de las Asociaciones Público-Privadas disminuyendo las capacidades del Estado para la realización de obras públicas; el otorgamiento de grandes poderes de decisión a Proinversión (“demora la inversión”) debilitando las funciones y responsabilidades de los organismos reguladores; la no realización, en muchos casos, de los expedientes técnicos (estudios de factibilidad), antes del otorgamiento de la obra, lo que luego da amplísimo margen de juego al ganador de la licitación para incluir “costos” no considerados inicialmente.

Para finalizar, nos queda claro que muchas cosas se nos quedan en el tintero y que tendrán que ser procesadas de manera más integral y permanente. Tener a la mano todos los datos y la explicación en un solo libro –lo que hasta ahora estaba disperso- va a ser de gran utilidad en la presente coyuntura. Y también resaltar que Durant nos dice que a veces pareciera que la sociedad civil está como ausente (p. 287) lo que se puede parecer a políticas de adormecimiento.

Es por eso que, afirmamos, se necesita una movilización activa de la ciudadanía, sobre todo cuando constatamos que el Perú necesita saber toda la verdad sobre la corrupción para seguir adelante, para limpiar las conciencias.

Necesitamos como país saber todo sobre la corrupción de Odebrecht (es la que más se conoce, pues ellos mismos la han admitido); la de los presidentes de la República (Toledo, García, Humala y Pedro Pablo Kuczynski) y funcionarios gubernamentales, de lo que algo conocemos, pero que necesita saberse en su integridad, a todos los niveles (aunque pidan asilo). Y la corrupción de los “consorciados nacionales”, tema en el cual hasta ahora poco, muy poco, se ha avanzado.

Por todos esos motivos, rara vez la “oportunidad” de la publicación de un libro ha sido, y va a ser, tan útil para la ciudadanía.

[1] “Si alguna cosa (en Perú) fue concertada relativa al proyecto, mi concepción es que fue aceptada por el consorcio y probablemente liderada por la empresa local. Si hubo algún proyecto nuestro en el que hubo pago de coima, y Graña y otras empresas eran socias, con certeza lo sabían. Nadie iba a aceptar nada relativo a un proyecto y asumir un costo por los socios. Eso no existe. Si era un proyecto de Perú, probablemente la relación política del proyecto era liderada por los socios peruanos” (página 166).

 

HUMBERTO CAMPODÓNICO
OTRA MIRADA

Seguir leyendo

Especial

Contra la transformación social: el firewall monopólico en las redes sociales digitales

Publicado

en

Contra la transformación social: el firewall monopólico en las redes sociales digitales

Nos hemos convertido en seres mediáticos, vivimos online, conectados, en permanente relación con medios y mucho de lo que hacemos tiene que ver con ellos. Además, la comunicación ha superado hoy los límites del tiempo y del espacio. El mundo digital de la comunicación va suplantando al viejo mundo analógico. Todo es inmediato y cercano. Los bits de información se nos introducen por todos los poros. 55% de las personas en el planeta ya tiene acceso a internet. Ya terminó aquel corto tiempo en que internet parecía ser lo que prometía, una fabulosa red de intercambio de conocimiento. Hoy a través de la red viaja cada vez más basura.

No podía ser de otro modo: el conocimiento es poder y el poder no quiere compartirse, por eso impide que el conocimiento sea democratizado. El control del conocimiento es un hecho histórico. El antiguo rol de las tradiciones, los reyes y los sacerdotes hoy ha sido asumido por las corporaciones.

Hablando solo del mundo occidental, hoy en descenso pero aún condicionante, las cinco principales corporaciones en internet Alphabet-Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft, pero también las productoras de contenido Disney, Time Warner, Comcast, las propietarias de los sistemas de comunicación AT&T, Verizon, por solo citar algunas, configuran gran parte de casi todo lo que se ve – y por supuesto, de lo que no debe verse.

Estas corporaciones a su vez son controladas por fondos de inversión. Siempre a la cabeza están los inversores institucionales Vanguard, BlackRock y State Street Global Advisors, manejando trillones de dólares, los mismos que son principales accionistas del 90% de las empresas listadas en el índice SP500.

O sea, los monopolios están monopolizados y el control de las empresas más grandes de comunicación del planeta, está bajo control del capital financiero cuya única lógica es la expansión de sus negocios.

Las ganancias y el valor de mercado dependen en general del número de usuarios. Por ello la metodología de las empresas es arrebatar usuarios a la competencia, hasta liquidarla. Y si no les posible, intentar comprarla. La política de los principales inversores institucionales es invertir proporcionalmente en todas, para no perder nunca. La lógica del monopolio es la del negocio y la lógica del negocio es el monopolio.

Los monopolios en internet son los dueños de la mentira, pero también los dueños de la verdad –como ya dijimos– para no perder nunca.

Ese es el orden a subvertir. Ese es el firewall, la muralla a derribar para que la comunicación sea democrática y esté al servicio de la transformación social.

Contra la transformación social: el firewall monopólico en las redes sociales digitales

¿CÓMO DERRIBAR LA MURALLA?

En relación a los monstruos digitales, es necesario contar con un mapeo de alternativas libres, descentralizadas y federadas. Servidores, redes, medios, software, servicios alternativos en cada lugar. A lo cual se podrían agregar una larga lista de insumos y herramientas de esclarecimiento y aprendizaje ya existentes. Dar impulso a los laboratorios de recursos digitales antihegemónicos, online, de gestión colaborativa, que sirvan de apoyo a la lucha antimonopólica.

Sin embargo, aunque positivo en sí mismo, no es suficiente interactuar en otros espacios. La lucha por la recuperación de una internet ciudadana y de un mundo inclusivo es sin duda política y cultural. Generar exclusivamente situaciones de aislamiento relativo con la apertura de vías paralelas no es conveniente. También hay que interactuar o incidir en los espacios digitales existentes, por ahora mayoritarios, aunque en algunos casos estén declinando o hayan alcanzado su techo. El mundo de las redes sociales es inestable y la migración –sobre todo generacional– es tan veloz como el crecimiento que estas empresas han experimentado en corto tiempo.

Contra la transformación social: el firewall monopólico en las redes sociales digitales

LOS RIESGOS Y LIMITACIONES DE LAS REDES SOCIALES PRIVATIVAS

Es fundamental perder ingenuidad, conocer los riesgos y limitaciones de las redes sociales privativas. Éstas se nutren de los datos personales y de cada interacción para luego monetizarla, por vía de la venta de propaganda segmentada o por la cesión de los mismos a empresas de marketing, manipulación política o de vigilancia gubernamental.

En cuanto a las limitaciones, entender que lo que se transmite o recibe pasa por la censura de un mecanismo de selección matemática, conocido como algoritmo. Aunque no sea esa su etimología verdadera, esta operación automática permite que “algo” se difunda y que ese “algo” pierda o gane “ritmo” en el transcurso de sucesivas publicaciones. Por su propio funcionamiento, las redes sociales, en apariencia masivas, conducen habitualmente a un circuito restringido, a un círculo más o menos cerrado de contactos con los que se interactúa.

Es obvio que estas barreras son en parte levantadas por las empresas cuando el usuario se convierte en anunciante.

Sin embargo, es posible quebrar dicha lógica por una multiplicación masiva y relativamente coordinada. Esta característica ha permitido convocar a eventos, formar grupos extensos y difundir acciones silenciadas por otras vías, aunque del mismo modo ha habilitado la difusión automatizada de información envenenada.

Cuando se llega a números masivos o la información que circula es vista por el poder como un peligro (para los intereses del poder), las compañías privadas tienen la posibilidad –por su carácter centralista– de bloquear grupos, cuentas o información. Y así lo hacen, arbitrariamente, bajo el manto de “mantener comunidades seguras”.

Por lo demás, se ha producido ya en las redes una saturación de información adulterada o directamente ficticia. Cuentas y noticias falsas, imágenes manipuladas, memes distorsivos, son parte de este arsenal de posverdad que ha polucionado sin remedio estos mecanismos. No podía ser de otro modo.

Ante la pérdida de audiencia de los medios de difusión tradicionales, la mentira y el control del capital se han abalanzado sobre los canales digitales. Este ataque se agudiza en épocas electorales en las que se desarrolla una muy intensa guerra sucia contra candidatos progresistas o de izquierda. El sujeto político es reemplazado por la industria de la difamación electrónica.

Incluso los medios mentirosos de siempre, los hegemónicos, ante el aluvión desinformativo que circula en internet, tratan de recuperar audiencia revistiéndose con una pátina de “información chequeada”. Las usinas de chequeo son financiadas en casi todos los casos por fundaciones de la derecha neoliberal conspirativa que, sobre todo, las direccionan a combatir el “discurso público” de los gobiernos, socavando sutilmente toda confianza ciudadana en el sistema democrático de gobierno.

El interés mediático, digital o no, es siempre empresarial, nunca ético. Su objetivo es no perder usuarios, audiencia, consumidores, poder, o sea, dinero.

En cuanto al sistema legal, comienzan a ser sancionadas leyes y normativas que, en vez de controlar a las empresas, censuran o multan al usuario. Probablemente se empiece a extender el clamor por una internet “limpia”, pero paga y monitoreada.

LA LUCHA ES CULTURAL Y POLÍTICA, DENTRO Y FUERA DE INTERNET

En un mundo fragmentado, las redes sociales dan la sensación ficticia de compensar la soledad y la atomización social, generando un exceso de utilización en desmedro de la interacción directa. Algo similar ocurre en relación a la acción política, derivándose buena parte de la energía al reclamo electrónico en reemplazo de la manifestación pública en las calles o de la construcción de tejido organizado en la población. En este contexto, las redes sociales son apenas un modo de contacto limitado dentro de un amplio universo de posibilidades de acción.

En definitiva, como se dijo antes, la lucha es cultural y política, dentro y fuera de internet. Necesitamos esclarecer y llegar al 99% oprimido por un sistema de dominación enfermo que prioriza al dinero como motor y objetivo de la vida. Avanzar sobre la mentira y exigir un nuevo modo de existencia. Crear un mundo nuevo es factible a partir de la utopía que se instala como imagen y posibilidad en la conciencia de millones de personas, sobre todo, de las y los jóvenes. A ello tenemos que contribuir, a crear y difundir la utopía como única salida a esta civilización decadente de compraventa.

 

JAVIER TOLCACHIER
ALAINET.ORG

Javier Tolcachier es investigador del Centro de Estudios Humanistas de Córdoba y comunicador en agencia internacional de noticias Pressenza.

Seguir leyendo

Especial

Anemia sube peligrosamente en Lima y en todo el Perú

Publicado

en

Enfermera paciente niño anemia

El doctor Tomy Villanueva, exdecano regional de Lima del Colegio Médico y especialista en salud pública, advierte la falta de coordinación y complementación de los entes encargados de lucha contra este mal. Recomienda una mejor actuación del Midis, el Ministerio de Educación, la capacitación de profesores y participación del Vaso de Leche y clubes de madre para no poner en riesgo el futuro de nuestros niños.

Tomy Villanueva

—El Gobierno ha lanzado una campaña contra la anemia infantil, ¿cómo están realmente nuestros niños?

—En verdad es preocupante lo que está pasando en nuestro país con los niños, en los últimos años ha sido prácticamente imposible erradicarla, es preocupante que solo en el primer semestre del 2018 en vez de mejorar los índices de la anemia infantil, lo que ha pasado es que han subido,’y sobre todo, lo más preocupante es que sea en Lima, es decir ciudades donde hay una mejor capacidad resolutiva, una mejor educación. Se ha subido de 33 a 41% en el primer semestre de este año en Lima Metropolitana y los índices nacionales indican que en el mismo periodo se ha pasado de 43.3% a 46.6%.

—¿Por qué ha ocurrido esto, si campaña contra la anemia siempre ha habido?

—Esto ocurre como consecuencia de los problemas existentes y la falta de una continuidad de la gestión de Ministerio de Salud y de los entes multidisciplinarios que tienen que actuar en este nivel como el Ministerio de Inclusión Social (Midis), el Ministerio de Educación y otros actores. Se está entrando en un problema mayor de salud pública, porque tener una anemia infantil es tener niños que en el futuro van a tener problemas de aprendizaje, problemas de crecimiento y, finalmente, problemas en la educación. En resumen, el futuro de estos niños es incierto.

TRABAJO MULTISECTORIAL

—¿Qué debería tener en cuenta la actual campaña contra la anemia?

—Tenemos que dar la voz de alerta que los entes no están funcionando como debe ser. La actual campaña contra la anemia debería trabajarmejor en los colegios, en los nidos, donde están los niños menores de 5 años. También debería incluir la capacitación de los profesores en los colegios de inicial debido al contacto que tienen con los más pequeños. A los Vasos de Leche, los clubes de madre, las organizaciones de base. Pero todo esto parte también desde la decisión de los padres de incluir en la dieta de los niños el hierro, micronutrientes y de dar una buena alimentación y cumplir con los controles del niño.

—Pese a esta situación, las madres de familia siguen haciendo largas colas en los hospitales…

—Con dar micronutrientes o hierro no va a solucionar o erradicar la anemia y tampoco se le va a dar sostenibilidad a este plan que acertadamente el presidente Martín Vizcarra está haciendo, pero hay que tener en cuenta que muchas madres acuden con sus hijos a las postas y centros de salud, es decir al primer nivel de atención, pero estos establecimientos están abandonados y si no tienen equipamientos, no trabajan con la ciudadanía, no se va a resolver esta y otras enfermedades como la TBC, enfermedades diarreicas o neumonía.

ALGO MÁS

—¿Cómo se detecta la anemia?

—Los padres de familia deben tener conciencia de llevar a sus hijos a los controles. Con un examen de hemoglobina se puede saber si un niño tiene anemia, pero cómo se puede hacer este examen o un buen tamizaje si no se cuenta con reactivos, en muchos casos tienen que acudir a un hospital, allí se entrampa un diagnóstico, a veces los puestos de salud ni siquiera tienen una balanza o un tallímetro.

 

ALEJANDRO ARTEAGA

Seguir leyendo

Lo más reciente

Envasado de conservas de pescado enlatados fábrica obreros operarios Envasado de conservas de pescado enlatados fábrica obreros operarios
Economíahace 9 horas

PBI industrial crecerá 4%

El Producto Bruto Interno (PBI) industrial registrará un crecimiento de 4% este año, tras cuatro años de caídas, impulsado por...

café peruano, el ministro de la Producción, Raúl Ricardo Pérez-Reyes Espejo y el coordinador general de Taza de Excelencia, ingeniero Geni Fundes Buleje café peruano, el ministro de la Producción, Raúl Ricardo Pérez-Reyes Espejo y el coordinador general de Taza de Excelencia, ingeniero Geni Fundes Buleje
Economíahace 9 horas

Mujeres lideran emprendimientos

En el Perú, un millón 260,000 emprendimientos se encuentran direccionados por mujeres, estimó el Ministerio de la Producción (Produce) en...

Tipos de cambio de monedas Tipos de cambio de monedas
Economíahace 9 horas

Precio del dólar cerró en alza

El precio del dólar subió levemente frente al sol al cierre de las operaciones cambiarias por una mayor demanda de...

Bolsa de Valores de Lima (BVL) Bolsa de Valores de Lima (BVL)
Economíahace 9 horas

BVL inició con índices negativos

La Bolsa de Valores de Lima inició con indicadores negativos la jornada bursátil, en línea con Wall Street y la...

Carlos Cárdenas - Asociación de AFP Carlos Cárdenas - Asociación de AFP
Actualidadhace 10 horas

Lo que tienes que saber de tu cuenta individual en la AFP

En el Sistema Privado de Pensiones (SPP), todos los afiliados a una AFP tienen una Cuenta Individual de Capitalización (CIC),...

Operativo Inspectores de tránsito contra mototaxis Operativo Inspectores de tránsito contra mototaxis
Actualidadhace 10 horas

Cercado de Lima: caos y robos por mototaxis

Cerca de 280 mototaxis, que prestan el servicio de transporte público en el Cercado de Lima, fueron intervenidas durante sendos...

Venta de pirotécnicos en Mesa Redonda gente en la calle Venta de pirotécnicos en Mesa Redonda gente en la calle
Actualidadhace 10 horas

Lima reitera prohibición de venta de pirotécnicos

A través de capacitaciones a los comerciantes de Mesa Redonda y el Mercado Central, la Municipalidad de Lima reiteró que...

Falta de agua potable Falta de agua potable
Actualidadhace 10 horas

Cortan el agua en San Borja y el Callao

Debido a la realización de trabajos de mejoramiento en la red de agua potable, hoy se cortará el servicio en...

Alan García y tren Eléctrico Marcelo Odebrecht Alan García y tren Eléctrico Marcelo Odebrecht
Entrevistahace 10 horas

Odebrecht, la empresa que capturaba gobiernos

El libro ”Odebrecht, la empresa que capturaba gobiernos”, de Francisco Durand, que acaban de publicar la PUCP y Oxfam, realiza...

Gente en galerías Mesa Redonda Gente en galerías Mesa Redonda
Actualidadhace 10 horas

Cierran Mesa Redonda al tránsito vehicular

La Municipalidad de Lima restringió el tránsito vehicular en las calles que dan acceso a Mesa Redonda y el Mercado...

Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.