Eduardo González Viaña

  • Homenaje a Javier

    Todo lo soportó Diez Canseco: la persecución, el destierro, las balas y el castigo de los buitres, quienes llegaron hasta el extremo de suspenderlo de...

  • Te amamos, Tania

    No recuerdo cuántos poemas leí, pero esa noche supe que, al recitar, gracias a Tania, yo también estaba cantando. No sólo es encantadora, también es...

  • “Semos muy hombres” en Chiclayo

    Insólito Norte. No ya sólido, sino insólito Norte que le dio la independencia al Perú en diciembre de 1820 y la defendió cuando los españoles...

  • La exagerada Piura

    Creo que tienen razón los piuranos en ser tan desmesurados. Pocas tierras han congregado a gente tan asombrosa como la que nació o ha habitado...

  • El río pasa, Trujillo no caerá

    Las casas de Trujillo, una ciudad con historia, podrán caer por las lluvias, pero Trujillo seguirá de pie. Marzo de 1824, en la cuadra cuatro...

  • La obsesión de Ciro Alegría

    Lo aprecié más porque era capaz de hablar de igual a igual con un joven que apenas se iniciaba en la tarea de escribir. —No...

  • EEUU, país santuario

    En Estados Unidos, Washington, Salem y otras 300 ciudades se han declarado ciudades santuario, es decir de resistencia a la política de Trump contra los...

  • El muro de Asunción

    Todo lo que llevaba Asunción eran unos doscientos dólares y algunas joyitas personales con todo lo cual pensaba pagar por la curación de su hijo....

  • Las peligrosas mujeres y los libros

    Durante el año 2016 he presentado mis libros en Estados Unidos ante 61 clubes de lectores. Los “lectores” eran, en realidad, lectoras. La noche de...

  • La almohada de Jorge Eduardo

    Nada más ver la almohada, caí exhausto y dejé caer sobre ella diez días de caminata, varios meses de recuerdos asturianos y una nostalgia permanente...