Eduardo González Viaña

  • Las peligrosas mujeres y los libros

    Durante el año 2016 he presentado mis libros en Estados Unidos ante 61 clubes de lectores. Los “lectores” eran, en realidad, lectoras. La noche de...

  • La almohada de Jorge Eduardo

    Nada más ver la almohada, caí exhausto y dejé caer sobre ella diez días de caminata, varios meses de recuerdos asturianos y una nostalgia permanente...

  • ¡Resiste, Diana, compañera!

    Me hablaron de Diana los miembros de un grupo familiar que había entrado en Estados Unidos en busca de la esperanza americana. Sabían su nombre,...

  • Antuca y Moisés

    En pleno conflicto bélico entre el Perú y Ecuador y durante la batalla de Zarumilla (julio de 1941), se produjeron diversos actos heroicos. Uno de...

  • El Señor de la Corrupción: ni un mes más

    Cuando José María vio que los soldados chilenos se acercaban, no intentó huir. La herida en la pierna derecha se lo impedía. Semitendido sobre la...

  • Aquí el penal, allá el Congreso

    Un rato después de la charla tenía a un grupo de presos a mi lado. Todos escuchábamos con asombro a uno que se sabía de...

  • ¿Felices fiestas o feliz Navidad?

    Ser cristiano, por fin, me hace miembro de una comunidad eterna e indeciblemente feliz. “Happy Holidays” (felices fiestas a secas, y no feliz Navidad) decía...

  • Carta a Verónika

    Berckemeyer tendría que pedir el cierre de la ONU y el arresto de su secretario general por haber declarado que Fidel Castro “será recordado por...

  • Platero en el Perú

    Platero, el noble burrito de Juan Ramón Jiménez, era pequeño, peludo y suave… Sin embargo, en la Lima de los años 60, hubo otro Platero,...

  • Mi amigo Teodoro

    Todavía en los años 60, cuando ningún avión comercial volaba a la Isla de Pascua, Teodoro Rivero-Ayllón se hizo a la mar en Valparaíso y...