¿Y la cultura, Sr. Castañeda?

La gestión de Castañeda ha concretado un paso más con miras a enterrar cualquier rastro de la gestión anterior encabezada por Susana Villarán y que perjudica a los ciudadanos y ciudadanas de esta ciudad. Sin duda, la gestión de Villarán tiene muchas cosas por cuestionar, pero un mérito que no se le puede negar es el avance que dio en el aspecto cultural.

Uno de los pilares de la gestión anterior en el área cultural fue el programa CREALIMA. Mediante este programa se hicieron bibliotecas, ludotecas, galerías de arte y museos en los parques zonales de Lima Metropolitana de libre acceso para todos los residentes de Lima y que abrieron paso a una mayor democratización del acceso a la cultura. Estos espacios, denominados Centros de Cultura, Recreación y Educación Ambiental (CREA), también significaron un paso importante para el desarrollo del Derecho a la Recreación en nuestra ciudad. Es decir, el derecho a jugar, a aprender jugando, a divertirse.

Sin embargo, recientemente se dio fin a esta historia. En los ahora denominados Clubes Zonales, quizás llamados así porque ahora te cobran por casi todo, se cerraron todos los CREA que existían. Los ubicados en los parques zonales de Huáscar, Huiracocha, y Cápac Yupanqui que estaban en actividad se encuentran cerrados. Los que se ubican en los parques zonales de Cahuide, Flor de Amancaes y Santa Rosa, que nunca fueron inaugurados, igualmente. Es decir, todos estos espacios que servían para que grandes y chicos jugarán, se relajarán y participarán de actividades culturales, en la actualidad se encuentran totalmente cerrados.

Pero la historia no acaba ahí, ya que con un proceso de reestructuración dentro del Servicio de Parques de Lima (SERPAR), se eliminó el área de cultura de dicha dependencia de la Municipalidad Metropolitana de Lima que mantenía la actividad en los CREA, por lo cual ahora no cuentan con talleristas ni nadie que realice actividades.

Lamentablemente no existe la posibilidad de saber qué es lo que va a pasar en un futuro cercano en el tema cultural, ya que poco o nada –al igual que su líder- dice al respecto el plan de gobiernode Solidaridad Nacional. Lo cual genera una incógnita: ¿y la cultura, Sr. Castañeda? Hable, pues.

Reacciones