TPP, ¿en la recta final?

Hace unos días se filtró el Capítulo de Inversiones del Acuerdo de Asociación Trans Pacífico (TPP por sus siglas en inglés), el acuerdo de libre comercio que negocia desde hace unos años Estados Unidos con 11 países de la cuenca Asia – Pacífico, donde participan Perú y otros países que ya tienen un TLC con Estados Unidos. Una vez más nos informamos de lo que se viene negociando en este acuerdo por una filtración de Wikileaks, y no por nuestras autoridades; lamentablemente esto ya no sorprende a nadie.

Esta filtración evidencia la continuidad en la política de apertura comercial que viene impulsando el gobierno otorgando “superderechos” que se incluyen desde los Tratados Bilaterales de Inversión y se blindan en el TLC con Estados Unidos. Evidencian además que no ha habido una reflexión participativa –con la sociedad civil- sobre si vale la pena reforzar los mecanismos que blindan la inversión extranjera sin plantearnos la posibilidad de evaluarlo y corregirlo.

En la misma semana de la filtración de Wikileaks, el MINCETUR convocó a la sociedad civil para una reunión informativa, luego de las reuniones que el equipo negociador peruano sostuviera con los demás países en Hawai. Y debemos decir que más allá del estilo de informar, bastante técnico y sumamente breve, podemos concluir que este acuerdo tiene el apuro de cerrarse cuanto antes, pero existen evidentes nudos que no permiten dicho cierre. Y parece ser que Propiedad Intelectual sigue siendo el tema crítico. La protección y uso exclusivo de datos de seguridad y eficacia para medicamentos biológicos parece ser el tema más complicado y en el que el lobby de la industria farmacéutica estaría ejerciendo gran presión. Como sabemos los medicamentos biológicos son los más efectivos para enfermedades como cáncer y sida y son de un alto costo y no gozan de esta protección en el Perú en este momento. Lo que se busca es ampliar la protección retrasando la competencia y manteniendo los precios altos de los medicamentos. Perú dice estar firme en su posición frente a los biológicos, pero ¿hasta cuánto estaremos dispuestos con esta firmeza?