Sin pruebas que Pedro Castillo sea del Movadef o “terrorista”

Pedro Castillo

No firmó para la inscripción frustrada del Movadef del año 2011. No participó en marchas organizadas por el Movadef, Fudepp o algún organismo autogenerado. Proviene de una región donde SL tuvo escasa o nula inserción y presencia: Cajamarca. Y su trayectoria como dirigente nacional de las bases regionales del Sutep es, prácticamente, nueva: data del 17 de junio de este año, cuando fue elegido presidente del Comité Nacional de Lucha de las bases regionales del Sutep.

Se trata de Pedro Castillo quien, con nueve fotos de la “Convención Nacional de Bases del Sutep” y reuniones en el Congreso, ha sido acusado por el ministro del Interior de haber sido “elegido por las dos facciones de Sendero Luminoso (Movadef y “Proseguir”) como el presidente del comité de lucha”.

De acuerdo a la presentación del ministro del Interior en el Congreso, la existencia de estas fotos y el hecho que Castillo se haya sentado en la mesa directiva de esa convención de bases regionales, “en compañía de dirigentes del Conare y del Movadef como Lucio Ccallo Ccallata, Zenón César Pantoja y Edgar Tello Montes”, no solo lo vincula al Movadef sino que -esto es lo medular- lo convierte en “su punto de unidad y reunificación” de las dos facciones de Sendero.

Su argumento fue el siguiente. “Si uno está en la mesa directiva de la unificación de los dos Sutep-Conare y lo eligen como el presidente del comité de lucha, no es porque sea un maestro que no tiene ninguna vinculación con ellos. […] A mí personalmente me parece un elemento muy poderoso que estos señores hayan escogido como su representante a Pedro Castillo”.

De acuerdo al razonamiento de Basombrío, las fotos en la que Castillo aparece sentado con Ccallo Ccallata y Pantoja Fernández, según él representantes del Movadef y “Proseguir” y, haber sido elegido en esa “convención” presidente del Comité Nacional de Lucha de las Bases Regionales del Sutep que dirige la actual huelga nacional indefinida, demuestran su vinculación con el Movadef y el “punto de unidad y reunificación” de las dos facciones de Sendero.

A partir de ese dato, concluye que “no es…un maestro que no tiene ninguna vinculación con ellos” sino que (el haber estado sentado junto a los mencionados) es un “elemento muy poderoso” que vincula a Castillo con Movadef y “Proseguir”. O, es “un punto de convergencia” de ambas facciones. En suma, Castillo no solo está vinculado a Movadef sino también con “Proseguir”, una corriente que escindió a Sendero Luminoso entre 1993 hasta 1999 y que estaba por “proseguir” la “guerra popular” o terrorismo.

¿Es, realmente, un “elemento muy poderoso” que Castillo haya estado sentado con Ccallo y Pantoja y haya sido elegido presidente de las bases regionales en la convención donde estos estuvieron? ¿Las nueve fotos presentadas en el Congreso, la mayoría obtenidas de páginas web, prueban su vinculación con el Movadef y ser el “punto de unidad y reunificación” de las dos facciones de Sendero?

Las fotos no prueban nada. Es una irresponsabilidad haber acusado, sin pruebas, a Castillo de tener vínculos con el Movadef. Más aún, contra la realidad, afirmar que dirige un comité que ha unificado las dos corrientes de Sendero, Movadef y Proseguir. Eso no es cierto. No existen dos facciones de Sendero. Solo existe el Movadef.

¿Si Zenón Pantoja firmó para que el Movadef se inscriba como partido político en el JNE, puede ser considerado como miembro de la facción “Proseguir”, que fue una corriente que, en el lapso de 1993-1999, continuó con el terrorismo o la violencia? Por supuesto que no. Pantoja no es, pues, representante de la facción “Proseguir”. ¿O puede firmar por Movadef el 2011 y ser de “Proseguir”? No. Eso no resiste el menor análisis.

Lo paradójico de todo esto es que la información del Ministerio del Interior dio a conocer la existencia de la facción “Proseguir”. ¿Por qué habiendo sido el Ministerio del Interior quien divulgó que cerca de cinco mil profesores habían firmado para que Movadef se inscriba como partido político, entre ellos Pantoja Fernández, lo continúan considerando como representante de “Proseguir”? Hay una falta a la verdad, una falsificación de los hechos. Esa información se puede obtener del JNE.

Para confirmar esa información consultamos a una fuente magisterial confiable que, igualmente, tira por la borda esa invención: “El (Zenón Pantoja, que el ministro lo presenta como parte de la facción “Proseguir”) ha firmado por el Movadef. Y varios de ellos (que son presentados como miembros de Proseguir) han firmado por Movadef. Ahí se ve que no son de Proseguir. Esa investigación es producto de su imaginación”, señaló.

En conclusión, las acusaciones del ministro del Interior Carlos Basombrío contra el presidente del Comité Nacional de Lucha, Pedro Castillo, de tener vínculos con el Movadef y ser el punto de “convergencia” de las dos facciones de Sendero, carecen de pruebas. Y ha inventado a una facción extinta de Sendero, “Proseguir”, para satanizar y descalificar su liderazgo en la huelga nacional indefinida de profesores en curso y el diálogo con el sector Educación.

Su papel en este conflicto social que ha arrinconado al gobierno ha sido nefasto e irresponsable. Lo ha llevado a un callejón sin salida. Además, pese a que ha señalado que ningún funcionario ha llamado terroristas o senderistas a los profesores, ha destilado una batahola de información estigmatizante y contra la verdad. A pulso ha sobredimensionado al Movadef o Sendero en la huelga y ha logrado, contra sus intenciones, que los miles de profesores vean a los senderistas no como enemigos, que lo son, sino como aliados.

Reacciones