Sin nada en la cabeza

“Es el temor a lo que lleva en la cabeza, porque nosotros no tenemos nada en la cabeza que los pueda enfrentar”, señala muy acertadamente Martín Roldán Ruiz (Lima, 1970) al referirse a la reciente liberación de Maritza Garrido Lecca y al cumplirse diez años de la publicación de su primer libro (de Rondán): “Generación Cochebomba”.

“Si estando ellos presos no hemos podido evitar que la población tome consciencia clara de que sucedió una guerra y sucedió por tales motivos, de la cual nosotros tenemos parte de culpa y que para evitar eso tenemos que resolver las contradicciones que ayudan a que grupos violentistas (…) se desarrollen, creo que hemos tergiversado la victoria”, añadió.

El escritor corrobora que el triunfalismo que se generó tras la captura de Guzmán se centró básicamente en el plano militar mas no en el ideológico y político. Con estas actitudes no se hace sino reconocer que la mayoría de peruanos no pudimos convencer a un puñado de infantiles que su aplicación del marxismo no correspondía ni con el Pensamiento Mao Tse Tung ni a los postulados de Mariátegui. Y como no estuvimos en condiciones de persuadirlos nos limitamos a usar la fuerza. De otro lado y lo que resulta más grave, es que si desde la propia izquierda se pudo derrotar al senderismo, impidiendo su presencia en el Magisterio y otras organizaciones sociales, fueron los grupos de poder los que metieron en el mismo saco a organizaciones políticas críticos con el modelo neoliberal y el sistema capitalista. ¿La derecha podrá derrotar al terrorismo en el plano de las ideas?, la respuesta en No. ¿Sendero entiende razones?, la respuesta es que Sí, solo que hasta el momento ellos tienen las ideas y lo que entiende por mística, mientras que la derecha apenas las armas para derrotar a los que piensan.

Reacciones