Si Jacinta no va… que citen a Wasaberto

El alcalde del Cusco, Carlos Moscoso Perea, informó el pasado martes que denunciará penalmente a la “Paisana Jacinta” por la comisión del presunto delito de discriminación e incitación a la discriminación. La medida es parte del acuerdo municipal realizado en un acto público.

También se determinó que ante una eventual negativa de asistencia al Cusco, se resuelva citar de grado o fuerza a Wasaberto.

El alcalde Moscoso debió pedir la asesoría de la congresista fujimorista Yeni Vilcatoma, quien recientemente pidió a la Comisión Lava Jato la convocatoria de la primera dama Nancy Lange para que explique su relación con First Capital Partners. La misma legisladora pidió la destitución del fiscal de la Nación y la renuncia del presidente Kuczynski por no aclarar sus posibles nexos con la constructora Odebrecht.

En otro momento y coincidiendo con la actitud del presidente Kuczynski, la “Paisana Jacinta” ratificó que solo responderá por escrito las preguntas de las autoridades municipales. “Si el mandatario se amparó en la inmunidad que le otorga la Constitución ¿por qué yo no puedo hacer lo mismo al ser pobladora originaria?”, sostuvo.

De otro lado, el alcalde Moscoso señaló: “Hago un llamado al actor, que es un varón que interpreta a una mujer, un varón travestido, para que retire es personaje, es una vergüenza. Hago un llamado cordial para que lo retire y no siga ofendiendo al pueblo andino”. Curiosamente, colectivos feministas, miembros de la comunidad LGTB respaldan las protestas “antijacinta”. Sería bueno saber si estos coinciden con los argumentos del alcalde.

Recientes investigaciones dan cuenta que Wasaberto sería parte de la red de corrupción de la constructora brasileña. Al respecto, el abogado de la pareja sentimental de “Jacinta” sostuvo que se trataría de una venganza política ya que “la paisana” descubrió nexos entre la lideresa de FP, Keiko Fujimori, y el gigante brasileño.

La denuncia formal contra Wasaberto fue hecha por el vocero de FP, Daniel Salaburro, con la asesoría de las fujimoristas Lourdes Malcorta y la propia Vilcatoma.