¿Qué le falta a las autoridades, liderazgo o huevos?

Ayer escuchábamos al Ministro de Cultura Salvador del Solar conversar con algunos pobladores de CARAPONGO, donde les decía que no es el momento de QUEJARNOS, es el momento de ENTENDER que el gobierno está trabajando, que en Tumbes y Piura se vive un desastre de magnitud. No obstante la buena voluntad del gobernador, la situación es crítica y desborda a las autoridades locales. El río ha crecido a magnitudes inverosímiles, ya se ha filtrado dentro de Piura y corre por las calles desbordando en ciertos lugares las veredas y fácilmente llega al medio metro.Además, esa agua se mete al desagüe que colapsa porque es demasiada; como consecuencia, saltan las epidemias y ahora se presentan todas: dengue, chikungunya y ya se hallan casos de cólera. Según la información del Sistema de Información Nacional para la Respuesta y Rehabilitación-SINPAD era el siguiente: 62,542 personas damnificadas, 552 mil afectadas, 62 fallecidas, 170 heridas y 11 desaparecidas. Ocho mil viviendas colapsadas, 8 mil viviendas inhabitables y 116 mil viviendas afectadas. Diecinueve colegios colapsados, 900 afectados, 36 inhabitables. Ocho centros de salud colapsados, 338 afectados y 15 inhabitables, los fenómenos naturales que, en combinación con la falta de previsión de las autoridades, causaron todo esto. Ahora la población se encuentra sin agua, pero el corte es porque hay demasiado maleza en el agua que trae el río, no porque falte agua. La gran pregunta que se hace la población ¿dónde esta el gobierno?¿dónde están nuestras autoridades?¿qué le falta a nuestras autoridades? con el respeto que se merecen, le faltará ¿LIDERAZGO O HUEVOS? está muy bien criticar al gobierno por sus reacciones torpes, pero una cosa es criticar y otra utilizar la desgracia de tantos compatriotas para generar zozobra y profundizar el caos y la sensación de desestabilidad con fines políticos. Dicho esto, oponerse a la realización de los Panamericanos a la ayuda para los damnificados y regiones afectadas por las lluvias es demagogia pura; uso político de la desgracia ajena (qué raro en los políticos peruanos, ¿verdad?). Como nunca, hay recursos suficientes para hacer ambas cosas y es eso, precisamente, lo que pone de manifiesto la enorme incapacidad de los gestores en todos los niveles de gobierno. Ya no pueden achacar su inoperancia a la falta de plata, el GOBIERNO y los CONGRESISTAS tiene que aprender de la imagen de la ya célebre EVANGELINA emergiendo del remolino de lodo como una madre, tirando de su larga cabellera enredada entre los palos. Mientras ella cae y se levanta.Una vez más, incredulidad ante lo que vemos: la realidad se confunde con la representación, la vida con la performance. ¿No parece acaso el retorcerse de la supervivencia? ¿No es el cuerpo de esta mujer QUE NOS ENSEÑA cómo los PERUANOS podemos RESURGIR ante la fuerza de la naturaleza? Lo DETESTABLE es la corrupción, la desidia de nuestras autoridades y la falta de prevención.

Los peruanos debemos que entender que los desastres naturales no es el problema. El problema somos nosotros como sociedad y como Estado, el problema no radica tanto en que los ríos y las quebradas invaden las ciudades sino más bien en que las ciudades invaden los ríos y las quebradas, y el Estado, en todos sus niveles, no tiene la capacidad institucional, organizativa y material para prevenirlo y para resolverlo cuando se produce. Esperamos que el gobierno demuestre su LIDERAZGO que estamos esperando a gritos.