Contáctanos

¿Qué es una nueva izquierda?

Publicado

en

Una nueva izquierda debe saber que la crisis actual no es una crisis terminal de todo el sistema capitalista porque no existe un solo capitalismo sino varias formas de capitalismo según como estén orientadas las economías de mercado.

En efecto, esta crisis fue provocada por el capitalismo neoliberal financiero estadounidense y también en parte europeo por haber orientado sus respectivas economías de mercado bajo la supremacía de la especulación financiera. Y es por esto, que los capitalismos de estado de China y Rusia, el capitalismo social escandinavo y el capitalismo manufacturero alemán no han sufrido los devastadores efectos que la tuvo en los Estados Unidos y Europa. Tampoco los sufrió el capitalismo subdesarrollado exportador de materias primas por estar ligado a un grandioso crecimiento del capitalismo chino que ahora se ha reducido.

Otra característica de la crisis es que no ha causado la destrucción de la economía de mercado. Y esto debido a que el mercado es un instrumento económico inventado mucho antes de Jesucristo, quien vivió en una economía de mercado no capitalista, usando la moneda del César y también expulsando a los mercaderes que convirtieron al templo en un mercado.

El mercado no puede suprimirse, como creyeron los comisarios soviéticos, aplicando una planificación central que terminó planificando la escasez. Tampoco se le puede dejar el mercado sin ninguna regulación como creyeron los glodfingers de Wall Street, Estos dos extremismos hicieron que el muro de Berlín se derrumbara por falta de mercado y que Wall Street colapsara por exceso de mercado.

Frente a esta experiencia una nueva izquierda debe estar convencida de que la economía del mercado no es una invención capitalista y que hasta ahora no se han inventado nada que puede reemplazar el intercambio competitivo de bienes y servicios a través de la moneda. Por esto Rusia ha vuelto a la economía de mercado, Cuba quiere volver, China prospera como nunca dentro de ella y el Gobierno de Obama se distancia del dogma neoliberal de que el mercado se regula solo y trata hoy de regular Wall Street, imponiendo reglas y billonarias multas a los bancos que cometen fraudes contra el mercado.

Una nueva izquierda debe apoyar entonces la economía de mercado, pero al hacerlo no debe cree ni por asomo que el mercado se puede regular por sí solo. Asimismo, dentro de un funcionamiento correcto de una economía de mercado, una nueva izquierda no debe importarle tanto que las empresas sean privadas o públicas, sino que den condiciones dignas de trabajo, paguen impuestos y no contaminen. En cambio, sí debe importarle mucho las restricciones que el neoliberalismo mantiene contra la libre competencia que debe existir en todo economía de mercado, como son los monopolios, los carteles, la excesiva protección de la propiedad intelectual, las subvenciones a la agricultura, la industria y el proteccionismo comercial, restricciones que prueban que el neoliberalismo, no es otra cosa, que un “falso liberalismo.” Y así debe llamarlo.

Adam Smith, el santo patrón del liberalismo, jamás hubiera comprendido por qué los capitales pueden circular y competir globalmente pero no el otro factor de la producción, los trabajadores. Para estos no hay liberalismo, sino severas leyes de inmigración. Asimismo no entendería por qué el neoliberalismo permite políticas contra la libre competencia como son el rescate billonario de banqueros quebrados y las enormes subvenciones que los países industrializados dan a sus agricultores e industriales.

Y qué no decir de la sorpresa que se llevaría Adam Smith al enterarse que después de más de tres décadas de reinado neoliberal, casi el 60% del comercio internacional de mercaderías no es libre sino un comercio administrado por 38 mil empresas trasnacionales con sus 250 mil subsidiarias donde proliferan las prácticas comerciales restrictivas contra la libre competencia de terceros.

Todas estas políticas y prácticas, que restringen la libertad del mercado prueban que el neoliberalismo debería llamarse “falso liberalismo”, y que la izquierda tradicional que critica furiosamente la libertad del mercado está equivocada porque no puede criticar una libertad que casi no existe. En vez de criticar el libre mercado, una nueva izquierda debe exigir una verdadera libertad de mercado, reclamando que el trabajo circulen globalmente como el capital, que cesen los monopolios, los carteles, el proteccionismo, las subvenciones, y las prácticas comerciales restrictivas entre las transnacionales y sus subsidiarias.

Una nueva izquierda debe estar consciente todo el tiempo que 30 años de falso liberalismo ha creado en el mundo un abismo social, que la crisis del capitalismo neoliberal no ha impedido el incremento fabuloso de las fortunas que ahora se concentran en muy pocas mano. Un reciente estudio de la ONG británica Oxfam concluye en que en el año 2016 el 1% de la población mundial dispondrá de más de la mitad del total de ingresos generados en el mundo. También, el renombrado economista Thomas Piketty, en su estudio seminal sobre el capitalismo del siglo XXI, confirma que esta tendencia es la única característica común del actual capitalismo en todos los países.

Hoy se ha formado en cada país un abismo social, y es por esto que la desigualdad social será por primera vez el tema principal del debate en la campaña presidencial de los Estados Unidos. Por otro lado, la región con mayor desigualdad social en el mundo es hoy América Latina, que a pesar del crecimiento de su economía, debido al boom de las materias primas, no ha logrado detener la concentración de los ingresos en el 1% más rico de su población.

Este abismo social ha hecho que las nuevas tendencias de izquierda, en los EE.UU y en Europa, estén incluyendo en sus programas electorales medidas para combatir la desigualdad social. Sin embargo, en América Latina, la región con más desigualdad en el mundo, esta situación no es un tema candente del debate político. Entonces el deber de una nueva izquierda en Latinoamérica es hacer un estudio sobre del abismo social en su país y difundirlo acompañado de las medidas específicas para combatirlo.

Una nueva izquierda debe estar también muy consciente de que la actual crisis mundial tiene ahora una enorme dimensión ecológica que no tenía la de 1929, En efecto, el planeta al recalentarse, ha declarado insostenible el actual modelo capitalista urbano global de gran consumo y desperdicio que vomita gases efecto invernadero.

Algo nunca acontecido, desde que comenzó la actividad de la especie humana en este planeta, es que hoy la madre naturaleza, después de 200 años de industrialización y olvido, ha regresado vengativa con un cambio climático que está creando un peligroso desequilibrio entre el imparable crecimiento de la población urbana mundial y la disponibilidad de agua, alimentos y energías renovables.

Es por esta nueva realidad que la más profunda diferencia entre una izquierda tradicional y una nueva izquierda debe ser la vocación ecológica. La nueva izquierda debe luchar contra un capitalismo de gran consumo y desperdicio, adicto, a unas energías fósiles, que nos están llevando peligrosamente a aumentar la temperatura de la Tierra 2 grados más con consecuencias insospechadas para la viabilidad de muchos países que son ecológicamente frágiles como el Perú.

Una nueva izquierda, aliada del planeta, debe el utilizar como un instrumento político el cambio climático y la crisis ecológica creciente para ir haciendo compatible la economía de mercado con la ecología, Ya que si no lo hace, el mismo planeta se encargara de hacerlo con crecientes catástrofes ecológicas.

Lograr esta compatibilidad no será un ejercicio ideológico sino científico porque por primera vez, la capacidad del planeta para sostener la actual actividad de la especie humana está llegando a su límite, se tendrá entonces que hacer lo que la ciencia dice. Es por ello que una nueva izquierda debe conocer ciencia ecológica y preparase para presentar propuestas “verdes” y ganar apoyo de las mayorías que serán las que más sufrirán los efectos devastadores del cambio climático.

La vieja izquierda reclutaba apoyo usando argumentos socioeconómicos contra el capitalismo que no cambiaron el statu quo. En cambio, la nueva izquierda debe fundamentalmente hacerlo con argumentos ecológicos que minan los planteamientos no científicos de la economía neoclásica del capitalismo neoliberal, planteamientos que glorifican hasta ahora un crecimiento económico que hoy ha terminado en una crisis planetaria, puesto que nuestra civilización urbana global no puede hoy producir ni consumir sin contaminar y recalentar peligrosamente el planeta.

Una nueva izquierda es la que reconoce con realismo que el proletariado ya no es la vanguardia revolucionaria porque el mundo se desproletariza rápidamente con una revolución tecnológica que ha reemplazado las enormes factorías llenas de proletarios por unidades automatizadas repletas de software y cada vez más de robots.

El software y la automatización están así reduciendo el número de trabajadores por unidad de producción en los países industrializados capitalistas, donde Marx predecía la revolución proletaria. En todos ellos, el sindicalismo se ha reducido y con ello el poder político que el proletariado había heredado desde la revolución industrial. Lo más paradójico de esta situación es que la más grande fuerza proletaria que todavía queda en el mundo que es la de China, se encuentra hoy sometida a muy bajos salarios por el propio partido comunista.

Entonces, la base social de una nueva izquierda, frente a la desproletarización, debería ser hoy una clase media que cree en la democracia, en la propiedad privada y en la economía de mercado, pero que está descontenta porque el capitalismo neoliberal no funciona en favor de ella. En los Estados Unidos y Europa, el descontento es por la pérdida de ingresos, propiedades y de movilidad social. En Latinoamérica, el descontento de la clase media emergente es por la muy baja calidad de los servicios públicos de educación, salud, transportes, justicia y seguridad ciudadana.

Y en el caso del Perú, este descontento además está unido a un repudio a la clase política por una ineptitud y corrupción, que es tan notaria que ha trascendido al plano internacional, pues un reciente estudio del Word Economic Forum califica la clase política peruana como “deplorable” en comparación a la de otros países latinoamericanos.

En conclusión, una nueva izquierda debe defender a una clase media descontenta, apoyar la democracia, respetar la propiedad privada y orientar la economía de mercado hacia las necesidades de la mayoría para reducir el abismo social, y ser sobre todo aliada del planeta para hacer compatible la economía de mercado con la ecología.

Seguir leyendo
Anuncio

Política

Keiko y su fiscal atentan contra la democracia con su afán de venganza

Publicado

en

Pedro Gonzalo Chávarry y Keiko Fujimori

La apertura de una investigación preliminar al expresidente Pedro Pablo Kuczynski, la segunda vicepresidenta, Mercedes Aráoz, el congresista Carlos Bruce y otros legisladores y funcionarios, por la presunta compra de votos con prebendas para evitar la vacancia de Kuczynski, dio la razón a los analistas y medios de prensa que anunciaban una operación venganza ordenada por la “Señora K”.

El tema fue analizado por parlamentarios de diversas tendencias y analistas entrevistados por Diario UNO, como Carlos Monge, quien dijo que Chávarry funciona como una suerte de peón del fujimorismo, en este juego de poderes con el Ejecutivo, porque sirve a los objetivos de Keiko Fujimori y Fuerza Popular, al apuntar contra el presidente Martín Vizcarra como meta de su afán de venganza.

Recordó que Chávarry ya abrió investigación al exministro Alfredo Thorne por el caso de Chinchero, que es un pretexto porque su objetivo real es Vizcarra, por su papel en el tema cuando fue ministro de Transportes y Comunicaciones.

“Y ahora se pone la puntería no en Bruce y otros, sino en la vicepresidenta Mercedes Aráoz, entonces queda claro que en el movimiento de piezas de la Fiscalía de la Nación, en este caso Chávarry, está apuntando a Vizcarra”, manifestó.

Martín Vizcarra Cornejo con la gente

CHANTAJE

Indicó que es una suerte de chantaje o de venganza por la manera cómo el presidente Vizcarra ha arrinconado al fujimorismo y lo ha derrotado políticamente, en esta puja en torno a las reformas porque lo ha obligado a hacer lo que no querían y se ha partido la bancada por primera vez desde la salida de la facción de Kenji que votó de manera diferenciada.

“Entonces es una venganza por esa derrota política y es también un chantaje diciéndole ‘la próxima que me pongas contra las cuerdas te puedo vacar’. Ahí las palabras del presidente del Parlamento, Daniel Salaverry, vuelven a cobrar toda su significación cuando él mencionó que constitucionalmente esa era también una posibilidad”, dijo.

“Además hay que recordar que Rosa Bartra, en declaraciones en referencia a la Comisión Lava Jato apuntó a PPK, pero mencionó que Vizcarra también podría estar considerado”, advirtió.

MAFIOSOS

“Fuerza Popular está sumamente penetrado por mafias de todo tipo y por dineros ilegales, porque ese es el fondo de la cuestión, lo que está en juego. Porque la alianza del Apra con el fujimorismo es el acuerdo de dos grupos mafiosos, que a su vez están montados sobre intereses mafiosos en la sociedad y viven en permanente colusión con grupos mafiosos al interior del Estado”, añadió.

Asimismo, destacó que esta situación de un Estado y un sistema político profundamente corrompidos, es lo que desacredita totalmente a la democracia a los ojos de la gente, entonces quien contribuye y defiende ese estado de las cosas se convierte en un enemigo claro de la democracia.

Pedro Pablo Kuczynski (PPK)

VENGANZA DE KEIKO

Maritza García, parlamentaria No Agrupada, declaró que le parece mucha coincidencia, una reacción, un contraataque del fiscal Chávarry contra el informe del parlamentario Sheput, al que pretende desmerecer y debilitar con esta acusación sin sentido.

En el caso de ella y de sus colegas que renunciaron a Fuerza Popular los están procesando, abriendo investigación por no haber votado de manera uniforme con Fuerza Popular y por haber viajado con el expresidente Pedro Pablo Kuczynski, lo cual no es delito, y lo han hecho también los congresistas keikistas.

“Es insólito, este es un acto de venganza de Keiko Fujimori con la finalidad de intimidar a la ciudadanía porque finalmente esto va a terminar con presos políticos, ella lo que está buscando es intimidar a la ciudadanía”, afirmó.

Maritza García resaltó que lo que se viene acá es una crisis política terrible y dijo que va a tener que empezar a buscar las garantías que el caso corresponde para no dejarse avasallar en sus derechos fundamentales.

SIGUEN VIZCARRA Y ARÁOZ

La parlamentaria indicó que lo que a los peruanos nos debe quedar claro es que hay una serie de actos sistemáticos que ya están planificados y se van desarrollando de manera secuencial hasta llegar al objetivo final.

“Claramente lo advertí hace mucho tiempo cuando estaba dentro de la bancada, que ya se escuchaban voces que no se iba a dejar trabajar al en ese entonces presidente Kuczynski, que tenían que bajárselo; que el objetivo final del fujimorismo es preparar el escenario político para las elecciones del 2021, copar las instituciones del Estado y ganar a la fuerza”, aseveró.

Además, dijo que estos son actos planificados, primero vacar a PPK, después Vizcarra y luego a Mercedes Aráoz, porque ya lo estamos viendo con este acto de Chávarry, para dejarle la posta a Keiko Fujimori, pero antes a quien sea el presidente de turno en el Legislativo, en el momento que se desate la crisis política.

AUTORA INTELECTUAL

“Ahora queda accionar legalmente, porque aquí hay una autora intelectual que es la ‘Señora K’, porque ella es la que está utilizando las instituciones del Estado y está cobrando venganza mediante instituciones como el Ministerio Público, lo cual es grave porque un fiscal de la Nación no se puede utilizar para una venganza política”, denunció García.

“A Pedro Chávarry se le está investigando como cualquier otro funcionario que en el ejercicio de sus funciones cometa alguna infracción constitucional en la comisión de un delito”, dijo.

La congresista apuntó que si Chávarry se hubiese apartado del cargo de manera prudencial para ser investigado no se hubiera llegado a este informe de Juan Sheput. “Pero él ha provocado esta situación porque se ve protegido por Keiko Fujimori y por la bancada de Fuerza Popular”, agregó.

HAY UNA RELACIÓN

Alberto Adrianzén, analista político afirmó que la medida tomada por Chávarry es una respuesta política al informe de Sheput, porque el problema es que mientras no renuncie o no separen al fiscal de la Nación, esta guerra va a seguir, por eso el Congreso debería actuar de manera rápida y separar a Chávarry.

Refirió que mientras más tiempo se demora una reacción del Parlamento respecto al titular del Ministerio Público, uno puede sostener que efectivamente hay una relación entre el fujimorismo y el fiscal, por eso al Congreso le conviene.

“Lo que está quedando claro es que no basta el tema del referendo para terminar con la corrupción, eso tiene que enfrentarse de manera decidida por el Gobierno, esto tiene que terminarse y yo noto por parte del Ejecutivo una debilidad en este punto. Tiene que opinar políticamente, no basta con hablar del referendo”, enfatizó.

“Una posibilidad es que esto termine en una guerra abierta, unos por la vacancia y otros por el cierre del Congreso y en ese sentido, pedir que se investigue a la vicepresidenta Mercedes Aráoz, porque si efectivamente logran vacar a Vizcarra y a Aráoz, el presidente de la República será el titular del Congreso, por eso creo que tiene que haber una solución rápida porque esta es ya una guerra de desgaste que afecta tanto a unos como a otros”, agregó.

USO INDEBIDO DEL PODER

Por su parte, Alberto Quintanilla, parlamentario de Nuevo Perú, señaló que este es un uso indebido del poder, porque es un desatino la decisión del fiscal Chávarry de reaccionar de inmediato después de haber hecho público su informe Juan Sheput.

“Se ve como venganza política que ilegitima la acción del Ministerio Público. Él ha debido actuar con mayor prudencia y buscar mayor distancia e imparcialidad, lo cual ratifica que debe irse”, añadió.

“Creo que hay una suerte de venganza por parte del fujimorismo en alianza y a través de Chávarry, lo cual debería dejarse de lado. Pero ellos no entienden que la democracia también significa ciertos límites en la contienda política, no es un sálvese quien pueda y el todo vale. Porque existen límites éticos y políticos”, agregó el legislador.

 

YÁSSER GÓMEZ CARBAJAL

Seguir leyendo

Política

Aráoz y Bruce seguros de que es una represalia

Publicado

en

Mercedes Aráoz - Carlos Bruce

La vicepresidenta Mercedes Aráoz y el congresista Carlos Bruce coincidieron hoy en que el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, usa su cargo para venganzas políticas, al criticar la investigación preliminar que les inició dicha autoridad.

Aráoz cuestionó que a horas de conocerse el informe del legislador oficialista Juan Sheput recomendando destituir e inhabilitar a Chávarry, este abriera “una investigación sin sustento” que tiene por evidencia un viaje de supervisión de obras hecho con varios congresistas.

“Es claro que la Fiscalía es usada como instrumento de venganza política”, escribió en Twitter.

Por su parte, Carlos Bruce consideró que “es una coincidencia bien rara” que Chávarry anunciara la investigación justo después del informe de Juan Sheput.

Dicha pesquisa, que tiene aún condición de preliminar, incluye a Pedro Pablo Kuczynski, Mercedes Aráoz, Carlos Bruce, Marvín Palma, Maritza García y Lucio Ávila.

Además, les atribuye presunto cohecho activo genérico, cohecho pasivo impropio, tráfico de influencias y pertenencia a una organización criminal en agravio del Estado.

“Es un delito usar su cargo para vendettas políticas (…) Esto se llama usar el cargo para finalidades políticas y defenderse de acusaciones que está teniendo”, dijo Bruce indignado.

El parlamentario calificó de apresurada la investigación llevada a cabo por Chávarry.

“Se me incluye en la investigación por haber viajado a Tumbes con la primera ministra y congresistas. Todos sabemos que los ministros viajan todas las semanas y eso no tiene nada de malo, pero yo nunca viajé a Tumbes, el viaje que me atribuyen es falso”, aseveró.

“Esto demuestra lo apresurado con que han armado el documento como una reacción al informe de Juan Sheput”, añadió el congresista.

Seguir leyendo

Política

Fiscal Chávarry arremete contra informe que plantea destituirlo

Publicado

en

Pedro Gonzalo Chávarry

El fiscal Pedro Chávarry arremetió ayer contra el informe del congresista Juan Sheput que lo acusa de presuntas infracciones constitucionales y recomienda su destitución, la que se ha convertido en un clamor nacional, al que solo se opone el partido fujimorista Fuerza Popular (FP), cuyo respaldo hace que el personaje se aferre al cargo sin rubor alguno, pese a que el país entero demanda su retiro.

Chávarry intentó desacreditar el informe presentado por Sheput a la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso, lo que fue considerado como lógico primer paso a la destitución del fiscal cuestionado por sus relaciones estrechas con la organización criminal “Los Cuellos Blancos del Puerto” y a quien la bancada fujimorista y la propia Keiko Fujimori protegen.

“El informe de Sheput colisiona con la Constitución. Su motivación es subjetiva, por lo tanto, bajo el criterio de conciencia usado por el Tribunal Constitucional, deberá ser rechazado en el marco de un estado constitucional de derecho”, sostuvo Chávarry en un mensaje de Twitter.

Agregó que “La Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso debe rechazarlo pues, sin mayor argumento, pretende destituirme del cargo de Fiscal de la Nación, yendo contra la legalidad”.

“QUE DIGA LO QUE QUIERA”

En la misma red, Sheput descartó contestarle pero escribió un mensaje que tácitamente señala que no va a retroceder ante los ataques de Chávarry y solo señaló que este “puede decir todo lo que crea conveniente. Está en su derecho. Lo mismo hicieron todos los otros implicados tanto del CNM como del Poder Judicial”.

“Yo solo me pronunciaré en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales”, añadió, en referencia a la fundamentación del informe que debe hacer dentro de los plazos legales establecidos.

En su informe, Sheput plantea la destitución de Chávarry y su inhabilitación por diez años, lo que significa que, de aprobarse la acusación, no podrá ser fiscal ni ocupar ningún cargo público, por ser autor de graves infracciones a los artículos 3, 39, 44 y 158 de la Constitución.

Según el procedimiento establecido, el informe del parlamentario oficialista tendrá que debatirse en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, la próxima semana. Si en esta instancia fuera aprobado, se trasladará el informe a la Comisión Permanente para un nuevo debate.

TREMENDO EXPEDIENTE

Según un reciente informe del portal de investigación Wayka, Chávarry inició su carrera en el Ministerio Público como fiscal provincial en setiembre de 1986, durante el primer gobierno de Alan García, a quien se le ha vinculado desde aquella época, aunque alega que la versión es falsa.

La fuente indica que 1994 ascendió a fiscal superior en mayo de 1994, bajo el mando de la entonces fiscal de la Nación, Blanca Nélida Colán, quien usaba el Ministerio Público como herramienta del régimen dictatiorial de Alberto Fujimori y recibía por ello diez mil dólares mensuales del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), instrumento de corrupción y represión manejado por Vladimiro Montesinos.

Nélida Colán terminó presa hasta 2008, condenada por los delitos de encubrimiento personal, omisión de denuncia y enriquecimiento ilícito, debido a que se negó a investigar a Montesinos por presuntos cobros de cupos al narcotráfico y por el ‘vladivideo’ en que aparecía sobornando al excongresista Alberto Kouri, cuya difusión precipitó el desmoronamiento de aquel régimen y la fuga y renuncia por fax de Fujimori desde Japón.

Chávarry llevaba unos meses como fiscal, cuando, en agosto de 1994, fue nombrado secretario general de la Fiscalía de la Nación, es decir estrecho colaborador bajo el mandato de Blanca Nélida Colán, operadora de Montesinos, y sus críticos señalan que hoy utiliza los métodos de su jefa y mentora, los que habría puesto al servicio del fujimorismo.

MENTIRAS

En julio 2002, tras la caída de ese gobierno Chávarry tuvo que dejar el Ministerio Público por no haber sido ratificado, lo que equivale a ser expectorado o declarado tácitamente indeseable

Chávarry se dedicó entonces a la actividad privada y en marzo de 2003 fue abogado del empresario peruano James Stone Cohen, traficante de armas que formaba parte de la mafia de Montesinos y al que defendió durante tres años, lo que ha negado, diciendo que fue solo consultor.

Haber mentido reiteradamente, por cierto, es otra de las causas por las que Chávarry, para la mayoría de los partidos y ciudadanos, debe renunciar, por no cumplir el requisito de imagen impecable que se exige para ser fiscal de la Nación.

En 2007, ¡oh casualidad!, con García nuevamente en el Gobierno, fue reincorporado como fiscal superior titular, beneficiado por un acuerdo de solución amistosa con el Estado, dispuesto por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

ALGO MÁS

Al parecer, tras volver al Ministerio Público, Chávarry no abandonó sus acciones cuestionables, pues en abril de 2017, ya como fiscal supremo, emitió una resolución que dio impunidad a condenados por corrupción en la Caja de Pensiones Militar Policial, por un presunto desfalco durante la dictadura, recuerda Wayka.

Seguir leyendo

Lo más reciente

Pedro Gonzalo Chávarry y Keiko Fujimori Pedro Gonzalo Chávarry y Keiko Fujimori
Políticahace 21 horas

Keiko y su fiscal atentan contra la democracia con su afán de venganza

La apertura de una investigación preliminar al expresidente Pedro Pablo Kuczynski, la segunda vicepresidenta, Mercedes Aráoz, el congresista Carlos Bruce...

Mercedes Aráoz - Carlos Bruce Mercedes Aráoz - Carlos Bruce
Políticahace 21 horas

Aráoz y Bruce seguros de que es una represalia

La vicepresidenta Mercedes Aráoz y el congresista Carlos Bruce coincidieron hoy en que el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry,...

Pedro Gonzalo Chávarry Pedro Gonzalo Chávarry
Políticahace 21 horas

Fiscal Chávarry arremete contra informe que plantea destituirlo

El fiscal Pedro Chávarry arremetió ayer contra el informe del congresista Juan Sheput que lo acusa de presuntas infracciones constitucionales...

Elecciones votaciones urna Elecciones votaciones urna
Políticahace 21 horas

Nuevos líderes se imponen en distritos

A menos de quince días para las elecciones, nuevos rostros renovarán nuestra clase política. Sin duda alguna, mucho tiene que...

Jurado Nacional de Elecciones (JNE) Jurado Nacional de Elecciones (JNE)
Políticahace 21 horas

Sillas de los que escapen del debate estarán vacías

La gran mayoría de los partidos políticos que postulan a la Alcaldía de Lima Metropolitana acordó que se exhiba la...

Elecciones Votaciones ONPE Elecciones Votaciones ONPE
Políticahace 21 horas

Observadores extranjeros en comicios de octubre

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) acreditó a observadores de Argentina y Ecuador para las Elecciones Regionales y Municipales del...

Úrsula Letona Úrsula Letona
Políticahace 21 horas

Mejor es reírse

Sí jefa, lo que usted diga, jefa

Daniel Urresti Daniel Urresti
Políticahace 21 horas

La voz clara

“Te aseguro que nadie tiene nada que copiarte. Todos los demás hemos tenido la humildad de asistir a todos los...

Ricardo Belmont Cassinelli Ricardo Belmont Cassinelli
Políticahace 21 horas

La palabra

“No me animen tanto porque si no me veré obligado a ir al debate del Jurado Nacional de Elecciones a...

Rosa María Palacios Rosa María Palacios
Políticahace 21 horas

En el twitter

“Es evidente que el propósito es enlodar a todos por igual. Pero ni todos lo pidieron, ni alguno cobró. Nunca...

Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.