Proyecto Lima verde ¿cómo hacerlo?

Ciudad de Lima de verdes jardines

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) Lima Metropolitana para que se considere sustentable como ciudad, debe tener 9 metros cuadrados de área verde por habitante.

En Lima, se registra un acercamiento a ese promedio en Lima Centro, y no así en las otras Limas, como: Lima norte, Lima sur y Lima este. Es decir, la zona centro de Lima, es la más atendida, debido a los recursos, acciones locales, o por propia iniciativa de los vecinos que pueden asumir un simple regado de jardines.

Este problema es álgido, porque suscita varios aspectos, la falta de planificación de autoridades locales y del Ministerio del Ambiente en desarrollar políticas públicas concretas, más allá del discurso, en sembrado masivo de árboles y áreas verdes; así como, la protección de zonas ambientales o parques forestales. De igual manera, el poco compromiso en campañas vecinales que permitan comprometer a todos en la adopción de árboles o sembrado de jardines.

Es decir, puede sonar fuerte, pero en el plano real existen la Lima casi verde y las Limas con más tierra que árboles. ¿No sería estupendo tener una ciudad verde? que llamemos a Lima -Lima verde- que tratemos sus cerros y sus grandes avenidas con árboles y jardines, que se pueden complementar con el mobiliario urbano para que las familias de todo Lima disfruten el paseo en una alameda con árboles y áreas verdes, que puede complementarse en una ciclovía sin ningún problema y que pueda acoplar mini gimnasios en su ruta, sería ideal.

Hay que hacer de Lima una ciudad integrada, amigable y que sea el orgullo de todos los que vivimos aquí; que permita hacer del que vive en Lima norte, Lima sur, Lima este, en cualquier parte de esta gran ciudad, respirar un mejor aire y de gozar de áreas verdes.

¿Cómo hacer para poner verde a Lima? Una de las cosas que debemos tener en cuenta es que nuestra ciudad carece de mucha agua por la ubicación semidesértica en que se encuentra, pero cuenta con mucha neblina o humedad; es por ello, que existen diversas formas eco inteligentes de generar el agua y electricidad para bombear un regadío.

La energía solar, con paneles nos da la electricidad o el almacenamiento del mismo, y las atraplanieblas industriales puede producir el agua que se requiere para alimentar a los árboles de los cerros de Lima, hasta sirve con un tratamiento adicional como agua potable. Otra forma, en la parte baja de Lima sería las plantas de tratamiento de aguas residuales que transforme el agua del desagüe o servidas en aguas para regadío. Si estas se construyen y se desarrollan en grandes avenidas como la Pastor en Villa El Salvador o en la avenida Universitaria en Comas estarían verdes para el ambiente urbano de Lima.

Por eso hablamos, también, del cerro San Cristóbal y Huaycán verde, con atrapanieblas y el bombeo industrial de parte del río Rímac en el sector del casco histórico para mantener su rivera del mismo aspecto, que además de endurecer sus laderas, las embellece.

Se sumarían a esas propuestas, a la que se debe colocar en zonas más urbanas de Lima para controlar la polución del parque automotor, con los denominados SUPER ÁRBOL Pau 20, que se colocaron dos en la Av. Salaverry de Jesús María, que reproduce o simula 2,000 árboles concentrados en un solo lugar, mejorando el oxígeno en un radio de 100 metros a la redonda.

Es por ello, que el nuevo alcalde de Lima y su concejo municipal deben establecer con una ordenanza un estándar de distrito ecológico para que se cumplan políticas ambientales; asimismo, el asesoramiento y monitoreo de las mismas; con premiación en su cumpliendo al distrito en diversas actividades medioambientales.