Presupuesto 2018: Eliminar el Artículo 6°, responsabilidad del Poder Legislativo

El tema de la prohibición de incrementos remunerativos para los Trabajadores del Estado no es nuevo, viene desde tiempo atrás. En esencia, esta prohibición ha sido plasmada en el Artículo 6° de las Leyes de Presupuesto.

Así, en este polémico artículo, para el Año 2018, el Ejecutivo ha pedido al Legislativo que apruebe la prohibición de incrementos remunerativos, reajustes, asignaciones o bonificaciones otorgadas en las Entidades del Estado, incluidos los que sean producto de la Negociación Colectiva o que resultasen de un laudo arbitral.

Como en los Proyectos de Presupuesto anteriores, el argumento empleado por el Ejecutivo es el mantenimiento del equilibrio presupuestal, aun a costa del bienestar de los Trabajadores Estatales.

Como era de esperarse, ante este atropello a los Derechos Laborales consagrados en la Constitución Política de 1993 y en la Doctrina de la OIT, los Sindicatos interpusieron demandas ante el Tribunal Constitucional, el cual en el 2015, resolvió la inconstitucionalidad del Artículo 6° de la Ley del Presupuesto, interpelando su carácter contrario a los Convenios N° 87 y N° 98 de la OIT; asimismo, declaró la vacatio sententiae, exhortando al Congreso a legislar en la materia, en la primera legislatura del período 2016-2017.

No obstante la Sentencia del máximo intérprete de la constitucionalidad, el Ejecutivo remitió el Proyecto de Ley N° 1836/2017-PE, insistiendo en mantener la prohibición de los incrementos remunerativos para los Trabajadores Estatales, trasladando su responsabilidad, primero, a la Comisión de Presupuestoy, luego, al Pleno, quien será la instancia que aprobará la Ley de Presupuesto, incluyendo –o no– el cuestionado Artículo 6°.

Por lo anterior, al haber trasladado el Poder Ejecutivo la responsabilidad del Presupuesto, el Poder Legislativo, es –en última ratio– la instancia que debe evitar la inconstitucionalidad; el Pleno tiene la responsabilidad de mantener la constitucionalidad en materia presupuestal y laboral, re-institucionalizando un Derecho Laboral, como es la Negociación Colectiva.

Un avance en el respeto a los Derechos de los Trabajadores es que el Pleno (con mayoría fujimorista) haya aprobado el Proyecto de Ley en contra de la discriminación salarial entre hombres y mujeres, aunque, mientras no se regule la Negociación Colectiva, el avance más significativo en materia laboral que se puede hacer a favor de los Trabajadores Estatales, será que no se incluya el Artículo 6° en la Ley de Presupuesto para el Año 2018, ni tampoco artículos que contengan las prohibiciones que este implicaba, debiendo –en todo caso– incluir disposiciones para los casos en que sí exista acuerdos previos en materia de mejoras remunerativas, con lo que sin duda alguna regresaremos a la constitucionalidad y al respeto de la Doctrina de la Organización Internacional del Trabajo – OIT.