PPK, Odebrecht y el indulto

Cuando la comisión Lava Jato de Juan Pari citó al entonces excandidato presidencial Pedro Pablo Kuczynski este acudió con cara de pocos amigos, muy molesto al Congreso y dijo que nada tiene ver con Odebrecht.

Ahora que la comisión de la fujimorista Rosa Bartra lo cita, Kuczynski, ya presidente de la República, dice que enviará sus respuestas por escrito.

Lo cierto es que el exministro de Toledo, el hombre de las finanzas, el mandatario cuyo tema favorito es el indulto, se pone helado cada vez que le hablan de Odebrecht y esto lo sabe bien Eliane Karp, esposa de quien la pasa linda en los Estados Unidos.

Hay una relación un tanto extraña entre los temas Odebrecht y el indulto. Cada vez que calienta el caso Odebrecht en varios sectores y toca a Kuczynski, calienta el indulto en el Ejecutivo.

El viernes 6 de octubre, al día siguiente del partido con Argentina, la comisión Lava Jato aprueba citar al presidente. Este mismo día, aparece la información que el ministro de Justicia, Enrique Mendoza, por disposición del presidente Kuczynski, nombró a Orlando Franchini Orsi, un hombre de 92 de edad, 15 más que el mandatario, como presidente de la comisión de gracias presidenciales.

Orlando Franchini Orsi se dedicada a actividades inmobiliarias y no tiene casi nada de experiencia sobre temas jurídicos y menos relacionado a los derechos humanos. Tal vez no sabe por qué un delito se califica como de lesa humanidad.

Pareciera que el presidente está jugando al canje. Pero todo indica que le saldrá mal. Si indulta a Fujimori aprovechándose de la alegría de la gente por el fútbol, la noticia será de tal magnitud que su escasa popularidad se hará polvo tanto que los keikistas se frotarán la mano pensando en la vacancia.

Kuczynski es el verdadero responsable de su debacle. Ganó gracias a los votos que no querían que el fujimorismo llegara al poder de nuevo y gobierna al gusto del fujiaprismo y lo peor de todo es que ni siquiera indultando a Fujimori se ganará el aplauso del sector más duro del keikismo.