Paro Nacional contra el desgobierno, la corrupción y la violencia criminal

El próximo 11 de noviembre, se realizará la Asamblea Nacional de Delegados de la CGTP. En este importante evento se reúnen más de 300 delegados y delegadas del movimiento sindical de todo el país. Los trabajadores vamos a discutir de manera democrática la situación política y económica así como la respuesta que debemos dar a las políticas neoliberales del actual Gobierno.

La propuesta principal que tiene la dirección sindical es realizar un Paro Nacional Cívico y Popular. Se trata de articular todas las luchas sectoriales y regionales en un único esfuerzo político de rechazo a la política neoliberal mediante la movilización no solamente de los sindicatos sino de todas las fuerzas populares.

Actualmente, la afiliación sindical se encuentra reducida y limitada por la normativa legal promulgada por la dictadura fujimorista. Por esta razón, una respuesta política debe sumar muchas más fuerzas para ser efectiva. Necesitamos movilizar a las regiones del país, a los estudiantes, a las mujeres, campesinos, barrios populares y colectivos juveniles. El Paro Nacional requiere de una preparación exhaustiva y minuciosa.

Es necesario realizar asambleas locales, reuniones, campañas de información y pronunciamientos en todos los espacios de la sociedad civil para lograr reunir las fuerzas necesarias que garanticen el éxito de un Paro Nacional.

El Paro es el primer paso en un proceso de acumulación de fuerzas que busque ir más allá de la crítica al modelo. Tenemos que construir las alternativas de políticas basadas en la redistribución de ingresos, el empleo decente, la libertad sindical, la igualdad entre géneros, la seguridad ciudadana, la armonía con la naturaleza y la diversificación productiva. Así como el cambio de la Constitución neoliberal fujimorista de 1993.

Actualmente se desarrolla la huelga del sector estatal que viene exigiendo el respeto a la negociación colectiva y la derogatoria de la Ley Servir, por la cantidad de problemas y deficiencias que encierra. Asimismo, en el sector privado los trabajadores de la empresa Backus han acordado iniciar una huelga indefinida en breve plazo. Estas luchas son la respuesta de rechazo al modelo económico que no está funcionando y que, por el contrario, empobrece a los trabajadores y al pueblo en su conjunto.