Otra vez el centralismo en el Vraem

El gobierno nacional acaba de publicar el Decreto Supremo 011- 2014- MINAGRI que crea el Proyecto Especial de desarrollo del Valle de los Ríos Apurímac Ene y Mantaro PROVRAEM en el ámbito del Ministerio de Agricultura y Riego.

Hay que recordar al Ejecutivo algunos elementos centrales:

Se trata de un espacio macro regional donde confluyen zonas de frontera de Ayacucho, Cusco, Huancavelica y Junín, que sufre la desatención del Estado.

Se trata de un ámbito penetrado por el narcotráfico y los remanentes de Sendero Luminoso, a quienes les conviene que los productores no solo siembren más coca destinada al tráfico ilícito de drogas, sino que se comprometan con el acopio de coca para su procesamiento en droga y posterior transporte. En la medida que los involucrados se comprometen con actividades ilícitas, se alejan del estado de derecho y de la democracia.

Este es el peligro que hay que enfrentar con estrategias articuladas. Aquí juega un papel importante la población del VRAE, así como de las zonas altoandinas más vinculadas al Valle, ausentes en la nueva propuesta del Gobierno. Frente al problema del narcotráfico, como sucedió con Sendero, es imposible derrotarlo si no contamos con el apoyo de los productores del VRAEM. El reto es diferenciar a los productores de coca que siembran por ausencia de alternativas de los que lo hacen meramente con fines de enriquecimiento ilícito; ganar la confianza de los primeros y aislar a los segundos, de lo contrario la lucha contra el narcotráfico será infructífera.

Hay además un crecimiento desigual, producto del canon gasífero que reciben los distritos cusqueños de Pichari y Quimbiri ubicados en la margen derecha del río Apurimac, que han incrementado su presupuesto en aproximadamente quince veces frente a las municipalidades de la margen izquierda que corresponden a Ayacucho, Huancavelica y Junín.

El balance de los últimos 20 años es el mismo: No hay resultados a pesar de los múltiples diseños de intervención impulsados desde el gobierno nacional, con anuncios de millonarias inversiones, porque todo se diseña desde un gabinete centralista.

El desarrollo para el VRAEM, tiene además como elemento central los factores ambientales del buen uso y conservación de los recursos naturales: agua, tierra, bosque. No más ensayos de laboratorio, pensemos en los hombres y mujeres del Valle que merecen recuperar su hábitat, su dignidad y su historia. ◘

Reacciones