Otra más de PPK: Lobis en Petróleo y Gas

Existen antiguas denuncias constitucionales contra PPK en el Congreso en la entrega del gas del lote 88 para exportación; luego la entrega del lote 56 cuando fue asesor de Hunt Oil y se encargó del área financiera del Proyecto Camisea. PPK integró el directorio del grupo Techint, a cargo de fabricar los tubos y construir los ductos, como representante de LAEF, favoreciéndolo.

En su actual Gobierno, PPK ha impulsado que sus lobis capturen las rentas estratégicas del gas y petróleo, incluyendo la privatización de servicios, de recursos de los lotes y de las entidades públicas a cargo de Perupetro. En el Congreso un grupo de trabajo parlamentario avanza un proyecto de Nueva Ley de Hidrocarburos, promovida por PPK a través de los actuales Directivos de Perupetro, los que antes habían tratado inútilmente de sabotear se cumpla la ley que manda la entrega del lote 192 a Petroperú para que siga en manos de Frontera Energy. Con este lobista Proyecto de Ley pretenden inconstitucionalmente asignar a la empresa pública Perupetro atribuciones y funciones limitadas, dándole atribuciones propias de soberanía, como si fuesen de una entidad privada y no de la nación, las reservas, procesos, exportaciones, y las rentas, del gas y del petróleo nacional.

PPK, como Presidente, activa intensamente para privatizar y capturar el petróleo y el gas, y sus rentas de exportación, estimadas en más de 50 mil millones de dólares. De un lado promueve que Techint entre al negocio, privatizando a su favor el Oleoducto Norperuano a cargo de Petroperú.

Este otro negociazo lo impulsa desvirtuando el Oleoducto Norperuano (ONP) y la Ley Orgánica de Hidrocarburos. Se ha anunciado que Techint se abocará durante meses para reparar el ONP, a costo de entre USD 500 millones a USD 800 millones. De su longitud de 1,106 kilómetros, 854 kilómetros corresponde al ducto principal y 252 kilómetros al Ramal Norte. PPK evalúa que a costo del Estado se haga la ampliación del oleoducto, añadiendo 1,000 kilómetros más de tubería, para conectar con los lotes 64 y 67 de la amazonia en manos privadas.

Vale la pena recordar que Techint ganó la construcción del gasoducto del centro Las Malvinas-Humay, sin que medie un concurso, y, curiosamente el gobierno de Alejando Toledo -donde PPK era uno de sus ministros más influyentes- le otorgó un adelanto de US$ 94 millones, con cargo a las tarifas eléctricas (GRP), al concesionario de este ducto (Transportadora de Gas del Perú-TGP). En el 2001, se anula la licitación del lote 56 para ser adjudicado en forma directa a la empresa HUNT, cuyo diseño financiero de negocios había sido elaborado por PPK, que era en ese momento Ministro de Economía y Finanzas. Para favorecerlo, por el Decreto Supremo 046-2002EM, se adelanta en 2 años el subsidio al Consorcio Camisea por 200 millones de dólares.

En mayo de 2002, TGP selecciona a Cálidda (TRACTEVEL) y encarga a TECHINT las obras de construcción por 571.6 millones de dólares. El MEF otorga a Cálidda (TRACTEVEL) el subsidio IGA, asegurando su rentabilidad. PPK es clave en que se apruebe la norma para exportar el gas de Camisea, comprometiendo las reservas del lote 88. PPK asesora a HUNT en diseño de exportación del gas de Camisea. Da asesoría financiera a TGP (Bonos por dólares de 360 millones). Cálidda-TRACTEVEL (financiamiento por 35 millones de dólares) y en el sur TRACTEVEL (por 148 millones de dólares). En 2017 Petroperú afirmó que Techint (constructor del ducto de Camisea) es la empresa con la que la estatal ya ha firmado una carta de intención para reparar y, eventualmente, gestionar el Oleoducto Norperuano (ONP) bajo la fórmula de asociación en participación.