Odebrecht: 30 años de corrupción

Nuestro diario publica hoy un convincente informe sobre la principal obra de Odebrecht en el Perú: la corrupción. El documento, escrito por Melissa Pérez Huaringa, recorre la trayectoria de la constructora brasileña en nuestro país, comenzando por un pionero en ese cobro de coimas: Jorge Ramos Ronceros, tío del entonces presidente del Perú, Alan García.

Melissa Pérez ha rastreado minuciosamente un documento del archivo de la empresa en el cual se revelan operaciones de 1988 en las que se consignan los nombres de nueve peruanos vinculados con los proyectos de la hidroeléctrica Charcani V de Arequipa y la irrigación Chavimochic de La Libertad.

En el caso Chavimochic aparecen sobornos a Ramos Ronceros por 1.800,000 dólares, la entrega se hizo en cuatro armadas (dos de medio millón de billetes verdes y dos de 400 mil).

Durante el primer gobierno de García, desde Palacio desmintieron que Ramos Ronceros fuera tío de Alan. En aquellos días, el economista aprista César Vásquez Bazán declaró: “según lo que siempre he sabido, Jorge Ramos Ronceros es tío de García Pérez por línea paterna. El padre de Alan García fue el esforzado compañero aprista Carlos García Ronceros”.

Vásquez Bazán precisó en otro momento que Ramos Ronceros era conocido en el Apra como el financista de García Pérez.

Cabe recordar que la irrigación Chavimochic fue pagada por el Estado peruano, en momentos en que el dirigente aprista José Murgia era gobernador regional de La Libertad. Además, concluida la obra, la tierra irrigada fue vendida a precio de remate a personajes vinculados al Apra.

La red corrupta tejida por Odebrecht en el Perú fue graficada ayer en El Comercio. Ahí se ve cómo el sistema de agua potable de Iquitos fue adjudicado a la empresa brasileña por Hernán Garrido Lecca, convertido de la noche a la mañana en urbanista, y por lo tanto Ministro de Vivienda.

El proyecto del trasvase de Olmos, tuvo el mismo constructor carioca, cuando Yehude Simon era gobernador de Lambayeque.

La construcción del Metropolitano de Lima, Línea 1, tramos 1 y 2, cayó en manos de la empresa brasileña cuando Enrique Cornejo era ministro de Transportes de Alan García.

El negocio más afortunado de Odebrecht en nuestra infortunada patria puede ser el del gasoducto del Sur, obra valorizada en siete mil millones de dólares. El fiscal Anticorrupción Reynaldo Abia investiga si hubo trampa en la licitación. Por su parte, la Contraloría ha descubierto que en el contrato se cambiaron cláusulas, para favorecer a Odebrecht. En el affaire están siendo investigados el exministro de Energía Eleodoro Mayorga y Nadine Heredia.

Reacciones