Matanza en París

1).- Pocos son los que se dan cuenta que este ataque del islamismo terrorista y la disuasión militar como elemento básico en la confrontación violenta entre posiciones antagónicas, ha dejado de tener la fuerza que tenía en épocas anteriores. La disuasión pasiva, como un despliegue demostrativo de una correlación militar superior, o la disuasión activa, amenaza capaz de mostrar que en una eventual enfrentamiento los costos son menores y mayores las ventajas obtenidas por el adversario, empiezan a no tener sentido.

2).- La disuasión y amenaza en el enfrentamiento armado de posiciones antagónicas, se basa en el supuesto que lo que se quiere es hacer el mayor daño al enemigo a la vez que resguardar su propio poder. Buscar mantener la vida de un soldado siempre ha sido una obligación de sus superiores; como también conseguir el mayor número de combatientes muertos es una búsqueda de sus adversarios.

3).- Pero, desde la época del general Ludendorff, jefe alemán de la Primera Guerra Mundial y su tesis de “la guerra total”, la muerte de civiles se ha convertido en una franquicia a favor de esta tesis. El bombardeo de Guernica en 1,937, a cargo de la aviación alemana e italiana que apoyaban a Franco en la guerra civil española, o el de Dresden en 1945 en Alemania, con más de mil bombarderos anglo norteamericanos, fueron muestra de esta barbarie militar.

4).- El ataque terrorista a París, reconocido por el Estado Islámico, tiene que ver con el fundamentalismo político-religioso yihadista, que sienta nuevas terribles bases para un enfrentamiento armado sin límites. Sucede que con los miembros del terrorismo islámico no vale disuasión militar posible, ni existe amenaza alguna que los detenga.

Ellos mismos, con su fanatismo político-religioso, planifican -como represalia- la masiva muerte de civiles en un país al que lo consideran cuna de los enemigos de su Dios y de su profeta. Y, por lo tanto, no solo están dispuestos a morir en manos de quienes consideran sus enemigos, sino que ellos mismos se enorgullecen de quitarse la vida en esta aventura criminal.

5).- No siempre ha sucedido esto. ¿Por qué ahora?