Los villanos que son héroes

El ir y venir de la universidad recargado de trabajos, exámenes y mucho estrés, es común en la mayoría de estudiantes, pero qué pasa cuando observas que el lugar o la casa en donde pasas la mayor parte de tu día y por ende de tu vida, viene siendo destruida y ensuciada por autoridades que no tienen la mística de enaltecerla académicamente sino que buscan lucrar con ella sin importar nada ni nadie.

Esto está ocurriendo en la Universidad Federico Villarreal, la cual ha sido sancionada por la Sunedu con 300 UIT (1 millón 185 mil soles) debido a faltas que se cometieron en la adecuación a la norma, como haber permitido la participación del exrector José Viaña en sesiones de la Asamblea Estatutaria, con lo que se violó la Primera Disposición Complementaria Transitoria de la Ley, designando personal docente en cargos administrativos y comisiones de gobierno creadas en las facultades de Ciencias Sociales, Ciencias Financieras y Contables, Humanidades, Ingeniería Electrónica e Informática y Odontología que se mantienen, cuando la ley no lo permite..

La UNFV no cuenta con un rector interino y solo por “cálculo maquiavélico” no hay elecciones que se avizoren. Aparte de todo esto, este año Sunedu desconoció a Decanos por serias irregularidades al momento de ser elegidos en las facultades de Medicina; Tecnología Médica; Educación; Ingeniería Industrial y de Sistemas; Psicología; Administración; Arquitectura y Urbanismo; Ciencias Económicas; Derecho y Ciencia Política; Ingeniería Civil; Ciencias Naturales y Matemáticas; Ingeniería Geográfica, Ambiental y Ecoturismo; Oceanografía, Pesquería, Ciencias Alimentarias y Acuicultura

La designación de autoridades con arreglo a ley, implica un mejor desarrollo en todo su contexto, lo contrario hace que las cosas no tengan un rumbo adecuado, por eso habría que preguntarse por qué en el Perú las universidades estatales están en la última escala de importancia de nuestras autoridades y vista así también por la sociedad, dado que la educación universitaria privada viene opacando a las estatales. Todo ello nos hace pensar que los catedráticos en el sector estatal son mediocres y que los docentes de cátedra en universidades privadas son superiores a los del Estado.

Por eso los estudiantes han tomado conciencia y de forma pacífica vienen defendiendo sus predios, minuto a minuto, hora a hora, día a día, teniendo como lema principal “Fuera los corruptos y nunca más la corrupción”, este suceso es un paso al inicio de un nuevo capítulo en la historia de la UNFV en donde se aspira, en un corto plazo, podamos aparecer en la constelación de universidades de alto rendimiento académico. Y en cada momento de lucha nos acompaña y regocija saber que “No somos uno, no somos dos, es toda la Villarreal a una sola voz”.