Los otros partidos

En un partido normal Brasil debería derrotar a Chile en Sao Paulo. Sin embargo el encuentro tiene muchas connotaciones. En el mismo Brasil se debate si es mejor ser derrotados, pues eso aseguraría el cupo al mundial de Chile y complicaría más la situación de Argentina cuyas posibilidades de quedar afuera serían mayores. Por lo menos la afición y la mayor parte de la prensa garota desea ver a su rival gaucho fuera del mundial.

Desde que tengo uso de razón, Brasil jamás aboga por alguien en la cancha. Siempre salen a ganar sin importar que sea Alemania o las Islas Fiji.

Creo que solo si Brasil no “quiere ganar”, Chile sumará en Sao Paulo. Por cómo está jugando uno y otro, Brasil tendría que ganar con comodidad. Pero me permito ser suspicaz y creer que empatará.

Todo supone que Ecuador se ha preparado para vencer a Argentina en Quito. También en un partido normal creo que la opción del triunfo de los norteños sería lo usual ante esta Argentina que no funciona como equipo.

Ojo que para la eliminatoria de 1993 y sobre todo el 2009 Uruguay necesitaba ganar en Quito para seguir con vida. Y ganó. A Argentina solo le queda apelar a su historia para sacar una victoria, porque por fútbol debería perder.

Por más que Paraguay demuestre mucho coraje y pundonor en sus partidos de visita, creo que Venezuela tiene más fútbol y que nadie se extrañe que pueda sacarle un empate, sin embargo tampoco lo tengo claro como el resto de los dos partidos.

Solo estoy seguro que Uruguay derrota a Bolivia en Montevideo. Perú en Lima también debería ganar. Si bien Colombia es aparentemente un rival a la medida de Perú, pues no nos asusta, también podría ser el más complicado pues tiene el estilo de Perú. Toque corto y estructurando desde el mediocampo. En un partido de poder a poder empató con Brasil que está en otro nivel.

La derrota con Paraguay fue más por carácter. Perú tendría que mostrar mucha fortaleza mental para vencerlos, porque por fútbol estamos parejos.