Contáctanos

Los más poderosos de la economía peruana

Publicado

en

Una de las poderosas empresas, Graña y Montero, está camino a la agonía.

El 28 de noviembre pasado tuve la oportunidad de comentar el libro de Francisco Durand: “Los Doce Apóstoles de la Economía Peruana. Una mirada social a los Grupos de Poder Limeños y Provincianos” en la feria del libro Ricardo Palma, compartiendo la mesa con la congresista Marisa Glave.

Presento mis comentarios a una obra que resume una vocación de vida y hasta cierto punto constituye una obsesión del autor sobre los Grupos de Poder Económico (GPE) en el Perú. ¿Quiénes son?, ¿dónde están?, ¿cómo se enriquecen?, ¿qué piensan?, son éstas algunas de las interrogantes que se plantean en el libro, que constituye un aporte cualitativo en las ciencias sociales de nuestro país.

Como toda obra original tiene sus particularidades, sus fortalezas y debilidades, una de ellas por ejemplo es el no considerar a importantes GPE como los Belmont que participan en el negocio de la belleza, y que aparecen entre los más ricos del Perú según la revista especializada Forbes, o a los mineros del grupo Hochshild que ocupan el segundo productor mundial de plata con sus unidades de Arcata, Ares, Pallancata, e Inmaculada, fuera de su participación en la industria cementera a través de Cementos Pacasmayo, entre otras actividades.

El autor ha seleccionado seis grupos económicos limeños como los Romero, Brescia, Benavides, Graña y Montero, Rodríguez Pastor, y seis grupos provincianos de surguimiento más recientes, tales como los Rodríguez, Añaños, Huancaruna, Acuña, Dyer, Flores. ¿Qué tienen de semejanzas y diferencias estos llamados grupos de poder económico? Se interroga el autor si podrán seguir creciendo ahora que ha pasado el ciclo expansivo de la economía con los buenos precios de las materias primas, o si podrán asumir sus compromisos de deuda como sería el caso de los Añaños, que se endeudaron en el pasado reciente con dólares baratos para financiar su expansión internacional.

Después de todo según testimonios recogidos por Durand, los provincianos podrán ser “cholos con plata”, vivir en los barrios más exclusivos de Lima, tener a sus hijos en los mejores colegios, pero difícilmente podrán ser aceptados como socios en el encopetado Club Nacional. Podrán tener riqueza pero socialmente no serán incorporados a la elite económica, política y social limeña.

En tal sentido, resultaría extraño constatar por ejemplo que el “señor de señores” de fe, fama y fortuna como Dionisio Romero Seminario pueda hacer negocios conjuntamente con César Acuña Peralta, el empresario y político célebre, autor original sin calco ni copia de la frase de que “hay plata como cancha” en la promesa de asalto a las arcas regionales de La Libertad por parte de sus partidarios de la “Alianza para el Progreso”.

Roque Benavides - Rodríguez Pastor

Roque Benavides – Rodríguez Pastor

CONCLUSIONES PRELIMINARES
A nivel de conclusiones más significativas después de estudiar a los GPE seleccionados, los limeños y los provincianos, el autor señala que por primera vez en la historia económica del Perú, se ha “democratizado” el mercado en el sentido de mayores oportunidades de hacer negocios no solamente en la ciudad capital y acumular, en parte por las políticas económicas más abiertas gracias a la globalización, privatización de las empresas públicas, apertura comercial y desregulación.

Sin embargo, esta “democratización del mercado” de ninguna manera significa una democratización de la sociedad peruana, que sigue arrastrando las taras de la llamada “herencia colonial”, la discriminación, la exclusión, las políticas de privilegio que se expresan en la célebre frase del autor de “las puertas giratorias”, donde se puede ser presidente de la República, ministro o alto funcionario de estado y cumplido el ciclo con una serie de leyes a pedir de boca y volver al sector privado, al grupo de poder económico y su esfera de influencia. Un reciclaje profesional sin mayores complicaciones como bien sabe PPK.

Una expresión de esta ausencia en la democratización de la sociedad se hace evidente pues entre estos dos tipos de Grupos de Poder Económico”, los limeños algunos descendientes de la vieja aristocracia y los provincianos, “existe escasa o ninguna relación, que cada uno va por su lado, y que incluso a nivel gremial, que debería ser un espacio de convergencia, han desarrollado expresiones diferentes (….) Esta falta de cohesión tiene consecuencias. No permite a la élite económica del poder empezar a constituirse como una clase no solo dominante sino dirigente, al punto que puedan moldear y mantener, es decir, idear un orden social que los favorezca como principal élite económica nacional, que los legitime ante el resto y evite que en coyunturas críticas sus intereses queden seriamente amenazados(….) Una cosa es liderar la economía, tener influencia política sobre el estado, y otra liderar la sociedad, lo que requiere dirección colectiva y compromiso con el país. (página 339)

Estas dos conclusiones centrales en el libro de Durand, la falta de una democratización de la sociedad, a pesar de una expansión de los mercados que ha permitido la presencia de GPE provincianos que sería impensable treinta años atrás. Igualmente la ausencia de una clase dirigente que tenga un proyecto de país en el largo plazo, que nos permita alcanzar el desarrollo para superar las profundas desigualdades económicas, sociales y culturales, pues el mercado no lo resuelve todo.

En tal sentido, la lectura del libro como toda obra de trascendencia histórica plantea interrogantes válidas que invitan a la reflexión, pues el autor es heredero de una preocupación que tuvo antecedentes en la obra de Jorge Bravo Bresani, Favre, Borricoud, Carlos Malpica, Espinoza Uriarte, Eduardo Anaya entre otros, que entre los años sesenta y noventa del siglo pasado investigaron sobre el problema y las posibilidades de los GPE.

LOS APÓSTOLES SON MORTALES
Si bien el santoral podría parecer limitado, la calificación de “apóstol” de la economía peruana tiene una justificación más política pues a fines de los años ochenta del siglo pasado ante el derrumbe del “modelo heterodoxo” del primer gobierno aprista, con la inflación desbocada, un menor crecimiento, y sobre todo falta de inversiones privadas, ese fue el adjetivo que se usó para justificar la fallida estatización de la banca privada.

Han pasado un poco más de 30 años que en el largo plazo, apenas significa una generación y de los 12 Apóstoles del primer gobierno aprista sobreviven los grupos Romero, Brescia, Benavides, Ferreyros, y el grupo Graña Y Montero se debate entre la vida y la muerte, en la sala de cuidados intensivos en razón de su asociación con la corrupción de la brasileña Odebrecht.

Por ello, cabe preguntarse sobre la dinámica de los grupos de poder económico, su surguimiento, crecimiento, y crisis, pues algunos se fortalecen otros se licuan en el mercado. En este período hemos sido testigo de cómo algunos GPE han perdido poder, se han licuado, y/ o han sido absorbidos por empresas más poderosas tales como los Wiese, Picasso, Lanatta Piaggio, Bentín, Raffo, Nicolini, D’Onofrio, Wong, Lindley, Letts Colmenares etc.

Un caso reciente y emblemático pues está asociado a la Corporación Lindley principal empresa en el negocio de bebidas y gaseosas con un control del mercado del 67 % que en setiembre del 2015 ha sido comprada por la transnacional mexicana Arca Continental, donde el valor de la mayoría accionaria del 61 % se transó por más de 970 millones de dólares.

Lo paradójico del comportamiento de los GPE limeños como el llamado grupo Lindley es que en el precio pagado se incorporaban US $ 150 millones como una cláusula de no competencia en el mercado peruano de bebidas por parte de la familia Lindley. A ello se sumaba el acuerdo de comprar el 3.85 % de las acciones de la transnacional mexicana que fueron valorizadas en US $ 400 millones.

Si bien esta transnacional opera en México, Ecuador, norte de Argentina, Perú, y el medioeste de USA, con perversas prácticas laborales, abonando salarios miserables, esta compra/venta constituye una radiografía de la realidad de los GPE en nuestro país. El grupo Lindley de ser “cabeza de ratón en el Perú, ahora es la cola de león” de una gran transnacional donde la Coca & Cola tiene la mayoría accionaria donde domina y exprime a los trabajadores.

EL SECTOR ENERGÍA Y MINAS
De los 12 Apóstoles estudiados solamente tres operan en el sector más importante de la economía peruana, que genera las más altas tasas de rentabilidad, gracias a la apropiación de la renta diferencial, los bajos salarios pagados y exiguos compromisos ambientales.

El grupo minero más importante sería según el autor el GPE Buenaventura S.A. de los herederos de don Alberto Benavides de la Quintana que desde mediados de los años cincuenta del siglo pasado, siendo un alto funcionario de la Cerro de Pasco Corporation, pudo independizarse, asumir riesgos, con una serie de compromisos de deuda, y adquirir una mina de plata como Julcani en Lircay/Huancavelica que se convirtió en la fuente original de acumulación del grupo.

Hoy este GPE que produce oro y plata en su mayor parte, está considerado como uno de los más importantes a nivel mundial, y su crecimiento está asociado a la privatización de las empresas del estado iniciado en los años noventa del siglo pasado, en especial con los derechos mineros de lo que fue Centromín, y un punto fundamental está en relación a su participación en la Bolsa de Valores de Nueva York, con la finalidad de levantar capitales que permitan la financiación de sus operaciones.

El otro es el grupo Brescia que con la explotación de estaño en la unidad de San Rafael de Minsur se convirtió en el principal productor de estaño, desplazando a un segundo lugar a la producción boliviana. Gracias a los excedentes de la minería este GPE pudo financiar su participación en la privatización del Banco Continental y diversificarse a una serie de actividades que van desde el sector alimentos, inmobiliario, industriales etc.

GRAÑA Y MONTERO
“Se debate entre “la vida y la muerte”

El otro GPE que se debate entre “la vida y la muerte” es Graña y Montero, que desde inicios de los años 90 del siglo pasado opera los yacimientos petroleros de los lotes I y V que fueron de PetroPerú y que gracias a la elevada rentabilidad del sector de hidrocarburos pudo financiar su expansión.

Hoy Graña y Montero detenta las operaciones en los lotes I, V, III y IV. Tiene una participación importante en el gasoducto de Camisea, y administra los terminales de PetroPerú en un contrato lesivo a los intereses de la petrolera estatal. Y evidentemente está siendo duramente cuestionado por su asociación con Odebrecht en la construcción fallida de lo que fue el Gasoducto del Sur Peruano.

En verdad, los grupos de poder económico tienen una participación minoritaria en el sector de energía y minas, el más rentable de la economía peruana, y son considerados como socios estratégicos por parte de las grandes transnacionales mineras y energéticas, algo así como socios menores por su conocimiento, influencia y relaciones en el país.

En resumen, estamos ante un gran libro de lectura obligatoria para entender el funcionamiento de la economía peruana, y esperamos mayores investigaciones sobre los grupos de poder económicos que no han sido tratados en este trabajo. Ello es importante para develar, sacar a luz el secretismo de las grandes empresas nacionales e internacionales que operan en el país. Este es un desafío un problema y una posibilidad para hacer del Perú un país moderno y democrático.

Seguir leyendo
Anuncio

Política

El ADN de la corrupción en el Perú

Publicado

en

Expresidentes implicados en corrupción

Es una vergüenza que no la sienten los corruptos, saber que los últimos presidentes que nos gobernaron estaban manchados de delitos y sus miasmas nos envolvieron, marearon y de alguna manera nos convirtieron en cómplices.

Estamos hablando de los más conocidos: Alberto Fujimori, Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski. Solamente nos referimos a los actuales sin contar con aquellos que figuran en la historia del Perú.

Pero hay un historiador que se refirió a ellos. Estoy hablando de Alfonso W. Quiroz, que en su frondoso libro “Historia de la corrupción en el Perú”, dedica varias páginas a reseñar radiográficamente un mal pandémico de larga data: la corrupción.

Quiroz tuvo la virtud de referirse a la corrupción cuando se estaba convirtiendo en una preocupación internacional. Y esto lo advirtió el Banco Mundial y otras agencias bilaterales y multilaterales, cuando desde mediados de la década de los 90 advirtió que sus programas de antipobreza y a favor del desarrollo eran malgastados, malversados.

Los recursos se evaporaban en una maraña de ineficiencia y corruptelas. Posteriormente, en 1997, el entonces presidente del BM diseñó una estrategia y una ética anticorrupción, que no ha funcionado por lo que se ve hasta ahora.

EL VIRREYNATO

Las sucesivas olas de conquistadores y colonos eran atraídos por los virreyes y primeros enviados reales. Quiroz dice que esos grupos disparejos y díscolos eran difíciles de ser controlados.

“A través de medios corruptos a veces sofisticados, el poder de los virreyes prevaleció en medio de los conflictos de jurisdicción avivados por autoridades judiciales y eclesiásticas”, afirma en su libro.

Más adelante afirma que “a pesar de sus distinguidos servicios militares en Europa, el virrey Amat se vio envuelto en múltiples corruptelas”. Se presentaron cargos de su gobierno desde el fraude y la corrupción de alto vuelo a otros de poca monta como la apropiación de joyas y propiedades.

“Su estilo de vida privado atrajo el escándalo y la controversia moral. Amat mantuvo un amorío público con la hermosa Micaela Villegas, a la cual apodaba Perricholi, una joven modesta que amasó una fortuna gracias a los favores del virrey”, relata Quiroz.

Y agrega: “Al igual que muchos funcionarios acusados de corrupción administrativa o de haberla permitido, Amat culpó a los miembros de la élite criolla y al entorno virreinal por la difundida venalidad entre los oidores locales y oficiales de la real hacienda que, como él mismo admitía, existió durante su mandato”.

LA REPÚBLICA

En el capítulo 2, “Cimientos socavados de la temprana república”, Quiroz coloca un epígrafe de Flora Tristán de su libro “Paregrinaciones de un paria”, que dice: “He dicho, después de haberlo comprobado, que en el Perú la clase alta está profundamente corrompida y que su egoísmo la lleva, para satisfacer su afán de lucro, su amor al poder y sus otras pasiones, a las tentativas más antisociales”.

Allí sostiene, durante del desarrollo de la temática, que “El fraude y contrabando proliferaban sin control. Los crecientes gastos militares exigían que las autoridades préstamos públicos voluntarios o forzados a los ricos comerciantes y la nobleza de Lima, dispuestos a todo para conservar sus privilegios. Al mismo tiempo los recursos fiscales colapsaban, la escasez y la guerra empujaban la moral y honestidad de los oficiales a su límite”.

De inmediato Quiroz escribe del Saqueo Patriota, de los Turbios préstamos Externos, de los Círculos de Patronazgo Caudillesco y arriba a Felipe Santiago Salaverry, un joven oficial de temperamento violento y temerario y de insaciable ambición”.

Al tocar la Ignominia en la Guerra, refiere que “Durante el gobierno elegido del general Mariano Ignacio Prado (1876-1879), el ex presidente Pardo, en ese entonces presidente del senado, fue asesinado mientras era recibido por un destacamento militar a la entrada del Congreso”.

Lo destacable de este momento de la historia, es que “Piérola continuó conspirando contra el presidente Prado con el decidido respaldo de Juan Manuel Echenique, Bogardus y el coronel Franscico Larrañaga. Ellos estuvieron detrás de la dañina insurrección a bordo del acorazado monitor Huáscar”.

Al desastre de la guerra con Chile, hay que subrayar que “Piérola encontró excelentes oportunidades para malversar y saquear los fondos destinados a la defensa nacional. Jamás se presentó cuenta o registro oficial alguno para justificar los retiros y el gasto de entre 95 y 130 millones durante el año de la dictadura de Piérola”.

AUGUSTO B. LEGUÍA

El legado del Califa llegó hasta la era de Leguía, que “en su primer gobierno revela un flujo incesante de pedido de cargos oficiales y favores, provenientes de una amplia gama de personas que recomendaban a sus parientes o favoritos”.

“Pagar ‘comisiones locales’ (eufemismo para referirse a los sobornos) para pagar sus ventas” era el pan de cada día. Leguía tenía una policía secreta y realizó una serie de tropelías de ingrata recordación.

Veamos esto último de Alfonso W. Quiroz: “La creciente oposición nunca dejó de preocupar a Leguía: su correspondencia refleja los esfuerzos realizados para controlar la sedición política mediante la vigilancia secreta de sospechosos y autoridades provinciales que no seguían los patrones tolerados por la administración”.

 

FÉLIX GRIJALBA SATO

Seguir leyendo

Política

“Me equivoqué cuando apoyé a presidentes peruanos acusados de corrupción”, dijo MVLL

Publicado

en

Mario Vargas Llosa

El premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, dijo que se equivocó en respaldar la candidatura de Alejandro Toledo y que no imaginó que el expresidente “iba a aprovecharse del poder robar”.

Durante el conversatorio “El Futuro del Perú y de América Latina” de la Feria Internacional de Lima, dijo que recomendó a todos los presidentes que hoy son “acusados de ladrones” como Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski.

“En política hay que elegir el mal menor, lo que uno cree que es el mal menor, puede equivocarse desde luego, pero en todos estos casos había que votar contra el fujimorismo”, dijo.

TOLEDO

Sobre Alejandro Toledo, quien enfrenta hoy un proceso de extradición en Estados Unidos por casos de corrupción, Vargas Llosa sostuvo que representaba en ese momento la negación del fujimorismo.

“Quién iba a pensar en ese momento que Toledo iba aprovechar el poder para robar, en ese momento Toledo representaba lo antifujimori, era la negación del fujimorismo, había que votar por él, nos equivocamos, quizá en ese momento la prioridad era salir del fujimorismo y Toledo nos ayudó”, dijo.

HUMALA

En el caso del expresidente Ollanta Humala, refirió que también aprovechó el poder para hacer cosas malas.

Manifestó que en su momento había que elegir entre Humala y Keiko Fujimori y él eligió al expresidente porque le parecía “el mal menor”.

“Me pareció que había que moderar su programa, que no podía hacer un programa chavista, que tenía que hacer un gobierno democrático, que no iba a nacionalizar empresas, cumplió. Quién iba a imaginar que iba robar”, refirió.

KUCZYNSKI

Lo mismo, dijo, sucedió con Pedro Pablo Kuczynski, pues no imaginó que podría indultar al expresidente Alberto Fujimori cuando hizo su campaña prometiendo que no lo haría. “Fue un presidente catastrófico, desastroso, lamento mucho votar por él”, apuntó.

ALGO MÁS

Sostuvo que la democracia que tenemos hoy permite que haya jueces y fiscales honestos. ¿Mea culpa de nuestro Premio Nobel? Lo cierto es que se sinceró en la FILL 2019.

Seguir leyendo

Política

Toledo tenía 40 mil dólares para fugar

Publicado

en

Alejandro Toledo Manrique

El dinero hallado en la casa del expresidente Alejandro Toledo al momento de su detención se constituyó en elemento de cargo para que la fiscal pueda fundamentar el peligro latente de fuga, sostuvo el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Vicente Zeballos.

Zeballos refirió que no es usual que una persona como Alejandro Toledo mantenga dinero fresco en su casa. De acuerdo a la fiscal norteamericana, durante la detención del expresidente se encontró 40 mil dólares en un maletín.

“Eso se ha constituido en carga adicional al requerimiento de extradición bien sustentado por la fiscal el distrito que en su alegación evidencia que había posibilidad latente de peligro de fuga. Eso ha sido explicado y recogido por el juez federal para determinar la detención”, afirmó.

El ministro Zeballos indicó que la detención de Toledo para enfrentar el proceso de extradición, ratifica la autonomía con que actúan los jueces en el sistema judicial norteamericano.

Sostuvo que en la audiencia del viernes 26 de julio la Corte Federal del Norte de California evaluará si corresponde asignar al expresidente un abogado de la defensa pública, tras la renuncia de su defensa legal privado.

EXTRADICIÓN

Luego, explicó, deberá convocarse a una audiencia con fines de extradición, que resolverá los argumentos para ver si procede o no el pedido de extradición por los actos de corrupción en la licitación de la carretera Interoceánica, por la cual Odebrecht confesó haberle pagado 35 millones de dólares en coimas.

“Un elemento que pudo haber jugado a su favor es su edad, 73 años, pero hay un elemento de contexto, incluido el dinero incautado, que se ha constituido en elemento de cargo y eso, obviamente, ha permitido que el juez pueda formular la premisa del peligro de fuga”, refirió.

Indicó que el Perú presentó a Estados Unidos la extradición de Toledo en mayo del año pasado, trámite que pasó primero por el Departamento de Estado y de Justicia de Estados Unidos. En esta parte, dijo, se formularon observaciones que fueron absueltas por la Unidad de Cooperación Internacional del Ministerio Público.

Después de esas dos instancias, el caso pasó al sistema judicial, en el cual podría demorar en promedio un año, considerando que el exmandatario tiene el derecho de presentar un hábeas corpus. “Como estamos evolucionando, damos por descontado que el plazo será corto”, afirmó.

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

Expresidentes implicados en corrupción Expresidentes implicados en corrupción
Políticahace 20 horas

El ADN de la corrupción en el Perú

Es una vergüenza que no la sienten los corruptos, saber que los últimos presidentes que nos gobernaron estaban manchados de...

Mario Vargas Llosa Mario Vargas Llosa
Políticahace 20 horas

“Me equivoqué cuando apoyé a presidentes peruanos acusados de corrupción”, dijo MVLL

El premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, dijo que se equivocó en respaldar la candidatura de Alejandro Toledo y...

Alejandro Toledo Manrique Alejandro Toledo Manrique
Políticahace 20 horas

Toledo tenía 40 mil dólares para fugar

El dinero hallado en la casa del expresidente Alejandro Toledo al momento de su detención se constituyó en elemento de...

Agro sín minas no marcha protesta contra mineras minerías Agro sín minas no marcha protesta contra mineras minerías
Políticahace 20 horas

La CGTP respalda y apoya la lucha contra el proyecto minero Tía María

El proyecto minero de Tía María ha recibido desde hace más de una década el más firme rechazo por parte...

Gisela Ortiz, hermana de una de las víctimas del crimen de La Cantuta Gisela Ortiz, hermana de una de las víctimas del crimen de La Cantuta
Políticahace 20 horas

Una desaparición forzada es una tortura permanente

Luis Enrique Ortiz Perea nació en una familia numerosa, en Chachapoyas. Hijo de un maestro de escuela y de una...

ONPE votaciones elecciones mujeres ONPE votaciones elecciones mujeres
Especialhace 20 horas

La olvidada relación entre elector y elegido

Habiendo presentado la Comisión de Alto Nivel (CAN) su propuesta de reforma política y el Ejecutivo, trasladado buena parte de...

Rosa María Bartra Barriga Rosa María Bartra Barriga
Políticahace 20 horas

Mejor es reírse

“Me encanta ser parte de La Resistencia, pero no los conozco”.

Elmer Cáceres Elmer Cáceres
Políticahace 20 horas

La voz clara

“La señora Yamila Osorio ha vendido más de 49 mil hectáreas a Southern Cooper Corporation por 948 mil nuevos soles,...

Avelino Guillén Avelino Guillén
Políticahace 20 horas

La palabra

“Ese dinero sucio él lo ha utilizado para la compra de propiedades, una residencia en Lima, oficinas en el edificio...

Feria Internacional del Libro Feria Internacional del Libro
Políticahace 20 horas

En el twitter

Feria excluyente “Urge una explicación de la Cámara Peruana del Libro y una disculpa pública por la conformación de la...

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.