Lluvias destruirían un millón de viviendas en Lima

Se ha explicado la anomalía de lluvias que vive el país como un fenómeno singular, distinto a los anteriores eventos de El Niño. En Lima este Niño Costero ya está en sus impactos iniciales. Ha reactivado los cursos de los huaicos de siempre, en los ríos Huaycoloro, Rímac, Lurín y Chillón. Con estas primeras lluvias se han afectado gravemente las construcciones urbanas superpuestas y las pésimas infraestructuras de puentes y otros instaladas por malos gobernantes. Otro de los impactos ha sido modificar el abastecimiento de agua a cargo de Sedapal en la ciudad, abriendo curso a la especulación privada del agua potable.

Lima es la ciudad de las laderas, donde viven un millón de habitantes, en torno a las cuales circula la mayoría de la ciudad. Es posible se destruyan las casas, distribuidas en 14 distritos y se afecte toda la ciudad Metropolitana. Más del 60% de la población de Lima o vive en laderas o transita por ellas o tiene alguna vinculación con ellas. Puede ser un desastre colectivo, no solo por la destrucción de las viviendas sino por la mortandad de miles de personas, ante los derrumbes y huaicos que acompañarían al fenómeno pluvial, pues el ángulo de inclinación de las laderas está entre los 20 y 35 grados, condición para un desastre de proporciones históricas.

El Plan de desarrollo urbano de Lima y Callao al 2035 señaló el problema. Existen proyectos de laderas y escaleras para Ate, Carabayllo, Comas, Independencia, Puente Piedra, San Juan de Lurigancho, San Juan de Miraflores, La Victoria, El Agustino, San Martín de Porras, Villa María del Triunfo, Ancón, Pachacámac, Pucusana. Están incluidos 414 proyectos viables de muros y 334 de escaleras con un presupuesto al 2014 de 248 millones de soles. Pero el 2015 fue desactivado por la MML. La empresa Sedapal al priorizar proyectos de agua potable y desagüe en Lima y empezar a ejecutarlos, se ha visto obligada a incluir algunos de estos muros en zonas de laderas. Pero esto no soluciona el altísimo riesgo general de un desastre urbano y humano.

El Proyecto de Ley que hemos presentado los congresistas Dammert, Glave y Huilca, declara de necesidad pública e inmediato interés nacional estos proyectos de mitigación de riesgos en laderas dirigidas a un millón de habitantes en 14 distritos de Lima Metropolitana. Se plantea que se realicen las asignaciones y la ejecución, en forma urgente e inmediata. Así como debe atenderse al conjunto del país, debe destinarse de inmediato los recursos para efectivizar estos proyectos. De no hacerse, los habitantes de estas áreas, aunque tienen la fuerza de Evangelina para salir vivos de un huaico en Punta Hermosa, estarían condenados a fallecer, al quedar encerrados en una condición catastrófica mortal que la Patria no puede permitir.