Las reales posibilidades

Perú - Argentina

Martín Liberman, periodista argentino de Fox Sports reclama de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) que no contrató en su momento a Ricardo Gareca como seleccionador de su país. Es fácil decir eso cuando dirigiendo a Perú está en el cuarto lugar en la tabla eliminatoria. No lo hizo por ejemplo cuando Perú cayó 4-3 ante Chile y estaba último en el puntaje.

Creo que la mayoría de los periodistas o comentaristas argentinos carecen de buen análisis. Cuando nuestra selección cayó ante los mapochos en Lima, hice un artículo extenso en este mismo diario sosteniendo que la idea de Gareca fue la correcta, pese al resultado.

Hoy que los elogios caen como las hojas en otoño a nuestro seleccionador, sostengo que Ricardo es un buen estratega, pero ningún genio o algo parecido. Creo que sobrevalora al talento del jugador peruano. Pues desde el primer partido oficial que jugó ante Brasil en la Copa América de Chile, lo hace intentando tener la iniciativa.

Digo que sobrevalora el nivel de nuestros futbolistas, porque este equipo no tiene ninguna estrella de talla mundial. Lo más cercano es Paolo Guerrero, pero Cueva, Flores y menos André Carrillo son figuras en sus equipos. Tampoco lo son Gallese, Yotún o Tapia.

MENTALIDAD
Dentro del aceptable nivel que tienen algunos de nuestros jugadores, es importante saber cómo está la mentalidad. Gareca habló de la fortaleza mental que tienen nuestros jugadores. No lo creo aún.

Si bien Perú en este proceso logró voltear resultados o empatar tras ir perdiendo, siempre digo que cuando se hable de buena mentalidad solo la creeré cuando se le voltee un partido a Brasil o Argentina en los minutos finales.

Estoy convencido que Perú le pudo ganar a Argentina en Lima, pero me pareció que los jugadores cayeron en cierto conformismo con el empate. Ante los gauchos en Buenos Aires y con todo en contra recién sabremos si este equipo está hecho para ir a un mundial.

ARGENTINA
Jugador por jugador, no hay análisis que resista. Argentina es superior. Tiene en estos momentos por lo menos a dos o tres jugadores entre los mejores 10 del mundo y cinco entre los 20.

El tema de los argentinos es que no funciona como equipo. La raíz del problema es Messi, pues algunos de sus compañeros que brillan en sus clubes no se siente menos que él y se niegan quizás (involuntariamente) a jugar para él.

Además, el gran problema para todos los técnicos argentinos desde Maradona es la ubicación de Lionel Messi. Nadie pudo descifrar la ecuación. Jugó como punta, extremo o enganche y pocas veces brilló. Hasta ayer, para beneficio nuestro, Sampaoli no pudo resolver el problema. Pero ojo que mañana puede ser diferente.

PERÚ
Desde niño me di cuenta que las selecciones argentinas y uruguayas tenían problemas con Perú cuando el equipo incaico tocaba corto la pelota y cuando algún moreno quimboso los encaraba.

Hoy lo primero puede existir, pero adolecemos de lo segundo. Salvo que Farfán recupere su habilidad y juegue como extremo.

Lo lógico y lo normal sería una victoria argentina mañana. Si eso sucede, deberemos evitar perder por la mayor cantidad de goles, pues ese podría ser un factor decisivo entre el cuarto, quinto y sexto.

Sin embargo en la fecha doble pasada, hubo dos resultados fuera de toda lógica, la goleada de Paraguay ante Chile y el empate de Argentina frente a Venezuela.

Los argumentos de Perú son el juego colectivo y el buen momento anímico. A eso apostamos. No creamos que sea la selección de 1981.