Las izquierdas desunidas (2)

1).- El paro nacional del 19 de julio de 1977 durante el gobierno del general Morales Bermúdez contra su política económica y la represión del movimiento popular remeció todo el país. De nada sirvió la presencia de los militares y tanquetas, el paro fue histórico, las calles estaban vacías y en los sectores populares las utilizaban como cancha de fulbito. La CGTP y el Comando Unitario de Lucha-CUL fueron sus gestores. Los militares en el gobierno, que habían desalojado del poder a Velasco, entre cansados y asustados, decidieron en octubre de 1977 convocar para el 18 de junio de 1978 a las elecciones para la Asamblea Constituyente (AC).

2).- Las izquierdas que había sabido unir sus fuerzas a favor del paro y darle un contenido beligerante y por la salida de los militares del poder, no supieron encarar unitariamente el reto de su participación para estas elecciones. Se abrió un debate entre la participación o no en dichas elecciones (hasta se llegó hablar del boicot leninista), lo que impidió su unidad.

3).- Sin embargo, la mayoría de la izquierda decidió participar aunque de manera dispersa; el Frente Obrero Estudiantil y Popular- FOCEP , con Hugo Blanco a la cabeza y en una audaz alianza entre el trotskismo y los comunistas pro albaneses del FEDEP, logró el 12.3% de los votos; el Partido Socialista Revolucionario- PSR (velasquista), cuyo presidente era nada menos que el general (r) Leonidas Rodríguez obtuvo el 6.6% de la votación; el Partido Comunista Peruano-PCP, que también era un férreo defensor del gobierno de Velasco, alcanzó el 5.9% de los votos; y la Unidad Democrático Popular-UDP, conformada principalmente por facciones de VR y del MIR, consiguió el 4.9%. En realidad, las diferencias eran agrandadas para justificar la desunión. Como siempre.

4).- Patria Roja, junto con VR-PC y otros grupos menores decidieron no participar. El debate a su interior contra el “electorerismo”, mayor que en los otros grupos de la izquierda, se hizo sentir. Eran años en que la prédica a favor del camino de la violencia para “la captura del poder” estaba en su apogeo, y el deslinde contra el discurso senderista en universidades y barriadas, en preparación para el inicio de su guerra popular, era confuso e incidía más en ellos.

5).- Así y todo, el sector de la izquierda que, aunque disperso, participó en las elecciones, consiguió tener 28 de los 100 miembros de la AC. ¿Cuántos más habrían conseguido si hubieran participado los que se abstuvieron?