Las alternativas ya están aquí

En el marco de la cumbre del cambio climático sin duda han prevalecido las voces de alerta y los diagnósticos sobre la grave condición ecológica del planeta. La cuestión es pasar a las acciones de cambio lo antes posible. Entonces, ¿qué hacer?

Opciones concretas para los países andinos se discutieron en un foro internacional sobre las transiciones para alcanzar un clima seguro, promovido por la red peruana por una globalización con equidad (RedGE) y el Centro Latino Americano de Ecología Social (CLAES).

Gerardo Honty, de CLAES y además uno de los animadores de la red latinoamericana en cambio climático CAN-LA, dejó en claro que los límites a las emisiones de gases invernadero solo permitiría quemar un tercio de las reservas globales conocidas de hidrocarburos. Dicho de otra manera, no tiene mucho sentido seguir buscando petróleo porque no se lo podrá aprovechar.

Mi propio aporte buscó clarificar que las transiciones para enfrentar el cambio climático descansan sobre al menos tres componentes: Una moratoria petrolera sobre zonas ecológicas sensibles, como la Amazonía, o bajo prácticas muy riesgosas, como el fracking. Una profunda reforma de las políticas agrícolas y forestales para reducir las emisiones que se originan desde allí. La despetrolización, con el uso creciente de fuentes alternativas y renovables de energía.

Alberto Acosta, exministro de energía de Ecuador y expresidente de su Asamblea Constituyente, se enfocó en las transiciones para su país. No dejó de mencionar la iniciativa de moratoria petrolera en la región amazónica de Yasuní, que fue un ejemplo mundial, para ser cancelada cuando el presidente R. Correa cedió a la ambición petrolera. De todos modos quedó como marco de referencia para avanzar hacia la despetrolización.

Marco Gandarillas, de CEDIB en Bolivia, repasó la situación de un país donde casi se están agotando sus reservas de hidrocarburos, y por lo tanto ofreció muchas lecciones para casos como el peruano. Como resultado, el gobierno promueve ahora la explotación en las últimas áreas disponibles, y muchas de ellas se encuentran dentro de territorios indígenas o áreas protegidas.

Dilvia Gálvez, de la Cumbre de Mujeres de Celendín, repasó con emoción cómo viven las mujeres los avances de los extractivismos. Quedó en claro que las alternativas también deben atender las miradas de género y se nutren de variadas sensibilidades.

El foro concluyó con José de Echave, reconocido investigador en CooperAcción, abordando las opciones para Perú. Insistió en la necesidad de un cambio sustancial en las estrategias de desarrollo, utilizando medidas ya disponibles, como el ordenamiento territorial, pero al servicio de metas ancladas en erradicar la pobreza y evitar nuevas extinciones.

La crítica de gobiernos o empresas sobre cuáles son las alternativas carecen de sustento. Las opciones para enfrentar el cambio climático ya están aquí. Solo es cuestión de dejar la retórica y comenzar a aplicarlas.

Reacciones