Contáctanos

La larga espera y la tragedia del APRA

Publicado

en

Alan García y soldados

La tarde del 11 de julio de 1932, cuando las tropas avanzaban para tomar Trujillo, Justiniano Riera logró llegar a casa de sus padres en el jirón Unión para despedirse y emprender la retirada hacia la sierra de La Libertad.

Mientras hablaba con los suyos, cuatro soldados llegaron hasta la vivienda y comenzaron a forzar la puerta. Ante ello, Riera se encaramó sobre una mesa y atravesó la claraboya.

La ciudad se había alzado contra el gobierno brutal de Luis Sánchez Cerro.

Todavía estaba en el techo cuando uno de sus perseguidores gritó:

-¿Dónde está Justiniano Riera?

Sin vacilar un instante, el padre de Justiniano respondió:

-Yo soy Justiniano.

Eso le dio tiempo al buscado para salvarse. Pero los soldados no estaban para bromas. Se llevaron al padre a Chan Chan, y esa misma noche lo fusilaron.

Cuando lo conocí en el Trujillo de los años 60, Riera era un anciano alto y delgado que se había pasado 30 años en lucha por los ideales de la Alianza Popular Revolucionaria Americana, y que no pensaba cambiarlos.

Una muchacha llamada María Luisa Obregón y apodada “La laredina”, armada de una ametralladora, se parapetó esa misma tarde en la plazuela del Recreo y durante largas horas detuvo el avance de un batallón. En las primeras sombras de la noche se hizo humo y escapó.

Alrededor de 5 mil personas fueron ejecutadas por el ejército en Trujillo. Los restantes fueron perseguidos sin misericordia. Largas prisiones y el epíteto de terroristas los marcaron siempre.

No obstante, al igual que ellos, miles de miles de peruanos perseveraron en el sindicato, en la universidad o frente al mimeógrafo, en la doctrina de Víctor Raúl Haya de la Torre. Otros, los que vivieron en la normalidad de la vida urbana tuvieron siempre sobre ellos el estigma de ser considerados apro-comunistas y la posibilidad de recibir algún día la visita maldita de los soplones.

Los apristas fueron casi un siglo el pueblo de la desmesurada esperanza. El estallido de un balazo los ha convertido injustamente ahora en resignados protagonistas de la tragedia final.

A casi 60 años de su fundación, el aprismo llegó al poder con Alan García Pérez en 1985 y luego en 2006.

Llegó, pero no llegó. Muy pronto se produjo el viraje en el que a García más le importaba conservar el poder y hacer de las suyas allí que ser fiel a los postulados primeros del APRA.

Como lo he dicho antes, si sus exacciones se calculan en decenas de millones de dólares, sus actos sangrientos vierten sobre él la acusación de crímenes de lesa humanidad. Dirigió la masacre de los penales, una matanza de 300 presos rendidos que organizaciones políticas y académicas del Perú y del extranjero, incluido cualquier buscador de Internet, califican como “el asesinato masivo más grande durante la lucha contrasubversiva.”

Se debe recordar también, como suyas, entre muchas otras, el comando de asesinos “Rodrigo Franco”, la masacre de Bagua y el repase de heridos tupacamaristas en Molinos, Jauja.

En Molinos, caminó pisoteando cadáveres.

Con las manos manchadas en la sangre de quienes no podían defenderse, Alan García burló la acción de la justicia una y otra vez. No para siempre.

El hombre que se disparó hace unos días fue hijo de Carlos García Ronceros, un compañero que compartió con Víctor Polay Risco, padre del fundador del ex Movimiento Túpac Amaru, los años de la prisión, y ambos fueron víctimas de su amor desmesurado por la justicia social.

¿Qué dirían ellos si lo hubieran visto en Molinos? ¿Qué dirían ellos y los otros presos apristas si lo hubieran escuchado ordenando que no quedara uno de los rendidos en El Frontón?

¿Qué dirían Justiniano Riera, María Luis Obregón, Alfredo Tello, el Búfalo Barreto, Manuel Arévalo, los miles de caídos por la justicia social? A todos ellos los guardaremos en la memoria de nuestro corazón. A García, no.

Seguir leyendo
Anuncio

Editorial

Justicia que tarda no es justicia

Publicado

en

En el Perú ya nada sorprende, pero a pesar de ello no deja de llamar la atención que una familia haya sostenido durante 20 años un proceso judicial contra el Estado reclamando la propiedad de Machu Picchu. Parecería cosa de locos, de no ser porque el asunto es mucho más serio de lo que se pudiera pensar. Sabido es que en el Perú la justicia camina a paso de tortuga y que los litigantes tienen que subir y bajar numerosas veces las escaleras del Palacio de Justicia antes que sus escritos pasen de una ventanilla a otra.

Sin embargo, es increíble que en pleno siglo XXI el Estado tenga que gastar los recursos de todos los peruanos para que el Poder Judicial por fin resuelva lo que es evidente: el patrimonio arqueológico de la nación no puede estar en manos de particulares, le pertenece al Estado; es decir, a todos los peruanos. La resolución no ha salido sino después de 20 largos años de batallas legales, cabría preguntarse, entonces, qué estará pasando con los juicios que están llevando por una u otra razón ciudadanos de escasos recursos.

Se trata, en realidad, de una situación que debería ser resuelta cuanto antes. Sin embargo, no hay hasta el momento una reforma que remueva desde sus cimientos nuestro sistema de justicia. Ofrecimientos y anuncios se ha hecho al por mayor, pero hasta ahora sin resultados a la vista. Ya tenemos el caso del Consejo nacional de la Magistratura que ha sido reemplazado por otro organismo, cuyos resultados están en veremos. Hemos visto cómo operaban los jueces de los “Cuellos blancos del Callao”, pero hasta ahora no vemos ninguna reforma integral de nuestro sistema judicial.

La pregunta es qué estamos esperando. ¿Acaso queremos que se vayan todas las inversiones por falta de garantías para una buena administración de justicia? Claro que no. Pero, entonces, le toca al Gobierno pasar de las palabras a los hechos con las reformas anunciadas, entre ellas la del sistema judicial. Debemos desechar para siempre aquella expresión de “La justicia tarda, pero llega” o mejor cambiarla por otra que diga “justicia que tarda no es justicia”.

Seguir leyendo

_Portada_

Portada 19 setiembre 2019

Publicado

en

Portada 19 setiembre 2019

Portada 19 setiembre 2019

Portada 19 setiembre 2019

Seguir leyendo

Política

El TC se queda sin argumentos

Publicado

en

Ernesto Blume Fortini

El abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), Luis Purizaga, afirmó que lo más importante de la decisión del Ministerio Público de rechazar el pedido de Pier Figari de acogerse a la nueva Ley de Financiamiento Ilícito de Organizaciones Políticas y así evadir la acusación por lavado de activos, “es que deja un buen mensaje para cuando el Tribunal Constitucional revise el hábeas corpus presentado por la defensa de Keiko Fujimori”.

“Esta interpretación normativa del Ministerio Público, sumada a la opinión de la Corte Suprema en el recurso de casación (que no se pronunció en contra de la figura de prisión preventiva), le pone la tarea más difícil al TC en caso pretenda resolver el hábeas corpus con un pronunciamiento que deje de lado todo este análisis jurídico previo”, indicó.

Además, destacó la coyuntura del pronunciamiento del Ministerio Público, considerando que en pocos días el TC tendrá que evaluar el hábeas corpus de Keiko Fujimori. “Va a ser muy difícil que decidan algo muy apartado de lo dicho por la Corte Suprema o por el Ministerio Público tras el pedido de Figari”, agregó.

Purizaga señaló que el rechazo al pedido de Figari “definitivamente refuerza la posición del Equipo Especial Lava Jato”. “Los fiscales han trabajado en base al presunto delito de lavado de activos, en caso se hubiese aceptado cambiar el tipo penal a un nuevo delito, toda la investigación tendría que haberse ajustado y también tendrían que cambiar la estrategia. Lo que ha pasado, entonces, es muy beneficioso para el trabajo que realiza la Fiscalía”, apuntó.

UN TC POLITIZADO

Purizaga advirtió que el Congreso “está corriendo para elegir a los nuevos integrantes del Tribunal Constitucional”. “Esta premura por elegir a los miembros del TC no es gratis. Pareciera que pase lo que pase, antes que acabe setiembre, lo que quieren hacer es dejar un TC ante la eventualidad de una cuestión de confianza y una disolución del Congreso”, añadió.

Respecto a la elección de un nuevo TC, manifestó que “no hay un procedimiento claramente establecido sobre cómo debe ser un proceso de selección de los integrantes, pues prácticamente se deja al libre albedrío de los congresistas para que de acuerdo a sus criterios se elijan a los miembros”. En ese sentido, agregó que si no hay criterios claros y si se tiene en cuenta la actual coyuntura, se corre el peligro de tener un “TC politizado”.

NORMAS Y LEYES A MEDIDA

El abogado recordó que el pedido de Pier Figari se realizó como consecuencia de la modificación a un proyecto de reforma política planteado por el Ejecutivo y modificado por el Congreso. “No es gratuito ni es casual que se haya cambiado la propuesta de reforma para que termine en una ley que rebaja sanciones, en un salvavidas que le arrojan a quienes están investigados”, afirmó.

Por otro lado, Purizaga se refirió a la forma en que se ha estado moviendo el escenario político. “Llama mucho la atención que el Congreso haya pisado el acelerador con la elección del nuevo TC. Ellos saben que máximo a fin de mes la propuesta del Ejecutivo debe estar resuelta, a favor o no. Además, vemos que el sistema de justicia y los actores políticos están tan relacionados que resulta complicado darse cuenta cómo ciertos procesos de reforma del Estado van dilatándose hasta ver cómo se resuelve el tema del adelanto de elecciones”.

“Pero a puertas de un desenlace, todo se vuelve a reactivar: sale lo del TC, anuncian el nuevo reglamento para el concurso público de la Junta Nacional de Justicia, entre otras cosas. Entonces, me da la impresión de que han mantenido todo en stand by para ver cómo se iba resolviendo el conflicto con el Ejecutivo”.

En ese sentido, cuestionó el trabajo del Legislativo ya que “los proyectos que se están tocando ahora se hacen con la premura del tiempo, y con un Congreso cuestionado que busca sacar normas a la medida de sus intereses”. “Recordemos que los proyectos de la reforma política tenían errores gravísimos, como omitir el voto del extranjero. Para hacer normas así, preferiría que no se hagan, porque no me genera confianza y creo que la mayoría de ciudadanos piensa lo mismo”.

Seguir leyendo
Publicidad

Lo más reciente

Editorialhace 4 min

Justicia que tarda no es justicia

En el Perú ya nada sorprende, pero a pesar de ello no deja de llamar la atención que una familia...

Portada 19 setiembre 2019 Portada 19 setiembre 2019
_Portada_hace 8 min

Portada 19 setiembre 2019

Portada 19 setiembre 2019

Ernesto Blume Fortini Ernesto Blume Fortini
Políticahace 1 día

El TC se queda sin argumentos

El abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), Luis Purizaga, afirmó que lo más importante de la decisión del Ministerio...

Incendio en el Amazonas Incendio en el Amazonas
Políticahace 1 día

Inseguridad en la Amazonía: una continuidad devastadora

Los incendios que siguen ocurriendo en el centro de la cuenca Amazónica y que no han podido ser contenidos en...

Quieren desprestigiar a la izquierda - Agro Si Minas No Quieren desprestigiar a la izquierda - Agro Si Minas No
Políticahace 1 día

Quieren desprestigiar a la izquierda

Lo grave de todo esto es que a la detención de los gobernadores regionales, Vladimir Cerrón, de Junín, y Walter...

Tribunal Constitucional Tribunal Constitucional
Políticahace 1 día

Vizcarra debería pedir al Congreso ampliación de mandato de miembros del TC

El presidente de la República, Martín Vizcarra, debería utilizar su iniciativa legislativa para pedir al Congreso de la República que...

Camión minería minas Camión minería minas
Políticahace 1 día

¿Carga tributaria o rentabilidad minera?

Hace dos semanas, el IPE presentó un estudio, por encargo de la SNMPE, en el que repasaba algunos aspectos del...

La crisis del guano: gobiernos y gabinetes efímeros en el Perú del siglo XIX La crisis del guano: gobiernos y gabinetes efímeros en el Perú del siglo XIX
Especialhace 1 día

La crisis del guano: gobiernos y gabinetes efímeros en el Perú del siglo XIX

A mediados del siglo XIX, la economía de la naciente República del Perú dependía directamente de la recaudación de impuestos,...

Casa nueva departamento hogar vivienda Casa nueva departamento hogar vivienda
Economíahace 1 día

Gobierno lanzó convocatoria para acceder al beneficio “Renta Joven”

La primera convocatoria para el otorgamiento del Bono de Arrendamiento para Vivienda (BAV), también llamado Bono Renta Joven, lanzó el...

Envasado procesamiento de espárragos Envasado procesamiento de espárragos
Actualidadhace 1 día

Agroexportación es el único motor de la economía

La agroexportación es en estos momentos uno de los pocos elementos dinamizadores de nuestra economía, ante la inestabilidad política interna,...

Anuncio
Publicidad

Tendencia

Calle Max González Olaechea Nº118 Urbanización Las Leyendas – San Miguel - Lima - Perú Teléfonos: (+51 1) 565-7756
Copyright © 2018 - DIARIO UNO. El diario que siempre dice la verdad - Todos los derechos reservados - Diario UNO.