La gente quiere un cambio

Gente caminando en Jirón de la Unión - Saga Falabella

Nelson Manrique sostiene que más allá de los errores de PPK y Barnechea, que muestran su arrogancia, la gente apuesta por un cambio del modelo.

Uno de los motivos de la subida de Verónika Mendoza es el hecho que la población se manifiesta a favor de un cambio en el modelo económico. El analista Nelson Manrique explicó que hay una tendencia clara de la gente que está pidiendo cambios. “El 44% pide un cambio radical (para mejorar la sociedad), mientras solo el 9% se manifiesta a favor de mantener el modelo. El 51% considera que el Estado debe intervenir más en la economía y el 54% cree que un cambio puede mejorar la situación”, comentó.

Manrique explicó que, al parecer, el pedido de cambio del modelo no ha sido considerado por quienes llevan adelante las campañas de los candidatos de derecha, por lo que ahora sufren las consecuencias.

Según una encuesta reciente del Instituto de Opinión Pública de la PUCP, un elevado 40% pide al próximo gobierno un cambio radical de la política económica y el 36% considera que se debe hacer reformas paulatinas.

El analista sostuvo que ese espíritu hace que candidaturas como las de García se vean desfasadas, principalmente porque apelan a la recordación de situaciones, como si los recuerdos de los gobiernos de García hubieran sido buenos.

MALOS GOBIERNOS
Explicó que los gobiernos que nos han precedido han sido especialmente malos. “Quienes prometieron combatir la corrupción nunca lo hicieron y ahora quieren aparecer como las alternativas”, refirió.

Sostuvo que tras la campaña los sectores de derecha extrema deben realizar una evaluación y moderar su lenguaje frente a candidaturas como la de Verónika Mendoza y dijo que si tanto muestran el terror ante posibilidades violentistas, deben dar el ejemplo y no pregonar la violencia, como lo han hecho en esta campaña.

Consideró que si no han podido darse cuenta que la población ahora pide un cambio, entonces han hecho un mal diagnóstico de la realidad. El muestreo del IOP de la Universidad Católica, hecho en marzo último, confirma las encuestas que hablan sobre la necesidad de la población en torno a un cambio de modelo.