James no encaja

El viernes jugó Bayern ante Wolfsburgo. El partido quedó igualado 2-2, pero el marcador fue engañoso. Los muniqueses fueron muy superiores en el primer tiempo a su rival. Ribery y Robben una vez más resultaban los más desequilibrantes y Lewandowski era el crack. Parecía goleada, pero por esas cosas que tiene el fútbol el cotejo terminó igualado.

Ante el PSG ayer, me extrañó que Ancelotti no pusiera a Ribery y Robben, sus mejores jugadores. Además utilizó a James Rodríguez de titular cuando no lo es habitualmente. Y le dio la responsabilidad de jugar como extremo por derecha. La mejor producción del colombiano lo hace por el centro, pero al estar recostado no participaba en habilitar a Lewandowski. El polaco que jugaba como centro delantero se desplazaba a la izquierda e intentaba eludir a rivales por habilidad para sacar el centro a Müller.

Era claro que el sistema de Bayern no funcionaba. Rotaba el balón pero no había profundidad, por ello Lewandowski tenía que salir del centro para buscar sus propios balones. Muy diferente hubiese sido con Robben y Ribery por las bandas desbordando y sacando centros al polaco.

Para el segundo tiempo, Ancelotti hizo lo correcto al sacar a James Rodríguez (aunque el comentarista colombiano decía lo contrario), pero también lo hizo con Tolisso. Ingresó Rudy para que tenga una contención real y que Thiago pueda jugar más adelantado y puso a Coman para que desborde.

Pero no dio resultado. El trámite fue el mismo. Circulando el balón, buscando espacios. Bayern no hacía daño y cuando ingresó Robben el partido ya estaba resuelto.

Después de tantos años Robben y Ribery son indispensables y el Bayern es otro con ellos y sin ellos. Aunque la goleada que se comió del PSG les puede hacer mucho daño en la temporada.

Reacciones